Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Ecuador
BACTIFLOX 250 / 500 / 750MG Lactab
Marca

BACTIFLOX 250 / 500 / 750MG

Sustancias

CIPROFLOXACINO

Forma Farmacéutica y Formulación

Lactab

Presentación

Envase , 10 Lactab

COMPOSICIÓN

Principio activo: Ciprofloxacino como ciprofloxacino HCl.

Excipientes, almidón de maíz, celulosa microcristalina, crospovidona, sílice coloidal anhidra, estearato de magnesio.

Cubierta, hipromelosa 15 mPas, hipromelosa 6mPas, macrogol 6000, dióxido de titanio (E171), talco.

Forma galénica y cantidad de principio activo por unidad

Bactiflox™ 250 mg: un comprimido recubierto con película contiene 250 mg de ciprofloxacino como ciprofloxacino HCl H2O.

Bactiflox™ 500 mg: un comprimido recubierto con película contiene 500 mg de ciprofloxacino como ciprofloxacino HCl H2O.

Bactiflox™ 750 mg: un comprimido recubierto con película contiene 750 mg de ciprofloxacino como ciprofloxacino HCl H2O.

Propiedades/Efectos

Código ATC: J01MA02

Bactiflox™ Lactab™ (ciprofloxacino) es un antibiótico sintético perteneciente al grupo de las quinolonas.

Mecanismo de acción

Como fármaco antibacteriano perteneciente al grupo de las fluoroquinolonas, la acción bactericida del ciprofloxacino se debe a la inhibición de la topoisomerasa II (ADN-girasa) y de la topoisomerasa IV. Las dos enzimas son necesarias para la replicación, transcripción, recombinación y reparación del ADN bacteriano.

El ciprofloxacino impide la transcripción de la información cromosómica necesaria para el metabolismo bacteriano normal, lo que provoca una rápida disminución de la capacidad de proliferación bacteriana.

Además, el ciprofloxacino se caracteriza por el hecho de que, debido a su particular mecanismo de acción, no existe ninguna resistencia paralela general a ningún otro antibiótico aparte del grupo de quinolonas. Por consiguiente, el ciprofloxacino también es en parte, eficaz contra las bacterias resistentes, por ejemplo a los aminoglucósidos, las penicilinas, las cefalosporinas, las tetraciclinas y otros antibióticos.

Resistencia

El desarrollo de resistencia al ciprofloxacino, igual que a otras quinolonas, se ha observado en el Staphylococcus spp. Esto se observa en especial en el caso de las cepas resistentes a la meticilina del S. aureus. También se ha descrito un aumento de la resistencia para la Pseudomonas aeruginosa. Un cuidadoso análisis de la bibliografía pertinente revela que los pacientes con un riesgo especial son aquellos que requieren un tratamiento antibiótico de larga duración, como, por ejemplo en los casos de fibrosis quística u osteomielitis.

Esta situación se deberá considerar similar para los pacientes con un riesgo especial de infección que requieran un tratamiento intensivo con antibióticos por motivos profilácticos o terapéuticos (p. ej., pacientes con leucemia sometidos a una supresión selectiva de la flora intestinal, pacientes politraumatizados o quirúrgicos que requieran tratamientos intensivos de larga duración).

Mecanismo de resistencia

La resistencia in vitro al ciprofloxacino se puede desarro-llar por medio de un proceso de mutación por etapas de la ADN girasa y la topoisomerasa IV.

El grado de resistencia cruzada resultante entre el ciprofloxacino y otras fluoroquinolonas es variable.

Las mutaciones únicas no suelen producir resistencia clínica, mientras que las mutaciones múltiples sí producen por lo general resistencia clínica a muchos o a todos los principios activos de una misma clase.

Los mecanismos de resistencia que desactivan otros antibióticos, como las barreras de penetración (frecuentes en la Pseudomonas aeruginosa) y los mecanismos de eflujo, pueden afectar a la sensibilidad al ciprofloxacino. Se ha notificado una resistencia mediada por plásmidos codificada por genes qnr.

Los mecanismos de resistencia que inactivan penicilinas, cefalosporinas, aminoglucósidos, macrólidos y tetraciclinas no reducen necesariamente la eficacia antibacteriana del ciprofloxacino. Los organismos resistentes a estos antibióticos pueden ser sensibles al ciprofloxacino.

En general, la concentración bactericida (concentración bactericida mínima, CBM) no supera la concentración inhibitoria (concentración inhibitoria mínima, CIM) más de dos veces.

Indicaciones

Bactiflox™ Lactab™ está indicado para el trata-miento de las infecciones mencionadas a continuación. Antes de empezar el tratamiento, se debe prestar especial atención a la información disponible sobre una posible resistencia al ciprofloxacino.

Adultos

- Infecciones de las vías respiratorias bajas, causadas por bacterias gramnegativas.

- Exacerbaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

- Infecciones broncopulmonares en la fibrosis quística o en la bronquiectasia.

- Neumonía.

- Otitis media supurativa crónica.

- Exacerbación aguda de la sinusitis crónica, especialmente si es causada por bacterias gramnegativas.

- Infecciones de las vías urinarias.

- Infecciones del tracto genital (ver Advertencias y precauciones).

- Uretritis y cervicitis gonocócicas causadas por cepas sensibles de Neisseria gonorrhoeae.

- Epididimorquitis, incluidos los casos causados por cepas sensibles de Neisseria gonorrhoeae.

- Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), incluidos los casos causados por Neisseria gonorrhoeae.

- Infecciones del tracto gastrointestinal (p. ej., diarrea del viajero).

- Infecciones intraabdominales.

- Infecciones de la piel y los tejidos blandos causadas por bacterias gramnegativas.

- Otitis maligna externa.

- Infecciones de los huesos y las articulaciones.

- Profilaxis de infecciones invasivas causadas por Neisseria meningitidis.

- Carbunco por inhalación (profilaxis post-exposición y tratamiento curativo).

Bactiflox™ Lactab™ se puede usar para el tratamiento de pacientes neutropénicos con fiebre, si existe la sospecha de que la fiebre esté causada por una infección bacteriana.

Niños y adolescentes

Infecciones broncopulmonares en la fibrosis quística causada por Pseudomonas aeruginosa

En niños a partir de un año de edad, como fármaco de tercera elección para el tratamiento de infecciones complicadas de las vías urinarias y pielonefritis causadas por E. coli. La indicación para el tratamiento solo se debe establecer tras la interconsulta con un especialis-ta, es decir, con un médico o pediatra especializado en infectología. Bactiflox™ Lactab™ también puede utilizarse para el tratamiento de infecciones graves en niños y adolescentes cuando se considere necesario.

El tratamiento debe iniciarlo únicamente un médico que tenga experiencia en el tratamiento de la fibrosis quística y/o de infecciones graves en niños y adolescentes (ver Advertencias y precauciones y Propiedades/Efectos, Propiedades farmacodinámicas). Se han realizado estudios clínicos con las indicaciones anteriormente mencionadas. Para otras indicaciones, la experiencia clínica es limitada.

Los niños menores de 6 años se deben tratar con una formulación adecuada.

Carbunco (adultos y niños)

Para la profilaxis postexposición y el tratamiento del carbunco tras la inhalación del agente patógeno Bacillus anthracis. La eficacia del ciprofloxacino para el tratamiento del carbunco se ha demostrado en estudios realiza-dos en animales (ver sección Propiedades/Efectos). En niños, adolescentes y mujeres embarazadas se deberá considerar la posibilidad de cambiar el tratamiento a (amino) penicilinas después de determinar el patrón de resistencia de la cepa de Bacillus anthracis implicada.

Se deben seguir las recomendaciones oficiales relativas al uso adecuado de antibióticos, en especial las reco-mendaciones sobre el uso para evitar un aumento de la resistencia a los antibióticos.

