Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
DALACIN Solución inyectable
Marca

DALACIN

Sustancias

CLINDAMICINA

Forma Farmacéutica y Formulación

Solución inyectable

Presentación

Ampollas , 600/4 mg/ml

COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada ampolla de 4 mL contiene: Fosfato de clindamicina, equivalente a 600 mg de clindamicina.

Excipiente(s): Para obtener una lista completa de excipientes, ver Lista de excipientes.


FORMA FARMACÉUTICA: Solución inyectable.


LISTA DE EXCIPIENTES: Alcohol bencílico, Edetato de sodio, Agua para inyección, Solución de hidróxido de sodio al 10%.

INDICACIONES Y USOS: DALACIN® está indicado en el tratamiento de infecciones graves causadas por bacterias anaerobias susceptibles.

DALACIN® también está indicado en el tratamiento de infecciones graves debidas a cepas susceptibles de estreptococo, neumococo y estafilococo. Debe reservarse para pacientes alérgicos a la penicilina, o para otros pacientes para quienes, a juicio del médico, la penicilina sea inapropiada. Debido al riesgo de colitis pseudomembranosa asociada a antibióticos, según lo descrito en la casilla Advertencia, antes de seleccionar la clindamicina, el médico debe considerar la naturaleza de la infección y la idoneidad de alternativas menos tóxicas (por ejemplo, eritromicina).

Deben llevarse a cabo estudios bacteriológicos para determinar los organismos causantes y su susceptibilidad a la clindamicina.

Deben llevarse a cabo los procedimientos quirúrgicos indicados en conjunto con la terapia antibiótica.

DALACIN® está indicado para el tratamiento de infecciones graves causadas por cepas susceptibles de los organismos designados en las condiciones que se enumeran a continuación:

• Infecciones del tracto respiratorio inferior incluida neumonía, empiema, y abscesos pulmonares causados por anaerobios, Streptococcus pneumoniae, otros estreptococos (excepto E. faecalis) y Staphylococcus aureus.

• Infecciones de la piel y de la estructura de la piel causadas por Streptococcus pyogenes, Staphylococcus aureus y anaerobios.

• Infecciones ginecológicas, incluida endometritis, absceso tubo-ovárico no gonocócico, celulitis pélvica e infección de la cúpula vaginal postquirúrgica causada por anaerobios susceptibles.

• Infecciones intra-abdominales incluida peritonitis y absceso intra-abdominal causado por organismos anaerobios susceptibles.

• Septicemia causada por Staphylococcus aureus, estreptococos (excepto Enterococcus faecalis), y anaerobios susceptibles.

• Infecciones óseas y articulares, incluida osteomielitis hematógena aguda causada por Staphylococcus aureus y como terapia adyuvante en el tratamiento quirúrgico de infecciones óseas y articulares crónicas debidas a organismos susceptibles.

Para reducir el desarrollo de bacterias resistentes al medicamento y mantener la efectividad de DALACIN® y otros medicamentos antibacterianos, DALACIN® debe utilizarse únicamente para tratar o prevenir infecciones de las cuales se compruebe o se sospeche fuertemente que son causadas por bacterias susceptibles. Cuando esté disponible la información sobre cultivos y susceptibilidad, ésta debe considerarse al seleccionar o al modificar la terapia antibacteriana. En ausencia de dichos datos, los patrones locales de epidemiología y susceptibilidad pueden contribuir a la selección empírica de la terapia.

CONTRAINDICACIONES: Este medicamento está contraindicado en pacientes con historia de hipersensibilidad a los preparados que contienen clindamicina o lincomicina.

PRECAUCIONES ESPECIALES DE ELIMINACIÓN Y MANIPULACIÓN: Sin requisitos específicos.

Fabricado por:
Pfizer Manufacturing Belgium NV - Bélgica

Importado por

PFIZER S.A.

Av. Javier Prado Este 6230 2° Piso
Lima 12 - Perú
Teléfono: 615-2100, Fax: 615-2106
LLD_Per_USPI_10Jun2014_v1.0

REACCIONES ADVERSAS: Se han informado las siguientes reacciones con el uso de clindamicina.

