Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
REGULON Comprimidos recubiertos
Marca

REGULON

Sustancias

DESOGESTREL, ETINILESTRADIOL

Forma Farmacéutica y Formulación

Comprimidos recubiertos

COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA:

Cada COMPRIMIDO contiene 150 microgramos de desogestrel y 30 microgramos de etinilestradiol.

Excipiente: cada comprimido recubierto contiene 67,660 mg de lactosa monohidrato (ver apartado Advertencias).

Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección Excipientes.


FORMA FARMACÉUTICA:

Comprimido redondo de color blanco o de color hueso con forma biconvexa y “RG” inscrito en un lado y “P8” en el otro.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS

Anticoncepción oral.

DATOS FARMACÉUTICOS:

Lista de excipientes

Núcleo del comprimido: almidón de papa; ácido esteárico; alfa-tocoferol; lactosa monohidrato; estearato de magnesio; sílice coloidal anhidra; povidona K30.

Recubrimiento del comprimido: hipromelosa; Macrogol 6000; propilenglicol.

Incompatibilidades

No procede.

Periodo de validez

No consumir después de la fecha indicada en el envase.

Precauciones especiales de conservación

No almacenar por encima de 30 ºC.

Conservar en el envase original para protegerlo de la luz.

Fabricante

Gedeon Richter Plc.

Gyömroi út 19-21.

H-1103 Budapest, Hungría

GEDEON RICHTER


PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS:

Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: anticonceptivos hormonales para uso sistémico, código ATC: G03AA09.

Mecanismo de acción

La acción anticonceptiva de los anticonceptivos orales se basa en la interacción de distintos factores, de los cuales el más importante es la inhibición de la ovulación y los cambios en el endometrio.

Regulon es un anticonceptivo oral combinado que contiene etinilestradiol y el progestágeno desogestrel. Etinilestradiol es un estrógeno sintético suficientemente conocido.

Desogestrel es un progestágeno sintético. Después de la administración oral tiene una potente actividad inhibidora de la ovulación, una potente actividad progestacional y una actividad antiestrogénica débil, ninguna actividad estrogénica y una actividad androgénica/anabólica muy débil.

Con la utilización de los ACO de dosis altas (50 µg de etinilestradiol) se reduce el riesgo de cáncer de endometrio y de ovario. Sigue sin estar confirmado que esto sea aplicable también a los ACO de dosis bajas.

Población pediátrica

No se dispone de datos clínicos de eficacia y seguridad en adolescentes menores de 18 años.

Propiedades farmacocinéticas

Desogestrel

Absorción

Tras la administración oral de Regulon, el desogestrel se absorbe rápidamente y se convierte en 3-ceto-desogestrel. Los niveles plasmáticos máximos se alcanzan al cabo de 1,5 horas. La biodisponibilidad absoluta del 3-ceto-desogestrel es del 62-81%.

Distribución

El 3-ceto-desogestrel está unido a proteínas plasmáticas en un 95,5-99%, principalmente a albúmina y a SHBG. El aumento inducido por etinilestradiol en la SHBG influye tanto en la cantidad que está unida como en la distribución del 3-ceto-desogestrel en las proteínas plasmáticas. Como consecuencia, la concentración de 3-ceto-desogestrel aumenta lentamente durante el tratamiento hasta que se alcanza el estado estacionario en 3-13 días.

Biotransformación

Dentro del metabolismo de fase I de desogestrel hay una hidroxilación catalizada por el citocromo P450 y la subsiguiente deshidrogenación en el C3. El metabolito activo 3-ceto-desogestrel se reduce aún más, y los productos de degradación se conjugan a sulfatos y glucurónidos. Estudios en animales indican que la circulación enterohepática no tiene relevancia para la actividad gestagénica de desogestrel.

Eliminación

El 3-ceto-desogestrel se elimina con una semivida de aproximadamente 31 horas (24-38 horas); el aclaramiento plasmático varía de 5,0-9,5 l/hora. Desogestrel y sus metabolitos se eliminan a través de orina y en las heces, ya sea como esteroides libres o conjugados. La proporción de eliminación en la o en las heces es de 1,5:1.

Condiciones de estado estacionario

En condiciones de estado estacionario el nivel sérico del 3-ceto-desogestrel se eleva hasta multiplicars 2-3.

Etinilestradiol

Absorción

El etinilestradiol se absorbe rápidamente y alcanza los niveles plasmáticos máximos al cabo de 1,5 ho Como consecuencia de la conjugación presistémica y del metabolismo de primer paso, la biodisponibi absoluta es del 60%. Puede esperarse que el área bajo la curva y la Cmax aumenten ligeramente con e tiempo.

Distribución

El etinilestradiol se une en un 98,8% a proteínas plasmáticas, y casi exclusivamente a albúmina.

Biotransformación

El etinilestradiol sufre una conjugación presistémica tanto en la mucosa del intestino delgado como en hígado. La hidrolisis de los conjugados directos del etinilestradiol con la ayuda de la flora intestinal d lugar a etinilestradiol, que puede ser reabsorbido, y así se establece una circulación enterohepática. La principal del metabolismo del etinilestradiol es la hidroxilación mediada por citocromo P-450 en la qu principales metabolitos son el 2-OH-EE y el 2-metoxi-EE. El 2-OH-EE se sigue metabolizando y da l metabolitos químicamente reactivos.

