Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Ecuador
GERMIDAL Solución
Marca

GERMIDAL

Sustancias

CETRIMIDA, CLORHEXIDINA

Forma Farmacéutica y Formulación

Solución

Presentación

Frasco , Solución , 1000 Mililitros

COMPOSICIÓN:

GERMIDAL® se presenta como una SOLUCIÓN ACUOSA de color naranja que contiene glu­co­nato de clorhexidina 1,5% p/v y cetrimida al 15% p/v.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

GERMIDAL® es un preparado antimicrobiano que posee propiedades de limpieza para utilización como antiséptico general.

Dependiendo de la solución utilizada, GERMIDAL® está indicado en:

— Solución acuosa 1:100, limpieza y antisepsia de piel intacta o lesionada, especialmente heridas operatorias, traumatismos, quemaduras, obstetricia, ginecología, cirugía y urología. Limpieza y desinfección de equipos, muebles e instalaciones. Limpieza y desinfección de instrumental quirúrgico usado (tiempo mínimo de inmersión: 30 minutos). Almacenaje de termómetros e instrumentos estériles.

— Solución acuosa 1:30, limpieza y tratamiento antiséptico de heridas y quemaduras cuando se necesite mayor limpieza/antisepsia. Limpieza y desinfección de instrumentos sucios.

— Solución alcohólica 1:30, antisepsia rápida de la piel antes de intervenciones quirúrgicas u otros procedimientos invasivos. Desinfección de instrumentos y equipos limpios cuando no hay otro medio de esterilización (tiempo mínimo de inmersión: 2 minutos). Desinfección de termómetros clínicos.

PROPIEDADES:

La clorhexidina, una polibiguanida catiónica, es una droga antiséptica y antimicrobiana con propiedad bactericida. A un pH fisiológico, las sales de clorhexidina se disocian liberando un componente cargado positivamente. Esta molécula catiónica se liga a la pared de los microorganismos, que tiene carga eléctrica negativa. A concentraciones menores, este proceso altera el equilibrio osmótico celular, produciendo pérdida de iones intracelulares como potasio y fósforo; este efecto es bacteriostático. A concentraciones mayores se produce un efecto bactericida al precipitarse el contenido citoplasmático.

Clorhexidina es eficaz contra una gran variedad de bacterias gram-positivas y gram-negativas, fermentos, hongos dermatofitos y virus lipofílicos (p.ej. virus del SIDA, herpesvirus, citomegalovirus, influenza). Es inactiva contra las esporas bacterianas, excepto a altas temperaturas, y contra Mycobacterium tuberculosis. Su espectro de acción incluye a Staphylococcus aureus, el germen causal más frecuente de heridas y quemaduras.

Ciertas cepas de Pseudomonas aeruginosa y Proteus son menos susceptibles a cetrimida, por lo que se requieren concentraciones mayores para conseguir una acción bactericida eficaz.

Debido a su naturaleza catiónica, la clorhexidina se enlaza fuertemente a la piel, mucosas y otros tejidos, razón que explica su muy pobre absorción. Después de su ingesta oral o administración percutánea, no se han encontrado niveles plasmáticos detectables.

La cetrimida es fuertemente catiónica por naturaleza, enlazándose firmemente a las estructuras cutáneas y de otros tejidos, por lo que, de igual manera, su absorción es mínima.

CONTRAINDICACIONES:

Antecedentes de hipersensibilidad a la clorhexidina o cetrimida. Sin embargo, esta reacción es rara.

REACCIONES ADVERSAS:

Efectos colaterales: Ocasionalmente se pueden presentar reacciones irritativas de la piel y se han comunicado casos aislados de hipersensibilidad a preparados de cetrimida que se desarrollan después de exposiciones repetidas. Han habido comunicaciones muy poco frecuentes de reacciones parecidas a quemaduras graves ocasionadas por soluciones concentradas de cetrimida. También se han comunicado reacciones alérgicas generalizadas a la clorhexidina, pero son muy raras. En todos estos casos, se debe suspender el uso del producto.

