Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
MITOXGEN Solución inyectable
Marca

MITOXGEN

Sustancias

MITOXANTRONA

Forma Farmacéutica y Formulación

Solución inyectable

Presentación

1 Frasco(s) ámpula, 10 20 Miligramos

COMPOSICIÓN

Cada frasco ampolla de SOLUCIÓN INYECTABLE contiene: Mitoxantrona clorhidrato 23.28 mg (equivalente a 20 mg de mitoxantrona), excipientes c.s.p. 10 ml

INDICACIONES

• Tratamiento de cáncer de próstata avanzado resistente a terapia hormonal: Mitoxantrona, asociada a corticosteroides está indicada como tratamiento inicial paliativo en pacientes con dolor relacionado a cáncer de próstata avanzado resistente a terapia hormonal.

• Mitoxantrona también está indicada en el tratamiento de hepatoma en pacientes adultos.

• Tratamiento de leucemia aguda no linfocítica: Mitoxantrona está indicada, en combinación con otros agentes antineoplásicos, en el tratamiento de leucemia aguda no linfocítica en adultos (incluyendo leucemia mielocítica, promielocítica, monocítica y eritroide).

• Tratamiento de esclerosis múltiple: Mitoxantrona está indicada en la reducción de discapacidad neurológica y/o la frecuencia de recaídas, empeoramiento o remisión de pacientes con esclerosis múltiple secundaria (crónica).

• Tratamiento de leucemia aguda linfocítica: Mitoxantrona se utiliza en el tratamiento de leucemia aguda linfocítica recurrente en adultos.

• Tratamiento de carcinoma mamario: Mitoxantrona está indicada, sola o en combinación con otros agentes antineoplásicos, en el tratamiento de cáncer de mama, incluyendo enfermedad localmente avanzada y metástasis.

• Mitoxantrona es utilizada en el tratamiento de linfoma no Hodgkin.


ACCIÓN FARMACOLÓGICA

La mitoxantrona parece presentar su mayor actividad en la fase S de la división celular, pero su acción no es específica en alguna fase del ciclo celular. Aunque se desconoce su mecanismo de acción exacto, la evidencia parece indicar la existencia de dos efectos: unión al DNA por intercalamiento entre pares de bases, y una interacción electrostática sin intercalamiento entre los pares de bases, resultando en la inhibición de la síntesis de DNA y RNA. La mitoxantrona posee, además, efectos antivirales, antibacteriales, antiprotozoarios e inmunosupresores.

CONTRAINDICACIONES

Se debe considerar la relación riesgo – beneficio cuando existen los siguientes problemas médicos: Depresión de la médula ósea, Varicela, existente o reciente (incluye reciente exposición), Herpes zoster (riesgo o enfermedad severa generalizada), Antecedentes de gota o antecedentes de litiasis renal, Enfermedades cardiacas, Alteración severa de la función hepática, Infección, Sensibilidad a la mitoxantrona, También se debe tener cuidado en pacientes con reservas inadecuadas de médula ósea debido a terapias previas con radiación o con drogas citotóxicas.

REACCIONES ADVERSAS

Muchos efectos adversos de los antineoplásicos son inevitables y representan la acción farmacológica de la medicación. Algunos de estos (por ejemplo, leucopenia y trombocitopenia) son utilizados actualmente como parámetros para ayudar a la determinación de dosis individuales. Se ha reportado cardiotoxicidad, incluyendo un decremento de la fracción de eyección ventricular izquierda, falla cardiaca congestiva, cambios en el ecocardiograma, arritmias como taquicardia y, raramente, infarto de miocardio. El riesgo de cardiotoxicidad parece incrementarse cuando las dosis de mitoxantrona exceden los 140 mg por m2 de superficie corporal (100 mg por m2 de superficie corporal en pacientes con factores de riesgo, tales como tratamiento previo con antraciclinas o radiación mediastínica o enfermedad cardiaca existente.

Las siguientes reacciones adversas necesitan de atención médica:

Incidencia más frecuente: Tos o dificultad para respirar, sangrado gastrointestinal, leucopenia o infección, dolor estomacal, estomatitis o mucositis.

Incidencia menos frecuente: Arritmias, falla cardiaca congestiva, conjuntivitis, ictericia, falla renal, convulsiones y trombocitopenia (sangrado inusual, sangre en orina o puntos rojos en la piel).