Eliminación

El etinilestradiol desaparece del plasma con una semivida de aproximadamente 29 horas (26-33 horas aclaramiento plasmático varía de 10-30 l/hora. Los conjugados de etinilestradiol y sus metabolitos se excretan a través de la orina y de las heces (proporción 1:1).

Condiciones de estado estacionario

Las condiciones de estado estacionario se alcanzan al cabo de 3 ó 4 días, cuando el nivel sérico del fár es aproximadamente un 30-40% más elevado que tras la administración de una sola dosis.

Datos preclínicos sobre seguridad

Estudios toxicológicos no han revelado otros efectos aparte de los que pueden explicarse debido al per hormonal de Regulon.

CONTRAINDICACIONES:

Los anticonceptivos orales (ACO) del tipo combinado no se deben utilizar en ninguna de las siguientes situaciones. Si alguna de ellas apareciese por primera vez mientras se están tomando anticonceptivos orales, su utilización se debe suspender inmediatamente.

- Trombosis venosa actual o en los antecedentes (trombosis venosa profunda, embolismo pulmonar).

- Trombosis arterial actual o en los antecedentes (p. ej., accidente cerebrovascular, infarto de miocardio) o situaciones prodrómicas (p. ej., angina de pecho e isquemia cerebral transitoria).

- Presencia de uno o múltiples factores de riesgo para la trombosis arterial o venosa (ver sección Advertencias):

- Diabetes mellitus con síntomas vasculares,

- Hpertensión severa,

- Dislipoproteinemia severa.

- Predisposición hereditaria o adquirida para trombosis venosa o arterial, como resistencia a la APC, déficit de antitrombina III, déficit de proteína C, déficit de proteína S, hiperhomocisteinemia y anticuerpos antifosfolípido (anticuerpos anticardiolipina, anticoagulante lúpico).

- Presencia o antecedentes de enfermedad hepática severa mientras los valores de función hepática no hayan vuelto a la normalidad.

- Presencia o antecedentes de tumores hepáticos (benignos o malignos).

- Cáncer de mama conocido, pasado o con diagnóstico de sospecha.

- Tumores malignos que se sepa o se sospeche que se vean influidos por esteroides sexuales (p. ej., de los órganos genitales o de mama).

- Hiperplasia endometrial.

- Sangrado vaginal no diagnosticado.

- Presencia o sospecha de embarazo.

- Pancreatitis o antecedentes de haberla padecido si se asocia con hipertrigliceridemia severa.

- Migraña reciente severa o antecedentes de migraña recurrente, en ambos casos con síntomas neurológicos focales (ver sección Adveretencias).

- Hipersensibilidad a los principios activos o a alguno de los excipientes incluidos en la sección Excipientes.

FERTILIDAD, EMBARAZO Y LACTANCIA:

Embarazo

Regulon no está indicado en el embarazo.

Si se produce un embarazo, el tratamiento con Regulon se debe suspender inmediatamente. No obstante, estudios epidemiológicos muy extensos no han mostrado un riesgo aumentado de defectos congénitos en niños nacidos de mujeres que tomaban anticonceptivos orales antes del embarazo, ni tampoco ningún efecto teratogénico en el caso de administración involuntaria de anticonceptivos orales en fases tempranas del embarazo.

Lactancia

La lactancia puede verse afectada por los anticonceptivos orales, ya que pueden reducir la cantidad y modificar la composición de la leche materna; por tanto, la utilización de anticonceptivos orales no se puede recomendar hasta que la madre lactante haya destetado completamente a su hijo. Pequeñas cantidades de esteroides anticonceptivos y/o de sus metabolitos pueden excretarse con la leche durante la utilización de ACO. No existe evidencia de que esto afecte negativamente a la salud del niño.

EFECTOS SOBRE LA CAPACIDAD PARA CONDUCIR Y UTILIZAR MÁQUINAS:

Regulon no tiene ninguna influencia sobre la capacidad de conducir y de utilizar máquinas.

REACCIONES ADVERSAS:

Como con todos los AOC, pueden producirse cambios en los patrones de sangrado vaginal, especialmente durante los primeros meses de utilización. Esto puede incluir cambios en la frecuencia de sangrado (ausente, menos, más frecuente o continuo), la intensidad (reducida o aumentada) o la duración.

Para conocer las reacciones adversas graves en usuarias de anticonceptivos orales ver la sección Advertencias.

Existe un riesgo aumentado de tromboembolismo venoso en todas las mujeres que utilizan un anticonceptivo oral combinado. Para encontrar información acerca de las diferencias en cuanto a riesgo entre los anticonceptivos orales, ver la sección Advertencias.

