Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
FLUTIMAR 50 Aerosol para inhalación
Marca

FLUTIMAR 50

Sustancias

FLUTICASONA

Forma Farmacéutica y Formulación

Aerosol para inhalación

Presentación

1 Caja, 1 Frasco presurizado, 120 Dosis, 50 mcg

1 Caja, 1 Frasco presurizado, 300 Dosis, 50 mcg

COMPOSICIÓN:

FLUTIMAR® 125:

Cada dosis liberada contiene:

Fluticasona propionato 125 mcg

Excipientes: Lecitina, etanol, tetrafluoroetano (HFA-134a)

FLUTIMAR® 50:

Cada dosis liberada contiene:

Fluticasona propionato 50 mcg

Excipientes: Lecitina, etanol, tetrafluoroetano (HFA-134a)

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

El propionato de fluticasona administrado por inhalación ofrece un tratamiento profiláctico para el asma.

Adultos:

Asma leve: Pacientes que requieren medicación broncodilatadora intermitente de asma sintomática de manera regular diariamente.

Asma moderada: Pacientes con asma inestable o que empeora a pesar de la terapia profiláctica o broncodilatadora sola

Asma grave: Pacientes con asma crónica severa y aquellos que son dependientes de los corticosteroides sistémicos para el control adecuado de los síntomas. En la introducción del propionato de fluticasona inhalado muchos de estos pacientes pueden ser capaces de reducir significativamente, o eliminar, su necesidad de corticosteroides orales.

Niños: Cualquier niño que requiera medicación profiláctica, incluyendo pacientes no controlados con profilácticos actualmente disponibles.

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS:

Propiedades farmacodinámicas: El propionato de fluticasona administrado por inhalación a dosis recomendadas tiene una potente acción antiinflamatoria glucocorticoide dentro de los pulmones, lo que resulta en una reducción de los síntomas y exacerbaciones del asma, con una menor incidencia y gravedad de efectos adversos que los observados cuando los corticosteroides se administran sistemáticamente.

Propiedades farmacocinéticas: En sujetos sanos la biodisponibilidad sistémica media de FLUTIMAR® es del 28,6%. En pacientes con asma (FEV1<75%previsto), la biodisponibilidad sistémica absoluta media se redujo en un 62%. La absorción sistémica se produce principalmente a través de los pulmones y se ha demostrado que está linealmente relacionada con la dosis en el intervalo de dosis de 500 a 2000 microgramos.

La absorción es inicialmente rápida y luego prolongada y el resto de la dosis puede ser tragado.

La biodisponibilidad oral absoluta es despreciable (<1%) debido a una combinación de absorción incompleta en el tracto gastrointestinal y un extenso metabolismo de primer paso.

87-100% de una dosis oral se excreta en las heces, hasta un 75% como compuesto original. También hay metabolito principal no activo.

Después de una dosis intravenosa, el propionato de fluticasona se distribuye excesivamente en el cuerpo. La alta tasa de eliminación indica un aclaramiento hepático extenso.

Datos preclínicos de seguridad: La toxicología ha mostrado sólo aquellos efectos de clase típicos de potentes corticosteroides, y éstos sólo a dosis muy superiores en exceso de lo propuesto para uso terapéutico. No se identificaron efectos novedosos en pruebas de toxicidad de dosis repetidas, estudios reproductivos o estudios teratológicos. El propionato de fluticasona carece de actividad mutagénica in vitro e in vivo y no mostró ningún efecto tumorigénico potencial en roedores. Es no irritante y no sensibilizante en modelos animales.

Se ha demostrado que el propelente no-CFC, HFA 134a, no tiene efectos tóxicos a concentraciones de vapor muy altas, muy por encima de los probables de ser experimentados por los pacientes, en una amplia gama de especies animales expuestas diariamente por períodos de dos años.

El uso de HFA 134a como propelente no ha alterado el perfil de toxicidad del propionato de fluticasona comparado con el que utiliza el propelente convencional de CFC.

