Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Panamá
KETODERM Crema
Marca

KETODERM

Sustancias

BETAMETASONA, GENTAMICINA, KETOCONAZOL

Forma Farmacéutica y Formulación

Crema

Presentación

Caja, 1 Tubo, Crema, 15 Gramos

COMPOSICIÓN

Cada gramo contiene:

Ketoconazol

20.0 mg

Sulfato de gentamicina equivalente a de gentamicina base

1.0 mg

Dipropionato betametasona equivalente a de betametasona

0.5 mg

Excipiente c.s.p.

1.0 g

INDICACIONES: Todas las dermatosis que respondan a la corticoterapia tópica y en las que se sospeche o confirme la presencia de bacterias y/u hongos: Eczema numular, eczema seborreico, eczema dishidrótico, eczema en caso de síndrome varicoso (salvo el empleo directo sobre las úlceras de la pierna).

Infecciones bacterianas con marcada sintomatología inflamatoria: Piodermias (foliculitis, impétigo), eritrasma. Dermatomicosis producidas por dermatofitos, levaduras u hongos levulimorfos (tinea, candidiasis, pitiriasis versicolor), cuando las manifestaciones inflamatorias o la eczematización secundaria ocupen el primer plano.

CONTRAINDICACIONES: Procesos tuberculosos o luéticos en la zona de tratamiento; afecciones.


PRECAUCIONES Y CONTRAINDICACIONES: KETODERM® Crema no debe usarse en pacientes con tuberculosis de la piel, herpes simple, varicela. No debe usarse en ios ojos. Como la gentamicina no es efectiva contra los hongos, pacientes con infecciones micóticas o por levaduras deben recibir tratamiento antimicótico especifico.

ADVERTENCIA: Evítese el contacto de KETODERM® con la conjuntiva ocular. No utilizar en la cara en presencia de dermatitis perioral. El empleo prolongado de KETODERM® puede producir resequedad en el área en donde fue aplicada. Como ocurre con todos los preparados que contienen un antibiótico, el empleo prolongado de KETODERM® puede dar lugar a una hiper-proliferación de microorganismos resistentes, incluidos los micetos, de aquí que sea conveniente mantener al paciente bajo control. En tales casos, hay que suspender el tratamiento y tomar las medidas adecuadas. Por principio, durante el primer trimestre del embarazo no deberían aplicarse corticoides tópicos. Particularmente hay que evitar su aplicación prolongada y/o sobre superficie corporal extensa.

REACCIONES ADVERSAS: Cuando se tratan zonas cuya extensión es igual o superior al 10% de la superficie corporal, y/o cuando el tratamiento dura más de 4 semanas, no puede excluirse que aparezcan manifestaciones secundarias locales como: Atrofias cutáneas, telangiectasias, estrías, cuadros acneiformes, dermatitis perioral, hipertricosis, así como efectos sistémicos por absorción del corticoide. En casos raros, son posibles reacciones alérgicas de la piel. También debe prestarse atención a la posible presencia de efectos secundarios en recién nacidos, cuyas madres llevaron a cabo un tratamiento prolongado o sobre superficie corporal extensa, durante la gestación o la lactancia (como, por ejemplo, la reducción de las funciones adrenocorticales cuando se aplicó el preparado en las últimas semanas de la gravidez).

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: No se han reportado hasta la fecha.

DOSIFICACIÓN: Como regla general, se comienza el tratamiento aplicando KETODERM® en capa fina 2 o 3 veces al día, según la gravedad del caso. Iniciada la mejoría clínica, basta por lo general una sola aplicación. En las dermatitis de origen infeccioso, una vez desaparecida la inflamación y si fuera necesario se puede proseguir el tratamiento con Gentax® crema antibiótica. En lactantes y niños de 4 años no debe mantenerse el tratamiento durante más de 3 semanas, sobre todo en zonas cubiertas por el pañal.


VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Tópica.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL

Síntomas: El uso excesivo o prolongado de corticosteroides tópicos puede suprimir la función pituitosuprarrenal, dando lugar a insuficiencia suprarrenal secundaria con manifestaciones de hipercorticismo, incluyendo el síndrome de Cushing. Una sola sobredosis de gentamicina no deberá producir síntomas. El uso tópico prolongado y excesivo de gentamicina puede producir proliferación de microorganismos no susceptibles.

Tratamiento: Está indicado el tratamiento sintomático apropiado. Los síntomas hlpercorticoideos agudos son virtualmente reversibles. Si es necesario, se debe tratar el desequilibrio electrolítico. En caso de toxicidad crónica se aconseja retirar los corticosteroides gradualmente. Si se produce la proliferación de microorgansimos susceptibles, deberá suspenderse el tratamiento.

DESCRIPCIÓN: El dipropionato de betametasona produce un marcado efecto antiinflamatorio, antiprurítico y vasoconstrictor, que se asocia a la acción antimicótica del ketoconazol y a la antibiótica de la gentamicina. La acción combinada de las tres sustancias hace de KETODERM® un producto con un gran campo de aplicación en la práctica dermatológica.

PRESENTACIÓN: Caja conteniendo un tubo de KETODERM® Crema 15 gramos.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente no mayor de 30 °C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN

Su venta requiere receta médica.

Literatura exclusiva para médicos.

No se deje al alcance de los niños.

Fabricado por:

LABORATORIO MAGNACHEM INTERNATIONAL S.R.L.

República Dominicana