Gastrointestinal: Colitis asociada a antibióticos (ver Advertencias), colitis pseudomembranosa, dolor abdominal, náuseas y vómito. La aparición de síntomas de colitis pseudomembranosa puede ocurrir durante o después del tratamiento antibacteriano (ver Advertencias). Un sabor desagradable o metálico se ha informado ocasionalmente después de la administración intravenosa de las dosis más altas de fosfato de clindamicina.

Reacciones de hipersensibilidad: Se ha observado erupción maculopapular y urticaria durante la terapia con el medicamento. Las erupciones en piel generalizadas de tipo morbiliforme leves a moderadas son las reacciones adversas más frecuentemente informadas.

Se han notificado reacciones cutáneas graves como necrólisis epidérmica tóxica, alguna de ellas con desenlace fatal (ver Advertencias). Los casos de Pustulosis exantemática generalizada aguda (PEGA), eritema multiforme, del tipo que se asemeja al síndrome de Stevens-Johnson, han sido asociados con clindamicina. Se han informado también casos de reacciones anafilactoides. Si ocurre una reacción de hipersensibilidad, debe descontinuarse el medicamento. Los agentes usuales (epinefrina, corticosteroides, antihistamínicos) deben estar disponibles para el tratamiento de emergencia de las reacciones graves.

Piel y membranas mucosas: Prurito, vaginitis, y en raras ocasiones dermatitis exfoliativa, han sido informadas (ver Reacciones de hipersensibilidad).

Hígado: Se han observado ictericia y anormalidades en las pruebas de función hepática durante la terapia con clindamicina.

Renal: Aunque no se ha establecido una relación directa entre clindamicina y el daño renal, se ha observado casos raros de disfunción renal evidenciada por azotemia, oliguria y/o proteinuria.

Hematopoyéticas: Se ha informado de neutropenia transitoria (leucopenia) y eosinofilia. Se han hecho informes de agranulocitosis y trombocitopenia. No pudo establecerse una relación etiológica directa con la terapia concurrente con clindamicina en cualquiera de las anteriores.

Sistema inmunitario: Se ha reportado casos de reacción al medicamento con eosinofilia y síntomas sistémicos (DRESS).

Reacciones locales: Se ha informado irritación en el lugar de la inyección, dolor, endurecimiento y absceso estéril luego de la inyección intramuscular y tromboflebitis luego de infusión intravenosa. Pueden minimizarse o evitarse las reacciones aplicando inyecciones intramusculares profundas y evitando el uso prolongado de catéteres intravenosos.

Musculoesqueléticas: Se han informado casos de poliartritis.

Cardiovasculares: Se han informado casos raros de paro cardiopulmonar e hipotensión luego de una administración intravenosa demasiado rápida (ver Dosis y administración).

INCOMPATIBILIDADES: Ninguna conocida.

ADVERTENCIAS

Ver casilla ADVERTENCIA.

Clostridium difficile asociada a diarrea: Se ha informado de diarrea asociada a Clostridium difficile (CDAD) con el uso de casi cualquier agente antibacteriano, incluido DALACIN®, y puede oscilar en gravedad entre diarrea leve y colitis fatal. El tratamiento con agentes antibacterianos altera la flora normal del colon, lo que lleva a un crecimiento excesivo de C. difficile.

C. difficile produce toxinas A y B que contribuyen al desarrollo de la CDAD. Las cepas productoras de hipertoxinas de C. difficile causan un aumento en la morbilidad y la mortalidad, ya que estas infecciones pueden ser refractarias a la terapia antimicrobiana y pueden requerir colectomía. Debe considerarse la presencia CDAD en todos los pacientes que presentan diarrea después del uso de antibióticos. Una historia clínica cuidadosa es necesaria, ya que se ha informado de eventos de CDAD más de 2 meses después de la administración de agentes antibacterianos.

Si se sospecha o se confirma la existencia de CDAD, puede ser necesario descontinuar el uso de antibióticos no dirigidos contra C. difficile. Debe instituirse un manejo apropiado de fluidos y electrolitos, suplementos proteínicos, tratamiento antibiótico de C. difficile y evaluación quirúrgica según lo que esté clínicamente indicado.

