Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Ecuador
TARGEFLOX 250 / 500 MG Comprimidos recubiertos con película
Marca

TARGEFLOX 250 / 500 MG

Sustancias

LEVOFLOXACINO

Forma Farmacéutica y Formulación

Comprimidos recubiertos con película

Presentación

1 Caja, 1 Blíster, 5 / 7 / 10 Comprimidos recubiertos con película, 250 Miligramos

1 Caja, 1 Blíster, 5 / 7 / 10 Comprimidos recubiertos con película, 500 Miligramos

Composición

Principio activo

Levofloxacino (como levofloxacino hemihidrato) 250 mg.

Levofloxacino (como levofloxacino hemihidrato) 500 mg.

Excipientes

Estearilfumarato de sodio

Crospovidona de tipo A

Dióxido de silicio coloidal anhidra

Copovidona

Celulosa microcristalina silicificada* (98% de celulosa microcristalina y 2% de dióxido de silicio coloidal)

Recubrimiento:

Opadry II rosa 31K34554:

Lactosa monohidratada

HPMC 22910/hipromelosa 15 cP

Dióxido de titanio

Triacetina

Óxido de hierro rojo

Óxido de hierro amarillo

Forma farmacéutica y cantidad de principio activo por unidad

Comprimidos recubiertos con película ranurados

Un comprimido recubierto con película contiene 250 mg o 500 mg de levofloxacino como levofloxacino hemihidrato.

Indicaciones/posibilidades de uso

Adultos

Tratamiento de infecciones bacterianas en adultos causadas por patógenos sensibles al levofloxacino:

- Sinusitis aguda.

- Exacerbación aguda de la bronquitis crónica.

- Neumonía adquirida en la comunidad (la experiencia en el tratamiento de la neumonía por Legionella sigue siendo insuficiente).

- Infecciones de la piel y de tejidos blandos.

TargefloxTM está indicado en adultos en las indicaciones anteriormente mencionadas cuando los antibióticos recomendados para el tratamiento inicial de estas infecciones no se consideran adecuados.

- Infecciones urinarias complicadas y pielonefritis.

Se recomienda seguir las recomendaciones oficiales sobre el uso de antibióticos, en particular las recomenda-ciones de uso destinadas a limitar un aumento de la resistencia a los antibióticos.

Niños y adolescentes

El uso de TargefloxTM está contraindicado en niños y adolescentes menores de 18 años.

Contraindicaciones

TargefloxTM no debe usarse:

- En niños y adolescentes.

- En caso de hipersensibilidad al levofloxacino o a otras quinolonas, o a algunos de los excipientes.

- En caso de epilepsia.

- En caso de trastornos tendinosos después de tomar fluoroquinolonas.

- Durante el embarazo.

- Durante la lactancia.

TargefloxTM no debe administrarse a niños y adolescentes que estén en fase de crecimiento (menores de 18 años) ni a mujeres embarazadas o lactantes, ya que no se dispone de suficiente experiencia sobre la seguridad del uso de este producto en estos grupos de pacientes.

Conforme a los resultados obtenidos en ensayos con animales, no pueden descartarse completamente los daños en el cartílago articular en un organismo aún inmaduro.

Embarazo y lactancia

No se han realizado estudios sistemáticos en mujeres embarazadas.

Aunque los estudios con animales no han mostrado indicios de un efecto teratógeno, no puede descartarse la posibilidad de daños en el cartílago durante el crecimiento. Por este motivo, TargefloxTM debe administrarse a mujeres embarazadas y lactantes únicamente en casos de absoluta necesidad.

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

Ciertas reacciones adversas tales como mareo, somnolencia y trastornos visuales pueden afectar a la concen-tración y a la capacidad de reacción del paciente, por lo que suponen un riesgo al conducir o utilizar máquinas. Estos efectos se potencian con el consumo concomitante de alcohol.

Propiedades y efectos

Código ATC: J01MA12

Mecanismo de acción y farmacodinámica

El levofloxacino es una fluoroquinolona y, por tanto, actúa inhibiendo el complejo ADN/ADN-girasa bacteriano y la topoisomerasa IV. Es el enantiómero S(-) del ofloxacino racémico.

El levofloxacino es bactericida in vitro. Su espectro antibacteriano incluye bacterias gram-positivas y gram-negativas tales como estafilococos, estreptococos incluidos neumococos, enterobacterias, Haemophilus influenzae, bacterias gram-negativas no fermentadoras y microorganismos atípicos.

Según su sensibilidad al levofloxacino, los microorganis-mos analizados pueden clasificarse en las siguientes categorías: sensibles, de sensibilidad intermedia y resistentes.

Pruebas de sensibilidad

En la tabla siguiente se presentan (en miligramos por litro) las concentraciones inhibitorias mínimas (CIM) del levofloxacino recomendadas por el EUCAST (European Committee on Antimicrobial Susceptibility Testing, ver http://www.eucast.org/), mediante las cuales las cepas sensibles pueden distinguirse de las cepas de sensibilidad intermedia (y estas, a su vez, de las cepas resistentes).