Propiedades farmacodinámicas

Datos de sensibilidad in vitro

Los valores críticos separan las cepas sensibles de las cepas con sensibilidad intermedia y a estas de las cepas resistentes: valores críticos clínicos de CIM definidos por EUCAST [mg/l] o valores de ensayo de difusión en disco [mm]1 para el ciprofloxacino (versión 3.1, www. escmid.org).

Especie

Sensible

[mg/l]

[mm]

Resistente [mg/l]

[mm]

Enterobacteriaceae

< 0,5

>22

>1

<19

Pseudomonas spp.

<0,5

>25

>1

<22

Acinetobacter spp.

<1

>21

>1

<20

Staphylococcus spp.2

<1

>20

>1

<21

S. pneumoniae3

<0,12

>50

>2

<18

H. influenzae4

<0,5

>26

>0,5

<26

M. catarrhalis4

<0,5

>23

>0,5

<23

N. gonorrhoeae

<0,032

>0,064

N. meningitidis5

<0,03

>0,06

Valores críticos no relacionados con la especie6, 7

<0,5

>1

1 Disco de 5 μg de ciprofloxacino.

2 Los valores críticos del Staphylococcus spp. para el ciprofloxacino están relacionados con el tratamiento a dosis altas.

3 Las cepas naturales del S. Pneumoniae no se consideran tan sensibles al ciprofloxacino y, por consiguiente, se clasifican como de sensibilidad intermedia.

4 Hasta la fecha no se han descrito o se han descrito muy raras veces cepas con una CIM superior al valor crítico S/I (S/I: Sensible/Intermedia). La identificación y determinación de la sensibilidad antimicrobiana de estas cepas aisladas se debe repetir; si se confirman los resultados, la muestra se deberá enviar a un laboratorio de referencia. Estas cepas se deben considerar resistentes hasta que los valores CIM superiores a los valores críticos anteriormente mencionados demuestren tener eficacia antimicrobiana. Algunas veces puede producirse con la Haemophilus influenzae una resistencia de “bajo nivel” a las fluoroquinolonas (CIM de ciprofloxacino de 0,125-0,5 mg/l). No existen datos que sugieran que esa resistencia de “bajo nivel” tenga importancia clínica en el caso de infecciones respiratorias por H. influenzae.

5 Los valores críticos solo son válidos para la profilaxis de enfermedades causadas por meningococos.

6 Se han determinado “valores críticos no relacionados con la especie” principalmente a partir de los datos farmacocinéticos/farmacodinámicos y son independientes de la distribución de la CIM de especies específicas. Solo son válidos para especies que no tienen un valor crítico específico de la especie y no son válidos para las especies para las que todavía se deben determinar los criterios de interpretación (anaerobias gramnegativas).

7 Los valores críticos son válidos para dosis orales de entre 2 comprimidos de 500 mg (o 2 comprimidos de 250 mg para infec-

ciones no complicadas de las vías urinarias) y 2 de 750 mg, y para dosis parenterales de entre 2 dosis de 400 mg y 3 de 400 mg.

Sensibilidad microbiológica

La prevalencia de la resistencia adquirida puede variar geográficamente y con el tiempo en ciertas especies, por lo que es importante disponer de información local sobre la resistencia, en especial cuando se tratan infecciones graves. Cuando la prevalencia local de la resistencia sea tal que la utilidad del fármaco sea dudosa para al menos algunos tipos de infecciones, puede ser necesario consultar a un experto.

Especies habitualmente sensibles (in vitro)

Microorganismos aerobios grampositivos

Bacillus anthracis

Microorganismos aerobios gramnegativos

Aeromonas spp.

Brucella spp.

Citrobacter koseri

Francisella tularensis

Haemophilus ducreyi

Haemophilus influenzae

Legionella spp.

Moraxella catarrhalis

Neisseria meningitidis

Pasteurella spp.

Salmonella spp.

Shigella spp.

Vibrio spp.

Yersinia pestis

Microorganismos anaerobios

Mobiluncus

Otros microorganismos

Chlamydia trachomatis

Chlamydia pneumoniae

Mycoplasma hominis

Mycoplasma pneumoniae

Especies con sensibilidad variable al ciprofloxacino

Acinetobacter baumannii

Burkholderia cepacia

Campylobacter spp.

Citrobacter freundii

Enterococcus faecalis

Enterobacter aerogenes

Enterobacter cloacae

Escherichia coli

Klebsiella pneumoniae

Klebsiella oxytoca

Morganella morganii

Neisseria gonorrhoeae

Proteus mirabilis

Proteus vulgaris

Providencia spp.

Pseudomonas aeruginosa

Pseudomonas fluorescens

Serratia marcescens

Staphylococcus aureus (sensible a la meticilina)

Staphylococcus saprophyticus

Streptococcus spp.

Peptostreptococcus spp.

Propionibacterium acnes

Especies con resistencia intrínseca

Staphylococcus aureus (resistente a la meticilina)

Stenotrophomonas maltophilia

Actinomyces

Enterococcus faecium

Listeria monocytogenes

Mycoplasma genitalium

Ureaplasma urealyticum

Microorganismos anaerobios, excepto Mobiluncus, Peptostreptococcus, Propionibacterium acnes

Ciprofloxacino para el tratamiento del carbunco

La dosis recomendada para el tratamiento del carbunco se basa principalmente en los datos de sensibilidad obtenidos in vitro y en datos procedentes de estudios realizados en animales, así como en datos limitados procedentes de humanos. Para prevenir la infección se considera eficaz un tratamiento de 60 días con 500 mg de ciprofloxacino dos veces al día. El médico que realiza el tratamiento deberá seguir las directrices nacionales y/o internacionales para el tratamiento del carbunco. En adultos y niños, tras la administración de las dosis recomendadas de ciprofloxacino, se alcanzaron concentraciones plasmáticas medias idénticas o superiores a las medidas en macacos rhesus que habían inhalado esporas del carbunco y que fueron tratados a continuación con ciprofloxacino. La diferencia de la mortalidad de los animales tratados con ciprofloxacino frente al grupo de control no tratado fue estadísticamente significativa en favor de los animales tratados (p = 0,001). La farmacocinética del ciprofloxacino en los seres humanos se ha estudiado ampliamente (ver también la sección Propiedades farmacocinéticas).

Se dispone de datos de tolerabilidad muy limitados relativos a la administración prolongada en niños, incluidos los efectos sobre el tejido cartilaginoso (ver la sección Reacciones adversas).

En un estudio controlado con placebo, los macacos rhesus se expusieron a una dosis inhalada de esporas del carbunco equivalente por término medio a 11 veces la LD50 (aproximadamente 5,5 × 105, intervalo 5-30 LD50). La concentración inhibitoria mínima (CIM 90) para la cepa de B. anthracis utilizada se determinó a 0,08 μg/ml. Tras la administración oral de 125 mg de ciprofloxacino en intervalos de 12 horas durante 30 días, se alcanzaron niveles máximos en suero de entre 0,98 μg/ml y 1,69 μg/ml al Tmáx (una hora después de la administración) y en la fase estacionaria. Las concentraciones séricas medias 12 horas después de la toma, conocidas como “concentraciones mínimas”, se situaron a entre 0,12 y 0,19 μg/ml. El tratamiento se inició 24 horas después de la exposición a las esporas del carbunco. La mortalidad en los animales tratados con ciprofloxacino por vía oral durante 30 días fue significativamente menor (1/9 animales) que en el grupo tratado con placebo (9/10 animales). La diferencia fue altamente significativa (p = 0,001). Uno de los animales tratados con ciprofloxacino murió tras la finalización del tratamiento de 30 días.

