Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
KETACOR 30MG/1ML Solución inyectable
Marca

KETACOR 30MG/1ML

Sustancias

KETOROLACO TROMETAMINA

Forma Farmacéutica y Formulación

Solución inyectable

COMPOSICIÓN:

Cada AMPOLLA de 1 mL contiene: Ketorolaco trometamina 30 mg.

Excipientes: Alcohol etílico, cloruro de sodio, hidróxido de sodio, agua para inyección c.s.p 1,00 mL.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

• Tratamiento a corto plazo del dolor moderado o severo postoperatorio

• Tratamiento de soporte del dolor causado por el cólico nefrítico.

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS:

Mecanismo de acción: Ketorolaco es un antiinflamatorio no esteroideo derivado del ácido acético con propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antipiréticas. Su mecanismo de acción es la inhibición de la actividad de la ciclooxigenasa y por lo tanto de la síntesis de prostaglandinas. Ketorolaco es una mezcla racémica de los enantiómeros (-)S y (+)R, siendo la forma S la que posee actividad analgésica. Ketacor no produce efectos significativos sobre el SNC en animales, y no posee propiedades sedantes ni ansiolíticas.

Farmacocinética: Ketorolaco se absorbe rápida y completamente por vía oral y parenteral. La concentración plasmática máxima aparece a los 50 minutos tras su administración intramuscular y a los 5.4 minutos por vía intravenosa después de una dosificación única de 30 mg. La unión a proteínas plasmáticas es mayor al 99% con un volumen de distribución medio de 0.15 l/kg luego de una administración IM o IV de 10 mg. Prácticamente todo lo que circula en el plasma está en forma de ketorolaco (96%) o de p-hidroxiketorolaco (famacológicamente inactivo). Ketorolaco atraviesa la placenta aproximadamente hasta un 10 % y ha sido detectado en la leche materna en bajas concentraciones. La vida media de ketorolaco es de aproximadamente 5 horas en adultos y de 7 horas en pacientes de la tercera edad. Ketorolaco se metaboliza principalmente en el hígado mediante la conjugación del ácido glucurónico. La eliminación es principalmente por vía renal (alrededor del 92 %) el resto se elimina por las heces.

Pacientes con insuficiencia renal: Dado que el ketorolaco y sus metabolitos se eliminan principalmente por vía renal, ketorolaco no debe administrarse en pacientes con insuficiencia renal moderada o grave (creatinina sérica > 442 umol/l). En cuanto a los pacientes con menor grado de insuficiencia (creatinina sérica > 170-442 mol/l), deben recibir dosis menores (la mitad de lo recomendado sin llegar a 60 mg diarios). La diálisis apenas permite eliminar el ketorolaco de la sangre.


FORMA FARMACÉUTICA Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Solución inyectable Intramuscular – Intravenoso

CONTRAINDICACIONES:

Ketorolaco está contraindicado en los siguientes casos:

• Úlcera péptica, antecedentes de hemorragia o perforación gastrointestinal.

• Hipersensibilidad al ketorolaco u otros AINES.

• Insuficiencia cardiaca grave.

• Insuficiencia renal moderada a severa.

• Pacientes con diátesis hemorrágica y trastornos de la coagulación.

• Durante el tercer trimestre del embarazo, el parto y la lactancia.

• Uso simultaneo con otros AINEs

REACCIONES ADVERSAS:

Los pacientes tratados con ketorolaco pueden experimentar las siguientes reacciones adversas:

Trastornos gastrointestinales: Puede ocurrir úlcera péptica, perforación o hemorragia gastrointestinal, en ocasiones mortales sobre todo en ancianos. Existen reportes notificando; Sequedad de la boca, nauseas, vómitos, diarrea, flatulencias, estreñimiento, dispepsia, eructos, esofagitis, rectorragia, pancreatitis, colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn. Con menos frecuencia se ha observado gastritis.

Infecciones: Meningitis aséptica.