Puntos de corte de CIM clínicas para el levofloxacino (mg/l) conforme al EUCAST (versión 2.0 del 01/01/2012):

Patógeno

Sensible

Resistente

Enterobacteriaceae

≤ 1 mg/l

>2 mg/l

Género Pseudomonas

≤ 1 mg/l

>2 mg/l

Género Acinetobacter

≤ 1 mg/l

>2 mg/l

Género Staphylococcus

≤ 1 mg/l

>2 mg/l

S. pneumoniae 1

≤ 2 mg/l

>2 mg/l

Streptococcus A, B, C, G

≤ 1 mg/l

>2 mg/l

H. influenzae 2, 3

≤ 1 mg/l

>1 mg/l

M. catarrhalis 3

≤ 1 mg/l

>1 mg/l

Puntos de corte que no pueden asignarse a ningún otro tipo4

≤ 1 mg/l

>2 mg/l

1  Los puntos de corte para el levofloxacino corresponden a dosis altas.

2  Aunque puede producirse una resistencia de “bajo nivel” a las fluoroquinolonas (CIM del ciprofloxacino: 0,1250,5 mg/l), no existen indicios de que dicha resistencia en las infecciones respiratorias por H. influenzae tenga importancia clínica.

3  Las cepas que tienen un valor de CIM por encima del punto de corte “S” son muy raras o todavía no se han notificado. Deben repetirse las pruebas para identificar estas cepas aisladas y determinar su sensibilidad a los antimicrobianos y, si se confirma el resultado, debe enviarse la cepa aislada a un laboratorio de referencia. Se consideran resistentes hasta que la respuesta clínica de las cepas aisladas identificadas se confirme con un valor de CIM por encima de la concentración crítica “R” actual.

4  Las concentraciones críticas corresponden a dosis administradas por vía oral o intravenosa de 500 mg una vez al día a 500 mg dos veces al día.

La prevalencia de la resistencia adquirida puede variar geográficamente y temporalmente para ciertas especies. Es útil disponer de información local sobre la situación de resistencia, especialmente cuando se tratan infecciones graves. En caso necesario, deberá consultarse a un especialista, ya que el valor terapéutico de este medicamento, especialmente para ciertas infecciones, depende del grado de prevalencia de la situación de resistencia local.

En caso de uso empírico y si no se dispone de datos sobre la sensibilidad microbiológica, existe riesgo de que el tratamiento fracase para los microorganismos mencionados en la columna “Especies para las que la resistencia establecida puede suponer un problema” en la tabla siguiente. Por consiguiente, es necesario realizar una evaluación de la relación beneficio/riesgo.

Es muy probable que las cepas de Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina también sean resistentes a fluoroquinolonas como el levofloxacino.

La siguiente sección presenta datos de 2011 sobre la resistencia de cepas de S. aureus resistentes a la meti-cilina a nuevas fluoroquinolonas en Suiza (fuente: red de bases de datos ANRESIS; ver www.anresis.ch):

Región de Suiza

Número de muestras

Número de cepas aisladas (n)

Resistentes (%)

De sensibilidad intermedia (%)

Sensibles (%)

Suiza Occidental

1.377

504

82,7

2,8

14,5

Suiza Oriental

1.126

250

54

3,2

42,8

Suiza Central

788

215

45.6

7

47,4

La tabla siguiente está basada en el resumen de las carac-terísticas del producto para la Unión Europea conforme a la autorización de la Comisión Europea en 2012:

Especies

normalmente sensibles:

Especies para las que la resistencia establecida puede suponer un problema:

Especies resistentes de forma natural:

Bacterias aerobias gram-positivas:

Bacillus anthracis Staphylococcus aureus sensible a la meticilina

Staphylococcus saprophyticus

Streptococcus, grupos C y G

Streptococcus agalactiae

Streptococcus pneumoniae

Streptococcus pyogenes

Bacterias aerobias gram-positivas:

Enterococcus faecalis

Staphylococcus aureus sensible a la meticilina

Especies de Staphylococcus coagulasa-negativas

Bacterias aerobias gram-positivas:

Enterococcus faecium

Bacterias aerobias gram-negativas:

Eikenella corrodens

Haemophilus influenzae

Haemophilus parainfluenzae

Klebsiella oxytoca

Moraxella catarrhalis

Pasteurella multocida

Proteus vulgaris

Providencia rettgeri

Bacterias aerobias

gram-negativas:

Acinetobacter baumannii

Citrobacter freundii

Enterobacter aerogenes

Enterobacter cloacae

Escherichia coli

Klebsiella pneumoniae

Morganella morganii

Proteus mirabilis

Providencia stuartii

Pseudomonas aeruginosa

Serratia marcescens

Bacterias anaerobias:

Peptostreptococcus

Otras:

Chlamydophila pneumoniae

Chlamydophila psittaci

Chlamydia trachomatis

Legionella pneumophila

Mycoplasma pneumoniae

Mycoplasma hominis

Ureaplasma urealyticum

Bacterias anaerobias:

Bacteroides fragilis

Resistencia/resistencia cruzada

El desarrollo de resistencia al levofloxacino in vitro es rara (10-910-10).

