Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Panamá
ELECTRORAL RS BABY BON Solución oral
Marca

ELECTRORAL RS BABY BON

Sustancias

CLORURO DE CALCIO, CLORURO DE MAGNESIO, CLORURO DE SODIO, CLORURO POTÁSICO, DEXTROSA, LACTATO DE SODIO

Forma Farmacéutica y Formulación

Solución oral

Presentación

Frasco de vidrio, 475 ml,

FÓRMULA:

Cada 100 mL de SOLUCIÓN contiene:

Cloruro de sodio

360 mg

Citrato de sodio

98 mg

Citrato de potasio

216 mg

Dextrosa monohidratada

2.5 g

Cada litro suministra en iones:

Sodio

75 mEq

Potasio

20 mEq

Citrato

30 mEq

Cloruros

65 mEq

INDICACIONES: ELECTRORAL RS® puede ser administrado a niños y adultos en casos de diarrea, vómitos y en general en todos los casos donde exista una pérdida moderada de electrolitos por deshidratación.

La diarrea aguda bacteriana, viral o de otra etiología causa depleción de líquidos y electrolitos en el cuerpo. Los infantes y niños pequeños con diarrea son especialmente susceptibles a dicha depleción porque los cambios de líquidos y electrolitos son más rápidos que los que se producen en niños mayores y adultos, debido a que una gran porción del peso corporal es agua. En el tratamiento de la diarrea aguda en infantes y niños pequeños el objetivo fundamental es el de reponer y mantener los líquidos y electrolitos. El tratamiento inicial es para rehidratar al paciente como reemplazo de los fluidos y electrolitos que se pierden en los vómitos, diarrea, sudor, respiración y orina.

Una pronta ingesta de solución de glucosa y electrolitos para un balance adecuado de estos puede eliminar la necesidad de soluciones parenterales. ELECTRORAL RS® está recomendado para tratar pacientes con diarrea leve a moderada.

FARMACOCINÉTICA: El fundamento de la terapia de rehidratación oral es la conservación del sistema de cotransporte facilitado glucosa-sodio en la mucosa del intestino delgado. La glucosa es absorbida activamente por el intestino normal y transporta sodio con ella en una relación aproximadamente equimolecular. Por lo tanto, hay una mayor absorción neta a partir de una solución salina isotónica con glucosa que de una sin glucosa.

Durante la diarrea aguda la absorción de sodio se ve alterada y una solución salina sin glucosa puede incrementar el volumen de las heces por pasar por el intestino sin absorberse. Puesto que el sistema de absorción de la glucosa habitualmente se mantiene intacto durante la diarrea, la absorción neta de agua y electrolitos a partir de una solución isotónica de dextrosa y sal puede igualar o exceder el volumen de las heces diarreicas, aún si la pérdida es rápida.

La glucosa contenida en ELECTRORAL RS® permite la absorción del agua y sodio actuando al margen como una fuente de calorías. Ayuda a prevenir la cetosis y el catabolismo durante la rehidratación hasta que el paciente pueda tomar alimentos.

El cloruro de sodio es utilizado en el mantenimiento de las deficiencias de iones sodio y cloruro en casos de deshidratación. ELECTRORAL RS® contiene cloruro de sodio y agua para rehidratar al paciente. La reposición de potasio durante la diarrea aguda previene la hipokalemia, especialmente en los niños, en los cuales las pérdidas de potasio por las heces son mayores que en los adultos. El citrato de sodio y el citrato de potasio son electrolitos usados en sueros para rehidratación oral en casos de diarrea aguda, en la cual hay pérdida de agua y electrolitos que puede ser tan severa que se produzca deshidratación y desequilibrio metabólico.

Sin un tratamiento apropiado para una rehidratación oral de electrolitos pueden ocurrir consecuencias fatales particularmente en infantes, en los casos más suaves se puede corregir la deshidratación por la administración oral de estos electrolitos. El agua reemplaza los fluidos perdidos.

CONTRAINDICACIONES: Las soluciones de rehidratación oral no se recomienda administrar en pacientes con obstrucción gastrointestinal, oliguria o anuria por fallo renal, o cuando la terapia de rehidratación indicada es por vía parenteral, en casos de deshidratación severa o vómitos incontrolables, insuficiencia cardiaca grave.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES: Debido al contenido de glucosa y sodio se debe tener precaución en pacientes diabéticos e hipertensos. El riesgo de hipernatremia o sobrehidratación es bajo en pacientes con función renal normal, pero la sobredosificación puede causar hipernatremia o hiperkalemia en pacientes con deterioro renal.

En caso de edema palpebral que indica una sobrehidratación del paciente, la terapia debe ser descontinuada.

Después de abierto el envase, deberá consumirse durante las 24 horas siguientes, debiendo descartar el sobrante.

REACCIONES ADVERSAS: Los componentes de la fórmula de ELECTRORAL RS® forman parte de los nutrientes normales que el hombre requiere para mantener su homeostasis, Pueden ocurrir vómitos después de la administración de soluciones de rehidratación oral, lo cual puede disminuirse con administrar lentamente la solución y en pequeñas cantidades.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS: Los diuréticos de cualquier tipo tendrían efecto antagónico a la rehidratación oral por lo que se debe suprimir su uso durante el cuadro de deshidratación de cualquier grado de severidad.

VÍA DE ADMINISTRACIÓN Y DOSIS: Oral. Puede tomarse a temperatura ambiente o frío.

La dosificación de soluciones de rehidratación oral debe individualizarse a cada paciente, basándose en el peso corporal, estado y severidad de la deshidratación. El objetivo del tratamiento inicial es rehidratar al paciente, y como consecuencia, mantener la hidratación reemplazando cualquier pérdida excesiva de líquidos y electrolitos debido a diarrea y compensar las pérdidas normales de la respiración, sudor y micción. Pueden administrarse de 50 a 150 mL/kg de peso al día, dependiendo del grado de deshidratación.

La dosis recomendada para niños es como mínimo 500 mL/día hasta 1,500 mL/día. Se recomienda administrar en porciones de 200 mL como reemplazo de los líquidos y electrolitos después de cada pérdida (vómitos o diarrea).

Para los infantes es 1 a 1.5 veces del volumen del alimento usual. La alimentación normal debe continuarse después de corregir la deshidratación. La lactancia debe continuarse entre las administraciones de solución de rehidratación oral.

INTOXICACIÓN: El riesgo de hipernatremia y sobrehidratación después de la administración de soluciones de rehidratación es bajo en pacientes con función renal normal. La sobredosificación de soluciones de rehidratación oral en pacientes con función renal inadecuada puede producir riesgo de hipernatremia e hiperkalemia. La hipernatremia puede manifestarse en algunos pacientes con los siguientes síntomas: edema, agitación, convulsiones, etc. Se debe suspender la administración y dar el tratamiento adecuado.

PRESENTACIÓN: Frasco de vidrio con 475 mL (equivalente a 15.8 onz.)

LABORATORIOS BONIN