Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Ecuador
N-PLATE 250 Polvo para solución inyectable
Marca

N-PLATE 250

Sustancias

ROMIPLOSTIM

Forma Famacéutica y Formulación

Polvo para solución inyectable

Presentación

Caja, 1 Ampolla, 250 y 500 mcg

COMPOSICIÓN:

Composición cualitativa y cuantitativa: Cada VIAL contiene 250 μg de Romiplostim. Tras la reconstitución, un volumen liberado de 0,5 ml de solución contiene 250 μg de Romiplostim (500 μg/ml). En cada vial se incluye una cantidad adicional para garantizar que se puedan administrar 250 μg de Romiplostim.

Romiplostim se produce mediante tecnología del ADN recombinante en Escherichia coli (E. coli).

INDICACIONES:

N-PLATE está indicado para el tratamiento de la trombocitopenia en pacientes adultos con púrpura trombocitopénica inmunitaria (idiopática) (PTI) crónica:

• Que no hayan sido esplenectomizados y hayan tenido una respuesta inadecuada o intolerancia a los corticosteroides y a las inmunoglobulinas.

• Que hayan sido esplenectomizados y hayan tenido una respuesta inadecuada a la esplenectomía.


MECANISMO DE ACCIÓN:

Farmacología

Farmacodinamia: El Romiplostim aumenta la producción de plaquetas a través de la unión y activación del receptor de trombopoyetina, un mecanismo análogo al de la trombopoyetina endógena (TPOe). El receptor de TPO se expresa predominantemente en células de linaje mieloide, como las células precursoras de megacariocitos, los megacariocitos y las plaquetas.

En estudios clínicos, el tratamiento con N-PLATE produjo aumentos dependientes de la dosis en el recuento de plaquetas. Los recuentos máximos de plaquetas en pacientes con púrpura trombocitopénica inmunitaria (idiopática) (PTI) tratados con una sola dosis subcutánea de 1 a 10 μg/kg de N-PLATE fue de 1,3 a 14,9 veces mayor que el recuento de plaquetas al inicio del estudio durante un período de 2 a 3 semanas; la respuesta entre los pacientes fue variable. Los recuentos de plaquetas de los pacientes con PTI tratados con dosis de 1 o 3 μg/kg de N-PLATE en intervalos semanales durante 6 semanas oscilaron entre 50 y 450 x 109/L en la mayoría de los pacientes, pero la respuesta fue variable. Se recomienda ajustar individualmente la dosis de N-PLATE, basando este ajuste en el recuento de plaquetas observado (véase DOSIS Y ADMINISTRACIÓN).

Farmacocinética: La farmacocinética de Romiplostim conlleva la disposición mediada por la diana a través de la unión a los receptores de TPO en las plaquetas y los megacariocitos. Esto da como resultado un volumen no lineal de distribución y aclaramiento.

La concentración sérica de Romiplostim administrado en dosis farmacológicamente activas (< 3 μg/kg) no fue medible en la mayoría de las muestras obtenidas de voluntarios sanos y pacientes con PTI, a pesar del uso de un ELISA sumamente específico y sensible, con un límite inferior de cuantificación de 18 pg/mL.

En pacientes con PTI tratados semanalmente de forma crónica con N-PLATE por vía subcutánea (mediana de la duración del tratamiento: 39 semanas con un máximo de 84 semanas para 100 pacientes), la farmacocinética de Romiplostim en todo el rango de dosis de 3 a 15 μg/kg indicó que las concentraciones séricas pico se observaron entre 7 y 50 horas después de la administración (mediana: 14 horas). Los valores de semivida oscilaron entre 1 y 34 días (mediana: 3,5 días). Las concentraciones séricas variaron entre los pacientes y no se correlacionaron con la dosis administrada. La eliminación del Romiplostim del suero depende en parte del receptor de TPO de las plaquetas. Como resultado, para una dosis dada, los pacientes con un recuento de plaquetas elevado se asocian a concentraciones séricas bajas de Romiplostim, y viceversa. En otro estudio clínico sobre la PTI, no se observó acumulación en suero tras la administración semanal de 3 μg/kg de N-PLATE durante 6 semanas. Poblaciones especiales

Ancianos:
No se ha evaluado el perfil farmacocinético en ancianos.