CONTRAINDICACIONES:

Hipersensibilidad a la sustancia activa o a cualquiera de los excipientes enumerados en la sección Composición.

EMBARAZO Y LACTANCIA:

Embarazo: Hay evidencia inadecuada de la seguridad del propionato de fluticasona en el embarazo humano. Los datos sobre un número limitado (200) de embarazos expuestos indican que no hay efectos adversos de propionato de fluticasona sobre el embarazo o la salud del feto/recién nacido. Hasta la fecha no se dispone de otros datos epidemiológicos pertinentes. La administración de corticosteroides a animales preñados puede causar anomalías en el desarrollo del feto, incluyendo el paladar hendido y el retraso del crecimiento intrauterino. Por lo tanto, puede haber un riesgo muy pequeño de tales efectos en el feto humano. Cabe señalar, sin embargo, que los cambios fetales en animales se producen después de una exposición sistémica relativamente alta. Debido a que FLUTIMAR® ofrece propionato de fluticasona directamente a los pulmones por la vía inhalatoria, evita el alto nivel de exposición que se produce cuando los corticosteroides se administran por rutas sistémicas. La administración del propionato de fluticasona durante el embarazo sólo debe ser considerado si el beneficio esperado para la madre es mayor que cualquier posible riesgo para el feto.

Lactancia materna: La secreción de propionato de fluticasona en la leche materna no ha sido investigada. La administración subcutánea del propionato de fluticasona a ratas lactantes de laboratorio produjeron niveles plasmáticos medibles y evidencia de propionato de fluticasona en la leche. Sin embargo, es probable que los niveles plasmáticos en humanos después de la inhalación a las dosis recomendadas sean bajos.

Cuando el propionato de fluticasona se usa en madres lactantes, los beneficios terapéuticos deben ser sopesados contra los peligros potenciales para la madre y el bebé.

EFECTOS SOBRE LA CAPACIDAD PARA CONDUCIR Y UTILIZAR MÁQUINAS:

Propionato de fluticasona es poco probable que produzca un efecto.

REACCIONES ADVERSAS:

Los eventos adversos se enumeran a continuación según el sistema de clasificación de órganos y la frecuencia. Las frecuencias se definen como: muy frecuente (≥1/10), frecuente (≥1/100 y <1/10), poco frecuente (≥1/1000 y <1/100), raro (≥1 / 10.000 y <1/1000), muy raro (<1 / 10.000) y desconocido (no puede estimarse a partir de los datos disponibles) incluyendo los informes aislados. Los eventos muy frecuentes, frecuentes y poco frecuentes se determinaron generalmente a partir de los datos de los ensayos clínicos. Los eventos raros y muy raros fueron generalmente determinados a partir de datos espontáneos.

Sistema de clasificación de órganos

Evento adverso

Frecuencia

Infecciones e infestaciones

Candidiasis de la boca y la garganta

Neumonía (en pacientes con EPOC)

Candidiasis esofágica

Muy frecuente

Frecuente

Raro

Desórdenes del sistema inmunológico

Reacciones de hipersensibilidad con las siguientes manifestaciones:

Reacciones cutáneas de hipersensibilidad

Angioedema (principalmente edema facial y orofaríngeo),

Síntomas respiratorios (disnea y/o broncoespasmo),

Reacciones anafilácticas


Poco frecuente

Muy raro


Muy raro


Muy raro

Desórdenes endocrinos

Síndrome de Cushing, características de Cushingoid, supresión suprarrenal, retraso del crecimiento en niños y adolescentes, disminución de densidad mineral ósea, cataratas, glaucoma

Muy raro

Desórdenes del metabolismo y nutrición

Hiperglucemia (véaseAdvertencias y precauciones especiales de empleo”)

Muy raro

Desórdenes psiquiátricos

Ansiedad, trastornos del sueño, cambios de comportamiento, incluyendo hiperactividad e irritabilidad (predominantemente en niños)

