Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Panamá
LOTRIAL Comprimidos
Marca

LOTRIAL

Sustancias

ENALAPRIL

Forma Farmacéutica y Formulación

Comprimidos

Presentación

Envase(s), 100 Comprimidos, 10 Miligramos

Envase(s), 100 Comprimidos, 20 Miligramos

Envase(s), 30 Comprimidos, 10 Miligramos

Envase(s), 30 Comprimidos, 20 Miligramos

Envase(s), 30 Comprimidos, 5 Miligramos

FÓRMULAS:

LOTRIAL 5: Cada COMPRIMIDO contiene:

Enalapril maleato

5 mg

Exc. c.s.

LOTRIAL 10: Cada COMPRIMIDO contiene:

Enalapril maleato

10 mg;

Exc. c.s.

LOTRIAL 20: Cada COMPRIMIDO contiene:

Enalapril maleato

20 mg;

Exc. c.s.

INDICACIONES: LOTRIAL está indicado en la hipertensión arterial. Solo o en combinación con diurético tiazídico, incluso en hipertensión maligna, refractaria o acelerada y en el tratamiento de la hipertensión renovascular (excepto en pacientes con estenosis bilateral de la arteria renal o estenosis de la arteria renal con riñón único).

El enalapril está indicado, en combinación con diuréticos y digitálicos, en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca congestiva que no responde a otras medidas. Enalapril está indicado en el tratamiento de la disfunción ventricular izquierda (fracción de eyección ≤ 35%) en pacientes clínicamente estables y asintomáticos. Enalapril ha demostrado disminuir la frecuencia del desarrollo de insuficiencia cardiaca evidente y disminuir la frecuencia de hospitalización secundaria a insuficiencia cardiaca.

Tratamiento de la hipertensión arterial en esclerodermia y crisis renales en esclerodermia.


ACCIÓN FARMACOLÓGICA: Si bien el íntimo mecanismo antihipertensor de enalapril es aún no bien conocido, se sabe que está vinculado a la inhibición de la actividad de la enzima convertidora lo que produce una menor conversión de la angiotensina I en angiotensina II, siendo esta última un potente vasoconstrictor. La reducción de la concentración de la angiotensina II induce un incremento plasmático secundario de la actividad de la renina y una reducción directa de la secreción de aldosterona. Los inhibidores de la enzima convertidora podrían ser menos efectivos en el control de la presión arterial en pacientes hipertensos con baja actividad plasmática de renina, comparada con hipertensos con actividad renínica normal o alta. Los inhibidores de la enzima convertidora reducen la resistencia arterial periférica. Además han sido sugeridos pero aún no probados, un posible efecto sobre el sistema Kalicreína-kinina (interfiriendo con su degradación e induciendo un incremento de la concentración de bradikinina) y un incremento de la síntesis de prostaglandinas.

Como vasodilatador en la insuficiencia cardiaca congestiva, disminuye la resistencia vascular periférica (postcarga), la resistencia capilar pulmonar (precarga) y la resistencia vascular pulmonar, lo que produce en consecuencia, una mejoría del volumen sistólico y de la tolerancia al ejercicio.

La absorción en el tracto digestivo, es del 60%, y no es afectada por la presencia de alimentos. Sufre una biotransformación hepática donde es hidrolizado a enalaprilato, su metabolito activo, este se fija moderadamente a las proteínas (50 a 60% aproximadamente), su vida media es de 11 horas y se incrementa en caso de insuficiencia renal. El comienzo de su acción, para una dosis única se establece en 1 hora. El tiempo de concentración plasmática máxima es de 1 hora y de 3 a 4 horas para enalaprilato. El tiempo de efecto máximo ocurre a las 4 a 6 horas y la duración de la acción es de 24 horas. El 60% se elimina por vía renal, 20% como enalapril y 40% como enalaprilato.

CONTRAINDICACIONES:

Deben ser evaluados los riesgos y los beneficios cuando exista alguno de los siguientes problemas médicos: Antecedentes de angioedema previos al tratamiento con enalapril o angioedema hereditario o angioedema idiopático. Estos pacientes presentan un incremento en el riesgo de un angioedema inducido por enalapril.