Trastornos del sistema nervioso: Convulsiones, mareos, cefalea, hipercinesia, parestesias.

Trastornos psiquiátricos: Sueños anormales, alteración del pensamiento, ansiedad, depresión, insomnio, euforia, alucinaciones, somnolencia, disminución de la capacidad de concentración, nerviosismo.

Trastornos renales y urinarios: Insuficiencia renal aguda, dolor de riñones (con hematuria e hiperazoemia), polaquiuria, retención urinaria, nefritis intersticial, síndrome nefrótico, síndrome hemolítico urémico.

Trastornos cardiacos: Palpitaciones, bradicardia e insuficiencia cardiaca.

Trastornos vasculares: Hipertensión, hipotensión, hematomas, rubefacción, palidez, hemorragia postquirúrgica.

Los resultados epidemiológicos y ensayos clínicos sugieren que el uso de los COXIBS y de algunos AINES puede estar asociado a un pequeño incremento del riesgo de acontecimientos arteriales trombóticos. Aunque no se ha demostrado que ketorolaco aumente la incidencia de estos acontecimientos, no hay datos suficientes que lo excluyan de dicho riesgo.

Trastornos respiratorios: Asma bronquial, disnea, edema pulmonar, epistaxis.

Trastornos hepatobiliares: Hepatitis, ictericia colestásica, insuficiencia hepática.

Trastornos de la sangre y del sistema linfático: Trombocitopenia.

Trastornos del sistema sensorial: Alteraciones de la vista, acúfenos, hipoacusia, vértigo, polidipsia, mialgias.

INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS:

No se recomienda el uso simultáneo de ketorolaco con:

Otros AINES, incluyendo el ácido acetil-salicílico e inhibidores selectivos de la ciclooxigenasa-2 (COXB- 2): Puede aumentar el riesgo de úlcera gastrointestinal y hemorragias.

Anticoagulantes: Ketorolaco puede potenciar el efecto de los anticoagulantes como los dicumarínicos. Los pacientes que se hallan bajo tratamiento con heparina a dosis plenas, pueden presentar mayor riesgo de sangrado cuando se administra junto con ketorolaco, el uso concomitante está contraindicado.

Antiagregantes plaquetarios (como ácido acetilsalicílico, ticlopidina o clopidrogel): Ketorolaco no debe administrarse conjuntamente con antiagregantes plaquetarios debido a un efecto aditivo en la inhibición de la función plaquetaria. Ketorolaco reduce las concentraciones de tromboxano y prolonga el tiempo de sangría.

Pentoxifilina: Aunque no está claramente establecida la interacción, no se aconseja la administración simultánea.

Probenecida: Reduce el aclaramiento plasmático y el volumen de distribución de ketorolaco así como un incremento significativo de la vida media del fármaco.

Corticosteroides: Aumenta el riesgo de úlcera o hemorragia gastrointestinal.

Metotrexato: La administración concomitante con ketorolaco deberá realizarse con precaución ya que algunos inhibidores de las prostaglandinas reducen la secreción tubular del metotrexato incrementando la toxicidad.

Furosemida: Ketorolaco por vía parenteral disminuyó en un 20% la respuesta diurética de la furosemida en voluntarios sanos normovolémicos. Se recomienda extremar las precauciones en los pacientes con insuficiencia cardíaca.

Antidepresivos del tipo inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o inhibidores de la recaptación de serotonina y de noradrenalina: Pueden incrementar el riesgo de sangrado gastrointestinal.

Litio: Los AINES, incluido ketorolaco, pueden incrementar los niveles plasmáticos de litio, posiblemente por reducción de su aclaramiento renal. Deberá evitarse su administración conjunta.