Depresión, agresión (predominantemente en niños)

Muy raro


Desconocido

Desórdenes respiratorios, torácicos y mediastínicos

Ronquera/disfonía

Broncoespasmo paradójico

Epistaxis

Frecuente

Muy raro

Desconocido

Desórdenes gastrointestinales

Dispepsia

Muy raro

Desórdenes del tejido subcutáneo y piel

Contusiones

Frecuente

Desórdenes del tejido conectivo y musculoesquelético

Artralgia

Muy raro

La ronquera y la candidiasis en la boca y garganta (aftas) ocurren en algunos pacientes. Estos pacientes pueden encontrar útil enjuagar su boca con agua después de usar el inhalador. La candidiasis sintomática puede ser tratada con terapia tópica anti-hongos mientras continúa con FLUTIMAR®.

Los posibles efectos sistémicos incluyen síndrome de Cushing, características de Cushingoid, supresión suprarrenal, retraso del crecimiento, disminución de la densidad mineral ósea, cataratas, glaucoma (véase Advertencias y precauciones especiales de empleo).

Al igual que ocurre con otra terapia de inhalación, puede ocurrir un broncoespasmo paradójico (véase Advertencias y precauciones especiales de empleo). Esto debe ser tratado inmediatamente con un broncodilatador inhalado de acción rápida. FLUTIMAR® debe ser suspendido inmediatamente, el paciente evaluado y, si es necesario, la terapia alternativa instituida.

Hubo un incremento del reporte de neumonía en estudios de pacientes con EPOC recibiendo propionato de fluticasona 500 microgramos.

Los médicos deben permanecer vigilantes ante el posible desarrollo de neumonía en pacientes con EPOC, ya que las características clínicas de la neumonía y la exacerbación se solapan frecuentemente.

Notificación de sospecha de reacciones adversas: La notificación de las sospechas de reacciones adversas tras la autorización del medicamento es importante. Esto permite seguir controlando el equilibrio beneficio/riesgo del medicamento. Se pide a los profesionales de la salud que informen cualquier sospecha de reacciones adversas.

INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS Y OTRAS FORMAS DE INTERACCIÓN:

En circunstancias normales, las concentraciones plasmáticas bajas de propionato de fluticasona se logran después de la dosificación inhalada, debido al extenso metabolismo de primer paso y al alto aclaramiento sistémico mediado por el citocromo P450 3A4 en el intestino e hígado. Por lo tanto, las interacciones farmacológicas clínicamente significativas mediadas por propionato de fluticasona son poco probables.

En un estudio de interacción en sujetos sanos con propionato de fluticasona intranasal, ritonavir (un inhibidor altamente potente del citocromo P450 3A4) 100 mg dos veces al día incrementó las concentraciones plasmáticas de propionato de fluticasona varios cientos de veces, dando como resultado concentraciones de cortisol séricas marcadamente reducidas. No se dispone de información sobre esta interacción para el propionato de fluticasona inhalado, pero se espera un marcado aumento de los niveles plasmáticos de propionato de fluticasona. Casos del síndrome de Cushing y supresión suprarrenal han sido reportados. La combinación debe evitarse a menos que el beneficio supere el riesgo aumentado de efectos secundarios de glucocorticoides sistémicos.

En un pequeño estudio en voluntarios sanos, el inhibidor de CYP3A ligeramente menos potente, ketoconazol aumentó la exposición del propionato de fluticasona después de una sola inhalación en un 150%. Esto resultó en una mayor reducción del cortisol plasmático en comparación con el propionato de ftuticasona solo. En el co-tratamiento con otros inhibidores potentes del CYP3A, como itraconazol, es también esperado el incremento de la exposición sistémica de propionato de fluticasona y el riesgo de efectos secundarios sistémicos. La precaución es recomendada y el tratamiento prolongado con tales drogas debería, si es posible, ser evitado.

