Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Perú
ACETAK Tabletas
Marca

ACETAK

Sustancias

ACETAZOLAMIDA

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

Envase(s) , Tabletas , 250 Miligramos

100 Tabletas , 250 Miligramos

20 Tabletas , 250 Miligramos

COMPOSICIÓN:

Cada TABLETA contiene:
Acetazolamida 250 mg
Excipientes c.s.p 1 Tableta


LISTA DE EXCIPIENTES:

Fosfato tribásico de calcio; almidón de maíz; crospovidona; gelatina; estearato de magnesio; lauril sulfato de sodio; agua purificada.

MEDIFARMA S. A.

Jr. Ecuador Nº 787

Lima – Perú

Telf.: 332-6200

INDICACIONES:

ACETAK® 250 mg Tableta está indicado para tratar:

• Glaucoma, una condición asociada con el aumento de la presión en el ojo.

• Retención anormal de líquidos, la acumulación de líquido en el cuerpo.

• Epilepsia, una afección neurológica caracterizada por convulsiones (ataques), en particular convulsiones por ausencia (Petit Mal), en niños.

Si no está seguro de por qué le recetaron acetazolamida, consulte a su médico.


ACCIÓN FARMACOLÓGICA:

ACETAK® 250 mg Tableta contiene el principio activo Acetazolamida, que pertenece a un grupo de medicamentos conocidos como inhibidores de la anhidrasa carbónica.

CONTRAINDICACIONES:

No tome ACETAK® 250 mg Tableta y dígale a su médico si:

• Es alérgico a la acetazolamida o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento descrito en el ítem de lista de excipientes.

• Tiene niveles bajos de potasio o sodio en la sangre.

• Tiene acidosis hiperclorémica, una condición en la cual el plasma se vuelve demasiado ácido debido a una mayor concentración de cloruro y/o una menor concentración de bicarbonato.

• Tiene problemas de hígado o riñón.

• Tiene problemas con sus glándulas suprarrenales (glándulas pequeñas que producen hormonas cerca de los riñones), como la enfermedad de Addison.

• Necesita tratamiento a largo plazo para un tipo particular de glaucoma conocido como glaucoma crónico no congestivo de cierre de ángulo.


OPERACIONES Y PRUEBAS:

Tomar acetazolamida puede afectar los resultados de algunas pruebas clínicas. Si va a someterse a una prueba, es importante que informe a su médico o enfermera que está tomando acetazolamida. Si está tomando acetazolamida durante un período prolongado, es posible que su médico le pida que le realicen unos análisis de sangre para controlar sus recuentos de células sanguíneas y los niveles de electrolitos.

EMBARAZO Y LACTANCIA:

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que puede estar embarazada o planea tener un bebé, consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar este medicamento. No tome acetazolamida si está embarazada, planea quedar embarazada o está amamantando, a menos que su médico se lo haya indicado. Siga los consejos de su médico.

EFECTOS SOBRE LA CAPACIDAD PARA CONDUCIR Y UTILIZAR MÁQUINAS:

Mientras toma acetazolamida, puede experimentar fatiga, somnolencia, mareos, hormigueo o adormecimiento ("alfileres y agujas"), falta de coordinación muscular, desorientación o falta de visión. Si esto sucede, no conduzca ni opere maquinaria, informe a su médico.

Debe comunicarse con su médico o farmacéutico para cualquier aclaración sobre la utilización del producto y si presenta alguna reacción adversa que no estuviese descrita en el inserto.

No utilizar después de la fecha de expira impresa en el envase.

REACCIONES ADVERSAS:

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede causar efectos secundarios, aunque no todas las personas los sufran.

Si tiene alguno de los siguientes efectos secundarios, detenga el uso de acetazolamida e informe a su médico o acuda al departamento de emergencias del hospital más cercano de inmediato:

• Una reacción alérgica a acetazolamida, cuyos signos pueden incluir bultos enrojecidos (urticaria), sarpullidos, picazón, hinchazón de las manos, pies, cara, labios, lengua o garganta que pueden causar dificultad para tragar o respirar.

