Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
LATIXA Comprimidos de liberación prolongada
Marca

LATIXA

Sustancias

RANOLAZINA

Forma Farmacéutica y Formulación

Comprimidos de liberación prolongada

COMPOSICIÓN:

LATIXA 500 mg:

Cada COMPRIMIDO DE LIBERACIÓN PROLONGADA contiene:

Ranolazina 500 mg

LATIXA 1000 mg:

Cada COMPRIMIDO DE LIBERACIÓN PROLONGADA contiene:

Ranolazina 1000 mg

Excipientes: Celulosa microcristalina, copolímero ácido metacrílico acrilato de etilo, hipromelosa, estearato de magnesio, hidróxido de sodio, agua purificada. Para el comprimido de 500 mg el recubrimiento es Opadry II anaranjado 85 F93265, mientras que para el comprimido de 1000 mg el recubrimiento es Opadry II amarillo 33G92144.

INDICACIONES Y USO:

Vía de administración: Oral.

LATIXA está indicado para el tratamiento de la angina crónica.

LATIXA puede usarse con betabloqueantes, nitratos, bloqueadores del canal de calcio, tratamiento antiagregante plaquetario, tratamiento hipolipemiante, inhibidores de la ECA y bloqueadores del receptor de la angiotensina.

CONTRAINDICACIONES:

LATIXA está contraindicado en pacientes:

• Que toman inhibidores potentes del CYP3A (ver Interacción con otros medicamentos).

• Que toman inductores del CYP3A (ver Interacción con otros medicamentos).

• Con cirrosis hepática (ver Uso en poblaciones específicas).

REACCIONES ADVERSAS:

Experiencia en ensayos clínicos: Dado que los ensayos clínicos se realizan bajo condiciones muy diversas, las tasas de reacciones adversas observadas en los ensayos clínicos con un fármaco no pueden compararse de forma directa con las tasas en los ensayos clínicos realizados con otro fármaco y es posible que no reflejen las tasas observadas en la práctica clínica real.

Un total de 2018 pacientes con angina crónica han recibido tratamiento con ranolazina en ensayos clínicos controlados. De los pacientes tratados con LATIXA, 1026 fueron incluidos en tres estudios aleatorizados, doble ciego y controlados con placebo (CARISA, ERICA, MARISA) durante un máximo de 12 semanas. Además, tras la finalización del estudio, 1251 pacientes recibieron tratamiento con LATIXA en estudios abiertos a largo plazo; 1227 pacientes fueron expuestos a LATIXA durante más de 1 año, 613 pacientes durante más de 2 años, 531 pacientes durante más de 3 años y 326 pacientes durante más de 4 años.

Con las dosis recomendadas, aproximadamente el 6 % de los pacientes suspendió el tratamiento con LATIXA debido a un acontecimiento adverso en estudios controlados en pacientes con angina, en comparación con aproximadamente el 3 % en los pacientes que recibieron un placebo. Los acontecimientos más frecuentes que dieron lugar a la suspensión del tratamiento observados de forma más frecuente con LATIXA que con el placebo fueron mareos (1,3 % frente a 0,1 %), náuseas (1 % frente a 0 %), astenia, estreñimiento y cefalea (cada uno aproximadamente 0,5 % frente a 0 %). Las dosis superiores a 1000 mg dos veces al día no se toleran de forma adecuada.

En ensayos clínicos controlados de pacientes con angina, las reacciones adversas aparecidas durante el tratamiento notificadas con más frecuencia (> 4 % y más frecuentes con LATIXA que con el placebo) fueron mareos (6,2 %), cefalea (5,5 %), estreñimiento (4,5 %) y náuseas (4,4 %). Los mareos pueden estar relacionados con la dosis. En los estudios abiertos con tratamiento a largo plazo se observó un perfil de reacciones adversas similar.

Las siguientes reacciones adversas adicionales se produjeron con una incidencia de entre el 0,5 % y el 4,0 % en pacientes tratados con LATIXA y fueron más frecuentes que la incidencia observada en los pacientes tratados con placebo:

• Trastornos cardíacos, bradicardia, palpitaciones.