En la tabla siguiente se recogen las reacciones adversas que se han registrado en usuarias de AOC que contienen 150 microgramos de desogestrel y 30 microgramos de etinilestradiol (como Regulon) o en usuarias de AOC en general1. Todas las reacciones adversas se recogen por sistema de órganos y por frecuencia: muy frecuentes ((≥1/10), frecuentes (≥1/100 a <1/10), poco frecuentes (≥1/1.000 a <1/100) y raras (<1/1.000):

Sistema de órganos

Muy frecuente >1/10

Frecuente

>1/100 a <1/10

Pocof recuente

>1/1.000 a <1/100

Raro

<1/1.000

Trastornos del sistema inmune

Hipersensibilidad

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Retención de líquidos

Trastornos psiquiátricos

Estado de ánimo depresivo o alterado

Disminución de la libido

Aumento de la libido

Trastornos endocrinos

Sangrado irregular

Amenorrea

Dismenorrea

Síndrome premenstrual

Trastornos del sistema nervioso

Cefalea

Mareo

Nerviosismo

Migraña

Trastornos oculares

Intolerancia a las lentes de contacto

Trastornos del oído y del laberinto

Otosclerosis

Trastornos vasculares

Hipertensión

Tromboembolismo

Trastornos gastrointestinales

Náuseas

Dolor abdominal

Vómitos

Diarrea

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Acné

Exantema

Urticaria

Eritema nodoso

Eritema multiforme

Trastornos del aparato reproductor y de la mama

Dolor mamario

Sensibilidad mamaria

Aumento del tamaño de las mamas

Secreción vaginal

Secreción en las mamas

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

Aumento de peso

Disminución de peso

1Se emplea el término MedDRA más apropiado para describir una reacción adversa. No se incluyen reacciones relacionadas o que sean sinónimas, pero también deben tenerse en cuenta.

Los siguientes efectos adversos graves han aparecido en mujeres que tomaban ACO y se comentan en la sección Advertencias:

- Trastornos tromboembólicos venosos;

- Trastornos tromboembólicos arteriales;

- Hipertensión;

- Tumores hepáticos;

- Tumores dependientes de hormonas (p. ej., tumores hepáticos, cáncer de mama);

- Aparición o empeoramiento de trastornos para los que no se ha establecido una asociación con los anticonceptivos orales: enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, epilepsia, migraña, endometriosis, mioma uterino, porfiria, lupus eritematoso generalizado, herpes gestacional, corea de Sydenham, síndrome hemolítico urémico, ictericia colestática;

- Cloasma.

INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS Y OTRAS FORMAS DE INTERACCIÓN:

Interacciones

Las interacciones medicamentosas que dan lugar a un aumento del aclaramiento de las hormonas sexuales pueden dar lugar a sangrado por disrupción y a fracaso anticonceptivo. Se ha demostrado que esto sucede con hidantoinas, barbitúricos, primidona, bosentan, carbamazepina, rifampicina y rifabutina; oxcarbazepina, modafinilo, topiramato, felbamato, griseofulvina, ritonavir, nevirapina y también se sospecha que suceda con productos que contienen hierba de San Juan. También pueden afectar al metabolismo hepático los inhibidores de la proteasa del VIH con potencial inductor (p. ej., ritonavir y nelfinavir) y los inhibidores de la retrotranscriptasa no nucleósidos (p. ej., nevirapina y efavirenz). El mecanismo de esta interacción parece basarse en las propiedades de inducción enzimática hepática de estos fármacos, que pueden dar lugar a un aumento del aclaramiento de las hormonas sexuales. La inducción enzimática máxima no se suele observar hasta 2-3 semanas después del inicio del tratamiento, pero después puede persistir durante al menos 4 semanas tras la suspensión del tratamiento.

También se ha informado de fracaso anticonceptivo con antibióticos como la ampicilina y las tetraciclinas. Este mecanismo de acción no ha sido aclarado.

Las mujeres en tratamiento con antibióticos (excepto rifampicina y griseofulvina que también actúan como fármacos inductores de las enzimas microsomales) deben utilizar un método de barrera hasta 7 días después de suspenderlo. Si el periodo durante el que se debe utilizar el método de barrera llega más allá del final de los comprimidos del envase del AOC, el siguiente envase del anticonceptivo debe iniciarse sin el periodo habitual sin comprimidos.

Las mujeres con un tratamiento de corta duración (hasta una semana) con cualquiera de los grupos de medicamentos o de los medicamentos individuales mencionados arriba debe utilizar temporalmente un método de barrera a la vez que toman los anticonceptivos orales, es decir, en el periodo de toma simultánea de otros medicamentos y durante 7 días después de suspender esta medicación. Las mujeres que toman fármacos inductores de las enzimas microsomales (p. ej., rifampicina) deben utilizar un método de barrera simultáneamente a la toma de anticonceptivos orales durante el periodo en que son tratadas con rifampicina y durante 28 días después de la suspensión de rifampicina. Si la administración simultánea de otros medicamentos excede el número de comprimidos del blíster de anticonceptivos, deben empezar el siguiente blíster de anticonceptivos orales sin guardar el periodo habitual sin comprimidos.

Los expertos recomiendan aumentar la dosis de esteroides anticonceptivos en mujeres que estén en tratamiento de larga duración con medicamentos inductores de las enzimas hepáticas. Si no es recomendable una dosis anticonceptiva alta, o si esta dosis alta resulta ser insuficiente o poco segura, p. ej., en casos de sangrado irregular, se debe recomendar otro método anticonceptivo.

