Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
ANGIE Comprimidos recubiertos
Marca

ANGIE

Sustancias

CLORMADINONA, ETINILESTRADIOL

Forma Farmacéutica y Formulación

Comprimidos recubiertos

Presentación

1 Caja, 1 Blíster, 21 Comprimidos recubiertos,

COMPOSICIÓN:

Composición cualitativa cuantitativa

Cada
COMPRIMIDO RECUBIERTO contiene:

Acetato de clormadinona 2 mg

Etinilestradiol 0.03 mg

Excipientes c.s.p.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

Anticoncepción hormonal: La decisión de prescribir ANGIE debe tener en cuenta los factores de riesgo actuales de cada mujer en particular, concretamente los de tromboembolismo venoso (TEV), y cómo se compara el riesgo de TEV con ANGIE con el de otros anticonceptivos hormonales combinados (AHCs) (ver CONTRAINDICACIONES y ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO)


MECANISMO DE ACCIÓN:

Propiedades farmacológicas:

Propiedades farmacodinámicas:

Grupo farmacoterapéutico:
hormonas sexuales y moduladores del sistema genital; combinaciones fijas de progestágenos y estrógenos y progestágenos. Código ATC: G03AA15

Mecanismo de acción: La administración continua de ANGIE durante 21 días produce la inhibición de la secreción de las FSH y LH hipofisarias y por lo tanto la supresión de la ovulación. El endometrio prolifera y sufre transformación secretora. También cambia la consistencia del moco cervical. Esto impide la migración del esperma a través del canal cervical y cambia la motilidad del esperma.

La dosis diaria más baja de acetato de clormadinona para una supresión total de la ovulación es de 1.7 mg. La dosis de transformación endometrial total es de 25 mg por ciclo.

El acetato de clormadinona es un progestágeno antiandrogénico. Su efecto se basa en su capacidad para desplazar los andrógenos de sus receptores.

Eficacia clínica: En ensayos clínicos en los cuales se investigó la administración de ANGIE durante 2 años a 1.655 mujeres, lo que implicaba más de 22.000 ciclos menstruales, se produjeron 12 embarazos. En 7 mujeres se produjeron errores en la administración del fármaco, enfermedades concomitantes que provocaban náuseas o vómitos, o se administraron otros medicamentos concomitantemente, que podían disminuir la eficacia anticonceptiva de los anticonceptivos hormonales.

ÍNDICE DE PEARL

NÚMERO DE EMBARAZO

ÍNDICE DE PEARL

INTERVALO DE CONFIANZA DEL 95%

Uso práctico

12

0.698

[0.389; 1.183]

Uso teórico

5

0.291

[0.115; 0.650]

Propiedades farmacocinéticas:

Acetato de clormadinona (CMA)

Absorción:
Después de la administración oral el acetato de clormadinona se absorbe rápida y casi completamente. La biodisponiblidad sistémica del ACM es alta ya que no está sujeto al metabolismo de primer paso. Las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan después de 12 horas.

Distribución: La fracción de ACM unida a proteínas plasmáticas humanas, principalmente albúmina, asciende a más del 95%. Sin embargo, el ACM no tiene afinidad de unión a SVG (globulina transportadora de esteroides sexuales) o CBG (globulina transportadora de corticosteroides). En el organismo, el ACM se almacena fundamentalmente en el tejido graso.

Biotransformación: Diversos procesos de reducción y oxidación y conjugación con glucurónidos y sulfato dan lugar a una gran variedad de metabolitos. Los principales metabolitos en el plasma humano son el 3 y 3 hidroxiACM, cuyas semividas no difieren esencialmente de la del acetato de clormadinona no metabolizado. Los metabolitos 3hidroxi muestran una actividad antiandrogénica similar al propio ACM. En orina, los metabolitos del ACM están predominantemente conjugados. Después de la hidrólisis enzimática el principal metabolito es el 2 hidroxiACM además de los metabolitos 3 hidroxi y metabolitos dihidroxi.

Eliminación: El ACM se elimina del plasma con una semivida de aproximadamente 34 horas (después de una dosis única) y de 3639 horas (después de dosis múltiples). El ACM y sus metabolitos se excretan tanto por vía renal como fecal aproximadamente en iguales cantidades después de la administración oral.

Etinilestradiol (EE)

Absorción:
El EE se absorbe rápida y casi completamente después de la administración oral; las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan después de 1,5 horas. Debido a la conjugación presistémica y el metabolismo de primer paso en el hígado, la biodisponibilidad absoluta es sólo de aproximadamente el 40% y está sujeta a considerables variaciones interindividuales (2065%).

Distribución: Las concentraciones plasmáticas de etinilestradiol reflejadas en la literatura varían considerablemente. Aproximadamente el 98% del etinilestradiol está unido a proteínas plasmáticas, casi exclusivamente a la albúmina.

Biotransformación: Al igual que los estrógenos naturales, el etinilestradiol es biotransformado por la vía del citocromo P450 a través de una hidroxilación del anillo aromático. El principal metabolito es el 2 hidroxietinilestradiol que es de nuevo metabolizado a otros metabolitos y conjugados. El etinilestradiol sufre una conjugación presistémica tanto en la mucosa del intestino delgado como en el hígado. En la orina se encuentran principalmente glucurónidos y en la bilis y plasma principalmente sulfatos.

Eliminación: La semivida plasmática media del etinilestradiol es de aproximadamente 1214 horas. El etinilestradiol se excreta por vía renal y fecal en una proporción de 2:3. El sulfato de etinilestradiol excretado en la bilis después de la hidrólisis por las bacterias intestinales está sujeto a circulación enterohepática.

CONTRAINDICACIONES:

No se deben utilizar AHCs en las siguientes condiciones. ANGIE deberá interrumpirse inmediatamente si aparece alguno de estos condicionantes durante su uso:

• Pérdida del control de la diabetes mellitus.

• Hipertensión arterial no controlada o aumento significativo de la presión arterial (valores constantemente por encima de 140/90 mm Hg)

• Presencia o riesgo de tromboembolismo venoso (TEV).

- Tromboembolismo venoso: TEV actual (con anticoagulantes) o antecedentes del mismo (p. ej., trombosis venosa profunda (TVP) o embolia pulmonar (EP)).