Reacciones cutáneas graves: Se han notificado reacciones cutáneas graves como necrólisis epidérmica tóxica, algunos de ellos con desenlace fatal. En caso de un evento de este tipo, el tratamiento debe suspenderse de forma permanente.

Debe hacerse una investigación cuidadosa en relación con sensibilidades previas a medicamentos y otros alérgenos.

Toxicidad de alcohol bencílico en pacientes pediátricos (“Síndrome del Jadeo”): Este producto contiene alcohol bencílico como preservante. El preservante alcohol bencílico se ha asociado con efectos adversos graves, incluyendo el “Síndrome del Jadeo” y la muerte en pacientes pediátricos. Aunque las dosis terapéuticas normales de este producto por lo general contienen cantidades de alcohol bencílico que son sustancialmente inferiores a las reportadas con el “Síndrome del Jadeo” la cantidad mínima de alcohol bencílico con la cual se puede producir toxicidad no se conoce. El riesgo de toxicidad del alcohol bencílico depende de la cantidad administrada y la capacidad hepática para desintoxicar el producto químico. Los bebés prematuros y de bajo peso al nacer pueden ser más propensos a desarrollar toxicidad.

Uso en meningitis: Ya que la clindamicina no se difunde adecuadamente en el fluido cerebroespinal, el medicamento no debe utilizarse en el tratamiento de la meningitis.

Las reacciones anafilactoides graves requieren tratamiento inmediato de emergencia con epinefrina. También deben administrarse oxígeno y corticosteroides intravenosos según fuere indicado.


PRECAUCIONES

General: La revisión de la experiencia a la fecha sugiere que un subgrupo de pacientes de mayor edad con enfermedad grave asociada puede tener una menor tolerancia a la diarrea. Cuando la clindamicina está indicada en estos pacientes, deben monitorearse con cuidado los cambios en la frecuencia intestinal.

DALACIN® debe prescribirse con precaución en individuos con historia de enfermedad gastrointestinal, particularmente colitis.

DALACIN® debe prescribirse con precaución en individuos atópicos.

Ciertas infecciones pueden requerir incisión y drenaje u otros procedimientos quirúrgicos indicados, además de la terapia antibiótica.

El uso de DALACIN® puede dar como resultado un crecimiento excesivo de organismos no susceptibles, particularmente levaduras. En caso de ocurrir una superinfección, deben tomarse medidas apropiadas según esté indicado para la situación clínica.

DALACIN® no debe inyectarse intravenosamente sin diluir en forma de bolo, sino que debe administrarse durante un periodo de al menos 10–60 minutos según lo indicado en la sección Dosis y administración.

Puede no ser necesario modificar la dosificación de clindamicina en pacientes con enfermedad renal. En pacientes con enfermedad hepática moderada a grave, se ha encontrado una prolongación de la vida media de clindamicina. Sin embargo, se postuló a partir de estudios que, administrada cada 8 horas, la acumulación debe ocurrir en raras ocasiones. Por lo tanto, puede no ser necesaria la modificación de la dosificación en pacientes con enfermedad hepática. Sin embargo, deben hacerse determinaciones periódicas de enzimas hepáticas al tratar pacientes con enfermedad hepática grave.

Prescribir DALACIN® en ausencia de una infección bacteriana comprobada o fuertemente sospechada, o como indicación profiláctica, tiene pocas probabilidades de proporcionar un beneficio al paciente y aumenta el riesgo de desarrollar bacterias resistentes al medicamento.

Información para los pacientes: Debe aconsejarse a los pacientes que los medicamentos antibacterianos, incluido DALACIN®, sólo deben utilizarse para tratar infecciones bacterianas. No tratan infecciones virales (por ejemplo, el resfriado común). Cuando se prescribe DALACIN® para tratar una infección bacteriana, debe decirse a los pacientes que aunque es común sentirse mejor al principio del curso de la terapia, la medicación debe tomarse exactamente según lo indicado. Saltarse la dosis o no completar todo el curso de la terapia puede (1) disminuir la efectividad del tratamiento inmediato y (2) aumentar la probabilidad de que las bacterias desarrollen resistencia y no sean tratables con DALACIN® u otros medicamentos antibacterianos en el futuro.