No se deben tomar preparados de Hypericum perforatum (hierba de San Juan) a la vez que este medicamento ya que esto podría dar lugar de forma potencial a una pérdida del efecto anticonceptivo. Se ha informado de sangrados por disrupción y de embarazos no deseados. Esto se debe a la inducción de enzimas que metabolizan el fármaco por parte de la hierba de San Juan. El efecto inductor puede persistir durante al menos 2 semanas tras la interrupción del tratamiento con hierba de San Juan.

La administración concomitante de ritonavir con un anticonceptivo oral combinado fijo dio lugar a una reducción media del 41% en la AUC del etinilestradiol; en este caso se debe considerar la utilización de dosis aumentadas de anticonceptivos orales que contengan etinilestradiol, o métodos alternativos de anticoncepción.

Los anticonceptivos orales pueden afectar al metabolismo de otros fármacos. Por lo tanto, las concentraciones plasmáticas y tisulares pueden aumentar (p. ej., ciclosporina) o disminuir (p. ej., lamotrigina).

Nota: Se debe consultar la información de prescripción de los medicamentos que se administren de forma concomitante para identificar potenciales interacciones.

Análisis de laboratorio

La utilización de anticonceptivos esteroideos puede tener una influencia sobre los resultados de ciertos análisis de laboratorio, como los parámetros bioquímicos de función hepática, tiroidea, suprarrenal y renal; los niveles plasmáticos de proteínas (transportadoras), p. ej., la globulina transportadora de corticoides y fracciones lipídicas o de lipoproteínas; los parámetros del metabolismo de carbohidratos y los parámetros de la coagulación y la fibrinolisis. Las alteraciones suelen mantenerse dentro del rango de referencia normal de los valores de laboratorio.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO:

Advertencias

Si una de las situaciones o factores de riesgo que se mencionan debajo está presente, se deben sopesar las ventajas de utilizar anticonceptivos orales y los posibles riesgos de cada caso individual y se deben comentar con la mujer antes de que decida tomar anticonceptivos orales. La mujer debe ponerse en contacto con su médico en caso de agravamiento o si se da uno de estos factores de riesgo. Entonces el médico deberá decidir si se debe suspender la utilización de los anticonceptivos orales.

Trastornos circulatorios

Estudios epidemiológicos indican que existe una relación entre la utilización de anticonceptivos orales y un riesgo aumentado de trombosis arterial y de enfermedad tromboembólica, como infarto de miocardio, accidente isquémico transitorio, trombosis venosa profunda y embolismo pulmonar.

La utilización de anticonceptivos orales combinados implica un riesgo aumentado de tromboembolismo venoso (TEV) en comparación con su no utilización. Se considera que la incidencia de TEV es de 5-10 por cada 100.000 años-mujer en mujeres que no toman anticonceptivos orales. El exceso de riesgo de TEV es mayor en el primer año en que la mujer toma anticonceptivos orales de este tipo. Este riesgo aumentado es menor que el riesgo de TEV asociado con el embarazo que se estima que es de 60 casos por 100.000 embarazos. El TEV es mortal en el 1-2% de los casos.

En diversos estudios epidemiológicos se ha encontrado que las mujeres que utilizan anticonceptivos hormonales combinados que contienen etinilestradiol, especialmente cuando la dosis es de 30 µg, y un progestágeno como desogestrel, tienen un riesgo aumentado de TEV en comparación con las que utilizaban anticonceptivos orales combinados que contenían menos de 50 µg de etinilestradiol y el progestágeno levonorgestrel.

Para las marcas comerciales que contienen 30 µg de etinilestradiol combinados con desogestrel o gestodeno en comparación con las que contienen menos de 50 µg de etinilestradiol y levonorgestrel, el riesgo relativo global de TEV se ha estimado que está entre 1,5 y 2,0. La incidencia de TEV con anticonceptivos orales combinados que llevan levonorgestrel con menos de 50 µg de etinilestradiol es aproximadamente de 20 casos por 100.000 años-mujer de utilización. Para Regulon, la incidencia es aproximadamente de 30-40 casos por 100.000 años-mujer de utilización, es decir, de 10-20 casos más por 100.000 años-mujer de utilización. El efecto del riesgo relativo sobre el número de casos extra será mayor en las mujeres durante el primer año de su vida en que utilicen un anticonceptivo oral combinado, cuando el riesgo de TEV es más alto para todos los tipos de anticonceptivos orales combinados.

Toda esta información debe tenerse en cuenta cuando se prescribe este anticonceptivo oral combinado. Cuando se aconseja acerca de la elección de método(s) anticonceptivo(s), se debe tener en cuenta toda la información anterior.

En usuarias de anticonceptivos orales, muy rara vez se han informado de trombosis en otros vasos sanguíneos, p. ej., en venas y arterias hepáticas, mesentéricas, renales o retinianas. No se ha llegado a un consenso acerca de si la aparición de estos casos está relacionada con la utilización de anticonceptivos orales.

Dentro de los síntomas de trombosis venosa o arterial pueden darse:

- Dolor y/o hinchazón unilateral inusual en las piernas,

- Dolor severo en el pecho de inicio súbito, se irradie o no al brazo izquierdo,

- Falta de aliento súbita,

- Tos de aparición súbita,

- Cualquier cefalea inusual, severa y persistente,

- Pérdida súbita parcial o total de la visión,

- Diplopia,

- Habla confusa o afasia,

- Vértigo,

- Desvanecimiento con o sin crisis focal,

- Debilidad o pérdida de la sensibilidad muy marcada que afecten súbitamente a un lado o a una parte del cuerpo,

- Alteraciones motoras,

- Abdomen “agudo”.

