Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
CIPROXINA 200 Solución para infusión intravenosa
Marca

CIPROXINA 200

Sustancias

CIPROFLOXACINO

Forma Farmacéutica y Formulación

Solución para infusión intravenosa

Presentación

1 Frasco vial, 100 ml, 200 Miligramos

COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA:

Cada 100 ml de SOLUCIÓN PARA INFUSIÓN contiene: 200 mg de ciprofloxacino. El contenido de cloruro de sodio es de 900 mg (15.4 mmol).

Para obtener una lista completa de los excipientes, véase Lista de excipientes.


FORMA FARMACÉUTICA:

Solución para infusión intravenosa

Solución transparente, prácticamente incolora o ligeramente amarillenta.

El valor del pH de las soluciones para perfusión se encuentra entre 3,9 y 4,5.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

CIPROXINA 200 está indicado para el tratamiento de las siguientes infecciones (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo y Propiedades farmacodinámicas). Antes de empezar el tratamiento, se debe prestar atención especial a la información disponible sobre las resistencias.

Se deben tener en cuenta las recomendaciones oficiales sobre el uso adecuado de los antibióticos.

Adultos:

• Infecciones de las vías respiratorias bajas causadas por bacterias gramnegativas

– Exacerbaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

– Infecciones broncopulmonares en la fibrosis quística o en la bronquiectasia

– Neumonía

• Otitis media supurativa crónica

• Exacerbación aguda de sinusitis crónica, especialmente si ésta es causada por bacterias gramnegativas

• Infecciones de las vías urinarias

• Infecciones del tracto genital

– Epidídimo-orquitis, incluyendo casos causados por cepas sensibles de Neisseria gonorrhoeae

– Enfermedades inflamatorias pélvicas (EIP), incluyendo los casos causados por cepas sensibles de Neisseria gonorrhoeae

• Infecciones del tracto gastrointestinal (p. ej. diarrea del viajero)

• Infecciones intraabdominales

• Infecciones de la piel y tejidos blandos causadas por bacterias gramnegativas

• Otitis externa maligna

• Infecciones de los huesos y las articulaciones

• Inhalación de carbunco pulmonar (profilaxis tras la exposición y tratamiento curativo)

El ciprofloxacino puede utilizarse para el tratamiento de pacientes neutropénicos con fiebre si existe sospecha de que la fiebre está causada por una infección bacteriana.

Población pediátrica:

• Infecciones broncopulmonares en la fibrosis quística causadas por Pseudomonas aeruginosa

• Infecciones complicadas de las vías urinarias y pielonefritis.

• Inhalación de carbunco pulmonar (profilaxis tras la exposición y tratamiento curativo)

El ciprofloxacino también puede utilizarse para el tratamiento de infecciones graves en niños y en adolescentes cuando se considere necesario.

El tratamiento debe iniciarlo únicamente un médico con experiencia en el tratamiento de la fibrosis quística y/o de las infecciones graves en niños y adolescentes (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo y Propiedades farmacodinámicas).

Debido a que las fluoroquinolonas, incluyendo ciprofloxacino, se han asociado con reacciones adversas graves y para algunos pacientes la [sinusitis bacteriana aguda y/o exacerbación bacteriana aguda de la bronquitis crónica y/o infecciones del tracto urinario no complicadas] es autolimitante, se recomienda reservar ciprofloxacino, para el tratamiento de [sinusitis bacteriana aguda y/o exacerbación bacteriana aguda de la bronquitis crónica y/o infecciones del tracto urinario no complicadas] en pacientes que no tienen otra alternativa de tratamiento.

DATOS FARMACÉUTICOS:

Lista de excipientes:

• Solución de ácido láctico al 20 %,

• Cloruro de sodio,

• Ácido clorhídrico,

• Agua para inyectables.

Incompatibilidades: Este medicamento no debe mezclarse con otros, excepto con los mencionados en la sección Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones.

Las soluciones para perfusión deben aplicarse, por norma, siempre que la compatibilidad con otras soluciones o medicamentos no esté demostrada, por separado. Las señales ópticas de incompatibilidad son, por ejemplo, la formación de precipitados, la turbidez o el cambio de color.

Existe incompatibilidad con todas las soluciones para perfusión o medicamentos que al valor del pH de las soluciones sean física o químicamente inestables (p. ej. penicilina, soluciones de heparina), especialmente cuando se combinan con soluciones ajustadas a pH alcalino (valor de pH de las soluciones de ciprofloxacino: 3,9 4,5).

Periodo de validez: 4 años

La estabilidad química y física ha sido demostrada durante 24 horas a temperatura ambiente. Desde el punto de vista microbiológico el producto debe utilizarse inmediatamente después de abrirse, a menos que pueda excluirse el riesgo de contaminación microbiana al abrirlo y mezclarlo con otras soluciones para perfusión. Si no se utiliza inmediatamente, las condiciones de conservación y el tiempo de conservación son responsabilidad del usuario.

Precauciones especiales de conservación: Conservar en la caja para protegerlo de la luz. No refrigerar o congelar.


PROPIEDADES FARMACOCINÉTICAS:

Absorción: En la perfusión intravenosa de ciprofloxacino, las concentraciones máximas medias en suero se alcanzan al final de la infusión. En el intervalo de dosis de hasta 400 mg la farmacocinética del ciprofloxacino administrado por vía intravenosa es lineal.

La comparación de los parámetros farmacocinéticos en la administración intravenosa dos y tres veces al día no puso de manifiesto acumulación alguna de ciprofloxacino ni de sus metabolitos.

La infusión intravenosa durante 60 minutos de 200 mg de ciprofloxacino y la administración oral de 250 mg de ciprofloxacino, ambas cada 12 horas, arrojaron un área equivalente bajo la curva de la concentración sérica - tiempo (AUC).

La infusión intravenosa durante 60 minutos de 400 mg de ciprofloxacino cada 12 horas fue bioequivalente en lo que respecta al AUC a una dosis oral de 500 mg cada 12 horas.

La infusión intravenosa durante 60 minutos de 400 mg cada 12 horas arrojó una Cmáx comparable a la de una dosis oral de 750 mg.

La infusión durante 60 minutos de 400 mg de ciprofloxacino cada 8 horas fue equivalente en lo que respecta al AUC a una administración oral de 750 mg cada 12 horas.

Distribución: La unión a proteínas del ciprofloxacino es reducida (20 30 %). El ciprofloxacino está presente en el plasma sanguíneo principalmente en forma no ionizada y posee un elevado volumen de distribución en estado estacionario de 2 3 l/kg de peso corporal. El ciprofloxacino alcanza concentraciones elevadas en distintos tejidos, como el tejido pulmonar (líquido epitelial, macrófagos alveolares, tejidos de biopsia), los senos paranasales, las lesiones inflamadas (líquido de ampollas de cantaridina) y las vías urinarias (orina, próstata, endometrio), donde se alcanzan concentraciones totales superiores a las concentraciones plasmáticas.

Biotransformación: Se han observado concentraciones bajas de cuatro metabolitos que se identificaron como: desetilenciprofloxacino (M1), sulfociprofloxacino (M2), oxociprofloxacino (M3) y formilciprofloxacino (M4). Estos metabolitos muestran actividad antimicrobiana in-vitro pero en mucho menor grado que el compuesto original.

