Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
LEXOTAN Comprimidos
Marca

LEXOTAN

Sustancias

BROMAZEPAM

Forma Farmacéutica y Formulación

Comprimidos

Presentación

Caja, Blíster de aluminio, Comprimidos, 3 Miligramos

Caja, Blíster de aluminio, Comprimidos, 6 Miligramos

COMPOSICIÓN:

Composición cualitativa y cuantitativa:

LEXOTAN® 3 mg:
Cada
COMPRIMIDO contiene: 3 mg de bromazepam. Excipientes: 94.37 mg de lactosa monohidrato y otros.

LEXOTAN® 6 mg:
Cada
COMPRIMIDO contiene: 6 mg de bromazepam. Excipientes: 90.85 mg de lactosa monohidrato y otros.

Para consultar la lista completa de excipientes, ver Lista de excipientes.

Lista de excipientes:

LEXOTAN® 3 mg: Celulosa microcristalina, lactosa monohidrato, talco, estearato de magnesio y laca de eritrosina CI 45430.

LEXOTAN® 6 mg: Celulosa microcristalina, lactosa monohidrato, talco, estearato de magnesio, laca de índigo carmín CI 73015 y óxido de hierro amarillo CI 77492.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

Indicaciones terapéuticas:

LEXOTAN® es utilizado para el tratamiento de trastornos emocionales: estados de ansiedad y tensión, como un adyuvante en la distimia ansiosa durante la depresión, tensión nerviosa, agitación, e insomnio debido a ansiedad y tensión.

LEXOTAN® también puede ser utilizado para el tratamiento de trastornos funcionales o psicosomáticos de varios órganos debido a ansiedad y tensión o agravados por estas, posiblemente en adición al tratamiento de una condición subyacente

• De los sistemas cardiovascular y respiratorio (por ejemplo, trastornos pseudo – anginales, ansiedad precordial, taquicardia, elevación psicogénica de la tensión arterial, disnea, hiperventilación);

• Del tracto gastrointestinal (por ejemplo, como un adyuvante para síndrome de intestino irritable, colitis ulcerativa, dolor epigástrico, espasmo, meteorismo, diarrea);

• Del sistema genitourinario (por ejemplo, vejiga irritable, polaquiuria, como un adyuvante durante la dismenorrea);

• Otros trastornos psicosomáticos (por ejemplo, como un adyuvante para cefaleas psicogénicas, dermatosis psicogénicas).

LEXOTAN® también es conveniente para el tratamiento de ansiedad y depresión relacionadas con enfermedad orgánica crónica y como complemento para psicoterapia y psiconeurosis.


MECANISMO DE ACCIÓN:

Propiedades farmacológicas:

Código ATC: N05BA08

Propiedades farmacodinámicas:

Mecanismo de acción/Farmacodinamia: El efecto central de las benzodiacepinas está mediado por la mejora de la neurotransmisión GABAérgica a nivel de sinapsis inhibitorias. En presencia de benzodiacepinas, la afinidad de los receptores GABA por el neurotransmisor se ve reforzada por la modulación alostérica positiva, lo que aumenta el efecto del GABA liberado en el flujo de iones Cloro entrantes a través de la membrana postsináptica.

Administrado en dosis bajas, LEXOTAN® tiene una acción selectiva sobre la ansiedad, la tensión física y el nerviosismo. Administrado en altas dosis, LEXOTAN® tiene propiedades sedantes y relajantes musculares.

Eficacia clínica: La eficacia clínica de LEXOTAN® ha sido evidenciada por varios estudios clínicos.

Propiedades farmacocinéticas:

Absorción: Después de la ingesta oral de bromazepam, la concentración plasmática máxima se alcanza en dos horas. La biodisponibilidad absoluta de los comprimidos de bromazepam es del 60%.