Enfermedades autoinmunes graves, especialmente lupus eritematoso sistémico o esclerodermia. Estos pacientes tienen un riesgo mayor de desarrollar una neutropenia o agranulocitosis.

Depresión de la médula ósea.

Insuficiencia vásculo cerebral o coronaria: La isquemia puede ser agravada como resultado de la reducción de la presión arterial. Un accidente vásculo cerebral o un infarto de miocardio puede ser precipitado. Diabetes mellitus. Aumento del riesgo de hiperkalemia.

Hiperkalemia: Estenosis bilateral de la arteria renal, pacientes con riñón único o con transplante renal. Puede incrementarse el riesgo de insuficiencia renal.

Insuficiencia renal: La disminución de la excreción renal de enalapril produce un incremento de su concentración con el consiguiente riesgo de desarrollar una hiperkalemia. Los pacientes con insuficiencia renal pueden requerir una dosis más baja o menos frecuente e incrementos menores de la dosis.

En pacientes con insuficiencia renal grave, si se requiere tratamiento con diuréticos, es recomendable usar diuréticos de asa en lugar de tiazidas.

No administrar a pacientes con historia de hipersensibilidad al enalapril o a otro inhibidor de la ECA.

Se requiere precaución en pacientes sometidos a una dieta hiposódica severa; estos pacientes pueden estar deplecionados de volumen y la dosis inicial del inhibidor de la ECA puede ocasionar una súbita reducción de los niveles de angiotensina II, la que estaba manteniendo un estado cercano a la normotensión; esto puede resultar en una brusca y severa hipotensión.

Insuficiencia hepática: Podría reducir el metabolismo de enalapril y su conversión a enalaprilato, su metabolito activo.

ADVERTENCIAS: Hipersensibilidad y problemas vinculados. Ver Reacciones adversas (angioedema).

Se han descrito reacciones anafilácticas durante la exposición a las membranas de diálisis con alto flujo, en pacientes tratados concomitantemente con inhibidores de la ECA. Estas reacciones también han sido descritas en pacientes expuestos a aféresis con lipoproteínas de baja densidad (sulfato de dextrán).

Los inhibidores de la ECA pueden causar morbilidad y muerte de fetos y neonatos. Varias decenas de casos han sido reportados en la literatura internacional. Cuando el embarazo es diagnosticado, los inhibidores de la ECA deben ser discontinuados de inmediato.

La administración de inhibidores de la ECA durante el segundo y tercer trimestre del embarazo puede causar daño fetal y de neonatos (ver. Precauciones).

Las madres cuyos embriones o fetos pudiesen haber sido expuestos a un inhibidor de la ECA durante el primer trimestre deben ser informadas de eventuales complicaciones.

En casos excepcionales (probablemente menos del 1%) en los que no exista otra alternativa que proseguir con el tratamiento, la madre debe ser apropiadamente informada del peligro potencial para su feto y se deben realizar ecografías seriadas para evaluar el desarrollo y evolución intraamniótico.

Cirugía y anestesia: En los pacientes a los que se les realizará una cirugía mayor bajo anestesia con agentes que pueden producir hipotensión, se debe tener en cuenta que el enalapril puede bloquear la producción de angiotensina secundaria a una liberación compensatoria de renina. Si se produjera hipotensión y se sospecha que está involucrado este mecanismo, deberá corregirse con expansores de volumen.

Hipotensión excesiva: Es rara, principalmente en pacientes hipertensos no complicados tratados con enalapril solo. En pacientes con insuficiencia cardiaca puede presentarse hipotensión con las primeras dosis, no siendo necesario discontinuar el tratamiento si se respetan las instrucciones de empleo (vigilar al paciente cuando se inicia el tratamiento). Pacientes con riesgo aumentado son los que presentan insuficiencia renal, terapia previa con diuréticos, diálisis renal y severa depleción de sodio y volumen, se deberán emplear dosis menores, corregir la depleción de sodio y volumen y tal vez reducir la dosis del diurético. Vigilar estrechamente a estos pacientes durante una o dos semanas.

Los pacientes con infarto de miocardio deben ser estrechamente controlados, ya que una hipotensión puede tener graves consecuencias.

