Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Ecuador
METOTREXATO 2,5 MG Comprimidos
Marca

METOTREXATO 2,5 MG

Sustancias

METOTREXATO

Forma Famacéutica y Formulación

Comprimidos

Presentación

Envase(s) , 100 Comprimidos

COMPOSICIÓN:

Cada COMPRIMIDO contiene Metotrexato 2,5 mg.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

Quimioterapia antineoplásica: Metotrexato está indicado en el tratamiento de la neoplasia trofoblástica gestacional (coriocarcinoma).

Metotrexato está indicado en neoplasias hematológicas como:

Leucemias agudas: Metotrexato se usa como componente de varios regímenes quimioterapéuticos en el tratamiento de leucemias agudas, en especial de la leucemia aguda linfoblástica, tanto en la fase de consolidación/intensificación como sobre todo en la fase de mantenimiento asociado a la 6-mercaptopurina. Linfoma no Hodgkin: Metotrexato se ha usado en terapia combinada sobre todo en los casos de linfomas de alto grado de malignidad. También se ha empleado en monoterapia en los linfomas cutáneos de células T, de bajo grado de malignidad (micosis fungoides).

Artritis: Metotrexato está indicado en el tratamiento de la artritis reumatoide activa y grave en pacientes adultos.

Metotrexato está indicado en el tratamiento de formas poliartríticas de artritis idiopática juvenil activa (AIJ), y grave cuando la respuesta a medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) ha sido inadecuada.

Psoriasis: Metotrexato está indicado en el tratamiento de la psoriasis discapacitante recalcitrante grave, que no responde adecuadamente a otras formas de terapia, tal como fototerapia, PUVA y retinoides, y artritis psoriásica grave en pacientes adultos.

Síndrome de Reiter: Metotrexato está indicado en el síndrome de Reiter en las formas crónicas activas graves que no responden al tratamiento convencional con esteroides y/o AINEs.


MECANISMO DE ACCIÓN:

El Metotrexato es un antimetabolito que se comporta como un análogo del ácido fólico. Su mecanismo de acción consiste en la inhibición de la síntesis del timidilato y, por ende, del ADN y ARN celular, y por lo mismo de la síntesis proteica, como resultado de la ligadura e inhibición reversible de la enzima dihidrofolato reductasa, lo que impide la conversión del ácido fólico a ácido tetrahidrofólico activo. La acción de Metotrexato se manifiesta específicamente en la fase S de la división celular. El crecimiento de células en rápida proliferación (células de la médula ósea, células fetales, células malignas, células de la mucosa bucal e intestinal, células de la vejiga urinaria, espermatozoogonias) es afectado más que el crecimiento de la mayor parte de los otros tejidos normales, incluyendo la piel. Probablemente a causa de la reducción de la multiplicación linfocitaria la administración de Metotrexato ejerce una actividad inmunosupresora y antiinflamatoria.

FARMACOCINÉTICA:

Absorción: Es muy variable y dosis dependiente, pero en términos generales es menor al 50%. La biodisponibilidad disminuye conforme se incrementan las dosis y es sustancialmente reducida cuando son mayores a 80 mg/m2. Las concentraciones máximas se alcanzan al cabo de 1 a 2 horas.

Transporte: Se transporta mediante una moderada ligadura proteica (aproximadamente un 50%, principalmente a la albúmina plasmática).

Distribución: Es ampliamente distribuído a todos los tejidos. Atraviesa la barrera hemato-encefálica así como la barrera placentaria. También se excreta a través de la leche materna.

Biotransformación: Se realiza en las células hepáticas mediante reacciones químicas que producen metabolitos poliglutamatos, que pueden permanecer en los tejidos por largos períodos y eventualmente volver a convertirse en Metotrexato mediante reacciones de hidrólisis. Eliminación: Se realiza principalmente por vía renal (80 a 90%), y en menor proporción a través de las heces (10% o menos).