En el co-tratamiento con otros inhibidores potentes del CYP3A, incluyendo los productos que contienen cobicistato, es esperado el incremento del riesgo de efectos secundarios sistémicos.

Otros inhibidores de CYP3A4 producen incrementos insignificantes (eritromicina) y menores (ketoconazol) de la exposición sistémica al propionato de fluticasona sin reducciones notables en las concentraciones de cortisol sérico. Las combinaciones deben evitarse a menos que el beneficio sobrepase el potencial incremento del riesgo de efectos secundarios de corticosteroides sistémicos, en cuyo caso los pacientes deben ser monitoreados para los efectos secundarios de corticosteroides sistémicos.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO:

El manejo del asma debe seguir un programa escalonado, y la respuesta del paciente debe ser monitoreada clínicamente y por pruebas de función pulmonar.

La técnica de inhalación del paciente debe ser revisada regularmente para asegurarse de que el accionamiento del inhalador está sincronizado con la inspiración para asegurar la entrega óptima a los pulmones. Durante la inhalación, el paciente debe preferentemente sentarse o pararse. El inhalador ha sido diseñado para su uso en posición vertical.

El deterioro súbito y progresivo en el control del asma es potencialmente mortal y se debe considerar el aumento de la dosis de corticosteroides. En los pacientes considerados de riesgo, se puede establecer una monitorización diaria del flujo máximo.

FLUTIMAR® no está diseñado para aliviar los síntomas agudos para los que se requiere un broncodilatador de inhalación de corta duración. Se debe aconsejar a los pacientes que dispongan de estos medicamentos de rescate.

El asma grave requiere una evaluación médica regular, incluyendo pruebas de función pulmonar, ya que los pacientes corren el riesgo de ataques graves e incluso la muerte. El uso creciente de agonistasß2 inhalados de acción corta para aliviar los síntomas indica un deterioro del control del asma. Si los pacientes encuentran que el tratamiento broncodilatador de alivio de acción corta se vuelve menos eficaz, o si necesitan más inhalaciones de lo habitual, debe buscarse atención médica. En esta situación los pacientes deben ser reevaluados y se debe considerar la necesidad de un aumento de la terapia antiinflamatoria (por ejemplo, dosis más altas de corticosteroides inhalados o un curso de corticosteroides orales). Las exacerbaciones graves del asma deben tratarse de la manera normal.

Ha habido reportes muy raros de aumentos en los niveles de glucosa en sangre, en pacientes con o sin antecedentes de diabetes mellitus (véase Reacciones adversas). Esto debe ser considerado en particular cuando se prescribe a pacientes con antecedentes de diabetes mellitus.

Al igual que ocurre con otra terapia de inhalación, puede ocurrir un broncoespasmo paradójico con un aumento inmediato de la sibilancia después de la dosificación. FLUTIMAR® debe ser interrumpido inmediatamente, el paciente evaluado y la terapia alternativa instituida si es necesario.

Los efectos sistémicos de los corticosteroides inhalados pueden ocurrir, particularmente a altas dosis prescritas por períodos prolongados. Estos efectos son mucho menos probables de ocurrir que con corticosteroides orales. Los posibles efectos sistémicos incluyen el síndrome de Cushing, características de Cushingoid, supresión suprarrenal, retraso del crecimiento en niños y adolescentes, disminución de la densidad mineral ósea, catarata y glaucoma y más raramente, una gama de efectos psicológicos o de comportamiento incluyendo hiperactividad psicomotora, trastornos del sueño, ansiedad, depresión o agresión (particularmente en niños). Por lo tanto, es importante que la dosis de corticosteroide inhalado se revise regularmente y se reduzca a la dosis más baja a la que se mantenga un control eficaz del asma.