INCOMPATIBILIDAD:

Ketorolaco no debe mezclarse en volúmenes pequeños, por ejemplo en la misma jeringa, con morfina, meperidina, prometacina o hidroxicina ya que puede producirse precipitación del ketorolaco en la solución.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES:

Hemorragias, úlceras y perforaciones intestinales: Las evidencias epidemiológicas muestran que ketorolaco a las dosis recomendadas, puede asociarse con un riesgo más elevado de toxicidad gastrointestinal grave en comparación con otros AINEs. Estos eventos se presentan especialmente en tratamientos prolongados. Los acontecimientos gastrointestinales (ulceración, perforación y hemorragia) con desenlace mortal asociado al uso de AINES, incluido ketorolaco, se han producido principalmente en pacientes ancianos o debilitados.

Al igual que con otros AINEs, la incidencia y severidad de las complicaciones gastrointestinales puede incrementarse con el aumento de la dosis y la duración del tratamiento. Los pacientes con antecedentes de úlcera péptica tienen más posibilidades de presentar complicaciones gastrointestinales graves durante el tratamiento con ketorolaco.

Deberá tenerse máxima precaución y considerar la combinación con agentes gastroprotectores en pacientes que reciben concomitantemente medicamentos que puedan incrementar el riesgo de ulceración o sangrado gastrointestinal, como heparina a dosis profilácticas, antiagregantes plaquetarios como ácido acetilsalicílico, pentoxifilina, corticosteriodes por vía sistémica, anticoagulantes como warfarina, trombolíticos y antidepresivos del tipo inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina.

Deberá suspenderse inmediatamente el tratamiento con ketorolaco si se sospecha de hemorragia o úlcera gastrointestinal.

Efectos renales: Al igual que otros inhibidores de la síntesis de prostaglandinas, ketorolaco puede elevar los niveles plasmáticos de nitrógeno ureico y de creatinina. Otros problemas asociados al uso son: nefritis glomerular, nefritis intersticial, necrosis papilar renal, síndrome nefrótico e insuficiencia renal aguda.

Las prostaglandinas son responsables del mantenimiento del flujo renal en condiciones de hipovolemia o deshidratación. La administración de inhibidores de la síntesis de prostaglandinas en estas situaciones puede dar lugar a un deterioro de la función renal al disminuir el flujo. Por esta razón no deben administrarse AINEs en pacientes que han sufrido pérdida considerable de sangre o sufren una deshidratación severa.

Debido a que ketorolaco y sus metabolitos se excretan principalmente por el riñon, los pacientes con enfermedad o insuficiencia renal importante no deberían ser tratados con ketorolaco. En caso de optarse por la administración, deberá reducirse la dosis y monitorizar la función renal ya que el aclaramiento del ketorolaco disminuye en proporción a la reducción del aclaramiento de creatinina. En pacientes con valores de creatinina sérica que oscilan desde 1.9 a 5.0 mg/dL, el aclaramiento del ketorolaco se reduce aproximadamente a la mitad.

Efectos hematológicos: Deberá tenerse máxima precaución y vigilia si se administra ketacor a pacientes que tengan trastornos de la coagulación. La administración concomitante con algún tratamiento que afecte la hemostasia (warfarina, heparina y dextranos), puede aumentar el riesgo de hemorragia. Ketorolaco no afecta el recuento de plaquetas, el tiempo de protrombina o el tiempo parcial de la tromboplastina.

Los pacientes que se hallan bajo un tratamiento con anticoagulantes dicumarínicos o heparina a dosis plenas, pueden presentar un mayor riesgo de sangrado cuando se administren junto con ketorolaco. En pacientes que reciben dosis bajas de heparina (2500 – 5000 UI, subcutánea, 2 veces al día) la asociación de riesgo es menor.

Debido al riesgo de sangrado, se recomienda tener precaución cuando se requiera una hemostasia estricta teniendo en cuenta la actividad farmacológica de los inhibidores de la ciclooxigenasa.

Efectos cardiovasculares y cerebrovasculares: Las siguientes condiciones clínicas deberán ser bien valoradas antes de iniciar tratamiento con ketorolaco.