Pequeñas cantidades de Metotrexato y metabolitos son combinados y pueden permanecer en los tejidos (riñones, hígado) durante semanas a meses; la presencia de líquidos tales como ascitis o derrame pleural retardan la excreción.Vida media: Con dosis bajas va de 3 a 10 horas; en cambio, con dosis elevadas puede llegar a ser de 8 a 15horas

CONTRAINDICACIONES:

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los constituyentes de la fórmula.

El Metotrexato puede causar muerte fetal o efectos teratogénicos cuando se administra a la mujer embarazada. Por lo mismo, el Metotrexato está contraindicado durante el embarazo. Las mujeres en edad fértil no deben incluirse en el tratamiento con Metotrexato hasta que se haya investigado y descartado un potencial embarazo. Además deben recibir asesoramiento completo respecto a la severidad del riesgo para el feto en caso de concebir mientras esté bajo tratamiento. Debe evitarse el embarazo cuando cualquiera de los dos miembros de la pareja esté recibiendo Metotrexato, mientras dure la terapia y por un mínimo de tres meses después, en el caso del varón, y durante la terapia y por no menos de un ciclo ovulatorio adicional, después de que ésta haya terminado, en el caso de la mujer.

Los psoriásicos o con artrosis reumatoidea con trastornos hepáticos o renales severos no deben recibir Metotrexato.

Los pacientes con psoriasis, artritis reumatoidea y con discrasias sanguíneas preexistentes como hipoplasia de la médula ósea, leucopenia, trombocitopenia o anemia, tampoco deben tratarse con Metotrexato.

REACCIONES ADVERSAS:

En general, se considera que la incidencia y severidad de los efectos secundarios tienen una relación directa con la dosis y la duración de la terapia con Metotrexato. Las reacciones adversas más comunes incluyen estomatitis ulcerativa, leucopenia, náuseas, molestias abdominales, malestar general, fatiga, escalofríos, fiebre, vértigo y disminución de la respuesta inmunitaria frente a las infecciones. Con menor frecuencia se han descrito: Piel: Erupciones eritematosas, prurito, urticaria, fotosensibilidad, despigmentación, alopecia, equimosis, talengiectasias, acné y forunculosis. Las lesiones psoriásicas pueden agravarse por la exposición concomitante a la radiación ultravioleta.

Sangre: Depresión de la médula ósea, leucopenia, trombocitopenia, anemia, hipogammaglobulinemia, hemorragias de diversas localizaciones, septicemia. Aparato digestivo: Gingivitis, faringitis, estomatitis, anorexia, vómitos, diarrea, hemorragia gastrointestinal, enteritis, toxicidad hepática, necrosis hepática, hígado graso, fibrosis periportal y cirrosis hepática.

Aparato genito-urinario: Insuficiencia renal, hipe-razoemia, cistitis, hematuria, disfunción menstrual; infertilidad, aborto, defectos fetales y nefropatía grave.

Sistema pulmonar: Neumonitis intersticial y en ocasiones ha ocurrido enfermedad pulmonar crónica por obstrucción intersticial.

Sistema nervioso central: Cefalea, somnolencia y visión borrosa. También se ha observado ataxia, hemiparesia, ceguera transitoria, convulsiones y algunos casos de leucoencefalopatía después de haberse administrado Metotrexato por vía intravenosa a enfermos previamente tratados con irradiación cráneo-espinal.

Se han comunicado otras reacciones que se relacionan o se atribuyen al uso de Metotrexato, como cambios metabólicos que precipitan la diabetes, trastornos osteoporóticos, alteraciones de las células tisulares y muerte súbita.

INTERACCIONES:

Pueden interactuar con el Metotrexato:

Aciclovir: La administración concurrente de Metotrexato intratecal con aciclovir puede producir trastornos neurológicos.

Alcohol, otras sustancias hepatotóxicas: El uso concu-rrente puede aumentar el riesgo de hepatotoxicidad. Alopurinol, colchicina, probenecida, sulfinpirazona: El Metotrexato puede elevar la concentración de ácido úrico en sangre; puede ser necesario el ajuste de las dosis de estos medicamentos utilizados para el control de la hiperuricemia y gota.