El tratamiento prolongado con altas dosis de corticosteroides inhalados puede resultar en supresión suprarrenal y crisis adrenal aguda. Los niños < 16 años que toman dosis más altas de fluticasona (típicamente ≥ 1000 mcg / día) pueden estar en riesgo particular. Situaciones, que potencialmente podrían desencadenar una crisis adrenal aguda, incluyen traumatismo, cirugía, infección o cualquier reducción rápida en la dosis. La presentación de síntomas suele ser vaga y puede incluir anorexia, dolor abdominal, pérdida de peso, cansancio, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, disminución del nivel de conciencia, hipoglucemia y convulsiones. La cubierta sistémica adicional de corticosteroides debe considerarse durante períodos de estrés o cirugía electiva.

Se recomienda monitorizar periódicamente la altura de los niños que reciben tratamiento prolongado con corticosteroides inhalados. Si el crecimiento es lento, se debe revisar la terapia con el objetivo de reducir la dosis de corticosteroide inhalado, si es posible, hasta la dosis más baja a la que el control efectivo del asma es mantenido. Además, se debe considerar la posibilidad de remitir al paciente a un especialista en respiración pediátrica.

Ciertos individuos pueden mostrar una mayor susceptibilidad a los efectos de los corticosteroides inhalados que la mayoría de los pacientes.

La administración de dosis altas, por encima de 1000 mcg diarios se recomienda a través de un espaciador para reducir los efectos secundarios en la boca y la garganta. Sin embargo, como la absorción sistémica es en gran parte a través de los pulmones, el uso de un espaciador más inhalador de dosis medida puede aumentar la administración de fármaco a los pulmones. Cabe señalar que esto podría conducir potencialmente a un aumento en el riesgo de efectos adversos sistémicos. Puede ser necesaria una dosis más baja. (Véase Posología y Forma de administración) Los beneficios del propionato de fluticasona inhalado deben minimizar la necesidad de esteroides orales. Sin embargo, los pacientes transferidos de esteroides orales, permanecen en riesgo de alteración de la reserva suprarrenal durante un tiempo considerable después de la transferencia a propionato de fluticasona inhalado. La posibilidad de efectos adversos puede persistir durante algún tiempo. Estos pacientes pueden necesitar asesoramiento especializado para determinar el grado de deterioro suprarrenal antes de los procedimientos electivos. La posibilidad de una respuesta suprarrenal alterada residual siempre debe considerarse en situaciones de emergencia (médica o quirúrgica) y en situaciones electivas que puedan producir estrés, y se debe considerar el tratamiento adecuado con corticosteroide.

La falta de respuesta o las exacerbaciones graves del asma deben tratarse aumentando la dosis de propionato de fluticasona inhalado y, si es necesario, administrando un esteroide sistémico y/o un antibiótico si hay una infección.

El reemplazo del tratamiento con esteroides sistémicos con la terapia inhalada desenmascara a veces las alergias tales como rinitis alérgica o eczema previamente controlado por el fármaco sistémico. Estas alergias deben ser tratadas sintomáticamente con antihistamínicos y/o preparaciones tópicas, incluyendo esteroides tópicos.

Como con todos los corticosteroides inhalados, es necesario un cuidado especial en pacientes con tuberculosis pulmonar activa o quiescente.

El tratamiento con FLUTIMAR® no debe interrumpirse abruptamente.

Para la transferencia de pacientes tratados con corticosteroides orales: La transferencia de los pacientes dependientes de esteroides orales a FLUTIMAR® y su manejo posterior necesita cuidados especiales, ya que la recuperación de la función adrenocortical deteriorada, causada por la terapia prolongada con esteroides sistémicos, puede tomar un tiempo considerable. Los pacientes que han sido tratados con esteroides sistémicos durante largos períodos de tiempo o con dosis altas pueden tener supresión adrenocortical. Con estos pacientes la función adrenocortical se debe vigilar regularmente y su dosis de esteroide sistémico reducida con cautela.