La diarrea es un problema común causado por los antibióticos, que usualmente termina cuando se descontinúa el antibiótico. Algunas veces, después de comenzar el tratamiento con antibióticos, los pacientes pueden desarrollar heces agudas y sanguinolentas (con o sin cólicos estomacales y fiebre) incluso hasta dos o más meses después de haber tomado la última dosis del antibiótico. Si esto ocurre, los pacientes deben ponerse en contacto con su médico tan pronto como sea posible.

Pruebas de laboratorio: Durante una terapia prolongada, deben llevarse a cabo de forma periódica pruebas de función hepática y renal y recuentos sanguíneos.

Interacciones con medicamentos: Se ha mostrado que la clindamicina tiene propiedades bloqueadoras neuromusculares que pueden incrementar la acción de otros agentes bloqueadores neuromusculares. Por lo tanto, debe utilizarse con precaución en pacientes que reciben dichos agentes.

Se ha demostrado antagonismo entre la clindamicina y la eritromicina in vitro. Debido a la posible significancia clínica, no deben administrarse los dos medicamentos de manera concurrente.

Carcinogénesis, mutagénesis, problemas de fertilidad: No se han llevado a cabo estudios a largo plazo en animales con clindamicina para evaluar el potencial carcinogénico. Las pruebas de genotoxicidad incluyeron una prueba de micronúcleo en ratas y una prueba de Ames de reversión de salmonella. Ambas pruebas fueron negativas.

Un estudio de fertilidad en ratas tratadas oralmente con hasta 300 mg/kg/día (aproximadamente 1,1 veces la dosis humana más alta recomendada para adultos con base en mg/m2) no reveló efecto alguno sobre la fertilidad o sobre la capacidad para el apareamiento.

Embarazo: Efectos teratogénicos

Embarazo Categoría B

En ensayos clínicos con mujeres embarazadas no se ha relacionado la administración sistémica de clindamicina, durante el segundo y el tercer trimestre, con una mayor frecuencia de anormalidades congénitas.

Se debe administrar clindamicina durante el primer trimestre de embarazo, sólo si es claramente necesario. No hay estudios adecuados ni bien controlados en mujeres embarazadas durante el primer trimestre de embarazo. Debido a que los estudios de reproducción en animales no siempre son predictivos a la respuesta humana, este medicamento debe usarse durante el embarazo sólo si es claramente necesario.

Los estudios de reproducción realizados en ratas y ratones con dosis orales de clindamicina de hasta 600 mg/kg/día (2,1 y 1,1 veces la dosis humana máxima recomendada para adultos basada en mg/m2, respectivamente) o dosis subcutáneas de clindamicina de hasta 250 mg/kg/día (0,9 y 0,5 veces la dosis humana máxima recomendada para adultos basado en mg/m2, respectivamente) no reveló ninguna evidencia de teratogenicidad.

DALACIN® Solución Inyectable contiene alcohol bencílico. El alcohol bencílico puede cruzar la placenta. Véase Advertencias.

Mujeres en lactancia: Se ha informado que la clindamicina aparece en la leche materna en el rango de 0,7 a 3,8 mcg/mL a dosis de 150 mg por vía oral hasta 600 mg por vía intravenosa. Debido al riesgo de reacciones adversas graves en infantes lactantes, las madres en lactancia no deben consumir clindamicina.

Uso pediátrico: Cuando se administra DALACIN® Solución Inyectable a la población pediátrica (desde el nacimiento hasta los 16 años de edad), es recomendable un monitoreo apropiado de las funciones orgánicas.

Uso en recién nacidos y bebés: Este producto contiene alcohol bencílico como preservante. El alcohol bencílico se ha asociado a un "Síndrome del Jadeo" fatal en bebés prematuros. Véase Advertencias.

No se ha evaluado el potencial para el efecto tóxico en la población pediátrica a partir de químicos que pueden filtrarse de la dosis única premezclada de la preparación IV en plástico. Véase Advertencias.