• Trastornos del oído y del laberinto, acúfenos, vértigo

• Trastornos oculares, visión borrosa

• Trastornos gastrointestinales dolor abdominal, boca seca, vómitos, dispepsia

• Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración-, astenia, edema periférico

• Trastornos del metabolismo y de la nutrición, anorexia

• Trastornos del sistema nervioso: síncope (vasovagal)

• Trastornos psiquiátricos, estado de confusión

• Trastornos renales y urinarios, hematuria

• Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos. disnea

• Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: hiperhidrosis

• Trastornos vasculares, hipotensión, hipotensión ortostática.

Otras reacciones adversas (< 0,5%) pero posiblemente importantes desde un punto de vista médico observadas con más frecuencia con LATIXA que con el placebo en todos los estudios controlados fueron: angioedema, insuficiencia renal, eosinofilia, cromaturia, urea elevada en sangre, hipoestesia, parestesia, temblor, fibrosis pulmonar, trombocitopenia, leucopenia y pancitopenia.

Un ensayo clínico extenso en pacientes con síndrome coronario agudo no puedo demostrar un beneficio de LATIXA, pero no se observó ningún efecto proarrítmico en estos pacientes de alto riesgo.

Anomalías analíticas: LATIXA produce elevaciones de la creatínina sérica en 0,1 mg/dl, con independencia de la función renal previa, posiblemente debido a la inhibición de la secreción tubular de creatinina. En general, este aumento presenta un inicio rápido, no muestra signos de progresión durante el tratamiento a largo plazo, es reversible después de la suspensión de LATIXA y no va acompañado de cambios en el BUN. En voluntarios sanos, LATIXA 1000 mg dos veces al día no produjo ningún efecto en la tasa de filtración glomerular. Después del inicio del tratamiento con LATIXA, en pacientes con insuficiencia renal grave se han notificado incrementos más notables y progresivos en la creatinina sérica, asociados a incrementos en el BUN o en el nivel de potasio, indicativos de insuficiencia renal aguda (ver Advertencias y precauciones y Uso en poblaciones específicas).

Experiencia posterior a la comercialización: Durante el periodo posterior a la aprobación de LATIXA se han identificado las siguientes reacciones adversas. Dado que estas reacciones se notificaron de forma voluntaria en una población de tamaño no determinado, no siempre es posible calcular de forma exacta su frecuencia o establecer una relación causal con la exposición al fármaco: Trastornos del sistema nervioso: temblor, parestesia, problemas de coordinación. También se han notificado otros acontecimientos adversos neurológicos graves que se producen, a veces de forma simultánea, en pacientes que toman ranolazina. La aparición de estos efectos se asoció normalmente a un incremento en la dosis de ranolazina o en la exposición. La mayoría de los pacientes notificó la resolución de los síntomas tras la suspensión del fármaco o la reducción de la dosis.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición, se han notificado casos de hipoglucemia en pacientes diabéticos en tratamiento con medicación antidiabética.

Trastornos psiquiátricos, alucinaciones

Trastornos renales y urinarios, disuria, retención urinaria

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: angioedema, prurito, erupción.

Comunicar a su médico o a su farmacéutico cualquier reacción adversa que estuviese descrita ó no, en el inserto.

INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS:

Efectos de otros medicamentos sobre la ranolazina:

• Inhibidores potentes de CYP3A: No usar LATIXA con inhibidores potentes de CYP3A, incluidos ketoconazol, itraconazol, claritromicina, nefazodona, nelfinavir, ritonavir, indinavir y saquinavir (ver Contraindicaciones).

• Inhibidores moderados de CYP3A: Limitar la dosis de LATIXA a 500 mg dos veces al día en pacientes que tomen inhibidores moderados de CYP3A, incluidos diltiazem, verapamilo, eritromicina, fluconazol y zumo de pomelo o productos que contengan zumo de pomelo (ver Posología y administración).

• Inhibidores de gp-P: El uso concomitante de LATIXA e inhibidores de gp-P, como la ciclosporina, puede producir incrementos en las concentraciones de ranolazina. Ajustar la dosis de LATIXA en función de la respuesta clínica en pacientes en tratamiento concomitante con inhibidores predominantes de gp-P, como la ciclosporina (ver Posología y administración).

