Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Panamá
FEXIMET XR Tabletas de liberación prolongada
Marca

FEXIMET XR

Sustancias

METFORMINA

Forma Farmacéutica y Formulación

Tabletas de liberación prolongada

Presentación

Caja, 30 Tabletas de liberación prolongada, 500 Miligramos

Caja, 30 Tabletas de liberación prolongada, 750 Miligramos

FÓRMULA:

FEXIMET® XR 500: Cada TABLETA DE LIBERACIÓN PROLONGADA contiene:

Metformina clorhidrato

500 mg

Excipientes c.s.p.

FEXIMET® XR 750: Cada TABLETA DE LIBERACIÓN PROLONGADA contiene:

Metformina clorhidrato

750 mg

Excipientes c.s.p.

INDICACIONES: Tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2 en adultos, cuando el manejo de la dieta y el ejercicio no resultan en un control adecuado de la glucemia.

FEXIMET® XR puede ser utilizado como monoterapia o en combinación con otros fármacos antidiabéticos o con insulina.

FARMACODINAMIA Y FARMACOCINÉTICA:

Mecanismo de acción: Metformina es un agente antihiperglucemiante, que mejora la tolerancia a la glucosa en personas con diabetes mellitus tipo 2, disminuyendo la glucosa plasmática basal y postprandial. Disminuye la glucosa hepática y mejora la sensibilidad a la insulina (incrementa la captación y utilización de glucosa periférica), sin ocasionar hipoglucemia, ni hiperinsulinemia.

Farmacocinética: Seguido a una dosis oral única de metformina de liberación prolongada, la Cmax es alcanzada a las 7 horas con un rango de 4-8 horas. Después de la administración repetida de la formulación de liberación prolongada, metformina no se acumula en plasma y su absorción se incrementa aproximadamente 50% cuando se administra con alimentos, sin efecto en Cmax y Tmax. El volumen de distribución de una dosis de 850 mg promedia 654 ± 357 L. Circula escasamente ligada a las proteínas plasmáticas. El estado estable se alcanza en 24-48 horas, generalmente en concentraciones < 1 mcg/ml. Se excreta sin cambios en orina y no tiene metabolismo hepático o excreción biliar. Se elimina principalmente por secreción tubular en 24 horas 90% de la dosis absorbida. La vida media de eliminación es de aproximadamente 17.6 horas.

CONTRAINDICACIONES: Insuficiencia renal o hepática, alcoholismo, diabetes tipo 2 complicada con cetosis o acidosis severas, precoma o coma diabético, pacientes bajo cirugía, después de traumas severos o durante infecciones, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedad cardiaca coronaria, insuficiencia cardiaca, enfermedad vascular periférica, embarazo, hipoglucemia e hipersensibilidad conocida a metformina.

EMBARAZO Y LACTANCIA: Debido a que no hay estudios adecuados y bien controlados con metformina en mujeres embarazadas y lactando, el fármaco no debe ser usado durante el embarazo a menos que sea claramente necesario.

Similarmente, debe tomarse precaución mientras se administra el fármaco a madres lactando. Debe tomarse la decisión de descontinuar la lactancia o el fármaco, dependiendo de la importancia del uso del fármaco a la madre.

EFECTOS ADVERSOS: Los siguientes efectos adversos indeseables pueden ocurrir durante el tratamiento con metformina. La frecuencia está definida como: Muy común (>1/10); común (>1/100, <1/10); no común (>1/1000, <1/100); raro (1/10,000, <1/1000), muy raro (<1/10,000); y reportes aislados.

Desórdenes de metabolismo y nutrición: Muy raros: disminución de la absorción de vitamina B12. Debe considerarse esta etiología en pacientes que presentan anemia megaloblástica. Acidosis láctica.

Desórdenes del sistema nervioso: Común: disturbios del gusto.

Desórdenes gastrointestinales: Muy común: náusea, vómitos, diarrea, dolor abdominal y pérdida del apetito. Estos efectos indeseables ocurren más frecuentemente durante el inicio de la terapia y se resuelven espontáneamente en la mayoría de los casos. Aumentos lentos en la dosis pueden mejorar la tolerabilidad gastrointestinal.

Desórdenes hepatobiliares: Reportes aislados: anormalidades de las pruebas de función hepática o hepatitis que se resuelven con la descontinuación de la metformina.

Desórdenes de la piel y tejido subcutáneo: Muy raros: reacciones de piel, por ejemplo, eritema, prurito, urticaria.