Se sabe que el ciprofloxacino es un inhibidor moderado de la isoenzima CYP450 1A2.

Eliminación: El ciprofloxacino se excreta ampliamente y sin modificar por vía renal y, en menor grado, por vía fecal.

Excreción de ciprofloxacino (en % de la dosis)

Administración intravenosa

Orina

Heces

Ciprofloxacino

61,5

15,2

Metabolitos (M1 a M4)

9,5

2,6

El aclaramiento renal es de 180 300 ml/kg/h y el aclaramiento total corporal de 480 600 ml/kg/h. El ciprofloxacino sufre tanto filtración glomerular como secreción tubular. Los trastornos graves de la función renal dan lugar a un aumento de las semividas de hasta 12 horas.

El aclaramiento no renal del ciprofloxacino se produce principalmente por secreción transintestinal activa y metabolismo. El 1 % de la dosis se excreta por vía biliar. El ciprofloxacino está presente en la bilis en concentraciones elevadas.

Población pediátrica:

Los datos farmacocinéticos en pacientes pediátricos son limitados.

En un ensayo en niños (a partir de un año de edad) no se encontró una dependencia de la Cmáx ni del AUC con la edad. En la administración repetida (10 mg/kg tres veces al día) no se produjo ningún incremento relevante de la Cmáx y del AUC.

Después de una perfusión intravenosa durante una hora de 10 mg/kg en 10 niños menores de un año con sepsis grave, la Cmáx fue de 6,1 mg/l (intervalo 4,6 8,3 mg/l) en comparación con 7,2 mg/l (intervalo 4,7 11,8 mg/l) en niños de 1 a 5 años de edad. Los valores del AUC fueron de 17,4 mg*h/l (intervalo 11,8 32,0 mg*h/l) y de 16,5 mg*h/l (intervalo 11,0 23,8 mg*h/l) en los grupos de edad correspondientes.

Estos valores se encuentran dentro del intervalo descrito en adultos a las dosis terapéuticas correspondientes. A partir de los análisis farmacocinéticos de población realizados en pacientes pediátricos con diversas infecciones, la semivida media calculada fue de 4 a 5 horas y la biodisponibilidad de la suspensión administrada por vía oral, de entre el 50 y el 80 %.


PROPIEDADES FARMACODINÁMICAS:

Grupo farmacoterapéutico: fluoroquinolonas, código ATC: J01MA02

Mecanismo de acción: Como antibiótico fluoroquinolónico, el ciprofloxacino posee un efecto bactericida basado en la inhibición de la topoisomerasa II (ADN-girasa) y la topoisomerasa IV. Ambas enzimas son necesarias para la replicación, transcripción y recombinación y reparación del ADN en las bacterias.

Relación farmacocinética/farmacodinámica: La eficacia depende principalmente de la relación entre la concentración máxima sérica (Cmáx) y la concentración mínima inhibitoria (CMI) del ciprofloxacino para un patógeno bacteriano y de la relación entre el área bajo la curva (AUC) y la concentración mínima inhibitoria.

Mecanismo de resistencia: Las resistencias in vitro frente al ciprofloxacino pueden adquirise por un proceso de mutación por etapas de la ADN-girasa y la topoisomerasa IV. El grado de las resistencias cruzadas así aparecidas entre el ciprofloxacino y otras fluoroquinolonas es variable. Las mutaciones individuales habitualmente no dan lugar a resistencia clínica, si bien las mutaciones múltiples sí generan generalmente resistencia clínica frente a muchos o a todos los principios activos de esta clase de sustancias. La falta de permeabilidad de la pared celular bacteriana y/o las resistencias que se basan en la actividad de las bombas de eflujo, pueden ejercer un efecto variable sobre el grado de sensibilidad a las quinolonas. Ello depende de las propiedades fisicoquímicas de la sustancia activa correspondiente dentro de su clase así como de la afinidad por el sistema de transporte. Todos los mecanismos de resistencia in vitro han sido observados a menudo en cepas clínicas. Los mecanismos de resistencia que inactivan otros antibióticos, como las barreras de penetración (a menudo con Pseudomonas aeruginosa) y los mecanismos de eflujo pueden afectar a la sensibilidad al ciprofloxacino.

Se han descrito resistencias mediadas por plásmidos, codificadas por genes qnr.

Espectro de acción antibacteriana: Los valores de corte separan las cepas sensibles de las cepas con sensibilidad intermedia, y a éstas de las cepas resistentes.

Recomendaciones de EUCAST:

Microorganismo

Sensible

Resistente

Enterobacteriaceae

S ? 0,5 mg/l

R > 1 mg/l

Pseudomonas spp.

S ? 0,5 mg/l

R > 1 mg/l

Acinetobacter spp.

S ? 1 mg/l

R > 1 mg/l

Staphylococcus spp.1

S ? 1 mg/l

R > 1 mg/l

Haemophilus influenzae y Moraxella catarrhalis

S ? 0,5 mg/l

R > 0,5 mg/l

Neisseria gonorrhoeae

S ? 0,03 mg/l

R > 0,06 mg/l

Neisseria meningitidis

S ? 0,03 mg/l

R > 0,06 mg/l

Valores de corte no asignados a ninguna especie*

S ? 0,5 mg/l

R > 1 mg/l

1 Los valores de corte para Staphylococcus spp. del ciprofloxacino se refieren al tratamiento a dosis altas.

* Los valores de corte no asignados a ninguna especie han sido calculados principalmente a partir de los datos de la relación farmacocinética/farmacodinámica, y son independientes de las distribuciones de la CMI de especies específicas. Solo son útiles para especies a las cuales no se haya asignado un valor de corte específico de la especie, y no a aquellas en las que no se recomienda una prueba de sensibilidad.

La prevalencia de resistencia adquirida en ciertas especies puede varias geográficamente y con el tiempo, por tanto, es importante contar con información local sobre la situación de la resistencia, especialmente cuando se tratan infecciones graves. Si la administración de la sustancia fuera cuestionable por la información sobre la prevalencia local de resistencia, al menos en algunos tipos de infecciones, se debe solicitar el asesoramiento de un experto.

Clasificación de las especies relevantes según la sensibilidad al ciprofloxacino (para Streptococcus, ver Advertencias y precauciones especiales de empleo).

ESPECIES COMÚNMENTE SENSIBLES

Microorganismos aerobios grampositivos

Bacillus anthracis (1)

Microorganismos aerobios gramnegativos

Aeromonas spp.

Brucella spp.

Citrobacter koseri

Francisella tularensis

Haemophilus ducreyi

Haemophilus influenzae*

Legionella spp.

Moraxella catarrhalis*

Neisseria meningitidis

Pasteurella spp.

Salmonella spp.*

Shigella spp.*

Vibrio spp.