Propiedades farmacocinéticas

En adultos, las concentraciones séricas máximas de 2,97 y 4,56 μg/ml respectivamente se midieron en la fase estacionaria tras la administración oral de 500 mg de ciprofloxacino cada 12 horas y tras la administración intravenosa de 400 mg cada 12 horas. En ambos casos se determinó que las denominadas concentraciones mínimas eran, por término medio, de 0,2 μg/ml en la fase estacionaria 12 horas después de la última admi-nistración. En 10 niños con edades de entre 6 y 16 años se alcanzaron las concentraciones séricas máximas de 8,3 μg/ml después de dos infusiones de 10 mg/kg durante 30 minutos en intervalos de 12 horas; las concentraciones mínimas variaron entre 0,09 y 0,26 μg/ml. A continua-ción, los niños tomaron una dosis de ciprofloxacino de 15 mg/kg. Tras la primera dosis oral se midieron concentraciones máximas medias de 3,6 μg/ml.

Los datos de seguridad a largo plazo tras la ingestión de ciprofloxacino, incluidos los datos relativos al efecto sobre las articulaciones y/o el tejido circundante, son limitados ver (también la sección Advertencias y precauciones).

Absorción

Tras la administración oral, el ciprofloxacino se absorbe rápidamente y casi por completo. Debido al efecto de primer paso, la biodisponibilidad oral es del 70-80 %.

Las concentraciones máximas en sangre se alcanzan in-cluso 60-120 minutos después de la toma oral. Las dosis únicas de 100-750 mg producen concentraciones séricas máximas de entre 0,56 y 3,7 mg/l. La concentración sérica máxima (Cmáx) y la curva de concentración plasmática y tiempo (AUC) aumentan a mayores dosis.

La ingestión concomitante de ciprofloxacino y leche o productos lácteos puede reducir la biodisponibilidad en hasta un 30-36%.

Distribución

En los lugares de infección, es decir, en los líquidos y tejidos corporales, el ciprofloxacino está presente en concentraciones varias veces superiores a las del suero. Para el ciprofloxacino, el volumen de distribución en la fase estacionaria es de 2-3 l/kg. Dado que el ciprofloxacino presenta una baja unión a las proteínas (20-30%) y que la sustancia está presente en el plasma principalmente en forma no ionizada, prácticamente la totalidad de la dosis administrada se difunde libremente al espacio extravascular. Por consiguiente, las concentraciones en determinados líquidos y tejidos corporales pueden superar considerablemente las concentraciones séricas correspondientes.

Solo bajas concentraciones de ciprofloxacino acceden al líquido cefalorraquídeo; la concentración máxima es aproximadamente del 6-10% de la del suero.

Tras la administración oral o intravenosa, las concentraciones de ciprofloxacino en la bilis son varias veces supe-riores a las del suero. Asimismo, en el tejido y el líquido prostáticos, la concentración de ciprofloxacino después de la administración oral es mayor que en el suero.

Metabolismo/eliminación

La semivida media en el suero es de aproximadamente 4 horas. La excreción renal tras una dosis única oral es aproximadamente del 56%. Tras una infusión intravenosa, el 71% de la dosis administrada se excreta con la orina y un 17,8% adicional con las heces. La excreción no renal del ciprofloxacino se realiza principalmente por secreción transintestinal activa y por metabolismo. Aproximadamente el 10-20% de una dosis única (oral o parenteral) se excreta en forma de metabolitos. Las cantidades de cada metabolito se indican en la siguien-te tabla:

Excreción (como % de la dosis de ciprofloxacino)

Uso oral

Uso intravenoso

Sustancia

Orina

Heces

Orina

Heces

Ciprofloxacino

44,7

25,0

61,5

15,2

Desetilenciprofloxacino

1,4

0,5

1,3

0,5

Sulfociprofloxacino

3,7

5,9

2,6

1,3

Oxociprofloxacino

6,2

1,1

5,6

0,8

Total

56,0

32,5

71,0

17,8

Un cuarto producto de degradación (formilciprofloxacino) solo se detectó en menos de un 0,1%.

Tres de los cuatro metabolitos del ciprofloxacino muestran un efecto antibacteriano equivalente o menor que el del ácido nalidíxico. El metabolito que aparece en menores cantidades (formilciprofloxacino) también es el más activo y su eficacia es en gran medida equivalente a la del norfloxacino.

Más del 90% de la excreción renal se produce durante las primeras 24 horas. La comparación de los parámetros farmacocinéticos de una administración intravenosa durante dos y tres meses no indicó acumulación alguna de ciprofloxacino ni de sus metabolitos.

Cinética en grupos de pacientes especiales

Pacientes de edad avanzada

En los pacientes de edad avanzada se debe analizar el aclaramiento de la creatinina, ya que la semivida de eliminación puede prolongarse.

Cinética en pacientes con trastornos de la función renal:

- Adultos

En casos de función renal alterada (aclaramiento de la creatinina <20 ml/min o inferior), la dosis deberá reducirse a la mitad o se deberá duplicar el intervalo de administración.

- Niños

Los pacientes pediátricos con un aclaramiento renal inferior a 50 ml/min se excluyeron del estudio de las infecciones complicadas de las vías urinarias y pielonefritis en niños. No se dispone de datos relativos a los ajustes de la dosis en niños con insuficiencia renal de moderada a grave.

Cinética en pacientes con trastornos de la función hepática

Debido al bajo índice metabólico del ciprofloxacino, es improbable que se produzca una acumulación en pacien-tes con trastornos de la función hepática.

Cinética en niños

Solo se dispone de datos farmacocinéticos limitados en pacientes pediátricos. En un estudio realizado en niños con fibrosis quística (mayores de un año), se determinó que la Cmáx y la AUC no dependían de la edad. El aclaramiento fue mayor que en los adultos (sin fibrosis quística) y la dosis utilizada en el estudio fue considerablemente mayor (calculada en mg/kg) que la utilizada en los adultos. No se observó ningún aumento relevante de la Cmáx ni de la AUC con la administración de varias dosis (10 mg/kg tres veces al día). Tras una infusión intravenosa durante una hora de 10 mg/kg en 10 niños menores de un año con sepsis grave, la Cmáx fue de 6,1 mg/l (intervalo 4,6-8,3 mg/l) frente a una Cmáx de 7,2 mg/l (intervalo 4,7-11,8 mg/l) en niños de 1 a 5 años. Los valores de la AUC en estos grupos de edad fueron de 17,4 mg*h/l (intervalo 11,8-32,0 mg*h/l) y de 16,5 mg*h/l (intervalo 11,0-23,8 mg*h/L). Estos valores están dentro del intervalo establecido para adultos a dosis terapéuticas.

A partir de un análisis farmacocinético de poblaciones en pacientes pediátricos con diversas infecciones, se ha calculado una semivida de aproximadamente 4 a 5 horas , con una biodisponibilidad de la suspensión oral que varía entre el 50 y el 80%.

Datos preclínicos sobre seguridad

Toxicidad aguda

La toxicidad aguda del ciprofloxacino se puede considerar muy baja. En función de la especie animal, la LD50 fue 125- 290 mg/kg tras la infusión intravenosa y 2500-5000 mg/kg tras la administración oral.

Toxicidad crónica (estudios a lo largo de 6 meses)

Administración oral

Ratas y monos toleraron sin secuelas dosis de hasta 500 mg/kg y 30 mg/kg, respectivamente. No obstante, se observaron alteraciones en los túbulos renales distales en algunos monos del grupo de dosis máxima (90 mg/kg).

Administración parenteral

En el grupo de dosis máxima (20 mg/kg) se registraron en monos concentraciones ligeramente elevadas de urea y creatinina, así como alteraciones en los túbulos renales distales.

