Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
DURALGINA FUERTE Tableta
Marca

DURALGINA FUERTE

Sustancias

CODEÍNA, PARACETAMOL

Forma Farmacéutica y Formulación

Tableta

COMPOSICIÓN: Cada TABLETA contiene:

Paracetamol 300 mg

Codeína fosfato hemihidrato 60 mg

Excipientes: Celulosa microcristalina, croscaramelosa sódica, dióxido de silicio coloidal, metabisulfito de sodio, estearato de magnesio c.s.p. 1 tableta

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: DURALGINA® FUERTE está indicado para el alivio de dolor moderado a agudo.

Pediatría: Independientemente de la situación clínica, el uso de codeína, que incluye DURALGINA® FUERTE no se recomienda en pacientes menores de 12 años debido a que en ellos son mayores las precauciones de seguridad.


INDICACIÓN DEL RIESGO DEL SÍNDROME DE ABSTINENCIA

Abuso de drogas y dependencia: La codeína puede producir dependencia a las drogas del tipo morfina y, en consecuencia, tiene el potencial para ser adictiva. La dependencia física, psíquica, y la tolerancia pueden desarrollarse tras la administración repetida de paracetamol y codeína. Estos medicamentos deben prescribirse y administrarse con el mismo grado de cuidado apropiado para el uso de otras medicaciones que contienen narcóticos orales. Se deberá indicar a los pacientes que guarden DURALGINA® FUERTE como cualquier medicación, de manera segura y fuera del alcance de los niños.

CONTRAINDICACIONES

DURALGINA® FUERTE está contraindicado en:

— Pacientes con hipersensibilidad a paracetamol o codeína, asma, estados convulsivos, depresión o dificultad respiratoria pre existente.

— Pacientes con deterioro severo de la función hepática o enfermedad hepática activa severa.

— En pacientes con obstrucción gastrointestinal mecánica conocida o presunta (p. ej.: Obstrucción intestinal, estenosis) o cualquier enfermedad/ condición que afecta el tránsito intestinal (por ejemplo: íleo de cualquier tipo).

— Pacientes con abdomen quirúrgico presunto (p. ej.: Apendicitis o pancreatitis aguda).

— Pacientes con asma agudo u otra enfermedad obstructiva de las vías respiratorias y estado asmático.

— Pacientes con depresión respiratoria aguda, niveles elevados de dióxido de carbono en la sangre y enfermedad cardiaca pulmonar.

— Pacientes con alcoholismo agudo, delirium tremens, y trastornos convulsivos.

— Pacientes con depresión severa del SNC, mayor presión cerebroespinal o intracraneal y traumatismo craneal.

— Pacientes que toman inhibidores de la monoaminooxidasa (MAO) (o dentro de los 14 días de tratamiento).

— Mujeres embarazadas o durante el trabajo de parto.

— Los niños menores de 12 años de edad.

PRUEBAS DE LABORATORIO: En pacientes con afecciones hepáticas y renales severas, se debe monitorear los efectos de la terapia con pruebas seriales de la función hepática y/o renal.

REACCIONES ADVERSAS: Entre los efectos adversos observados con mayor frecuencia se incluye la somnolencia, aturdimiento, mareos, sedación, dificultad para respirar, náuseas y vómitos. Estos efectos parecen ser más prominentes en pacientes ambulatorios que en los pacientes no ambulatorios, y algunas de estas reacciones adversas, pueden aliviarse si el paciente reposa. Entre otras reacciones adversas se incluye las reacciones alérgicas, euforia, disforia, estreñimiento, dolor epigástrico, dolor abdominal, prurito, erupción cutánea, trombocitopenia y agranulocitosis. La incidencia y la gravedad de malestar gastrointestinal es menor que después de la administración de salicilato.

La irritación gastrointestinal clásica asociada con los fármacos antiinflamatorios no esteroideos, como AAS, no se produce con paracetamol. Las reacciones de sensibilidad son raras y pueden manifestarse como sarpullido o urticaria. Raramente se ha reportado reacción cruzada en las personas sensibles al AAS. Si se sospecha de sensibilidad, suspenda el uso del medicamento.