Uso geriátrico: Los estudios clínicos de clindamicina no incluyen un número suficiente de pacientes de más de 65 años de edad para determinar si responden de manera diferente a los pacientes más jóvenes. Sin embargo, otra experiencia clínica reportada indica que la colitis y la diarrea asociadas a los antibióticos (debidas a Clostridium difficile) observadas en asociación con la mayoría de los antibióticos, ocurren con frecuencia en ancianos (>60 años de edad) y pueden ser más graves. Debe monitorearse con cuidado el desarrollo de diarrea en estos pacientes.

Los estudios farmacocinéticos con clindamicina no han mostrado ninguna diferencia clínicamente importante entre sujetos jóvenes y ancianos con función hepática normal y función renal normal (ajustada para edad) después de la administración oral o intravenosa.

DOSIS Y ADMINISTRACIÓN: Si se presenta diarrea durante la terapia, debe descontinuarse este antibiótico (ver casilla de Advertencia).

• Se debe administrar el fosfato de clindamicina, por vía intramuscular, sin diluir.

• Se debe administrar el fosfato de clindamicina, por vía intravenosa, diluido (ver Tasas de dilución para administración por vía I.V. y de infusión por vía I.V., a continuación).

Adultos:

• Parenteral (Administración IM o IV):

– Infecciones graves debidas a cocos aerobios Gram positivos y los anaerobios más susceptibles (por lo general no incluye especies de Bacteroides fragilis, Peptococcus y especies de Clostridium diferentes de Clostridium perfringens): 600–1200 mg/día en 2, 3 o 4 dosis iguales.

– Infecciones más graves, en particular aquellas debidas a especies probadas o sospechadas de Bacteroides fragilis, Peptococcus, o especies de Clostridium diferentes de Clostridium perfringens: 1200-2700 mg/día en 2, 3 o 4 dosis iguales.

• Para infecciones más serias, puede ser necesario incrementar estas dosis. En situaciones que amenazan la vida debido a aerobios o anaerobios, pueden aumentarse estas dosis. Pueden administrarse dosis de hasta 4800 mg por día vía intravenosa para adultos. Ver sección Tasas de dilución para administración por vía I.V. y de infusión por vía I.V., a continuación.

– No se recomiendan inyecciones intramusculares únicas de más de 600 mg.

– De forma alternativa, el medicamento puede administrarse en forma de una infusión única rápida de la primera dosis, seguida de una infusión IV continua, como se muestra a continuación:

Para mantener los niveles séricos de clindamicina

Tasa de infusión rápida

Tasa de infusión de mantenimiento

Por encima de 4 mcg/mL

10 mg/min por 30 min

0,75 mg/min

Por encima de 5 mcg/mL

15 mg/min por 30 min

1,00 mg/min

Por encima de 6 mcg/mL

20 mg/min por 30 min

1,25 mg/min

Neonatos (menos de 1 mes): 15 a 20 mg/kg/día en 3 a 4 dosis iguales. La dosis más baja puede adecuarse para prematuros pequeños.

Pacientes pediátricos entre 1 mes de edad hasta 16 años: Administración parenteral (IM o IV): 20 a 40 mg/kg/día en 3 a 4 dosis iguales. Las dosis más altas se utilizarían para infecciones más graves. Como alternativa a la dosificación en función del peso corporal, los pacientes pediátricos pueden dosificarse en función de la superficie corporal en metros cuadrados: 350 mg/m2/día para infecciones serias y 450 mg/m2/día para infecciones más graves.

La terapia parenteral se puede cambiar a DALACIN® Cápsulas (clorhidrato de clindamicina) cuando la condición es garantizada y a discreción del médico.

En caso de infecciones estreptocócicas ß-hemolíticas, debe continuarse el tratamiento por al menos 10 días.

Tasas de dilución para administración por vía I.V y de infusión por vía I.V.: La concentración de clindamicina en diluyente para infusión no debe exceder los 18 mg por mL. Las tasas de infusión no deben exceder los 30 mg por minuto. Las siguientes son las diluciones de infusión y las tasas usuales:

Dosis

Diluyente

Tiempo

300 mg

50 mL

10 min

600 mg

50 mL

20 min

900 mg

50–100 mL

30 min

1200 mg

100 mL

40 min

No se recomienda la administración de más de 1200 mg en una sola infusión de 1 hora.