Yersinia pestis

Microorganismo anaerobios

Mobiluncus

Otros microorganismos

Chlamydia trachomatis ($)

Chlamydia pneumoniae ($)

Mycoplasma hominis ($)

Mycoplasma pneumoniae ($)

ESPECIES EN LAS QUE LA RESISTENCIA ADQUIRIDA PUEDE REPRESENTAR UN PROBLEMA

Microorganismos aerobios grampositivos

Enterococcus faecalis ($)

Staphylococcus spp. *(2)

Microorganismos aerobios gramnegativos

Acinetobacter baumannii+

Burkholderia cepacia+*

Campylobacter spp.+*

Citrobacter freundii*

Enterobacter aerogenes

Enterobacter cloacae*

Escherichia coli*

Klebsiella oxytoca

Klebsiella pneumoniae*

Morganella morganii*

Neisseria gonorrhoeae*

Proteus mirabilis*

Proteus vulgaris*

Providencia spp.

Pseudomonas aeruginosa*

Pseudomonas fluorescens

Serratia marcescens*

Microorganismo anaerobios

Peptostreptococcus spp.

Propionibacterium acnes

MICROORGANISMOS CON RESISTENCIA INTRÍNSECA

Microorganismos aerobios grampositivos

Actinomyces

Enterococcus faecium

Listeria monocytogenes

Microorganismos aerobios gramnegativos

Stenotrophomonas maltophilia

Microorganismo anaerobios

Excepto los enumerados arriba.

Otros microorganismos

Mycoplasma genitalium

Ureaplasma urealitycum

* La eficacia clínica ha sido demostrada para cepas sensibles en las indicaciones autorizadas.

+ Tasa de resistencia ≥ 50 % en uno o varios Estados Miembro de la UE.

($) Sensibilidad natural intermedia en ausencia de mecanismos de resistencia adquiridos.

(1) En los estudios con animales con inhalación de esporas de Bacillus anthracis se ha podido demostrar que el inicio temprano del tratamiento antibiótico tras la exposición puede evitar la aparición de la enfermedad si el tratamiento se aplica hasta la disminución del número de esporas en el organismo por debajo de la dosis infecciosa. El uso recomendado en humanos se basa fundamentalmente en los ensayos de sensibilidad in vitro y en datos de experimentación con animales combinados con datos limitados en seres humanos. En los adultos, el tratamiento con 500 mg de ciprofloxacino por vía oral dos veces al día durante un periodo de dos meses se considera eficaz para prevenir la infección por carbunco en humanos. El médico a cargo del tratamiento puede referirse a los documentos de consenso nacionales y/o internacionales para tratar el carbunco.

(2) Generalmente, las especies S. aureus resistentes a la meticilina también son resistentes a las fluoroquinolonas. La tasa de resistencia a la meticilina es aproximadamente de un 20 a un 50 % en todas las especies de estafilococos y normalmente es superior en las cepas nosocomiales.

CONTRAINDICACIONES:

• Hipersensibilidad al principio activo, a otras quinolonas o a alguno de los excipientes incluidos en la sección Lista de excipientes.

• Administración concomitante de ciprofloxacino y tizanidina (ver Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción).

EMBARAZO Y LACTANCIA:

Embarazo: Los datos disponibles sobre la administración de ciprofloxacino a mujeres embarazadas no muestran ningún indicio de malformaciones ni de toxicidad fetal o neonatal causados por el ciprofloxacino. Los estudios en animales no sugieren efectos perjudiciales directos ni indirectos en términos de toxicidad para la reproducción En los animales jóvenes y nonatos se han observado repercusiones de la exposición a las quinolonas sobre el cartílago inmaduro. Por lo tanto, no puede excluirse que el fármaco no cause daño al cartílago articular en el organismo del niño o adolescente, o en el feto (ver Datos preclínicos sobre seguridad).

Como medida de precaución, debe evitarse la administración de ciprofloxacino durante el embarazo.

Lactancia: El ciprofloxacino se excreta por la leche materna. Debido al posible riesgo de lesión articular, no se debe administrar ciprofloxacino durante la lactancia.

EFECTOS SOBRE LA CAPACIDAD PARA CONDUCIR Y UTILIZAR MÁQUINAS:

Debido a sus efectos neurológicos, el ciprofloxacino puede afectar a la capacidad de reacción. Por tanto, la capacidad para conducir y utilizar máquinas puede estar alterada.

REACCIONES ADVERSAS:

Las reacciones adversas al medicamento notificadas con más frecuencia son náuseas, diarrea, vómitos, aumento temporal de las transaminasas, erupción cutánea y reacciones en el lugar de inyección y de perfusión.

A continuación, se enumeran las reacciones adversas al medicamento derivadas de los ensayos clínicos y la farmacovigilancia post-comercialización con ciprofloxacino de Bayer (tratamiento por vía oral, intravenosa y secuencial) según las categorías de frecuencia. El análisis de las frecuencias contempla los datos de la administración oral e intravenosa del ciprofloxacino.

Clasificación de órganos del sistema

Frecuentes ≥1/100 a <1/10

Poco frecuentes ≥1/1.000 a <1/100

Raras

≥1/10.000 a <1/1.000

Muy raras

<1/10.000

Frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles)

Infecciones e infestaciones

Sobreinfecciones micóticas

Colitis asociada a antibióticos (muy raramente con posible desenlace mortal) (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Trastornos de la sangre y del sistema linfático

Eosinofilia

Leucocitopenia

Anemia

Neutropenia

Leucocitosis

Trombocitopenia

Trombocitemia

Anemia hemolítica

Agranulocitosis

Pancitopenia (potencialmente mortal)

Depresión de la médula ósea (potencialmente mortal)

Trastornos del sistema inmunológico

Reacción alérgica

Edema/angio-edema alérgico

Reacción anafiláctica

Choque anafiláctico (potencialmente mortal) (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Reacción del tipo enfermedad del suero.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Reducción del apetito

Hiperglucemia

Hipoglucemia (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Trastornos psiquiátricos

Hiperactividad psicomotriz/agitación

Confusión y desorientación

Ansiedad

Pesadillas

Depresiones (que pueden dar lugar a ideaciones o pensamientos suicidas o a intentos de suicidio o al suicidio consumado) (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Alucinaciones

Reacciones psicóticas (que pueden dar lugar a ideaciones o pensamientos suicidas o a intentos de suicidio o al suicidio consumado) (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Trastornos del sistema nervioso

Cefalea

Obnubilación

Trastornos del sueño

Trastornos del gusto

Parestesia y diestesia

Hipoestesia

Temblores

Ataques convulsivos (incluido estado epiléptico, ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Mareos

Migraña

Trastornos de coordinación

Trastornos de la marcha

Trastornos del nervio olfativo

Hipertensión craneal y pseudotumor cerebral

Neuropatía periférica y polineuropatía (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Trastornos oculares

Trastornos de la visión (p. ej., diplopía)

Trastornos de apreciación de los colores

Trastornos del oído y del laberinto

Acúfenos

Pérdida de audición/reducción de la capacidad auditiva

Trastornos cardiacos

Taquicardia

Arritmias ventriculares, Torsades de Pointes (descritas sobre todo en pacientes con factores de riesgo de prolongación del intervalo QT), prolongación del intervalo QT en el ECG (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo y Sobredosis)

Trastornos vasculares

Vasodilatación

Hipotensión

Síncope

Vasculitis

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos

Disnea (incluidas afecciones asmáticas)