Los pacientes que se medican de forma concomitante con anticoagulantes tipo warfarina y dosis regulares de paracetamol, han reportado ocasionalmente tener elevaciones inesperadas en su INR. Los médicos deben ser conscientes de esta interacción potencial y monitorizar de cerca el INR en estos pacientes muy de cerca mientras se establece la terapia.

A dosis más altas, la codeína tiene la mayor parte de las desventajas de la morfina, incluyendo la depresión respiratoria.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y OTRAS INTERACCIONES:

Interacciones medicamentosas: Este medicamento puede aumentar los efectos de otros analgésicos narcóticos, alcohol, inhibidores de la monoamino oxidasa (MAO), anestésicos generales, tranquilizantes como clordiazepóxido, sedantes hipnóticos, u otros depresores del SNC. Si se considera dicha terapia combinada, la dosis de 1 o ambos agentes se debe reducir y los beneficios deben sopesarse con el riesgo para el paciente. Este uso concurrente de anticolinérgico con codeína puede producir íleo paralítico.

Los pacientes que están medicados concomitantemente con anticoagulantes del tipo warfarina y dosis periódicas de paracetamol han reportado ocasionalmente elevaciones inesperadas en su Relación Normalizada Internacional [INR, por sus siglas en inglés]. Los médicos deben ser conscientes de esta posible interacción y monitorear de cerca la INR en tales pacientes mientras se establezca la terapia. Muchos factores, por ejemplo la alimentación, medicamentos, y los estados físicos y ambientales, pueden afectar a como un paciente responde al tratamiento anticoagulante. Ha habido diversos informes que sugieren que el paracetamol puede provocar hipoprotrombinemia (INR elevada o tiempo de protombina) cuando se administra con derivados de la cumarina. En otros estudios, el tiempo de protombina no tuvo variación.

Los cambios reportados han sido generalmente de significado clínico limitado, sin embargo, el análisis diario del tiempo de protombina debe realizarse cuando estos agentes se administren en simultáneo.

En el período inmediatamente después del alta del hospital o cuando se inician, se suspenden o se toman regularmente otros medicamentos, es importante monitorear la respuesta del paciente a la terapia de anticoagulación con tiempo adicional de protrombina de las determinaciones de la INR.

Interacciones con Exámenes de Drogas/Laboratorio: La codeína puede aumentar los niveles de amilasa en suero.

El paracetamol puede provocar resultados falsos-positivos para ácido 5-hidroxindolacético en orina.

ADVERTENCIAS ESPECIALES:

• Uso durante el embarazo

Efectos teratogénicos:

Codeína: Un estudio en ratas y conejos no reportó ningún efecto teratogénico de codeína administrada durante el período de organogénesis en dosis que oscilan entre 5 y 120 mg/kg. En ratas, las dosis en el nivel de 120 mg/kg, en el rango tóxico para el animal adulto, se asociaron con un incremento en la resorción del embrión en el momento de implantación. En otro estudio, una dosis única de 100 mg/kg de codeína administrada a ratones preñadas originó, según consta, una osificación tardía en la cría.

No existen estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas.

DURALGINA® FUERTE Tableta debe usarse durante el embarazo solo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el feto.

Efectos no teratogénicos: Se han reportado señales de dependencia y abstinencia en recién nacidos cuyas madres tomaron regularmente opiaceos durante el embarazo. Estas señales incluyen irritabilidad, llanto excesivo, temblores, hiperreflexia, fiebre, vómitos y diarrea. Las señales aparecen con frecuencia durante los primeros días de vida.

• Trabajo de parto y alumbramiento:

Los analgésicos narcóticos atraviesan la barrera placentaria. Cuanto más próximo está el alumbramiento y más alta sea la dosis, mayores serán las posibilidades de depresión respiratoria en el recién nacido. Los analgésicos narcóticos deben evitarse durante el trabajo de parto si se anticipa el parto de un niño prematuro. Si se suministró a la madre con analgésicos narcóticos durante el trabajo de parto, los recién nacidos deben ser controlados muy de cerca por si presentara signos de depresión respiratoria. Se puede requerir la resucitación. No se conocen los efectos de la codeína, si hubiera, en el crecimiento, desarrollo y maduración funcional posteriores del niño.