Pacientes pediátricos: No se ha evaluado el perfil farmacocinético en pacientes ≤18 años.

Pacientes con disfunción hepática: No se ha evaluado el perfil farmacocinético en pacientes con disfunción hepática.

Pacientes con disfunción renal: No se ha evaluado el perfil farmacocinético en pacientes con disfunción renal.

CONTRAINDICACIONES:

El uso de N-PLATE está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida a los productos derivados de E. coli‚ el Romiplostim o cualquier otro componente del producto (véase PRESENTACIÓN Y CONDICIONES DE CONSERVACIÓN).

REACCIONES ADVERSAS:

Efectos adversos

Datos de los ensayos clínicos de fase 3


Según un análisis de todos los pacientes tratados con N-PLATE en dos estudios controlados con placebo, se notificaron eventos adversos en 39 (95%) pacientes tratados con placebo (n = 41) y en 84 (100%) pacientes tratados con N-PLATE (n = 84). La mayoría de estos eventos fueron de naturaleza leve a moderada, y aproximadamente el 27% de ellos fueron clasificados como graves. Los eventos adversos notificados con más frecuencia fueron dolor de cabeza, artralgia y mareo. El dolor de cabeza fue habitualmente leve o moderado, y se controló con analgésicos no narcóticos.

Eventos adversos graves/muertes/retiradas/intervenciones

Catorce pacientes (17%) tratados con N-PLATE presentaron eventos adversos graves; dos (2%) de ellos presentaron 3 eventos adversos graves considerados por el investigador como posiblemente relacionados con el tratamiento: trastornos de la médula ósea (aumento de reticulina), embolia periférica e isquemia periférica. Ocho (20%) pacientes tratados con placebo presentaron eventos adversos graves.

Se produjeron cuatro eventos adversos mortales en los dos estudios controlados con placebo (1 [1%] paciente tratado con N-PLATE y 3 [7%] pacientes tratados con placebo); ninguna de las muertes se consideró relacionada con el tratamiento. El paciente tratado con N-PLATE murió tras una hemorragia intracraneal que se produjo después de haber suspendido el tratamiento con N-PLATE y en presencia de tratamiento antiplaquetario. Los eventos adversos mortales en los pacientes tratados con placebo fueron (n [%]): hemorragia cerebral (1 [2%]), embolia pulmonar (1 [2%]) y neumonía atípica primaria tras la hospitalización por una hemorragia intracraneal (1 [2%]).Veinticinco pacientes suspendieron el tratamiento: 5 (6,0%) pacientes tratados con N-PLATE y 20 (48,8%) pacientes tratados con placebo. Tres pacientes tratados con N-PLATE suspendieron el tratamiento debido a eventos adversos graves: Linfoma de células B en un paciente con linfadenopatía preexistente y varios agregados linfoides en la médula ósea; trastorno de la médula ósea (aumento de reticulina); y hemorragia intracraneal después de suspender el tratamiento con N-PLATE, en presencia de tratamiento antiplaquetario. Un paciente tratado con placebo se retiró del estudio debido a metástasis en el hígado.

El ochenta y tres porciento de los pacientes tanto del grupo de N-PLATE como del de placebo presentaron eventos adversos que derivaron en intervención (p. ej., modificación o suspensión del medicamento del estudio, administración de otros medicamentos o tratamientos; hospitalización). Los eventos adversos más frecuentes que derivaron en intervención tanto en el grupo de N-PLATE como en el de placebo fueron, respectivamente, dolor de cabeza (29% frente al 27%), infección de las vías respiratorias superiores (13% frente al 10%) y artralgia (12% frente al 7%).

