Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Ecuador
TIOF / TIOF PLUS Solución oftálmica estéril
Marca

TIOF / TIOF PLUS

Sustancias

TIMOLOL

Forma Farmacéutica y Formulación

Solución oftálmica estéril

Presentación

Frasco gotero , Solución oftálmica estéril , 6 Mililitros

Composición: TIOCTÁN es ácido tióctico, también denominado ácido alfa-lipoico.

Se presenta en forma de comprimidos recubiertos con 600 mg de ácido tióctico.

Indicaciones: TIOCTÁN está indicado en la prevención y en el tratamiento de la polineuropatía diabética periférica.

TIOCTÁN puede utilizarse de acuerdo al criterio médico en otras enfermedades que se beneficien de un trata-miento antioxidante y de regulación del metabolismo energético intramitocondrial como nefropatía diabética, síndrome metabólico, disfunción endotelial, dislipidemia, intoxicación por metales pesados, intoxicación por Amanita, cataratas, lesiones por isquemia – reperfusión, glaucoma, enfermedad alcohólica del hígado y en la protección contra la lesión inducida por radiaciones.

Farmacocinética: La absorción del AT es ade-cuada en el tracto gastrointestinal, aunque los alimentos o la disfunción de la motilidad gástrica (por ejemplo la gastropatía diabética) pueden afectar el proceso. En muchos tejidos el AT se transforma rápidamente a su forma reducida, el ácido dihidrolipoico (DHLA). Tanto el AT como el DHLA penetran ampliamente los tejidos y llegan al espacio intracelular y extracelular.

La vida media del AT administrado por vía intravenosa u oral es de 25 minutos. Durante su metabolismo, la forma oxidada se intercambia por la forma reducida dihidratada con dos grupos thiol libres mediante beta – oxidación y/o S – metilación; ambos compuestos, especialmente la forma dihidratada, tienen actividad detoxificante. La eliminación es preferentemente renal en forma de metabolitos.


Farmacodinámica: La deficiencia de AT o el bloqueo de sus funciones, presente por ejemplo en algunas intoxicaciones o en ciertas patologías que cursan con alteraciones metabólicas, incrementa por sobre valores tolerables el nivel de cuerpos cetónicos, con la consecuente glicolisis y alteración de los procesos de la cadena respiratoria.

Otros beneficios son estudiados del AT son el efecto antioxidante potente como función intrínseca y como resultado de incrementar el nivel de glutatión; la inactivación los radicales libres; la regeneración de otros antioxidantes como ácido ascórbico y vitamina E; la disminución del estrés oxidativo en enfermedades como la diabetes mellitus (DM); la prevención de las complicaciones de la DM mediante la prevención de la glicosilación proteica y de la inhibición de la enzima aldosa – reductasa, la cual inhibe, a su vez, la conversión de glucosa y galactosa en sorbitol. La acumulación de sorbitol ha sido implicada en la génesis de las complicaciones diabéticas como las cataratas, debido a que el sorbitol se acumula en el cristalino.

En la DM tipo 2, el AT mejora la sensibilidad de los tejidos a la insulina (incrementando la captación tisular de glucosa en un 50%) y previene la hiperglicemia inducida por lactato y piruvato; mejora la función endotelial dependiente de óxido nítrico; mejora la función microvasculatura de los nervios periféricos afectados por la neuropatía diabética.

Además el AT tiene efectos antiinflamatorios por inhibición de la enzima fosfolipasa; efectos antiaterogénicos; un efecto antiapoptótico; un efecto proenergético que estimula los fenómenos metabólicos y energéticos a nivel mitocondrial; y, un efecto hipolipemiante.

Debido a su efecto de quelación de ciertos metales, el AT puede resultar útil en intoxicaciones por arsénico, mercurio y cadmio. En cataratas el AT ha demostrado utilidad a través de la inhibición de la enzima aldosa reductasa del cristalino, y mediante el mantenimiento de niveles normales de antioxidantes dentro del cristalino (vitamina C, vitamina E). Efectos benéficos también han sido mostrados en glaucoma, lesión por isquemia – reperfusión, hepatotoxicidad por Amanita, enfermedad alcohólica hepática y en la protección contra la lesión inducida por radiaciones.

Beneficios en la diabetes mellitus

El AT tiene la capacidad, estudiada en animales de experimentación, de prevenir la diabetes. Además influye en la regulación de la glicemia y previene las complicaciones causadas por la hiperglicemia crónica.