Si se instalara hipotensión arterial colocar al paciente en decúbito, administrar infusión salina intravenosa. (Ver. Reacciones adversas y precauciones).

Neutropenia, agranulocitosis: (Ver. Interacciones y Reacciones adversas).

Insuficiencia hepática: (Ver. Interacciones y Reacciones Adversas).


PRECAUCIONES:

Sensibilidad cruzada: Los pacientes sensibles a un inhibidor de la enzima convertidora lo pueden ser a otros.

Carcinogénesis: Estudios en ratas por 106 semanas y en ratones por 94 semanas a las que se le administró dosis superiores a 150 y 300 mg de la recomendada a humanos (basado en paciente de 50 kg) respectivamente, no revelaron incidencia de tumorogénesis o carcinogénesis.

Mutagénesis: No se hallaron evidencias de mutagénesis en los diversos test, tales como Ames en bacterias con o sin activación metabólica, E. coli, test de las cromátidas hermanas en cultivos de células de mamíferos, test del micronúcleo en ratones in vivo, estudios citogénicos con médula ósea de ratón.

Embarazo y reproducción: Los inhibidores de la ECA pueden causar morbilidad y mortalidad neonatal cuando se administran a mujeres embarazadas. Los inhibidores de la ECA deben ser discontinuados tan pronto como se diagnostique el embarazo. Los inhibidores de la ECA cruzan la placenta, la exposición fetal a ellos durante el segundo y tercer trimestre del embarazo pueden causar hipotensión, falla renal, anuria, hipoplasia del cráneo y aún la muerte del recién nacido. También se ha reportado oligohidramnios materno, que posiblemente sea el reflejo de la disminución de la función renal del feto.

El enalapril ha sido removido de la circulación neonatal por diálisis peritoneal.

Se recomienda que los niños que hayan estado expuestos, dentro del útero, a inhibidores de la ECA, sean observados estrechamente debido a los riesgos de hipotensión, oliguria e hiperkalemia. La oliguria debe ser tratada con medidas de soporte de la presión sanguínea y perfusión renal por la administración de líquidos y fármacos presores si son necesarios.

Lactancia: Enalapril es distribuido en la leche materna, sin embargo no ha sido documentado ningún tipo de problemas en seres humanos.

Pediatría: En la población pediátrica no se han realizado estudios apropiados que relacionen la edad con los efectos de los inhibidores de la ECA. Sin embargo, el uso de estos inhibidores en un número limitado de neonatos y niños, ha permitido identificar algunos potenciales problemas específicos de la pediatría. En neonatos y en niños, existe el riesgo de oliguria y anormalidades neurológicas, posiblemente como resultado de la disminución de los flujos renal y cerebral como resultado de una marcada y prolongada reducción de la presión sanguínea causada por los inhibidores de la ECA; se recomiendan dosis iniciales bajas y estrecho monitoreo.

Geriatría: Los inhibidores de la enzima convertidora son considerados como los más efectivos antihipertensivos en pacientes con actividad de renina normal o elevada. Si bien la actividad de la renina plasmática parecería declinar con la edad, los pacientes geriátricos podrían ser menos sensibles a los efectos hipotensivos de los inhibidores de la enzima convertidora. Por otra parte la concentración sérica elevada de los inhibidores de la ECA por un deterioro de la función renal, podría compensar la menor dependencia a los bajos niveles de la renina. Estudios farmacocinéticos con algunos inhibidores de la ECA han demostrado mayores concentraciones máximas en suero y área bajo la curva (AUC) en gerontes a los que se les administró dosis de igual rango a las administradas en sujetos jóvenes.

Adicionalmente no se han observado diferencias significativas en la respuesta antihipertensiva y en la incidencia de efectos adversos en este grupo de pacientes. No obstante algunos gerontes podrían evidenciar mayor respuesta a los efectos hipotensivos de los inhibidores de la ECA y en consecuencia requerir mayor precaución cuando se administre un inhibidor de la ECA.