El riesgo de complicaciones de tromboembolismo venoso en usuarias de ACO aumenta con:

- Edad,

- Una historia familiar positiva (tromboembolismo venoso alguna vez en un hermano o progenitor a una edad relativamente temprana). Si se sospecha una predisposición hereditaria, se debe remitir a la mujer a un especialista antes de que decida si utilizar cualquier anticonceptivo hormonal,

- Inmovilización prolongada, cirugía mayor, cualquier operación en las piernas o lesión importante. En estos casos es recomendable dejar de tomar anticonceptivos orales (en caso de cirugía programada al menos con cuatro semanas de antelación) y no volver a tomarlos hasta dos semanas después de la completa recuperación de la movilidad. Se debe plantear la utilización de tratamiento antitrombótico.

- Obesidad (índice de masa corporal por encima de 30 kg/m²),

- Y posiblemente también con la tromboflebitis superficial y las varices. No existe consenso acerca del posible papel de las varices y de la tromboflebitis superficial en la aparición o progresión de la trombosis venosa.

La utilización de AOC generalmente se ha asociado con un aumento del riesgo de infarto agudo de miocardio (IAM) o de accidente cerebrovascular, un riesgo que se ve muy influenciado por la presencia de otros factores de riesgo (p. ej., fumar, presión sanguínea elevada, y edad) (ver también debajo). Estos acontecimientos son raros. No se ha estudiado cómo Regulon modifica el riesgo de IAM.

El riesgo de complicaciones de tromboembolismo arterial en usuarias de ACO aumenta con:

- Edad,

- Fumar (si el consumo es muy elevado el riesgo aumenta más; a las mujeres de más de 35 años se les debe recomendar encarecidamente que no fumen si quieren utilizar un ACO),

- Dislipoproteinemia,

- obesidad (índice de masa corporal por encima de 30 kg/m²),

- hipertensión,

- migraña,

- enfermedad valvular cardiaca,

- fibrilación auricular,

- los antecedentes familiares positivos (es decir, trombosis arterial alguna vez en un hermano o en un progenitor a una edad relativamente temprana). Si se sospecha una predisposición hereditaria se debe derivar a la mujer a un especialista para que le aconseje antes de que decida tomar cualquier anticonceptivo hormonal.

Es extremadamente raro, pero se ha publicado que ha aparecido trombosis en otros vasos sanguíneos, p. ej., venas y arterias hepáticas, mesentéricas, renales o retinianas en usuarias de AOC. No existe consenso acerca de si la aparición de estos acontecimientos se asocia con la utilización de AOC.

Entre los síntomas de trombosis venosa o arterial están: dolor y/o hinchazón en una pierna; dolor súbito e intenso en el pecho, se irradie o no al brazo izquierdo; falta de aliento súbita; tos de aparición súbita; cefalea inusual, severa o prolongada; pérdida súbita de la visión, parcial o completa; diplopia; discurso poco fluido o afasia; vértigo; síncope con o sin crisis focal; debilidad o entumecimiento muy marcados que afectan de manera súbita a un lado o a una parte del cuerpo; alteraciones motoras; abdomen “agudo”. La aparición de uno o más de estos síntomas puede ser un motivo para dejar de utilizar Regulon.

También puede constituir una contraindicación la presencia de un factor de riesgo grave o de múltiples factores de riesgo para la enfermedad venosa o arterial, respectivamente. También debe tenerse en cuenta la posibilidad de un tratamiento anticoagulante. A las usuarias de ACO se les debe señalar que se pongan en contacto con su médico si aparecen posibles síntomas de trombosis. En caso de sospecha de trombosis o de trombosis confirmada, se debe suspender la utilización de ACO. Se debe iniciar una alternativa anticonceptiva adecuada debido a la teratogenicidad de la terapia anticoagulante (cumarinas).

Debe tenerse en cuenta el aumento de riesgo de tromboembolismo durante el periodo del posparto (para más información acerca del “Fertilidad, embarazo y lactancia” – ver sección Fertilidad, embarazao y lactancia).

Otras enfermedades médicas que se han asociado con una enfermedad circulatoria son: diabetes mellitus, lupus eritematoso sistémico, síndrome hemolítico-urémico, enfermedad inflamatoria intestinal crónica (enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa) y anemia de células falciformes.

Un aumento de la frecuencia o de la severidad de las migrañas mientras se utilizan anticonceptivos orales (que puede ser prodrómico de una enfermedad cerebrovascular) puede dar lugar a plantear la inmediata retirada de los anticonceptivos orales.

Entre los factores bioquímicos que pueden ser indicativos de una predisposición hereditaria o adquirida para la trombosis venosa o arterial están la resistencia a la proteína C activada (APC), la, hiperhomocisteinemia, el déficit de antitrombina III, el déficit de proteína C, el déficit de proteína S y los anticuerpos antifosfolípido (anticuerpos anticardiolipina, anticoagulante lúpico).

