Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
CEFACROL IM Inyectable
Marca

CEFACROL IM

Sustancias

CEFTRIAXONA

Forma Farmacéutica y Formulación

Inyectable

Presentación

Caja, Frasco vial, 1,2,3,5,6,10 Polvo para inyección, 250 Miligramos

Caja, Frasco vial, 1,2,3,5,6,10 Polvo para inyección, 1 Gramos

Caja, Frasco vial, 1,2,3,5,6,10 Polvo para inyección, 500 Miligramos

Caja, Frasco vial, 12,20,25,50,100 Polvo para inyección, 1 Gramos

Caja, Frasco vial, 12,20,25,50,100 Polvo para inyección, 500 Miligramos

Caja, Frasco vial, 12,20,25,50,100 Polvo para inyección, 250 Miligramos

Caja, Frasco vial, 200, 250 Polvo para inyección, 250 Miligramos

Caja, Frasco vial, 200, 250 Polvo para inyección, 500 Miligramos

Caja, Frasco vial, 200, 250 Polvo para inyección, 1 Gramos

COMPOSICIÓN:

CEFACROL® IM Polvo para inyección:

Vial:

1000*

500*

250*

Cada VIAL contiene:

Ceftriaxona (como sal sódica)

1 g

500 mg

250 mg

Ampolla solvente:

Cada AMPOLLA solvente contiene:

Lidocaína clorhidrato

35 mg

20 mg

20 mg

Excipientes c.s.p

3,5 mL

2 mL

2 mL

INDICACIONES:

CEFACROL® IM Polvo para inyección está indicado en:

• Tratamiento de infecciones causadas por gérmenes sensibles a ceftriaxona, por ejemplo:

– Sepsis.

– Meningitis.

– Infecciones abdominales (peritonitis, infecciones de los tractos biliar y gastrointestinal).

– Infecciones de huesos, articulaciones, piel, tejidos blandos y heridas.

– Infecciones renales y del tracto urinario.

– Infecciones del tracto respiratorio inferior, especialmente neumonía.

– Infecciones de garganta, nariz y oídos.

– Infecciones genitales (incluyendo las gonocócicas).

– Profilaxis perioperatoria de infecciones.

– Tratamientos de cuadros neurológicos, cardíacos y artríticos de borreliosis de Lyme.

• Tratamiento de infecciones producidas por gérmenes sensibles en pacientes con los mecanismos de defensa disminuidos.


ACCIÓN FARMACOLÓGICA:

CEFACROL® IM Polvo para inyección contiene en su formulación:

Ceftriaxona es un antibacteriano cefalosporínico de uso parenteral, dotado de un amplio espectro y de acción prolongada.

La actividad bactericida de ceftriaxona se debe a la inhibición de la síntesis de la pared celular siendo activo, in vitro, frente a una amplia gama de gérmenes Gram-negativos y Gram-positivos. Ceftriaxona es altamente estable a la mayoría de beta-lactamasas, tanto penicilasas como cefalosporinasas, de bacterias Gram-positivas y Gram-negativas.

Se ha demostrado experimentalmente la existencia de sinergismo entre ceftriaxona y aminoglucósidos con muchas bacterias Gram-negativas. Dicho incremento de actividad, no es siempre previsible, pero debe considerarse en las infecciones graves y con riesgo fatal debidas a gérmenes tales como Pseudomonas aeruginosa.

Ceftriaxona es normalmente activa frente a los siguientes microorganismos in vitro o en infecciones clínicas.

Aerobios Gram-positivos:

Staphylococcus aureus (sensible a meticilina)

Staphylococcus coagulasa negativos

Streptococcus pyogenes (ß-hemolíticos, grupo A)

Streptococcus agalactiae (ß-hemolíticos, grupo B)

Streptococcus ß- hemolítico (no grupo A o B)

Streptococcus viridans

Streptococcus pneumoniae

Nota: Los Staphylococcus spp. resistentes a meticilina, también son resistentes a cefalosporinas, incluyendo ceftriaxona. En general, Enterococcus faecalis, Enterococcus faecium y Listeria monocytogenes son resistentes.

Aerobios Gram-negativos:

Acinetobacter lwoffii

Acinetobacter anitratus (principalmente A. Baumanii)*

Aeromonas hydrofila

Alcaligenes faecalis

Alcaligenes odorans

• Bacterias semejantes a Alcalígenes

Capnocytofaga spp.

