Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Ecuador
XARELTO 10MG - 2.5MG Comprimidos recubiertos
Marca

XARELTO 10MG - 2.5MG

Sustancias

RIVAROXABAN

Forma Famacéutica y Formulación

Comprimidos recubiertos

Presentación

1 Caja, 10 Comprimidos recubiertos,

COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Xarelto 2.5 mg: cada comprimido recubierto contiene 2.5 mg de Rivaroxabán.

Xarelto 10 mg: cada comprimido recubierto contiene 10 mg de Rivaroxabán.


FORMA FARMACÉUTICA: Comprimido recubierto.

Indicaciones: Xarelto está indicado para la prevención del tromboembolismo venoso (TEV) en pacientes sometidos a una intervención quirúrgica ortopédica mayor de las extremidades inferiores.

Xarelto está indicado para la prevención de muerte de origen cardiovascular, infarto del miocardio y trombosis por prótesis endovascular (stent) en pacientes que han sufrido un síndrome coronario agudo (SCA) (infarto del miocardio con o sin elevación del segmento ST o angina inestable) en combinación con Ácido Acetilsalicílico (ASA) solo, o con ASA más tienopiridinas, clopidogrel o ticlopidina (ver sección “Posología y forma de administración”).

DATOS FARMACÉUTICOS

Lista de excipientes: Celulosa microcristalina, Croscarmelosa Sódica, Hipromelosa 5 cP, Lactosa Monohidratada, Estearato de Magnesio, Laurilsulfato Sódico.

Película de recubrimiento

Xarelto 2.5 mg: Óxido Férrico Amarillo, Hipromelosa 15 cP, Macrogol 3350, Dióxido de Titanio.

Xarelto 10 mg: Óxido Férrico Rojo, Hipromelosa 15 cP, Macrogol 3350, Dióxido de Titanio.

Incompatibilidades: Ninguna conocida.

Periodo de validez: conforme a la documentación TRD/CMC.

Precauciones especiales de conservación: En cuanto a los comprimidos, no se aplican restricciones en cuanto a la conservación (temperatura, humedad, luz).

Naturaleza y contenido del envase: conforme a la documentación TRD/CMC.

Instrucciones de uso / manipulación: Ninguna.

Bayer S. A. Para mayor información, comuníquese con la Dirección Médica de Bayer S. A. Luxemburgo N34-359 y Av. Portugal esquina. Edif. Cosmopolitan Parc, pisos 6 y 7 Quito-Ecuador. Telf: (593) 2 3975200

informacionmedicaandina@bayer.com

farmacovigilancia.ecuador@bayer.com

www.andina.bayer.com

Contraindicaciones: Xarelto está contraindicado en los pacientes con hipersensibilidad a Rivaroxabán o a cualquier excipiente del comprimido (ver sección “Datos farmacéuticos”).

Xarelto está contraindicado en los pacientes con hemorragia activa, clínicamente significativa (por ejemplo, hemorragia intracraneal, hemorragia gastrointestinal).

Xarelto está contraindicado en los pacientes con enfermedad hepática asociada a coagulopatía llevando a un riesgo de hemorragia clínicamente relevante.

No se ha establecido la seguridad y eficacia de Xarelto en mujeres embarazadas. Los datos en animales demuestran que el Rivaroxabán atraviesa la barrera placentaria. Por lo tanto, el uso de Xarelto está contraindicado durante el embarazo (ver sección “Embarazo y lactancia”).

No se ha establecido la seguridad y eficacia de Xarelto en madres lactantes. Los datos en animales indican que el Rivaroxabán se secreta por la leche materna. Por lo tanto, Xarelto solo debe administrarse después de interrumpir la lactancia materna (ver sección “Embarazo y lactancia”).

Embarazo y lactancia

Mujeres en edad fértil / anticoncepción: Xarelto deberá utilizarse en las mujeres en edad fértil solo con medidas anticonceptivas efectivas.

Embarazo: no se ha establecido la seguridad y eficacia de Xarelto en mujeres embarazadas. En ratas y conejos, Rivaroxabán demostró una toxicidad materna marcada con cambios placentarios relacionados con su mecanismo de acción farmacológico (por ejemplo, complicaciones hemorrágicas) que ocasiona toxicidad en la reproducción. No se ha identificado ningún potencial teratógeno primario. Debido al riesgo intrínseco de hemorragia y a la evidencia de que Rivaroxabán atraviesa la placenta, Xarelto está contraindicado en el embarazo (ver sección

“Contraindicaciones”).