Al considerar los riesgos y los beneficios, el médico debe tener en cuenta que el tratamiento adecuado de una enfermedad puede reducir el riesgo asociado de trombosis y que el riesgo asociado con el embarazo es más elevado que el riesgo asociado con la utilización de AOC.

Tumores

En algunos estudios epidemiológicos se ha encontrado un riesgo aumentado de cáncer de cuello uterino en mujeres que han tomado anticonceptivos orales durante largo tiempo, pero todavía no se ha aclarado suficientemente hasta qué punto este hallazgo puede verse influido por los efectos de la conducta sexual (p. ej., diferencias en el número de parejas sexuales o en la utilización de anticonceptivos de barrera) y por otros factores como el virus del papiloma humano (VPH).

Un metaanálisis de 54 estudios epidemiológicos ha mostrado que las mujeres que toman anticonceptivos orales tienen un riesgo levemente aumentado de ser diagnosticadas de cáncer de mama (RR=1,24). Este riesgo aumentado disminuye gradualmente durante 10 años tras la suspensión de los anticonceptivos orales. Como el cáncer de mama es una patología rara en mujeres menores de 40 años, el aumento en el número de casos de cáncer de mama diagnosticados en mujeres que toman actualmente o que tomaron anticonceptivos orales es pequeño comparado con el riesgo de cáncer de mama a lo largo de toda su vida. Estos estudios no proporcionan evidencia de que exista una relación causal. El patrón observado de un riesgo aumentado puede deberse al diagnóstico más temprano del cáncer de mama en las usuarias de anticonceptivos orales, a los efectos biológicos de los anticonceptivos orales o a la combinación de ambos. Los casos diagnosticados de cáncer de mama en usuarias de anticonceptivos orales tienen una tendencia a estar menos avanzados clínicamente que los casos de cáncer de mama diagnosticados en no usuarias.

En usuarias de anticonceptivos orales ha habido informes de casos de tumores hepáticos benignos, y más raramente aún, de tumores hepáticos malignos. En algunos casos, estos tumores dieron lugar a sangrados intraabdominales que pusieron en peligro la vida de la paciente. En mujeres que tomen anticonceptivos orales se debe tener en cuenta el tumor hepático dentro del diagnóstico diferencial cuando aparezca dolor severo en la parte alta del abdomen, en caso de hepatomegalia, o si aparecen signos de hemorragia intraabdominal.

Otras situaciones

Las mujeres con hipertrigliceridemia o con predisposición hereditaria a padecerla pueden tener un riesgo aumentado de pancreatitis cuando toman anticonceptivos orales.

Aunque se ha informado de incrementos leves en la presión sanguínea de muchas mujeres que toman anticonceptivos orales, los aumentos clínicamente significativos son raros. Sólo en estos casos raros está justificada una suspensión inmediata de la utilización del anticonceptivo oral. No se ha demostrado que exista una relación sistemática entre la utilización de anticonceptivos orales y la hipertensión clínica. Si, durante la utilización de un anticonceptivo oral en una hipertensión preexistente, unos valores de presión sanguínea elevados de forma continua, o un aumento significativo en la presión sanguínea no responden adecuadamente al tratamiento antihipertensivo, el anticonceptivo oral debe retirarse. Si se piensa que es adecuado, la utilización de anticonceptivos orales se puede reanudar cuando se alcancen valores normotensivos con el tratamiento antihipertensivo.

Se ha informado de que las siguientes patologías pueden aparecer o se han agravado tanto durante el embarazo como mientras se toman anticonceptivos orales, pero la evidencia de que exista una relación con la utilización de anticonceptivos orales no es concluyente: ictericia y/o prurito en relación con colestasis; formación de cálculos en la vesícula; porfiria; lupus eritematoso sistémico; síndrome hemolítico-urémico; corea de Sydenham; herpes gestacional; pérdida de audición debida a otosclerosis, angioedema (hereditario).

Trastornos agudos o crónicos de la función hepática pueden hacer necesario suspender la utilización de los anticonceptivos orales hasta que los parámetros de función hepática se hayan normalizado. La ictericia colestática recurrente y/o el prurito relacionado con la colestasis, aparecidos al principio del embarazo o durante la utilización previa de hormonas sexuales, hacen necesario suspender la utilización de anticonceptivos orales.

Aunque los anticonceptivos orales pueden tener influencia sobre la resistencia periférica a la insulina y sobre la tolerancia a la glucosa, no hay nada que demuestre que es necesario alterar el régimen terapéutico en diabéticas que utilizan anticonceptivos orales. No obstante, a las diabéticas se les debe seguir atentamente mientras toman anticonceptivos orales.

La enfermedad de Crohn, la depresión endógena, la epilepsia y la colitis ulcerosa se han asociado con la utilización de anticonceptivos orales del tipo combinado.

El cloasma puede aparecer ocasionalmente, en especial en mujeres con antecedentes de cloasma durante el embarazo. Las mujeres con tendencia a presentar cloasma deben evitar exponerse a la luz solar o a la radiación ultravioleta mientras tomen anticonceptivos orales.