- Predisposición hereditaria o adquirida conocida al tromboembolismo venoso, como resistencia a la PCA (incluyendo el factor V Leiden), deficiencia de antitrombina III,deficiencia de proteína C, deficiencia de proteína S.

- Cirugía mayor con inmovilización prolongada. (Ver ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO)

- Riesgo elevado de tromboembolismo venoso debido a la presencia de varios factores de riesgo.(Ver ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO)

• Presencia o riesgo de Tromboembolismo arterial (TEA)

- Tromboembolismo arterial: tromboembolismo arterial actual, antecedentes del mismo (p. ej. infarto de miocardio) o afección prodrómica (p. ej. angina de pecho).

- Enfermedad cerebrovascular: ictus actual, antecedentes de ictus o afección prodrómica (p. ej. accidente isquémico transitorio, AIT).

- Predisposición hereditaria o adquirida conocida al tromboembolismo arterial, tal como hiperhomocisteinemia y anticuerpos antifosfolípidos (anticuerpos anticardiolipina, anticoagulante de lupus).

- Antecedentes de migraña con síntomas neurológicos focales.

- Riesgo elevado de tromboembolismo arterial debido a múltiples factores de riesgo (Ver ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO) o a la presencia de un factor de riesgo grave como:

› diabetes mellitus con síntomas vasculares.

› hipertensión grave.

› dislipoproteinemia intensa.

Hepatitis, ictericia, trastornos de la función hepática hasta que los valores hepáticos vuelvan a la normalidad.

- Prurito generalizado, colestasis, especialmente durante un embarazo previo o terapia con estrógenos.

- Síndrome de DubinJohnson, síndrome de Rotor, alteraciones del flujo biliar.

- Antecedentes, o existencia, de tumores hepáticos.

- Dolor epigástrico intenso, hepatomegalia o síntomas de hemorragia intraabdominal (Ver REACCIONES ADVERSAS)

- Primer caso o repetición de porfiria (las tres formas, en particular la porfiria adquirida).

- Presencia o antecedentes de tumores malignos sensibles a hormonas, por ejemplo, de mama o de útero).

• Alteraciones graves del metabolismo lipídico:

- Pancreatitis o antecedentes de la misma, si está asociada a hipertrigliceridemia grave.

- Primeros síntomas de cefaleas migrañosas o episodios más frecuentes de cefaleas graves inusuales.

- Alteraciones sensoriales agudas, por ejemplo, alteraciones visuales o auditivas.

- Alteraciones motoras (particularmente paresia).

- Aumento de ataques epilépticos.

- Depresión grave.

- Otosclerosis deteriorante durante embarazos anteriores.

- Amenorrea de causa desconocida.

- Hiperplasia endometrial.

- Hemorragia genital de causa desconocida.

- Hipersensibilidad al acetato de clormadinona, etinilestradiol o a alguno de los excipientes incluidos en la sección LISTA DE EXCIPIENTES.

Un factor de riesgo grave o múltiples factores de riesgo de trombosis arterial o venosa pueden constituir una contraindicación (Ver ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO).

Precauciones de uso:

La administración de estrógenos o combinaciones de estrógenosprogestágenos puede tener efectos negativos en ciertas enfermedades/afecciones. Es necesaria supervisión médica especial en el caso de:

• Epilepsia.

• Esclerosis múltiple.

• Tetania.

• Migraña (Ver también CONTRAINDICACIONES)

• Asma.

• Insuficiencia cardiaca o renal.

• Corea minor.

• Diabetes mellitus (Ver CONTRAINDICACIONES)

• Enfermedad hepática (Ver CONTRAINDICACIONES)

• Aislipoproteinemia (Ver CONTRAINDICACIONES)

• Enfermedades autoinmunes (incluyendo lupus eritematoso sistémico)

• Obesidad.

• Hipertensión arterial (Ver CONTRAINDICACIONES)

• Endometriosis.

• Varices.

• Flebitis (Ver CONTRAINDICACIONES)

• Alteraciones de la coagulación sanguínea (Ver CONTRAINDICACIONES)

• Mastopatía.

• Mioma uterino.

• Herpes gestacional.

• Depresión (Ver CONTRAINDICACIONES)

• Enfermedad intestinal inflamatoria crónica (Enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa; Ver REACCIONES ADVERSAS)

Exploración/consulta médica: Antes de iniciar o reanudar el tratamiento con ANGIE, se debe realizar una anamnesis completa (incluidos los antecedentes familiares) y descartar un posible embarazo. Se debe medir la tensión arterial y realizar una exploración física, guiada por las contraindicaciones (Ver CONTRAINDICACIONES) y por las advertencias (Ver ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO). Un examen médico que se repetirá anualmente durante el uso de ANGIE. Es también necesario realizar un examen médico regular, ya que las contraindicaciones (por ejemplo, episodio isquémico transitorio) o los factores de riesgo (por ejemplo, antecedentes familiares de trombosis arterial o venosa) pueden aparecer por primera vez durante el uso de los anticonceptivos hormonales. El examen médico incluye la medición de la presión arterial, la revisión de las mamas, el abdomen y los órganos genitales externos e internos, el frotis cervical y los análisis apropiados de laboratorio.

Es importante dirigir la atención de la mujer hacia la información sobre la trombosis venosa y arterial, incluido el riesgo de ANGIE en comparación con otros AHCs, los síntomas de TEV y TEA, los factores de riesgo conocidos y qué debe hacer en caso de una sospecha de trombosis.

También se debe indicar a la mujer que lea cuidadosamente el prospecto y siga las instrucciones allí descritas. La frecuencia y la naturaleza de las exploraciones deben basarse en las directrices clínicas establecidas y se adaptarán a cada mujer en particular.

Debe advertirse a las mujeres que los anticonceptivos hormonales no protegen frente a la infección por VIH (SIDA) ni frente a otras enfermedades de transmisión sexual.

Eficacia alterada: La omisión de un comprimido (ver ADMINISTRACIÓN IRREGULAR DE UN COMPRIMIDO), los vómitos o trastornos intestinales incluyendo diarrea, la administración concomitante de ciertos medicamentos a largo plazo (ver INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS Y OTRAS FORMAS DE INTERACCIÓN) o, muy raramente, las alteraciones metabólicas, pueden afectar la eficacia anticonceptiva.