• Erupciones cutáneas graves (síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica), que aparecen inicialmente como manchas rojizas o parches circulares, a menudo con ampollas centrales. La erupción puede progresar a la formación de ampollas o descamación generalizada de la piel.

• Efectos en los oídos: trastornos de la audición, zumbidos en los oídos.

• Efectos en el estómago y los intestinos: evacuar heces negras alquitranadas (excremento) o sangre en las heces.

• Efectos en el hígado: función hepática anormal, inflamación del hígado (hepatitis), que causa el color amarillento en la piel o en el blanco de los ojos (ictericia).

• Efectos en los riñones: cristales en la orina (cristaluria), que pueden verse como orina turbia o dificultad para orinar, cálculos renales, dolor que se irradia desde los riñones hasta la ingle, tejido renal dañado, que pasan grandes cantidades de orina, azúcar en la orina, sangre en la orina, insuficiencia renal.

Póngase en contacto con un médico de inmediato si experimenta una reacción cutánea grave: una erupción roja y escamosa con protuberancias debajo de la piel y ampollas (pustulosis exantemática). La frecuencia de este efecto secundario no se conoce (no se puede estimar a partir de los datos disponibles).

Si tiene alguno de los siguientes efectos secundarios, deje de tomar acetazolamida e informe a su médico lo antes posible:

• Cambios en la sangre, como alteraciones en el número de glóbulos blancos, glóbulos rojos o plaquetas. Esto puede causar síntomas que incluyen sangrado inexplicable, moretones, mayor riesgo de infecciones, dolor de garganta, fiebre, debilidad, falta de aliento, piel pálida o enfermedad general. Se puede tomar un examen de sangre para verificarlo.

• Pérdida temporal de audición.

Informe a su médico o farmacéutico si tiene alguno de los siguientes efectos secundarios:

• Efectos en el cerebro y en el sistema nervioso central: dolor de cabeza, irritabilidad, mareos, hormigueo o adormecimiento ("alfileres y agujas"), dificultad para controlar los movimientos, depresión, confusión, somnolencia, deseo sexual reducido, ataques.

• Efectos en los ojos: visión corta temporal (esto se resolverá cuando se reduzca la dosis o se detenga el tratamiento).

• Efectos sobre el estómago y los intestinos: sensación o malestar, diarrea, pérdida de apetito, sed, alteraciones del gusto.

• Efectos sobre la piel: sensibilidad de la piel a la luz solar.

• Otros efectos generales: fatiga, fiebre, rubor.

• Tomar acetazolamida por mucho tiempo puede causar cambios en los electrolitos en su cuerpo y puede hacer que su sangre se vuelva demasiado ácida. Se puede tomar un examen de sangre para verificarlo.

INCOMPATIBILIDADES:

No se han descrito.


INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS Y OTRAS FORMAS DE INTERACCIÓN:

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o podría tomar otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta. Esto se debe a que acetazolamida puede afectar la forma en que actúan algunos medicamentos, y algunos medicamentos pueden afectar la forma en que actúa acetazolamida. En particular, informe a su médico o farmacéutico si está tomando cualquiera de los siguientes:

• Cualquier otro inhibidor de la anhidrasa carbónica para el glaucoma, como dorzolamida o brinzolamida.

• Otros medicamentos para tratar la epilepsia o los ataques, como carbamazepina, fenitoína, fenobarbital o primidona.

• Medicamentos para tratar la presión arterial alta, como captopril, enalapril (inhibidores de la ECA), doxazosina, prazosina (alfabloqueantes), candesartán, losartán (antagonistas del receptor de la angiotensina-II), clonidina, diazóxido, guanetidina, hidralazina, metildopa, minoxidilina o nitroprusiato de sodio.

• Medicamentos para tratar la diabetes, como gliclazida, metformina o insulina.