Estudios de carcinogenia y mutagenia

Los estudios de carcinogenia en ratones (21 meses) y ratas (24 meses) con dosis diarias de hasta 1000 mg/kg de peso corporal en ratones y de hasta 125 mg/kg en ratas (aumentada a 250 mg/kg por día tras 22 semanas) no revelaron indicios de un efecto carcinógeno en ningún grupo de dosis.

Los resultados de los estudios de mutagenia in vitro e in vivo no dieron motivo para sospechar un posible efecto mutágeno del ciprofloxacino. Esta evaluación es coherente con los resultados negativos de los estudios de carcinogenia en ratas y ratones.

Estudios de toxicidad reproductiva

El ciprofloxacino no afectó a la fertilidad, al desarrollo intrauterino ni al desarrollo postnatal de las crías (ratas), ni tampoco a la fertilidad de la generación F1.

No se encontraron indicios de efectos embriotóxicos ni teratógenos causados por el ciprofloxacino. No se observaron efectos sobre el desarrollo perinatal y postnatal de los animales. Al final del periodo de cría no se pudieron detectar lesiones articulares histológicas en los animales jóvenes.

Estudios específicos de tolerabilidad: estudios sobre tolerabilidad articular.

Como se ha documentado con otros inhibidores de la girasa, el ciprofloxacino puede provocar en los animales inmaduros daños en las articulaciones mayores que soportan peso. La magnitud de la lesión cartilaginosa varía según la edad, la especie y la dosis; el daño puede reducirse considerablemente liberando las articulaciones del peso. Los estudios en animales maduros (rata, perros) no revelaron indicios de lesiones en los cartílagos.

En un estudio realizado con perros de raza beagle jóvenes, después de dos semanas de tratamiento con dosis entre 1,3 y 3,5 veces mayores que la dosis terapéutica, el cipro-floxacino provocó daños articulares graves que todavía pudieron detectarse incluso 5 meses después.

Notas adicionales

Influencia en los métodos diagnósticos

La actividad in vitro del ciprofloxacino contra la Mycobacterium tuberculosis podría dar lugar a falsos negativos en los resultados de los análisis bacteriológicos en muestras de pacientes que estuvieran tomando ciprofloxacino en ese momento.

Periodo de validez

No utilice este medicamento después de la fecha indicada en el envase con EXP.

Precauciones especiales de conservación

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

Zona climática I y II: no conservar a temperatura superior a 25°C.

Zona climática III y IV: no conservar a temperatura superior a 30°C.

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita.

De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al ciprofloxacino, a otros principios activos del tipo de las quinolonas o a alguno de los excipientes del preparado.

Mientras no se disponga de más datos, el ciprofloxacino no se debe usar en mujeres embarazadas o lactantes. Con respecto al uso para el tratamiento del carbunco, consulte las secciones Indicaciones/Posibilidades de empleo y Embarazo/Lactancia.

Los niños y adolescentes no se deben tratar con ciproflo-xacino hasta que hayan finalizado la fase de crecimiento dado, que según los estudios realizados en animales, no se puede descartar que se produzcan daños en el cartílago articular en el organismo todavía inmaduro. Con respecto al uso para el tratamiento de la fibrosis quística, del carbunco, de infecciones complicadas de las vías urinarias y de pielonefritis inducida por E. coli, consulte la sección Advertencias y precauciones.

La combinación de ciprofloxacino y tizanidina está contraindicada, ya que el ciprofloxacino puede aumentar la concentración sérica de tizanidina hasta un nivel en el que pueden producirse reacciones adversas clínicamente relevantes a la tizanidina (hipotensión, somnolencia, mareo, náuseas, vómitos, disfunción hepática, miosis, depresión respiratoria, coma, agitación).

Embarazo/Lactancia

Embarazo

Los estudios en animales no sugieren efectos teratógenos, pero existe la posibilidad de que se produzcan daños en el cartílago en crecimiento. El ciprofloxacino pasa a la sangre del cordón umbilical y al líquido amniótico. El ciprofloxacino no se debe usar durante el embarazo salvo que existan indicaciones claras. Para el uso preventivo tras una exposición a los agentes patógenos del carbunco, consulte Indicaciones/Posibilidades de empleo).

Lactancia

El ciprofloxacino se ha podido detectar en la leche humana en concentraciones similares a las del suero materno. Debido a la posibilidad de que se produzcan daños en el cartílago en crecimiento, el ciprofloxacino no debe emplearse durante la lactancia.

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

Debido a las diversas reacciones que se producen en algunos sujetos, la capacidad para conducir o utilizar máquinas puede verse afectada. Esto sucede especialmente si se combina con alcohol.

Reacciones adversas

En estudios clínicos y durante la vigilancia postcomercialización, se han observado las siguientes reacciones adversas con ciprofloxacino (n= 51 621):

Infecciones

Poco frecuentes (0,1–1%): sobreinfecciones micóticas.

Raras (0,01–0,1%): colitis asociada a antibióticos (en casos muy raros es posible un desenlace letal).

Trastornos de la sangre y del sistema linfático

Poco frecuentes (0,1–1%): eosinofilia.

Raras (0,01–0,1%): leucopenia, anemia, neutropenia, leucocitosis, trombocitopenia, trombocitemia.

Muy raras (<0,01 %): anemia hemolítica, agranulocitosis, pancitopenia (con riesgo de muerte), depresión medular (con riesgo de muerte).

Trastornos del sistema inmunológico

Poco frecuentes (0,1–1 %): reacciones cutáneas (ver Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo).

Raras (0,01–0,1%): reacciones alérgicas, edema/angioedema alérgico.

Muy raras (<0,01%): reacciones anafilácticas, fiebre medicamentosa, choque anafiláctico (con riesgo de muerte, algunas veces incluso después de la primera dosis), reacciones de hipersensibilidad del tipo enfermedad del suero.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Poco frecuentes (0,1–1%): anorexia.

Raras (0,01–0,1%): hiperglucemia, hipoglucemia.

Trastornos psiquiátricos

Poco frecuentes (0,1–1%): hiperactividad/agitación psicomotriz.

Raras (0,01–0,1 %): confusión y desorientación, estados de ansiedad, pesadillas, depresión (e incluso conducta autolesiva como pensamientos suicidas y suicidio consumado o intento de suicidio), alucinaciones.

Muy raras (<0,01%): reacciones psicóticas (e incluso conducta autolesiva como pensamientos suicidas y suicidio consumado o intento de suicidio).

Trastornos del sistema nervioso

Poco frecuentes (0,1–1%): cefalea, mareo, trastornos del sueño, trastornos del gusto, fatiga, insomnio.

Raras (0,01–0,1%): parestesia, disestesia, hipoestesia, temblores, convulsiones (incluido estado epiléptico), vértigo.

Muy raras (<0,01%): migraña, alteraciones de la coordinación, parosmia, hiperestesia, hipertensión craneal (pseudotumor cerebral).

Informes postcomercialización: neuropatía periférica, polineuropatía, anosmia (generalmente reversible tras la suspensión de la medicación), dolor punzante.

Trastornos oculares

Raras (0,01–0,1%): alteraciones visuales.

Muy raras (<0,01%): distorsiones visuales de colores, diplopía.

Trastornos del oído y del laberinto

Raras (0,01–0,1%): acúfenos, acúfenos, sordera.

Muy raras (<0,01%): hipoacusia.

Trastornos cardiacos

Raras (0,01–0,1%): taquicardia, síncope.

Informes postcomercialización: prolongación del intervalo QT, arritmia ventricular, torsades de pointes. Estas reacciones adversas se han observado principalmente en pacientes con otros factores de riesgo para una prolongación del intervalo QT.

Trastornos vasculares

Raras (0,01–0,1%): vasodilatación, hipotensión.

Muy raras (<0,01%): vasculitis, sofocos.

Informes postcomercialización: hipertensión.

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos

Raras (0,01–0,1%): disnea (incluidos ataques de asma).