Deben inspeccionarse visualmente los productos farmacéuticos parenterales en busca de material particulado y decoloración antes de la administración, siempre y cuando la solución y el envase lo permitan.

Dilución y compatibilidad: Estudios de compatibilidad física y biológica monitoreados por 24 horas a temperatura ambiente no han demostrado inactivación ni incompatibilidad con el uso de DALACIN® Solución Inyectable (fosfato de clindamicina) en soluciones IV que contienen cloruro de sodio, glucosa, calcio o potasio, y en soluciones que contienen complejo de vitamina B en concentraciones usualmente utilizadas clínicamente. No se ha demostrado incompatibilidad con los antibióticos cefalotina, kanamicina, gentamicina, penicilina o carbenicilina.

Los siguientes medicamentos son físicamente incompatibles con fosfato de clindamicina: Ampicilina sódica, fenitoína sódica, barbitúricos, aminofilina, gluconato de calcio y sulfato de magnesio.

La compatibilidad y duración de la estabilidad de las mezclas de medicamentos varía dependiendo de la concentración y de otras condiciones. Para información actualizada sobre las compatibilidades de fosfato de clindamicina en condiciones específicas, por favor póngase en contacto con la unidad de información médica y del medicamento.


VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Intramuscular e intravenoso

SOBREDOSIS: Se observó mortalidad significativa en ratones a una dosis intravenosa de 855 mg/kg y en ratas a una dosis oral o subcutánea de aproximadamente 2618 mg/kg. En ratones, se observaron convulsiones y depresión.

La hemodiálisis y la diálisis peritoneal no son efectivas para retirar la clindamicina del suero.

FARMACOLOGÍA CLÍNICA

Distribución: El fosfato de clindamicina biológicamente inactivo se convierte en clindamicina activa.

Los niveles pico de clindamicina activa en suero se alcanzan hacia el final de una infusión intravenosa a corto plazo.

Después de la inyección intramuscular de fosfato de clindamicina, se alcanzan los niveles pico de clindamicina activa dentro de las siguientes 3 horas en adultos y 1 hora en pacientes pediátricos. Pueden construirse las curvas de los niveles séricos a partir de los niveles pico IV en suero como se presentan en la Tabla 1 aplicando la vida media de eliminación (ver Excreción).

Los niveles séricos de clindamicina pueden mantenerse por encima de las concentraciones inhibitorias mínimas in vitro para la mayoría de los organismos indicados mediante la administración de fosfato de clindamicina cada 8 a 12 horas en adultos y cada 6 a 8 horas en pacientes pediátricos, o mediante infusión intravenosa continua. Se alcanza un estado de equilibrio hacia la tercera dosis.

No se alcanzan niveles significativos de clindamicina en el fluido cerebroespinal, aún en presencia de meninges inflamadas.

Excreción: El fosfato de clindamicina biológicamente inactivo desaparece rápidamente del suero; la vida media de eliminación promedio es de 6 minutos; sin embargo, la vida media de eliminación sérica de la clindamicina activa es de aproximadamente 3 horas en adultos y 2 horas y media en pacientes pediátricos.

Poblaciones especiales:

• Disfunción renal/hepática: La vida media de eliminación de clindamicina aumenta ligeramente en pacientes con función renal o hepática marcadamente reducida. La hemodiálisis y la diálisis peritoneal no son efectivas para retirar la clindamicina del suero. Los programas de dosificación no necesitan modificarse en presencia de enfermedad renal o hepática leve o moderada.

• Uso en ancianos: Los estudios farmacocinéticos en voluntarios ancianos (61-79 años) y en adultos más jóvenes (18-39 años) indican que la edad por sí sola no altera la farmacocinética de la clindamicina (depuración, vida media de eliminación, volumen de distribución y área bajo la curva concentración-tiempo en suero) después de la administración IV de fosfato de clindamicina. Después de la administración oral de clorhidrato de clindamicina, la vida media de eliminación aumenta hasta aproximadamente 4,0 horas (rango 3,4–5,1 h) en ancianos, en comparación con 3,2 horas (rango 2,1– 4,2 h) en adultos más jóvenes. La extensión de la absorción, sin embargo, no es diferente entre grupos de edad y no es necesaria ninguna alteración en la dosificación para ancianos con función hepática normal y función renal normal (ajustada según la edad).