Regulon contiene 67,66 mg de lactosa en cada comprimido. Las pacientes con problemas hereditarios raros de intolerancia hereditaria a la galactosa, insuficiencia de lactasa Lapp o malabsorción de glucosa-galactosa que toman una dieta libre de lactosa deberán tener en cuenta esta cantidad.

Al aconsejar respecto a la elección de un método anticonceptivo se debe tener en cuenta toda esta información.

Examen/consulta médica

Antes de iniciar o de reinstaurar Regulon debe recogerse una historia médica completa (que incluya los antecedentes familiares) y se debe descartar el embarazo. Se debe medir la presión sanguínea y se debe realizar un examen físico, guiado por las contraindicaciones (sección Contraindicaciones) y las advertencias (sección Advertencias). También se le debe instruir a la mujer para que lea cuidadosamente el prospecto y siga los consejos que da. La frecuencia y la naturaleza de los exámenes deben basarse en las directrices convencionales establecidas y adaptarse a la mujer individual.

A la mujer se le debe informar de que los anticonceptivos orales no protegen contra las infecciones por VIH (SIDA) u otras enfermedades de transmisión sexual.

Disminución de la eficacia

El efecto de los anticonceptivos orales puede verse reducido en caso de comprimidos olvidados (sección Posología), vómitos o diarrea grave (sección Posología) o toma concomitante de otros medicamentos (sección Interacciones).

No deben tomarse preparados herbales que contengan hierba de San Juan (Hypericum perforatum) mientras de utiliza Regulon comprimidos debido al riesgo de disminución de la concentración plasmática y de reducción de sus efectos clínicos (ver sección Interacciones).

Disminución del control del ciclo

En relación con la toma de todos los anticonceptivos orales pueden aparecer sangrados irregulares (manchado –spotting– o sangrado por disrupción), especialmente durante los primeros meses. Por lo tanto sólo procede evaluar la aparición de cualquier sangrado irregular después de un periodo de adaptación de aproximadamente 3 ciclos.

Si las irregularidades en los sangrados persisten o aparecen después de ciclos previos regulares, se debe pensar en causas no hormonales, y se deben tomar las precauciones diagnósticas adecuadas para excluir un tumor maligno o un embarazo. Entre ellas se puede incluir un legrado.

Algunas mujeres no tienen sangrado menstrual en el periodo sin comprimidos. Si los comprimidos anticonceptivos se han tomado según las instrucciones descritas en la sección 4.2, es poco probable que la mujer esté embarazada. Sin embargo, si los anticonceptivos orales no se toman de acuerdo con las instrucciones antes del primer sangrado menstrual que no se ha producido, o si no se han producido dos sangrados menstruales, se debe excluir el embarazo antes de seguir tomando los comprimidos anticonceptivos.

POSOLOGÍA Y FORMA DE ADMINISTRACIÓN:

Posología

Cómo tomar Regulon

Los comprimidos se deben tomar siguiendo la secuencia que se establece en el blíster, todos los días aproximadamente a la misma hora del día. Se toma un comprimido al día durante 21 días consecutivos. Cada blíster posterior se empieza tras un intervalo de 7 días sin tomar comprimidos; durante este descanso se producirá un sangrado por retirada similar a una menstruación. El sangrado se inicia habitualmente el 2º o el 3er día después de haber tomado el último comprimido y puede no haber cesado antes de empezar el nuevo blíster.

Cómo empezar a tomar Regulon

Cuando no se han tomado anticonceptivos hormonales previamente (en el último mes).

La toma de comprimidos se debe iniciar el día 1 del ciclo menstrual normal (es decir, el primer día que la mujer tenga un sangrado menstrual). También está permitido empezar a tomar los comprimidos los días 2-5, pero en el primer ciclo es recomendable utilizar simultáneamente un método de barrera durante los primeros 7 días que tome los comprimidos.

Cuando se cambia desde otro anticonceptivo oral

La mujer debe empezar a tomar Regulon al día siguiente del periodo habitual sin comprimidos o del periodo de comprimidos de placebo de su anticonceptivo oral anterior.

Cuando se cambia desde productos progestágenos (píldora de sólo gestágenos, inyección, implante)

La mujer puede cambiar desde la píldora de sólo gestágenos cualquier día (cuando se cambia desde un implante se sustituye el día de su retirada; cuando se cambia desde las inyecciones, cuando tocara poner la siguiente inyección).

Después de un aborto en el primer trimestre

Se debe comenzar a tomar los comprimidos inmediatamente. En este caso no es necesario que tome otras precauciones anticonceptivas.

Después de un parto o de un aborto en el segundo trimestre

En el caso de mujeres lactantes, ver la sección Fertilidad, embarazo y lactancia.

A la mujer se le debe aconsejar que empiece a tomar los anticonceptivos orales el día 21-28 después del parto o del aborto en el segundo trimestre. A la mujer también se le debe recomendar que utilice simultáneamente un método de barrera durante los primeros 7 días que tome comprimidos si empieza a tomarlos más tarde. Si ya ha mantenido relaciones sexuales, se debe excluir el embarazo antes de empezar a tomar los comprimidos, o la mujer debe esperar al primer sangrado menstrual.

Comprimidos olvidados

Si se ha olvidado tomar un comprimido y han transcurrido menos de 12 horas, la protección anticonceptiva no se reduce. La mujer debe tomar el comprimido tan pronto como se acuerde, y el resto de los comprimidos los debe tomar como de costumbre.