• Inductores de CYP3A: No usar LATIXA con inductores de CYP3A, como rifampicina, rifabutina, rifapentina, fenobarbital, fenitoína, carbamazepina e hierba de San Juan (ver Contraindicaciones).

Efectos de la ranolazina sobre otros medicamentos:

• Fármacos metabolizados por CYP3A: Limitar la dosis de simvastatina en pacientes que tomen cualquier dosis de LATIXA a 20 mg una vez al día, cuando se administra ranolazina de forma concomitante. Puede ser necesario realizar ajustes de la dosis de otros sustratos sensibles del CYP3A4 (p. ej., lovastatina) y sustratos del CYP3A4 con un margen terapéutico reducido (p. ej„ ciclosporina, tacrolimús, sirolimús), ya que LATIXA puede incrementar las concentraciones plasmáticas de estos fármacos.

• Fármacos transportados por gp-P: El uso concomitante de ranolazina y digoxina da lugar a un incremento en la exposición a digoxina. Es posible que sea necesario ajustar la dosis de digoxina.

• Fármacos metabolizados por CYP2D6: La exposición a sustratos de CYP2D6, como los antidepresivos tricíclicos y los antipsicóticos, puede incrementarse durante la administración concomitante con LATIXA , y es posible que sea necesario administrar dosis más bajas de estos fármacos.

• Fármacos transportados por OCT2: En pacientes con diabetes mellitus tipo 2, el uso concomitante de LATIXA 1000 mg dos veces al día y metformina da lugar a un incremento de la metformina en los niveles plasmáticos. Cuando LATIXA 1000 mg dos veces al día se administra de forma concomitante con metformina, la dosis de metformina no debe superar los 1700 mg/día. Monitorizar los niveles de glucemia y los riesgos asociados con exposiciones elevadas de metformina.

La exposición de metformina no se incrementó de forma significativa cuando se administró con LATIXA 500 mg dos veces al día.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES:

Prolongación del intervalo QT: La ranolazina bloquea Ikr y prolonga el intervalo QT de forma relacionada con la dosis.

La experiencia clínica en una población con síndrome coronario agudo no mostró un incremento del riesgo de proarritmia ni de muerte súbita. No obstante, hay pocos datos disponibles sobre el uso de dosis altas, (> 1000 mg dos veces al día) o exposiciones prolongadas, otros fármacos que prolongan el intervalo QT, variantes del canal de potasio que prolongan el intervalo QT, en pacientes con antecedentes de síndrome del intervalo QT prolongado (o congénito) o en pacientes con prolongación del intervalo QT adquirida.

Insuficiencia renal: Se ha observado insuficiencia renal aguda en algunos pacientes con insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina [CrCl] < 30 ml/min) durante el tratamiento con LATIXA. En caso de desarrollo de insuficiencia renal aguda (p. ej., incremento notable en la creatinina sérica asociado a un incremento en el nitrógeno ureico en sangre [BUN]), suspender el tratamiento con LATIXA y tratar debidamente (ver Uso en poblaciones específicas),

Monitorizar la función renal tras el inicio del tratamiento y de forma periódica en pacientes con insuficiencia renal de moderada a grave (CrCI < 60 ml/min) para detectar incrementos en la creatinina sérica acompañados de un incremento en el BUN.

POSOLOGÍA Y ADMINISTRACIÓN:

Información posológica: Iniciar el tratamiento con LATIXA con una dosis de 500 mg dos veces al día e incrementar a 1000 mg dos veces al día, según sea necesario, en función de los síntomas clínicos. LATIXA puede tomarse con o sin alimentos. Los comprimidos de LATIXA deben tragarse enteros, sin triturarlos, romperlos ni masticarlos.

La dosis diaria máxima recomendada de LATIXA es 1000 mg dos veces al día.

Si se omite una dosis de LATIXA, tomar la dosis prescrita en el siguiente momento programado; no duplicar la siguiente dosis.