• Lactancia

El paracetamol se elimina a través de la leche materna en pequeñas cantidades, pero no se conoce la trascendencia de sus efectos en infantes lactantes. Debido a la probabilidad de reacciones adversas serias en infantes lactantes derivada del paracetamol, se debe tomar una decisión si se suspende el medicamento, teniendo en cuenta la importancia del medicamento para la madre.

La codeína es secretada en leche materna. En mujeres con metabolismo normal de codeína (con actividad CYP2D6 normal), la cantidad de codeína secretada en la leche humana es baja y dependiente de la dosis. A pesar del uso corriente de productos con codeína para controlar el dolor post-parto, son escasos los reportes de eventos adversos en infantes. Sin embargo, algunas mujeres metabolizan la codeína rápidamente. Estas mujeres logran niveles séricos más altos de los previstos del metabolito activo de codeína, la morfina, lo que puede resultar en niveles séricos más elevados de los previstos de morfina en la leche materna y niveles potencialmente peligrosos de morfina sérica en infantes lactantes. Por consiguiente, el uso materno de codeína puede desencadenar reacciones adversas serias, como la muerte, en infantes lactantes.

La prevalencia de este fenotipo CYP2D6 varía ampliamente y se ha estimado en 0.5 a 1% en chinos y japoneses, 0.5 a 1% en hispanos, 1 a 10% en caucásicos, 3% en afro americanos y 16 a 28% en norafricanos, etíopes y árabes. No se encuentra disponible información para otros grupos étnicos.

El riesgo de exposición de infantes a la codeína y morfina a través de la leche materna debe sopesarse con los beneficios de la lactancia materna tanto para la madre como para el bebé. Se debe tener cuidado cuando se administre codeína a una mujer lactante. Si se selecciona un producto que contiene codeína, se debe prescribir la dosis más baja por el período de tiempo más corto para lograr el efecto clínico deseado. Se debe informar a la madres que usan codeína sobre cuándo buscar atención médica inmediata y cómo identificar las señales y síntomas de toxicidad neonatal, como somnolencia o sedación, dificultad para lactar, dificultades para respirar y tono disminuido en sus bebés. Las madres en período de lactancia que son metabolizadores ultra rápidos también pueden experimentar síntomas de sobredosis como somnolencia extrema, turbación o respiración superficial. Los médicos deben monitorear de cerca a las parejas madre-infante y notificar a los pediatras tratantes sobre el uso de la codeína durante la lactancia materna.

• Niños

Estos productos contienen codeína y no deben administrarse a niños menores de 12 años de edad.


ADVERTENCIAS ESPECIALES Y PRECAUCIONES DE USO: Como sucede con cualquier otro medicamento analgésico sin prescripción, los médicos deben supervisar la ingesta de paracetamol en pacientes con alcoholismo, con enfermedad hepática grave o enfermedad renal grave. Los alcohólicos crónicos pueden estar expuestos a un mayor riesgo de toxicidad hepática por el uso excesivo de paracetamol, aunque los reportes de este evento son escasos. Por lo general, los reportes implican casos de alcoholismo crónico severo y la dosis de paracetamol suele exceder la dosis recomendada y a menudo presenta sobredosis substanciales. Los médicos deben alertar a sus pacientes que regularmente consumen grandes cantidades de alcohol que no excedan las dosis recomendadas de paracetamol.

Se debe aconsejar a los pacientes que consulten con un médico si la zona afectada presenta enrojecimiento o inflamación, si los síntomas no mejoran o empeoran, o si aparecen nuevos síntomas como fiebre alta, sarpullido, picazón, sibilancia o dolor de cabeza persistente, ya que éstos pueden ser señales de una condición que requiere atención médica.