La ingesta de alimentos puede disminuir la biodisponibilidad de bromazepam, sin embargo, la relevancia clínica de este fenómeno no ha sido probada. Al tomar varias dosis de bromazepam, el grado de absorción permanece constante; las concentraciones de equilibrio son medibles y confirman la cinética lineal del ingrediente activo. Las concentraciones plasmáticas en estado estacionario se alcanzan en cinco a nueve días. Después de varias administraciones de una dosis oral de 3 mg (tres veces al día), la concentración máxima de bromazepam en estado estacionario fue de 120 mg/ml, en promedio. Este valor corresponde a tres o cuatro veces los valores observados después de una dosis única de 3 mg.

Distribución: Después de la absorción, el bromazepam se distribuye rápidamente en el cuerpo. En promedio, el 70% se une a las proteínas plasmáticas por interacción hidrofóbica; los enlaces son con albúmina y glicoproteína ácida α1. El volumen de distribución es de unos 50 litros.

Metabolismo: Bromazepam se metaboliza principalmente en el hígado. No se forman metabolitos con una vida media mayor que la sustancia original. En cantidad, predominan dos metabolitos: 3-hidroxibromazepam (más débilmente activo que el bromazepam) y 2- (2-amino-5-bromo-3-hidroxibenzoil) piridina (inactivo).

Bromazepam se metaboliza parcialmente por el citocromo P450 (CYP450). Sin embargo, no se sabe qué isoenzima CYP en particular participa en este proceso. El hecho de que un inhibidor potente de CYP3A4 (itraconazol) y un inhibidor moderado de CYP2C9 (fluconazol) no tengan efecto sobre la farmacocinética de bromazepam sugiere que estas isoenzimas no contribuyen a gran escala. La fuerte interacción con fluvoxamina (ver Interacciones con otros medicamentos y otras formas de interacción), sin embargo, habla a favor de la participación de CYP1A2.

Eliminación: La vida media de eliminación de bromazepam es de aproximadamente 20 horas y su aclaramiento de eliminación es de aproximadamente 40 ml/min.

La droga es eliminada principalmente por el metabolismo. Solo alrededor del 2% del bromazepam se excreta sin cambios en la orina, mientras que los conjugados glucorónidos 3-hidroxi-bromazepam y 2 - (- 2-amino-5-bromo-3-hidroxibenzoil) piridina representan el 27% y el 40%, respectivamente de la dosis administrada.

Farmacocinética en poblaciones especiales:

• Pacientes de edad avanzada: Los pacientes de edad avanzada pueden presentar un aumento significativo en los picos de concentración, un menor volumen de distribución, una fracción sérica no unida más grande, un aclaramiento reducido y, por lo tanto, también una vida media de eliminación prolongada. Parece que las concentraciones de bromazepam en estado estacionario en pacientes de edad avanzada, para cada nivel de dosis, corresponden en promedio a casi el doble que en pacientes más jóvenes (ver Posología y formas de administración).

• Insuficiencia renal: No se han realizado estudios farmacocinéticos especiales en pacientes con insuficiencia renal.

• Insuficiencia hepática: No se han realizado estudios farmacocinéticos especiales en pacientes con insuficiencia hepática.

CONTRAINDICACIONES:

Contraindicaciones:

• LEXOTAN® está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a las benzodiacepinas o cualquiera de los excipientes, insuficiencia respiratoria severa, síndrome de apnea del sueño, miastenia grave o insuficiencia hepática grave (las benzodiacepinas pueden exacerbar la encefalopatía hepática).

• Los pacientes que presentan o se sospecha que presentan adicción a sustancias que supriman el SNC, incluido el alcohol, no deben tomar benzodiacepinas.

• Hipersensibilidad al principio activo o a uno de los excipientes (ver Lista de excipientes)

REACCIONES ADVERSAS:

Efectos sobre la capacidad de conducir y el uso de maquinaria:

Los efectos previstos de LEXOTAN® y cualquier efecto adverso que pueda tener, pueden afectar la capacidad de conducir y utilizar máquinas, y la capacidad de realizar otras actividades peligrosas. Por lo tanto, es aconsejable evitar tales actividades durante la duración del tratamiento o al menos durante los primeros días. Cualquier decisión al respecto es responsabilidad del médico, que considerará las reacciones individuales y la dosis. Los pacientes que toman LEXOTAN® también deben ser advertidos contra el consumo simultáneo de bebidas alcohólicas, ya que dicha asociación puede aumentar los efectos adversos de ambos tipos de sustancias.