Anticoagulantes, derivados cumarínicos o de indandiona: El Metotrexato puede aumentar la actividad anticoagulante y/o aumentar el riesgo de hemorragia como resultado de una síntesis hepática disminuida de factores procoagulantes e interferencia con la formación de plaquetas.

Analgésicos anti-inflamatorios no esteroides (AINEs): El uso concurrente de fenilbutazona con Metotrexato puede aumentar el riesgo de agranulocitosis o depresión de la médula ósea y no está recomendado; igualmente, la fenilbutazona puede desplazar el Metotrexato de sus lugares de combinación proteica y reducir su excreción renal, conduciendo a una mayor concentración de Metotrexato en plasma y el riesgo de toxicidad. La administración de infusiones de Metotrexato en altas dosis a pacientes medicados con diflunisal o ketoprofen ha producido toxicidad severa (y con ketoprofen) a veces fatal, por Metotrexato; también se han producido unos pocos casos fatales en pacientes que reciben infusiones de Metotrexato de dosis intermedia concurrentemente con indometacina, posiblemente debido a disminución de la excreción de Metotrexato conducente a concentración plasmática de Metotrexato, aumentada y prolongada; sin embargo, no ocurrió toxicidad severa por Metotrexato cuando se administró ketoprofeno a las 12 horas de completada la infusión de Metotrexato.

También se ha informado sobre toxicidad severa con dosis bajas a moderadas de Metotrexato en pacientes que han recibido simultáneamente Diclofenac, indometacina, naproxen o fenilbutazona; se recomienda que el uso de AINES con dosis bajas a moderadas de Metotrexato sean prescritas con cuidado, en lo posible ajustando la dosis de Metotrexato mediante el monitoreo de sus concentraciones en el plasma, así como realizando periódicamente pruebas de la función renal.

Salicilatos y otros ácidos orgánicos débiles: el uso concurrente puede inhibir la secreción por túbulos renales de Metotrexato y resultar en concentraciones plasmáticas tóxicas; los salicilatos también pueden aumentar las concentraciones en plasma al desplazar el Metotrexato de los lugares de combinación; si se usa Metotrexato en forma concurrente con estas medicaciones, el paciente debe ser observado con respecto a signos de toxicidad y/o controlada la concentración de Metotrexato en plasma. Medicamentos que producen discrasias sanguíneas: Los efectos leucopénicos y/o trombocitopénicos de Metotrexato pueden estar aumentados con la terapia concurrente o reciente de otros medicamentos que provoquen los mismos efectos; el ajuste de la dosis de Metotrexato, si fuera necesaria, debe estar basada en el monitoreo de sus niveles plasmáticos y del recuento de células sanguíneas.

Radioterapia: Puede ocurrir una depresión aditiva de la médula ósea; puede ser necesaria la reducción de la dosis cuando dos o más depresores de la médula ósea, incluyendo la radioterapia, son usados en forma concu-rrente o consecutiva.

Ácido fólico: Puede interferir con los efectos antifolato de Metotrexato.

Neomicina oral: Puede reducir la absorción de Metotrexato oral.

Probenecida: El uso concurrente puede inhibir la excreción renal de Metotrexato y resultar en concentraciones tóxicas en plasma; si es usado en forma concurrente con probenecida, la dosis de Metotrexato debe ser reducida y el paciente vigilado para detectar signos de toxicidad, monitorizando la concentraciones plasmáticas de Metotrexato.

Pirimetamina, Triamterene, Trimetoprima: El uso concurrente rara vez puede aumentar los efectos tóxicos de Metotrexato debido a acciones similares antagonistas del ácido fólico.

Sulfonamidas: Puede ocurrir un aumento del riesgo de hepatotoxicidad que cuando se usan las sulfonamidas en forma concurrente.

