Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Panamá
DIPIRONA SODICA BONIN Ampollas
Marca

DIPIRONA SODICA BONIN

Sustancias

DIPIRONA

Forma Farmacéutica y Formulación

Ampollas

Presentación

Caja, 50 Ampollas, 2 Mililitros

FÓRMULA:

Cada ampolla de 2 mL contiene:

Dipirona (metamizol) sódico

1 gramo

INDICACIONES: Analgésico para controlar dolores traumáticos, post-operatorios, dolores de origen visceral tipo cólicos y como antipirético.

FARMACODINAMIA: La dipirona o metamizol posee acción analgésica a nivel periférico y central. Usada como sal magnésica posee efecto positivo sobre el dolor producido por espasmos de órganos huecos. Experimentalmente, la dipirona o metamizol tiene un efecto anti edematoso escaso pero una analgesia significativa. Se conoce que la dipirona en concentraciones plasmáticas superiores a las analgésicas, inhibe a la ciclooxigenasa. Esto podría suponer que el mecanismo de acción analgésico de la dipirona se realiza a nivel de los centros nerviosos, o contrarrestando periféricamente la hiperalgesia producida por el AMP cíclico.

Este fármaco tiene un efecto analgésico techo, es decir que logra un efecto analgésico máximo y éste no aumentará a mayores dosis. Se ha postulado que la dipirona posee un lugar de acción central en la sustancia gris periacueductal por activación de las vías inhibidoras descendentes. Experimentos realizados indican que la dipirona produce efectos antinociceptivos, por la acción periférica que ejerce sobre vías aferentes poco mielinizadas y por un efecto central dirigido a la médula espinal.


CATEGORÍA FARMACOLÓGICA: La dipirona es un medicamento analgésico y antipirético.

FARMACOCINÉTICA: El metamizol por vía intramuscular, se distribuye uniformemente en el organismo, ligándose a las proteínas plasmáticas en un 58%. Su concentración máxima la alcanza en 1 a 2 horas. Se biotransforma en el hígado, produciendo 2 metabolitos activos y 2 inactivos que se detectan en el plasma y en mayor cantidad en la leche materna, aún después de 48 horas de la administración oral de 1 g de metamizol. La mayor parte de los metabolitos se excretan en la orina y el 3% se excreta de forma inalterada.

CONTRAINDICACIONES:

La dipirona o metamizol se contraindica en:

Pacientes con porfiria.

Hipersensibilidad a las pirazolonas.

Anemia aplástica o agranulocitosis de causa tóxico-alérgica.

Deficiencia congénita de la glucosa -6- fosfato deshidrogenasa.

Estenosis mecánica del tracto gastrointestinal.

Colapso circulatorio.

PRECAUCIONES: Se debe tener cuidado en la utilización de éste fármaco en pacientes hipotensos o con colapso circulatorio porque puede agravar su situación. Durante tratamientos prolongados y a dosis muy elevadas se deberá realizar controles hematológicos.

Se tendrá precaución también en pacientes con asma bronquial o patología crónica de vías respiratorias, así como aquellos que manifiesten reacciones de hipersensibilidad porque pueden presentar fenómenos alérgicos a los anestésicos de cualquier tipo.

EFECTOS ADVERSOS:

Reacciones alérgicas: erupciones cutáneas. Administrada por vía IV puede producir, en personas predispuestas, shock tóxico alérgico con: sudoración, frío, vértigo, obnubilación, náuseas, palidez cutánea y dificultad respiratoria. Si se administra por esta vía rápidamente puede producir hipotensión, sofoco, rubor, palpitaciones y náusea.

Efectos respiratorios: Disnea, cianosis.

Efectos hematológicos: Agranulocitosis, anemia aplástica.

Efectos dermatológicos: Necrólisis epidérmica tóxica.

Efectos renales: Coloración rojiza en la orina que cede al ser suspendido el tratamiento.

INTERACCIONES: La dipirona potencia y se potencia con otros pirazolónicos. Potencia también la acción de los anticoagulantes dicumarínicos y a dosis altas los efectos de depresores del SNC. Su acción se potencia con el uso del ácido para amino salicílico. Existe una reducción mutua con el uso de barbitúricos y con la fenilbutazona. Puede producir hipotermia severa, al utilizarse junto con fenotiazinas debido a que potencia su efecto antipirético. Existe una reducción mutua de acciones con la fenilbutazona y los barbitúricos. No debe añadirse a soluciones endovenosas de gran volumen correctoras del pH, o para nutrición parenteral.

VÍA DE ADMINISTRACIÓN Y DOSIS: Vía IV o IM.

Adultos y jóvenes a partir de los 15 años: 500 mg - 2,5 g de dipirona como dosis diaria cada 12 a 24 horas. La dipirona debe administrarse de forma lenta 1 mL por min.

En niños durante el primer año de vida sólo debe administrarse dipirona vía IM. En niños con un peso aproximado de 30 kg, la dosis individual es de 0,4 mL hasta un 1 mL de solución inyectable.

SOBREDOSIS, TOXICIDAD Y TRATAMIENTO: La intoxicación se presentará cuando se ha administrado dosis muy elevadas y se manifiesta por vómito, depresión del SNC, hipotermia e hipotensión. El tratamiento se realizará con medidas generales de soporte, diuresis forzada y analépticos.

PRESENTACIÓN: Caja con 50 ampollas de 2 mL.

LABORATORIOS BONIN