Reacciones adversas:

Experiencias posteriores a la comercialización: Los efectos secundarios más comunes observados con bromazepam son sedación, mareos, somnolencia, presión arterial baja, disminución de la concentración y aumento del tiempo de reacción. Se han informado más caídas y fracturas en pacientes que toman benzodiacepinas. Este riesgo aumenta si los sedantes (incluidas las bebidas alcohólicas) se toman simultáneamente, así como en pacientes de edad avanzada.

Trastornos psiquiátricos

Confusión, desorientación, trastornos emocionales y trastornos del estado de ánimo. Estos eventos ocurren principalmente al comienzo del tratamiento y generalmente desaparecen después.

Una depresión preexistente puede manifestarse durante el tratamiento con benzodiacepinas.

Se conocen reacciones paradójicas como agitación, excitación, irritabilidad, agresión, delirio, acceso de cólera, pesadillas, alucinaciones, psicosis, comportamiento inapropiado, nerviosismo, ansiedad, sueños anormales, hiperactividad y otros efectos conductuales. Tales reacciones ocurren con mayor frecuencia en niños y ancianos.

Trastornos del sistema nervioso

• Frecuentes: Fatiga, somnolencia, dolor de cabeza, disminución de la concentración, mareos, tiempo de reacción prolongado.

• Raros: Ataxia, amnesia anterógrada.

Estos eventos ocurren principalmente al comienzo del tratamiento y generalmente desaparecen después.

A dosis terapéuticas, puede ocurrir amnesia anterógrada, el riesgo aumenta con la dosis administrada. Esto significa que (por lo general en las siguientes horas) después de la toma, el paciente eventualmente realiza actos que no puede recordar más tarde.

Trastornos oculares

Diplopía.

Esta manifestación ocurre principalmente al comienzo del tratamiento y generalmente desaparece después

Afecciones del oído y del laberinto

• Con frecuencia: Mareos.

Esta manifestación ocurre principalmente al comienzo del tratamiento y generalmente desaparece después.

Condiciones del corazón

Insuficiencia cardíaca incluyendo paro cardíaco.

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos

Depresión respiratoria

Trastornos gastrointestinales

• Ocasionalmente: Trastornos gastrointestinales.

• Raros: Náuseas, sequedad de boca, aumento del apetito.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

• Ocasionalmente: reacciones cutáneas

Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conectivo

• Raro: Debilidad muscular.

Esta manifestación ocurre principalmente al comienzo del tratamiento y generalmente desaparece con la continuación de la administración.

Trastornos de los órganos reproductivos y de las mamas

• Ocasionalmente: Cambios en la libido.

Dependencia: El uso a largo plazo del producto (incluso a dosis terapéuticas) puede conducir a una dependencia física y mental. Tras la interrupción del tratamiento, pueden producirse síntomas de abstinencia o el fenómeno de rebote (ver Advertencias y precauciones). El abuso de benzodiacepinas es más común con múltiples sustancias.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Interacciones con otros medicamentos y otras formas de interacción:

Interacciones con otros medicamentos: El uso concomitante de benzodiacepinas y opiodes aumenta el riesgo de depresión respiratoria debido a las acciones en diferentes sitios receptores en el SNC que controlan la respiración. Las benzodiacepinas interactúan en los sitios GABAA, y los opiodes interactúan principalmente en los receptores mu. Cuando se combinan benzodiacepinas y opiodes, existe la posibilidad de que las benzodiacepinas empeoren significativamente la depresión respiratoria relacionada con los opiodes. Limitar la dosis y la duración del uso concomitante de benzodiacepinas y opiodes, y seguir a los pacientes de cerca por depresión respiratoria y sedación.

Interacciones farmacodinámicas (DDI): Pueden producirse efectos secundarios más graves, como sedación y depresión cardiorrespiratoria, cuando se usa bromazepam simultáneamente con depresores del SNC, incluido el alcohol.

Los pacientes que reciben bromazepam deben evitar el consumo de alcohol (ver Advertencias y precauciones).

