Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
NEUROACTIL Comprimidos
Marca

NEUROACTIL

Sustancias

L-ACETILCARNITINA

Forma Farmacéutica y Formulación

Comprimidos

Presentación

1 Caja, 3 Blíster, 10 Comprimidos recubiertos, 500 Miligramos

COMPOSICIÓN

Cada COMPRIMIDO RECUBIERTO contiene:

L-Acetilcarnitina (como L-Acetilcarnitina clorhidrato 589.9 mg), 500 mg.

Excipientes; c.s.

INDICACIONES

Coadyuvante en los trastornos cognitivos leves primarios y secundarios a vasculopatía cerebral. Neuropatía diabética.


ACCIÓN FARMACOLÓGICA

La L-acetilcarnitina (gama-trimetil-beta-acetil-butirobetaína) es el isómero natural de una sustancia presente en condiciones fisiológicas en diversos sitios del organismo, entre ellos el sistema nervioso. Se sintetiza por acetilación reversible de la L-carnitina en el nivel mitocondrial, proceso mediado por la L-acetilcarnitinotransferasa.

La L-acetilcarnitina, estructuralmente similar a la acetilcolina, desempeña un rol indispensable para el correcto metabolismo energético celular y de transmisión a nivel del SNC. La L-acetilcarnitina de hecho, representa una forma de almacenamiento de grupos acetílicos que pueden asociarse con la coenzima A necesaria para provocar el ciclo de Krebs interviniendo de esta forma, tanto en el metabolismo de los ácidos grasos como de los glúcidos.

En situaciones patológicas la L-acetilcarnitina se demostró activa tanto como factor de neuroprotección para la célula y sus organelas, sobre todo la mitocondria, así también como factor trófico para el restablecimiento de la integridad celular.

En especial en el sistema nervioso, tanto central como periférico, con motivo de daño hipóxico, envejecimiento, tóxicos (alcohol, MPTP-metilfeniltetrahidropiridina-, MAM -metabolitos de monoaminas-), resección o aplastamiento del nervio, diabetes por aloxana o estreptoxozina, la L-acetilcarnitina demostró una actividad neuroprotectora interviniendo en la catarata de eventos que llevan a la muerte celular: Formación de radicales libres; acumulación de lípidos (por destrucción de membranas) responsables del incremento patológico de calcio intramitocondrial.

Reducción de la actividad de los complejos respiratorios mitocondriales.

Reducción de la formación de ARN mitocondrial por actividad disminuida de la ADN transcriptasa. La L-acetilcarnitina ejerce además una acción trófica en el sistema nervioso favoreciendo la recuperación postlesional a través de: Una mejor utilización celular del factor de crecimiento del nervio (NGF). Un incremento de la neosíntesis de los fosfolípidos para la construcción de las membranas. Un incremento de la producción de energía (ATP), sin la cual no pueden tener lugar los mecanismos de reparación.

En los animales la acción neuroprotectora y trófica de la L-acetilcarnitina se manifestó con el mantenimiento y/o la recuperación de la situación trófica (cantidad de neuronas) y funcional: mejor capacidad de aprendizaje, memoria, locomoción en varios modelos: Envejecimiento, hipoxia, parkinson experimental, microcefalia, lesiones del nervio periférico tanto de origen traumático como disendocrino (diabetes).

En seres humanos se realizaron estudios clínicos, incluso de larga duración, en diferentes patologías: Síndromes involutivos de origen degenerativo, Síndromes involutivos de origen vascular, Neuropatías agudas y/o crónicas de origen disendocrino (diabetes).

CONTRAINDICACIONES

Hipersensibilidad conocida al principio activo o a cualquiera de sus excipientes. Embarazo y lactancia hasta tanto se demuestre su total inocuidad en tales estados.

REACCIONES ADVERSAS

El medicamento es generalmente bien tolerado. Se han señalado casos esporádicos de excitación leve que remiten rápidamente con la disminución de la dosis. En raras ocasiones pueden presentarse trastornos digestivos leves como ardor epigástrico e incremento del apetito. Las erupciones cutáneas son poco frecuentes y deben ser interpretadas como hipersensibilidad al producto.

INCOMPATIBILIDADES

De la bibliografía consultada, surge que no han sido descritas incompatibilidades hasta el presente.


INTERACCIONES

No hubo informes de interacciones con la administración simultánea de otros fármacos.

ADVERTENCIAS

La administración de NEUROACTIL no presenta riesgo de acostumbramiento o dependencia. La L-acetilcarnitina no provoca ningún efecto negativo sobre la capacidad de conducir u operar maquinarias peligrosas.


PRECAUCIONES

La administración de NEUROACTIL por vía oral no requiere precauciones especiales en el uso. Si bien en los estudios en animales no se ha demostrado ningún efecto teratogénico, es recomendable no administrarlo durante el primer trimestre del embarazo y durante la lactancia, salvo en caso de absoluta necesidad y bajo control directo del médico.

Se recomienda administrar con precaución a pacientes con antecedentes convulsivos.

Uso en geriatría: Dado que la L-Acetilcarnitina puede provocar como efecto secundario cierto grado de excitación y/o agitación se recomienda comenzar el tratamiento con dosis bajas en sujetos añosos.

Uso en pediatría: Aún no se ha determinado la utilidad y dosificación del fármaco en niños.

POSOLOGÍA/DOSIFICACIÓN - MODO DE ADMINISTRACIÓN

Vía oral, la dosis se adaptará según criterio médico al cuadro clínico del paciente. Como posología media de orientación para adultos, se aconseja: 0,5 a 1,5 g diarios, fraccionados en 2 a 3 tomas.

Se recomienda no triturar los comprimidos para no afectar la cubierta.

LABORATORIOS BAGÓ DEL PERÚ

Av. Jorge Chávez N° 154 Int. 401 – Miraflores

Lima - Perú

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS

No hubo informes de toxicidad por sobredosis de L-acetilcarnitina. No se ha observado toxicidad renal, hepática o del sistema nervioso central en los estudios efectuados. Ante la sospecha de sobredosis accidental deben ser tomadas medidas generales de sostén.

Mantener vías aéreas permeables que aseguren adecuada oxigenación y ventilación.

En los primeros momentos, el uso de carbón activado, que puede ser usado junto con sorbitol, puede ser tanto o más útil que la emesis provocada o el lavado gástrico.

Deben vigilarse estrechamente los signos vitales, utilizando las medidas sintomáticas necesarias, preferentemente en medio hospitalario. De ser necesario, debe requerirse la ayuda de un centro toxicológico.