Los ensayos en suero para clindamicina activa requieren de un inhibidor para evitar la hidrólisis in vitro del fosfato de clindamicina.

Tabla 1. Concentraciones pico y mínima promedio de clindamicina activa en suero después de la dosificación con fosfato de clindamicina

Régimen de dosificación

Pico
mcg/mL

Mínima
mcg/mL

Hombres adultos saludables (post-equilibrio)

600 mg IV en 30 min cada 6h

10,9

2,0

600 mg IV en 30 min cada 8h

10,8

1,1

900 mg IV en 30 min cada 8h

14,1

1,7

600 mg IM cada 12h*

9

Pacientes pediátricos (primera dosis)*

5–7 mg/kg IV en 1 hora

10

5–7 mg/kg IM

8

3-5 mg/kg IM

4

*Los datos en este grupo provienen de pacientes tratados por infección.

Microbiología: La clindamicina inhibe la síntesis bacteriana de proteínas uniéndose a la subunidad 50S del ribosoma. Tiene actividad contra aerobios y anaerobios Gram positivos, al igual que contra algunos anaerobios Gram negativos. La clindamicina es bacteriostática. La resistencia cruzada entre clindamicina y lincomicina es completa. Se ha demostrado antagonismo in vitro entre clindamicina y eritromicina. La resistencia inducible de la clindamicina se ha identificado en estafilococos y estreptococos beta-hemolíticos resistentes a los macrólidos. Deben examinarse extractos resistentes a los macrólidos de estos organismos en busca de resistencia inducible por clindamicina utilizando la prueba de zona D.

Se ha observado que clindamicina es activa contra la mayoría de los siguientes microorganismos aislados, tanto in vitro como en infecciones clínicas, según lo descrito en la sección Indicaciones y usos.

• Aerobios Gram positivos:

– Staphylococcus aureus (cepas susceptibles a la meticilina)

– Streptococcus pneumoniae (cepas susceptibles a la penicilina)

– Streptococcus pyogenes

• Anaerobios:

– Prevotella melaninogenica

– Fusobacterium necrophorum

– Fusobacterium nucleatum

– Peptostreptococcus anaerobius

– Clostridium perfringens

Al menos el 90% de los microorganismos enumerados a continuación exhiben concentraciones inhibitorias mínimas (MIC) in vitro inferiores o iguales al punto de quiebre de MIC susceptible a la clindamicina para organismos de tipo similar a los que se muestran en la Tabla 2. Sin embargo, la eficacia de la clindamicina en el tratamiento de infecciones clínicas debidas a estos microorganismos no ha sido establecida en estudios clínicos adecuados y bien controlados.

• Aerobios Gram positivos:

– Staphylococcus epidermis (cepas susceptibles a la meticilina)

– Streptococcus agalactiae

– Streptococcus anginosus

– Streptococcus oralis

Streptococcus mitis

• Anaerobios:

– Prevotella intermedia

– Prevotella bivia

– Propionibacterium acnes

– Micromonas (“Peptostreptococcus”) micros

– Finegoldia (“Peptostreptococcus”) magna

– Actinomyces israelii

– Clostridium clostridioforme

– Eubacterium lentum

Método de prueba de susceptibilidad: Cuando están disponibles, el laboratorio de microbiología clínica debe proporcionar al médico resultados acumulados de prueba de susceptibilidad in vitro para medicamentos antimicrobianos utilizados en hospitales locales y áreas de práctica en forma de informes periódicos que describan el perfil de susceptibilidad de patógenos adquiridos en nosocomios y en la comunidad. Estos informes deberían ayudar al médico a seleccionar el antimicrobiano más efectivo.

• Técnicas de dilución: Se utilizan métodos cuantitativos para determinar las concentraciones inhibitorias mínimas (MIC) antimicrobianas. Estas MIC proporcionan estimaciones de la susceptibilidad de las bacterias a los compuestos antimicrobianos. Las MIC deben determinarse utilizando un procedimiento estandarizado con base en métodos de dilución (caldo, agar o microdilución) o equivalente, utilizando inóculo y concentraciones estandarizadas de clindamicina. Los valores de las MIC deben interpretarse según los criterios proporcionados en la Tabla 2.