Lactancia: no se ha establecido la seguridad y eficacia de Xarelto en madres lactantes. En ratas, el Rivaroxabán se secreta por la leche materna. Por lo tanto, Xarelto solo debe administrarse después de interrumpir la lactancia materna (ver sección “Contraindicaciones).

Eventos Adversos

Resumen del perfil de seguridad: se ha evaluado la seguridad de Xarelto en cuatro estudios de fase III, con 6,097 pacientes expuestos a 10 mg de Xarelto sometidos a cirugía ortopédica mayor de las extremidades inferiores (reemplazo total de la cadera o reemplazo total de la rodilla), en 3,997 pacientes médicamente enfermos y hospitalizados tratados durante un periodo de hasta 39 días, y en tres ensayos de fase III de tratamiento del TEV con 4,556 pacientes expuestos a 15 mg de Xarelto dos veces al día durante 3 semanas seguidos de 20 mg una vez al día o expuestos a 20 mg una vez al día, tratados durante un periodo de hasta 21 meses. Más aún, Xarelto también fue evaluado en 7,750 pacientes con fibrilación auricular no valvular procedentes de dos ensayos clínicos de fase III con al menos una dosis de Xarelto, así como en 10,225 pacientes con SCA con al menos una dosis de Xarelto de 2.5 mg (dos veces al día) o 5 mg (dos veces al día) aunada a ASA, o a ASA más clopidogrel o ticlopidina. Debido al modo de acción farmacológico, Xarelto puede asociarse a un aumento del riesgo de hemorragia oculta o manifiesta de cualquier tejido y órgano, que puede producir anemia posthemorrágica. El riesgo de hemorragia puede estar aumentado en algunos grupos de pacientes, por ejemplo, pacientes con hipertensión arterial grave no controlada y/o en tratamiento concomitante con fármacos que afectan a la hemostasia (ver sección “Advertencias y precauciones especiales de empleo”). Los signos, síntomas y gravedad (incluso desenlace mortal) variarán según la localización y el grado o la magnitud de la hemorragia y/o anemia (ver sección “Sobredosis/Tratamiento de hemorragias”).

Pueden presentarse complicaciones hemorrágicas como debilidad, palidez, mareos, cefalea o hinchazón inexplicada, disnea y shock inexplicado. En algunos casos, se han observado síntomas de isquemia cardiaca, como dolor torácico o angina de pecho, como consecuencia de la anemia.

Se han notificado de Xarelto complicaciones conocidas, secundarias a hemorragia grave, como síndrome compartimental e insuficiencia renal por hipoperfusión. Por lo tanto, al evaluar el estado de cualquier paciente anticoagulado, deberá plantearse la posibilidad de una hemorragia.

Lista tabulada de eventos adversos: Las frecuencias de los EA reportados con Xarelto se resumen en la tabla siguiente. Los eventos adversos se presentan en orden decreciente de gravedad dentro de cada intervalo de frecuencia. Las frecuencias se definen como: muy frecuentes (≥ 1/10), frecuentes (≥ 1/100 a < 1/10), poco frecuentes (≥ 1/1,000 a < 1/100), raras (≥ 1/10,000 a < 1/1,000).

Tabla 1: Todos los eventos adversos relacionados al fármaco, emergentes del tratamiento, reportados en pacientes en estudios fase III (RECORD 1-4 combinados, ROCKET AF,

J-ROCKET, MAGELLAN, ATLAS y EINSTEIN (TVP /EP/Extension)

Clase de órgano o

sistema (MedDRA)

Frecuentes

Poco frecuentes

Raros

Trastornos de la sangre y

del sistema linfático.

Anemia (incl. parámetros de laboratorio respectivos).

Trombocitosis (incl.

aumento del recuento de plaquetas). A

Trastornos cardiacos.

Taquicardia.

Trastornos oculares.

Hemorragia ocular (incl. hemorragia conjuntival).

Trastornos gastrointestinales.

Hemorragia gingival.

Hemorragia del tracto

gastrointestinal (incl.

hemorragia rectal).

Dolores gastrointestinales y abdominales.

Dispepsia.

Náuseas.

Estreñimiento A.

Diarrea.

Vómitos A.

Sequedad de boca.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración.

Fiebre A

Edema periférico.

Disminución general de energía y fuerza (incl. fatiga y astenia).

Sensación de malestar.

Edema localizado. A

Trastornos hepatobiliares.