Citrobacter diversus (incluyendo C. amalonaticus)

Citrobacter freundii*

Escherichia coli

Enterobacter aerogenes*

Enterobacter cloacae*

Enterobacter spp. (otros) *

Haemophilus ducreyi

Haemophilus influenzae

Haemophilus parainfluenzae

Hafnia alvei

Klebsiella oxytoca

Klebsiella pneumoniae**

Moraxella catarrhalis (anteriormente Branhamella catarrhalis)

Moraxella osloensis

Moraxella spp. (otras)

Morganella morganii

Neisseria gonorrhoeae

Neisseria meningitidis

Pasteurella multocida

Plesiomonas shigelloides

Proteus mirabilis

Proteus penneri*

Proetus vulgaris

Pseudomonas cepacia

Pseudomonas fluorescens*

Pseudomonas spp. (otras) *

Providencia rettgeri

Providencia spp. (otras)

Salmonella typhi

Salmonella spp. (no tifoide)

Serratia marcescens

Serratia spp. (otras)

Shigella spp.

Vibrio spp.

• Yersinia enterocolítica

Yersinia spp. (otras)

* Algunas cepas de estas especies son resistentes a ceftriaxona, principalmente debido a la producción de ß-lactamasa codificada cromosómicamente.

** Algunas cepas de estas especies son resistentes debido a la producción de ß-lactamasa de amplio espectro mediada por plásmido.

Nota: Muchas cepas de los gérmenes mencionados que tienen resistencia múltiple a otros antibacterianos (por ejemplo, amino-y ureido-penicilinas, cefalosporinas de generaciones anteriores y aminoglucósidos) son susceptibles a ceftriaxona. Treponema pallidum es sensible in vitro y en los experimentos con animales; las investigaciones clínicas indican que la sífilis primaria y secundaria responden bien al tratamiento con ceftriaxona. Borrelia burgdorferi se puede clasificar igualmente como altamente sensible a ceftriaxona según los datos in vitro e in vivo disponibles. Con algunas excepciones clínicas Pseudomonas aeruginosa es resistente a ceftriaxona.

Gérmenes anaerobios:

Bacteroides spp. (sensibles a bilis) *.

Clostridium spp. (excepto el grupo de C. perfingens).

Fusobacterium nucleatum.

Fusobacterium spp. (otros).

Gaffkya anaeróbica (Peptococcus).

Peptococcus spp.

* Algunas cepas de estas especies son resistentes a ceftriaxona debido a la producción de ß-lactamasa.

Nota: Muchas cepas de Bacteroides spp. productoras de ß-lactamasa (especialmente B. fragilis) son resistentes. Clostridium difficile es resistente.

La susceptibilidad a ceftriaxona puede determinarse por el test de difusión con disco o agar, o por el test de dilución en medio de cultivo, usando técnicas estándar para el test de susceptibilidad, como las recomendadas por el National Committee for Clinical Labotratory Standards (NCCLS). El NCCLS dio la siguiente escala interpretativa para ceftriaxona:

Sensibles

Moderadamente sensibles

Resistentes

Test de dilución: Concentración inhibitoria en mg/L:

≤ 8

16-32

≥ 64

Test de difusión:

(Usando discos de 30 µg de ceftriaxona).

Diámetro de la zona de inhibición en mm.

≥ 21

20-14

≤ 13

Los ensayos microbiológicos deben llevarse a cabo con los discos de ceftriaxona, ya que, por test in vitro, se ha demostrado que es activa frente a ciertas cepas resistentes a los discos de cefalosporinas análogas. En aquellos lugares en donde las recomendaciones de NCCLS no sean de uso habitual, pueden utilizarse como alternativa, normas de interpretación debidamente estandarizadas, tales como las DIN, ICS u otras.

CONTRAINDICACIONES:

Este medicamento está contraindicado en:

• Pacientes con hipersensibilidad probada a los antibacterianos cefalosporínicos. En individuos con hipersensibilidad a la penicilina deberá tenerse en cuenta la posibilidad de reacciones alérgicas cruzadas.

• Ceftriaxona puede desplazar la bilirrubina de la albúmina sérica por tanto su uso está contraindicado en recién nacidos (especialmente prematuros) con riesgo a desarrollar encefalopatía bilirrubinémica.

• En neonatos, la ceftriaxona no debe ser co-administrado con soluciones endovenosas que contienen calcio, incluyendo aquellas soluciones de nutrición parenteral de infusión continua por el riesgo de precipitaciones. Se han descrito casos de reacciones fatales por precipitados en pulmones y riñones por la interacción ceftriaxona - Calcio. En algunos casos las vías de infusión de ambos productos fueron diferentes.