En cuanto a las observaciones concernientes a otras sustancias depresoras del SNC incluyendo el alcohol ver Sobredosis y tratamiento.

En el caso de los analgésicos narcóticos, puede aparecer un aumento de la euforia, que puede ser más adictivo.

Se debe prestar atención al mayor riesgo de debilidad muscular en pacientes tratados con relajantes musculares.

Existe un riesgo incrementado de depresión respiratoria.

Interacciones farmacocinéticas (DDI): Es posible que la actividad de las benzodiacepinas se vea reforzada por enlaces que inhiben enzimas oxidativas importantes a nivel hepático. La coadministración de cimetidina, un inhibidor de varias enzimas CYP, y posiblemente la coadministración de propranolol, puede prolongar la vida media de eliminación de bromazepam, debido a la reducción significativa en el aclaramiento (para cimetidina: reducción del 50%). La administración simultánea con fluvoxamina, un inhibidor de CYP1A2, causó un aumento significativo en la exposición al bromazepam (2,4 veces el valor del AUC) y la vida media de eliminación (1,9 veces).

El bromazepam no tuvo efecto sobre el metabolismo de la fenazona, un marcador sustituto de la actividad de CYP1A2, CYP2B6, CYP2C y CYP3A. Además, no hubo inducción de isoenzimas CYP450 significativas por bromazepam a nivel de ARNm, ni los receptores de hormonas nucleares fueron activados por bromazepam. Por lo tanto, es poco probable que el bromazepam induzca interacciones farmacocinéticas relacionadas con la inducción de CYP450.

Incompatibilidades:

No procede.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA:

Tiempo de vida útil

LEXOTAN® 3 mg comprimidos: 60 meses.

LEXOTAN® 6 mg comprimidos: 60 meses.


RECOMENDACIONES:

Advertencias y precauciones:

Se requiere precaución en pacientes con insuficiencia respiratoria crónica debido al riesgo de depresión respiratoria.

Las benzodiacepinas no son adecuadas para el tratamiento primario de trastornos psicóticos.

Las benzodiacepinas no deben usarse solas para tratar la depresión o la ansiedad relacionada con la depresión.

Riesgos derivados del uso concomitante con opiáceos: El uso concomitante de benzodiacepinas, incluyendo LEXOTAN®, y opiodes puede resultar en sedación profunda, depresión respiratoria, coma y muerte. Debido a estos riesgos, reserve la prescripción concomitante de benzodiacepinas y opiodes para su uso en pacientes en los cuales las opciones alternativas de tratamiento son inadecuadas.

Los estudios observacionales han demostrado que el uso concomitante de analgésicos opiáceos y benzodiacepinas aumenta el riesgo de mortalidad relacionada con el medicamento en comparación con el uso de opioides solos. Si se toma la decisión de prescribir LEXOTAN® concomitantemente con opioides, prescribir las dosis efectivas más bajas y la duración mínima durante el uso concomitante, y seguir a los pacientes de cerca para detectar signos y síntomas de depresión respiratoria y sedación. Informe a los pacientes y cuidadores acerca de los riesgos de depresión respiratoria y sedación cuando LEXOTAN® es usado con opiodes.

Amnesia: Las benzodiacepinas pueden causar amnesia anterógrada. Esto significa que (a menudo en unas pocas horas) después de la toma, el paciente ejecuta eventualmente actos que no puede recordar más tarde. Este riesgo aumenta con la dosis administrada.

Dependencia: Tomar benzodiacepinas puede conducir a una dependencia física y mental. Este riesgo aumenta con el tratamiento prolongado, una posología elevada y en pacientes predispuestos con antecedentes de abuso de alcohol, abuso de drogas o abuso de sustancias.

En caso de uso múltiple de sustancias, el abuso de la droga se ha informado con frecuencia.

Abstinencia: Una vez que se ha establecido una dependencia física, la interrupción brusca del tratamiento se acompaña de síntomas de abstinencia. Estos incluyen dolor de cabeza, diarrea, dolores musculares, ansiedad extrema, tensión, agitación, confusión e irritabilidad. En casos severos pueden ocurrir los siguientes síntomas: des-realización, despersonalización, hiperacusia, entumecimiento y hormigueo en las extremidades, hipersensibilidad a la luz, ruido y contacto físico, alucinaciones o convulsiones epilépticas.