Rara incidencia: Posible reacción alérgica, extravasación, irritación local o flebitis.

Las siguientes reacciones adversas necesitan de atención médica solo si continúan o son molestas:

Incidencia más frecuente: Amenorrea, astenia, aftosis, constipación, micosis cutánea, diarrea, dolor de cabeza, menorragia, náuseas y vómitos, faringitis, rinitis, infecciones del tracto respiratorio superior, infecciones del tracto urinario.

Las siguientes reacciones no necesitan atención médica:

Incidencia más frecuente: Orina de tonalidad verde azulada y pérdida de cabello.

Incidencia menos frecuente: Coloración azulada de la esclerótica.

INCOMPATIBILIDADES

Mitoxantrona no debe ser mezclada con heparina, pues puede formarse un precipitado. Si por alguna razón una solución de mitoxantrona hace contacto con la piel o mucosas; se debe enjuagar la zona con agua tibia.


INTERACCIONES

Las combinaciones que contengan alguno de los siguientes medicamentos, dependiendo de la cantidad presente, pueden interactuar con la mitoxantrona.

• Alopurinol, colchicina, probenecid o sulfinpirazona: la mitoxantrona puede elevar la concentración de ácido úrico sanguíneo; se debe realizar un ajuste de dosis de la medicación antigotosa para controlar la gota y la hiperuricemia. En caso de hiperuricemia inducida por mitoxantrona, es preferible utilizar alopurinol para evitar el riesgo de desarrollar una nefropatía ácido úrica con agentes antigotosos uricosúricos.

• Medicamentos que causan discrasia sanguínea, los efectos leucopénicos y/o trombocitopénicos pueden incrementar con su uso concurrente o terapias recientes si estos medicamentos desarrollan el mismo efecto, la dosis de mitoxantrona deberá ajustarse si es necesario deberá ser basado en reconteo sanguíneo.

• Depresores de la médula ósea o terapia radiante: se puede incrementar el efecto depresor sobre la médula ósea. Es necesario reducir la dosis cuando uno o más depresores de la médula ósea, incluyendo radiación, son usados paralelamente o consecutivamente.

• Daunorubicina, doxorubicina y terapia de radiación en el área de mediastinal: El uso concomitante incrementa el riesgo de cardiotoxicidad.

• Vacunas a virus muertos: Debido a que los mecanismos normales de defensa pueden estar suprimidos por el uso de MITOXGEN®, la respuesta de los anticuerpos hacia las vacunas puede estar disminuido.

• Vacunas a virus vivos: Debido a que los mecanismos normales de defensa pueden estar suprimidos por el uso de MITOXGEN®, el uso conjunto con vacunas a virus vivos puede potenciar la replicación de los virus usados en las vacunas, aumentando los efectos adversos de las vacunas y/o disminuyendo la respuesta inmune de los pacientes a la vacuna. La inmunización de estos pacientes debe llevarse a cabo solamente con extremo cuidado luego de una cuidadosa revisión del estado hematológico del paciente y solamente con el consentimiento del médico responsable de la terapia con MITOXGEN®. El intervalo entre la interrupción de la terapia que causa inmunosupresión y la restauración de la habilidad del paciente para responder a la vacuna depende de la intensidad y tipo de medicamentos utilizados que causaron la inmunosupresión, la enfermedad de base y otros factores, las estimaciones varían entre tres meses a un año. Los pacientes con leucemia en remisión no deberían recibir vacunas a virus vivos hasta por lo menos 3 meses después de su última quimioterapia. La inmunización con vacunas orales a poliovirus deben postergarse en persona en estrecho contacto con el paciente.

ADVERTENCIAS

El paciente debe estar constantemente monitorizado por el médico.

Evitar inmunizaciones a menos que sea aprobado por el médico; otras personas en la casa del paciente deben evitar inmunizaciones con la vacuna oral del poliovirus; evitar el contacto con personas que han tomado la vacuna poliovirus oral o usar una máscara protectora que cubra la nariz y la boca

Precauciones cuando se presente depresión en la medula ósea: Evitar la exposición de personas con infecciones, especialmente durante períodos de disminución del conteo de células sanguíneas; el monitoreo y atención del médico inmediatamente si se presenta fiebre o escalofríos, tos, dolor en la parte posterior inferior, dolor al orinar o dificultad al hacerlo.

