Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Panamá
VIJOMIKIN Solución inyectable
Marca

VIJOMIKIN

Sustancias

AMIKACINA

Forma Farmacéutica y Formulación

Solución inyectable

Presentación

1 g Solución inyectable,

500 mg Solución inyectable,

COMPOSICIÓN: Cada VIAL contiene:

VIJOMIKIN® 500 mg:

Amikacina base 500 mg

Vehículo c.s.p. 2 mL

VIJOMIKIN® 1 g:

Amikacina base 1 g

Vehículo c.s.p. 4 mL

INDICACIONES: La amikacina de VIJOMIKIN® se recomienda en los casos de infecciones por bacterias Gram-positivas en los casos de: Infecciones de vías urinarias, septicemia, neumonías, otitis, infecciones grastrointestinales, peritonitis, sinusitis, gonorrea.

En casos de infecciones con gérmenes altamente resistentes, se puede usar combinada con ceftriaxona (Rocefort), aplicándolas separadamente.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad o reacciones tóxicas serias a los aminoglucósidos.

No se ha establecido su seguridad en el embarazo ni en la lactancia.

EFECTOS SECUNDARIOS: Los aminoglucósidos pueden inducir como posible efecto secundario ototoxicidad o nefrotoxicidad, y son capaces de producir bloqueo neuromuscular.

Además, se han reportado erupciones cutáneas, fiebre medicamentosa, cefaleas, tinnitus, vértigo y sordera parcial irreversible.

En pacientes con insuficiencia renal tratados con amikacina y un diurético de acción rápida se ha observado pronto desarrollo de pérdida de la audición.


DOSIFICACIÓN: Administrar 5 mg (base) por kg de peso corporal vía I.M. o I.V. cada 8 horas, o 7.5 mg (base) por kg de peso corporal vía I.M. o I.V. cada 12 horas por 7 a 10 días.

Infecciones de vías urinarias: 250 mg (base) cada 12 horas.

Recién nacidos y lactantes: Al inicio 10 mg/kg seguidos de 15 mg/kg/día en dos fracciones cada 12 horas.

La administración I.V. se hace por infusión, diluyendo 500 mg en 100 o 200 mL de solución salina o dextrosa al 5% y pasando por goteo en 30 o 60 minutos.

Para la mayoría de las infecciones, se prefiere la vía intramuscular, pero en las infecciones que amenazan la vida, o en pacientes en quienes no es practicable la inyección intramuscular, puede utilizarse la vía endovenosa en infusión, diluyendo 500 mg en 100 o 200 mL de solución salina o dextrosa al 5%, pasar en 30-60 minutos.