El paracetamol no debe ser administrado para el dolor por más de 5 días o para la fiebre por más de 3 días, a menos que un médico lo prescriba. Como sucede con cualquier medicamento, las pacientes embarazadas o en período de lactancia deben consultar a un médico antes de la administración de este producto.

Se debe aconsejar a los pacientes que no tomen este producto con otros que contengan paracetamol. Se debe aconsejar a los pacientes que consulten a un médico antes de tomar paracetamol si es que están tomando tranquilizantes, sedantes, antihistamínicos sedantes u otros calmantes, 3 o más bebidas alcohólicas al día, productos naturales para la salud, medicamentos recetados, salicilatos u otra medicación para aliviar el dolor y la fiebre o antinflamatorios no estiroideos (AINE).

Se debe aconsejar a los pacientes que consulten a un médico antes de tomar paracetamol, si presentan dificultad para respirar, padecen asma u otra enfermedad pulmonar crónica.

Mantener lejos de la vista y alcance de los niños.

En caso de una lesión en la cabeza u otras lesiones intracraneales, los efectos depresores respiratorios de la codeína y otros narcóticos pueden estar notablemente incrementados, así como también su capacidad para aumentar la presión del líquido cefalorraquídeo. Los narcóticos también producen otros efectos depresores del Sistema Nervioso Central, tal como somnolencia, que puede ocultar más el curso clínico de los pacientes con lesiones en la cabeza.

La codeína produce depresión respiratoria relacionada con la dosis. Se debe tener cuidado cuando se use paracetamol con codeína posterior a una cirugía, en pacientes con enfermedad pulmonar o dificultad respiratoria o cuando se debilita la función de ventilación.

La codeína u otros narcóticos pueden ocultar los signos que pueden determinar el diagnóstico o curso clínico de los pacientes con patología de abdomen agudo.

Use con precaución en pacientes con convulsiones, ya que éstas pueden exacerbarse o ser causadas por opioides.

La codeína genera dependencia y es potencialmente adictiva. En consecuencia, no se recomienda el uso prolongado de este producto.

Generalidades: Paracetamol y codeína en tabletas deben prescribirse con precaución en pacientes con ciertos riesgos especiales, tales como ancianos, personas debilitadas y aquellas con deterioro severo de la función renal o hepática, traumatismos craneales, presión intracraneal elevada, patología de abdomen agudo, hipotiroidismo, estenosis uretral, enfermedad de Addison o hipertrofia prostática.

Función respiratoria: No se recomienda el uso de codeína, que incluye DURALGINA® FUERTE, en todo paciente cuya función respiratoria pueda comprometerse, incluyendo trastornos neuromusculares, condiciones cardiacas o respiratorias severas, infecciones pulmonares, trauma múltiple o procedimientos quirúrgicos extensos.

Metabolizadores ultra rápidos de Codeína: Algunos individuos pueden ser metabolizadores ultrarrápidos debido a un genotipo específico CYP2D6*2x2. Estos individuos convierten la codeína en su metabolito activo, morfina, de manera más rápida y completa con respecto a otras personas. Esta conversión rápida da como resultado niveles séricos de morfina superiores a los previstos. Incluso en regímenes de dosis etiquetados, los individuos que son metabolizadores ultra rápidos pueden experimentar síntomas de sobredosis, como somnolencia extrema, turbación o respiración superficial.

Cuando los médicos prescriben drogas que contienen codeína, deben seleccionar la dosis efectiva más baja por el período de tiempo más corto e informar a sus pacientes sobre estos riesgos y los signos de sobredosis por morfina.

• Reacciones de hipersensibilidad

Reacciones graves en la piel: Raras veces el paracetamol puede provocar reacciones graves en la piel como Pustulosis Exantemática Aguda Generalizada (PEAG, por sus siglas en ingles), Síndrome de Stevens-Johnson (SSJ), y Necrólisis Epidérmica Tóxica (NET), que pueden causar la muerte. Es fundamental reconocer y reaccionar rápidamente a los síntomas iniciales de estas reacciones que pueden ocurrir sin advertencia pero puede manifestarse por reacciones graves en la piel. Los pacientes deben ser informados sobre los signos de reacciones graves, y el uso del medicamento debe interrumpirse en la primera aparición.