Modificación de la dosis: Puede ser necesario realizar ajustes de la dosis cuando se toma LATIXA en combinación con otros fármacos en concreto (ver Interacción con otros medicamentos). Limitar la dosis máxima de LATIXA a 500 mg dos veces al día en pacientes en tratamiento con inhibidores moderados del CYP3A, como diltiazem, verapamilo y eritromicina. Está contraindicado el uso de LATIXA con inhibidores potentes del CYP3A (ver Contraindicaciones, Interacción con otros medicamentos). El uso de inhibidores de la gp-P, como la ciclosporina, puede aumentar la exposición a LATIXA. Ajustar la dosis de LATIXA en función de la respuesta clínica (ver Interacción con otros medicamentos).


USO EN POBLACIONES ESPECÍFICAS:

Embarazo:

Resumen de riesgos: No hay datos disponibles sobre el uso de LATIXA en mujeres embarazadas que permitan informar sobre los riesgos asociados al fármaco. Los estudios en ratas y conejos no mostraron signos de daño fetal en exposiciones 4 veces mayores a lá dosis máxima recomendada en humanos (DMRH) (ver Datos).

En la población general de EE.UU., el riesgo de fondo estimado de defectos de nacimiento graves y de aborto en embarazos reconocidos clínicamente es del 2%- 4% y del 15%- 20%, respectivamente.

Datos:

Datos sobre estudios en animales: Se han realizado estudios de toxicidad embriofetal en ratas y conejos administrando ranolazina por vía oral durante la organogenia. En ratas, se observó una reducción del peso fetal y una reducción de la osificación en dosis (correspondientes a 4 veces el AUC de la DMRH) que provocaron pérdidas de peso maternas. No se observaron efectos adversos fetales en ninguna de las especies expuestas (AUC) a ranolazina con exposiciones (AUC) iguales a la DMRH.

Lactancia:

Resumen de riesgos: No existen datos sobre la presencia de ranolazina en la leche humana, los efectos en el lactante ni sobre los efectos en la producción de leche. No obstante, la ranolazina está presente en la leche de ratas (ver Uso en poblaciones específicas). Deben tenerse en cuenta los beneficios de la lactancia sobre el desarrollo y la salud, junto con la necesidad clínica de la madre de recibir LATIXA, así como cualquier posible efecto adverso en el lactante producido por LATIXA o por la enfermedad subyacente de la madre.

En ratas hembras adultas se administró ranolazina por vía oral desde el día 6 de gestación hasta el día 20 después del parto. No se observaron efectos adversos en el desarrollo de la cría, la conducta o los parámetros de reproducción con un nivel de dosis materno de 60 mg/kg/día (igual a la DMRH en función del AUC). Con dosis tóxicas para la madre, las crías hembras y machos mostraron un incremento de la mortalidad y una reducción del peso corporal, y las crías hembras mostraron un incremento de la actividad motora. Las crías estuvieron potencialmente expuestas a cantidades bajas de ranolazina a través de la leche materna.

Población pediátrica: No se han establecido la seguridad y la eficacia en pacientes pediátricos.

Pacientes de edad avanzada: De los pacientes con angina crónica tratados con LATIXA en estudios controlados, 496 (48%) tenían 65 años de edad y 114 (11 %) tenían 2: 75 años de edad. No se observaron diferencias generales en la eficacia entre los pacientes de mayor y menor edad. No se observaron diferencias en la seguridad en los pacientes de 65 años en comparación con los pacientes más jóvenes, pero los pacientes de 75 años de edad tratados con LATIXA, en comparación con placebo, presentaron una incidencia más elevada de acontecimientos adversos, acontecimientos adversos graves y suspensiones del tratamiento debido a acontecimientos adversos. En general, la selección de la dosis para un paciente de edad avanzada debe iniciarse normalmente con la dosis más baja del intervalo posológico, lo que refleja la frecuencia superior de reducción de la función hepática, renal o cardíaca y de enfermedades concomitantes, o de tratamiento con otros medicamentos.