La información sobre la resistencia en Europa se publica en el sitio web del EUCAST (European Committee on Antimicrobial Susceptibility Testing; ver www.eucast.org).

La resistencia al levofloxacino se desarrolla de forma gradual en etapas y está causada por mutaciones en los sitios diana de las dos topoisomerasas de tipo II, la ADN-girasa y la topoisomerasa IV. Otros mecanismos de resistencia, como los mecanismos de impermeabilidad de la membrana (frecuentes en Pseudomonas aeruginosa) y los mecanismos de eflujo, también pueden modificar la sensibilidad al levofloxacino.

In vitro, existe resistencia cruzada entre el levofloxacino y otras fluoroquinolonas.

Debido a su mecanismo de acción, generalmente no existe resistencia cruzada entre el levofloxacino y antibióticos de otros grupos.

Eficacia clínica

Se han tratado con éxito en estudios clínicos las siguien-tes bacterias:

Bacterias aerobias gram-positivas: Enterococcus faecalis, Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae, Streptococcus pyogenes.

Bacterias aerobias gram-negativas: Enterobacter cloacae, Escherichia coli, Haemophilus influenzae, Hae-mophilus parainfluenzae, Klebsiella pneumoniae, Moraxella catarrhalis, Proteus mirabilis, Pseudomonas aeruginosa, Serratia marcescens, Citrobacter freundii, Morganella morganii.

Otras: Chlamydia pneumoniae, Mycoplasma pneumoniae.

Farmacocinética

Absorción

El levofloxacino administrado por vía oral se absorbe de forma rápida y casi completa y tiene una biodisponibi-lidad absoluta de prácticamente el 100%. Las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan después de 1 hora. El levofloxacino tiene una farmacocinética lineal en el intervalo de 50-600 mg.

Distribución

Plasma: el levofloxacino se une aproximadamente en un 30-40% a proteínas plasmáticas. Las dosis repetidas de 500 mg una vez al día mostraron una acumulación insignificante. Se produce una acumulación mínima, aunque predecible, del levofloxacino con dosis de 500 mg dos veces al día. El estado de equilibrio estacionario se alcanza después de tres días.

Penetración en los tejidos y en los líquidos corporales:

el levofloxacino penetra rápidamente en los tejidos y en los líquidos corporales.

Tejido/ líquido

Índice de penetración tejido: suero

Exudado de vesículas cutáneas

1,0

Tejido pulmonar

2,0 - 5,0

Tejido bronquial

0,9 - 1,8

LRE (líquido de revestimiento epitelial)

0,8 - 3,0

Líquido cefalorraquídeo

0,16

Metabolismo

El levofloxacino se metaboliza únicamente en una pequeña proporción. Sus metabolitos, el desmetil-levofloxacino y el nóxido de levofloxacino, constituyen menos del 5% de la dosis excretada en la orina. El levofloxacino es estereoquímicamente estable y no sufre inversión quiral.

Eliminación

Tras la administración oral e intravenosa, el levofloxacino se elimina de forma relativamente lenta (t½: 68 h). La eliminación se produce principalmente por vía renal (> 85% de la dosis administrada).

Dado que prácticamente no existen diferencias farmacocinéticas entre la administración oral e intravenosa del levofloxacino, las dos formas de administración son intercambiables.

Cinética en grupos de pacientes específicos

Pacientes con insuficiencia renal

La farmacocinética del levofloxacino se ve alterada en caso de disfunción renal, ya que la eliminación y el aclaramiento renales disminuyen, y la semivida de eliminación, como consecuencia, se prolonga. Por consiguiente, es necesario ajustar la dosis según el grado de insuficiencia renal (ver Instrucciones posológicas especiales).

Pacientes de edad avanzada

No existen diferencias importantes en la cinética del levofloxacino entre los sujetos jóvenes y los de edad avanzada, salvo que estos últimos presentan una disminución del aclaramiento de creatinina.

Datos preclínicos sobre seguridad

Carcinogenia y mutagenia: aunque el levofloxacino no produce mutaciones genéticas en las células bacterianas ni en las células de mamíferos, induce aberraciones cromosómicas in vitro sin activación metabólica de las células pulmonares de hámster chino a concentraciones iguales o superiores a 100 µg/ml. Los estudios in vivo no han proporcionado indicios de un potencial genotóxico.

Un estudio en ratas durante un periodo de dos años no reveló un potencial carcinogénico.

Toxicidad articular: al igual que otras fluoroquinolonas, el levofloxacino también presenta efectos sobre el tejido cartilaginoso (formación de vesículas y cavidades) en ratas y perros. Estos fenómenos son más pronunciados en animales jóvenes.

