Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Panamá
BERIFÉN 75 AMPOLLAS IM Ampollas
Marca

BERIFÉN 75 AMPOLLAS IM

Sustancias

DICLOFENACO SÓDICO, LIDOCAÍNA, CLORHIDRATO DE

Forma Farmacéutica y Formulación

Ampollas

Presentación

Envase(s), 5 Ampollas, 2 Mililitros

COMPOSICIÓN:

Principio activo: Diclofenaco sódico, cloridrato de lidocaína.

Excipientes: Antiox.: N-acetilcisteína 2 mg/2 ml, edetato de disodio, hidróxido de sodio, macrogol 400, propilenglicol, agua para inyección.

Forma galénica y cantidad de principio activo por unidad:

BERIFÉN -75 ampollas IM:

Una AMPOLLA de 2 ml contiene: 75 mg diclofenaco sódico, 20 mg cloridrato de lidocaína.

INDICACIONES/POSIBILIDADES DE APLICACIÓN: Inyección intramuscular.

Tratamiento inicial de las condiciones siguientes:

— Exacerbación de las formas inflamatorias o degenerativas del reumatismo: artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, artrosis, espondiloartrosis, síndromes vertebrales dolorosos, reumatismo extraarticular.

— Crisis de gota aguda.

— Cólicos renales y biliares.

— Dolor, inflamación e hinchazón después de lesiones e intervenciones quirúrgicas.

— Jaqueca grave.

FARMACOCINÉTICA:

Absorción/Distribución: El volumen medio de distribución de diclofenaco es de 0,12- 0,17 l/kg. La fijación a las proteínas plasmáticas es superior al 99%.

La concentración plasmática terapéutica se sitúa entre 0,7 y 2 µg/ml.

Después de la administración de dosis equivalentes (mg/kg de peso corporal), las concentraciones plasmáticas en niños son comparables a las de adultos. La administración repetida no altera la cinética. Si se cumplen los intervalos de dosificación recomendados, no se produce ningún efecto de acumulación. El diclofenaco pasa al líquido sinovial, donde las concentraciones máximas se miden de 2 a 4 horas tras la obtención del pico de los valores en plasma. La semivida aparente de eliminación desde el líquido sinovial es de 3 a 6 horas. Como consecuencia, incluso de 4 a 6 horas después de la administración, las concentraciones del principio activo son más altas en el líquido sinovial que en el plasma, manteniéndose así hasta un máximo de 12 horas.

Metabolismo: Aproximadamente la mitad del principio activo es metabolizado durante el primer paso hepático. Como consecuencia, después de la administración por vía oral o rectal, las áreas bajo la curva de concentraciones, están reducidas a aproximadamente la mitad de aquellas obtenidas después de la administración parenteral de una dosis idéntica.

La biotransformación se realiza en parte mediante la glucuronización de la molécula original, pero predominantemente por hidroxilación y metoxilación. Dos de los metabolitos fenólicos resultantes presentan actividad farmacológica, aunque ésta es menor que la del diclofenaco.

Eliminación: La eliminación plasmática de diclofenaco se realiza con un aclaramiento sistémico de 263 ± 56 ml/min (media ± DS). La semivida terminal es de 1 a 2 horas. Alrededor del 60% de la dosis administrada se elimina por vía renal en forma de metabolitos y menos del 1% en su forma inalterada. El resto de la dosis se elimina como metabolitos a través de la bilis y las heces.

Cinética en grupos especiales de pacientes: En pacientes de edad avanzada no se han observado diferencias significativas en cuanto a su absorción, metabolización y eliminación.

En pacientes con una función renal disminuida, no se observó aumento alguno del principio activo inalterado después de una dosis única de concentración habitual. En caso de un aclaramiento de creatinina inferior a 10 ml/min, el nivel plasmático teórico de los metabolitos en el estadio estacionario es aproximadamente cuatro veces mayor que en las personas sanas. No obstante, los metabolitos son eliminados finalmente por vía biliar.

En caso de una función hepática disminuida (hepatitis crónica, cirrosis hepática compensada), la cinética y la metabolización transcurren igual que en pacientes con función hepática normal.

CONTRAINDICACIONES:

— Hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los excipientes de acuerdo a la composición (véase Composición y Forma galénica y cantidad de principio activo por unidad).

— Antecedentes de broncoespasmo, rinitis aguda, pólipos nasales, urticaria o síntomas alérgicos después de la ingesta de ácido acetilsalicílico u otros antirreumáticos no esteroideos.

— En el último trimestre del embarazo (véase Embarazo/Lactancia).

— Úlcera gástrica y/o duodenal activa y hemorragia o perforación gastrointestinal.

— Enteritis (como enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa).

— Insuficiencia hepática grave (Child-Pugh clase C) (cirrosis hepática y ascitis).

