Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
ESPASMO ANTALGINA Tabletas recubiertas
Marca

ESPASMO ANTALGINA

Sustancias

HIOSCINA, METAMIZOL (DIPIRONA)

Forma Farmacéutica y Formulación

Tabletas recubiertas

Presentación

Tabletas recubiertas , 10+250 mg+mg

COMPOSICIÓN:

Cada TABLETA RECUBIERTA contiene:

N-Butil bromuro de hioscina 10 mg

Metamizol sódico 250 mg
(equivale a metamizol sódico monohidratado 263.5 mg)

Excipientes c.s.p. 1 tab. rec.

INDICACIONES:

ESPASMO ANTALGINA está indicado en el tratamiento de las siguientes condiciones:

• Dolor agudo post-operatorio o post-traumático.

• Dolor de tipo cólico.


ACCIÓN FARMACOLÓGICA:

Propiedades farmacodinámicas:

ESPASMO ANTALGINA es un producto compuesto por la asociación del antiespasmódico N- butilbromuro de hioscina y el analgésico derivado de la aminofenazona, metamizol.

El N-butilbromuro de hioscina ejerce una acción espasmolítica en el músculo liso de los tractos gastrointestinal, biliar y genitourinario. Como derivado del amonio cuaternario, el N-butilbromuro de hioscina no penetra en el sistema nervioso central. En consecuencia, no aparecen efectos adversos a nivel de sistema nervioso central. La acción anticolinérgica periférica resulta del bloqueo ganglionar en la pared visceral, así como de la actividad antimuscarínica.

El metamizol, uno de los principios activos de ESPASMO ANTALGINA, es una pirazolona analgésica no acídica, no narcótica, con efectos analgésicos, antipiréticos y espasmolíticos. El mecanismo de acción no se ha investigado completamente. Algunos datos indican que el metamizol y el principal metabolito (metil-amino-antipirina) pueden tener un modo de acción combinado central (cerebro y médula) y periférico. A dosis supra-terapéuticas puede conseguirse un efecto antiflogístico, el cual puede resultar de una inhibición de la síntesis de prostaglandinas.

Propiedades farmacocinéticas:

Después de la administración oral e intravenosa, el N-butilbromuro de hioscina se concentra en el tejido del tracto gastrointestinal, hígado y riñones. La autorradiografía confirma que el N- butilbromuro de hioscina no atraviesa la barrera hematoencefálica.

Después de administración intravenosa, la sustancia es eliminada rápidamente del plasma durante los primeros 10 minutos, con una vida media de 2-3 minutos, reflejando la gran afinidad de este fármaco por el tejido. Después de la administración oral, el N-butilbromuro de hioscina es sólo parcialmente absorbido. Sin embargo, a pesar de lo brevemente medibles y extremadamente bajos niveles sanguíneos, el N-butilbromuro de hioscina permanece disponible en el punto de acción, debido a su gran afinidad por los tejidos.

Después de la administración oral, el metamizol se hidroliza rápidamente en el jugo gástrico a su principal metabolito, la metil-amino-antipirina (MAA), la cual es fácilmente absorbida. En el hígado, la metil-amino-antipirina se hidroliza adicionalmente por oxidación y desmetilación seguida de acetilación. El metamizol administrado por vía oral se absorbe casi de forma completa. En voluntarios sanos, después de la administración oral e i.v., se excreta más del 90% de la dosis en la orina al cabo de 7 días. La vida media de eliminación del metamizol radiomarcado es de aproximadamente 10 horas. Para la metil-amino-antipirina, la vida media de eliminación después de una dosis única por vía oral es de 2,7 horas; para los demás metabolitos principales, la vida media de eliminación es de 3,7 a 11,2 horas. Los niños eliminan los metabolitos más rápidamente que los adultos.

En voluntarios sanos ancianos la vida media de eliminación de la metil-amino-antipirina fue significativamente superior, y el aclaramiento de la metil-amino-antipirina fue significativamente inferior al de los sujetos sanos. Estos resultados no implican un ajuste general de la dosis en los pacientes ancianos, y la dosis se debe evaluar de acuerdo con la respuesta clínica.