Seguridad a largo plazo

El conjunto de seguridad a largo plazo en la PTI en los estudios de fase 3 estuvo formado por todos los pacientes que recibieron el producto en fase de investigación en los dos estudios de fase 3, más sus datos de exposición y seguridad del estudio de extensión a largo plazo. Un total de 117 pacientes de los dos estudios controlados con placebo fueron incluidos en el estudio de extensión a largo plazo: 83 habían sido tratados con N-PLATE y 34 habían recibido placebo en los estudios controlados con placebo. La mediana de la duración del tratamiento en la extensión a largo plazo fue de 39 semanas (intervalo: De 5 a 84 semanas), con una mediana de dosis semanal de 3 μg/kg (véase ENSAYOS CLÍNICOS: Eficacia a largo plazo en los estudios de fase 3).

Se calcularon las tasas ajustadas por la duración del estudio con el fin de tener en cuenta las variaciones en el tiempo que cada paciente permaneció en el estudio. Las tasas de incidencia de eventos adversos ajustadas por la duración del estudio se expresaron como número de eventos por 100 años-paciente en el estudio. Ciento trece pacientes notificaron 1731 eventos adversos durante el tratamiento con N-PLATE, produciendo una tasa de eventos ajustada por la duración del estudio de 1782 eventos por 100 años-paciente en el estudio. Cuarenta pacientes notificaron un total de 406 eventos adversos durante el tratamiento con placebo, produciendo una tasa de eventos ajustada por la duración del estudio de 2143 eventos por 100 años-paciente en el estudio. Los eventos adversos más frecuentes en ambos grupos de tratamiento (tasas de eventos ajustadas por la duración del estudio) fueron, con N-PLATE y placebo, respectivamente, dolor de cabeza (131, 169), contusión (80, 127), epistaxis (80, 85) y fatiga (67, 106). Las tasas más altas de eventos adversos graves ajustadas por la duración del estudio fueron para la disminución del recuento de plaquetas (N-PLATE 15 frente a placebo 42).

Análisis de los eventos hemorrágicos notificados En todos los estudios clínicos de la PTI se observó una relación inversa entre los eventos hemorrágicos y el recuento de plaquetas. Todos los eventos hemorrágicos clínicamente significativos (≥ grado 3) se produjeron con recuentos de plaquetas < 30 x 109/L. Todos los eventos hemorrágicos de grado > 2 se produjeron con recuentos de plaquetas < 50 x 109/L.

Nueve pacientes notificaron un acontecimiento hemo-rrágico considerado grave (5 [6%] con N-PLATE, 4 [10%] con placebo). El 15% de los pacientes tratados con N-PLATEy el 34% de los pacientes tratados con placebo comunicaron eventos hemorrágicos de grado 2 o superior. En el conjunto de seguridad a largo plazo en la PTI de los estudios de fase 3, la tasa de eventos de grado 2 o superior ajustada por la duración del estudio fue de 98 por 100 años-paciente para los pacientes tratados con N-PLATE y de 132 por 100 años-paciente para los pacientes tratados con placebo.

Estas tendencias en las tasas de eventos hemorrágicos se observaron en el contexto de una mayor reducción de medicamentos concomitantes para la PTI entre los pacientes tratados con N-PLATE en comparación a los tratados con placebo. Además, se observó una mayor incidencia de uso de medicamentos de rescate entre los pacientes tratados con placebo (véase ENSAYOS CLÍNICOS: uso de tratamientos de rescate).

Inmunogenicidad

Romiplostim no presenta homología en la secuencia de aminoácidos con la trombopoyetina endógena (TPOe). Por tanto, es poco probable una reacción cruzada entre cualquier anticuerpo anti-producto formado y la TPOe. Al igual que ocurre con todas las proteínas terapéuticas, existe un riesgo potencial de inmunogenicidad. Si se sospecha de la formación de anticuerpos neutralizantes, comuníquese con la Empresa Farmacéutica titular del Registro Sanitario del producto.