INTERACCIONES CON MEDICAMENTOS:

Combinaciones no recomendables: Alcohol: el riesgo de acidosis láctica está aumentado en intoxicación alcohólica aguda, particularmente en caso de ayuno o malnutrición, insuficiencia hepática. Evitar el consumo de alcohol y medicamentos que contengan alcohol.

Agentes de contraste yodados: Administración intravascular de agentes de contraste yodados puede conducir a insuficiencia renal, resultando en acumulación de metformina y riesgo de acidosis láctica. La metformina debe ser descontinuada antes o al momento de la prueba y no restituirla hasta pasadas 48 horas y solo después que la función renal ha sido reevaluada y encontrada normal.

Asociaciones que requieren precaución para el uso: Glucocorticoides (locales y sistémicos), beta 2 agonistas, y diuréticos, debido a que tienen actividad hiperglucémica intrínseca. Informar al paciente y que efectúe controles de glucosa sanguínea más frecuente, especialmente al inicio del tratamiento. Si es necesario, ajustar la dosis del fármaco antidiabético durante la terapia con el otro fármaco y evaluar la descontinuación.

Los inhibidores de ECA pueden disminuir los niveles de glucosa sanguínea. Si es necesario, ajuste la dosis del fármaco antidiabético durante la terapia con el otro fármaco y evalúe la descontinuación.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES DE SU USO: La acidosis láctica es rara, pero complicación metabólica seria que ocurre debido a la acumulación de metformina. La incidencia reportada de acidosis láctica durante el tratamiento con metformina es menor de 0.1 caso por 1000 pacientes-año, y el riesgo de mortalidad es aún más bajo. La acidosis láctica es una emergencia médica que debe ser tratada en un hospital. En un paciente con acidosis láctica, el fármaco debe ser descontinuado inmediatamente e instituir rápidamente medidas de soporte. La dosis debe ser ajustada de acuerdo a los niveles de glucosa sanguínea durante los primero meses.

Uso pediátrico: La efectividad y seguridad de su uso en niños no ha sido establecida.

Geriatría: Como la edad ha sido relacionada con reducción de la función renal, debe tenerse cuidado en la selección de la dosis y deberá basarse en un monitoreo cuidadoso y regular de la función renal.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Vía de administración: Oral. Con la comida de la noche. Tragar las tabletas sin masticar de preferencia durante la cena.

Los incrementos de la dosis se hacen lentamente, por 1 tableta, dependiendo de los controles de niveles de glucosa en sangre. El tratamiento debe administrarse diariamente y sin interrupción. Puede administrarse la dosis total en la cena o en dosis dividida en el desayuno y en la cena.

Dosis en adultos:

FEXIMET® XR 500: La dosis usual inicial de metformina en tabletas de liberación prolongada es de 500 mg una vez al día. La dosis puede aumentarse en 500 mg semanalmente, hasta un máximo de 2000 mg una vez al día.

FEXIMET® XR 750: La dosis usual inicial de metformina en tabletas de liberación prolongada es de 750 mg una vez al día. La dosis puede aumentarse en 750 mg semanalmente, hasta un máximo de 3 tabletas una vez al día.

FEXIMET® XR 1000: La dosis usual inicial de metformina en tabletas de liberación prolongada es de 1000 mg una vez al día. La dosis puede aumentarse 1000 mg semanalmente, hasta un máximo de 2000 mg una vez al día.

Puede utilizarse con insulina, que debe ser dosificada y ajustada de acuerdo a los niveles de glucosa en sangre.

Ancianos: Debido al potencial de disminución de la función renal en personas ancianas, la dosis de metformina clorhidrato debe ser ajustada a base de su función renal. Es necesario hacer una evaluación de la función renal en forma periódica.

Dosis pediátricas:

— Niños mayores de 10 años:

• Inicial: 500 mg dos veces al día con los alimentos. Los incrementos de la dosis deben ser en intervalos de 500 mg semanales hasta un máximo de 2000 mg al día dados en dosis divididas. Metformina clorhidrato no es recomendada para pacientes menores de 10 años.

— Dosis pediátrica límite: 2000 mg al día.

SOBREDOSIS Y TRATAMIENTO: No se ha visto hipoglucemia con metformina a dosis hasta de 85 g, aunque acidosis láctica ha ocurrido en estas circunstancias. Una alta sobredosis o riesgos concomitantes de metformina pueden conducir a acidosis láctica, que es una emergencia médica y debe ser tratada en un hospital. El método más efectivo para remover el lactato y metformina es la hemodiálisis.

PRESENTACIÓN:

FEXIMET® XR 500 y 750: Caja con 30 tabletas de liberación prolongada.

UNIPHARM (INTERNATIONAL), S.A.

Chur-Suiza.