Función hepática anómala.

Ictericia.

Trastornos del sistema

inmunológico.

Reacción alérgica.

Dermatitis alérgica.

Lesiones traumáticas, intoxicaciones y complicaciones tras procedimientos terapéuticos.

Hemorragia después de la intervención (incl. anemia postoperatoria y hemorragia de la herida).

Contusión.

Secreción por la herida.A

Seudoaneurisma

vascular. C

Exploraciones complementarias.

Aumento de las

transaminasas.

Aumento de la bilirrubina.

Aumento de la fosfatasa

alcalina en sangre. A

Aumento de la LDH. A

Aumento de la lipasa. A

Aumento de la amilasa. A

Aumento de la GGT. A

Aumento de la bilirrubina conjugada (con o sin aumento concomitante de la

ALT).

Trastornos musculoesqueléticos, óseos y del tejido conectivo.

Dolor en las extremidades. A

Hemartrosis.

Hemorragia muscular.

Trastornos del sistema

nervioso.

Mareos.

Cefalea.

Hemorragia cerebral e intracraneal.

Síncope.

Trastornos renales y urinarios.

Hemorragia del tracto

urogenital (incl. hematuria y menorragia B)

Insuficiencia renal (incl. aumento de la creatinina en la sangre, aumento de la urea en la sangre). A

Trastornos del tracto respiratorio.

Epistaxis.

Hemoptisis.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo.

Prurito (incl. casos poco frecuentes de prurito generalizado).

Exantema.

Equimosis.

Hemorragia cutánea y

subcutánea.

Urticaria.

Trastornos vasculares.

Hipotensión.

Hematoma.

A observado después de cirugía ortopédica mayor en las extremidades inferiores.

B observado en el tratamiento de TEV como muy frecuente en mujeres < 55 años.

C observado infrecuentemente en la terapia de prevención en el SCA (después de la intervención percutánea).

La representación de los términos EA se basa en MedDRA, versión 14.1 >

Observaciones posteriores a la comercialización: los siguientes eventos adversos se han reportado después de la comercialización en asociación temporal con el uso de Xarelto.

Alteraciones del sistema inmunológico: angioedema y edema alérgico.

Alteraciones hepatobiliares: colestasis, hepatitis (incluyendo lesión hepática).

Trastornos linfáticos y sanguíneos: trombocitopenia.

Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

Interacciones farmacocinéticas: el Rivaroxabán se depura principalmente por medio del metabolismo hepático, mediado por el citocromo P450 (CYP 3A4, CYP 2J2), y por excreción renal del fármaco no modificado, en que intervienen los sistemas transportadores de glucoproteína P (gp-P) / y de la proteína de resistencia al cáncer de mama (Bcrp).

Inhibición del CYP: el Rivaroxabán no inhibe el CYP 3A4 ni ninguna otra isoforma mayor del CYP.

Inducción del CYP: el Rivaroxabán no induce el CYP 3A4 ni ninguna otra isoforma mayor del CYP.

Efectos sobre el Rivaroxabán: el uso concomitante de Xarelto con inhibidores potentes del CYP 3A4 y de la gp-P puede llevar a una disminución de la depuración hepática y renal y, por lo tanto, puede aumentar significativamente la exposición sistémica. La administración concomitante de Xarelto con el ketoconazol, un antimicótico azólico, (400 mg una vez al día), un inhibidor potente del CYP 3A4 y de la gp-P, produjo un aumento de 2.6 veces del ABC media del Rivaroxabán, en estado de equilibrio, y un aumento de 1.7 veces de la Cmáx media del Rivaroxabán, con aumentos significativos de sus efectos farmacodinámicos. La administración concomitante de Xarelto con ritonavir, un inhibidor de la proteasa del VIH (600 mg dos veces al día), un inhibidor potente del CYP 3A4 y de la gp-P, produjo un aumento de 2.5 veces del ABC media del Rivaroxabán y un aumento de 1.6 veces de la Cmáx media del Rivaroxabán, con aumentos significativos de sus efectos farmacodinámicos. Por lo tanto, Xarelto no está recomendado en los pacientes que reciben tratamiento concomitante, por vía sistémica con antimicóticos azólicos o inhibidores de la proteasa del VIH (ver sección “Advertencias y precauciones especiales de empleo”).

