Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Panamá
FERFOLI Comprimidos recubiertos
Marca

FERFOLI

Sustancias

ÁCIDO FÓLICO, HIERRO

Forma Famacéutica y Formulación

Comprimidos recubiertos

Presentación

Envase(s), 60 Comprimidos recubiertos,

COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA: Cada COMPRIMIDO está constituido por un núcleo conteniendo 90 mg de hierro (bajo la forma de sulfato ferroso) en una matriz polimérica destinado a proporcionar una liberación gradual y una capa con 1 mg de ácido fólico de liberación inmediata.

FORMA FARMACÉUTICA: Comprimidos recubiertos.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Las principales indicaciones terapéuticas de FERFOLI son la profilaxis y tratamiento de los estados de déficit de hierro y ácido fólico, en el embarazo, puerperio y lactancia prolongada. El hierro está indicado en todas las situaciones de carencia, sea por aporte insuficiente sea por necesidades aumentadas. Está particularmente indicado en la prevención y tratamiento de las anemias de la gestación y puerperio.

El ácido fólico se utiliza para prevenir o tratar los déficits que pueden aparecer en algunos estados fisiológicos (por ejemplo la gestación, la lactancia y el crecimiento), en diversas patologías (por ejemplo, anemias macrocíticas y megaloblásticas, síndromes de malabsorción: esprue, esteatorrea idiopática, enfermedad de Whipple), y en pacientes bajo terapéutica anticonvulsivante y alcohólicos.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad conocida al producto. Sobrecarga de hierro en el organismo (hemocromatosis o hemólisis crónica). Anemia megaloblástica por déficit de vitamina B12.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES DE EMPLEO: Excepcionalmente, puede aparecer hipersensibilidad al ácido fólico. Utilizar con precaución en caso de afecciones agudas del tracto digestivo. La eventual aparición de heces de color oscuro es normal. Esta especialidad contiene lactosa.

EMBARAZO Y LACTANCIA: La utilización de hierro y ácido fólico durante el embarazo y la lactancia es segura, siendo además éstas, dos de sus indicaciones.

EFECTOS SOBRE LA CAPACIDAD PARA CONDUCIR VEHÍCULOS Y UTILIZAR MÁQUINAS: No fueron observados efectos sobre la capacidad de conducción y utilización de máquinas.

REACCIONES ADVERSAS: Posibilidad de intolerancia digestiva debida al hierro que se manifiesta por dolores abdominales, ardor epigástrico, náuseas, estreñimiento o diarrea relacionada con la ingesta de hierro. Muy raramente pueden observarse fenómenos de hipersensibilidad al ácido fólico que se manifiestan con broncospasmo, eritema, fiebre o prurito. La aparición de heces de color oscuro no tiene ningún significado patológico y está relacionado con la excreción de hierro.

INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS Y OTRAS FORMAS DE INTERACCIÓN: El uso concomitante de antiácidos reduce la absorción de hierro. Preparaciones de hierro oral pueden interferir con la absorción de metildopa, algunas quinolonas (ciprofloxacino, norfloxacino, ofloxacino), penicilamina, tetraciclinas y tiroxina. Si es necesaria la administración simultánea de los fármacos, respetar al menos 2 horas de intervalo. La respuesta a la terapéutica con hierro puede ser retrasada por el cloranfenicol. La vitamina C aumenta la absorción del hierro. Preparaciones de hierro oscurecen las heces y pueden interferir en los testes de detección de sangre oculta en las heces. En enfermos con carencia de folato, la terapéutica con ácido fólico puede aumentar el metabolismo de la fenitoína, dando como resultado la disminución de sus concentraciones séricas. Aunque esta interacción no sea, habitualmente, clínicamente importante, puede aparecer un aumento de frecuencia de las crisis, en algunos enfermos. La vitamina C aumenta y el uso concomitante de antiácidos disminuye la absorción de hierro. El hierro disminuye la absorción de tetraciclinas y viceversa, y disminuye la absorción y altera el metabolismo de la metildopa, pudiendo verse afectada su eficacia antihipertensora. La administración concomitante de preparaciones de hierro oral puede interferir en la absorción de algunas quinolonas (ofloxacino, ciprofloxacino, norfloxacino). La respuesta terapéutica al hierro puede ser retrasada por el cloranfenicol. El efecto cuprodiurético de la penicilamina es afectado por el hierro oral, probablemente por disminución de su absorción. Si resulta necesario, estos productos deben ser administrados con, por lo menos, 2 horas de intervalo. El ácido fólico puede interferir con los antiepilépticos, pudiendo aumentar la frecuencia de las crisis.

POSOLOGÍA Y FORMA DE ADMINISTRACIÓN: Excepto otra indicación médica, ingerir 1 comprimido de FERFOLI al día, entero, con agua o zumo de fruta (evitar la leche), preferentemente con el estómago vacío. En caso de intolerancia gástrica se recomienda la ingesta después de las comidas (almuerzo o cena). La duración del tratamiento será establecida por el médico. En caso de olvido de una o más dosis continuar normalmente el tratamiento, de acuerdo con la prescripción.

SOBREDOSIS: La ingesta masiva, casi siempre en niños, puede ocasionar problemas graves resultantes de la sobredosis de hierro, ya que el ácido fólico no es tóxico. La sintomatología se manifiesta por irritación digestiva, náuseas, vómitos y shock. En caso de intoxicación, como medida inmediata, hacer lavado gástrico con bicarbonato sódico al 1%.

PRESENTACIÓN: FERFOLI, envase con 60 comprimidos.

Información complementaria bajo pedido.

BIAL