Vacunas: Debido a que los mecanismos normales de defensa pueden estar suprimidos por la terapia con Metotrexato, la respuesta inmune del paciente a las vacuna con virus atenuados puede estar disminuida. La vacunación deberá posponerse incluso en aquellas personas muy cercanas al paciente. La discontinuación de la medicación y la restauración de la respuesta inmune varían entre 3 meses a un año.

RECOMENDACIONES:

Carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y trastornos de la fertilidad

Carcinogenicidad/mutagenicidad: Se ha demostrado que los antimetabolitos son carcinogénicos en animales y pueden estar asociados con un riesgo aumentado de desarrollo de carcinomas secundarios en humanos, si bien el riesgo parece ser menor que con los agentes alquilantes. Fertilidad: Se ha reportado alteración reversible de la fertilidad, ovogénesis y espermatogénesis defectuosas, y trastornos menstruales.

Embarazo: Metotrexato atraviesa la placenta y se ha demostrado que causa efectos adversos sobre el feto. Metotrexato es un potente inductor del aborto. Otros riesgos para el feto incluyen las reacciones adversas descritas en los adultos. Por lo mismo, debe utilizarse un método anticonceptivo mientras dure el tratamiento con este fármaco.

Lactancia: Metotrexato es excretado en la leche materna; por ello no se recomienda la lactancia materna durante la administración con Metotrexato.


ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES:

El potencial de toxicidad de Metotrexato en general, guarda relación con la dosis. El médico debe estar familiarizado con sus características y con su uso clínico. El paciente tratado con Metotrexato debe estar bajo supervisión médica apropiada para que se pueda descubrir y evaluar sin demora cualquier signo de efectos tóxicos o de reacciones adversas. Son esenciales los estudios hematológicos pre-tratamiento y luego periódicamente, debido a que la supresión hematopoyética es un efecto común. Debe usarse Metotrexato con cuidado, o no usarse, en pacientes que presenten aplasia de la médula ósea, leucopenia, anemia o trombocitopenia.

El Metotrexato se elimina principalmente por vía renal. Su uso en presencia de disfunción renal puede producir acumulaciones tóxicas y lesiones renales adicionales. Por lo mismo, debe determinarse la condición de la función renal antes y durante el tratamiento, y se actuará con cautela si se descubre un grado significativo de disfunción renal. La neumopatía inducida por Metotrexato constituye una lesión potencialmente peligrosa, que puede aparecer en forma aguda en cualquier momento durante el tratamiento, incluso con dosis tan bajas como 7,5 mg/semana. La aparición de síntomas pulmonares, particularmente tos seca no productiva, puede obligar a interrumpir el tratamiento y debe obligar a una investigación cuidadosa.

La diarrea y la estomatitis ulcerativa requieren inte-rrumpir el tratamiento.

Como parte esencial de la evaluación clínica y de la supervisión apropiada de los enfermos bajo tratamiento con Metotrexato se recomienda realizar las siguientes pruebas de laboratorio: hemograma completo, análisis de orina y pruebas de la función renal y hepática. También se recomienda realizar una radiografía torácica. Deben efectuarse estas pruebas antes del tratamiento y durante el curso del mismo a intervalos regulares, así como al finalizar el mismo.

Los productos vitamínicos que contienen ácido fólico o sus derivados pueden alterar las respuestas al Metotrexato.

Debe usarse Metotrexato con extrema precaución en presencia de infección, úlcera péptica, colitis ulcerativa, debilidad, y en personas muy jóvenes o muy ancianas. Si la terapia es prolongada, aparece leucopenia intensa con riesgo de una infección bacteriana. En esos casos está indicado interrumpir el tratamiento y administrar un antibiótico apropiado. Debido a que Metotrexato puede tener acción inmunosupresora, debe tomarse en cuenta este factor en casos en que es indispensable mantener una respuesta inmunitaria apropiada

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Posología (dosificación y modo de administración) Quimioterapia antineoplásica: Es posible la adminis-tración por vía oral de metotrexato a dosis de hasta 30 mg/m2, pero dosis más altas se deben administrar por vía parenteral. A modo orientativo, se aconseja:

Neoplasia trofoblástica gestacional (coriocarcinoma): La dosis habitual para las neoplasias no metastásicas o las metastásicas de bajo riesgo es de 15-30 mg diarios administrados por vía oral durante 5 días y repetido cada 12-14 días según toxicidad.