Trastornos gastrointestinales

Náuseas

Diarrea

Vómitos

Dolores gastrointestinales y abdominales

Dispepsia

Meteorismo

Pancreatitis

Trastornos hepatobiliares

Aumento de las transaminasas

Aumento de la bilirrubina

Alteración de la función hepática

Hepatitis colestásica

Necrosis hepática (que en casos raros progresa hasta el fallo hepático potencialmente mortal) (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Erupción cutánea

Prurito

Urticaria

Fotosensibilización (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Petequias

Eritema multiforme

Eritema nodoso

Síndrome de Stevens-Johnson (potencialmente mortal)

Necrolisis epidérmica tóxica (potencialmente mortal)

Pustulosis exantemática aguda generalizada (PEAG)

Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo

Dolor musculoesquelético (p. ej., dolores en extremidades, dolores de espalda, dolor torácico)

Dolores articulares

Mialgia

Artritis

Aumento del tono muscular y calambres musculares

Miastenia

Tendinitis

Rotura tendinosa (principalmente tendón de Aquiles) (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Empeoramiento de los síntomas de miastenia grave (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Trastornos renales y urinarios

Alteración de la función renal

Insuficiencia renal

Hematuria

Cristaluria (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Nefritis túbulo-intersticial

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

Reacciones en el lugar de inyección y en el lugar de perfusión (solo en administración intravenosa)

Astenia

Fiebre

Edema

Sudoración (hiperhidrosis)

Exploraciones complementarias

Aumento de la fosfatasa alcalina en sangre

Aumento de la amilasa

Valores del IIN aumentados (en pacientes tratados con antagonistas de la vitamina K)

Las siguientes reacciones adversas se incluyen en el subgrupo de pacientes que recibieron tratamiento intravenoso o secuencial (primero intravenoso y luego oral) en un grupo de mayor frecuencia:

Frecuentes

Vómitos, aumento temporal de las transaminasas, erupción cutánea

Poco frecuentes

Trombocitopenia, trombocitemia, confusión y desorientación, alucinaciones, parestesia y diestesia, ataques convulsivos, mareos, trastornos de la visión, pérdida de audición, taquicardia, vasodilatación, hipotensión, trastorno transitorio de la función hepática, colestasia, insuficiencia renal, edema

Raras

Pancitopenia, depresión de la médula ósea, choque anafiláctico, reacciones psicóticas, migraña, trastornos del nervio olfatorio, alteración de la capacidad auditiva, vasculitis, pancreatitis, necrosis hepática, petequias, rotura tendinosa

Población pediátrica: La incidencia arriba mencionada de artropatía hace referencia a la información recogida en ensayos realizados con adultos. En los niños se ha descrito que las artropatías aparecen con frecuencia (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo).

Notificación de sospechas de reacciones adversas: Es importante notificar las sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través de la Dirección de Acceso y Uso de Medicamentos- Centro Nacional de Farmacovigilancia, DIGEMID. Dirección: Av. Parque de las Leyendas cdra. 1 s/n (altura cdra. 24 de la Av. La Marina) - San Miguel, Lima - Perú Website: http://www.digemid.minsa.gob.pe

INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS Y OTRAS FORMAS DE INTERACCIÓN:

Efectos de otros medicamentos sobre el ciprofloxacino:

• Medicamentos que se sabe que prolongan el intervalo QT: El ciprofloxacino, al igual que otras fluoroquinolonas, deben utilizarse con precaución en pacientes que reciben medicamentos que se sabe que prolongan el intervalo QT (p. ej. antiarrítmicos de clase IA y clase III, antidepresivos tricíclicos, macrólidos y antipsicóticos) (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo).

• Probenecid: El probenecid altera la excreción renal del ciprofloxacino. La administración concomitante de probenecid y ciprofloxacino incrementa las concentraciones séricas de ciprofloxacino.

Efectos del ciprofloxacino sobre otros medicamentos:

• Tizanidina: La tizanidina no debe administrarse en combinación con ciprofloxacino (ver Contraindicaciones). En un ensayo clínico con voluntarios sanos, se observó un aumento de la concentración sérica de tizanidina (aumento de la Cmáx: 7 veces, intervalo: 4 21 veces; aumento del AUC: 10 veces, intervalo: 6 24 veces) cuando se administraba concomitantemente con ciprofloxacino. Existe un efecto potenciador hipotensor y sedante asociado a una concentración aumentada de tizanidina.

• Metotrexato: El transporte renal tubular del metotrexato puede verse inhibido por la administración concomitante de ciprofloxacino, dando lugar a concentraciones plasmáticas aumentadas de metotrexato, lo que puede aumentar el riesgo de reacciones tóxicas inducidas por el metotrexato. No se recomienda el uso concomitante (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo).

Teofilina: La administración concomitante de ciprofloxacino y teofilina puede dar lugar a un aumento no deseado de la concentración sérica de teofilina. Esto puede producir reacciones adversas inducidas por la teofilina que raras veces pueden ser potencialmente mortales o tener un desenlace fatal. Durante la administración concomitante deben controlarse las concentraciones séricas de teofilina y, dado el caso, reducirse la dosis de teofilina (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo).

Otros derivados xantínicos: Tras la administración concomitante de ciprofloxacino y cafeína o pentoxifilina (oxpentifilina) se han medido concentraciones séricas aumentadas de estos derivados xantínicos.

Fenitoína: La administración simultánea de ciprofloxacino y fenitoína puede dar lugar a concentraciones séricas aumentadas o reducidas de fenitoína, por lo que se recomienda vigilar la concentración del medicamento.

Ciclosporina: Durante el uso concomitante de ciprofloxacino y ciclosporina se ha observado un aumento temporal de la concentración sérica de creatinina. Por ello, en estos pacientes se deben controlar regularmente (dos veces por semana) las concentraciones de creatinina en suero.

Antagonistas de la vitamina K: La administración concomitante de ciprofloxacino con un antagonista de la vitamina K puede potenciar su efecto anticoagulante. El riesgo varía dependiendo de la infección subyacente, la edad y el estado general del paciente, por consiguiente es difícil valorar el incremento del valor del IIN(international normalised ratio) atribuible al ciprofloxacino.

Se aconseja una monitorización frecuente del IIN en los pacientes tratados con un antagonista de la vitamina K (p. ej. warfarina, acenocumarol, fenprocoumona o fluindiona) durante y justo después de finalizar el tratamiento con ciprofloxacino.

Duloxetina: En los ensayos clínicos se ha demostrado que la administración concomitante de duloxetina con inhibidores potentes de la isoenzima CYP450 1A2, como p. ej. fluvoxamina, puede producir un aumento del AUC y de la Cmáx de la doluxetina. Aunque no se dispone de datos clínicos sobre una posible interacción con el ciprofloxacino, pueden esperarse unos efectos semejantes si se administra concomitantemente (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo).

Ropinirol: En un ensayo clínico se ha demostrado que durante la administración concomitante de ropinirol y ciprofloxacino, un inhibidor moderado de la isoenzima CYP450 1A2, la Cmáx del ropinirol aumentaba en un 60 % y el AUC en un 84 %. Se recomienda vigilar y ajustar de forma correspondiente la posología de ropinirol durante y justo después de finalizar el tratamiento con ciprofloxacino (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo).