Cuando se usan benzodiacepinas, los síntomas de abstinencia también pueden ocurrir cuando se cambia a una benzodiacepina con una vida media de eliminación mucho más corta.

Dependiendo de la duración de la acción de la sustancia, los síntomas de abstinencia pueden aparecer desde unas pocas horas hasta una semana, o incluso más, después de suspender el tratamiento.

Para minimizar el riesgo de dependencia, las benzodiacepinas se deben prescribir solo después de un examen cuidadoso de la indicación y se deben tomar por el menor tiempo posible (como hipnótico, por ejemplo, no más de cuatro semanas de duración). La necesidad de seguir el tratamiento debe revisarse periódicamente. El tratamiento a largo plazo solo está indicado en ciertos pacientes (por ejemplo, durante los ataques de pánico), y su beneficio, teniendo en cuenta los riesgos, es menos evidente.

Fenómeno de rebote: El fenómeno de rebote es un síndrome temporal en el que los síntomas que llevaron al tratamiento con LEXOTAN® se producen con mayor intensidad después de suspender el tratamiento. Puede ir acompañado de otras reacciones, como cambios de humor, ansiedad o trastornos del sueño y agitación.

Para evitar los síntomas de abstinencia y los fenómenos de rebote, es aconsejable en cada caso suspender gradualmente el tratamiento reduciendo las dosis en pasos. Sin embargo, si se producen tales síntomas o fenómenos de rebote, se requiere una supervisión médica muy cercana y un cuidado muy estrecho del paciente.

Precauciones generales:

• Ingesta simultánea de alcohol/depresores del SNC: Se debe evitar el uso simultáneo de LEXOTAN® y alcohol y/o depresores del SNC. Tal uso simultáneo refuerza potencialmente la acción clínica de LEXOTAN®, incluyendo posible sedación severa, depresión respiratoria y/o cardiovascular clínicamente significativa, que puede provocar coma o la muerte (ver Interacciones con otros medicamentos y otras formas de interacción).

LEXOTAN® debe usarse con extrema precaución en pacientes con antecedentes de abuso de alcohol, abuso de drogas o abuso de sustancias.

Tolerancia: Después del uso repetido de LEXOTAN® durante un período prolongado, puede producirse una pérdida de respuesta al efecto de la benzodiacepina.

Los comprimidos de LEXOTAN® contienen lactosa. Los pacientes con la muy rara intolerancia a galactosa hereditaria, deficiencia de lactasa, o mala absorción de glucosa y galactosa no deben tomar comprimidos de LEXOTAN®.

Insuficiencia hepática: Las benzodiacepinas pueden contribuir a episodios de encefalopatía hepática en pacientes con insuficiencia hepática grave (ver Contraindicaciones). Se deben tomar precauciones especiales al usar LEXOTAN® en pacientes con insuficiencia hepática leve a moderada.

Reacciones psiquiátricas y "paradójicas": Las reacciones paradójicas tales como agitación, excitación, irritabilidad, agresión, ansiedad, delirio, accesos de cólera, pesadillas, alucinaciones, psicosis o conducta inapropiada, y otros trastornos conductuales son efectos concomitantes conocidos al utilizar benzodiacepinas. Si se producen tales reacciones, se debe interrumpir el tratamiento. Es más probable que estas reacciones ocurran en niños y ancianos que en otros pacientes.

Pacientes de edad avanzada: Los efectos farmacológicos de las benzodiacepinas parecen ser más marcados en pacientes de edad avanzada que en pacientes más jóvenes, incluso a concentraciones plasmáticas similares. Los cambios relacionados con la edad en las interacciones ingrediente activo/receptor, los mecanismos post-receptor y la función orgánica, pueden ser la causa. En pacientes mayores de 50 años, se recomienda una reducción de la dosis.

Precauciones especiales de eliminación:

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con la normativa local.

Se recomienda consultar al médico o químico farmacéutico, según proceda, para cualquier aclaración sobre la utilización del producto.