Impacto en el control del ciclo:

Hemorragia intermenstrual y manchado (spotting): Todos los anticonceptivos hormonales pueden causar hemorragia vaginal irregular, hemorragia intermenstrual y manchado (spotting) en particular durante los primeros ciclos de administración. Por tanto, se deberá hacer una valoración médica de los ciclos irregulares después de un período de ajuste de aproximadamente tres ciclos. Si durante la administración de ANGIE la hemorragia persiste o vuelve después de ciclos previos regulares se recomienda un examen exhaustivo con el fin de descartar un embarazo o cualquier trastorno orgánico. Después de haber sido descartado un embarazo y un trastorno orgánico, se puede continuar la administración de ANGIE o hacer el cambio a otra preparación.

La hemorragia intermenstrual puede ser una indicación de que la eficacia anticonceptiva esté disminuida (“Ver ADMINISTRACIÓN IRREGULAR DE UN COMPRIMIDO”, “INSTRUCCIONES EN CASO DE VOMITOS” y INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS Y OTRAS FORMAS DE INTERACCIÓN).

Ausencia de hemorragia por privación: Después de 21 días de tratamiento tiene lugar la hemorragia por privación. Ocasionalmente, y en particular durante los primeros meses de administración, la hemorragia por privación puede que no aparezca. Sin embargo, esto no tiene por qué ser un indicador de disminución del efecto anticonceptivo. Si la hemorragia no aparece después de un ciclo en el que no se ha olvidado tomar ningún comprimido, no se ha ampliado el periodo de descanso de 7 días, no se han tomado otros medicamentos concomitantemente y no han aparecido vómitos o diarrea, el embarazo es poco probable y debe continuarse con el uso de ANGIE. Si ANGIE no se ha tomado de acuerdo con las instrucciones anteriores antes de la primera ausencia de la hemorragia por privación o si hay ausencia de hemorragia por privación durante dos ciclos consecutivos, deberá excluirse un embarazo antes de continuar con la administración.

No se deben tomar plantas medicinales que contengan Hypericum perforatum (Hierba de SanJuan) junto con ANGIE (Ver INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS Y OTRAS FORMAS DE INTERACCIÓN).

REACCIONES ADVERSAS

Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción:

Nota: debe consultarse la información de prescripción de los medicamentos concomitantes para identificar las posibles interacciones.

Efectos de otros medicamentos sobre los comprimidos recubiertos de acetato de clormadinona 2 mg y etinilestradiol 0,03 mg.

Pueden aparecer interacciones con medicamentos que inducen las enzimas microsomiales. Esto puede producir un aumento en el aclaramiento de las hormonas sexuales y pueden dar lugar a una hemorragia intermenstrual y/o fracaso de la anticoncepción oral.

Manejo: La inducción enzimática puede observarse ya después de algunos días de tratamiento. La inducción enzimática máxima se observa normalmente en unas semanas. Una vez interrumpido el tratamiento farmacológico, la inducción enzimática puede mantenerse durante unas 4 semanas.

Tratamiento de corta duración: Las mujeres en tratamiento con medicamentos inductores de enzimas deben utilizar temporalmente un método de barrera u otro método anticonceptivo además del AOC. El método de barrera debe utilizarse durante todo el periodo en que se administre el tratamiento farmacológico concomitante y durante 28 días después de su retirada. Si el tratamiento farmacológico se extiende más allá del final de los comprimidos del blister de AOC, el siguiente envase con AOC debe comenzarse directamente después del otro, sin el intervalo habitual sin comprimidos.

Tratamiento de Larga duración: En las mujeres que reciben tratamiento de larga duración con principios activos que son inductores de las enzimas hepáticas, se recomienda utilizar otro método anticonceptivo no hormonal fiable.

Se han comunicado las siguientes interacciones en la literatura: Sustancias que aumentan el aclaramiento de AOC (eficacia reducida de los AOC por la inducción enzimática), Barbituratos, bosentán, carbamazepina, barbexaclona, fenitoína, primidona, modafinil, rifampicina, y medicamentos frente al VIH como ritonavir, nevirapina, y efavirenz, y posiblemente también, felbamato, griseofulvina, oxcarbazepina, topiramato y medicamentos que contienen la planta medicinal Hierba de San Juan (Hypericum perforatum).

Substancias con efectos variables sobre el aclaramiento de los AOC: Cuando se administran concomitantemente con AOC, mucha combinaciones de inhibidores de la proteasa del VIH e inhibidores de la transcriptasa inversa no nucleosídica, incluyendo las combinaciones con inhibidores del VHC, pueden aumentar o disminuir las concentraciones plasmáticas de estrógenos o progestinas. El efecto neto de estos cambios pueden ser clínicamente significativo en algunos casos.

Por tanto, debe consultarse la información de prescripción de la medicación concomitante para el VIH/VHC para identificar posibles interacciones y cualquier recomendación relacionada. En caso de duda, las mujeres en tratamiento con inhibidores de la proteasa o inhibidores de la transcriptasa inversas no nucleosídica, deben usar algún método anticonceptivo de barrera adicional.

Los siguientes medicamentos/sustancias activas pueden incrementar la concentración sérica de etinilestradiol:

• Sustancias activas que inhiben la sulfonación del etinilestradiol en la pared intestinal, por ejemplo, el ácido ascórbico o el paracetamol

• Atorvastatina (incrementa el AUC de etinilestradiol en un 20%)

• Sustancias activas que inhiben las enzimas microsomales hepáticas, como antimicóticos derivados del imidazol (por ejemplo, fluconazol), indinavir o troleandomicina

Efectos de ANGIE sobre otros medicamentos: Los anticonceptivos orales pueden afectar el metabolismo de ciertos principios activos. En consecuencia, las concentraciones en plasma y tejidos puede aumentar o disminuir.

• Por inhibición de las enzimas microsomales hepáticas y consecuentemente incremento de la concentración sérica de las sustancias activas como diazepam (y otras benzodiazepinas metabolizadas por hidroxilación), ciclosporina, teofilina y prednisolona.