La dosis total diaria se debe repartir en dos tomas administradas cada 12 horas. En función de la tolerancia del paciente, la toma diaria se puede dividir hasta en tres tomas al día, administradas cada 8 horas.

Normalmente se administran de 3 a 5 ciclos de trata-miento. El tratamiento se evalúa mediante análisis cuantitativo de la gonadotropina coriónica en orina de 24 horas que debe regresar a valores normales o menores de 50 UI/día, normalmente después del tercer o cuarto ciclo. La resolución completa de las lesiones medibles, se alcanza normalmente de 4 a 6 semanas después. Normalmente se administran uno o dos ciclos de tratamiento con metotrexato después de alcanzar la total normalización de los valores de gonadotropina coriónica en orina.

Para las neoplasias metastásicas de alto riesgo se han usado combinaciones de etopósido, metotrexato y actinomicina D.

Neoplasias hematológicas

Leucemias agudas:
Por lo general el metotrexato administrado por vía oral se utiliza sólo una vez que se ha alcanzado la remisión de esta enfermedad, asociado a 6-mercaptopurina. La dosis de la fase de mantenimiento es de 20-30 mg/m2 administrados por vía oral una vez por semana asociado a 6-mercaptopurina.

Linfoma no Hodgkin: El tratamiento del linfoma no Hodgkin de alto grado de malignidad con metotrexato oral es excepcional, dado que se suelen emplear combinaciones quimioterápicas con altas dosis intravenosas. En micosis fungoides la dosis en los estadíos iniciales es de 5 a 50 mg por vía oral una vez por semana. En estadíos avanzados se han administrado dosis más altas intravenosas asociadas a rescate con ácido folínico.

Artritis: Este medicamento se debe tomar una vez a la semana. El médico debe especificar el día de la semana de la toma en la receta.

Artritis reumatoide: La dosis inicial para artritis reumatoide en adultos es de 3 comprimidos (7,5 mg) una vez a la semana. La dosis puede administrarse en una sola toma o repartido en 3 tomas de 1 comprimido de 2,5 mg, cada 12 horas. El efecto terapéutico se alcanza normalmente en 6 semanas, con una mejora del estado del paciente después de 12 semanas o más. Si no se obtiene respuesta tras 6-8 semanas y no se ha observado la aparición de síntomas tóxicos, la dosis puede aumentarse de forma gradual en 2,5 mg por semana.

Generalmente, la dosis óptima está entre 7,5 y 15 mg, no debiendo exceder de 20 mg semanales. Si no se obtiene respuesta tras 8 semanas con la dosis máxima, el tratamiento con metotrexato debe interrumpirse. Cuando se obtenga una respuesta al tratamiento, la dosis de mantenimiento se debe reducir a la menor dosis posible. La duración óptima del tratamiento no se conoce en este momento, pero datos provisionales indican que el efecto obtenido inicialmente persistirá durante al menos 2 años si se continúa con la dosis de mantenimiento.

Cuando se interrumpe el tratamiento, los síntomas vuelven a aparecer al cabo de 3-6 semanas.

Posología en niños y adolescentes menores de 16 años con formas poliartríticas de artritis idiopática juvenil: La dosis inicial recomendada para artritis idiopática juvenil poliarticular es de 10-15 mg/m2 una vez a la semana administrados por vía oral. En casos refractarios al tratamiento, la dosis semanal se puede incrementar hasta 15-20 mg/m2 de superficie corporal/semana.

Los pacientes con artritis idiopática juvenil se mandarán a una unidad reumatológica especializada en el trata-miento de niños y adolescentes.

No está recomendado el uso en niños menores de 2 años de edad debido a la escasez de datos sobre seguridad y eficacia en esta población.