Los principales metabolitos del metamizol son: metil-amino-antipirina (MAA), amino-antipirina (AA), formil-amino-antipirina (FAA) y acetil-amino-antipirina (AAA).

El estudio de los cuatro metabolitos principales del metamizol muestra que los efectos antipirético, analgésico, antiinflamatorio y espasmolítico del metamizol se pueden atribuir a los metabolitos metilamino-antipirina y amino-antipirina.

Datos preclínicos de seguridad: La tolerancia sistémica y local del N-butilbromuro de hioscina y el metamizol ha sido estudiada por separado en diversas vías, después de dosis únicas y repetidas, en diversas especies animales y en ensayos clínicos. En base a los resultados, ambos compuestos solos y en asociación son bien tolerados, tienen un bajo índice de toxicidad y no son mutagénicos ni carcinogénicos, según los datos de los que se dispone.

Con la asociación, no se observaron efectos tóxicos nuevos o potenciados de N-butilbromuro de hioscina o de metamizol.

En los estudios de toxicidad a dosis única, los valores DL50 fueron 350 mg/kg (N-butilbromuro de hioscina : metamizol 1:25) ó 700 mg/kg (1:50) I.V. e, igualmente, 2.000 mg/kg I.M. en ratas.

Los síntomas del bromuro de hioscina, tales como sedación, disnea, convulsiones y temblor se solaparon con la somnolencia debida al metamizol.

En estudios de toxicidad a dosis repetidas, N-butilbromuro de hioscina + metamizol = 1+25 ó 1+50 mg/kg I.V. e I.M. fueron bien tolerados localmente y sistémicamente, cuando se administraron a ratas durante 4 semanas.

A dosis mayores aparecieron ataxia y convulsiones y necrosis prolongada del músculo en el punto de inyección. Altas concentraciones de metamizol ocasionaron anemia, debida a la acción hemolítica.

Paralelamente a un aumento en la ingesta de agua, la densidad de la orina disminuyó. Hubo un incremento en los pesos hepáticos. Todos los hallazgos fueron reversibles. Dosis de 9+225 ó 9+450 mg/kg I.V. y 40+1.000 mg/kg I.M. fueron letales para el 10-30% de las ratas.

Aunque no se han realizado estudios de dosis repetidas por vía oral con la asociación, el amplio espectro de estudios disponibles con ambos productos por separado y en asociación no indica ningún riesgo para el uso oral de la asociación en el hombre.

El N-butilbromuro de hioscina y el metamizol solos no fueron embriotóxicos ni teratogénicos en estudios Seg. II en ratas y en conejos. La fertilidad no resultó alterada en estudios Seg. I en ratas.

CONTRAINDICACIONES:

Este medicamento está contraindicado en:

• Pacientes con hipersensibilidad conocida a pirazolona o pirazolidinas (p.ej. metamizol, isopropilaminofenazona, propifenazona, fenazona o fenilbutazona) o a N-butilbromuro de hioscina o a alguno de los excipientes. Esto incluye pacientes que hayan presentado, p.ej. una agranulocitosis tras la utilización de alguna de estas sustancias.

• Pacientes con síndrome conocido de asma por analgésicos o pacientes con intolerancia conocida a los analgésicos del tipo urticaria-angioedema, es decir, pacientes con broncoespasmo u otras formas de reacción anafilactoide en respuesta a los salicilatos, paracetamol u otros analgésicos no narcóticos, como p.ej. diclofenaco, ibuprofeno, indometacina o naproxeno

• Pacientes con alteraciones de la función de la médula ósea (p.ej. después del tratamiento con agentes citostáticos) o enfermedades del sistema hematopoyético

• Pacientes con deficiencia genética de glucosa 6-fosfato-deshidrogenasa (riesgo de hemólisis)

• Pacientes con porfiria hepática intermitente aguda (riesgo de provocar un ataque de porfiria)

• Glaucoma

• Hipertrofia de próstata con retención urinaria

• Estenosis mecánica del tracto gastrointestinal

• Taquicardia

• Megacolon

• Miastenia gravis

• El tercer trimestre del embarazo

• En caso de enfermedades hereditarias raras que puedan ser incompatibles con alguno de los excipientes del medicamento

REACCIONES ADVERSAS:

La frecuencia de las reacciones adversas se ha descrito utilizando el convenio de frecuencias MedDRA: muy frecuentes (≥1/10), frecuentes (≥1/100 y <1/10), poco frecuentes (≥1/1.000 y <1/100), raras (≥1/10.000 y <1/1.000), muy raras (<1/10.000) y frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles).