Después de aproximadamente una semana, se inicia la retirada gradual del esteroide sistémico. Los descensos en las dosis deben ser apropiados al nivel de mantenimiento del esteroide sistémico, e introducidos a intervalos no inferiores a los semanales. Para dosis de mantenimiento de prednisolona (o equivalente) de 10 mg diarios o menos, la disminución de la dosis no debe ser mayor de 1 mg al día, al menos a intervalos semanales. Para dosis de mantenimiento de prednisolona en exceso de 10 mg al día, puede ser apropiado emplear cautelosamente, mayores decrementos de la dosis a intervalos semanales.

Algunos pacientes se sienten mal de una manera no específica durante la fase de retirada a pesar del mantenimiento o incluso de la mejora de la función respiratoria. Deben animarse a perseverar con propionato de fluticasona inhalado y continuar con la retirada del esteroide sistémico, a menos que haya signos objetivos de insuficiencia suprarrenal.

Los pacientes que dejaron los esteroides orales cuya función adrenocortical aún está dañada deben llevar una tarjeta de advertencia de esteroides indicando que necesitan un esteroide sistémico suplementario durante periodos de estrés, por ejemplo, agravamiento de los ataques de asma, infecciones de pecho, enfermedad intercurrente mayor, cirugía, trauma, etc.

El ritonavir puede aumentar en gran medida la concentración de propionato de fluticasona en el plasma. Por lo tanto, el uso concomitante debería ser evitado, a menos que el beneficio potencial para el paciente sobrepase el riesgo de efectos secundarios de corticosteroides sistémicos. También hay un mayor riesgo de efectos secundarios sistémicos cuando se combina el propionato de fluticasona con otros inhibidores potentes del CYP3A (Veáse Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción).


PRECAUCIONES ESPECIALES DE ELIMINACIÓN Y OTRAS MANIPULACIONES:

El aerosol se inhala a través de la boca hacia los pulmones. Después de agitar el inhalador, el paciente debe exhalar, la boquilla debe colocarse en la boca y los labios deben cerrarse alrededor de ella. El actuador se presiona para liberar una pulverización, que debe coincidir con la inspiración de la respiración.

Para instrucciones detalladas para el uso, refiérase al Prospecto de Información al Paciente en cada paquete.

POSOLOGÍA Y FORMA DE ADMINISTRACIÓN:

Los pacientes deben ser conscientes de la naturaleza profiláctica de la terapia con propionato de fluticasona inhalado y que debe tomarse regularmente incluso cuando son asintomáticos.

Si los pacientes encuentran que el alivio con tratamiento broncodilatador de acción corta se vuelve menos eficaz o necesitan más inhalaciones de lo habitual, debe buscarse atención médica. FLUTIMAR® es solo para uso por inhalación oral. FLUTIMAR® puede ser usado con un dispositivo espaciador por los pacientes que tienen dificultades para sincronizar el accionamiento del aerosol con la inspiración de la respiración.

Los pacientes deben ser conscientes de la naturaleza profiláctica de la terapia con FLUTIMAR® y que debe tomarse regularmente incluso cuando son asintomáticos. El inicio del efecto terapéutico es dentro de 4 a 7 días.

Adultos y niños mayores de 16 años: de 100 a 1000 microgramos dos veces al día, generalmente como dos inhalaciones dos veces al día.

Los prescriptores deben ser conscientes de que el propionato de fluticasona es tan efectivo como otros esteroides inhalados aproximadamente a la mitad de la dosis diaria de microgramos. Por ejemplo, 100 mcg de propionato de fluticasona es aproximadamente equivalente a una dosis de 200 mcg de dipropionato de beclometasona (conteniendo CFC) o budesonida.

Debido al riesgo de efectos sistémicos, las dosis superiores a 500 microgramos dos veces al día deben prescribirse sólo para pacientes adultos con asma grave donde se espera un beneficio clínico adicional, demostrado tanto por una mejora de la función pulmonar y/o control de los síntomas, como por una reducción de la terapia oral con corticosteroides (véase Advertencias y precauciones especiales de empleo y Reacciones Adversas).