La Claritromicina (500 mg dos veces al día), considerada como inhibidora potente del CYP 3A4 e inhibidora moderada de la gp-P, ocasionó un aumento de 1.5 veces del ABC media de Rivaroxabán y un aumento de 1.4 veces de la Cmáx. Este aumento, próximo a la magnitud de la variabilidad normal del ABC y de la Cmáx, se considera no relevante clínicamente.

La Eritromicina (500 mg cada 8 horas), que inhibe moderadamente el CYP 3A4 y la gp-P, produjo un aumento de 1.3 veces del ABC y la Cmáx medias del Rivaroxabán. Este aumento está dentro de la magnitud de la variabilidad normal del ABC y de la Cmáx y se considera clínicamente no relevante.

El Fluconazol (400 mg una vez al día), considerado como inhibidor moderado del CYP 3A4, ocasionó un aumento de 1.4 veces del ABC media de Rivaroxabán y un aumento de 1.3 veces de la Cmáx media. Este aumento está dentro de la magnitud de la variabilidad normal del ABC y de la Cmáx y se considera clínicamente no relevante (ver sección “Advertencias y precauciones especiales de empleo”).

La administración concomitante de Xarelto con Rifampicina, un potente inductor del CYP 3A4 y de la gp-P, produjo una disminución aproximada del 50% del ABC media del Rivaroxabán, con disminuciones paralelas de sus efectos farmacodinámicos.

El uso concomitante de Xarelto con otros inductores potentes del CYP 3A4 (por ejemplo, Fenitoína, Carbamazepina, Fenobarbital o Hipérico) también puede causar una disminución de la concentración plasmática del Rivaroxabán. Se consideró que la disminución en las concentraciones plasmáticas de Rivaroxabán fue clínicamente irrelevante en pacientes tratados con 10 mg de Xarelto una vez al día para la prevención del TEV después de cirugías ortopédicas mayores en las extremidades inferiores.

Se deben usar con cautela los inductores potentes del CYP 3A4 en pacientes tratados con 2.5 mg de Xarelto dos veces al día.

Interacciones farmacodinámicas: después de la administración combinada de enoxaparina (dosis única de 40 mg) con Xarelto (dosis única de 10 mg), se observó un efecto aditivo sobre la actividad anti-factor Xa, sin efectos adicionales en las pruebas de coagulación (TP, TTPa). La enoxaparina no afectó a las propiedades farmacocinéticas de Rivaroxabán (ver sección “Advertencias y precauciones especiales de empleo”).

El Clopidogrel (dosis de carga de 300 mg, seguido de 75 mg, dosis de mantenimiento) no mostró ninguna interacción farmacocinética (con Xarelto 15 mg), pero se observó un aumento relevante de los tiempos de sangrado en un subgrupo de pacientes, que no se correlacionó con la agregación plaquetaria, ni las concentraciones de P-selectina ni de los receptores GPIIb/IIIa (ver sección “Advertencias y precauciones especiales de empleo”).

No se ha observado ninguna prolongación clínicamente relevante del tiempo de sangrado después de la administración concomitante de Xarelto (15 mg) y 500 mg de naproxeno. No obstante, puede haber personas con una respuesta farmacodinámica más pronunciada (ver sección “Advertencias y precauciones especiales de empleo”).

El cambio de los pacientes de Warfarina (INR 2.0 a 3.0) a Xarelto (20 mg) o de Xarelto (20 mg) a warfarina (INR 2.0 a 3.0) aumentó el tiempo de protrombina/INR (Neoplastina) más que aditivamente (pueden observarse valores individuales de INR de hasta 12), mientras que fueron aditivos los efectos sobre TTPa, la inhibición de la actividad del factor Xa y el potencial de trombina endógena. Si se desea analizar los efectos farmacodinámicos de Xarelto durante el periodo de conversión, pueden utilizarse la actividad anti- factor Xa, el PiCT y HepTest, pues estas pruebas no se afectaron por la Warfarina. A partir del día 4 en adelante, después de interrumpir la Warfarina, todas las pruebas (incluyendo el TP, TTPa, inhibición de la actividad del factor Xa y el PET) reflejaron solo el efecto de Xarelto (ver sección “Posología y forma de administración”). Si se desea analizar los efectos farmacodinámicos de la warfarina durante el periodo de conversión, puede utilizarse la determinación del INR a la Cmínima de Rivaroxabán (24 horas después de la toma previa de Rivaroxabán), pues esta prueba es mínimamente afectada por Rivaroxabán en este intervalo temporal.

No se observó interacción farmacocinética entre la Warfarina y Xarelto.

Alimentos y productos lácteos: Xarelto 10 mg puede tomarse con o sin alimentos.