• Lidocaína: Se ha demostrado en voluntarios sanos que la administración concomitante de medicamentos con lidocaína y ciprofloxacino, un inhibidor moderado de la isoenzima CYP450 1A2, reduce el aclaramiento de la lidocaína intravenosa en un 22%. Aunque el tratamiento con lidocaína se toleró bien, si se administra concomitantemente puede aparecer una posible interacción con el ciprofloxacino asociada a reacciones adversas.

• Clozapina: La administración concomitante de 250 mg de ciprofloxacino y clozapina durante 7 días produjo un aumento de las concentraciones séricas de clozapina de un 29 % y de N-desmetilclozapina de un 31 %. Se recomienda vigilar clínicamente y ajustar de forma correspondiente la posología de la clozapina durante y justo después del tratamiento con ciprofloxacino (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo).

Sildenafilo: La Cmáx y el AUC del sildenafilo aumentaron a aproximadamente el doble en voluntarios sanos después de recibir una dosis oral concomitante de 50 mg con 500 mg de ciprofloxacino. Por consiguiente, se debe tener precaución cuando se prescriban ciprofloxacino y sildenafilo concomitantemente, debiendo evaluarse cuidadosamente los riesgos y los beneficios.

DATOS PRECLÍNICOS SOBRE SEGURIDAD:

Los datos de los estudios no clínicos no muestran riesgos especiales para los seres humanos según los estudios convencionales de toxicidad tras una dosis única, de toxicidad a dosis repetidas, potencial carcinogénico y toxicidad para la reproducción.

Como ocurre con otras quinolonas, el ciprofloxacino es fototóxico en animales a niveles de exposición clínicamente relevantes. En estudios in vitro y en estudios en animales, los datos sobre fotomutagenicidad y fotocarcinogenicidad muestran un débil efecto fotomutagénico o fototumorogénico del ciprofloxacino. Este efecto fue comparable al de otros inhibidores de la girasa.

Tolerabilidad articular: Como otros inhibidores de la girasa, el ciprofloxacino puede producir daños en las articulaciones grandes que soportan peso en animales jóvenes. La magnitud de las lesiones cartilaginosas varía según la edad, la especie del animal de experimentación y la dosis; y el daño puede reducirse liberando las articulaciones del peso. Los estudios en animales maduros (rata, perro) no mostraron lesiones en los cartílagos. En un estudio de perros beagle jóvenes, el ciprofloxacino causó daños articulares graves tras dos semanas de tratamiento a dosis terapéuticas, que seguían observándose al cabo de cinco meses.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO

Infecciones graves e infecciones mixtas con patógenos grampositivos y anaerobios: La monoterapia con ciprofloxacino no es adecuada para el tratamiento de infecciones graves o de infecciones que pueden estar causadas por patógenos grampositivos o anaerobios. En estos casos el ciprofloxacino se debe combinar con otros agentes antibacterianos adecuados.

Infecciones por estreptococos (incluido Streptococcus pneumoniae): Debido a su eficacia insuficiente, no se recomienda el ciprofloxacino para el tratamiento de las infecciones estreptocócicas.

Infecciones del tracto genital: La epidídimo-orquitis y las enfermedades inflamatorias pélvicas (EIP) pueden ser causadas por cepas de Neisseria gonorrhoeae resistentes a las fluoroquinolonas.

Por tanto, en casos de epidídimo-orquitis y de enfermedades inflamatorias pélvicas, solo se debe considerar un tratamiento empírico con ciprofloxacino en combinación con otro antibiótico adecuado (p. ej. una cefalosporina), a no ser que se pueda descartar cepas de Neisseria gonorrhoeae resistentes al ciprofloxacino. Si después de 3 días de tratamiento no se obtiene una mejoría clínica, debe replantearse el tratamiento.

Infecciones de las vías urinarias: La resistencia de Escherichia coli –el patógeno que más frecuentemente está implicado en las infecciones de las vías urinarias– a las fluoroquinolonas varía dentro de la Unión Europea. Se recomienda al prescriptor del medicamento que tenga en cuenta la prevalencia local de la resistencia de Escherichia coli a las fluoroquinolonas.

Infecciones intraabdominales: Los datos sobre la eficacia del tratamiento contra las infecciones intraabdominales postoperatorias son limitados.

Diarrea del viajero: A la hora de seleccionar el ciprofloxacino, debe tenerse en cuenta la información relativa a las resistencias al ciprofloxacino de los patógenos relevantes en los países visitados.

Infecciones de los huesos y las articulaciones: El ciprofloxacino debe administrarse en combinación con otras sustancias antimicrobianas en función de los resultados de los análisis microbianos.

Inhalación de carbunco pulmonar: El uso recomendado en humanos se basa fundamentalmente en los ensayos de sensibilidad in vitro y en datos de experimentación animal combinados con datos limitados en humanos. El tratamiento debe realizarse teniendo en cuenta las directrices nacionales y/o internacionales correspondientes.

Población pediátrica: La administración de ciprofloxacino en niños y adolescentes debe seguir las recomendaciones oficiales. El tratamiento con ciprofloxacino deben iniciarlo únicamente médicos con experiencia en el tratamiento de la fibrosis quística y/o de las infecciones graves en niños y adolescentes.

En un estudio con animales se demostró que el ciprofloxacino causa artropatías en las articulaciones que soportan el peso en los animales jóvenes. Los datos de seguridad de un estudio clínico aleatorizado y doble ciego sobre el uso de ciprofloxacino en niños (ciprofloxacino: n = 335, edad media = 6,3 años; grupo de referencia: n = 349, edad media = 6,2 años; intervalo de edad = 1 a 17 años) revelaron una incidencia de sospecha de artropatía relacionada con el fármaco (según los hallazgos clínicos articulares) en el día +42 del 7,2 % y del 4,6 %. En el seguimiento a un año la incidencia de artropatía inducida por medicamentos fue del 9,0 % y del 5,7 %. El aumento de la frecuencia de los presuntos casos de artropatía con el tiempo no fue estadísticamente significativo entre los dos grupos. Debido a sus posibles efectos adversos sobre las articulaciones y/o los tejidos circundantes, el ciprofloxacino solo debe utilizarse después de una evaluación cuidadosa de la relación riesgo-beneficio.

Infecciones broncopulmonares en la fibrosis quística: En los ensayos clínicos participaron niños y adolescentes de edades comprendidas entre 5 y 17 años. La experiencia en el tratamiento de los niños de 1 a 5 años de edad es limitada.

Infecciones complicadas de las vías urinarias y la pelvis renal: El tratamiento de las infecciones de las vías urinarias con ciprofloxacino debe plantearse cuando no puedan usarse otros tratamientos, y sobre la base de los resultados de los análisis microbiológicos.

En los ensayos clínicos participaron niños y adolescentes de edades comprendidas entre 1 y 17 años.

Otras infecciones graves específicas: El uso de ciprofloxacino puede estar justificado por las recomendaciones oficiales o tras la evaluación cuidadosa de la relación riesgo-beneficio, cuando no se puedan emplear otros tratamientos, o tras el fracaso de un tratamiento convencional, y cuando los resultados de los análisis microbiológicos lo justifiquen.

El uso de ciprofloxacino para el tratamiento de infecciones graves específicas, a excepción de las mencionadas anteriormente, no ha sido estudiado en ensayos clínicos y la experiencia clínica es limitada. Por lo tanto, se aconseja precaución cuando se trate a pacientes que padezcan estas infecciones.