Además se ha reportado irritación corneal, disnea, congestión nasal y metahemoglobinemia (por conversión de clorhexidina a paracloranilina).

PRECAUCIONES:

Para uso externo solamente. Evitar el contacto con la masa encefálica, meninges, líquido cefalorraquídeo, ojos y oído medio. Por tanto no debe utilizarse para preparación preoperatoria de la piel en cirugías de cabeza y cuello. No se debe utilizar por vía parenteral, como enema o en cavidades corporales.

Evitar el contacto con los ojos. Frente a esta situación realizar un lavado inmediato, adecuado y profuso con agua. Si se ponen en contacto con la piel soluciones concentradas de cetrimida, enjuagar rápidamente con abundante agua. Las soluciones que se apliquen a heridas, quemaduras o piel lesionada deben ser estériles. Los instrumentos que se hayan sumergido en solución de GERMIDAL® se deben enjuagar perfectamente en agua estéril o solución salina antes de su utilización. Las soluciones de GERMIDAL® pueden afectar el cemento de cristales, por lo que pueden no ser adecuadas para la desinfección de endoscopios.

SOBREDOSIFICACIÓN:

Clínicamente puede encontrarse hemólisis, metahemoglobinemia, bradicar­dia, gastritis, ulceración esofágica, sordera, decoloración de la lengua, degeneración grasa del hígado y edema pulmonar. Frente a la ingesta accidental se administrará leche, huevos crudos, gelatina y jabón suave. La dilución del producto con agua o leche se consigue administrando un volumen de al menos 15 ml/kg. Evitar la inducción de vómito o la realización de lavado gástrico, sobre todo en caso de ingestión de la solución concentrada. La administración de carbón activado o de catárticos no es útil.

La administración por vía rectal puede producir colitis ulcerativa.

La exposición cutánea u ocular se trata con irrigación profusa del área afectada. En casos de metahe­moglobinemia, puede usarse azul de metileno.

Preparación: Las diluciones de GERMIDAL® se preparan de la siguiente manera:

- Solución acuosa 1:100, añadir a 10 ml de GERMIDAL® agua suficiente para completar un litro.

- Solución acuosa 1:30, añadir a 35 ml de GERMIDAL® agua suficiente para completar 1 litro.

- Solución alcohólica 1:30, añadir a 35 ml de GERMIDAL® la cantidad suficiente de alcohol al 70% para completar un litro de solución final; no es necesario añadir agua.

Recomendaciones: El agua potable convencional, si tiene un estándar bacteriológico aceptable y bajo contenido mineral, puede servir como diluyente en caso de utilizar GERMIDAL® para la limpieza de muebles, equipos o ambientes. En todos los otros casos utilizar agua estéril o alcohol al 95% (alcohol metílico industrial, etanol o isopropanol). El diluyente debe ser añadido lentamente para evitar la excesiva formación de espuma.

Como una indicación para controlar la contaminación bacteriana, las soluciones originales deben contener al menos un 4% v/v de isopropanol o un 7% v/v de etanol, que puede estar desnaturalizado (alcohol metilado industrial).

Las soluciones de GERMIDAL® que se usan para almacenamiento de instrumental han de contener nitrito sódico al 0.4% p/v para evitar la corrosión del metal. Tales soluciones deben cambiarse cada 7 días. La inmersión prolongada de utensilios de goma no es recomendable. Debido a que el corcho puede proteger a ciertos organismos gram-negativos de la acción de los antisépticos, las soluciones de GERMIDAL® deben guardarse en botellas con tapa de vidrio, plástico o goma. Las lejías de hipoclorito pueden ocasionar manchas parduscas en paños que previamente estuvieron en contacto con preparados con clorhexidina. La clorhe­xidina y la cetrimida son incompatibles con el jabón y otros agentes aniónicos.

Mantener a temperatura ambiente.

PRESENTACIÓN:

Solución, frasco por 1.000 ml.

Laboratorios Life

Casilla 17-01-0458

Quito, Ecuador