Alteraciones de las pruebas de laboratorio: Iodohipurato sódico I123/I131 en diagnóstico de riñón por imágenes. En pacientes con estenosis de la arteria renal, es probable que enalapril pueda causar una disminución reversible en la localización y excreción del Iodohipurato marcado o del tecnesio Tc99 pentetato en el riñón afectado, lo que podría originar confusión así como disminución de la función renal relacionada con la droga.

Fosfatasa alcalina sérica, bilirrubina sérica, transaminasa sérica. Se ha informado que sus valores pueden estar incrementados.

Título de anticuerpos antinúcleo: Se han informado resultados falsos positivos.

Nitrógeno ureico en sangre, hematocrito o hemoglobina. Los valores pueden estar discretamente disminuidos.

Potasio sérico: Las concentraciones podrían estar levemente incrementadas como resultado de la reducción de la aldosterona circulante y la concomitante reducción de la fracción de filtración glomerular, especialmente en pacientes con insuficiencia renal.

Sodio sérico: Las concentraciones pueden estar discretamente disminuidas durante el comienzo del tratamiento.

REACCIONES ADVERSAS: Se ha reportado proteinuria en pacientes que recibieron enalapril, la incidencia tiene un rango de 0% a 1,4%. Se ha reportado insuficiencia renal reversible durante el tratamiento con inhibidores de la ECA, especialmente en pacientes con estenosis bilateral de la arteria renal o riñón único. Existe también evidencia de desarrollo de insuficiencia renal en pacientes deplecionados de sodio/volumen, secundario a un tratamiento previo con diuréticos o a un severo régimen hiposódico severo especialmente en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva.

Hepatotoxicidad ha sido mencionada rara vez en pacientes tratados con enalapril, la colestasis sería más frecuente, si bien la necrosis hepática e injuria hepatocelular han sido reportadas. Los síntomas mas comunes son ictericia, prurito y sensibilidad abdominal. La hepatotoxicidad asociada con inhibidores de la ECA es generalmente reversible con la suspensión del tratamiento.

Se ha descrito sensibilidad cruzada entre captopril y enalapril y entre lisinopril y enalapril.


EFECTOS ADVERSOS QUE REQUIEREN TRATAMIENTO MÉDICO:

Incidencia poco frecuente: Hipotensión. Mareos, aturdimiento, pérdida de conocimiento, especialmente al comenzar el tratamiento en pacientes deplecionados de sodio/volumen o en pacientes que reciben un inhibidor de la ECA por presentar insuficiencia cardiaca congestiva.

Rash cutáneo con o sin prurito, fiebre o artralgias.

Lesiones máculo papulosas y más raramente rash urticariano descritas para captopril durante las primeras 4 semanas de tratamiento y que usualmente desaparecen con la reducción de la dosis o suspensión de la misma, podrían producirse, pero menos frecuentemente, con otros inhibidores de la ECA.

Incidencia rara: Angioedema de las extremidades, cara, labios, membranas mucosas, glotis, lengua y/o laringe (problemas repentinos para deglutir o respirar; edema facial, boca, manos o pies, carraspera) especialmente luego de la dosis inicial; dolor de pecho; hiperkalemia (confusión, arritmia; nerviosidad; entumecimiento u hormigueo en manos; pies o labios; taquicardia o disnea [dificultad para respirar]; debilidad o pesadez en piernas); neutropenia o agranulocitosis (fiebre y escalofríos) pancreatitis (dolor abdominal; náuseas; vómitos; distensión abdominal; fiebre).

El angioedema incluye la lengua, glotis o laringe pudiendo causar obstrucción respiratoria, la que puede resultar fatal.

El dolor precordial se asocia generalmente con hipotensión severa.

La incidencia de neutropenia o agranulocitosis es mucho más elevada en pacientes con insuficiencia renal o enfermedades del colágeno (p. ej. lupus eritematoso sistémico o esclerodermia). La neutropenia parece ser dosis dependiente y puede comenzar generalmente dentro de los tres meses de iniciado el tratamiento, el punto más bajo de recuento de leucocitos se observa luego de 10 a 30 días y persiste alrededor de dos semanas luego de discontinuar el tratamiento.

Efectos adversos que requieren atención médica sólo si son intensos o persistentes:

Incidencia mas frecuente:

Tos seca continua, cefalea.