Muy raras (<0,01%): dolor torácico.

Trastornos gastrointestinales

Frecuentes (1–10%): náuseas, diarrea, indigestión, pérdida del apetito.

Poco frecuentes (0,1–1%): vómitos, dolor en la región gastrointestinal/abdomen, dispepsia, meteorismo.

Muy raras (<0,01%): pancreatitis, colitis pseudomembranosa.

Trastornos hepatobiliares

Poco frecuentes (0,1–1%): aumento de las transaminasas, bilirrubinemia.

Raras (0,01–0,1%): disfunción hepática, ictericia, hepatitis (no infecciosa).

Muy raras (<0,01%): necrosis hepatocelular (en casos muy raros progresa a fallo hepático con riesgo de muerte).

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Poco frecuentes (0,1–1%): exantema, prurito, exan-tema macropapular, urticaria.

Raras (0,01–0,1%): reacciones de fotosensibilidad, formación de ampollas, hiperpigmentación.

Muy raras (<0,01%): petequias, eritema multiforme menor, ampollas hemorrágicas, eritema nodoso, síndrome de Stevens-Johnson (con riesgo de muerte), necrosis epidérmica tóxica (con riesgo de muerte).

Informes postcomercialización: síndrome de Lyell, pustulosis exantemática aguda generalizada (PEAG).

Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo

Poco frecuentes (0,1–1%): artralgia.

Raras (0,01–0,1%): mialgia, artritis*, aumento del tono muscular, calambres.

Muy raras (<0,01%): debilidad muscular, exacerbación de los síntomas en pacientes con miastenia grave, tendinitis, rotura parcial o completa de un tendón (predominantemente el tendón de Aquiles; ver Adver-tencias y precauciones), dolor de piernas y de espalda, tendovaginitis.

* Estos datos de frecuencia se basan en datos de estudio obtenidos en adultos. La incidencia de artropatía es frecuente en niños (ver Advertencias y precauciones).

Trastornos renales y urinarios

Poco frecuentes (0,1–1%): disfunción renal.

Raras (0,01–0,1%): insuficiencia renal, hematuria, cristaluria, nefritis intersticial.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

Poco frecuentes (0,1–1%): dolor inespecífico, malestar, fiebre.

Raras (0,01–0,1%): edema, sudoración.

Muy raras (<0,01%): trastornos de la marcha, flebitis, astenia generalizada

Exploraciones complementarias

Poco frecuentes (0,1–1 %): aumento de la fosfatasa alcalina.

Raras (0,01–0,1%): alteraciones de los niveles de protrombina, aumento de los niveles de lipasa y amilasa. Informes postcomercialización: aumento del IIN (índice internacional normalizado) en pacientes tratados con antagonistas de la vitamina K.

Las siguientes reacciones adversas se han producido con mayor frecuencia en el subgrupo de pacientes que han recibido tratamiento por vía parenteral o un tratamiento secuencial:

Frecuentes: vómitos, aumento transitorio de los niveles de transaminasas, exantema.

Poco frecuentes: trombocitopenia, trombocitemia, confusión y desorientación, alucinaciones, parestesia, disestesia, convulsiones, vértigo, alteraciones visuales, entumecimiento, taquicardia, vasodilatación, hipotensión, disfunción hepática transitoria, ictericia, disfunción renal, edema.

Raras: pancitopenia, mielosupresión, choque anafiláctico, reacciones psicóticas, migraña, parosmia, hipoacusia, vasculitis, pancreatitis, necrosis hepatocelular, petequias, rotura de tendones.

InteracciOnes

Medicamentos que pueden prolongar el intervalo QT

Se deben extremar las precauciones cuando se coadministren ciprofloxacino y medicamentos que puedan prolongar el intervalo QT (antiarrítmicos de clase IA o III, antidepresivos tricíclicos, macrólidos o fármacos psicotrópicos), ya que el ciprofloxacino puede tener un efecto aditivo sobre la prolongación del intervalo QT.

Interacciones con principios activos que se metabolizan por las enzimas del citocromo P450 1A2

El ciprofloxacino es un inhibidor moderadamente potente de las enzimas del citocromo P450 1A2. Se deben extremar las precauciones si se administran de forma concomitante medicamentos que son metabolizados por estas mismas enzimas, p. ej. teofilina, metilxantina, cafeína, tizanidina, duloxetina, clozapina, ropinirol u olanzapina (ver sección Advertencias y precauciones).

Tizanidina

La tizanidina no debe administrarse junto con ciprofloxacino. En sujetos sanos, la administración concomitante de ciprofloxacino y tizanidina produjo un aumento de las concentraciones séricas de tizanidina. El valor de la Cmáx aumentó 7 veces (variación individual de los valores de 4 a 21 veces) y los valores de la AUC aumentaron 10 veces (variación individual de los valores de 6 a 24 veces). El aumento de las concentraciones de tizanidina se asoció a una potenciación de los efectos hipotensores y sedantes tales como náuseas, vómitos, disfunción hepática, miosis, depresión respiratoria, coma o agitación (ver Contraindicaciones y Advertencias y precauciones).

Duloxetina

La ingesta concomitante de duloxetina y de inhibidores potentes de la isoenzima CYP450 1A2, como la fluvoxa-mina, produjo un aumento de los valores de la Cmáx y de la AUC para la duloxetina. Aunque todavía no se dispone de datos sobre una interacción de este tipo entre el ciprofloxacino y la duloxetina, no se puede descartar la posibilidad de que esta se produzca con la administración concomitante de ciprofloxacino y duloxetina.

Clozapina

La administración concomitante de 250 mg de ciprofloxacino y clozapina durante 7 días produjo un aumento de las concentraciones séricas de clozapina y de su metabolito N-desmetilclozapina en un 29 y un 31% respectivamente. Se recomienda el seguimiento clínico y el ajuste adecuado de la dosis de clozapina durante y poco después del tratamiento con ciprofloxacino.

Ropinirol

En el marco de un estudio clínico, la ingesta concomitante de ciprofloxacino y ropinirol (un inhibidor moderado de la isoenzima CYP450 1A2) produjo un aumento de la Cmáx y de la AUC para ropinirol en un 60 y un 84% respectivamente. Aunque en general se toleró bien el tratamiento con ropinirol, casos clínicos aislados de reacciones adversas al fármaco sugieren que la ingesta concomitante de ciprofloxacino y ropinirol puede provocar una interacción entre estos dos fármacos. Se recomienda el seguimiento y el ajuste adecuado de la dosis de ropinirol durante y poco después del tratamiento con ciprofloxacino.

Lidocaína

En sujetos sanos, el ciprofloxacino reduce en un 22% la eliminación de la lidocaína (otro inhibidor moderado de la isoenzima CYP450 1A2) administrada por vía intravenosa. Aunque la administración intravenosa de lidocaína se toleró bien, no se puede descartar una interacción con ciprofloxacino (junto con reacciones adversas asociadas).

Sildenafilo

Con la administración concomitante de 500 mg de cipro-floxacino y de 50 mg de sildenafilo a sujetos sanos, la Cmáx y la AUC del sildenafilo aumentaron aproximadamente dos veces. Por consiguiente, se deben extremar las precauciones si se receta de forma concomitante sildenafilo y ciprofloxacino.

Formación de complejos por quelación

El uso concomitante de ciprofloxacino (oral) y hierro, sucralfato, antiácidos, preparados altamente tamponados (p. ej., fármacos antirretrovirales) que contienen magnesio, aluminio o calcio, o polímeros captadores de fosfato (p. ej. sevelámero o carbonato de lantano) reduce la absorción del ciprofloxacino. En consecuencia, el ciprofloxacino debe administrarse 1 o 2 horas antes o 4 horas después de estos preparados. Esta restricción no se aplica a los antiácidos del tipo de los bloqueantes de los receptores H2.