• Los recién nacidos con hiperbilirubinemia, especialmente prematuros, no deben ser tratados con ceftriaxona; en estudios in vitro han demostrado que la ceftriaxona puede desplazar a la bilirrubina de la albúmina del suero y producir encefalopatía por bilirrubina en estos pacientes.

REACCIONES ADVERSAS:

Durante el empleo de ceftriaxona, se han manifestado en algunos casos las siguientes reacciones adversas, que fueron reversibles, o bien espontáneamente, o bien tras la supresión del tratamiento:

Reacciones adversas sistémicas:

Trastornos gastrointestinales (aproximadamente 2% de casos): Con deposiciones sueltas o diarreas, náuseas, vómitos, estomatitis y glositis.

Trastornos hematológicos (aproximadamente 2%): Eosinofilia, leucopenia, granulocitopenia, anemia hemolítica, trombocitopenia.

Reacciones dérmicas (aproximadamente 1%): Exantema, dermatitis alérgica, prurito, urticaria, edema y edema multiforme.

Otros efectos adversos, raramente observados, fueron: Cefaleas y mareos, precipitación sintomática de Ceftriaxona cálcica en la vesícula biliar, aumento de los enzimas hepáticas, oliguria, aumento de creatinina sérica, micosis del tracto genital, fiebre, temblor y reacciones anafilácticas o anafilactoides.

Muy raramente se han descrito casos de enterocolitis pseudomembranosa y trastornos de la coagulación.

INCOMPATIBILIDADES:

Nunca debe adicionarse ceftriaxona a soluciones que contengan calcio, como por ejemplo, soluciones de Hartman o Ringer.

Ceftriaxona presenta incompatibilidad física (formación de coloración, turbidez o precipitados) con los siguientes medicamentos: Amsacrina, aminofilina, teofilina, clindamicina, vancomicina, fluconazol, aminoglucósidos, filgastrim y vinorelbina.


INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS Y/O ALIMENTOS:

Aunque raramente, el test de Coombs puede dar falsos positivos en pacientes tratados con ceftriaxona. Asimismo, ceftriaxona, como otros antibacterianos, puede dar falsos positivos en los test de galactosemia. También los métodos no enzimáticos para la determinación de glucosa en orina, pueden dar falsos positivos. Por esa razón, durante la terapia con ceftriaxona, la determinación de glucosa en orina debe llevarse a cabo mediante métodos enzimáticos.

Se ha detectado un efecto antagonista in vitro con la combinación de cloranfenicol y ceftriaxona. Se ha descartado que ceftriaxona presente interacción con diuréticos potentes (como furosemida), con probenecid o con alcohol. Ceftriaxona tampoco incrementa la toxicidad renal de los aminoglucósidos.

Por otro lado, se ha demostrado experimentalmente la existencia de sinergismo entre ceftriaxona y aminoglucósidos frente a muchas bacterias Gram-negativas.

No hay informes a la fecha, sobre la precipitación intravascular o pulmonar en pacientes tratados con ceftriaxona y soluciones intravenosas que contienen calcio que no sean recién nacidos. Sin embargo existe esta posibilidad, por lo tanto, ceftriaxona y las soluciones que contienen calcio, incluyendo infusiones continuas como nutrición parenteral, no deben ser mezcladas o co-administradas a ningún paciente independientemente de la edad, aun cuando se utilice una vía en lugares diferentes.

Las soluciones o productos que contienen calcio se deben administrar después de 48 horas de la administración de ceftriaxona.

No hay datos disponibles sobre la interacción potencial entre ceftriaxona y los productos que contienen calcio oral o la interacción entre ceftriaxona intramuscular y los productos que contienen calcio (intravenoso u oral).

ADVERTENCIAS:

Paralelamente a lo que ocurre con el resto de cefalosporinas, aunque se haya hecho una amplia historia del paciente, no puede descartarse un shock anafiláctico y, en caso de producirse, deberán adoptarse las medidas oportunas de forma inmediata.

Se han descrito casos de colitis pseudomembranosa, por ello es importante considerar este diagnóstico en pacientes que presenten diarrea subsiguiente a la administración de agentes antibacterianos.

Al igual que con los demás antibacterianos, pueden presentarse sobreinfecciones por microorganismos no susceptibles.