Fecha de Revisión: Octubre 2019

Medicamento: guárdese fuera del alcance de los niños.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Posología y formas de administración:

Posología usual:

• Posología promedio durante el tratamiento ambulatorio: 1,5-3 mg hasta tres veces al día.

• Casos graves, especialmente durante la hospitalización: 6-12 mg dos o tres veces al día.

Las dosis mencionadas corresponden a una recomendación general; éstas deben ser adaptadas dependiendo de cada caso. Es conveniente que el tratamiento ambulatorio comience con dosis bajas y que luego aumenten progresivamente hasta alcanzar el efecto óptimo.

Duración del tratamiento: La duración del tratamiento debe ser tan corta como sea posible. La condición del paciente debe reevaluarse a intervalos regulares y debe establecerse la necesidad de proseguir con el tratamiento, especialmente cuando el paciente no presenta más síntomas. En general, el tratamiento no debe exceder el máximo de 8-12 semanas, incluido el período de retiro gradual. En algunos casos, puede ser necesario continuar el tratamiento más allá de la duración máxima recomendada, siempre que la condición del paciente haya sido nuevamente evaluada cuidadosamente y se establezca estrictamente la indicación.

Al comienzo del tratamiento, el paciente debe ser examinado regularmente para mantener la dosis y/o establecer la frecuencia de ajuste lo más baja posible y evitar el riesgo de sobredosis debido a la acumulación.

Al inicio, puede ser útil informar al paciente que el tratamiento dura solo un cierto tiempo y que la dosis se reducirá gradualmente al final. Es importante que el paciente sea consciente de la posibilidad del fenómeno de rebote y los síntomas de abstinencia al suspender el tratamiento.

Instrucciones especiales de dosificación:

• Uso en pacientes pediátricos: Al igual que con otras benzodiacepinas, el niño y el adolescente deben recibir LEXOTAN® solo después de evaluar cuidadosamente la relación beneficio-riesgo. Si el médico cree que dicho tratamiento está justificado, la dosis debe ajustarse al bajo peso corporal del niño.

• Uso en pacientes de edad avanzada: En pacientes de avanzada edad es requerida la reducción de la dosis por la posibilidad de una sensibilidad incrementada posiblemente debido a una farmacocinética diferente.

• Uso en insuficiencia hepática: Los pacientes con insuficiencia hepática grave no deben ser tratados con LEXOTAN®. Los pacientes con insuficiencia hepática leve a moderada deben recibir la dosis más baja posible.

Administración durante el embarazo y lactancia:

Embarazo: LEXOTAN® no debe usarse durante el embarazo a menos que sea absolutamente necesario y en ausencia de cualquier otra opción terapéutica más segura.

Si el producto se prescribe a una mujer en edad fértil, se le debe aconsejar que informe a su médico sobre cualquier embarazo anticipado o sospechado, de modo que el tratamiento pueda ser descontinuado.

No se ha establecido la seguridad del bromazepam en mujeres embarazadas. Sobre la base de los eventos adversos informados espontáneamente, no se encuentra que su incidencia sea mayor de lo que se esperaría en un grupo similar de pacientes no tratados. Varios estudios informan un mayor riesgo de defectos congénitos en los niños cuando se toman tranquilizantes (diazepam, meprobamato y clordiazepóxido) durante el primer trimestre del embarazo.

En humanos, el riesgo de malformaciones después de las dosis de benzodiacepinas a dosis terapéuticas durante los primeros meses de embarazo parece bajo, aunque algunos estudios epidemiológicos han encontrado evidencia de un mayor riesgo de paladar hendido. Hay informes de malformaciones y retraso mental en niños expuestos a sobredosis e intoxicaciones antes del nacimiento.

La administración de bromazepam durante los últimos tres meses de embarazo, así como durante el trabajo de parto, solo se permite con indicación médica estricta, ya que la acción farmacológica del medicamento sugiere, en el recién nacido, repercusiones tales como hipotermia, hipotonía y depresión respiratoria moderada.