Controlar inmediatamente hemorragias inusual o contusionando, sangre en la orina o heces o puntos rojo en la piel.

La manipulación de un agente citotóxico por personal sanitario o médico requiere tomar precauciones para garantizar la protección del manipulador y su área de trabajo. La preparación de soluciones inyectables de agentes citotóxicos debe realizarse por personal especializado en esta clase de fármacos, en condiciones que garanticen la protección medioambiental y en particular la protección del personal que manipula estos fármacos. Se requiere un área preparada y reservada para este propósito. Está prohibido fumar, comer o beber en esta área. El personal debe proveerse con materiales apropiados para la manipulación, manguitos, mascarilla, gorro, gafas, guantes estériles de un sólo uso, traje protector para el área de trabajo, contenedores y bolsas para recoger los residuos. Las heces y los vómitos deben ser manipulados con cuidado. Las mujeres embarazadas tienen que evitar la manipulación de agentes citotóxicos. Cualquier contenedor roto debe ser tratado con las mismas precauciones y consideraciones que los residuos contaminados. Los residuos contaminados deben incinerarse en apropiados contenedores rígidos convenientemente rotulados.

Mantener fuera del alcance de los niños.


PRECAUCIONES

Carcinogenicidad: Males secundarios son potenciales efectos tardíos de muchos agentes antineoplásicos, aunque no está claro que este efecto esté relacionado con su acción inmunosupresora o mutagénica. El efecto de la dosis y la duración de la terapia son también desconocidos, aunque el riesgo parece incrementar con el uso prolongado. A pesar de que la información es limitada, los datos parecen indicar que el riesgo carcinogénico es mayor con agentes alquilantes.

Mutagenicidad: Mitoxantrona puede causar aberraciones cromosomales en animales y es mutagénico en sistemas bacterianos. Se ha reportado que causa daño al DNA y transformaciones de cromátides hermanas in vitro.

Embarazo y reproducción: Fertilidad, en pacientes que están tomando medicación antineoplásica puede ocurrir una supresión gonadal, que resulta en amenorrea o azoospermia, especialmente con agentes alquilantes. En general, estos efectos parecen estar relacionados con la dosis y la duración de la terapia y pueden ser irreversibles. La predicción del grado de insuficiencia testicular u ovárica es complicada por el uso común de combinaciones de varios antineoplásicos, lo cual hace difícil determinar los efectos de agentes individuales. Embarazo, No se han realizado estudios adecuados ni bien controlados en adultos. Primer trimestre: usualmente se recomienda que el uso de antineoplásicos, especialmente quimioterapia de combinación, se evite durante este periodo, tanto como sea posible. Aunque la información es insuficiente debido a los pocos estudios realizados durante el embarazo, el potencial carcinogénico, teratogénico y mutagénico de estos medicamentos debe ser considerado.

Otros peligros para el feto incluyen las reacciones adversas que se observan en adultos.

En general, se recomienda el uso de contraceptivos durante la terapia con drogas citotóxicas.

Estudios en animales demostraron una elevada incidencia de bajo peso al nacer, retardo de desarrollo renal y partos prematuros. No se ha encontrado que la mitoxantrona se teratogénica en estudios animales. Es un fármaco de categoría D en el embarazo según la FDA.

Lactancia: Aunque se dispone de muy poca información sobre la distribución de agentes antineoplásicos en la leche humana, no se recomienda la lactancia mientras se administra mitoxantrona, debido a los posibles riesgos para el niño (carcinogenicidad, mutagenicidad y efectos adversos). Se desconoce si la mitoxantrona se distribuye en la leche materna.

Pediatría: No se han realizado estudios apropiados sobre la relación de la edad y los efectos de la mitoxantrona en población pediátrica.

Geriatría: No se han realizado estudios apropiados sobre la relación de la edad y los efectos de la mitoxantrona en población geriátrica. Sin embargo, a la fecha se han documentado problemas no específicos en dicha población.