Teofilina

La administración concomitante de ciprofloxacino y teofilina puede provocar un aumento no deseado de la concentración sérica de teofilina hasta niveles tóxicos. Esto puede dar lugar a reacciones adversas inducidas por la teofilina que, en casos aislados, pueden hacer peligrar la vida del paciente o ser mortales. Si no se puede evitar el uso concomitante de los dos preparados, se deberá vigilar la concentración sérica de teofilina y reducir consecuentemente su dosis. Otros derivados xantínicos

Con la administración concomitante de ciprofloxacino y cafeína o pentoxifilina (oxipentifilina) se ha notificado un aumento de las concentraciones séricas de estos derivados.

Fenitoína

La administración concomitante de ciprofloxacino y fenitoína puede provocar un aumento o una disminución de los niveles séricos de fenitoína, por lo que se recomienda controlar los niveles del fármaco.

AINE

En estudios realizados en animales se ha determinado que la combinación de dosis muy altas de quinolonas (inhibidores de la girasa) y de determinados fármacos antiinflamatorios no esteroideos (p. ej., fenbufeno, pero no ácido acetilsalicílico) puede provocar convulsiones.

Ciclosporina

Con la administración concomitante de ciprofloxacino y ciclosporina se ha observado en casos individuales un aumento transitorio de la concentración sérica de creatinina. Por este motivo, es necesario un estrecho control (dos veces por semana) de la concentración sérica de creatinina en estos pacientes.

Antagonistas de la vitamina K

La administración simultánea de ciprofloxacino y de un antagonista de la vitamina K (p. ej., warfarina, acenocumarol, fenprocumón o fluindiona) pueden potenciar el efecto anticoagulante. El riesgo puede variar según la infección subyacente, la edad y el estado general del paciente, por lo que será difícil evaluar el efecto del cipro-floxacino sobre el aumento del IIN (índice internacional normalizado). Se recomienda controlar con frecuencia el IIN durante y justo después de la administración concomitante de ciprofloxacino y un antagonista de la vitamina K.

Antidiabéticos orales

Se han observado casos individuales de hipoglucemia con la administración concomitante de ciprofloxacino y antidiabéticos orales (principalmente sulfonilureas, p. ej., glibenclamida y glimepirida), causada probablemente por la mejora de la eficacia de los fármacos antidiabéticos.

Probenecid

El probenecid afecta a la excreción renal del ciprofloxacino. La administración concomitante de probenecid (1000 mg) y ciprofloxacino (500 mg) aumentó la concentración sérica de ciprofloxacino en aproximadamente un 50%, mientras que la semivida de eliminación no varió, lo que se debe tener en cuenta para los pacientes que reciben de forma concomitante estos dos fármacos.

Metoclopramida

La metoclopramida acelera la absorción del ciprofloxacino, lo que provoca que las concentraciones plasmáticas máximas se alcancen con mayor rapidez. La biodisponibilidad del ciprofloxacino no se ve afectada.

Omeprazol

La administración concomitante de ciprofloxacino y omeprazol provoca una ligera reducción de la Cmáx y de la AUC del ciprofloxacino.

Metotrexato

Con la administración concomitante de ciprofloxacino y metotrexato pueden aumentar los niveles plasmáticos de metotrexato, debido a la inhibición competitiva de su secreción tubular. Se deberá controlar atentamente a los pacientes, ya que ello puede aumentar el riesgo de reacciones tóxicas relacionadas con el metotrexato.

Tacrolimus

Se deben extremar las precauciones en los pacientes que sean tratados de forma concomitante con tacrolimus y ciprofloxacino, ya que la conocida nefrotoxicidad o neurotoxicidad de las dos sustancias puede potenciarse como resultado de la coadministración.

Productos lácteos y alimentos ricos en calcio

El ciprofloxacino no debe tomarse con productos lácteos o alimentos con un alto contenido en calcio (p. ej., leche, yogur, zumo de frutas enriquecido con calcio), ya que podría reducirse la absorción del ciprofloxacino. Por otra parte, la absorción del ciprofloxacino no se ve alterada por el contenido de calcio de una comida normal.

Advertencias y precauciones

Trastornos cardiacos

En algunos pacientes, el ciprofloxacino provoca una prolongación del intervalo QT en el ECG (ver también la sección Reacciones adversas). Dado que las mujeres son más propensas que los hombres a presentar un valor basal QTc prolongado, pueden ser más sensibles a los medicamentos concomitantes que prolongan el intervalo QTc. Además, los pacientes de edad avanzada pueden ser más sensibles a los efectos asociados a fármacos sobre el intervalo QT. En los pacientes tratados con medicamentos que pueden prolongar el intervalo QT (p. ej., antiarrítmicos de clase IA o III, antidepresivos tricíclicos, macrólidos o antipsicóticos), se deben extremar las precauciones cuando se use ciprofloxacino de forma concomitante. De forma similar, el ciprofloxacino se deberá utilizar con precaución de forma concomitante en pacientes con riesgo de padecer una prolongación del intervalo QT (p. ej., en caso de un síndrome QT congénito, un desequilibrio de electrólitos no corregido como hipopotasemia o hipomagnesemia, y en casos de insuficiencia cardiaca, infarto de miocardio o bradicardia). Infecciones graves e infecciones mixtas con patógenos grampositivos y anaerobios.

La monoterapia con ciprofloxacino no es adecuada para el tratamiento de infecciones graves ni de infecciones que puedan estar causadas por patógenos grampositivos o anaerobios. En estos casos, el ciprofloxacino debe combinarse con otros agentes antibacterianos adecuados.

Infecciones estreptocócicas (incluido el Streptococcus pneumoniae)

El ciprofloxacino no se recomienda para el tratamien-to de las infecciones estreptocócicas por no ser lo suficientemente eficaz.

Infecciones del tracto genital

Las infecciones del tracto genital pueden ser causadas por Neisseria gonorrhoeae resistente a las fluoroquinolo-nas. Si se sabe con seguridad o se sospecha que estas infecciones están causadas por Neisseria gonorrhoeae, es especialmente importante obtener información sobre la prevalencia local de la resistencia al ciprofloxacino y confirmarla mediante pruebas microbiológicas de resistencia.

Niños y adolescentes

El tratamiento de los niños y adolescentes solo se debe iniciar tras una cuidadosa evaluación de la relación riesgo-beneficio. En concreto, se deberá prestar atención a las posibles reacciones adversas que afecten a las articulaciones y/o al tejido circundante. Como se ha documentado con otros inhibidores de la girasa, en los animales inmaduros el ciprofloxacino puede producir daños en las articulaciones que soportan peso. La evaluación de los datos de seguridad en pacientes adolescentes con fibrosis quística o infecciones complicadas de las vías urinarias no indicó daños articulares/cartilaginosos permanentes.

Los datos actuales obtenidos en niños y adolescentes avalan el uso de ciprofloxacino para el tratamiento de episodios infecciosos agudos de fibrosis quística causados por P. aeruginosa, del carbunco, de las infecciones complicadas de las vías urinarias y de la pielonefritis inducida por E. coli (ver secciones Indicaciones/Posibilidades de empleo y Posología/Administración). El ciprofloxacino no se recomienda para otras indicaciones.

Tracto gastrointestinal

En caso de diarrea intensa y persistente durante o después del tratamiento, deberá considerarse la posibilidad de la aparición de una colitis pseudomembranosa, la cual requiere atención médica inmediata. En este caso, se debe interrumpir la toma de ciprofloxacino e iniciarse un diagnóstico y tratamiento adecuados (p. ej., vancomicina oral, 250 mg 4 veces al día). Están contraindicados los preparados antiperistálticos.