Toxicidad para la reproducción: los estudios en ratas no han revelado una alteración de la fertilidad ni de la capacidad reproductiva a causa del levofloxacino. No se ha observado teratogenia en ratas ni conejos.

Fototoxicidad: los estudios en ratones han mostrado que el levofloxacino tiene un efecto fototóxico tras la administración oral e intravenosa en dosis muy altas.

Otras observaciones

Efecto sobre métodos diagnósticos

El levofloxacino puede inhibir el crecimiento de Mycobacterium tuberculosis y, por consiguiente, producir resul-tados falsos negativos en el diagnóstico bacteriológico de la tuberculosis.

Interferencia en pruebas de laboratorio y diagnósticas

Los métodos de detección de opiáceos en orina pueden dar resultados falsos positivos en pacientes tratados con levofloxacino. Por consiguiente, los resultados positivos deben confirmarse con métodos más específicos.

Instrucciones especiales de conservación

El producto se debe conservar en el envase original.

Mantener fuera del alcance y de la vista de los niños.

No conservar a temperatura superior a 30ºC.

El producto únicamente puede utilizarse hasta la fecha de caducidad indicada como CAD en el envase.

Producto de uso delicado, adminístrese por prescripción y bajo vigilancia médica.


Reacciones adversas

La siguiente información se basa en datos procedentes de estudios clínicos realizados en más de 8.352 pacientes y en datos de postcomercialización.

Infecciones e infestaciones: poco frecuentes: sobreinfecciones por hongos o microorganismos resistentes. Trastornos de la sangre y del sistema linfático: poco frecuentes: eosinofilia, leucopenia. Raras: neutropenia, trombocitopenia. Frecuencia no conocida: pancitopenia, agranulocitosis, anemia hemolítica.

Trastornos del sistema inmunológico: pueden producirse reacciones de hipersensibilidad a partir de la primera dosis. Entre ellas se encuentran las siguientes: raras: angioedema. Frecuencia no conocida: choque anafiláctico, choque anafilactoide. Pueden producirse reacciones anafilácticas y anafilactoides de forma poco frecuente tras la primera dosis.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición: poco frecuentes: pérdida de apetito. Raras: hipoglucemia e hiperglucemia, especialmente en pacientes diabéticos. Frecuencia no conocida: coma hipoglucémico.

Trastornos psiquiátricos: frecuentes: insomnio. Poco frecuentes: estados de ansiedad, confusión. Raras: trastornos psiquiátricos (p. ej., con alucinaciones), depresión, agitación, sueños anormales, pesadillas. Estas reaccio-nes pueden producirse incluso después de la primera dosis. Si aparecen, debe suspenderse inmediatamente el tratamiento. Frecuencia no conocida: trastornos psicóticos con conductas autolesivas (incluidas las ideas y los intentos de suicidio).

Otras reacciones adversas comunes al grupo de las fluoroquinolonas: muy raras: crisis de porfiria en pacientes con porfiria.

Trastornos del sistema nervioso: frecuentes: cefalea, mareo. Poco frecuentes: somnolencia, temblor, alteración del gusto. Raras: parestesias, convulsiones.

Frecuencia no conocida: neuropatía sensorial o sensitivomotora periférica, discinesia, trastornos extrapiramidales, ageusia, parosmia incluida la anosmia.

Otras fluoroquinolonas producen síntomas de otros trastornos de la coordinación muscular.

Trastornos oculares: raras: alteraciones visuales tales como visión borrosa.

Trastornos del oído y del laberinto: poco frecuentes: mareo. Raras: acúfenos. Frecuencia no conocida: deficien-cias auditivas.

Trastornos cardiacos: raras: taquicardia. Frecuencia no conocida: prolongación del intervalo QT, arritmia ventricular y taquicardia ventricular, que pueden dar lugar a insuficiencia cardiaca. No se puede calcular la frecuencia de esta reacción adversa, ya que se tiene conocimiento de ella a partir de informes espontáneos y no de observaciones realizadas durante estudios clínicos.

Se han notificado casos raros de taquicardia ventricular helicoidal (torsade de pointes), fibrilación auricular y síncope tras la administración de fluoroquinolonas, incluido el levofloxacino. Por consiguiente, debe tratarse con especial precaución a los pacientes que presenten los factores de riesgo indicados en Advertencias y precau-ciones especiales de empleo.

Trastornos vasculares: raras: hipotensión. Muy raras: se han descrito casos de vasculitis alérgica con otras fluoroquinolonas.

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastíni-cos: poco frecuentes: disnea. Frecuencia no conocida: broncoespasmo, neumonía alérgica.

Trastornos gastrointestinales: frecuentes: náuseas, vómitos, diarrea. Poco frecuentes: dolor abdominal, dispepsia. Frecuencia no conocida: diarrea sanguinolenta que, en casos muy raros, puede ser una expresión de enterocolitis, incluida la colitis pseudomembranosa (ver Advertencias y precauciones especiales de empleo). Casos aislados de pancreatitis.