Uno de los 204 pacientes tratados con N-PLATE en los estudios clínicos desarrolló anticuerpos neutralizantes contra N-PLATE; estos anticuerpos no reaccionaron de forma cruzada ni neutralizaron la TPOe. Aproximadamente 4 meses más tarde, el paciente mostró resultados negativos en las pruebas de anticuerpos neutralizantes contra N-PLATE.

Experiencia poscomercialización

Se han notificado casos de eritromelalgia.

Se han reportado casos de hipersensibilidad y angio-edema.

INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS:

No se han realizado estudios formales de interacción de N-PLATE con otros medicamentos.

Los tratamientos médicos para la PTI utilizados en combinación con N-PLATE en los estudios clínicos incluyeron corticosteroides, danazol y/o azatioprina, inmunoglobulina normal (IVIG) e inmunoglobulinas anti-D Rho. Debe vigilarse el recuento de plaquetas cuando se combine el uso de N-PLATE con otros tratamientos médicos para la PTI con el fin de evitar recuentos de plaquetas fuera de los límites recomendados (véase DOSIS Y ADMINISTRACIÓN).

Efectos sobre las pruebas de laboratorio: No se han identificado interacciones con pruebas diagnósticas y de laboratorio.

PRECAUCIONES:

Las siguientes advertencias y precauciones especiales son efectos observados o teóricos de la clase de estimulantes de los receptores de TPO.

Reaparición de la trombocitopenia tras la interrupción del tratamiento

La trombocitopenia puede reaparecer tras la suspensión de N-PLATE, aumentando el riesgo de hemorragia, en particular si el tratamiento con N-PLATE se suspende en presencia de anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios. Se debe vigilar estrechamente a los pacientes para detectar cualquier disminución en el recuento de plaquetas y tratarlos médicamente para evitar una hemorragia tras la suspensión de N-PLATE. Si se suspende el tratamiento con N-PLATE, se recomienda reiniciar el tratamiento para la PTI de acuerdo con las directrices de tratamiento actuales. El tratamiento médico adicional puede incluir la suspensión del uso de anticoagulantes y/o antiagregantes plaquetarios, la reversión de la anticoagulación o el soporte plaquetario.

Aumento de reticulina en la médula ósea

Se ha observado reticulina en la médula ósea de algunos pacientes con PTI antes del tratamiento con N-PLATE; estos niveles de reticulina parecieron aumentar en algunos pacientes tratados con N-PLATE. Se piensa que el aumento de reticulina en la médula ósea se debe a la mayor cantidad de megacariocitos en la médula ósea que pueden liberar citocinas. En los estudios clínicos con N-PLATE, la presencia de reticulina no se ha asociado a secuelas clínicas adversas, casos de mielofibrosis idiopática crónica (MFIC) o mielofibrosis secundaria, y puede mejorar al suspender N-PLATE. El aumento de reticulina puede detectarse mediante una biopsia de médula ósea y puede sospecharse por cambios morfológicos en los glóbulos periféricos. Antes y durante el tratamiento con N-PLATE, deben realizarse frotis de sangre periférica y hemogramas completos para detectar anomalías morfológicas nuevas o que hayan empeorado (p. ej., glóbulos rojos nucleados o en forma de lágrima, glóbulos blancos inmaduros), o citopenias. Si el paciente presenta anomalías morfológicas (nuevas o que hayan empeorado) o citopenias, debe suspenderse el tratamiento con N-PLATE y considerarse la posibilidad de realizar una biopsia de médula ósea con una tinción adecuada para fibrosis. También debe considerarse un análisis citogenético de la muestra de médula ósea para detectar anomalías clónicas.