• Por inducción de la glucuronidación hepática y consecuentemente reducción de la concentración sérica de por ejemplo, lamotrigina, clofibrato, paracetamol, morfina y lorazepam.

El requerimiento de insulina o antidiabéticos orales puede verse alterado como consecuencia de los efectos en la tolerancia a la glucosa (Ver ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO).

Esto también puede aplicarse a medicamentos tomados recientemente.

Deberá revisarse la Ficha Técnica de los medicamentos prescritos por su posible interacción con ANGIE.

Pruebas de laboratorio: La utilización de esteroides anticonceptivos puede influir en los resultados de algunas pruebas de laboratorio, entre las que se encuentran los parámetros bioquímicos de función hepática, tiroidea, suprarrenal y renal, así como los niveles plasmáticos de proteínas (transportadoras), p. ej., la globulina fijadora de corticoides y las fracciones lipídicas/de lipoproteínas, los parámetros del metabolismo de carbohidratos, y los parámetros de la coagulación y la fibrinolisis. Las alteraciones suelen mantenerse dentro del rango normal de laboratorio.

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas:

No se ha demostrado que los anticonceptivos hormonales tengan efectos negativos en la capacidad para conducir o utilizar maquinaria.

Reacciones adversas:

a) Los estudios clínicos realizados con ANGIE han mostrado que los efectos secundarios más frecuentes (>20%) fueron hemorragia intermenstrual, manchado, cefalea y molestias de mama. La pérdida de sangre irregular normalmente disminuye cuando se continúa tomando ANGIE.

b) Se han notificado los siguientes efectos secundarios después de la administración de ANGIE en un estudio clínico con 1629 mujeres.

Frecuencia de RA/ Clasificación de órganos del sistema (MedDRA 17.1)

Muy frecuente (≥1/10)

Frecuentes (≥1/1000 a < 1/10)

Poco frecuentes (≥1/1000 a < 1/100)

Raras (≥1/10000 a <1/1000)

Muy raras (<1/10000)

Infecciones e infestaciones

Candidiasis vaginal

Vulvovaginitis

Neoplasias benignas, malignas y no especificadas (incluidos quistes y pólipos)

Fibroadenoma de mama

Trastornos del sistema inmunológico

Hipersensibilidad al medicamento incluyendo reacciones alérgicas de la piel

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Cambios en los lípidos sanguíneos incluyendo hipertrigliceridemia

Aumento del apetito

Trastornos psiquiátricos

Animo deprimido, nerviosismo, irritabilidad

Disminución de la líbido

Trastornos del sistema nervioso

Vértigo, migraña (y/o empeoramiento de la misma)

Trastornos oculares

Alteraciones visuales

Conjuntivitis, intolerancia al uso de lentes de contacto

Trastornos del oido y del laberinto

Perdida repentina de audición tinnitus

Trastornos vasculares

Hipertensión, hipotensión, fallo circulatorio, várices, trambosis venosa, tromboembolismo venoso (TEV), tromboembolismo arterial (TEA)*

Trastornos gastrointestinales

nauseas

vómitos

dolor abdominal, distensión abdominal, diarrea

Trastornos de la piel y del tejido subcutaneo

acné

alteraciones de la pigmentación, cloasma, alopecia, piel seca, hiperhidrolisis

urticaria, eczema, eritema, prurito, emperamiento de la psoriasi, hipertricosis

eritema nodoso

Trastornos musculo esqueléticos y del tejido conjuntivo

sensación de pesadez

dolor de espalda, trastornos musculares

Trastornos del aparato reproductos y de las mamas

secreción vaginal, dismenorrea, amenorrea

dolor en la parte inferior del abdomen

galactorrea

aumento de las mamas, menorragia, síndrome premestrual

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

fatiga edema, aumento de peso

Exploraciones complementaria

aumento de la presición sanguínea

Descripción de reacciones adversas seleccionadas: Se han notificado las siguientes reacciones adversas tras el uso de anticonceptivos hormonales combinados que incluyen etinilestradiol 0.030 mg y acetato de clormadinona 2 mg:

• Se ha observado un aumento del riesgo de episodios trombóticos y tromboembólicos arteriales y venosos, entre ellos infarto de miocardio, ictus, accidentes isquémicos transitorios, trombosis venosa y embolia pulmonar, en mujeres que utilizan AHCs.

• Se ha observado un aumento del riesgo o de alteraciones de las vías biliares en algunos estudios sobre la administración prolongada de anticonceptivos hormonales combinados.

• En raras ocasiones, tras la administración de anticonceptivos hormonales, se han observado tumores hepáticos benignos e incluso más raramente, malignos, que han producido hemorragias en la cavidad abdominal que pueden ser potencialmente mortales. (Ver ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO)

• Empeoramiento de la enfermedad intestinal inflamatoria crónica (enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa; ver también Ver ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO).

Ver la ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO para otras reacciones adversas graves, como cáncer cervical o de mama.

Interacciones: Puede producirse hemorragia intermenstrual y/o fracaso anticonceptivo debido a las interacciones de otros medicamentos (inductores enzimáticos) con los anticonceptivos orales (ver INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS Y OTRAS FORMAS DE INTERACCIÓN).

Notificación de sospechas de reacciones adversas: Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA:

Fertilidad, embarazo y lactancia:

Embarazo:
ANGIE no está indicado durante el embarazo. Se debe descartar un embarazo antes de empezar la administración del fármaco. Si la paciente queda embarazada durante el tratamiento con ANGIE, dicho tratamiento se debe interrumpir inmediatamente. Estudios epidemiológicos amplios no han demostrado evidencia clínica de efectos teratogénicos o fetotóxicos cuando se tomaron estrógenos accidentalmente durante el embarazo en combinación con otros progestágenos en dosis similares a las de ANGIE. Aunque experimentos en animales han demostrado indicios de toxicidad para la función reproductora (Ver DATOS PRECLÍNICOS DE SEGURIDAD), los datos clínicos de más de 330 embarazos humanos expuestos a acetato de clormadinona no mostraron efectos embriotóxicos.