Trastornos hepatobiliares: frecuentes: elevación (temporal) de los niveles de enzimas hepáticas (p. ej., ALT, AST). Poco frecuentes: elevación de los niveles séricos de bilirrubina. Raras: reacciones hepáticas tales como hepatitis, que en casos individuales pueden desembocar en insuficiencia hepática potencialmente mortal. Frecuencia no conocida: se han notificado casos de hepatopatía grave, incluidos casos de insuficiencia hepática aguda mortal, en asociación con el levofloxacino, principalmente en pacientes con trastornos latentes graves (p. ej., septicemia); hepatitis.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: poco frecuentes: exantema, prurito, urticaria. Frecuencia no conocida: epidermólisis tóxica aguda, síndrome de Stevens-Johnson, eritema multiforme, fotosensibilidad, vasculitis leucocitoclástica, necrólisis epidérmica tóxica (síndrome de Lyell).

Pueden producirse reacciones mucocutáneas de forma poco frecuente después de la primera dosis.

Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: poco frecuentes: artralgia, mialgia. Raras: trastornos tendinosos tales como tendinitis (especialmente del tendón de Aquiles; ver Advertencias y precauciones especiales de empleo) e incluso rotura tendinosa. Al igual que con otras fluoroquinolonas, la rotura tendinosa puede producirse en las 48 horas siguientes al comienzo del tratamiento y de forma bilateral.

Debilidad muscular (debe tenerse precaución en pacientes con miastenia gravis, ya que existe riesgo de exacerbación de la miastenia grave). Muy raras: rotura tendinosa (p. ej., del tendón de Aquiles). Frecuencia no conocida: rabdomiólisis.

Trastornos renales y urinarios: poco frecuentes: elevación de los niveles séricos de creatinina. Raras: insuficiencia renal aguda (debida a nefritis intersticial).

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: poco frecuentes: astenia. Raras: fiebre.

Exploraciones complementarias: se han notificado casos aislados de hemorragia y/o prolongación de los parámetros de la coagulación (TP, INR) en pacientes tratados de forma concomitante con levofloxacino y antagonistas de la vitamina K; estas reacciones, en ocasiones, pueden alcanzar proporciones graves.

Interacciones con otros medicamentos y otras formas de interacción

Se ha investigado en estudios de interacción el efecto de las siguientes sustancias: carbonato de calcio, digoxina, fenbufén, glibenclamida, ranitidina y warfarina. Ninguno de estos medicamentos alteró la farmacocinética del levofloxacino.

Sales de hierro y antiácidos que contienen magnesio o aluminio: la absorción del levofloxacino se reduce de forma significativa con la ingestión concomitante de sales de hierro o antiácidos que contienen magnesio o aluminio. Por consiguiente, los productos que contengan cationes divalentes o trivalentes deben tomarse preferiblemente dos horas antes o después de tomar TargefloxTM comprimidos recubiertos con película.

Las sales de calcio tienen un efecto mínimo sobre la absorción oral del levofloxacino.

Antagonistas de la vitamina K/ derivados cumarínicos: deben vigilarse los parámetros de la coagulación sanguínea durante el tratamiento concomitante con levofloxacino y un antagonista de la vitamina K, ya que puede producirse un aumento del efecto anticoagulante de los derivados cumarínicos, acompañado de un aumento de la frecuencia de hemorragias y/o la prolongación de los parámetros de la coagulación (tiempo de protrombina [TP]/índice internacional normalizado [INR, por su sigla en inglés]).

Debe hacerse un seguimiento de las pruebas de coagulación sanguínea en los pacientes tratados con antago-nistas de la vitamina K.

Sucralfato: cuando se toma de forma concomitante TargefloxTM comprimidos recubiertos con película y sucralfato, disminuye de forma importante la biodisponibilidad del levofloxacino. Si se trata a los pacientes de forma concomitante con sucralfato y TargefloxTM, el sucralfato debe administrarse dos horas después de la administración de TargefloxTM.

Teofilina, fenbufén o analgésicos no esteroideos del mismo tipo: no se han observado interacciones farmacocinéticas del levofloxacino con la teofilina en estudios clínicos. Sin embargo, existen datos que indican que la administración concomitante de quinolonas con sustancias que reducen el umbral convulsivo (p. ej., teofilina), fenbufén o antiinflamatorios no esteroideos del mismo tipo disminuyen considerablemente el umbral convulsivo.

Probenecid y cimetidina: en estudios farmacocinéticos se ha observado que el probenecid y la cimetidina tienen un efecto estadísticamente significativo sobre la eliminación del levofloxacino. El aclaramiento renal del levofloxacino disminuyó en un 24% con cimetidina y en un 34% con probenecid, debido a que ambas sustancias pueden inhibir la secreción tubular del levofloxacino en los riñones. Sin embargo, es improbable que estas diferencias cinéticas tengan importancia clínica. No obstante, debe tenerse precaución cuando se administre levofloxacino de forma concomitante con sustancias tales como el probenecid y la cimetidina, que afectan a la secreción tubular, especialmente en pacientes con insuficiencia renal.