Psoriasis

Psoriasis y artritis psoriásica:
La dosis inicial en adultos para psoriasis y artritis psoriásica es de 3 comprimidos (7,5 mg) una vez a la semana. La dosis puede administrarse en una sola toma o repartido en 3 tomas de 1 comprimido de 2,5 mg, cada 12 horas. Se aumentará la dosis paulatinamente, pero por lo general, no deberá superar una dosis semanal de 25 mg de metotrexato. No obstante, las dosis superiores a 20 mg/semana se pueden asociar a un aumento significativo de la toxicidad, en especial mielosupresión. Se puede esperar una respuesta al tratamiento al cabo de aproximadamente 2 – 6 semanas. Una vez alcanzado el resultado terapéutico deseado, se reducirá la dosis paulatinamente hasta la dosis eficaz de mantenimiento más baja posible.

Síndrome de Reiter: La dosis recomendada para el Síndrome de Reiter es de 3 comprimidos (7,5 mg) a 8 comprimidos (20 mg) una vez por semana. Dependiendo de la tolerabilidad del paciente se puede aumentar progresivamente la dosis en 2,5 mg por semana hasta un máximo de 8 comprimidos (20 mg) a la semana. No se deberá exceder la dosis total de 20 mg/semana de forma habitual.

Uso en personas de edad avanzada: Debido a que estos pacientes pueden sufrir una disminución en la función hepática o renal y tienen un menor nivel de folatos almacenado, debería considerarse la administración de dosis relativamente bajas (especialmente en indicaciones de artritis y psoriasis), debiendo ser monitorizados estrechamente con el fin de detectar los primeros síntomas de toxicidad.

Consultar la tabla siguiente para ver las reducciones de la dosis en pacientes oncológicos.

Uso en pacientes con ajustes de la dosis por insuficiencia renal: Metotrexato debe ser empleado con precaución en pacientes con insuficiencia renal. La dosis debe ajustarse como se indica a continuación:

Aclaramiento de creatinina (ml/min)

% de dosis estándar que se debe administrar

>80

Dosis completa

80

75

60

63

50

56

<50

Uso de un tratamiento alternativo

Uso en pacientes con insuficiencia hepática: Metotrexato deberá administrarse con gran precaución en pacientes con enfermedad hepática significativa previa o actual, especialmente si es debida al alcohol. Metotrexato está contraindicado si el valor de bilirrubina es mayor de 5 mg/dl (85,5 μmol/l).

Rescate con ácido folínico: En pacientes con artritis reumatoide, incluida la artritis idiopática juvenil de evolución poliarticular, o con psoriasis, el ácido fólico o el ácido folínico pueden reducir las toxicidades por metotrexato, tales como síntomas gastrointestinales, estomatitis, alopecia y enzimas hepáticas elevadas. Antes de tomar un suplemento de folato, es aconsejable comprobar los niveles de B12, especialmente en los adultos de más de 50 años, ya que la administración de folato puede enmascarar los síntomas de una carencia de B12.

Forma de administración: La biodisponibilidad de metotrexato no se ve reducida con los alimentos por lo que se puede administrar con o sin alimentos.

SOBREDOSIFICACIÓN:

El antídoto de elección del Metotrexato es el Ácido Folínico (Leucovorina o factor citrovorum) administrado en la forma de Folinato de Calcio.

Cuando se sospecha de una sobredosis, la dosis de Leucovorina a administrar debe ser igual o mayor que la de Metotrexato; lo ideal es que sea administrada dentro de la primera hora debido a que el retraso de la administración disminuye la eficacia del tratamiento con Leucovorina. Ante la eventualidad de una sobredosificación, el paciente debe ser hospitalizado de inmediato.

PRESENTACIÓN:

Comprimidos: Envases conteniendo 100 comprimidos.

MEDICAMENTA

Casilla 17-21-027 Quito, Ecuador

CONSERVACIÓN:

En su envase original, a temperatura ambiente (entre 15 y 30 ºC).