Hipersensibilidad: Las reacciones alérgicas y de hipersensibilidad, incluidas las reacciones anafilácticas y anafilactoides, pueden presentarse incluso con una sola dosis (ver Reacciones adversas) y pueden ser potencialmente mortales. En estos casos se debe suspender el ciprofloxacino y se precisará un tratamiento médico adecuado.

Sistema musculoesquelético: En general, no se debe administrar ciprofloxacino a pacientes con antecedentes de enfermedades y molestias tendinosas relacionadas con un tratamiento con quinolonas. Sin embargo, en casos muy raros, tras la determinación microbiológica del patógeno y la evaluación cuidadosa de la relación riesgo-beneficio, se puede prescribir ciprofloxacino a estos pacientes para el tratamiento de determinadas infecciones graves, en particular, tras el fracaso del tratamiento estándar o si existe resistencia bacteriana, cuando los datos microbiológicos justifiquen el uso de ciprofloxacino.

El tratamiento con ciprofloxacino puede provocar, incluso en las primeras 48 horas desde el inicio del tratamiento, una tendinitis, en ocasiones bilateral, y una rotura tendinosa (especialmente del tendón de Aquiles). La inflamación y rotura tendinosa pueden aparecer incluso varios meses después de suspender el tratamiento con el ciprofloxacino. El riesgo de tendinopatía puede incrementarse en pacientes de edad avanzada o en los pacientes que reciben tratamiento concomitante con corticoesteroides (ver Reacciones adversas).

Ante cualquier signo de tendinitis (p. ej. hinchazón dolorosa o inflamación) debe suspenderse inmediatamente el tratamiento con ciprofloxacino. Debe observarse que la extremidad afectada se mantenga en reposo.

En los pacientes con Miastenia graves el ciprofloxacino debe utilizarse con precaución, ya que los síntomas pueden empeorar (ver Reacciones adversas).

Fotosensibilización: Se ha demostrado que el ciprofloxacino da lugar a fotosensibilización. Por tanto, se debe recomendar a los pacientes tratados con ciprofloxacino que eviten la exposición prolongada a la luz solar o a las radiaciones de luz UV durante el tratamiento (ver Reacciones adversas).

Sistema nervioso central: Al igual que con otras quinolonas, se sabe que el ciprofloxacino puede provocar ataques convulsivos o reducir el umbral convulsivo. Se han notificado casos de estado epiléptico. Por consiguiente, el ciprofloxacino debe emplearse con precaución en los pacientes con enfermedades del sistema nervioso central que predispongan a los ataques convulsivos. Si aparecen ataques convulsivos deberá suspenderse inmediatamente el ciprofloxacino (ver Reacciones adversas). Pueden producirse reacciones psiquiátricas incluso desde la primera administración de ciprofloxacino. En casos raros pueden ir acompañados de depresiones o psicosis con ideaciones o pensamientos suicidas que pueden desembocar en intentos de suicidio o en suicidio consumado. Si aparecen casos de este tipo se debe suspender inmediatamente el ciprofloxacino.

Se han descrito casos de polineuropatía (sobre la base de síntomas neurológicos observados como dolor, escozor, trastornos sensoriales o debilidad muscular, por separado o asociados) en pacientes que habían sido tratados con ciprofloxacino. El tratamiento con ciprofloxacino debe interrumpirse en los pacientes que desarrollen síntomas de neuropatía, como dolor, escozor, hormigueo, obnubilación y/o debilidad, a fin de evitar el desarrollo de una afección irreversible (ver Reacciones adversas).

Trastornos cardiacos: Se deben extremar las precauciones cuando se empleen fluoroquinolonas, incluido el ciprofloxacino, en pacientes con factores de riesgo conocidos de prolongación del intervalo QT, como por ejemplo:

• Síndrome de QT largo congénito

• Uso simultáneo de medicamentos que se sabe que prolongan el intervalo QT (p. ej. antiarrítmicos de clase IA y clase III, antidepresivos tricíclicos, macrólidos y antipsicóticos)

• Desequilibrio electrolítico no corregido (p. ej. hipopotasemia o hipomagnesemia)

• Trastornos cardiacos (p. ej. insuficiencia cardiaca, infarto de miocardio o bradicardia)

Los pacientes de edad avanzada y las mujeres suelen reaccionar de forma más sensible a la medicación prolongadora del QTc. Por consiguiente, se debe tener precaución cuando se administren fluoroquinolonas, incluido el ciprofloxacino, a este grupo de pacientes.

(Ver Posología y forma de administración, Pacientes de edad avanzada, Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción, Reacciones adversas y Sobredosis).

Hipoglucemia: Al igual que con otras quinolonas, se han observado hipoglucemias, con más frecuencia en diabéticos y especialmente en pacientes de edad avanzada. Se recomienda la vigilancia cuidadosa de los valores de glucemia en todos los pacientes con diabetes (ver Reacciones adversas).

Tracto gastrointestinal: La aparición de diarrea grave o persistente durante o después del tratamiento (incluso varias semanas después del tratamiento) puede ser indicativa de una colitis asociada a antibióticos (que puede ser crítica y tener un desenlace mortal), que debe ser tratada inmediatamente (ver Reacciones adversas). En dichos casos debe suspenderse inmediatamente el ciprofloxacino e instaurarse un tratamiento adecuado. En esta situación están contraindicados los preparados antiperistálticos.

Riñones y vías urinarias: Se ha descrito cristaluria relacionada con el uso de ciprofloxacino (ver Reacciones adversas). Los pacientes tratados con ciprofloxacino deben recibir un aporte suficiente de líquidos y debe evitarse el exceso de alcalinidad de la orina.

Insuficiencia renal: Puesto que el ciprofloxacino se excreta fundamentalmente y sin modificar por vía renal, la dosis en los pacientes con insuficiencia renal debe ajustarse, como se detalla en la sección Posología y forma de administración a fin de evitar una aparición más frecuente de reacciones adversas por acumulación de ciprofloxacino.

Hígado y vías biliares: Se han descrito casos de necrosis hepática y de fallo hepático potencialmente mortal bajo tratamiento con ciprofloxacino (ver Reacciones adversas). El tratamiento debe suspenderse si aparecen signos o síntomas de enfermedad hepática (como falta de apetito, ictericia, orina oscura, prurito o abdomen doloroso).

Deficiencia de glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa: Se han descrito reacciones hemolíticas en pacientes con deficiencia de glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa tratados con ciprofloxacino. En estos pacientes debe evitarse el uso de ciprofloxacino, siempre y cuando las posibles ventajas no superen los posibles riesgos. En estos casos debe vigilarse la posible aparición de hemólisis.

Resistencias: Durante o después del tratamiento con ciprofloxacino se pueden aislar los patógenos que muestren resistencia al ciprofloxacino, ya sea en caso de sobreinfección clínica evidente o sin sobreinfección. Existe un riesgo especial de selección de patógenos resistentes al ciprofloxacino con la prolongación de la duración del tratamiento y cuando se tratan infecciones nosocomiales y/o infecciones por especies de Staphylococcus y Pseudomonas.