La tos generalmente suele presentarse dentro de la primera semana de tratamiento (o desde el comienzo del tratamiento o varias semanas después de iniciado), persiste a lo largo del tratamiento y desaparece en unos pocos días al discontinuar el inhibidor de la ECA. Es característica de esta tos en su comienzo con sensación de picazón en la pared posterior de la garganta que lleva a una tos seca, no productiva, persistente, pudiendo ser más intensa por la noche en posición decúbito o acostado, su comienzo puede ser también paroxístico y puede cursar en forma episódica o intermitente, pudiendo ocasionalmente acompañarse de ronquera o afonía o vómitos.

Incidencia poco frecuente: Diarrea, disgeusia (pérdida del sentido del gusto), fatiga (cansancio inusual); náuseas.

La pérdida del sentido del gusto es generalmente reversible luego de dos o tres meses, pese a continuar con el tratamiento; podría asociarse con pérdida de peso.

INCOMPATIBILIDADES: LOTRIAL comprimidos carece de incompatibilidades, excepto las descritas en interacciones.


INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS Y ALIMENTOS: Las siguientes interacciones han sido seleccionadas en base a su potencial significado clínico.

Las combinaciones conteniendo alguno de los siguientes medicamentos depende de la cantidad presente pudiendo así interactuar con este fármaco.

Alcohol o diuréticos. Otros medicamentos hipotensores. Medicaciones que producen hipotensión:

Alcohol; Aldesleukina; alprostadil; amantadina; amifostina; anestésicos generales; inhibidores de la enzima convertidora; antidepresivos; inhibidores de la monoaminooxidasa; antidepresivos tricíclicos; antihipertensivos; benzodiazepinas de uso preanestésico; agentes bloqueantes beta-adrenérgicos; Bretilium; bromocriptina; agentes bloqueantes de los canales de calcio; suplementos cálcicos parenterales; carbidopa y levodopa; clozapina; agentes de contraste: radiopacos, hidrosolubles orgánicos iodados (de uso intravascular); agentes de contraste: paramagnéticos; supermagnéticos; deferoxamina (cuando se la emplea por vía intravenosa en dosis superiores a 15 mg/kg/hora); diuréticos; edetato cálcico disódico; edetato disódico; gadopentetato; haloperidol; bromperidol; hidralazina; levodopa; lidocaína sistémica; loxapina; sulfato de magnesio parenteral; maprotilena; molindona; nabilona (en altas dosis); nefazodona; nitratos; nitritos; olanzapina; opioides (narcóticos); analgésicos (incluyendo alfentanil; fentanil y sufentanil); quinidina; risperidona; tioxantenos; agentes trombolíticos; tizanidina; tocainida; tiazodona; venlafaxina.

Su empleo concurrente con otros inhibidores de la ECA puede producir un efecto hipotensivo aditivo. Los agentes antihipertensivos que producen aumento de la concentración plasmática de renina comprometen la actividad simpaticomimética, producen un gran efecto aditivo; aunque algunos antihipertensivos y/o diuréticos pueden ser combinados ventajosamente, su empleo terapéutico debe ser cuidadoso y podría ser necesario ajustar la posología cuando un fármaco es discontinuado. Si se produjera una significativa absorción de un beta-bloqueante oftalmológico, podría potenciarse el efecto hipotensivo de enalapril. Una súbita y severa hipotensión podría producirse durante la 1a y 5a hora luego de iniciado el tratamiento (1a dosis) con enalapril, principalmente en pacientes deplecionados de sodio/volumen como resultado de un tratamiento con diuréticos previo. Se impone suspender el diurético o incrementar el aporte de sodio aproximadamente durante 2 ó 3 días previos al inicio del tratamiento con enalapril o bien iniciarlo con dosis menores, para minimizar una posible reacción no deseada, no es usual que esto suceda con las dosis siguientes, aunque se deberá tener precaución al incrementarlas. De ser necesario, el tratamiento con diuréticos puede ser reinstituido.