Ciclosporina: cuando el levofloxacino se administró de forma concomitante con ciclosporina, la semivida de eliminación de esta disminuyó en un 33%. Dado que la prolongación de esta semivida no es clínicamente importante, no es necesario ajustar la dosis.

Comidas: no existe ninguna interacción clínicamente importante con los alimentos. Por consiguiente, Targe-floxTM comprimidos recubiertos con película puede tomarse con o sin alimentos (ver Posología y forma de administración).

Advertencias y precauciones especiales de empleo

Las cepas de Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina (SARM) a menudo también son resistentes a fluoroquinolonas como el levofloxacino. Por consiguiente, no se recomienda el uso de levofloxacino para el tratamiento de presuntas infecciones o infecciones confirmadas por SARM, a menos que los resultados bacteriológicos hayan confirmado la sensibilidad bacteriana al levofloxacino (y que los antibióticos recomendados normalmente para el tratamiento de las infecciones por SARM no se consideren adecuados).

La resistencia de Escherichia coli a las fluoroquinolonas (este patógeno suele ser responsable de infecciones urinarias) aparece con una intensidad variable en Europa. Por este motivo, los médicos prescriptores deben tener en cuenta la prevalencia local en relación con la resis-tencia de E. coli a las fluoroquinolonas. Infecciones por Clostridium difficile: la aparición de diarrea durante o después del tratamiento con TargefloxTM, especialmente si es intensa, persistente o sanguinolenta, puede ser un síntoma de infección por Clostridium difficile.

La forma más intensa es la colitis pseudomembranosa. Si se sospecha esta complicación, debe suspenderse inmediatamente el tratamiento con TargefloxTM e instaurarse un tratamiento antibiótico específico (p. ej., metronidazol, vancomicina). En esta situación clínica está contraindicado el uso de agentes antiperistálticos.

Tendinitis y rotura tendinosa: la tendinitis que se observa en casos raros con TargefloxTM puede en ocasiones dar lugar a rotura tendinosa, especialmente del tendón de Aquiles. Este riesgo aumenta en los pacientes de edad avanzada mayores de 60 años cuando reciben dosis de 1000 mg. La dosis debe ajustarse en los pacientes de edad avanzada teniendo en cuenta los niveles de creatinina. Esta reacción adversa puede producirse de forma bilateral en las 48 horas siguientes al comienzo del tratamiento o incluso varios meses después de concluir el tratamiento. Además, la rotura tendinosa se ve favorecida por el tratamiento concomitante a largo plazo con corticosteroides. Si se sospecha una tendinitis, debe suspenderse inmediatamente el tratamiento con TargefloxTM e iniciarse el tratamiento oportuno (p. ej., inmovilización) de los tendones afectados.

Pacientes con predisposición convulsiva: al igual que otras quinolonas, TargefloxTM debe utilizarse con precaución en pacientes con riesgo de sufrir crisis epilépticas, por ejemplo, en caso de lesiones preexistentes del SNC, tratamiento concomitante con fenbufén o antiin-flamatorios no esteroideos del mismo tipo o tratamiento concomitante con medicamentos que reduzcan el umbral convulsivo (p. ej., teofilina).

Pacientes con insuficiencia renal: dado que el levofloxacino se elimina principalmente por vía renal, la dosis de TargefloxTM debe ajustarse en caso de insuficiencia renal (ver Instrucciones posológicas especiales).

Prevención de la fotosensibilización: aunque raras veces se produce fotosensibilización con el levofloxacino, se recomienda a los pacientes que no se expongan innecesariamente a la luz del sol ni a la radiación ultravioleta (UV) artificial (p. ej., solárium) durante el tratamiento y en las 48 horas siguientes al final del mismo a fin de prevenir la fotosensibilización.

Exacerbación de la miastenia gravis: las fluoroquinolonas como el levofloxacino tienen actividad bloqueadora neuromuscular y pueden empeorar la debilidad muscular en pacientes con miastenia. El uso de fluoroquinolonas en pacientes con miastenia se asocia a reacciones adversas graves, en particular muertes y casos que requieren respiración asistida, notificadas en la fase de postcomercialización. No se recomienda usar levofloxacino en pacientes que tengan antecedentes conocidos de miastenia (ver Reacciones adversas).

Sobreinfección: al igual que sucede con otros antibióticos, el uso del levofloxacino, especialmente si es prolongado, puede asociarse también al crecimiento rápido de microorganismos resistentes. Por consiguiente, es esencial vigilar el estado de salud del paciente. Si se produce una sobreinfección durante el tratamiento, deberán tomarse las medidas oportunas.