Sistema hepatobiliar

Se han descrito casos de necrosis hepatocelular y de insuficiencia hepática con riesgo de muerte asociados al ciprofloxacino (ver sección Reacciones adversas). Debe interrumpirse el tratamiento con ciprofloxacino si aparecen signos o síntomas de hepatopatía como anorexia, ictericia, coluria, prurito o dolor a la palpación del abdomen. Se debe comprobar la función hepática con respecto a la aparición de posibles signos de disfunción. Pueden producirse aumentos transitorios de los niveles de transaminasas, aumentos de la fosfatasa alcalina en sangre e ictericia colestática, sobre todo en pacientes con antecedentes de disfunción hepática.

Hipersensibilidad

En casos muy raros se han notificado reacciones anafilácticas/anafilactoides (p. ej., edema facial, vascular y laríngeo; disnea e incluso choque con riesgo de muerte), algunas veces incluso tras ingerir la primera dosis. En estos casos, el tratamiento con ciprofloxacino debe suspenderse inmediatamente e iniciarse un tratamiento farmacológico adecuado (p. ej., tratamiento del choque).

Fotosensibilización

En raros casos, el ciprofloxacino puede provocar reacciones de fotosensibilidad o fototóxicas. Los pacientes deberán evitar la exposición prolongada a la luz solar mientras sean tratados con ciprofloxacino. Si esto no fuera posible, deberán usar una crema con un factor de protección solar suficientemente alto y llevar ropa adecuada para cubrir la piel.

Sistema nervioso central

Las fluoroquinolonas como el ciprofloxacino pueden provocar convulsiones o disminuir el umbral convulsivo. Si se producen convulsiones, debe suspenderse el tratamiento con ciprofloxacino. En personas epilépticas y pacientes con otras lesiones previas del sistema nervioso central (p. ej., umbral convulsivo reducido, antecedentes de convulsiones, perfusión cerebral reducida, alteraciones de la estructura cerebral o accidente cardiovascular), el ciprofloxacino solo deberá usarse tras una cuidadosa evaluación de la relación riesgo-beneficio, ya que estos pacientes presentan el riesgo de sufrir posibles reacciones adversas del sistema nervioso central. Se han notificado casos de estado epiléptico. Pueden producirse reacciones psiquiátricas incluso tras la primera administración de ciprofloxacino. En casos raros, la depresión o la psicosis pueden derivar en una conducta autolesiva como suicidio o intentos de suicidio. En estos casos, el tratamiento con ciprofloxacino deberá suspenderse inmediatamente y se tendrá que consultar a un médico para adoptar medidas adecuadas.

Neuropatía periférica

Se han notificado casos de polineuropatía sensorial o motora-sensorial que ha provocado parestesia, hipoestesia o disestesia en pacientes tratados con fluoroquinolonas, incluido el ciprofloxacino. Estas neuropatías pueden manifestarse rápidamente. Se debe advertir a los pacientes tratados con ciprofloxacino que interrumpan el tratamiento y se pongan en contacto con su médico si aparecen síntomas de una neuropatía (dolor, quemazón, hormigueo, entumecimiento o debilidad). De este modo, puede reducirse el riesgo de desarrollo de una lesión neurológica irreversible. Sistema musculoesquelético

El ciprofloxacino debe utilizarse con precaución en los pacientes con miastenia grave, ya que puede exacerbar los síntomas (ver sección Reacciones adversas). Por lo general, no debe administrarse ciprofloxacino a pacientes con antecedentes de enfermedades o molestias tendinosas relacionadas con un tratamiento con quinolonas. No obs-tante, en casos muy excepcionales, tras la confirmación microbiológica del agente patógeno y la cuidadosa eva-luación de la relación riesgo-beneficio, a estos pacientes se les puede recetar ciprofloxacino para el tratamiento de determinadas infecciones graves, en especial si ha fracasado el tratamiento de referencia o si existe resistencia bacteriana, cuando los datos microbiológicos justifiquen el uso de ciprofloxacino. Durante el tratamiento con ciprofloxacino pueden producirse tendinitis y rotura tendinosa (especialmente del tendón de Aquiles), a veces bilateral, incluso durante las primeras 48 horas de tratamiento. La tendinitis y la rotura tendinosa pueden producirse incluso meses después de la finalización del tratamiento con ciprofloxacino. El riesgo de tendinopatía puede aumentar en los pacientes de edad avanzada o que reciben tratamiento concomitante con corticoesteroides. Ante cualquier signo de tendinitis (por ejemplo, hinchazón dolorosa, inflamación), el tratamiento con ciprofloxacino deberá suspenderse inmediatamente. Se deberá procurar mantener inmovilizada la extremidad afectada.

Citocromo P450

El ciprofloxacino es un inhibidor moderadamente potente de las enzimas del citocromo P450 1A2. Se deben extremar las precauciones si se administran de forma concomitante medicamentos que son metabolizados por estas mismas enzimas (p. ej. teofilina, metilxantina, cafeína, tizanidina, duloxetina o clozapina, ropinirol u olanzapina). Pueden aumentar los niveles plasmáticos y producirse reacciones adversas específicas del fármaco debido a la inhibición del aclaramiento de estos medicamentos (ver secciones Contraindicaciones e Interacciones).

Otras advertencias y precauciones

El uso prolongado y repetido puede provocar sobreinfecciones con bacterias resistentes u hongos levaduriformes. Se debe prestar atención con respecto a la posible aparición de resistencia cruzada entre ciprofloxacino y otras fluoroquinolonas.

Dado que el ciprofloxacino se excreta principalmente a través de la orina y en menor grado a través del sistema hepatobiliar, se deben extremar las precauciones en pacientes con trastornos de la función renal. En raros casos se ha notificado cristaluria, por lo que se debe indicar a los pacientes que beban cantidades suficientes de líquidos. Los pacientes con deficiencia de la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa o antecedentes familiares de la misma son propensos a sufrir reacciones hemolíticas a las quinolonas. En consecuencia, en estos pacientes el ciprofloxacino solo se debe usar con la debida precaución.

Posología y forma de administración

Posología y duración del tratamiento en adultos

La duración del tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad y de la evolución clínica y bacteriológica. Por regla general, el tratamiento se debe continuar de forma sistemática durante al menos tres días después de la defervescencia o la desaparición de los síntomas clínicos.

Posología habitual para la administración oral en dosis individuales/dosis diarias

Indicación

Comprimidos recubiertos con película

Duración total del tratamiento

(incluido un posible tratamiento inicial parenteral con ciprofloxacino)

Infecciones de las vías respiratorias bajas

De 500 mg a 750 mg, dos veces al día

De 7 a 14 días

Infecciones de las vías respiratorias altas

Exacerbación aguda de una sinusitis crónica

De 500 mg a 750 mg, dos veces al día

De 7 a 14 días

Otitis media supurativa crónica

750 mg dos veces al día

De 28 días hasta 3 meses

Otitis maligna externa 750 mg dos veces al día de 28 días hasta 3 meses

Infecciones de las vías urinarias

De 500 mg a

750 mg, dos veces al día de

7 a 14 días

Cistitis no complicada

De 250 mg a 500 mg, dos veces al día

3 días

En mujeres premenopáusicas se pueden administrar 500 mg en forma de dosis única

Cistitis complicada, pielonefritis no complicada

500 mg dos veces al día

7 días

Pielonefritis complicada

De 500 mg a 750 mg, dos veces al día

Como mínimo 10 días; en determinadas circunstancias es posible un periodo de tratamiento de más de 21 días (p. ej., abscesos)

Prostatitis

De 500 mg a 750 mg, dos veces al día

De 2 a 4 semanas (aguda) y de 4 a 6 semanas (crónica)

Infecciones del tracto genital

Uretritis y cervicitis gonocócica (ver Advertencias y precauciones)

500 mg como dosis única

1 día (dosis única)