Se debe tener en cuenta el aumento de riesgo de TEV durante el periodo de posparto cuando se reinicia la administración con ANGIE (ver DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN y ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO)

Lactancia: La lactancia se puede ver afectada por los estrógenos, ya que éstos pueden afectar a la cantidad y composición de la leche materna. Se pueden excretar pequeñas cantidades de anticonceptivos esteroideos y/o sus metabolitos en la leche materna, lo que puede afectar al niño. Por lo tanto, ANGIE no se debe utilizar durante la lactancia.


RECOMENDACIONES:

Advertencias y precauciones especiales de empleo

Advertencias:

El tabaquismo aumenta el riesgo de reacciones adversas cardiovasculares graves de los anticonceptivos hormonales combinados (AHC). El riesgo aumenta en fumadoras asiduas y con la edad, en particular, en mujeres por encima de los 35 años. Las mujeres con más de 35 años deberán utilizar otro método anticonceptivo.

La administración de AHC está asociada a un aumento del riesgo de diversas enfermedades graves, como infarto de miocardio, tromboembolismo, ictus o neoplasmas hepáticos. Otros factores de riesgo, como hipertensión arterial, hiperlipidemia, obesidad y diabetes aumentan significativamente el riesgo de morbilidad y mortalidad.

Si alguna de las afecciones o factores de riesgo que se mencionan a continuación está presente, se debe comentar con la mujer la idoneidad de ANGIE. Si alguna de estas afecciones o de estos factores de riesgo se agrava o aparece por primera vez, se debe aconsejar a la mujer que consulte con su médico para determinar si se debe interrumpir el uso de ANGIE.

Tromboembolismo y otras enfermedades vasculares: Los resultados de estudios epidemiológicos indican una relación entre el uso de un anticonceptivo hormonal y una elevación del riesgo de enfermedades arteriales y venosas trombóticas y tromboembólicas, como infarto de miocardio, ictus cerebral, trombosis venosa profunda y embolia pulmonar. Estos acontecimientos son raros. De forma extremadamente rara, se han notificado casos de trombosis en otros vasos sanguíneos, p. ej., en venas y arterias hepáticas, mesentéricas, renales o retinianas, en usuarias de AHC.

La probabilidad de aparición de un cuadro de tromboembolismo y otros efectos graves a nivel cardiovascular por el uso de Anticonceptivos Hormonales combinados, es mayor:

• Durante el primer año, al reiniciar el uso tras una interrupción de al menos 4 semanas.

• En mujeres con factores de riesgo, entre ellos mayor de 35 años, tabaquismo, sobrepeso, migrañas, historia familiar de tromboembolismo venoso (TEV) o parto reciente.

Se recomienda a las mujeres que no fumen si desean utilizar un anticonceptivo hormonal combinado, o que utilicen un método anticonceptivo diferente.

Riesgo de tromboembolismo venoso (TEV): El uso de cualquier anticonceptivo hormonal combinado (AHC) aumenta el riesgo de tromboembolismo venoso (TEV), comparado con la no utilización. Los medicamentos que contienen levonorgestrel, norgestimato o noretisterona se asocian con el riesgo más bajo de TEV.

No se sabe todavía cómo se compara el riesgo de ANGIE con el de estos medicamentos de menor riesgo. La decisión de utilizar cualquier medicamento diferente del que tiene el menor riesgo de TEV se debe tomar solamente después de comentarlo con la mujer para garantizar que comprende el riesgo de TEV con los anticonceptivos hormonales combinados, cómo afectan sus actuales factores de riesgo a este riesgo y que su riesgo de TEV es mayor durante el primer año de uso. También existen ciertas evidencias de que el riesgo aumenta cuando se reinicia el AHC después de una interrupción del uso de 4 semanas o más.

Entre las mujeres que no utilizan un AHC y que no están embarazadas, aproximadamente 2 de cada 10.000 presentarán un TEV en el plazo de un año. No obstante, el riesgo puede ser mucho mayor en cada mujer en particular, en función de sus factores de riesgo subyacentes (ver a continuación).

Estudios epidemiológicos en mujeres que utilizan anticonceptivos combinados hormonales (<50 μg etinilestradiol) han mostrado que de cada 10.000 mujeres, entre 6 y 12 presentarán un TEV en un año.

De cada 10.000 mujeres que utilizan un AHC que contiene levonorgestrel, unas 6 presentarán un TEV en un año.

Se desconoce todavía cuál es el riesgo de los AHC que contienen clormadinona comparado con los productos de riesgo mínimo.

El número de TEVs por año con dosis bajas de AHCs es inferior al número esperado en mujeres durante el embarazo o en el período de posparto.

El TEV puede ser mortal en el 12% de los casos.

Factores de riesgo de TEV: El riesgo de complicaciones tromboembólicas venosas en usuarias de AHC puede aumentar sustancialmente en una mujer con factores de riesgo adicionales, en particular si existen varios factores de riesgo.

ANGIE está contraindicado si una mujer tiene varios factores de riesgo que la ponen en una situación de alto riesgo de trombosis venosa (Ver CONTRAINDICACIONES). Si una mujer tiene más de un factor de riesgo, es posible que el aumento del riesgo sea mayor que la suma de los factores individuales; en este caso se debe tener en cuenta su riesgo total de TEV. Si se considera que la relación beneficio/riesgo es negativa, no se debe prescribir un AHC (Ver CONTRAINDICACIONES)

FACTOR DE RIESGO

COMENTARIO

Obesidad (Índice de masa corporal IMC superior a 30 kg/m2

El riesgo aumenta de forma sustancial con el aumento del IMC.

Especialmente importante en mujeres con factores de riesgo adicionales.

Inmovilización prolongada, cirugía mayor, cualquier intervención quirúrgica de las piernas o pelvis, neurocirugía o traumatismo importante.

Nota: La inmovilización temporal, incluyendo los viajes en avión >4 horas, también puede ser un factor de riesgo TEV, en especial en mujeres con otros factores de riesgo.

En estas circunstancias es aconsejable interrumpir el uso del parche/comprimido/ anillo (en caso de intervención quirúrgica programada, almenos con cuatro semanas de antelación) y no reanudarlo hasta dos semanas después de que se recupere completamente la movilidad. Se debe utilizar otro método anticoncéptivo para evitar un embarazo involuntario.