Pacientes con deficiencia de glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa: se recomienda precaución en pacientes con deficiencia latente o manifiesta de glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa, ya que estos pacientes son propensos a sufrir reacciones hemolíticas durante el tratamiento antiinfeccioso con quinolonas.

Prolongación del intervalo QT: se ha notificado que la toma de fluoroquinolonas, incluido el levofloxacino, puede provocar una prolongación del intervalo QT y, en casos muy raros, taquicardia ventricular helicoidal (torsade de pointes). Por consiguiente, deben tomarse las precauciones oportunas en los pacientes que presenten factores de riesgo conocidos para la prolongación del intervalo QT en caso de que se utilicen fluoroquinolonas, incluido el levofloxacino. Entre los factores de riesgo se encuentran:

- Edad avanzada.

- Desequilibrio electrolítico no corregido (hipopotasemia, hipomagnesemia, hipocalcemia).

- Síndrome del intervalo QT largo congénito.

- Trastornos cardiacos (infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca, fibrilación auricular, bradicardia, síncope).

- Uso concomitante de medicamentos que prolongan el intervalo QT (antiarrítmicos de clase IA y III, antidepresivos tricíclicos, antibióticos macrólidos, antipsicóticos). (Ver Dosis en pacientes de edad avanzada en Posología y forma de administración, así como Reacciones adversas y Sobredosis).

- Las personas de edad avanzada y las mujeres pueden ser más sensibles a los medicamentos que prolongan el intervalo  QT. Por consiguiente, en estas poblaciones debe tenerse precaución con el tratamiento con fluoroquinolonas tales como el levofloxacino.

Neuropatía periférica: según diversos informes, se han producido casos de neuropatía periférica sensorial o sensitivomotora en pacientes tratados con fluoroquinolonas, incluido el levofloxacino.

Estas neuropatías pueden manifestarse rápidamente. Si un paciente presenta síntomas de neuropatía, debe suspenderse el tratamiento con levofloxacino. Esta medida debería reducir al mínimo el riesgo de desarrollo de un estado irreversible (ver Reacciones adversas).

Trastornos visuales: si se producen trastornos visuales u otros efectos relacionados con los ojos, se debe consultar inmediatamente a un oftalmólogo.

Trastornos hepatobiliares: se han notificado casos de necrosis hepática que pueden dar lugar a insuficiencia hepática mortal en asociación con el levofloxacino. Estos casos se han producido en particular en pacientes con trastornos latentes graves, tales como septicemia. Debe informarse debidamente a estos pacientes y suspender el tratamiento, así como acudir al médico si aparecen signos y síntomas de lesión hepática tales como anorexia, ictericia, coloración oscura de la orina, prurito o dolor abdominal.

Trastornos de la glucemia: al igual que con todas las quinolonas, se han notificado trastornos de la glucemia como hiperglucemia e hipoglucemia, principalmente en pacientes con diabetes que reciben tratamiento conco-mitante con un antidiabético oral (p. ej., glibenclamida) o insulina. Se han notificado casos de coma hipoglucé-mico. En estos pacientes se recomienda una vigilancia meticulosa de la glucemia (ver Reacciones adversas).

Reacciones de hipersensibilidad: el levofloxacino puede causar reacciones de hipersensibilidad graves y potencialmente mortales (p. ej., desde angioedema hasta choque anafiláctico), en ocasiones incluso desde la primera administración. Los pacientes deben suspender el tratamiento inmediatamente y ponerse en contacto con su médico o con un médico de urgencias para que se adopten las medidas de urgencia oportunas.

Reacciones cutáneas bullosas graves: se han notificado casos de reacciones cutáneas bullosas graves tales como el síndrome de Stevens-Johnson o la necrólisis epidérmica tóxica en asociación con el levofloxacino. Debe indicarse a los pacientes que consulten a su médico antes de continuar el tratamiento si presentan reacciones cutáneas o mucocutáneas.

Posología y forma de administración

Adultos

TargefloxTM comprimidos recubiertos con película se toma una o dos veces al día.

La dosis depende de la naturaleza y de la gravedad de la infección, así como de la sensibilidad del patógeno sospechoso.

Los pacientes tratados inicialmente por vía intravenosa con un preparado parenteral de levofloxacino de 250 mg o 500 mg pueden pasar normalmente a recibir tratamiento oral con TargefloxTM después de varios días, en función de la mejoría del trastorno. Debido a la bioequivalencia de los comprimidos recubiertos con película y de la solución para perfusión, debe emplearse la misma dosis (ver Farmacocinética).

Las dosis recomendadas para TargefloxTM son las siguientes:

Indicación

Dosis diaria (según la gravedad)

Administración (según la gravedad)

Duración total del tratamiento (según la gravedad

Sinusitis aguda

500 mg una vez al día

Oral

10-14 días

Exacerbación aguda de la bronquitis crónica

500 mg una vez al día

Oral

7-10 días

Neumonía extrahospitalaria1 (la experiencia con el tratamiento de la neumonía por Legionella sigue siendo insuficiente)

500 mg una o dos veces al día

Oral-Intravenosa/oral2.