• Técnicas de difusión: Los métodos cuantitativos que requieren la medición de diámetro de zona también proporcionan estimaciones reproducibles de la susceptibilidad de las bacterias a los compuestos antimicrobianos. El procedimiento estandarizado requiere del uso de concentraciones estandarizadas de inóculo. Este procedimiento utiliza discos de papel impregnados con 2 mcg de clindamicina para probar la susceptibilidad de los microorganismos a la clindamicina. Aquellos informes de laboratorio que proporcionan resultados de la prueba de susceptibilidad con un solo disco estándar con 2 mcg de clindamicina deben interpretarse según los criterios en la Tabla 2.

Tabla 2. Criterios de interpretación de la susceptibilidad para clindamicina

Patógenos

Criterios de interpretación de la susceptibilidad

Concentraciones inhibitorias mínimas (MIC en mcg/mL)

Difusión en disco (diámetros de zona en mm)

S

I

R

S

I

R

Staphylococcus spp.

≤0,5

1-2

≥4

≥21

15-20

≤14

Streptococcus pneumoniae y otros Streptococcus spp.

≤0,25

0,5

≥1

≥19

16-18

≤15

Bacteria anaeróbica

≤2

4

≥8

NA

NA

NA

NA=no aplicable

Un informe de “Susceptible” indica que es probable que el patógeno sea inhibido si el compuesto antimicrobiano en la sangre logra las concentraciones usualmente alcanzables. Un informe de “Intermedio” indica que el resultado debe considerarse equívoco y, si el microorganismo no es completamente susceptible a medicamentos alternativos, clínicamente factibles, debe repetirse la prueba. Esta categoría implica posible aplicabilidad clínica en sitios del cuerpo donde el medicamento está concentrado fisiológicamente, o en situaciones donde pueden utilizarse altas dosis del medicamento. Esta categoría también proporciona una zona de amortiguación que previene que factores técnicos pequeños, no controlados, causen discrepancias mayores en la interpretación.

Un informe de “Resistente” indica que no es probable que el patógeno sea inhibido si el compuesto antimicrobiano en la sangre logra las concentraciones usualmente alcanzables; debe seleccionarse otra terapia.

• Control de calidad (QC): Los procedimientos de prueba de susceptibilidad estandarizados requieren del uso de controles de laboratorio para monitorear y garantizar la exactitud y precisión de los suministros y reactivos utilizados en el ensayo y las técnicas de los individuos que llevan a cabo la prueba. Clindamicina en polvo estándar debe proporcionar los rangos de MIC en la Tabla 3. Para la técnica de difusión en disco utilizando el disco de 2 mcg de clindamicina, deben alcanzarse los criterios proporcionados en la Tabla 2.

Tabla 3. Rangos de control de calidad aceptables para clindamicina para ser utilizados en la validación de resultados de pruebas de susceptibilidad

Cepa de QC

Rangos de control de calidad aceptables

Rango de concentración inhibitoria mínima (mcg/mL)

Rango de difusión de disco (diámetros de zona en mm)

Cuando se prueban patógenos aerobios

Staphylococcus aureus
ATCC 29213

0,06-0,25

NA

Staphylococcus aureus
ATCC 25923

NA

24-30

Streptococcus pneumoniae ATCC 49619

0,03-0,12

19-25

Cuando se prueban anaerobios

Bacteroides fragilis
ATCC 25285

0,5-2

NA

Bacteroides thetaiotaomicron
ATCC 29741

2-8

NA

Eubacterium lentum
ATCC 43055

0,06-0,25

A

NA=no aplicable

ATCC® es una marca registrada de la Colección Americana de Tipos de Cultivo

PRECAUCIONES ESPECIALES DE CONSERVACIÓN: Ver condiciones de almacenamiento indicadas en el empaque.


TIEMPO DE VIDA ÚTIL: No sobrepasar la fecha de vencimiento indicada en el empaque.