El riesgo de insuficiencia renal podría verse incrementado en pacientes portadores de depleción de sodio/volumen como resultado de una terapia previa con diuréticos. El enalapril podría reducir el aldosteronismo secundario y la hipokalemia inducida por diuréticos. Analgésicos, Antiinflamatorios no esteroides (AINE): Este tipo de fármacos especialmente indometacina y posiblemente otros AINE, pueden antagonizar los efectos antihipertensivos de enalapril por inhibición de la síntesis de prostaglandinas a nivel renal y/o inducir retención de sodio y agua; los pacientes deben ser cuidadosamente monitoreados para confirmar que el efecto terapéutico sea el adecuado.

Sangre de bancos: Pueden contener más de 30 mEq/l (mmol) de potasio por litro de plasma y hasta 65 mEq (mmol) por litro de sangre entera si tiene más de 10 días en el banco; ciclosporina o diuréticos ahorradores de potasio o leche con bajo contenido de sodio (pueden contener hasta 60 mEq/l (mmol) de potasio), medicamentos conteniendo potasio o suplementos de potasio o sustancias conteniendo altas concentraciones de potasio o sustitutos de la sal (generalmente contienen altas concentraciones de potasio): su empleo concurrente con los inhibidores de la ECA pueden inducir una hiperkalemia por reducción de la secreción de aldosterona, por lo que se aconseja dosar el potasio sérico periódicamente, si se emplean en forma concurrente alguna de estas sustancias. Su empleo concurrente no es recomendable en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva.

Fármacos depresores de la médula ósea: La asociación con estas drogas puede aumentar los efectos leucopénicos y trombocitopénicos (si es necesaria esta asociación deberá realizarse una estrecha vigilancia de los efectos mielotóxicos): Aldesleukina; altretamina; anfotericina b sistémica; complejos lípidos de anfotericina B; anastrazol; azatioprina; busulfan; carboplatino; carmustina; clorambucilo; cloranfenicol; fosfato crómico P32; cisplatino; cladribina; clozapina; colchicina; ciclofosfamida; citarabina; dacarbazina; dactinomicina; daunorubicina; daunorubicina liposomal; didanosina; docetaxel; doxorubicina; doxorubicina liposomal; eflornitina; etoposida; floxuridina; flucitosina; fludarabina; fluorouracilo sistémico; ganciclovir; gemcitabina; hidroxiurea; idarubicina; ifosfamida; interferón gamma; interferón alfa; irinotecan; lomustina; mecloretamina sistémica; melfalan; mercaptopurina; metotrexato; mitomicina; mitoxantrona; paclitaxel; pegasparagosa; pentostatin; plicamicina; procarbazina; ioduro de sodio I131, fosfato de sodio P32, cloruro de estroncio 89; estreptocina; tioguanina; tiotepa; topotecan; trimetrexato; uracilo mostaza; vidarabina sistémica (en altas dosis); vinblastina; vincristina; vinorelbina; zidovudina.

Su empleo concurrente con enalapril puede producir un incremento del riesgo de desarrollar una neutropenia y/o agranulocitosis potencialmente fatal.

Estrógenos: Los estrógenos pueden inducir retención de sodio y agua lo que puede producir elevación de la presión arterial; los pacientes deben ser cuidadosamente monitoreados para detectar una eventual falla terapéutica.

Litio: Un incremento reversible de la concentración sérica de litio con la consiguiente toxicidad, ha sido informado durante el empleo concurrente con enalapril, por lo que es necesario el monitoreo de la concentración de litio durante el empleo concurrente.

Simpaticomiméticos: El empleo concurrente con estos fármacos puede reducir el efecto antihipertensivo de LOTRIAL, por lo que los pacientes deben ser cuidadosamente monitoreados para confirmar el resultado del tratamiento antihipertensivo.

DOSIS Y VÍAS DE ADMINISTRACIÓN: Información general. La dosis debe ser, en todos los casos, ajustada a las necesidades de cada paciente sobre la base de la respuesta clínica.

El efecto hipotensivo de los indicadores de la ECA es aproximadamente similar en posición de pie y en decúbito.