• Daño hepático

La administración de paracetamol en dosis más altas de las recomendadas puede ocasionar daño hepático, como así también riesgo de hepatoxicidad severa y muerte. La dosis diaria máxima de paracetamol incluye todas las vías de administración (intravenosa, oral y rectal) y todos los productos que contengan paracetamol (soluciones orales/gotas, jarabe, píldoras, cápsulas, supositorios, entre otros). No exceda la dosis diaria máxima recomendada de paracetamol.

• Peligros ocupacionales

La codeína puede afectar las capacidades mentales y/o físicas requeridas para el desempeño de tareas potencialmente peligrosas. Los pacientes que usan este medicamento deben estar advertidos sobre manejar un automóvil u operar maquinaria potencialmente peligrosa si presentan somnolencia o muestran habilidades mentales o físicas deterioradas mientras se toma esta medicación.

El paciente debe entender los límites de dosis única y de dosis de 24 horas y el intervalo de tiempo entre las dosis. Como sucede con otros medicamentos que contienen narcóticos, estos medicamentos están sujetos a la Ley de Drogas y Sustancias Controladas.

DOSIS TERAPÉUTICA:

Consideraciones de dosificación: No coadministrar con otros medicamentos que contengan paracetamol.

DURALGINA® FUERTE no debe usarse en niños menores de 12 años. La codeína, incluyendo DURALGINA® FUERTE, debe ser prescrita a la dosis efectiva más baja durante el menor período de tiempo posible. La administración debe ser, según sea necesario, cada 4 a 6 horas y no en intervalos programados.

La dosis máxima recomendada de DURALGINA® FUERTE no debe superarse. La sobredosis puede causar daño hepático grave o potencialmente mortal.

La dosis debe ajustarse de acuerdo a la intensidad del dolor y la respuesta del paciente. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que se puede desarrollar tolerancia a la codeína con el uso continuo y que la incidencia de efectos adversos está relacionada con la dosis. La dosis de codeína para adultos, superior a 60 mg, no dan alivio proporcional al dolor sino simplemente prolongan la analgesia, y se asocian con un aumento apreciable en la incidencia de efectos secundarios no deseados. De manera equivalente, las dosis altas en los niños tendrían efectos similares.

Dosis

DURALGINA® FUERTE

Adultos (≥ 12 años de edad): 1 tableta cada 4 a 6 horas, según sea necesario, o como lo indique el médico. No exceder de 6 tabletas en 24 horas.

En base a la guía de dosificación, el número de tabletas por dosis y el número máximo de tabletas por 24 horas debe ser establecido en la prescripción.

Vía de administración: Vía oral.

MEDIDAS EN CASO DE SOBREDOSIS:

• Paracetamol:

Síndrome tóxico típico: Las sobredosis significativas de paracetamol pueden provocar hepatotoxicidad potencialmente mortal. El médico debe tener en cuenta que no hay una presentación temprana que sea patognomónica para la sobredosis. Siempre se debe mantener un alto grado de sospecha clínica.

Debido a la amplia disponibilidad del paracetamol, este está involucrado habitualmente en situaciones de sobredosis de fármacos individuales y mixtos; por tanto, el profesional debe tener un bajo umbral para la detección de su presencia en el suero de un paciente. Se puede prever toxicidad aguda después de una sola dosis de sobredosis de paracetamol cuando dicha sobredosis supera los 150 mg/kg. Los alcohólicos crónicos, individuos caquécticos, y las personas que toman inductores farmacológicos del sistema microsomal enzimático P450 hepático pueden estar en riesgo con exposiciones más bajas. Rara vez se ha reportado intoxicación crónica en personas que consumen por encima de 150 mg/kg de acetaminofén al día durante varios días.

Los primeros síntomas después de una sobredosis hepatotóxica pueden incluir náuseas, vómitos, diaforesis, letargo y malestar general. Si no se instituye el tratamiento adecuado, estos pueden progresar a un dolor en el cuadrante superior, turbación, estupor, y secuelas de necrosis hepática, como ictericia, defectos de coagulación, hipoglucemia, y encefalopatía. También se pueden presentar insuficiencia renal y miocardiopatía.