Además, los hijos de madres que han tomado benzodiacepinas regularmente durante los últimos meses de embarazo pueden haber desarrollado una adicción, lo que puede provocar que tengan síntomas de abstinencia después del nacimiento.

Lactancia: Dado que las benzodiacepinas pasan a la leche materna, las mujeres que amamantan no deben tomar LEXOTAN®. Conviene suspender la lactancia antes de tomar LEXOTAN®.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:

Sobredosis y tratamiento:

Síntomas: En el caso de una sobredosis, las benzodiacepinas con frecuencia conducen a la obnubilación, ataxia, disartria y nistagmo.

Una sobredosis de LEXOTAN® rara vez representa una amenaza mortal si se toma solo, pero puede provocar arreflexia, apnea, hipotensión, depresión cardiorrespiratoria y coma. Si ocurre un coma, generalmente dura solo unas pocas horas, pero también puede ser más largo y cíclico, especialmente en pacientes de edad avanzada. Los efectos depresores respiratorios de las benzodiacepinas son más graves en pacientes con afecciones respiratorias.

Las benzodiacepinas aumentan los efectos de otros depresores centrales, incluido el alcohol.

Tratamiento: Monitoree las funciones vitales del paciente e inicie medidas de apoyo apropiadas basadas en la condición clínica del paciente. El tratamiento sintomático de los efectos cardiorrespiratorios y nerviosos centrales puede ser necesario en estos pacientes.

Se debe evitar la reabsorción adicional mediante métodos apropiados, por ejemplo, tratamiento con carbón activado dentro de 1 a 2 horas. En pacientes obtusos, es imperativo mantener la permeabilidad de las vías respiratorias si se usa carbón activado. En caso de ingesta mixta, se puede considerar el lavado gástrico, pero no como una medida de rutina.

Si la depresión respiratoria del SNC es grave, se debe considerar el flumazenil (Anexate®), un antagonista de las benzodiacepinas. Sin embargo, la administración tendrá que estar bajo estrecha supervisión. El producto tiene una vida media corta (aproximadamente una hora), por lo que los pacientes a quienes se les ha administrado flumazenil deben ser monitoreados después de que sus efectos se hayan disipado. Flumazenil debe usarse con la mayor precaución después de tomar medicamentos que disminuyen el umbral de convulsiones (por ejemplo, antidepresivos tricíclicos).

Para obtener más información sobre el uso correcto de flumazenil (Anexate®), consulte la información profesional para esta preparación.

PRESENTACIÓN:

Naturaleza y contenido del envase:

LEXOTAN® 3 mg comprimidos se presenta en cajas de cartón conteniendo envases tipo blíster (aluminio/PVC incoloro)

LEXOTAN® 6 mg comprimidos se presenta en cajas de cartón conteniendo envases tipo blíster (aluminio/PVC incoloro)

ROCHE FARMA (PERU) S.A.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

Precauciones especiales de conservación:

No conservar a temperatura superior a 30 °C. El medicamento debe mantenerse fuera del alcance de los niños.

Se recomienda consultar al médico o químico farmacéutico, según proceda, para cualquier aclaración sobre la utilización del producto.

BIBLIOGRAFÍA:

Datos preclínicos de seguridad:

Carcinogenicidad: Los estudios de carcinogenicidad en ratas no han mostrado evidencia de un potencial carcinogénico del bromazepam.

Genotoxicidad: Las pruebas in vitro e in vivo no han mostrado evidencia de un potencial mutagénico para el bromazepam.

Trastornos de fertilidad: La administración oral diaria de bromazepam a ratas no tuvo efectos en la fertilidad o en la capacidad reproductiva general de los animales.

Teratogenicidad: Se observaron aumentos en la mortalidad fetal y del número de neonatos muertos así como una disminución de la supervivencia de los animales jóvenes cuando se administró bromazepam a ratas preñadas. En estudios sobre embriotoxicidad/teratogenicidad, no se observaron efectos teratogénicos hasta una dosis de 125 mg/kg/día.

Después de dosis orales de hasta 50 mg/kg/día a conejos preñadas, se observó una disminución del aumento de peso materno, una disminución del peso fetal y un aumento de la reabsorción fetal.