Xarelto 2.5 mg puede tomarse con o sin alimentos.

Interacciones que se han probado en la práctica

Interacciones con parámetros de laboratorio: las pruebas de los parámetros de la coagulación (TP, TTPa, HepTest®) se afectan de la manera esperada por el modo de acción de Xarelto.

Advertencias y precauciones especiales de empleo

Medicación concomitante: Xarelto no está recomendado en pacientes que reciben tratamiento sistémico concomitante con antimicóticos azólicos (por ejemplo, ketoconazol) o inhibidores de la proteasa del VIH (por ejemplo, Ritonavir). Estos fármacos son potentes inhibidores de CYP3A4 y gp-P. Por tanto, estos fármacos pueden aumentar las concentraciones plasmáticas de Rivaroxabán hasta un grado clínicamente relevante (en promedio 2.6 veces) lo cual puede ocasionar un riesgo aumentado de hemorragia (ver sección “Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción”). Sin embargo, el antimicótico azólico Fluconazol, un inhibidor moderado del CYP3A4, tiene menos efecto sobre la exposición a Rivaroxabán y puede coadministrarse (ver sección “Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción”).

Insuficiencia renal: Xarelto se ha de usar con precaución en pacientes con insuficiencia renal moderada que reciben comedicación causante de un aumento en las concentraciones plasmáticas de Rivaroxabán (ver sección “Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción”).

En pacientes con insuficiencia renal severa, las concentraciones plasmáticas de Rivaroxabán pueden aumentar significativamente (en promedio 1.6 veces) y ocasionar un riesgo aumentado de hemorragia. Debido a los datos clínicos limitados, Xarelto debería usarse con precaución en pacientes con CrC <30 - 15 mL/min.

No se dispone de datos clínicos en los pacientes con insuficiencia renal severa (CrC <15 mL/min). Por tanto, no se recomienda el uso de Xarelto en estos pacientes (ver sección “Posología y forma de administración”).

Los pacientes con insuficiencia renal grave o riesgo hemorrágico aumentado y los pacientes que reciben tratamiento sistémico concomitante con antimicóticos azólicos o inhibidores de la proteasa del VIH se han de monitorizar cuidadosamente en cuanto a signos de complicaciones hemorrágicas después de la iniciación del tratamiento (ver sección “Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción”).

Esto puede realizarse por exámenes físicos regulares de los pacientes, observación estrecha del drenaje de la herida quirúrgica y determinaciones periódicas de hemoglobina.

Prevención del TEV

Cirugía de fractura de cadera: lo siguiente es obligatorio en todos los países con la indicación: prevención de tromboembolismo venoso (TEV) en los pacientes sometidos a cirugía ortopédica mayor de las extremidades inferiores.

Y opcional en los países en los que la indicación está restringida a artroplastia (electiva) de cadera y artroplastia (electiva) de rodilla.

Xarelto no se ha estudiado en ensayos clínicos de intervención en pacientes sometidos a cirugía de fractura de cadera. Hay datos clínicos limitados de un estudio de no intervención en pacientes sometidos a cirugía de los miembros inferiores relacionada con una fractura, como cirugía por fractura de cadera.

SCA

Pacientes con antecedente de accidente cerebrovascular o ataque isquémico transitorio (AIT): Xarelto 2.5 mg dos veces al día se debe evitar en el tratamiento de pacientes con SCA que tengan antecedentes de accidente cerebrovascular o AIT. Se ha estudiado a pocos pacientes con SCA y antecedentes de accidente cerebrovascular o AIT pero los limitados datos de eficacia disponibles indican que es posible que estos pacientes no se beneficien con el tratamiento.

Riesgo de hemorragia: Xarelto, al igual que otros antitrombóticos, deberá emplearse con precaución en los pacientes con un riesgo aumentado de hemorragia, por ejemplo:

- Trastornos hemorrágicos congénitos o adquiridos.

- Hipertensión arterial grave y no controlada.

- Enfermedad gastrointestinal ulcerosa activa.

- Ulceraciones gastrointestinales recientes.

- Retinopatía vascular.

- Hemorragia intracraneal o intracerebral reciente.

- Anormalidades vasculares intracerebrales o intrarraquídeas.

- Cirugía reciente cerebral, espinal u oftalmológica.

- Bronquiectasia o antecedentes de hemorragia pulmonar.