Trastornos de la sangre y del sistema linfático:

• Poco frecuentes: leucopenia, agranulocitosis (incluyendo casos mortales).

• Muy raras: trombocitopenia.

• Frecuencia no conocida: sepsis (incluyendo casos mortales).

Se supone que estas reacciones son de naturaleza inmunológica. Pueden aparecer incluso cuando ya se haya utilizado este medicamento con anterioridad sin complicaciones. Existen señales que sugieren que el riesgo de agranulocitosis puede ser elevado si se usa este medicamento durante más de una semana. La agranulocitosis se manifiesta en forma de fiebre, escalofríos, dolor orofaríngeo, disfagia, estomatitis, rinitis, faringitis, inflamación del tracto genital e inflamación anal. Estas señales pueden ser mínimas en pacientes que estén tomando antibióticos. Existe una linfoadenopatía o esplenomegalia pequeña o inexistente. La velocidad de sedimentación de los glóbulos rojos se incrementa notablemente y los granulocitos se reducen de manera considerable o desaparecen del todo.

La hemoglobina, el recuento de glóbulos rojos y el recuento plaquetario pueden ser anormales.

Se recomienda encarecidamente interrumpir inmediatamente el tratamiento con este medicamento y consultar a un médico, no sólo cuando los resultados de las pruebas de laboratorio están disponibles sino cuando se produce un deterioro inesperado en el estado general del paciente, cuando la fiebre no remite o reaparece o si hay cambios dolorosos en la mucosa de la boca, nariz y garganta.

Trastornos del sistema inmunológico, trastornos de la piel y del tejido subcutáneo:

• Poco frecuentes: erupción medicamentosa, reacción cutánea.

• Raras: reacción anafiláctica, reacción anafilactoide (especialmente tras la administración parenteral), asma (en pacientes con síndrome asmático por analgésicos), exantema maculopapuloso.

• Muy raras: necrólisis tóxica epidérmica, síndrome de Stevens-Johnson.

• Frecuencia no conocida: shock anafiláctico (incluyendo casos mortales), disnea, hipersensibilidad, dishidrosis.

Las reacciones más leves (p.ej., reacciones en piel y mucosas como prurito, sensación de quemazón, eritema, hinchazón así como disnea y molestias gastrointestinales) pueden progresar hasta formas más graves (p.ej. urticaria generalizada, angioedema grave incluyendo la zona de la laringe, broncoespasmo grave, arritmias, disminución de la presión arterial algunas veces precedida por un aumento de la presión arterial). Por lo tanto, el tratamiento con este medicamento debe interrumpirse inmediatamente si aparecen reacciones en la piel. En caso de reacciones cutáneas graves, debe consultarse inmediatamente a un médico.

Las reacciones anafilácticas pueden presentarse durante o inmediatamente después de la inyección pero también horas más tarde. Sin embargo, las reacciones suelen presentarse durante la primera hora después de la administración. Tan pronto como aparezcan signos/síntomas de anafilaxis, debe iniciarse un tratamiento adecuado.

Trastornos cardiacos:

• Frecuencia no conocida: taquicardia.

Trastornos vasculares:

• Frecuentes: hipotensión, mareo.

• Poco frecuentes: shock, rubor.

Las reacciones de hipotensión que se presentan durante o después de la administración pueden ser inducidas por fármacos y no van acompañadas de otros signos de reacciones anafilactoides y/o anafilácticas. Una reacción de este tipo puede ocasionar una disminución crítica de la presión arterial. Una inyección intravenosa rápida aumenta el riesgo de reacciones hipotensivas.

En caso de fiebre muy elevada, o después de una inyección demasiado rápida, puede producirse una disminución crítica dosis-dependiente en la presión arterial sin otros signos de intolerancia a medicamentos.