Uso en pacientes con insuficiencia hepática: LATIXA está contraindicado en pacientes con cirrosis hepática. En un estudio de paciente cirróticos, la Cmáx. de ranolazina se incrementó en un 30 % en pacientes cirróticos con insuficiencia hepática leve (clase Child-Pugh clase A), pero se incrementó en un 80 % en pacientes cirróticos con insuficiencia hepática moderada (clase Child-Pugh clase B), en comparación con los pacientes sin insuficiencia hepática. Este incremento no fue suficiente para explicar el incremento de 3 veces en la prolongación del intervalo QT observado en pacientes cirróticos con insuficiencia hepática de leve a moderada.

Uso en pacientes con insuficiencia renal: Un estudio farmacocinético de LATIXA en pacientes con insuficiencia renal grave (CrCI < 30 ml/min) se interrumpió cuando 2 de los 4 pacientes desarrollaron insuficiencia renal aguda después de recibir LATIXA 500 mg dos veces al día durante 5 días (fase inicial), seguido de 1000 mg dos veces al día un día (1 dosis en un paciente y 11 dosis en el otro). Se observaron incrementos de la creatinina, del BUN y del potasio en 3 pacientes durante la fase inicial con 500 mg. Un paciente necesitó hemodiálisis, mientras que los otros dos pacientes mejoraron tras la suspensión del fármaco (ver Advertencias y precauciones). Debe monitorizarse la función renal deforma periódica en pacientes con insuficiencia renal de moderada a grave. Suspender el tratamiento con LATIXA si se desarrolla insuficiencia renal aguda.

En un estudio independiente, la Cmáx. aumentó entre un 40 % y un 50 % en pacientes con insuficiencia renal leve, moderada o grave en comparación con los pacientes sin insuficiencia renal, lo que sugiere un incremento similar en la exposición en pacientes con insuficiencia renal, con independencia del grado de la insuficiencia. No se ha evaluado la farmacocinética de ranolazina en pacientes en diálisis.

Uso en pacientes con insuficiencia cardíaca: La insuficiencia cardíaca (clase I a IV de la NYHA) no presentó ningún efecto significativo en la farmacocinética de la ranolazina. LATIXA produjo efectos mínimos en la frecuencia cardíaca y en la presión arterial en pacientes con angina e insuficiencia cardíaca de clase I a IV de la NYHA. No es necesario aplicar ningún ajuste de la dosis de LATIXA en pacientes con insuficiencia cardíaca.

Uso en pacientes con diabetes mellitus: Una evaluación farmacocinética poblacional de datos de pacientes con angina y sujetos sanos no mostró ningún efecto de la diabetes en la farmacocinética de la ranolazina. No es necesario aplicar ningún ajuste de la dosis en pacientes con diabetes.

LATIXA produce ligeras reducciones en el nivel de HbAlc en pacientes con diabetes, pero se desconoce la relevancia clínica de este hecho. LATIXA no debe considerarse un tratamiento para la diabetes.

SOBREDOSIS:

Las dosis orales elevadas de ranolazina producen incrementos relacionados con la dosis en la aparición de mareos, náuseas y vómitos. La exposición intravenosa elevada también produce diplopía, parestesia, confusión y síncope. Además de las medidas complementarias generales, debe garantizarse una monitorización ECG continua en caso de sobredosis. Se ha notificado temblor intenso, marcha inestable/descoordinación, disfasia y alucinaciones en casos de sobredosis con LATIXA.

Dado que la ranolazina se une en aproximadamente un 62 % a las proteínas plasmáticas, es improbable que la hemodiálisis sea eficaz en la eliminación de la ranolazina.

CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO:

Almacenar por debajo de 30 °C y fuera del alcance de los niños.

Venta con receta médica.

Fabricado por:

Menarini - Von Heyden GmbH Alemania

Importado por:

Biotoscana Farma de Perú S.A.C

MENARINI PERÚ

Av. El Derby 254 Edificio Lima Centra Tower
Ofic. 2406 Surco - Lima
Telf.: 713-8080


PERIODO DE VALIDEZ:

24 meses.

LATIXA no se debe utilizar después de la fecha de caducidad indicada en el envase.