Debe tenerse precaución si los pacientes reciben tratamiento concomitante con fármacos que afectan a la hemostasia, como los antiinflamatorios no esteroides (AINE), los inhibidores de la agregación plaquetaria u otros antitrombóticos. Después de un síndrome coronario agudo, los pacientes en tratamiento con Xarelto y ASA o Xarelto y ASA más Clopidogrel/Ticlopidina solamente deberían recibir tratamiento crónico concomitante con AINE si el beneficio compensa el riesgo de hemorragia.

Puede considerarse un tratamiento profiláctico adecuado en aquellos pacientes que presenten riesgo de sufrir enfermedad ulcerosa gastrointestinal (ver sección “Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción”). Cualquier descenso inexplicado de la hemoglobina o de la presión arterial deberá llevar a una búsqueda de un sitio de sangrado. Se investigó la eficacia y la seguridad de Xarelto en combinación con los agentes antiplaquetarios aspirina y clopidogrel/ticlopidina. No se estudió el tratamiento en combinación con otros agentes antiplaquetarios, por ejemplo, prasugrel o ticagrelor y, por lo tanto, no se recomienda.

Prevención del TEV

Anestesia neuroaxial (epidural/espinal): cuando se aplica anestesia neuroaxial (epidural/espinal) o se realiza una punción lumbar en los pacientes tratados con antitrombóticos para la prevención de complicaciones tromboembólicas, tienen riesgo de presentar un hematoma epidural o medular, que puede causar parálisis a largo plazo. El riesgo de estos incidentes aumenta más incluso por el uso de catéteres epidurales permanentes o por el uso concomitante de fármacos que afectan a la hemostasia. El riesgo también puede aumentar por la punción epidural o lumbar traumática o repetida. Se debe vigilar con frecuencia en los pacientes la presencia de signos y síntomas de trastorno neurológico (por ejemplo, adormecimiento o debilidad de las extremidades inferiores, o disfunción intestinal o vesical). Si se observan deficiencias neurológicas, son necesarios el diagnóstico y tratamiento urgentes.

El médico deberá tener en cuenta el posible beneficio frente al riesgo de intervención neuroaxial en los pacientes con tratamiento anticoagulante o que van a recibir anticoagulantes para tromboprofilaxis. Un catéter epidural no deberá retirarse antes de 18 horas después de la última administración de Xarelto.

Xarelto deberá administrarse, como mínimo, seis horas después de la retirada del catéter.

Si se produce una punción traumática, la administración de Xarelto deberá retrasarse 24 horas.

SCA

Anestesia neuroaxial (epidural/spinal): cuando se aplica anestesia neuroaxial (epidural/espinal) o se realiza una punción lumbar en los pacientes tratados con antitrombóticos para la prevención de complicaciones tromboembólicas, tienen riesgo de presentar un hematoma epidural o medular, que puede causar parálisis a largo

plazo. El riesgo de estos incidentes aumenta más incluso por el uso de catéteres epidurales permanentes o por el uso concomitante de fármacos que afectan a la hemostasia. El riesgo también puede aumentar por la punción epidural o lumbar traumática o repetida. Se debe vigilar con frecuencia en los pacientes la presencia de signos y síntomas de trastorno neurológico (por ejemplo, adormecimiento o debilidad de las extremidades inferiores, o disfunción intestinal o vesical). Si se observan deficiencias neurológicas, son necesarios el diagnóstico y tratamiento urgentes. El médico deberá tener en cuenta el posible beneficio frente al riesgo de intervención neuroaxial en los pacientes con tratamiento anticoagulante o que van a recibir anticoagulantes para tromboprofilaxis.

No hay experiencia clínica con el uso de Xarelto 2.5 mg administrado con el ASA solo o con ASA más clopidogrel o ticlopidina en estas situaciones. Se debe evaluar el uso concomitante de inhibidores de la agregación plaquetaria e interrumpir dichos medicamentos según corresponda.

Cirugía e intervenciones: si re requiere un procedimiento invasivo o intervención quirúrgica, se debería interrumpir la administración de Xarelto 10 mg cuando menos 24 horas antes y Xarelto 2.5 mg cuando menos 12 horas antes de la intervención, siempre y cuando sea posible y con base en el juicio clínico del médico.

Si un paciente con SCA será sometido a cirugía electiva y no se desea el efecto antiplaquetario, se deberá interrumpir la administración de inhibidores de la agregación plaquetaria según las instrucciones de la información de prescripción del fabricante. Si no se puede posponer el procedimiento, se debería evaluar el riesgo de hemorragia contra la urgencia de la intervención.