Dental: Los efectos depresores de la médula ósea que posee la mitoxantrona pueden resultar en un incremento de la incidencia de infecciones bacterianas, retardo de curación y sangrado gingival. En cuanto sea posible, se deben completar los tratamientos dentales antes de empezar la terapia con mitoxantrona, o en todo caso postergarlos hasta que los recuentos sanguíneos retornen al nivel normal. Los pacientes deben ser instruidos en la correcta higiene bucal durante el tratamiento, incluyendo el uso de regular de cepillos de dientes, hilo dental y palillos de dientes. Mitoxantrona también causa estomatitis o mucositis, lo cual puede ocasionar un gran malestar.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Dosis usual en adultos:

Cáncer prostático avanzado refractario a terapia hormonal: Infusión intravenosa, durante un período corto de tiempo, de 12 a 14 mg (base) por metro cuadrado de superficie corporal, cada 21 días.

Esclerosis múltiple: Infusión intravenosa, durante un período de 5 a 15 minutos, de 12 mg (base) por metro cuadrado de superficie corporal, cada 3 meses.

Leucemia aguda no linfocítica: Inicial: infusión intravenosa (introducido lentamente en un tubo de libre funcionamiento, con una infusión intravenosa de cloruro de sodio al 0,9% o de dextrosa al 5% por un periodo no menor de 3 minutos), de 12 mg (base) por metro cuadrado de superficie corporal al día, durante 1 a 3 días, en combinación con 100 mg de citarabina (citarabina arabinósido) por metro cuadrado de superficie corporal al día; en forma de una infusión intravenosa continua durante las 24 horas del día, durante 1 a 7 días.

Si la respuesta al tratamiento inicial es inadecuada, se puede administrar una segunda dosis igual a la ya mencionada. Si aparece toxicidad no hematológica severa durante el curso de la inducción, se recomienda que la segunda dosis no sea administrada hasta que la toxicidad se ha resuelto.

• Mantenimiento: Infusión intravenosa (introducido lentamente en un tubo de libre funcionamiento, con una infusión intravenosa de cloruro de sodio al 0,9% o de dextrosa al 5% por un periodo no menor de 3 minutos), 12 mg (base) por metro cuadrado de superficie corporal al día, durante 1 a 2 días, en combinación con 100 mg de citarabina (citarabina arabinósido) por metro cuadrado de superficie corporal al día; en forma de una infusión intravenosa continua durante las 24 horas del día, durante 1 a 5 días.

El mantenimiento o curso de consolidación no debe ser iniciado hasta que los recuentos de leucocitos y plaquetas hayan retornado a los niveles que estaban antes de iniciar el tratamiento. El curso de mantenimiento se administra usualmente seis semanas después del primer curso de inducción. Un segundo curso de consolidación se puede administrar cuatro semanas después del primero.

Cáncer de mama, hepatoma o linfoma no Hodgkin: Infusión intravenosa (introducido lentamente en un tubo de libre funcionamiento, con una infusión intravenosa de cloruro de sodio al 0,9% o de dextrosa al 5% por un periodo no menor de 3 minutos), de 14 mg (base) por metro cuadrado de superficie corporal cada 21 días.

Se recomienda una menor dosis inicial (12 mg de base) por metro cuadrado de superficie corporal en pacientes con reservas inadecuadas médula ósea. Cada dosis subsecuente no debe ser administrada mientras los recuentos de leucocitos y plaquetas no se hayan recuperado luego de la dosis anterior: puede ser necesaria una reducción de la dosis si ocurre una severa depresión de la médula ósea.

Dosis usual pediátrica: No se ha establecido la dosis correspondiente

Forma de preparación: La mitoxantrona debe diluirse antes de su administración intravenosa. La dosis de mitoxantrona para inyección debe ser diluida en no menos de 50 ml de cloruro de sodio 0,9% para inyección o dextrosa al 5% para inyección.

Fecha revisión del texto: Enero 2010

LABORATORIOS BAGÓ DEL PERÚ S.A.

Av. Jorge Chávez Nº 154 Int. 401 Miraflores

Lima 18 – Perú

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS

En caso de una sobredosis, puede esperarse la exacerbación de los acontecimientos adversos. Debe iniciarse la monitorización de los parámetros hematológicos, así como tratamiento sintomático para los otros tipos de toxicidad. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al hospital más cercano o centro toxicológico.