Se debe considerar un tratamiento antitrobótico si no se ha interrumpido con antelación la toma de ANGIE

Antecedentes familiares positivos (Algún caso de tromboembolismo venoso en un hermano o en un progenitor, especialmente a una edad relativamente temprana , p. ej. antes de los 50 años)

Si se sospecha que existe una predisposición hereditaria, la mujer se debe derivar a un especialista antes de tomar la desición de usar un AHC

Otras enfermedades asociadas al TEV

Cancer, lupus eritematoso sistémico, síndrome urémico hemolítico, enfermedad intestinal inflamatoria crónica (enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa) y anemia de células falciformes.

Aumento de la edad

En especial por encima de los 35 años.

No hay consenso sobre el posible papel de las venas varicosas y la tromboflebitis superficial en la aparición o progresión de la trombosis venosa.

Es preciso tener en cuenta el aumento del riesgo de tromboembolismo en el embarazo, y en particular en el período de 6 semanas del puerperio (para obtener información sobre “Embarazo y lactancia” (Ver FERTILIDAD, EMBARAZO Y LACTANCIA).

Síntomas de TEV (trombosis venosa profunda y embolia pulmonar): En el caso de que se produzcan síntomas, se debe aconsejar a la mujer que busque asistencia médica urgente y que informe al profesional sanitario de que está tomando un AHC.

Los síntomas de trombosis venosa profunda (TVP) pueden incluir:

• Hinchazón unilateral de la pierna y/o pie o a lo largo de una vena de la pierna.

• Dolor o sensibilidad en la pierna, que tal vez se advierta sólo al ponerse de pie o al caminar.

• Aumento de la temperatura en la pierna afectada; enrojecimiento o decoloración de la piel de la pierna.

Los síntomas de embolia pulmonar (EP) pueden incluir:

• Aparición repentina de falta de aliento o respiración rápida injustificadas.

• Tos repentina que puede estar asociada a hemoptisis.

• Dolor torácico agudo.

• Aturdimiento intenso o mareo.

• Latidos cardíacos acelerados o irregulares.

Algunos de estos síntomas (p. ej. “falta de aliento”, “tos”) son inespecíficos y se pueden confundir con acontecimientos más frecuentes o menos graves (p. ej. infecciones del tracto respiratorio).

Otros signos de oclusión vascular pueden incluir: dolor repentino, hinchazón y ligera coloración azul de una extremidad.

Si la oclusión se produce en el ojo, los síntomas pueden variar desde visión borrosa indolora, que puede evolucionar hasta pérdida de la visión. A veces la pérdida de la visión se puede producir casi de inmediato.

Riesgo de tromboembolismo arterial (TEA): Estudios epidemiológicos han asociado el uso de los AHCs con un aumento del riesgo de tromboembolismo arterial (infarto de miocardio) o de accidente cerebrovascular (p. ej. accidente isquémico transitorio, ictus). Los episodios tromboembólicos arteriales pueden ser mortales.

Factores de riesgo de TEA: El riesgo de que se produzcan complicaciones tromboembólicas arteriales o un accidente cerebrovascular en usuarias de AHC aumenta en mujeres con factores de riesgo (ver TABLA).

ANGIE está contraindicado si una mujer presenta varios factores de riesgo de TEA o uno grave que la ponen en una situación de alto riesgo de trombosis arterial (Ver CONTRAINDICACIONES). Si una mujer tiene más de un factor de riesgo, es posible que el aumento del riesgo sea mayor que la suma de los factores individuales; en este caso se debe tener en cuenta su riesgo total. Si se considera que la relación beneficio/riesgo es negativa, no se debe prescribir un AHC (Ver CONTRAINDICACIONES).

Tabla: Factores de riesgo de TEA.

FACTORES DE RIESGO

COMENTARIO

Aumento de la edad.

En especial por encima de los 35 años.

Tabaquismo.

Se debe aconsejar a las mujeres que no fumen si desean utilizar un AHC. Se debe aconsear encarecidamente a las mujeres de mas de 35 años que continúan fumando que utilicen un método anticonceptivo diferente

Hipertensión arterial

Obesidad (índice de masa corporal superior a 30 kg/m2

El riesgo aumenta de forma sustancial con el aumento del IMC.

Especialmente importante en mujeres con factores de riesgo adicionales

Antecedentes familiares positivos (algún caso de tromboembolismo arterial en un hermano o en un progenitor, especialmente a una edad relativamente temprana, p. ej. menos de 50 años)

Si se sospecha que existe una predisposición hereditaria, la mujer se debe derivar a un especialista antes de tomar la decisión de usar un AHC.

Migraña.

Un aumento de la frecuencia o la intensidad de las migrañas durante el uso de AHC (que puede ser prodómico de un acontecimiento cerebrovascular) puede motivar su interrupción inmediata.

Otras enfermedades asociadas a acontecimientos vasculares adversos.

Diabetes mellitus, hiperhomocisteinemia, valvulopatía y fibrilación auricular, dislipoproteinemia y lupus eritematoso sistémico.

Síntomas de TEA: En el caso de que se produzcan síntomas, se debe aconsejar a la mujer que busque asistencia médica urgente y que informe al profesional sanitario de que está tomando un AHC.

Los síntomas de un accidente cerebrovascular pueden incluir:

• Entumecimiento o debilidad repentinos de la cara, brazo o pierna, especialmente en un lado del cuerpo.

• Dificultad repentina para caminar, mareo, pérdida del equilibrio o de la coordinación.

• Confusión repentina, dificultad para hablar o para comprender.

• Dificultad repentina de visión en un ojo o en ambos.

• Cefalea repentina, intensa o prolongada sin causa conocida.

• Pérdida del conocimiento o desmayo, con o sin convulsiones.

Los síntomas temporales sugieren que el episodio es un accidente isquémico transitorio (AIT): Los síntomas de infarto de miocardio (IM) pueden incluir:

• Dolor, molestias, presión, pesadez, sensación de opresión o plenitud en el tórax, brazo o debajo del esternón.

• Malestar que irradia a la espalda, la mandíbula, la garganta, el brazo o el estómago.

• Sensación de plenitud, indigestión o ahogo.

• Sudoración, náuseas, vómitos o mareo.

• Debilidad extrema, ansiedad o falta de aliento.

• Latidos cardíacos acelerados o irregulares.