Complicaciones trombóticas y tromboembólicas Los recuentos de plaquetas que superan el intervalo normal suponen un riesgo teórico de complicaciones trombóticas y tromboembólicas. La incidencia de eventos trombóticos y tromboembólicos observada en los ensayos clínicos fue similar con N-PLATE y con placebo, y no se observó ninguna asociación entre estos eventos y el recuento elevado de plaquetas. Deben seguirse las directrices de ajuste de dosis (véase DOSIS Y ADMINIS-TRACIÓN).

En el contexto poscomercialización, se han observado eventos trombóticos/tromboembólicos.

Progresión de tumores mieloides malignos o síndromes mielodisplásicos (SMD) existentes

Los estimulantes de los receptores de TPO son factores de crecimiento que producen la expansión de las células precursoras trombopoyéticas, su diferenciación y la producción de plaquetas. El receptor de TPO se expresa predominantemente en la superficie de las células del linaje mieloide; no se ha confirmado la expresión de este receptor en tumores sólidos. Se ha demostrado que la TPO estimula la proliferación de un subconjunto de células de leucemia mieloblástica aguda in vitro. Por tanto, existe el riesgo teórico de que el Romiplostim pueda estimular la progresión de tumores mieloides malignos o SMD existentes.

En estudios clínicos de tratamiento con N-PLATE en pacientes con SMD, se observaron casos de aumentos transitorios de blastocitos. Esta observación es inconsistente con la progresión del SMD a leucemia mieloide aguda (LMA). Además, los blastocitos disminuyeron al suspender el tratamiento con N-PLATE. No posible distinguir los blastocitos leucémicos de los normales. También se han descrito casos de progresión a LMA, una evolución clínica esperada del SMD. No se ha establecido el perfil de riesgo-beneficio de N-PLATE en el SMD ni en otras poblaciones de pacientes sin PTI. Pérdida de respuesta a N-PLATE

Una pérdida de respuesta o la incapacidad para mantener la respuesta plaquetaria con N-PLATE debe desencadenar la búsqueda de factores causales, como anticuerpos neutralizantes de N-PLATE (véase EFECTOS ADVERSOS: Inmunogenicidad) y de aumentos de reticulina en la médula ósea (véase PRECAUCIONES: aumento de reticulina en la médula ósea).

Errores en la medicación

Se han reportado errores en la medicación, tales como sobredosis o administración de dosis insuficiente, en pacientes que reciben N-PLATE. La sobredosis puede dar como resultado un aumento excesivo de recuentos plaquetarios asociados con complicaciones trombóticas/tomboembólicas. Si los recuentos plaquetarios están excesivamente aumentados, discontinuar N-PLATE y controlar los recuentos plaquetarios. Reiniciar el trata-miento con N-PLATE de acuerdo con las recomendaciones de dosificación y administración. La administración insuficiente de dosis puede dar como resultado recuentos plaquetarios más bajos de lo esperado y posible hemo-rragia. Los recuentos plaquetarios deben controlarse en pacientes que reciben N-PLATE (ver PRECAUCIONES: complicaciones trombóticas/tromboembólicas, DOSIS Y ADMINISTRACIÓN y SOBREDOSIS).

Pacientes con insuficiencia hepática o renal

La experiencia es limitada en pacientes con insuficiencia hepática o renal grave. N-PLATE debe utilizarse con precaución en estas poblaciones de pacientes.

Efectos sobre la fertilidad

El uso de Romiplostim no tuvo efectos sobre la fertilidad de ratas macho y hembra en dosis subcutáneas de hasta 100 μg/kg administradas 3 veces/semana (hasta 9 veces el ABC sérica en seres humanos a la dosis clínica máxima recomendada). El valor predictivo de este estudio en animales es limitado, sin embargo, debido a la aparición frecuente de anticuerpos neutralizantes del fármaco. Uso durante el embarazo

Categoría en el embarazo: B3.