En ecografías de la vesícula biliar se han detectado sombras, malinterpretadas como cálculos biliares, por lo general tras la administración de dosis superiores a las recomendadas habitualmente. Estas sombras son, sin embargo, precipitados de ceftriaxona cálcica, que desaparecen una vez concluido el tratamiento, o tras el retiro del medicamento. Rara vez, se han asociado estos síndromes a síntomas. No obstante, si sobrevienen síntomas, se recomienda un tratamiento conservador no quirúrgico. El médico deberá considerar en cada caso la conveniencia de discontinuar el tratamiento con ceftriaxona en los casos sintomáticos.

Se ha establecido la seguridad y efectividad de ceftriaxona en neonatos, lactantes y niños para las dosis que se describen en Dosis y vía de administración. Mediante diversos estudios se ha demostrado que ceftriaxona, como algunas otras cefalosporinas, puede desplazar la bilirrubina de la albúmina sérica. Por tanto, se tendrá precaución cuando se proyecte administrar a pacientes hiperbilirrubinémicos. Durante los tratamientos prolongados con ceftriaxona deberá controlarse regularmente el perfil hemático.

Ceftriaxona no se debe mezclar o administrar simultáneamente con soluciones o productos que contienen calcio, aun cuando su administración se realice por diferentes vías de infusión.

Soluciones intravenosas que contienen calcio no se deben administrar en el plazo de 48 horas pasada la administración de ceftriaxona.

Se han descrito casos de reacciones fatales con los precipitados de calcio-ceftriaxona en pulmón y riñones en recién nacidos a término y prematuros. En algunos casos la vía de infusión y los tiempos de administración de las soluciones fueron diferentes.


PRECAUCIONES:

Embarazo/Lactancia: Se han efectuado estudios de toxicidad sobre la reproducción en ratones y ratas a dosis de hasta 20 veces la dosis en humanos de 2 g/d (586 mg/kg/d en ratas), no habiéndose demostrado evidencia de embriotoxicidad, fetotoxicidad, teratogenicidad o efectos adversos sobre la fertilidad de machos y hembras, sobre el nacimiento o sobre el desarrollo peri y postnatal. En primates, no se ha demostrado embriotoxicidad o teratogenicidad a dosis aproximadamente 3 veces la dosis en humanos (84 mg/kg/d en monos).

Sin embargo, no ha sido establecida la seguridad de ceftriaxona en el embarazo humano mediante ensayos clínicos controlados. Ya que a partir de los estudios en animales no siempre puede preverse la respuesta en el hombre, ceftriaxona únicamente se utilizará en el embarazo en caso de que sea claramente necesario.

Dado que ceftriaxona se excreta en bajas concentraciones por la leche materna, se valorará en cada caso la necesidad de su administración y el paso a lactancia artificial.

Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar maquinaria: No hay datos que evidencien la existencia de posibles efectos adversos sobre la capacidad de conducción de vehículos o en el uso de maquinaria.

Datos preclínicos sobre seguridad: La administración repetida en animales, mostró los efectos secundarios reversibles comunes al resto de cefalosporinas de tercera generación administradas parenteralmente a dosis elevadas (por ejemplo; alteración de los parámetros de laboratorio, trastornos entéricos y cierto grado de nefrotoxicidad). Un efecto secundario específico de ceftriaxona es la formación de cálculos en la vesícula biliar de perros y, en menor grado, en monos. Ceftriaxona no tuvo efecto sobre los parámetros reproductivos, no hallándose actividad mutagénica ni antigénica.

Otros: Los recién nacidos con hiperbilirrubinemia, especialmente los prematuros, no deben ser tratados con ceftriaxona.

En recién nacidos, ceftriaxona no se debe administrar simultáneamente con productos o soluciones que contienen calcio debido al riesgo de precipitación ceftriaxona-calcio.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Dosis usual para adultos y niños mayores de 12 años:

La pauta posológica a seguir es de 1-2 g de ceftriaxona cada 24 horas.

En casos graves o de infecciones causadas por bacterias moderadamente sensibles, puede aumentarse la dosis hasta 4 g, una sola vez al día.

Dosis usual pediátrica:

Recién nacidos, lactantes y niños menores de 12 años: Se aconseja dar las siguientes dosis, una sola vez al día:

En recién nacidos (hasta de 14 días): De 20 a 50 mg/kg de peso; no sobrepasar esta dosis (no hay diferencia entre neonatos a término y prematuros).

En lactantes y niños (desde 15 días a 12 años): Está recomendada una dosis diaria comprendida entre 20-80 mg/kg de peso.

Para niños con peso de 50 kg o más: Se utilizará la dosis de adulto.

Dosis usual geriátrica: En estos pacientes no se precisa modificar las dosis recomendadas para adultos.