• Medicamentos utilizados para tratar un latido cardíaco irregular o desigual, o insuficiencia cardíaca, como quinidina o glucósidos cardíacos como la digoxina.

• Aspirina para tratar el dolor, la inflamación o la fiebre.

• Ciclosporina para suprimir el sistema inmunológico y detener el rechazo de órganos después de los trasplantes.

• Litio para problemas de salud mental.

• La metenamina, un antibacteriano usado para tratar infecciones.

• Terapia con bicarbonato de sodio para tratar niveles altos de ácido en el cuerpo.

• Medicamentos que interfieren con el ácido fólico, por ejemplo: metotrexato, pirimetamina o trimetoprima.

• Anfetaminas, estimulantes que a veces se usan para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES:

• Hable con su médico o farmacéutico o enfermera antes de tomar ACETAK® 250 mg Tableta si:

- Tiene, o ha tenido previamente cálculos renales.

- Esta en mayor riesgo de que su sangre se vuelva demasiado ácida, esto incluye si usted:

• Sufre de diabetes.

• Son mayores de 65 años.

• Tiene problemas renales.

• Tiene problemas pulmonares que pueden causar dificultad para respirar, tos persistente, sibilancias u opresión en el pecho.

• Una pequeña cantidad de personas que reciben tratamiento con antiepilépticos, como la acetazolamida, han pensado en hacerse daño o suicidarse. Si en algún momento tiene estos pensamientos, comuníquese inmediatamente con su médico.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Siempre tome este medicamento exactamente como su médico le haya indicado. La dosis de acetazolamida variará de persona a persona y dependerá de la afección que se esté tratando. Su médico decidirá la dosis más adecuada para usted. Consulte con su médico o farmacéutico si no está seguro. Las tabletas de acetazolamida deben tragarse enteras con un vaso de agua.

Dosis:

• Adultos:

• Glaucoma: 250 mg - 1000 mg (1 - 4 tabletas) en un período de 24 horas, tomado en dosis divididas por cantidades superiores a 250 mg.

• Retención de líquidos: La dosis inicial típica es de 250 mg - 375 mg (1 - 1½ tabletas) al día por la mañana, después de lo cual su médico puede ajustar la dosis y/o la frecuencia con la que la toma, dependiendo de su respuesta. Se recomienda una dosis única de 125 mg - 375 mg (½ - 1½ tabletas) al día para la retención de líquidos asociada con la tensión premenstrual.

• Epilepsia: 250 mg - 1000 mg (1 - 4 tabletas) diariamente, en dosis divididas.

• Ancianos:

• Acetazolamida debe usarse con especial precaución en pacientes de edad avanzada, ya que tienen un mayor riesgo de que su sangre se vuelva demasiado ácida. Siga los consejos de su médico.

• Niños:

• Epilepsia: Su médico le aconsejará la dosis que se tomará en dosis divididas, dependiendo del peso corporal de su hijo. La dosis no debe exceder de 750 mg (3 tabletas) al día.

Si olvidó tomar acetazolamida: Si olvida tomar una dosis, tómela tan pronto como se acuerde. Sin embargo, si es casi la hora de su próxima dosis, omita la dosis olvidada y tome la siguiente dosis programada en el momento correcto. No tome una dosis doble para compensar una dosis olvidada.

Si tiene más preguntas sobre el uso de este medicamento, consulte a su médico o farmacéutico.

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS:

Si usted u otra persona toman más tabletas de los que debería, comuníquese con su médico o acuda al departamento de urgencias del hospital más cercano de inmediato. Lleve este prospecto y el paquete de medicamentos con usted, para que el médico sepa lo que se ha tomado. El aumento de las dosis de Acetazolamida puede causar somnolencia, hormigueo o adormecimiento ("alfileres y agujas").

PRECAUCIONES ESPECIALES DE CONSERVACIÓN:

Almacenar a temperatura no mayor de 30 °C.