Epididimorquitis y enfermedad inflamatoria pélvica

De 500 mg a 750 mg, dos veces al día

Como mínimo 14 días

Infecciones del tracto gastrointestinal e infecciones intraabdominales

Diarrea causada por patógenos bacterianos, incluidas cepas de Shigella spp. distintas de la Shigella dysenteriae de tipo 1, y tratamiento empírico de la diarrea del viajero grave

500 mg dos veces al día

1 día

Diarrea causada por Shigella dysenteriae de tipo 1

500 mg dos veces al día

5 días

Diarrea causada por Vibrio cholerae

500 mg dos veces al día

3 días

Fiebre tifoidea

500 mg dos veces al día

7 días

Infecciones intraabdominales causadas por bacterias gramnegativas

De 500 mg a 750 mg, dos veces al día

De 5 a 14 días

Infecciones de la piel y los tejidos blandos

De 500 mg a 750 mg, dos veces al día

de 7 a 14 días

Infecciones de los huesos y las articulaciones

De 500 mg a 750 mg, dos veces al día

Como máximo 3 meses

Pacientes neutropénicos con fiebre, si existe la sospecha de que la fiebre esté causada por una infección bacteriana. El ciprofloxacino se debe combinar con fármacos antibacterianos adecuados, según las recomendaciones oficiales.

De 500 mg a 750 mg, dos veces al día

El tratamiento debe continuarse durante toda el periodo de neutropenia

Profilaxis de infecciones invasivas causadas por Neisseria meningitidis

500 mg como dosis única

1 día (dosis única)

Aunque se haya demostrado su eficacia en estudios clínicos, el ciprofloxacino no se considera el fármaco de primera elección para el tratamiento de una presunta neumonía o de una neumonía diagnosticada causada por Streptococcus pneumoniae.

Con respecto a la AUC, una infusión de 60 minutos con 400 mg de ciprofloxacino cada 8 horas equivale a una dosis oral de 750 mg de ciprofloxacino cada 12 horas.

Posología y duración del tratamiento en niños y adolescentes

Indicación

Dosis diaria en mg

Duración total del tratamiento (incluido un posible tratamiento inicial parenteral con Bactiflox™ Lactab™)

Fibrosis quística en niños y adolescentes (5–17 años) con episodios infecciosos agudos

20 mg/kg de peso corporal dos veces al día con un máximo de 750 mg por dosis

De 10 a 14 días

Infecciones complicadas de las vías urinarias y pielonefritis por E. coli

10–20 mg/kg de peso corporal dos veces al día con un máximo de 750 mg por dosis

De 10 a 21 días

Otras infecciones graves

20 mg/kg de peso corporal dos veces al día con un máximo de 750 mg por dosis

Según el tipo de infección

No se dispone de experiencia posológica para niños que presenten una alteración de la función renal o hepática.

Posología en pacientes de edad avanzada

Los pacientes de edad avanzada deben recibir la dosis mínima posible. En el caso de trastornos de la función renal, la dosis se debe ajustar en consecuencia (ver Indicaciones posológicas especiales más adelante).

Posología y duración del tratamiento del carbunco

Adultos, adolescentes y niños

El tratamiento debe comenzar inmediatamente tras la inhalación presunta o confirmada de los agentes patógenos del carbunco, y se debe iniciar con ciprofloxacino por vía intravenosa. En niños, adolescentes y mujeres embarazadas se deberá considerar la posibilidad de cambiar el tratamiento a (amino) penicilinas después de determinar el patrón de resistencia de la cepa de Bacillus anthracis implicada. Se presume una eficacia terapéutica tras la administración de las dosis mencionadas a continuación en función de la sensibilidad del agente patógeno in vitro y los niveles plasmáticos previstos en cada caso (ver también la sección Propiedades/Efectos).

Adultos

500 mg dos veces al día.

Niños/adolescentes

10–15 mg/kg de peso corporal dos veces al día.

En niños, la dosis máxima diaria no debe superar los 500 mg (dosis diaria máxima: 1000 mg de ciprofloxacino).

Para la profilaxis postexposición que se haya iniciado por vía intravenosa o el tratamiento tras la inhalación del agente patógeno del carbunco, se puede cambiar, según el cuadro clínico, al tratamiento oral continuado. La duración total del tratamiento (intravenoso y oral) es de 60 días.

Indicaciones posológicas especiales - adultos

Posología en el caso de trastornos de la función renal

Grado de disfunción renal

Aclaramiento de creatinina

Valor de creatinina sérica

Dosis diaria máxima

30-60 ml/min/1,73 m2

1,4-1,9 mg/100 ml (124-168 μmol/l)

1000 mg

<30 ml/min/1,73 m2

>2,0 mg/100 ml (177 μmol/l)

500 mg

Posología en trastornos de la función renal y hemodiálisis

Aclaramiento de creatinina 30–60 ml/min/1,73 m²

Dosis según la pauta anterior.

Aclaramiento de creatinina <30 ml/min/1,73 m²

Bactiflox™ Lactab™ se debe administrar los días de diálisis después de esta diálisis. En este caso, la posología debe ser la indicada en la tabla anterior para un aclaramiento de creatinina <30 ml/min/1,73 m².

Posología en trastornos de la función renal y diálisis peritoneal ambulatoria continua

1 comprimido de 500 mg de Bactiflox™ Lactab™ o 2 de 250 mg de Bactiflox™ Lactab™.

Posología en trastornos de la función hepática

En los pacientes con trastornos de la función hepática, la eliminación del ciprofloxacino solo resulta ligeramente alterada y no se precisa un ajuste de la dosis. Si existe un trastorno concomitante de la función hepática y de la renal, la dosis se deberá ajustar al grado de la disfunción renal.

Forma de administración

Bactiflox™ Lactab™ se debe tragar entero sin masticar con un poco de líquido y se puede tomar independientemente de las comidas. La ingestión con el estómago vacío acelera la absorción. Bactiflox™ Lactab™ no se debe tomar junto con productos lácteos (p. ej., leche o yogur) ni con bebidas enriquecidas con minerales (p. ej., zumo de naranja enriquecido con calcio) (ver también la sección Interacciones).

En los casos graves o si el paciente no puede tomar comprimidos, se recomienda comenzar el tratamiento con ciprofloxacino administrado por vía intravenosa hasta que el cambio a la administración por vía oral sea posible. Ver sección Instrucciones de manipulación.

Sobredosis

Síntomas

En el caso de una sobredosis única masiva, en algunos casos se ha observado toxicidad renal reversible.

Medidas terapéuticas

Además de las medidas de urgencia habituales, se recomienda controlar la función renal y el pH urinario y efectuar una acidificación, si es preciso, a fin de evitar una posible cristaluria, así como administrar antiácidos que contengan calcio o magnesio, ya que reducen la absorción del ciprofloxacino. Con hemodiálisis o diálisis peritoneal solo se elimina del organismo un pequeño porcentaje de ciprofloxacino (<10 %). Se debe garantizar una hidratación adecuada para evitar la cristaluria.

Presentación

Bactiflox™ 250 mg Lactab™: envases de 10 y 20 (A).

Bactiflox™ 500 mg Lactab™: envases de 10 y 20 (A).

Bactiflox™ 750 mg Lactab™: envases de 20 (A).

Fecha de la información: enero 2014.

Importado y Distribuido por Acino Pharma Ecuador, S.A.

Fabricado por Acino Pharma AG, Aesch, Suiza, para Acino Pharma AG, Liesberg, Suiza.

Para reportes o consultas relativos a la seguridad del producto – favor de enviar un correo electrónico a: pv@acino.swiss

Distribuido por

Acino Pharma

Av. de los Shyris N34-152 y Holanda

Edificio Shyris Center, Ofic 1401

Teléfono: 26050643 www.acino.swiss