— Insuficiencia renal moderada y grave (aclaramiento de creatinina < 50 ml/min), hipovolemia o deshidratación.

— Insuficiencia cardiaca grave (NYHA III-IV).

— Tratamiento de dolores postoperatorios tras cirugía de revascularización coronaria (tras el uso de un sistema de circulación extracorporal, respectivamente).

— Pacientes con riesgo elevado de hemorragia postoperatoria, anticoagulación, o hemostasia incompleta, trastorno de la hemopoyesis o hemorragia cerebrovascular.

— Niños menores de 14 años.

NOTAS ESPECIALES:

Incompatibilidades: En general, BERIFÉN -75 ampollas IM no debe mezclarse con otras soluciones inyectables.

Periodo de validez: No utilice el medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de «EXP». La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

Periodo de consumición: Las ampollas deben usarse directamente después de abrir y posibles restos deben desecharse.

Precauciones especiales de conservación: Mantener fuera del alcance y de la vista de los niños.

Zona climática I y II: No conservar a temperatura superior a 25 °C.

Zona climática III y IV: No conservar a temperatura superior a 30 °C.

Conservar las ampollas en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.

EMBARAZO/LACTANCIA:

Embarazo: La inhibición de la síntesis de las prostaglandinas puede impactar de forma negativa el embarazo y/o el desarrollo embrionario y fetal. Los resultados de estudios epidemiológicos indican un riesgo aumentado de abortos, malformaciones cardíacas y gastrosquisis después del uso de inhibidores de la síntesis de prostaglandinas en la fase inicial del embarazo. Se asume que la dosis y la duración de la terapia condicionan el riesgo.

En animales se demostró que la administración de un inhibidor de la síntesis de prostaglandinas aumenta los abortos pre- y postimplantatorios así como la letalidad embrionaria y fetal. Además se notificaron en animales que recibieron un inhibidor de la síntesis de prostaglandinas durante la organogénesis incidencias aumentadas de diversas malformaciones, incluyendo malformaciones cardiovasculares.

Durante los primeros dos trimestres del embarazo debe administrarse el diclofenaco solamente si es absolutamente necesario. En mujeres que están intentando concebir o en mujeres embarazadas debe reducirse la dosis y la duración del tratamiento al mínimo posible.

El diclofenaco está contraindicado en el tercer trimestre del embarazo. Todos los inhibidores de la síntesis de prostaglandinas entrañan los siguientes riesgos:

Para el feto:

— Toxicidad cardiopulmonar (cierre prematuro del conducto arterial e hipertensión pulmonar).

— Trastornos de la función renal que progresan a una insuficiencia renal con oligohidramnios.

Para la madre y el bebé:

— Posible prolongación del tiempo de hemorragia, un efecto inhibidor de la agregación plaquetaria que puede producirse incluso a dosis muy bajas.

— Inhibición de las contracciones uterinas causando un retraso o prolongación del parto.

Lactancia: Los AINE pasan a la leche materna. Por ello las mujeres que amamantan no deben tomar diclofenaco. Si la terapia es indispensable, debe elegirse la lactancia artificial.

Fertilidad: El uso del diclofenaco puede alterar la fertilidad femenina por lo cual no se aconseja su uso en mujeres que quieran quedar embarazadas. La suspensión del tratamiento con diclofenaco debe considerarse en mujeres que tengan problemas con quedar embarazadas o en mujeres a las que se esté realizando un análisis de infertilidad.

EFECTOS ADVERSOS: Los efectos adversos siguientes comprenden todos los efectos notificados durante un tratamiento a corto o largo plazo con las ampollas de diclofenaco y/o con otras formas farmacéuticas de diclofenaco.

Frecuencias: «Muy frecuentes» (≥ 1/10), «frecuentes» (≥ 1/100 a <1/10), «poco frecuentes» (≥ 1/1.000 a < 1/100), «raras» (≥ 1/10.000 a < 1/1.000), «muy raras» (< 1/10.000).

Infecciones e infestaciones:

— Muy raras: Abscesos en el lugar de inyección.

Trastornos de la sangre y del sistema linfático:

— Muy raras: Trombocitopenia, leucopenia, anemia (incluyendo anemia hemolítica y aplásica), agranulocitosis.

Trastornos del sistema inmunológico:

— Raras: Hipersensibilidad, reacciones anafilácticas y anafilactoides (incluyendo hipotensión y choque).

— Muy raras: Edema angioneurótico (incluyendo edema facial).

Trastornos psiquiátricos:

— Muy raras: Desorientación, depresión, insomnio, pesadillas, irritabilidad, trastornos psicóticos.

Trastornos del sistema nervioso:

— Frecuentes: Cefalea, aturdimiento.

— Raras: Somnolencia.