Actuando como un antioxidante potente, el DHLA protege a las células pancreáticas de ratas de su destrucción por radicales libres de oxígeno. Estudios in vitro y estudios clínicos han conseguido demostrar cómo el AT estimula la captación celular de glucosa en forma parecida a como lo hace la insulina. Otros estudios en diabéticos obesos o con peso normal, demostraron que el AT puede aumentar la sensibilidad a la insulina y prevenir la hiperglicemia inducida por la acumulación de lactato o piruvato.

En la nefropatía diabética existe evidencia experimental del papel protector del AT mediante su capacidad de prevenir precozmente la lesión glomerular. El AT ha conseguido prevenir o atenuar la albuminuria y el contenido glomerular de inmunoreactivos tóxicos; además el AT incrementa el nivel de glutatión glomerular. Estos efectos son superiores a los que dudosamente consiguen otros antioxidantes como las vitaminas C o E. En la neuropatía diabética, el AT se ha estudiado extensamente de-mostrando un excelente perfil de seguridad y efectividad.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad al AT o a los componentes del producto. TIOCTÁN no está recomendado para niños.

Eventos adversos: La dosis de 600 mg/día ha demostrado ser segura y tener una tolerabilidad similar a placebo. Se ha reportado náusea, vómito y vértigo como los eventos adversos más frecuentes. Los fenómenos de hipersensibilidad son posibles pero raros. Otros eventos adversos menos frecuentes son dolor abdominal, diarrea, rash, prurito, urticaria, alteraciones del gusto, cefalea, disnea, dolor en el sitio de la inyección, shock anafiláctico, espasmo muscular, alteraciones visuales, púrpura trombocitopénica. Existen descripciones recientes sobre la posibilidad de que el AT induzca el síndrome autoinmune de insulina. Se considera que el síndrome es reversible al suspender la administración del producto.

Interacciones medicamentosas: El AT pue-de incrementar el efecto hipoglicemiante de la insulina o de los antidiabéticos orales; establecer las medidas pertinentes de monitorización. El AT puede reducir el efecto del cisplatino. Por su efecto quelante, el AT no debe administrarse en conjunto con productos que contengan hierro, magnesio o calcio; si deben administrarse estos productos o para evitar la interferencia con la absorción del calcio contenido en los productos lácteos, administrar Tioctán 2 horas antes o 4 horas después.

Advertencias y precauciones: Durante el inicio del tratamiento de la neuropatía diabética con TIOCTÁN puede evidenciarse un incremento transitorio de los síntomas debido a la regeneración rápida de las fibras nerviosas afectadas. Frente a esta situación, usar el tratamiento coadyuvante correspondiente, por ejemplo analgésicos, antidepresivos o neurolépticos.

En embarazo o lactancia usar solamente después de un detenido análisis riesgo versus beneficio. El alcoholismo altera la utilidad del AT y puede contribuir a la progresión de la neuropatía.

Posología: TIOCTÁN comprimidos recubiertos, un comprimido cada 12 – 24 horas 30 minutos antes de las comidas con un vaso de agua. El tratamiento debe mantenerse a largo plazo en casos de neuropatía diabética, aunque el periodo mínimo de tratamiento es de unos 3 meses. En los casos con síntomas severos se puede usar TIOCTÁN comprimidos recubiertos cada 8 horas por 3 – 4 semanas y luego seguir con la dosis normal.

Farmacología: El ácido tióctico (AT) es una molécula que asiste la transferencia de grupos acilo como una coenzima en el ciclo de Krebs. Son propiedades adicionales: un potente efecto antioxidante, aumento de la concentración de glutatión intracelular y de coenzima Q10. También participa en la quelación de ciertos metales formando complejos estables con el cobre, manganeso y zinc.

A diferencia de otros antioxidantes, el AT puede ser sintetizado por las células humanas, puede actuar como antioxidante tanto en las regiones lipídicas como acuosas de las células, y mantiene su función tanto en su forma oxidada como en la forma reducida.

La forma reducida del AT es capaz de regenerar directamente el ácido ascórbico a partir del ácido dehidroascórbico, y de regenerar indirectamente la vitamina E, otras moléculas antioxidantes necesarias para el organismo.

Presentaciones: TIOCTÁN comprimidos recubiertos con 600 mg de ácido tióctico. Cajas por 30 comprimidos.

Laboratorios Life

Casilla 17-01-0458

Quito, Ecuador