Trastornos gastrointestinales:

• Frecuentes: sequedad de boca.

• Frecuencia no conocida: hemorragia gastrointestinal.

Trastornos renales y urinarios:

• Muy raras: fallo renal agudo, anuria, nefritis intersticial, oliguria, proteinuria, insuficiencia renal

• Frecuencia no conocida: retención urinaria, cromaturia.

La excreción de ácido rubazónico, un metabolito inocuo del metamizol, puede causar una coloración roja de la orina, la cual desaparece al suspender el tratamiento.

INCOMPATIBILIDADES:

No se han descrito.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS:

Este medicamento puede potenciar el efecto anticolinérgico de fármacos como los antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos, antihistamínicos, antipsicóticos quinidina, amantadina, disopiramida y otros anticolinérgicos (p.ej. tiotropio, ipratropio y compuestos similares a atropina).

El tratamiento concomitante con antagonistas dopaminérgicos tales como la metoclopramida, puede dar como resultado la disminución del efecto de ambos fármacos en el tracto gastrointestinal.

Este medicamento puede potenciar los efectos taquicárdicos de los fármacos beta-adrenérgicos y alterar el efecto de otros fármacos, como la digoxina.

Si se administra este medicamento de forma concomitante con ciclosporina, los niveles en sangre de ciclosporina pueden reducirse y, por lo tanto, deberían ser monitorizados.

Los efectos del alcohol y de este medicamento pueden potenciarse si se administran conjuntamente.

El uso concomitante de este medicamento y clorpromazina puede provocar hipotermia grave.

Las pirazolonas pueden interaccionar con anticoagulantes orales, captopril, litio, metotrexato y triamtereno. La eficacia de los antihipertensivos y diuréticos puede verse afectada por las pirazolonas.

Se desconoce hasta qué punto estas interacciones están causadas por metamizol.

En pacientes diabéticos, los derivados de la pirazolona pueden afectar el ensayo de azúcar sanguíneo enzimático por el método de la glucosa-oxidasa (DOG).

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES:

En caso de que el dolor abdominal grave y de origen desconocido persista o empeore, o se presente con síntomas como fiebre, nauseas, vómitos, cambios en las defecaciones, dolor abdominal con la palpación, disminución de la tensión arterial, desmayo o presencia de sangre en heces, debe investigarse la causa de los síntomas.

Este medicamento contiene metamizol, derivado de la pirazolona, y presenta riesgo de shock y de agranulocitosis, que son raros pero que pueden poner en riesgo la vida.

Los pacientes que experimentan reacciones anafilactoides a este medicamento también presentan un alto riesgo de reaccionar de modo similar a otros analgésicos no narcóticos.

Los pacientes que experimentan reacciones anafilácticas u otras reacciones inmunológicas a este medicamento (p.ej. agranulocitosis) también presentan un alto riesgo de reaccionar de modo similar a otras pirazolonas y pirazolidinas.

Si aparecen signos clínicos de agranulocitosis o trombocitopenia, se debe interrumpir inmediatamente el tratamiento con este medicamento y se debe controlar el recuento sanguíneo (incluyendo la fórmula leucocitaria). No se puede esperar a disponer de los resultados de las pruebas analíticas para interrumpir el tratamiento.

Debe tenerse en cuenta, al escoger la vía de administración, que el riesgo de experimentar reacciones anafilácticas o anafilactoides con este medicamento es mayor cuando se utiliza la vía parenteral.

El riesgo de reacciones anafilactoides potencialmente graves con este medicamento es claramente más elevado en pacientes con:

• Síndrome de asma por analgésicos o intolerancia a los analgésicos del tipo urticaria-angioedema

• Asma bronquial, especialmente en presencia de rinosinusitis y pólipos nasales

• Urticaria crónica

• Intolerancia a colorantes (p.ej. tartracina) y/o conservantes (p.ej. benzoatos)

• Intolerancia al alcohol. Estos pacientes reaccionan incluso a pequeñas cantidades de bebidas alcohólicas con síntomas como estornudos, lagrimeo y eritema facial intenso. Una intolerancia al alcohol de este tipo puede indicar un síndrome de asma por analgésicos no diagnosticado hasta la fecha.