Los estudios de desarrollo embriofetal no mostraron un aumento en las malformaciones fetales en ratas a las que se administraron dosis subcutáneas de Romiplostim de hasta 100 μg/kg día por medio durante la gestación (hasta 3 veces el ABC sérica en seres humanos a la dosis clínica máxima recomendada). El valor predictivo de estos estudios es limitado, sin embargo, debido al bajo nivel de exposición animales: seres humanos y a la aparición de anticuerpos neutralizantes del fármaco en esta especie. En un estudio de desarrollo pre y posnatal en ratas, aumentó el número de muertes intrauterinas y disminuyó la supervivencia perinatal de las crías con este nivel de dosis. En ratones tratados con una dosis subcutánea de 100 μg/kg cada tercer día se observó un aumento de pérdidas embrionarias posteriores a la implantación. El Romiplostim atraviesa la placenta en ratas, y en seres humanos podría producirse la transmisión materna al feto en desarrollo.

No se han realizado estudios de Romiplostim en mujeres embarazadas. N-PLATE no debe utilizarse durante el embarazo a menos que el beneficio potencial justifique el posible riesgo para el feto.

Uso durante la lactancia

Se desconoce si el Romiplostim se excreta en la leche materna. Debido a que muchos fármacos se excretan en la leche materna, debe tenerse cuidado cuando se administre N-PLATE a mujeres durante la lactancia.

Uso pediátrico

No se ha establecido la seguridad ni la eficacia de N-PLATE en pacientes pediátricos (menores de 18 años).

Uso en ancianos

De los 204 pacientes tratados con N-PLATE en los estudios clínicos de la PTI, 38 (19%) eran > 65 años y 18 (9%), >75. En general, no se observaron diferencias en la seguridad ni en la eficacia entre los pacientes mayores y jóvenes en los estudios controlados con placebo.

Carcinogenicidad

No se ha investigado el potencial cancerígeno del Romiplostim. Existe un riesgo teórico de que el Romiplostim estimule la proliferación de células cancerosas existentes que expresen el receptor de TPO (véase Progresión de tumores mieloides malignos o síndromes mielodisplásicos existentes).

Genotoxicidad

No se ha investigado el potencial genotóxico del Romiplostim.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Dosis y administración: El tratamiento debe ser administrado bajo la supervisión de un profesional médico con experiencia.

Régimen de dosificación recomendada

N-PLATEe se administra una vez por semana por inyección subcutánea, con ajustes de dosis basados en la respuesta del recuento de plaquetas.

Debe utilizarse la dosis más baja de N-PLATE necesaria para alcanzar y mantener un recuento de plaquetas > 50 x 109/L.

La dosis prescrita de N-PLATE puede consistir de un volumen muy pequeño (p. ej., 0,15 mL). N-PLATE debe administrarse únicamente con una jeringuilla graduada a intervalos de 0,01 mL.

Dosis inicial

La dosis inicial de N-PLATE es de 1 μg/kg, basada en el peso corporal real.

Ajustes de dosis

La dosis semanal de N-PLATE debe ajustarse en incrementos de 1 μg/kg hasta que el paciente alcance un recuento de plaquetas > 50 x 109/L, pero < 200 x 109/L. El recuento de plaquetas debe evaluarse semanalmente hasta que se alcance un recuento de plaquetas estable (> 50 x 109/L durante al menos 4 semanas sin necesidad de ajustes de dosis). Posteriormente, deben obtenerse recuentos de plaquetas mensuales. No se debe superar una dosis semanal máxima de 10 μg/kg. La dosis debe ajustarse tal como se muestra en la tabla 1.

Tabla 1. Guía para el ajuste de dosis basado en el recuento de plaquetas

Recuento de plaquetas (x 109/L)

Acción

Sólo la dosis inicial es 1 μg/kg basada en el peso corporal real

< 50

Aumentar la dosis en 1 μg/kg.

>200 durante 2 semanas consecutivas

Reducir la dosis en 1 μg/kg.

> 400

No administrar.

Seguir evaluando el recuento de plaquetas semanalmente.

Reiniciar el tratamiento cuando el recuento de plaquetas sea < 200 x 109/L con una dosis reducida en 1 μg/kg.