Se debe administrar a los pacientes una dosis inicial de propionato de fluticasona inhalado que sea apropiada para la gravedad de su enfermedad.

La dosis puede ser incrementada hasta que se consiga el control o puede ser reducida a la dosis eficaz mínima, de acuerdo con la respuesta individual.

Dosis típica de inicio para adultos: Para los pacientes con asma leve, una dosis inicial típica es de 100 microgramos dos veces al día. En asma moderada y más grave, las dosis iniciales pueden necesitar ser de 250 a 500 microgramos dos veces al día. Cuando se espera un beneficio clínico adicional, pueden ser usadas dosis de hasta 1000 microgramos dos veces al día. La iniciación de tales dosis debe ser prescrita únicamente por un especialista en el manejo del asma (como un médico consultor o un médico general con experiencia apropiada).

La dosis debe ser ajustada hasta la dosis más baja a la que se mantiene el control efectivo del asma.

Dosis típica de inicio para niños mayores de 4 años de edad: 50 a 100 microgramos dos veces al día.

El asma de muchos niños se controlará usando el régimen de dosificación de 50 a 100 microgramos dos veces al día. Para aquellos pacientes cuya asma no está suficientemente controlado, se puede obtener un beneficio adicional aumentando la dosis hasta 200 microgramos dos veces al día.

La dosis máxima autorizada en niños es 200 microgramos dos veces al día.

La dosis inicial debe ser adecuada a la gravedad de la enfermedad. La dosis debe ser ajustada hasta la dosis más baja a la que se mantiene el control efectivo del asma.

La administración de dosis por encima de 1000 microgramos (500 microgramos dos veces al día) debe ser a través de un dispositivo espaciador para ayudar a reducir los efectos secundarios en la boca y la garganta. (Véase Advertencias y precauciones especiales de empleo).

Grupos especiales de pacientes: No hay necesidad de ajustar la dosis en pacientes ancianos o con insuficiencia hepática o renal.

SOBREDOSIS:

Agudo: La inhalación del fármaco en dosis superiores a las recomendadas puede conducir a una supresión temporal de la función suprarrenal. Esto no requiere que se tomen medidas de emergencia. En estos pacientes, el tratamiento con propionato de fluticasona por inhalación debe continuar en una dosis suficiente para controlar el asma, la función suprarrenal se recupera en pocos días y se puede verificar midiendo el cortisol en plasma.

Si las dosis superiores a las aprobadas se continúan durante períodos prolongados, es posible una supresión adrenocortical significativa. Ha habido informes muy raros de crisis suprarrenal aguda que ocurren en niños expuestos a dosis superiores a las aprobadas (típicamente 1000 microgramos diarios y superiores), durante períodos prolongados (varios meses o años); las características observadas incluyeron hipoglucemia y secuelas de disminución de la conciencia y/o convulsiones. Las situaciones que potencialmente podrían desencadenar una crisis adrenal aguda incluyen la exposición a trauma, cirugía, infección o cualquier reducción rápida en la dosis.

Crónico: Consulte la sección Advertencias y precauciones especiales de empleo: riesgo de supresión adrenal. Puede estar indicada la monitorización de la reserva suprarrenal. El tratamiento con propionato de fluticasona inhalado debe continuar con una dosis suficiente para controlar el asma.

Tratamiento: Los pacientes que reciben dosis superiores a las aprobadas deben ser manejados de cerca y la dosis reducida gradualmente.

CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO:

Almacenar a temperatura menor de 30 °C.

Manténgase fuera del alcance de los niños.

Venta con receta médica

Fabricado por: Cipla Ltd. India

BIOTOSCANA FARMA DE PERÚ S.A.C.

Calle Amador Merino Reyna 285,

Of. 902 - San Isidro

Telefax 422-5500


PERIODO DE VALIDEZ:

36 meses

FLUTIMAR® no se debe utilizar después de la fecha de caducidad indicada en el envase.