Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Panamá
BRONCUROL Tabletas
Marca

BRONCUROL

Sustancias

CLORFENIRAMINA, CODEÍNA, FENILEFRINA

Forma Farmacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

Caja, 10 Tabletas,

FÓRMULA:

Cada TABLETA contiene:

Codeína

10 mg

Clorfeniramina (maleato)

2 mg

Fenilefrina (clorhidrato)

10 mg

INDICACIONES:

BRONCUROL® Tabletas se indica para el alivio sintomático de la tos y el resfriado, debido a la acción de sus componentes:

Codeína la cual alivia la tos no productiva.

El maleato de clorfeniramina, derivado de la alquilamina, antihistamínico sedante que se emplea en preparados para el tratamiento sintomático de la tos y el resfriado común.

El clorhidrato de fenilefrina se emplea para el alivio sintomático de la congestión nasal, por lo que se incluye habitualmente en preparados farmacéuticos destinados al alivio de la tos y el resfriado.

CONTRAINDICACIONES:

Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula.

Embarazo y lactancia.

Ancianos.

Pacientes con disfunción renal o hepática.

Insuficiencia respiratoria.

ADVERTENCIAS: A dosis terapéuticas la codeína causa muchos menos efectos adversos que la morfina, aunque el estreñimiento puede ser problemático con su empleo a largo plazo.

Una administración de dosis elevada de codeína puede producir excitación y convulsiones.

Se puede producir somnolencia. No desempeñar actividades que requieran que el paciente este alerta.

Puede presentarse dermatitis exfoliativa.

Puede haber un aumento prologando de la tensión arterial, puede también provocar taquicardia o bradicardia refleja y por lo tanto debe evitarse en el hipertiroidismo grave y emplearse con precaución en la cardiopatía isquémica.

Hay que ser prudente en pacientes susceptibles como los que presentan trastornos cardiovasculares o los ancianos.

INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS:

Codeína:

Anticolinérgicos: Riesgo de estreñimiento intenso, incluso íleo, y/o retención urinaria.

Expectorantes y mucolíticos: La inhibición del reflejo de la tos podría dar lugar a una obstrucción pulmonar en caso de aumento del volumen o de la fluidez de las secreciones bronquiales.

IMAO: Posibles reacciones adversas graves y potencialmente fatales al combinar IMAO con analgésicos opioides. Estos efectos podrían deberse a la potenciación de los efectos narcóticos por inhibición del metabolismo hepático del opiáceo por parte del IMAO. Aunque estos efectos no se han observado con la codeína, no se pueden descartar, por lo que se recomienda evitar la asociación y no administrar codeína hasta pasados al menos 14 días del tratamiento con el antidepresivo. En caso de que apareciese la interacción, se procederá a acidificar la orina y a administrar prednisolona con clorpromazina.

Propranolol: Con animales se ha observado que el propranolol podría potenciar los efectos tóxicos de la codeína.

Quinidina: Posible disminución de los efectos analgésicos de la codeína, debido probablemente a la inhibición del metabolismo, que impediría la formación de morfina. Los efectos antitusivos parecen no verse afectados.

Rifampicina: Posible inducción del metabolismo hepático de la codeína, con el consiguiente riesgo de fracaso terapéutico.

Sedantes (alcohol, analgésicos opioides, anestésicos generales, antihistamínicos H1, antipsicóticos, barbitúricos, benzodiazepinas): Pueden potenciarse los efectos depresores centrales, con el riesgo de depresión respiratoria profunda y muerte.

Clorfeniramina:

La clorfeniramina podría potenciar los efectos fotosensibilizadores de otros principios activos que den lugar a reacciones de fotosensibilidad. Además se han descrito interacciones medicamentosas con los siguientes principios activos:

Alcohol etílico: La administración conjunta de alcohol y clorfeniramina podría potenciar los efectos sedantes de ambas sustancias. Se recomienda evitar el consumo de alcohol durante el tratamiento.

Anticolinérgicos (antiparkinsonianos, antidepresivos tricíclicos, IMAO, neurolépticos): La administración de clorfeniramina junto con otros fármacos anticolinérgicos podría potenciar los efectos anticolinérgicos, por lo que se recomienda evitar la asociación.

Sedantes (analgésicos opioides, barbitúricos, benzodiazepinas, antipsicóticos): La administración conjunta de clorfeniramina junto con un fármaco sedante podría potenciar la acción hipnótica. Se recomienda extremar las precauciones.

Fenilefrina:

Los a-bloqueantes y otros fármacos con actividad a-bloqueante como las fenotiazinas, tioxantinas o el haloperidol antagonizan directamente los efectos de la fenilefrina, propiedad que puede ser utilizada para contrarrestar dosis excesivas de esta. Aunque la fenilefrina no estimula los receptores beta, si que actúa como un ligando para los mismos, de manera que la administración previa de un b-bloqueante, al ocupar los receptores puede dejar libre una mayor cantidad del fármaco capaz de estimular los receptores a. Por este motivo, los b-bloqueantes pueden aumentar los efectos vasoconstrictores de la fenilefrina.

La atropina bloquea la bradicardia refleja producida por la fenilefrina y potencia sus efectos presores.

Los inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAOs) o los fármacos que poseen este tipo de actividad como la furazolidona, el linezolid o la procarbazina pueden prolongar e intensificar los efectos de la fenilefrina. En presencia de IMAOs, el fenilefrina puede ocasionar la liberación de norepinefrina, la cual puede causar graves respuestas cardiovasculares y cerebrovasculares. Se desconoce si la seleginina, un inhibidor de la MAO tipo B puede también predisponer a este efecto. La fenilefrina no se debe administrar durante un tratamiento con IMAOs ni durante los 14 días siguientes a haber discontinuado un tratamiento con estos fármacos.

Las respuestas vasopresoras de la fenilefrina puede ser potenciadas por los IMAOs, los alcaloides del ergot y la vasopresina, por lo que estos fármacos se deben usar con precaución si se administran concomitantemente con fenilefrina. La administración concomitante de fenilefrina con diuréticos puede ocasionar una reducción de la respuesta vasopresora.

Cuando se administra la maprotilina conjuntamente con la fenilefrina, pueden producirse graves efectos cardiovasculares incluyendo arritmias, hipertensión y/o hiperpirexia. Tambien puede producirse hipertensión si la fenilefrina se administra concomitantemente con oxitocina.

La administración de simpaticomiméticos y hormonas tiroideas puede aumentar los efectos respectivos sobre el sistema cardiovascular. Los pacientes con enfermedad coronaria presentan un riesgo mayor de insuficiencia coronaria al ser tratados con la combinación de ambas medicaciones.

VÍA DE ADMINISTRACIÓN Y DOSIS: Oral.

Adultos y niños mayores de 12 años: 1 a 2 tabletas cada 4 o 6 horas.

Niños de 6 a 12 años: ½ a 1 tableta cada 4 o 6 horas.

Desintegración máxima en 15 minutos. El tiempo de administración va a despender del cuadro clínico y de la indicación médica.

PRESENTACIÓN: Caja con 10 tabletas.

LABORATORIOS BONIN