Si se produjera un incremento del nitrógeno ureico y de la concentración de creatinina sérica, podrá ser necesario reducir la dosis del inhibidor de la ECA y/o discontinuar los diuréticos. La posibilidad de una hipertensión renovascular también debería ser considerada, especialmente en presencia de un riñón único, transplante de riñón o de estenosis bilateral de la arteria renal. Debe tenerse precaución al comenzar el tratamiento con inhibidores de la ECA en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva que han sido tratados con glucósidos digitálicos y/o diuréticos. Si el paciente estuviese deplecionado de sodio/agua, se deberá comenzar el tratamiento con dosis menores.

Si se produjera hipotensión sintomática, debe reducirse la dosis del inhibidor de la ECA o biendiscontinuarlo.

Es recomendable en pacientes con tratamiento diurético, suspenderlo dos a tres días antes de iniciar el tratamiento con LOTRIAL, excepto en pacientes con hipertensión arterial progresiva o maligna o hipertensión arterial de difícil control. En estos pacientes el tratamiento con LOTRIAL puede ser iniciado en forma inmediata en bajas dosis y con extremo control del paciente.

LOTRIAL es generalmente eficaz con una sola toma diaria, pero si el efecto antihipertensivo disminuye antes de cumplirse las 24 horas, la dosis diaria total puede ser administrada en dos tomas.

La hemodiálisis reduce la concentración sérica de LOTRIAL en aproximadamente 35%. En el angioedema con tumefacción limitada a la cara, labios, mucosa bucal y extremidades, usualmente no es necesario otro tratamiento más que la suspensión del medicamento, si bien los antihistamínicos pueden aliviar los síntomas.

El agioedema que compromete lengua, glotis o laringe puede requerir discontinuar el tratamiento con el inhibidor de la ECA y hospitalizar al paciente. Administrar epinefrina por vía subcutánea (rara vez IV); clorhidrato de difenhidramina e hidrocortisona por vía intravenosa.

Dosis usual en adultos y adolescentes:

Antihipertensivo. Dosis inicial: 5 mg una vez al día, la posología puede ser ajustada luego de una o dos semanas, de acuerdo a respuesta terapéutica.

Dosis de mantenimiento: 10 a 40 mg por vía oral por día en una o dos tomas diarias.

Nota: Una dosis inicial de 2,5 mg puede ser empleada en pacientes que presentan una depleción de sodio y agua como consecuencia de un tratamiento previo con diuréticos o bien en pacientes que continúan bajo tratamiento diurético o en pacientes con insuficiencia renal (clearance de creatinina menor de 30 ml/minuto). Estos pacientes deben permanecer bajo estricto control médico, por lo menos hasta dos horas después de la dosis inicial y durante otra hora luego que los valores tensionales se han estabilizados. Se prestará especial vigilancia por una eventual excesiva hipotensión arterial.

Insuficiencia cardiaca congestiva (vasodilatador). Dosis inicial: 2,5 mg una o dos veces por día, la posología debe ser ajustada luego de una o dos semanas, de acuerdo con la respuesta clínica.

Dosis de mantenimiento: 5 a 40 mg por día en una o dos tomas diarias.

Insuficiencia ventricular izquierda asintomática: 2,5 mg por vía oral dos veces por día, controlando la tolerancia hasta encontrar la dosis adecuada, que puede ser de 20 mg por día en dos tomas.

Nota: Los pacientes deben permanecer bajo vigilancia y supervisión médica por lo menos 2 horas y hasta lograr estabilizar la presión arterial durante una hora adicional luego de la primera dosis.

En pacientes con hiponatremia (concentración de sodio sérico inferior a 130 mEq/l) o creatinina sérica elevada: 1,6 mg/dl, se aconseja una dosis inicial de 2,5 mg una vez al día.

Si fuese posible, la dosis de diuréticos debe ser reducida para prevenir una hipotensión.

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS: Fundamentalmente administrar expansores de volumen para corregir la hipotensión. Enalapril es removible por hemodiálisis.

PRESENTACIONES:

LOTRIAL 5: Envases conteniendo 30 comprimidos.

LOTRIAL 10: Envases conteniendo 30 y 100 comprimidos.

LOTRIAL 20: Envases conteniendo 30 y 100 comprimidos.

ROEMMERS CENTROAMÉRICA