Se debe reiniciar el tratamiento con Xarelto tan pronto como sea posible después del procedimiento invasivo o la intervención quirúrgica, siempre que lo permita la situación clínica y que se haya establecido una hemostasia adecuada.

Mujeres en edad fértil: Xarelto deberá utilizarse en las mujeres en edad fértil solo con medidas anticonceptivas efectivas.

Posología y forma de administración

Prevención del TEV: posología y forma de administración

Prevención del TEV: forma de administración: vía oral.

Prevención del TEV: dosis habitual recomendada.

La dosis recomendada para la prevención de TEV en cirugía ortopédica mayor es un comprimido de 10 mg una vez al día.

Prevención del TEV

Duración del tratamiento: después de la cirugía mayor de cadera, los pacientes deben recibir tratamiento durante 5 semanas. Después de la cirugía mayor de rodilla, los pacientes deben recibir tratamiento durante 2 semanas.

Prevención del TEV:

Forma y frecuencia de administración: un comprimido de 10 mg de Xarelto se debe tomar una vez al día. Los comprimidos de 10 mg de Xarelto pueden tomarse con o sin alimentos. La dosis inicial deberá administrarse de 6-10 horas después del final de la intervención quirúrgica, siempre que se haya restablecido la hemostasia.

Prevención del TEV:

Dosis olvidadas: si una dosis se omite, el paciente debe tomar la dosis de 10 mg de Xarelto inmediatamente y continuar al día siguiente con la toma una vez al día, como antes.

SCA: posología y forma de administración

SCA:

Forma de administración: vía oral.

SCA:

Dosis habitual recomendada: después de un síndrome coronario agudo, la dosis recomendada es un comprimido de 2.5 mg de Xarelto dos veces al día. Los pacientes también deberían tomar una dosis diaria de 75-100 mg de ASA o una dosis diaria de 75-100 mg de ASA más una dosis diaria de 75 mg de Clopidogrel o una dosis diaria estándar de ticlopidina.

SCA:

Duración del tratamiento: se recomienda administrar el tratamiento al menos por 24 meses. Después del SCA, los pacientes continúan estando en riesgo alto de eventos cardiovasculares, por lo que podrían beneficiarse del tratamiento prolongado.

SCA:

Forma y frecuencia de administración: el tratamiento con Xarelto 2.5 mg se debe iniciar tan pronto como sea posible después de la estabilización del evento índice de SCA (lo que incluye procedimientos de revascularización). Se debe comenzar la terapia con Xarelto no antes de 24 horas después de la hospitalización. Se debe iniciar Xarelto 2.5 mg al momento en que normalmente se interrumpiría la terapia de anticoagulantes parenterales. Se debe tomar un comprimido de 2.5 mg de Xarelto dos veces al día.

Los comprimidos de 2.5 mg de Xarelto se pueden tomar con o sin alimentos.

SCA:

Dosis olvidada: si olvida una dosis, el paciente debería continuar con la dosis habitual de 2.5 mg de Xarelto según las recomendaciones, a la hora programada siguiente.

Prevención del TEV y SCA

Posología y forma de administración

Información adicional sobre poblaciones especiales

Pacientes con disfunción hepática: Xarelto está contraindicado en los pacientes con enfermedad hepática asociada a coagulopatía llevando a un riesgo de hemorragia clínicamente relevante (ver sección “Contraindicaciones”). No es necesario ajustar la dosis en los pacientes con otras enfermedades hepáticas. Datos clínicos limitados en pacientes con insuficiencia hepática moderada indican un aumento significativo de la actividad farmacológica. No se dispone de datos clínicos en los pacientes con insuficiencia hepática severa (ver sección “Contraindicaciones”).

Pacientes con disfunción renal: no se requiere ningún ajuste de la dosis si Xarelto se administra a pacientes con insuficiencia renal leve o moderada.

Datos clínicos limitados en pacientes con insuficiencia renal severa indican que las concentraciones plasmáticas de Rivaroxabán están aumentadas significativamente en esta población de pacientes. Por lo tanto, Xarelto debe emplearse con precaución en estos pacientes (ver sección “Advertencias y precauciones especiales de empleo”).

No se recomienda el uso de Xarelto en pacientes con CrC: <15 mL/min. (ver la sección “Advertencias y precauciones especiales de empleo”).