Si se interrumpe el tratamiento y el recuento de plaquetas disminuye, reiniciar el tratamiento con la dosis previa de N-PLATE.

Si el paciente deja de responder, consultar

PRECAUCIONES: Pérdida de respuesta a N-plate.

Suspensión del tratamiento

El médico responsable del tratamiento debe realizar periódicamente una evaluación clínica de los pacientes y decidir, de forma individual, si debe continuar el tratamiento.

El tratamiento con N-PLATE debe suspenderse si el recuento de plaquetas no aumenta a un nivel suficiente para evitar una hemorragia clínicamente importante después de 4 semanas con la dosis semanal más elevada de 10 μg/kg.

Es previsible la reaparición de la trombocitopenia al suspender el tratamiento (véase PRECAUCIONES: Reaparición de la trombocitopenia tras la interrupción del tratamiento).

Uso concomitante de N-PLATE con tratamientos médicos para la PTI

Los tratamientos médicos para la PTI utilizados en combinación con N-PLATE en los estudios clínicos incluyeron corticosteroides, danazol, azatioprina, inmunoglobulina normal (IVIG) e inmunoglobulina anti-D Rho. Si el recuento de plaquetas del paciente es > 50 x 109/L, se pueden reducir o suspender los otros tratamientos médicos para la PTI (véase ENSAYOS CLÍNICOS: Reducción de los tratamientos médicos concomitantes admitidos para la PTI y PRECAUCIONES: Interacciones con otros medicamentos).

Reconstitución

Reconstituir únicamente con agua para inyectables estéril, tal como se indica en la tabla 2. No utilizar solución salina ni agua bacteriostática para inyectables para reconstituir el producto.

Tabla 2. Reconstitución de las ampollas de un solo uso de N-plate

Presentación

Cantidad total de Romiplostim por ampolla

Agua para inyectables estéril

Producto y volumen extraíbles

Concentración final

250 μg/0,5 mL

375 μg

añadir 0,72 mL =

250 μg en 0,5 mL

500 μg/mL

500 μg/1 mL

625 μg

añadir 1,2 mL =

500 μg en 1 mL

500 μg/mL

Debido a que el volumen de inyección puede ser muy pequeño, debe utilizarse una jeringa con graduaciones de 0,01 mL.

Agitar suavemente e invertir la ampolla para reconstituir. NO SACUDA NI AGITE VIGOROSAMENTE LA AMPOLLA. Por lo general, N-PLATE tarda menos de 2 minutos en disolverse. La solución reconstituida debe ser transparente e incolora.

Los productos farmacéuticos para uso parenteral deben inspeccionarse visualmente antes de su administración para descartar la presencia de partículas sin diluir y cambios de color; si se observan partículas o cambios de color, no debe utilizarse el contenido del envase. N-PLATE debe utilizarse en las 24 horas siguientes a su reconstitución (véase PRESENTACIÓN Y CONDICIONES DE CONSERVACIÓN).

El producto es para un solo uso en un solo paciente. Debe desecharse cualquier resto de producto.

No debe añadirse ningún otro medicamento a las soluciones que contienen N-PLATE.

Cálculo de la dosis

Para determinar el volumen de inyección que debe administrarse, primero debe identificarse la dosis total del paciente en microgramos, utilizando la información posológica incluida en DOSIS Y ADMINISTRACIÓN: Dosis inicial y ajustes de dosis. Siempre debe utilizarse el peso corporal real al inicio del tratamiento para calcular la dosis de N-PLATE. Por ejemplo, un paciente de 75 kg que inicie el tratamiento con 1 μg/kg comenzará con una dosis de 75 μg. El volumen de solución de N-PLATE que debe administrarse se calcula dividiendo la dosis en microgramos entre la concentración de la solución de N-PLATE reconstituida (500 μg/mL). Para el paciente de este ejemplo, la dosis de 75 μg se divide entre 500 μg/mL, lo que da un volumen de inyección de 0,15 mL.