Este medicamento puede provocar reacciones de hipotensión. Estas reacciones pueden ser dependientes de la dosis y es más probable que se produzcan tras la administración parenteral que tras la administración enteral.

El riesgo de experimentar este tipo de reacciones también se ve incrementado en caso de:

• Pacientes con, p.ej. hipotensión arterial preexistente, hipovolemia o deshidratación, inestabilidad circulatoria o insuficiencia circulatoria incipiente (p.ej. en pacientes con ataque al corazón o politraumatismo)

• Pacientes con fiebre alta.

Por ello, en estos pacientes es esencial un diagnóstico preciso y una estrecha monitorización. Pueden ser necesarias medidas preventivas (p.ej. estabilización de la circulación) para reducir el riesgo de una reacción de hipotensión. Este medicamento requiere una supervisión estrecha de los parámetros hemodinámicos cuando se usa en pacientes en los que debe evitarse por completo la caída de la presión arterial, como p.ej. en pacientes con cardiopatía coronaria grave o con estenosis importante de los vasos sanguíneos cerebrales.

Este medicamento sólo se debe utilizar tras una valoración del balance beneficio-riesgo y deben tomarse las medidas adecuadas en pacientes ancianos o pacientes con la función renal o hepática alterada.

Antes de la administración de este medicamento se debe interrogar al paciente adecuadamente. En pacientes con riesgo elevado de reacciones anafilactoides, este medicamento sólo se debe utilizar tras una valoración de los posibles riesgos frente a los beneficios esperados. Si este medicamento se administra en estos casos, el paciente debe ser controlado estrechamente y se debe garantizar la disponibilidad de medidas de urgencia.

Se han descrito casos de hemorragia gastrointestinal en pacientes tratados con metamizol. Muchos pacientes habían recibido de forma concomitante otros tratamientos (p.ej. AINEs) asociados con la hemorragia gastrointestinal o habían sufrido una sobredosis de metamizol.

La administración de medicamentos anticolinérgicos tal y como N-butilbromuro de hioscina, en pacientes con glaucoma de ángulo estrecho no diagnosticado y por tanto no tratado, puede producir aumento de la presión intraocular. Por esta razón, se debe advertir al paciente que si después de la inyección de este medicamento presenta enrojecimiento y dolor en el ojo junto con pérdida de visión, debe acudir inmediatamente al oftalmólogo.

Por contener metamizol; puede producir agranulocitosis. Como reacción adversa se reporta anemia hemolítica, anemia aplásica, agranulocitosis, leucopenia, trombocitpenia. La agranulocitosis secundaria a metamizol evoluciona en una semana y es mortal en el 10% de los casos, no esta relacionado a la dosis.

Fertilidad, embarazo y lactancia:

Embarazo: No existen datos suficientes sobre el uso de este medicamento durante el embarazo.

Después de utilizar N-butilbromuro de hioscina, los estudios preclínicos en ratas y conejos no mostraron efectos embriotóxicos ni teratogénicos.

Metamizol atraviesa la barrera placentaria. En los estudios en animales, no hubo signos que sugieran que metamizol tenga un efecto teratogénico.

Al no existir experiencia suficiente en humanos, no debe utilizarse este medicamento durante el primer trimestre. Durante el segundo trimestre únicamente debe utilizarse si los beneficios esperados superan claramente los riesgos.

Aunque metamizol es solamente un inhibidor leve de la síntesis de prostaglandinas, no puede excluirse la posibilidad de cierre prematuro del conducto arterioso (Botalli) y de complicaciones perinatales debidas a la disminución de la agregación plaquetaria tanto en el niño como en la madre. Por tanto, este medicamento está contraindicado durante el tercer trimestre del embarazo.

Lactancia: No se ha establecido la seguridad durante la lactancia de N-Butilbromuro de hioscina. Sin embargo, no se han notificado efectos adversos sobre el neonato.

Los metabolitos de metamizol se excretan en la leche materna. Ninguno de los metabolitos era detectable tras 48 horas desde la administración del fármaco. Debe evitarse la lactancia mientras se usa metamizol y durante al menos las 48 horas siguientes a su administración.