• Hipertensión

• Insuficiencia cardíaca congestiva, leve o moderada

• Isquemia coronaria

• Enfermedad arterial periférica

• Enfermedad cerebro vascular hiperlipidemia

• Diabetes mellitus

Efectos hepáticos: El uso de ketorolaco puede producir pequeñas elevaciones de alguno de los parámetros hepáticos (SGOT Y SGPT). De presentarse evidencia clínica de disfunción hepática, deberá suspenderse inmediatamente el tratamiento.

Efectos cutáneos graves: Muy raramente pueden aparecer reacciones cutáneas graves, alguna ellas mortales, que incluyen; Eritema multiforme, dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens Johnson y necrólisis epidérmica tóxica.

Debe interrumpirse la administración de ketorolaco a la primera aparición de una erupción cutánea, lesiones de las mucosas o cualquier otro signo de hipersensibilidad. Se debe instruir al paciente que informe inmediatamente a su médico de cualquier trastorno cutáneo que se detecte.

Otras precauciones:

A) Fertilidad, embarazo y lactancia: El uso de ketorolaco puede afectar la fertilidad y no se recomienda en mujeres que pretendan quedar embarazadas.

Ketorolaco atraviesa aproximadamente en un 10% la barrera placentaria.

Ketorolaco está contraindicado durante el tercer trimestre del embarazo, durante el parto y en la lactancia.

Ketorolaco puede inhibir las contracciones uterinas con lo que aumentaría el riesgo de metrorragia.

Se ha detectado que KETACOR se excreta en la leche materna en bajas concentraciones, por lo tanto, está contraindicado en madres en periodo de lactancia.

B) Efecto sobre la capacidad para conducir máquinas: Algunos pacientes pueden experimentar somnolencia, mareo, vértigo durante el tratamiento con ketorolaco. Se recomienda precaución al conducir vehículos o utilizar maquinas.

C) Advertencia sobre los excipientes: Este medicamento contiene etanol por lo que puede resultar perjudicial para personas que padecen de alcoholismo.

DOSIS:

En el tratamiento del dolor causado por el cólico nefrítico se recomienda una dosis única de 30 mg por vía IM o IV.

La dosis de ketorolaco solución inyectable deberá ajustarse de acuerdo a la severidad del dolor y la respuesta del paciente procurando administrar la dosis mínima eficaz esto con el fin de reducir los efectos adversos. La dosis inicial recomendada de ketorolaco por vía IM o IV es de 10 mg seguidos de 10 a 30 mg cada 4 a 6 horas.

La dosis máxima diaria recomendada es de 90 mg para adultos y de 60 mg en caso de ancianos. La duración máxima del tratamiento no debe superar los 2 días. En el caso de pasarse posteriormente a tratamiento oral, la duración total del tratamiento no podrá superar los 7 días. No se ha establecido la eficacia y seguridad de ketorolaco en niños, por lo tanto, no se recomienda su administración a menores de 16 años.

Ketorolaco solución inyectable puede administrarse in bolus directo (no menos de 15 segundos) o diluirse en soluciones de cloruro de sodio o dextrosa 5%.

La inyección intramuscular de ketorolaco debe ser en forma lenta y profunda.

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS:

En casos de sobredosis se han reportado principalmente los siguientes síntomas; Dolor abdominal, vómitos, hiperventilación, úlcera gastroduodenal y disfuncional renal. El tratamiento es sintomático y de soporte ya que no existe antídotos específicos. Deberá acudir inmediatamente a su médico.

CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO:

Almacenar a una temperatura no mayor de 30 °C.


PERIODO DE VALIDEZ: 2 años

Fabricado por: Laboratorio Farmacéutica OTARVASQ S.A.C

Av. Manuel Ugarte Nro. 142 Urb. El puente, Santa Anita – Lima – Perú Teléfono: 362-7891

Para: Droguería

CORVAL PHARMACEUTICAL S.A.C

Jr. Lucanas Nro. 148 José Gálvez, Villa María del triunfo – Lima – Perú Teléfono: 256-8779