Citocromo P450: El ciprofloxacino inhibe el CYP 1A2 y puede, por tanto, producir un aumento de las concentraciones séricas de otros fármacos utilizados de forma concomitante y que también se metabolizan a través de este sistema (p. ej. teofilina, clopazina, olanzapina, ropirinol, tizanidina y duloxetina). La administración concomitante de ciprofloxacino y tizanidina está contraindicada. Por tanto, los pacientes que tomen esta sustancia concomitantemente con ciprofloxacino deben ser vigilados estrechamente para determinar síntomas de sobredosis, y puede ser necesario realizar determinaciones de las concentraciones séricas (p. ej. de teofilina) (ver Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción).

Metotrexato: No se recomienda la administración concomitante de ciprofloxacino y metotrexato (ver Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción).

Interacción con pruebas de laboratorio: La actividad in vitro del ciprofloxacino frente a Mycobacterium tuberculosis puede dar lugar a falsos negativos en los resultados bacteriológicos en muestras de pacientes que estuvieran tomando ciprofloxacino.

Reacciones en el lugar de inyección: Se han descrito irritaciones venosas durante la administración intravenosa de ciprofloxacino. Estas reacciones aparecen con más frecuencia cuando la perfusión tiene una duración de 30 minutos o menos. Pueden manifestarse en forma de reacciones cutáneas locales que remiten rápidamente después de finalizar la perfusión. La nueva administración intravenosa solo está contraindicada si las reacciones aparecen de nuevo o empeoran.

Carga de NaCl: En los pacientes en los que la ingesta de sodio supone un problema de salud (pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva, insuficiencia renal, síndrome nefrótico, etc.) debe tenerse en cuenta la carga adicional de sodio (ver Composición cualitativa y cuantitativa, Contenido de cloruro de sodio).

• Reacciones adversas graves, discapacitantes y potencialmente irreversibles incluyendo tendinitis y ruptura del tendón, neuropatía periférica y efectos del sistema nervioso central: Las fluoroquinolonas, incluyendo ciprofloxacino, se han asociado con reacciones adversas graves, discapacitantes y potencialmente irreversibles, de diferentes sistemas del cuerpo que pueden ocurrir en el mismo paciente. Las reacciones adversas más frecuentes incluyen tendinitis, ruptura del tendón, artralgia, mialgia, neuropatía periférica y efectos sobre el sistema nervioso central (alucinaciones, ansiedad, depresión, insomnio, dolores de cabeza severos y confusión). Estas reacciones pueden ocurrir dentro de unas horas o semanas después de iniciar ciprofloxacino. Los pacientes de cualquier edad o sin factores de riesgo preexistentes han experimentado estas reacciones adversas.

Suspenda ciprofloxacino, inmediatamente en los primeros signos o síntomas de cualquier reacción adversa grave. Además, evite el uso de fluoroquinolonas, incluyendo ciprofloxacino, en pacientes que han experimentado cualquiera de estas reacciones adversas graves asociadas con fluoroquinolonas.

• Tendinitis y ruptura de tendón: Las fluoroquinolonas, incluyendo ciprofloxacino, se han asociado con un mayor riesgo de tendinitis y ruptura del tendón en todas las edades. Esta reacción adversa frecuente implica al tendón de Aquiles, aunque también se han reportado casos en el manguito de los rotadores (hombro), mano, bíceps, pulgar y otros tendones. La tendinitis o ruptura del tendón puede ocurrir, en cuestión de horas o días de comenzar ciprofloxacino, o varios meses después de la finalización de la terapia con fluoroquinolona. La tendinitis y ruptura del tendón puede ocurrir de forma bilateral.

El riesgo de desarrollar tendinitis y ruptura del tendón asociada a fluoroquinolonas se incrementa en pacientes mayores de 60 años de edad, en pacientes que toman corticosteroides y en pacientes con transplante de riñón, corazón o pulmón. Otros factores que pueden aumentar de forma independiente el riesgo de ruptura del tendón incluyen la actividad física extenuante, insuficiencia renal y trastornos del tendón previos como la artritis reumatoide. La tendinitis y ruptura del tendón han ocurrido también en pacientes que toman fluoroquinolonas y que no tienen factores de riesgo mencionados. Se debe suspender el tratamiento con ciprofloxacino, inmediatamente si el paciente experimenta dolor, hinchazón, inflamación o ruptura de un tendón. Evitar fluoroquinolonas, incluyendo ciprofloxacino, en pacientes que tienen antecedentes de trastornos de los tendones o han experimentado tendinitis o ruptura del tendón.


PRECAUCIONES ESPECIALES DE ELIMINACIÓN Y OTRAS MANIPULACIONES:

La solución para perfusión de ciprofloxacino es compatible con solución de Ringer o de lactato Ringer, solución de glucosa al 5 % y al 10 % y solución de fructosa al 5 % y al 10 %. Si la solución para perfusión de ciprofloxacino se mezcla con soluciones para perfusión compatibles, por motivos microbiológicos y por razones de sensibilidad a la luz, estas disoluciones también deben utilizarse nada más preparase.

Puesto que la solución para perfusión es sensible a la luz, los frascos solo se deben sacar de la caja para el uso. Con luz diurna la eficacia completa de la disolución queda garantizada durante 3 días.

Exclusivamente para un solo uso.

A temperaturas bajas pueden aparecer precipitados que vuelven a disolverse a temperatura ambiente Conservar a temperatura no mayor a 30 °C.

Para facilitar el uso, el tapón del frasco para perfusión deberá perforarse en el anillo central. La perforación del anillo exterior puede dañar el tapón del frasco.

Cualquier solución no utilizada deberá desecharse.

Venta bajo receta médica.

Texto basado en CCDS Vers. 16

Revisión del texto: Setiembre 2013

Fabricado por: Bayer Pharma AG- Alemania

Importado y distribuido por:

BAYER S.A. PERÚ

Av. Paseo de la República 3074 Piso 10
San Isidro – Lima 27

POSOLOGÍA Y FORMA DE ADMINISTRACIÓN:

Posología: La posología se determina según la indicación, la gravedad y la localización de la infección, la sensibilidad del microorganismo o microorganismos causantes al ciprofloxacino, la función renal del paciente y el peso corporal en los niños y adolescentes.

La duración del tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad y de la evolución clínica y bacteriológica.

Los tratamientos iniciados por vía intravenosa pueden modificarse a una administración en comprimidos o suspensión, cuando exista indicación clínica y de conformidad con el médico responsable. Los cambios de este tipo de administración intravenosa a oral deben realizarse lo antes posible.

En casos graves, o cuando el paciente no esté en condiciones de ingerir comprimidos (p. ej. pacientes con nutrición enteral), se recomienda iniciar el tratamiento con ciprofloxacino por vía intravenosa hasta que sea posible cambiar a administración oral.

El tratamiento de las infecciones causadas por determinados microorganismos (p. ej. Pseudomonas aeruginosa, Acinetobacter o Staphylococcus) puede requerir dosis más elevadas de ciprofloxacino y la administración concomitante de otros agentes antibacterianos adecuados.