Precauciones en la administración

Se debe tener precaución durante la preparación de N-PLATE en el cálculo de la dosis y la reconstitución con el volumen correcto de agua para inyectables estéril. Se debe tener especial cuidado para asegurar que el volumen adecuado de N-PLATE se retire del frasco ampolla para la administración intravenosa (véase PRECAUCIONES: errores en la medicación y SOBREDOSIS).

SOBREDOSIS:

En los estudios clínicos iniciales, la dosis máxima de N-PLATE fue de 30 μg/kg. Esta dosis se redujo posteriormente a 10 μg/kg debido a la ausencia de un beneficio clínico adicional.

En los ensayos clínicos, 1 paciente recibió aproximadamente un 66% más de N-PLATE de lo adecuado en función de la respuesta del recuento de plaquetas durante 3 semanas consecutivas. Se notificó un acontecimiento adverso grave de “aumento del recuento de plaquetas” (> 1000 x 109/L) y se administró Ácido Acetilsalicílico como tratamiento. El acontecimiento se resolvió con la suspensión del tratamiento de N-PLATE y no hubo secuelas clínicas asociadas al acontecimiento. Una vez que el recuento de plaquetas disminuyó al intervalo de valores de tratamiento, se reinició el tratamiento con N-PLATE.

En caso de sobredosis, debe suspenderse el tratamiento con N-PLATE y vigilar los recuentos de plaquetas (véase PRECAUCIONES: Reaparición de la trombocitopenia tras la interrupción del tratamiento, complicaciones trombóticas/tromboembólicas y errores en la medicación).

DESCRIPCIÓN:

El Romiplostim, un miembro de la clase de compuestos miméticos de trombopoyetina (TPO), es una proteína de fusión Fc-péptido (pepticuerpo) que media y activa las vías de transcripción intracelulares a través del receptor de TPO (también conocido como c-Mpl) para aumentar la producción de plaquetas. La molécula del pepticuerpo está formada por un dominio Fc de inmunoglobulina humana IgG1 con una subunidad de cadena única unida covalentemente por el extremo C terminal a una cadena peptídica que contiene dos dominios de unión al receptor de eritropoyetina. El Romiplostim se obtiene por tecnología de ADN recombinante en Escherichia coli (E. coli). N-PLATE es un polvo liofilizado blanco estéril, sin conservantes, que debe reconstituirse y administrarse como inyección subcutánea (SC).

PRESENTACIÓN:

Presentación y condiciones de conservación: N-PLATE está disponible en una caja que contiene 1 ampolla de:

- Presentación de 250 μg/0,5 mL: 375 μg de Romiplostim con 30 mg de Manitol, 15 mg de Sacarosa, 1,2 mg de L-histidina y 0,03 mg de Polisorbato 20, con Ácido Clorhídrico Diluido (para el ajuste de pH); la dosis extraíble por ampolla es de 250 μg en 0,5 mL, o bien

- Presentación de 500 μg/1 mL: 625 μg de Romiplostim con 50 mg de Manitol, 25 mg de Sacarosa, 1,9 mg de L-histidina y 0,05 mg de Polisorbato 20, con Ácido Clorhídrico Diluido (para el ajuste de pH); la dosis extraíble por ampolla es de 500 μg en 1,0 mL.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

N-PLATE debe almacenarse a temperatura entre 2-8ºC (en refrigeración. No congelar). Las ampollas deben conservarse en la caja para protegerlas de la luz hasta el momento de utilizarlas.

Las soluciones reconstituidas de N-PLATE deben almacenarse a temperatura entre 2 - 8 ºC (en refrigeración. No congelar), protegidas de la luz, durante 24 horas como máximo. Sin embargo, por motivos microbiológicos, la solución reconstituida debe utilizarse tan pronto como sea posible después de su reconstitución/preparación.

MEDICAMENTA

Casilla 17-21-027 Quito, Ecuador