Si la toma del comprimido se olvida durante más de 12 horas, la protección anticonceptiva puede verse reducida. En caso de que se olviden comprimidos se deben seguir las dos reglas básicas siguientes:

1. La toma continua de comprimidos no debe interrumpirse por un periodo superior a los 7 días.

2. Son necesarios 7 días de toma ininterrumpida de comprimidos para mantener una supresión suficiente del eje hipotálamo-hipofisario-ovárico.

Por lo tanto, en la práctica diaria se pueden dar los siguientes consejos:

Semana 1

La mujer debe tomar el último comprimido que haya olvidado tan pronto como se acuerde, incluso si esto significa tomar 2 comprimidos al mismo tiempo. Después, seguirá tomando los comprimidos a la hora habitual. Durante los siguientes 7 días debe utilizar simultáneamente un método de barrera, p. ej., preservativo. Si en los 7 días previos ha mantenido relaciones sexuales, la posibilidad de un embarazo se debe tener en cuenta. Cuantos más comprimidos haya olvidado y cuánto más cerca estén del periodo habitual sin comprimidos, mayor es el riesgo de embarazo.

Semana 2

La mujer debe tomar el último comprimido que haya olvidado tan pronto como se acuerde, incluso si esto significa tomar 2 comprimidos al mismo tiempo. Después, seguirá tomando los comprimidos a la hora habitual. Siempre que los comprimidos se hayan tomado correctamente durante los 7 días anteriores al primer comprimido olvidado, no es necesario tomar más precauciones anticonceptivas. Sin embargo, si éste no es el caso, o si se ha olvidado más de 1 comprimido, se le debe recomendar además que utilice otro método anticonceptivo durante 7 días.

Semana 3

El riesgo de reducción de la protección anticonceptiva es inminente porque a continuación viene el periodo sin comprimidos. Sin embargo, este riesgo puede evitarse ajustando la toma de comprimidos. Por lo tanto, no es necesario tomar más medidas anticonceptivas si se sigue una de las dos alternativas que proponemos a continuación, siempre que los comprimidos se hayan tomado correctamente durante los 7 días previos al comprimido olvidado. Si éste no es el caso, a la mujer se le debe aconsejar que siga la primera de las dos alternativas y que simultáneamente utilice otro método anticonceptivo durante los 7 días siguientes.

1 La mujer debe tomar el último comprimido que haya olvidado tan pronto como se acuerde, incluso si esto significa tomar 2 comprimidos al mismo tiempo. Después, seguirá tomando los comprimidos a la hora habitual. Empezará a tomar el siguiente blíster inmediatamente después de tomar el último comprimido del blíster actual, es decir, no hay descanso entre los blísteres. No es probable que la mujer tenga su sangrado menstrual antes del final del segundo envase, pero puede presentar manchado (spotting) o sangrado por disrupción los días que esté tomando los comprimidos.

2. A la mujer también se le puede aconsejar que deje de tomar los comprimidos del blíster actual. En este caso, debe esperar un periodo de 7 días sin tomar comprimidos, incluyendo los días en que olvidó tomar los comprimidos, y en lo sucesivo continuar con el siguiente blíster.

Si la mujer ha olvidado comprimidos y después no tiene su sangrado menstrual en el primer periodo normal sin comprimidos, se debe considerar la posibilidad de un embarazo.

Precauciones en caso de vómitos o de diarrea severa

Si aparecen vómitos o diarrea severa dentro de las 3-4 horas posteriores a la toma del comprimido, es posible que la absorción no haya sido completa. Por lo tanto, se deben seguir las recomendaciones descritas en la sección “Comprimidos olvidados”. Si la mujer no quiere cambiar su toma habitual de comprimidos, debe obtener los comprimidos extra que precise de otro blíster.

Cómo retrasar una hemorragia

Para retrasar un periodo, la mujer debe continuar tomando otro blíster de Regulon sin periodo libre de comprimidos. La prolongación puede mantenerse todo lo que se desee hasta el final del segundo blíster. Durante la prolongación, la mujer puede presentar sangrado por disrupción o manchado (spotting). La toma normal de Regulon se reanuda después del habitual periodo de 7 días sin comprimidos.

Para cambiar el periodo a otro día de la semana distinto del que la mujer está acostumbrada con su esquema actual, se le puede aconsejar que acorte el siguiente periodo sin comprimidos el número deseado de días. Cuanto más corto sea el intervalo, mayor será el riesgo de que no presente sangrado de retirada, y de que tenga sangrado por disrupción o manchado (spotting) durante el blíster posterior (justo como ocurre cuando se retrasa un periodo).

Población pediátrica

No se ha determinado la seguridad y la eficacia de desogestrel en adolescentes menores de 18 años. No hay datos disponibles.

Forma de administración

Para administración oral.

SOBREDOSIS:

No se ha informado de ningún efecto grave o perjudicial tras una sobredosis. Los síntomas que pueden producirse en relación con una sobredosis son: náuseas, vómitos y, en chicas jóvenes, un sangrado vaginal leve. No existe antídoto y el tratamiento posterior debe ser sintomático.