El tratamiento de algunas infecciones (p. ej. enfermedades inflamatorias pélvicas (EIP), infecciones intraabdominales, infecciones en pacientes neutropénicos e infecciones de los huesos y articulaciones) puede requerir, dependiendo de los patógenos involucrados, la administración adicional de otros agentes antimicrobianos.

Adultos:

Indicaciones terapéuticas

Dosis diaria en mg

Duración total del tratamiento (incluyendo el cambio lo antes posible a un tratamiento oral)

Infecciones de las vías respiratorias bajas

De 400 mg 2 veces al día a 400 mg 3 veces al día

De 7 a 14 días

Infecciones de las vías respiratorias altas

Exacerbación aguda de una sinusitis crónica

De 400 mg 2 veces al día a 400 mg 3 veces al día

De 7 a 14 días

Otitis media supurativa crónica

De 400 mg 2 veces al día a 400 mg 3 veces al día

De 7 a 14 días

Otitis externa maligna

400 mg 3 veces al día

De 28 días a 3 meses

Infecciones de las vías urinarias (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo)

Pielonefritis complicada y no complicada

De 400 mg 2 veces al día a 400 mg 3 veces al día

De 7 a 21 días, en algunos casos específicos se puede prolongar más de 21 días (por ejemplo, abscesos)

Prostatitis

De 400 mg 2 veces al día a 400 mg 3 veces al día

De 2 a 4 semanas (aguda)

Infecciones del tracto genital

Epidídimo-orquitis y enfermedades inflamatorias pélvicas

De 400 mg 2 veces al día a 400 mg 3 veces al día

Al menos 14 días

Infecciones del tracto gastrointestinal e infecciones intraabdominales

Diarrea causada por patógenos bacterianos, inclusive Shigella spp. distintas de Shigella dysenteriae de tipo 1 y tratamiento empírico de la diarrea grave del viajero

400 mg 2 veces al día

1 día

Diarrea causada por Shigella dysenteriae de tipo 1

400 mg 2 veces al día

5 días

Diarrea causada por Vibrio cholerae

400 mg 2 veces al día

3 días

Fiebre tifoidea

400 mg 2 veces al día

7 días

Infecciones intraabdominales causadas por bacterias gramnegativas

De 400 mg 2 veces al día a 400 mg 3 veces al día

De 5 a 14 días

Infecciones de la piel y de los tejidos blandos

De 400 mg 2 veces al día a 400 mg 3 veces al día

De 7 a 14 días

Infecciones de los huesos y las articulaciones

De 400 mg 2 veces al día a 400 mg 3 veces al día

3 meses como máximo

Pacientes neutropénicos con fiebre, si existe sospecha de que la fiebre está causada por una infección bacteriana.

El ciprofloxacino debe combinarse, según las recomendaciones oficiales, con agentes antibacterianos adecuados.

De 400 mg 2 veces al día a 400 mg 3 veces al día

El tratamiento debe continuarse durante toda la duración de la neutropenia

Inhalación de carbunco pulmonar: profilaxis tras la exposición y tratamiento curativo de personas que deban tratarse por vía parenteral.

El tratamiento debe iniciarse lo antes posible, tan pronto se sospeche o confirme la exposición.

400 mg 2 veces al día

60 días desde la confirmación de la exposición a Bacillus anthracis

Población pediátrica:

Indicaciones terapéuticas

Dosis diaria en mg

Duración total del tratamiento (inclusive cambio lo antes posible a tratamiento oral)

Fibrosis quística

10 mg/kg de peso corporal 3 veces al día con una dosis individual máxima de 400 mg

De 10 a 14 días

Infecciones complicadas de las vías urinarias y pielonefritis

De 6 mg/kg de peso corporal 3 veces al día hasta 10 mg/kg de peso corporal 3 veces al día con una dosis máxima individual de 400 mg

De 10 a 21 días

Inhalación de carbunco pulmonar, tratamiento curativo tras la exposición de personas que deban tratarse por vía parenteral. El tratamiento debe iniciarse lo antes posible, tan pronto se sospeche o confirme la exposición.

De 10 mg/kg de peso corporal 2 veces al día hasta 15 mg/kg de peso corporal 2 veces al día con una dosis individual máxima de 400 mg

60 días desde la confirmación de la exposición a Bacillus anthracis

Otras infecciones graves

10 mg/kg de peso corporal 3 veces al día con una dosis individual máxima de 400 mg

En función del tipo de infección

Pacientes de edad avanzada: Los pacientes de edad avanzada deben recibir una dosis seleccionada en función de la gravedad de la infección y del aclaramiento de creatinina del paciente.

Insuficiencia renal o hepática: Dosis iniciales y de mantenimiento recomendadas para pacientes con insuficiencia renal:

Aclaramiento de creatinina [ml/min/1,73 m2]

Creatinina sérica

[µmol/l]

Dosis intravenosa

[mg]

> 60

< 124

Ver posología habitual

30-60

de 124 a 168

200-400 mg cada 12 h

< 30

> 169

200-400 mg cada 24 h

Pacientes en hemodiálisis

> 169

200-400 mg cada 24 h (después de la diálisis)

Pacientes en diálisis peritoneal

> 169

200-400 mg cada 24 h

En los pacientes con insuficiencia hepática no se precisa un ajuste de la dosis.

No se ha estudiado la posología para niños con insuficiencia renal y/o hepática.

Forma de administración: CIPROXINA 200 mg debe revisarse visualmente antes del uso. Si la solución para perfusión está turbia no se debe utilizar.

El ciprofloxacino debe administrarse en forma de perfusión intravenosa. En los niños la duración de la perfusión es de 60 minutos.

En los adultos la duración de la perfusión es de 30 minutos para CIPROXINA 200 mg. La perfusión lenta en una vena grande reduce las posibles molestias del paciente y disminuye el riesgo de irritaciones venosas.

La solución para perfusión se puede perfundir, o bien directamente, o bien después de mezclarla con otras soluciones para perfusión compatibles (ver Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones).

SOBREDOSIS:

Se ha descrito un caso de sobredosis con 12 g con ligeros síntomas de toxicidad. La sobredosis aguda con 16 g causó una insuficiencia renal aguda.

Los síntomas de sobredosis son: obnubilación, temblores, cefaleas, cansancio, ataques convulsivos, alucinaciones, confusión, trastornos abdominales, alteración de la función renal y hepática así como cristaluria y hematuria. Se han notificado casos de toxicidad renal reversible.

Aparte de las medidas de urgencia habituales, como el lavado de estómago y la administración subsiguiente de carbono activado, se recomienda controlar la función renal, incluyendo la determinación del valor del pH en la orina, y realizando acidificación si es preciso a fin de evitar una cristaluria. Se debe garantizar un aporte de fluidos suficiente. Los antiácidos con contenido de calcio o magnesio pueden disminuir teóricamente la reabsorción del ciprofloxacino en caso de sobredosis.

Solo se elimina una pequeña cantidad de ciprofloxacino (<10 %) con hemodiálisis o por diálisis peritoneal.

En caso de sobredosis se debe instaurar un tratamiento sintomático. Debe llevarse a cabo un control mediante ECG debido a la posibilidad de prolongación del intervalo QT.

NATURALEZA Y CONTENIDO DEL ENVASE:

Caja con 1 frasco de vidrio incoloro siliconizado tipo II x 100 mL.