Las usuarias de AHC deberán saber que deben consultar con su médico en el caso de que adviertan cualquier posible síntoma de trombosis. ANGIE debe suspenderse si existe sospecha o confirmación de trombosis. Tumores: Algunos estudios epidemiológicos indican que el uso prolongado de anticonceptivos hormonales es un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer cervical en mujeres infectadas con el papiloma virus humano (PVH). No obstante, todavía hay controversia sobre hasta qué punto este resultado está influido por otros factores (por ejemplo, el número de compañeros sexuales o el uso de anticonceptivos de barrera).

Un metanálisis de 54 estudios epidemiológicos mostró un ligero aumento del relativo riesgo (RR=1,24) de cáncer de mama en mujeres que están usando actualmente AHC. Durante los 10 años siguientes tras interrumpir el uso, este riesgo vuelve gradualmente al riesgo básico asociado a la edad. Dado que el cáncer de mama es raro en mujeres de menos de 40 años de edad, el número excesivo de diagnósticos de cáncer de mama en usuarias actuales y recientes de AHC es pequeño en relación con el riesgo global de cáncer de mama.

En raras ocasiones se han notificado casos de tumores hepáticos benignos y en algunos casos todavía más raros tumores malignos en mujeres que toman anticonceptivos hormonales. En casos aislados estos tumores han conducido a hemorragias intraabdominales potencialmente mortales.

En el caso de dolor abdominal intenso que no remite espontáneamente, hepatomegalia o signos de hemorragia intraabdominal, deberá tenerse en cuenta la posibilidad de un tumor hepático y se debe interrumpir ANGIE.

Otras condiciones médicas: Se ha notificado un ligero incremento de la presión arterial en muchas de las mujeres que toman anticonceptivos hormonales, pero es raro un aumento clínicamente significativo. No se ha confirmado la relación existente entre el uso de un anticonceptivo hormonal y la hipertensión arterial clínica. Si el aumento de la presión arterial es clínicamente significativo durante el uso de ANGIE, el médico debería retirar ANGIE y tratar la hipertensión. El uso de ANGIE puede reanudarse si con el tratamiento antihipertensivo la presión arterial vuelve a sus valores normales.

En mujeres con antecedentes de herpes gestacional puede producirse una recurrencia durante el uso de los AHC.

En mujeres con antecedentes personales o familiares de hipertrigliceridemia, el riesgo de pancreatitis aumenta durante la administración de AHC. En caso de alteraciones agudas o crónicas de la función hepática puede ser necesario interrumpir el uso de anticonceptivos hormonales combinados hasta que los valores de la función hepática vuelvan a la normalidad. En caso de una recurrencia de ictericia colestásica ocurrida durante el embarazo o antes del uso de hormonas sexuales, se requiere la interrupción del uso de anticonceptivos hormonales combinados.

Los AHC pueden afectar a la resistencia periférica a la insulina o a la tolerancia a la glucosa, por lo que las pacientes diabéticas deben ser monitorizadas cuidadosamente mientras tomen anticonceptivos hormonales.

Con poca frecuencia puede aparecer cloasma, en particular, en mujeres con historia de cloasma gestacional. Las mujeres con tendencia a desarrollar cloasma deberían evitar exposiciones al sol y a la radiación ultravioleta durante el uso de los anticonceptivos hormonales.

Este medicamento contiene lactosa (como lactosa monohidrato). Los pacientes con intolerancia hereditaria a galactosa, insuficiencia de lactasa de Lapp (insuficiencia observada en ciertas poblaciones de Laponia) o malabsorción de glucosa o galactosa no deben tomar este medicamento.

Datos farmacéuticos:

Lista de excipientes:

• Lactosa monohidrato.

• Povidona.

• Almidón de maíz.

• Estearato de magnesio.

• Opadry II rosado.

Incompatibilidades: No procede.

Periodo de validez: No consumir después de la fecha de expiración indicado en el envase.

Precauciones especiales de conservación: Almacenar a una temperatura no mayor a 30°C.

Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones: La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él, se realizará de acuerdo con la normativa local.

EXELTIS

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Se debe tomar un comprimido recubierto diariamente, a la misma hora (preferiblemente por la noche), durante 21 días consecutivos, seguidos por un periodo de 7 días, durante el cual no se debe tomar ningún comprimido; la hemorragia por privación equivalente a la menstruación debe aparecer en los dos a cuatro días después de la administración del último comprimido. La toma del comprimido debe reanudarse una vez terminado el descanso de 7 días, usando el siguiente blister de ANGIE, independientemente de que la hemorragia haya cesado o no.

El comprimido recubierto se debe extraer del blister, eligiendo el que esté marcado con el día correcto de la semana y se debe tragar entero, con un poco de líquido si es necesario. Los comprimidos deben tomarse diariamente siguiendo la dirección de la flecha.

Cómo iniciar la administración de los comprimidos recubiertos de ANGIE: Sin previa administración de un anticonceptivo hormonal (durante el último ciclo menstrual): El primer comprimido recubierto se debe tomar el día 1 del ciclo natural de la mujer, es decir, el primer día de la hemorragia de la menstruación siguiente. Si el comprimido se ha tomado el primer día de la menstruación, la anticoncepción comienza el primer día de la administración y continúa durante los 7 días de descanso.

El primer comprimido también puede tomarse en el 2º a 5º quinto día de la menstruación, sin tener en cuenta si la hemorragia ha cesado o no. En este caso se deben tomar medidas anticonceptivas adicionales durante los 7 primeros días de administración.

Si la menstruación ha comenzado hace más de 5 días, se debería advertir a la mujer que espere hasta su próxima menstruación antes de empezar a tomar ANGIE.

Cambio de otro anticonceptivo hormonal a ANGIE.

Cambio de otro anticonceptivo hormonal combinado:
La paciente debe empezar a tomar ANGIE el día siguiente al intervalo de descanso habitual entre la toma de comprimidos o el día siguiente de finalizada la toma de los comprimidos de su anticonceptivo hormonal combinado previo.

Cambio de un progestágeno solo: El primer comprimido recubierto de ANGIE se debe tomar el día después de haber dejado la preparación de progestágeno sólo. Se deben tomar medidas anticonceptivas adicionales durante los primeros siete días.