Fertilidad: No se han realizado estudios de los efectos sobre la fertilidad en humanos.

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas: No se han realizado estudios de los efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas. Debe advertirse a los pacientes que pueden experimentar alteraciones de la acomodación visual y mareo durante el tratamiento parenteral con N-butilbromuro de hioscina. A las dosis recomendadas de metamizol, no son de esperar efectos adversos sobre la capacidad de concentración y de reacción. Por precaución, al menos en el caso de que se utilicen dosis más altas, debe tenerse en cuenta que la capacidad de reacción puede verse afectada, y debe advertirse a los pacientes que eviten conducir, manejar maquinaria y realizar actividades peligrosas. Esto es especialmente aplicable cuando se ha consumido alcohol.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Vía oral.

1-2 tabletas de ESPASMO ANTALGINA ingeridas sin masticar con un poco de líquido. Estas dosis aisladas pueden administrarse 3 veces al día, según las necesidades del caso, hasta conseguir la desaparición de las molestias.

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS:

Síntomas:

N-Butilbromuro de hioscina: En caso de sobredosis pueden aparecer efectos anticolinérgicos.

Metamizol: Después de una sobredosis aguda se han notificado náuseas, vómitos, dolor abdominal, deterioro de la función renal/insuficiencia renal aguda (p.ej. manifestada como una nefritis intersticial), retención urinaria, parálisis respiratoria, daño hepático y (en ocasiones más raras) síntomas del sistema nervioso central (mareo, somnolencia, coma, agitación, convulsiones, calambres clónicos), disminución de la presión arterial o incluso shock, taquicardia, retención de sodio y líquido con edema pulmonar en pacientes cardiacos.

Después de administrar dosis muy altas, la excreción del metabolito ácido rubazónico puede causar coloración rojiza de la orina.

Tratamiento:

N-Butilbromuro de hioscina: Deben administrarse fármacos parasimpaticomiméticos cuando sea necesario. Debe consultarse urgentemente con el oftamólogo en caso de glaucoma. Las complicaciones cardiovasculares deben tratarse según los principios terapéuticos habituales. En caso de parálisis respiratoria debe considerarse la intubación o la respiración artificial. Puede requerirse cateterización en caso de retención urinaria. Además, deben utilizarse las medidas de soporte necesarias según se requiera.

Metamizol: No se conoce ningún antídoto específico para metamizol. Sólo si se ha administrado metamizol recientemente pueden intentarse medidas destinadas a reducir la absorción (p.ej. carbón activado) para intentar limitar la absorción sistémica. El metabolito principal (4-N-metilaminoantipirina) puede eliminarse mediante hemodiálisis, hemofiltración, hemoperfusión o filtración del plasma.

El tratamiento de la intoxicación y la prevención de complicaciones graves, puede requerir seguimiento y tratamiento médico intensivo general y específico.

Medidas de urgencia para casos de intolerancia grave a fármacos (shock): Cuando se produzcan los primeros síntomas (p.ej. reacciones cutáneas como urticaria y rubor, inquietud, cefaleas, sudoración profusa, náuseas) la administración debe interrumpirse inmediatamente.

Se debe instaurar un acceso venoso. Además de las medidas de urgencia habituales, como inclinar la cabeza y la parte superior del cuerpo hacia atrás, mantener las vías respiratorias libres de obstrucción y administrar de oxígeno, puede ser necesaria la administración de simpaticomiméticos, expansores del plasma o glucocorticoides.

PERÍODO DE VALIDEZ:

36 meses

No usar y/o administrar después de la fecha de expira indicada en los envases.

TEVA PERÚ S.A.

cliente@tevaperu.com

Telf.: 415-0500


LISTADO DE EXCIPIENTES:

Croscarmelosa sódica, povidona, estearato de magnesio, celulosa microcristalina, colpolimero de ácido metacrílico (Eudragit), talco, estearato de magnesio, dióxido de titanio, polietilenglicol, alcohol isopropílico, acetona, agua purificada.

ALMACENAMIENTO:

Almacenar a temperatura no mayor de 30 ºC.