Duración de la terapia: Varía con el curso de la enfermedad. De forma similar al resto de antibacterianos, la terapia con ceftriaxona proseguirá durante un mínimo de 48 a 72 horas tras la desaparición de la fiebre o bien después de obtener la evidencia de la erradicación de los gérmenes.

Dosificaciones especiales:

Meningitis:

Meningitis bacteriana (lactantes y niños): El tratamiento se inicia con dosis de 100 mg/kg (en ningún caso sobrepasar los 4 g) una vez al día. Cuando se identifique el germen causal y se determine su sensibilidad, se podrá reducir consecuentemente la dosis. Se ha demostrado la efectividad de la duración de la siguiente terapia:

N. meningitidis: 4 días.

H. influenzae: 6 días.

Str. pneumoniae: 7 días.

Gonorrea: Para el tratamiento de la gonorrea (cepas productoras o no de penicilasa) se recomienda una dosis única de CEFACROL® IM de 250 mg.

Profilaxis preoperatoria: Como prevención de infecciones postoperatorias en cirugía contaminada o bien con potencial de contaminación, se recomienda, según el riesgo de infección, una dosis única de 1-2 g de ceftriaxona administrada en los 30-90 minutos previos a la intervención.

Insuficiencia renal: Los pacientes con función renal alterada no precisan reducciones en las dosis si la función hepática permanece normal. Únicamente en los casos que la depuración de creatinina sea inferior a 10 mL/min (casos de fracaso renal preterminal) la dosis de ceftriaxona no deberá superar los 2 g diarios.

En los enfermos bajo diálisis no se precisa ninguna dosis adicional suplementaria después de la diálisis, sin embargo, se determinarán las concentraciones séricas con el fin de saber si son necesarios los ajustes de dosis, ya que la tasa de eliminación de estos pacientes puede hallarse reducida.

Insuficiencia hepática: Los individuos con deterioro hepático, no requieren reducciones en las dosis con tal de que la función renal esté intacta.

En los casos de insuficiencia renal y hepática graves y concomitantes, deben determinarse a intervalos regulares las concentraciones plasmáticas de ceftriaxona.

Forma de administración: Ceftriaxona en polvo debe ser reconstituida antes de su uso.

El estudio de estabilidad del producto para uso intramuscular, usando el solvente demuestra que mantiene estable su potencia hasta por 6 horas después de haber sido preparado y almacenado en condiciones ambientales recomendadas (temperatura ambiente no mayor de 25 °C). Sin embargo, como norma general, las soluciones deben usarse inmediatamente después de su preparación.

No se debe utilizar diluyentes que contienen calcio, como solución de lactato Ringer o solución de Hartmann para reconstituir ceftriaxona, ya que se puede producir precipitado.

Administración intramuscular: Para la administración intramuscular cada vial de CEFACROL® IM 250, 250 mg Polvo para inyección o CEFACROL® IM 500 500 mg Polvo para inyección se disolverá en 2 mL de solución de lidocaína clorhidrato y CEFACROL® IM 1 000 1 g Polvo para inyección en 3,5 mL de ésta solución. Se administrará por vía intramuscular en el glúteo preferentemente. Se recomienda no administrar más de 1 g en el mismo lugar. La solución de Lidocaína nunca debe administrarse por vía intravenosa.

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS:

En caso de sobredosis la hemodiálisis o diálisis peritoneal no reduce la concentración de medicamento. No existe antídoto específico. El tratamiento por sobredosis deberá ser sintomático.

FORMAS DE PRESENTACIÓN:

CEFACROL® IM 1000 1 g Polvo para inyección: Caja con 1, 2, 3, 5, 6, 10, 12, 20, 25, 50, 100, 200 y 250 viales + 1, 2, 3, 5, 6, 10, 12, 20, 25, 50, 100, 200 y 250 ampollas solventes por 3,5 mL.

CEFACROL® IM 500 500 mg Polvo para inyección: Caja con 1, 2, 3, 5, 6, 10, 12, 20, 25, 50, 100, 200 y 250 viales + 1, 2, 3, 5, 6, 10, 12, 20, 25, 50, 100, 200 y 250 ampollas solventes por 2 mL.

CEFACROL® IM 250 250 mg Polvo para inyección: Caja con 1, 2, 3, 5, 6, 10, 12, 20, 25, 50, 100, 200 y 250 viales + 1, 2, 3, 5, 6, 10, 12, 20, 25, 50, 100, 200 y 250 ampollas solventes por 2 mL.

MEDIFARMA S.A.

Jr. Ecuador # 787

Lima – Perú

Telf.: 332 6200