Cambio de un implante o inyección de un anticonceptivo hormonal: Se puede empezar a tomar ANGIE el día en que se retire el implante o el día en que estaba programada originalmente la siguiente inyección. Se deben tomar medidas anticonceptivas adicionales durante los primeros siete días.

Después de un aborto espontáneo o provocado en el primer trimestre: La administración de ANGIE se puede empezar inmediatamente después de un aborto espontáneo o provocado en el primer trimestre. En este caso no son necesarios otros métodos de anticoncepción.

Después del parto o después de un aborto espontáneo o provocado en el segundo trimestre: La administración a madres no lactantes se puede empezar 21-28 días después del parto, en cuyo caso no se requiere otro método anticonceptivo de barrera.

Si la administración postparto comienza pasados más de 28 días del mismo, se requiere otro método anticonceptivo de barrera durante los primeros siete días.

Si la mujer ha mantenido relaciones sexuales, se debe excluir la posibilidad de embarazo antes de empezar la administración, o se debe esperar a la siguiente menstruación.

Lactancia (Ver FERTILIDAD, EMBARAZO Y LACTANCIA): ANGIE no deber ser tomado por mujeres en período de lactancia.

Después de suspender el uso de ANGIE: Tras finalizar la administración de ANGIE, el ciclo actual se puede prolongar aproximadamente una semana.

Administración irregular de un comprimido: Si la paciente ha olvidado tomar un comprimido recubierto y no han transcurrido más de 12 horas desde que olvidó tomar el anterior, no son necesarias otras medidas anticonceptivas. Deberá continuar la toma del comprimido de forma habitual.

Si han transcurrido más de 12 horas desde que olvidó tomar el comprimido, la protección anticonceptiva puede verse disminuida. La conducta a seguir en caso de olvido se rige por dos normas básicas:

1. Nunca se debe suspender la toma de comprimidos más de 7 días.

2. Es necesario tomar los comprimidos de forma ininterrumpida durante 7 días para conseguir una supresión adecuada del eje hipotálamo – hipófisis ovario.

Se debe tomar el último comprimido recubierto olvidado inmediatamente, incluso si esto significa tomar dos comprimidos a la vez. Los otros comprimidos recubiertos con se deben tomar siguiendo su pauta habitual.

Adicionalmente, se debería usar otro método anticonceptivo de barrera, como un preservativo, durante los siete días posteriores. Si se olvidó de tomar los comprimidos en la semana 1 del ciclo y ha mantenido relaciones sexuales en los siete días previos al olvido de los comprimidos (incluyendo el intervalo de descanso entre la toma de comprimidos), debe considerar la posibilidad de haber quedado embarazada. Cuanto más comprimidos haya olvidado y cuanto más cerca esté del intervalo de descanso entre la toma de comprimidos, mayor es el riesgo de embarazo.

Si el blíster actual contiene menos de siete comprimidos, se debe comenzar con el siguiente blister de ANGIE, tan pronto como se termine el blíster actual, es decir, no se debería dejar ningún intervalo entre blisters. Probablemente no aparecerá la hemorragia por privación normal hasta que haya terminado el blister; sin embargo, durante la administración del comprimido puede ocurrir con frecuencia hemorragia intermenstrual o manchado (spotting). Si no aparece la siguiente menstruación después de la toma del segundo blister, se debería realizar una prueba de embarazo.

Instrucciones en caso de vómitos o diarrea: Si aparecieran vómitos o diarrea intensa durante las 4 horas siguientes a la toma del comprimido, la absorción puede ser incompleta y la contracepción no está asegurada. En este caso se deberán seguir las instrucciones indicadas en “Administración irregular del comprimido” (Ver arriba). Se debe continuar con la administración de ANGIE.

Cómo retrasar una hemorragia por privación: Para retrasar un periodo, la paciente debe continuar con otro blister de ANGIE sin dejar ningún intervalo de descanso entre la toma de comprimidos. La prolongación de la toma puede mantenerse tanto tiempo como desee hasta que se acabe el segundo blister. Durante esta prolongación de la toma, la paciente puede experimentar hemorragia intermenstrual o manchado (spotting). A continuación se deja el intervalo de descanso habitual entre comprimidos de 7 días y se reanuda la toma regular de ANGIE.

Para cambiar el periodo a otro día de la semana al que la paciente está acostumbrada conforme a su ciclo actual, debe acortar el siguiente intervalo de descanso entre la toma de comprimidos tantos días como desee. Cuanto más corto sea el intervalo, mayor es el riesgo de que no aparezca una hemorragia por privación y de que experimente hemorragia intermenstrual o manchado (spotting) durante la toma de los comprimidos del siguiente blister ( como ocurre cuando se retrasa un periodo).

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:

Sobredosis:

No hay información sobre efectos tóxicos graves en caso de sobredosis. Pueden aparecer los siguientes síntomas: nauseas, vómitos y, en el caso de niñas, hemorragia vaginal. No existe ningún antídoto, por lo que el tratamiento será sintomatológico. Puede ser necesario, pero solo en raras ocasiones, controlar los electrólitos, el balance hídrico y la función hepática.

BIBLIOGRAFÍA:

Datos preclínicos de seguridad:

La toxicidad aguda de los estrógenos es baja. Debido a las notables diferencias entre especies animales y humanos, los resultados de los experimentos en animales con estrógenos tienen sólo un valor predictivo limitado para su uso en humanos. En animales de experimentación, dosis relativamente pequeñas de etinilestradiol, un estrógeno sintético frecuentemente usado en anticonceptivos hormonales, tuvo efecto embrioletal; se han observado anomalías del tracto urogenital y feminización de los fetos masculinos. Estos efectos se consideran específicos de la especie. El acetato de clormadinona ha mostrado efectos embrioletales en conejos, ratas y ratones.

Además, se observó teratogenicidad a dosis embriotóxicas en conejos y a la dosis más baja probada (1mg/kg/día) en ratones. No está clara la significación de estos hallazgos para la administración en humanos.

Los datos preclínicos procedentes de estudios convencionales de toxicidad crónica, genotoxicidad y potencial carcinogénico no mostraron riesgos especiales para el ser humano aparte de los ya descritos en otras secciones de esta ficha técnica.