Antídoto específico: NAC (N-acetilcisteína) administrada ya sea por vía intravenosa o vía oral es conocida por ser un antídoto muy eficaz para la intoxicación por acetaminofén. Es más eficaz cuando se administra dentro de las 8 horas de una sobredosis significativa pero los informes han indicado beneficios en el tratamiento iniciado mucho después de este período de tiempo. Es imperativo administrar el antídoto lo antes posible en el transcurso del tiempo de la intoxicación aguda para cosechar todos los beneficios de los efectos protectores del antídoto.

Manejo General: Cuando existe la posibilidad de sobredosis de acetaminofén, el tratamiento debe comenzar inmediatamente e incluir una descontaminación apropiada del tracto gastrointestinal, una tratamiento de apoyo adecuado, una valoración cuidadosa de los estimados de paracetamol sérico cronometrados de manera apropiada y evaluados frente al nomograma Mateo-Rumack, una administración oportuna de NAC según sea necesario y un adecuado seguimiento. Los médicos que no estén familiarizados con el manejo actual de las sobredosis de paracetamol deben consultar con un centro de control de envenenamientos de inmediato. Los retrasos en el inicio del tratamiento apropiado pueden poner en peligro las posibilidades de recuperación total del paciente.

• Codeína:

La sobredosis de codeína de 100 a 500 mg puede causar un pulso lento, facies, cinetosis, y lasitud o excitación. Las dosis de 800 mg o más han causado miosis prolongada, debilidad muscular, semiinconsciencia, delirio, convulsiones, pulso rápido, y finalmente un colapso circulatorio o parálisis respiratoria. No se conoce con certeza la dosis letal humana de codeína. La mortalidad debido a la codeína parece ser bastante inusual.

Síndrome Tóxico Típico: Narcótico/Opiáceo.

Antídoto Específico: Clorhidrato de Naloxona.

La naloxona antagonista de narcóticos es un antídoto específico contra la depresión respiratoria que puede resultar de una sobredosis de sensibilidad inusual a los narcóticos. Por lo tanto, se debe administrar una dosis apropiada de este antagonista, preferiblemente por vía intravenosa, simultáneamente con esfuerzos de reanimación respiratoria.

Manejo General: Se debe dar principal atención al restablecimiento de un intercambio adecuado mediante el suministro de una vía aérea permeable y la institución de ventilación asistida o controlada. Estabilizar al paciente (A, B, C), llevar a cabo los procedimientos de descontaminación del tracto gastrointestinal apropiados, iniciar la atención de apoyo, administrar un antídoto según sea necesario, consultar con un Centro de Control de Envenenamientos Regional con respecto al manejo en curso, y disponer de cuidados de seguimiento apropiados.

CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, DETERIORO DE LA FERTILIDAD: No se han llevado a cabo estudios adecuados en animales para determinar si el paracetamol o codeína tienen potencial para carcinogénesis o mutagénesis. No se han realizado estudios adecuados en animales para determinar si el paracetamol o codeína tienen potencial en el deterioro de la fertilidad.

Se ha encontrado que el paracetamol y codeína no tienen potencial mutagénico usando la prueba de Ames de Activación Salmonella-Microsomal, Prueba de Basc en células germinales Drosophila, y Prueba de Micronúcleos en la médula ósea de un ratón.

INFORMACIÓN RELACIONADA A LA FECHA DE EXPIRACIÓN

Periodo de validez: No utilizar después de la fecha de expiración indicada en el envase.

CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO: Almacenar a temperatura no mayor a 30 °C.

MANTÉNGASE FUERA DEL ALCANCE DE LOS NIÑOS

VENTA CON RECETA MÉDICA RETENIDA

REV.00

Fabricante:

LUSA® LABORATORIOS UNIDOS S. A.

Av. Bolivar 561/Av. Paso de los Andes 740 Pueblo Libre Teléfonos: 204-5600 Lima - Perú