Cambio de antagonistas de la vitamina K (AVK) a Xarelto: cuando los pacientes cambien de AVK a Xarelto, los valores del INR estarán falsamente elevados después de tomar Xarelto. El INR no es válido para medir la actividad anticoagulante de Xarelto y, por tanto, no debe emplearse (ver sección “Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción”).

Cambio de Xarelto a antagonistas de la vitamina K (AVK): existe la posibilidad de una anticoagulación inadecuada durante la transición de Xarelto a AVK.

Debe garantizarse la anticoagulación adecuada continua durante cualquier transición a un anticoagulante alternativo. Debe observarse que Xarelto puede contribuir a un INR elevado.

En los pacientes que cambian de Xarelto a AVK, los AVK deben administrarse simultáneamente hasta que el INR sea ≥2.0. Durante los dos primeros días del periodo de cambio, deben emplearse dosis estándar de AVK, seguidas por dosis de AVK orientadas por la determinación del INR. Mientras que los pacientes están con Xarelto y AVK, el INR no se debe determinar antes de 24 horas después de la dosis previa pero antes de la próxima dosis de Xarelto. Después de discontinuar Xarelto, la determinación del INR puede hacerse de manera fiable 24 horas después de la última dosis (ver sección “Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción”).

Cambio de anticoagulantes parenterales a Xarelto: para los pacientes que reciben actualmente un anticoagulante por vía parenteral, empezar Xarelto 0 a 2 horas antes del tiempo previsto para la próxima administración del fármaco parenteral (por ejemplo, HBPM) o en el momento de la interrupción de un fármaco administrado continuamente por vía parenteral (por ejemplo, heparina no fraccionada por vía intravenosa).

Cambio de Xarelto a anticoagulantes parenterales: Suspender Xarelto y administrar la primera dosis de anticoagulante por vía parenteral cuando hubiera correspondido la dosis siguiente de Xarelto.

Niños y adolescentes (desde el nacimiento hasta 16 o 18 años, en función de la ley local): no se han establecido la seguridad y eficacia en niños y adolescentes menores de 18 años.

Pacientes geriátricos: no se requiere ajustar la dosis en función de la edad.

Sexo: no se requiere ajustar la dosis en función del sexo.

Peso corporal: no se requiere ajustar la dosis en función del peso corporal.

Diferencias étnicas: no se requiere ajustar la dosis en función de las diferencias étnicas.

Sobredosis: Se han notificado casos raros de sobredosis de hasta 600 mg sin complicaciones hemorrágicas ni otros eventos adversos. Debido a la absorción limitada, es de esperar un efecto techo sin incremento adicional en la exposición plasmática promedio a dosis supraterapéuticas de 50 mg o superiores.

No hay disponible ningún antídoto específico que antagonice el efecto farmacodinámico de Rivaroxabán. Puede considerarse el uso de carbón activado para reducir la absorción en caso de sobredosis por Xarelto. Debido a la elevada fijación a las proteínas plasmáticas, no se espera que el Rivaroxabán sea dializable.

Tratamiento de hemorragias: Si se presentara una complicación hemorrágica en un paciente que recibe Rivaroxabán, la próxima administración debe retrasarse o el tratamiento debe suspenderse, según sea necesario. El Rivaroxabán tiene una vida media de aproximadamente 5 a 13 horas. El tratamiento debe individualizarse en función de la gravedad y localización de la hemorragia. Puede realizarse tratamiento sintomático adecuado, según sea necesario, como compresión mecánica (por ejemplo, para la epistaxis grave), hemostasia quirúrgica con procedimientos de control de la hemorragia, reemplazo de líquidos y soporte hemodinámico, hemoderivados (concentrado de eritrocitos o plasma fresco congelado, dependiendo de la anemia o coagulopatía asociada) o plaquetas. Si la hemorragia no puede controlarse por las medidas anteriores, puede considerarse la administración de un agente reversor procoagulante específico, como concentrado de complejo de protrombina (PCC), concentrado de complejo de protrombina activada (APCC) o factor VIIa recombinante (r-FVIIa). Sin embargo, actualmente hay una experiencia clínica muy limitada con el uso de estos productos en las personas que reciben Xarelto.

No se espera que el sulfato de protamina y la vitamina K afecten a la actividad anticoagulante del Rivaroxabán.

Hay experiencia limitada con el ácido tranexámico y no hay experiencia con el ácido aminocaproico y la aprotinina en las personas que reciben Xarelto. No hay ni justificación científica para el beneficio ni experiencia con el hemostático sistémico desmopresina en personas que reciben