7-14 días

Pielonefritis

500 mg una vez al día

Oral-Intravenosa/oral2.

7-10 días

Infecciones u-rinarias complicadas

500 mg una vez al día o

Oral-Intravenosa/oral2.

7-14 días

Infecciones de la piel y de tejidos blandos

500 mg dos veces al día

Oral-Intravenosa/oral2.

7-14 días

1  La dosis más alta debe utilizarse en presencia de factores de complicación (p. ej., enfermedades concomitantes, edad avanzada), teniendo en cuenta la disfunción renal frecuente en las personas de edad avanzada.

2  La duración del tratamiento incluye la administración oral e intravenosa. La transición de la administración intravenosa a la administración oral se realiza según el estado clínico, pero generalmente suele tener lugar después de 24 días de tratamiento.

Niños y adolescentes

TargefloxTM no debe administrarse a niños y adolescentes que estén en fase de crecimiento (menores de 18 años) (ver Contraindicaciones).

Instrucciones posológicas especiales

Dosis en pacientes con insuficiencia renal (aclaramiento de creatinina ≤ 50 ml/min)

Dado que el levofloxacino se elimina principalmente por vía renal, la dosis de TargefloxTM debe ajustarse según el grado de insuficiencia renal.

Dosis

250 mg/24 h

500 mg/24 h

500 mg/12 h

Aclaramiento de creatinina

Dosis inicial: 250 mg

Dosis inicial:

500 mg

Dosis inicial:

500 mg

5020 ml/min

Después: 125 mg/24 h

Después: 250 mg/24 h

Después: 250 mg/12 h

1910 ml/min

Después: 125 mg/48 h

Después: 125 mg/24 h

Después: 125 mg/12 h

< 10 ml/min (incluidas la hemodiálisis y la DPAC)1

Después: 125 mg/48 h

Después: 125 mg/24 h

Después: 125 mg/24 h

1  No es necesario administrar una dosis adicional después de la hemodiálisis o de la diálisis peritoneal ambulatoria continua (DPAC).

Dosis en pacientes con insuficiencia hepática

No es necesario ajustar la dosis, ya que el levofloxacino no se metaboliza en cantidades importantes en el hígado y se elimina principalmente por vía renal.

Dosis en pacientes de edad avanzada

No es necesario ajustar la dosis, salvo en caso de insuficiencia renal (ver Prolongación del intervalo QT en Advertencias y precauciones especiales de empleo).

Forma de administración y duración del tratamiento

Tras el tratamiento intravenoso inicial con un preparado parenteral de levofloxacino, puede sustituirse el tratamiento parenteral por el tratamiento oral con TargefloxTM con la misma dosis, una vez que haya mejorado el estado del paciente.

Los comprimidos recubiertos con película de TargefloxTM deben tragarse enteros (sin masticar) con una cantidad suficiente de líquido. Gracias a la ranura, los comprimidos recubiertos con película pueden partirse por la mitad para ajustar la dosis; los comprimidos pueden tomarse durante o entre las comidas.

Los comprimidos deben tomarse como mínimo dos horas antes o después de la administración de sales de hierro, zinc, magnesio o preparados antiácidos que contengan aluminio, didanosina o sucralfato, ya que podría reducirse la absorción.

La duración del tratamiento depende de la evolución de la enfermedad.

Sobredosis

Signos y síntomas: conforme a los estudios de toxicidad realizados en animales, los signos más importantes de una sobredosis aguda de levofloxacino son los siguientes trastornos del sistema nervioso central: confusión, mareo, alteración de la conciencia y crisis convulsivas. En la experiencia de postcomercialización se han observado en la práctica clínica confusión, convulsiones, alucinaciones y temblores.

Además, se han observado reacciones gastrointestinales tales como náuseas y erosiones de la mucosa. También se ha observado una prolongación del intervalo QT en estudios de farmacología clínica con una sobredosis terapéutica.

Tratamiento: en caso de sobredosis, debe mantenerse al paciente bajo observación (incluida la monitorización del ECG) y debe iniciarse un tratamiento sintomático.

En caso de sobredosis oral importante, también está indicado un lavado gástrico y pueden usarse antiácidos para proteger la mucosa gástrica.

La hemodiálisis, incluidas la diálisis peritoneal y la DPAC, no pueden eliminar de manera eficaz el levofloxacino del organismo. No existe un antídoto específico.

Presentación

TargefloxTM 250 mg: 5, 7 y 10 comprimidos recu-biertos con película divisibles [A].

TargefloxTM 500 mg: 5, 7 y 10 comprimidos recu-biertos con película divisibles [A].

Fecha de la información: enero de 2013.

Distribuido por

Acino Pharma

Av. de los Shyris N34-152 y Holanda

Edificio Shyris Center, Ofic 1401

Teléfono: 26050643 www.acino.swiss