— Muy raras: Parestesia, trastornos de la memoria, convulsiones, ansiedad, temblor, meningitis aséptica, trastornos del sabor, derrame cerebral.

Trastornos oculares:

— Muy raras: Trastornos de la visión, visión borrosa, diplopía.

Trastornos del oído y del laberinto:

— Frecuentes: Vértigo.

— Muy raras: Acúfenos, disminución de la capacidad auditiva.

Trastornos cardiacos:

— Muy raras: Palpitaciones, dolor torácico, insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio, hipertensión.

Trastornos vasculares:

— Muy raras: Vasculitis.

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos:

— Raras: Asma (incluyendo disnea).

— Muy raras: Neumonitis.

Trastornos gastrointestinales:

— Frecuentes: Náuseas, vómitos, diarrea, cólicos abdominales, dispepsia, flatulencia, anorexia.

— Raras: Gastritis, hemorragias gastrointestinales, hematemesis, diarrea sanguinolenta, melena, úlcera gástrica o intestinal (con o sin hemorragia o perforación).

— Muy raras: Colitis (incluyendo colitis hemorrágica, exacerbación de colitis ulcerosa o de la enfermedad de Crohn), estreñimiento, estomatitis, glositis, lesiones esofágicas, estenosis intestinales de tipo diafragmático, pancreatitis.

Trastornos hepatobiliares:

— Frecuentes: Aumento de los niveles de las transaminasas.

— Raras: Hepatitis, ictericia, trastornos de la función hepática.

— Muy raras: Hepatitis fulminante, necrosis hepática, insuficiencia hepática.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo:

— Frecuentes: Erupción cutánea.

— Raras: Urticaria.

— Muy raras: Exantema bulloso, eczema, eritema, eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson, síndrome de Lyell (necrólisis epidérmica tóxica), dermatitis exfoliativa, caída del cabello, fotosensibilidad, púrpura, púrpura alérgica, prurito.

Trastornos renales y urinarios:

— Frecuentes: Retención de líquidos, edema, hipertensión.

— Muy raras: Insuficiencia renal aguda, hematuria, proteinuria, nefritis intersticial, síndrome nefrótico, necrosis papilar renal.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración:

— Frecuentes: Reacción en el lugar de la inyección, p. ej. dolor en el lugar de inyección, induración en el lugar de inyección.

— Raras: Edema, necrosis en el lugar de inyección.

Los estudios clínicos y los datos epidemiológicos indican que la aplicación de diclofenaco, sobre todo en dosis altas (150 mg diarios) y en tratamientos a largo plazo puede estar relacionada con un riesgo mayor de accidentes tromboembólicos arteriales (p. ej. infarto de miocardio o derrame cerebral) (véase Advertencias y precauciones de empleo).


PROPIEDADES/EFECTOS:

Código ATC: M01A B05

Mecanismo de acción/Farmacodinamica: Las ampollas de BERIFÉN contienen la sal de sodio de diclofenaco, un principio activo no esteroideo con marcadas propiedades antirreumáticas, antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas. La parte más importante del mecanismo de acción es la inhibición de la biosíntesis de las prostaglandinas que pudo demostrarse en experimentos. Las prostaglandinas contribuyen de manera importante al desarrollo de inflamaciones, dolor y fiebre.

En concentraciones que corresponden a los valores que se alcanzan en el cuerpo humano, BERIFÉN no causa in vitro la supresión de la biosíntesis de los proteoglicanos en el cartílago.

Eficacia clínica: En el tratamiento de las enfermedades reumáticas, las propiedades antiinflamatorias y analgésicas son responsables de un alivio importante en cuanto al dolor de reposo, dolor durante el movimiento, rigidez matutina, articulaciones hinchadas, así como de un incremento de la capacidad funcional. BERIFÉN disminuye rápidamente el dolor espontáneo así como el dolor durante el movimiento y alivia la hinchazón y el edema inflamatorio en caso de inflamaciones postraumáticas y postoperatorias.

BERIFÉN disminuye de forma significativa la necesidad de opioides en caso de una politerapia con opioides para el tratamiento de dolor postoperatorio. En estudios clínicos se demostró el marcado efecto analgésico en caso de dolores moderados y fuertes no reumáticos siendo necesario un tiempo de 15-30 min hasta que se note el efecto. Además se observó que BERIFÉN tiene un efecto positivo sobre los síntomas de la jaqueca.

Las ampollas de BERIFÉN son especialmente apropiadas para el tratamiento inicial de enfermedades reumáticas inflamatorias y degenerativas así como para el tratamiento de dolores inflamatorios no reumáticos.

EFECTOS SOBRE LA CAPACIDAD DE CONDUCIR Y UTILIZAR MÁQUINAS: Los pacientes que tras tomar BERIFÉN experimenten trastornos de la visión, aturdimiento, mareo, somnolencia u otros trastornos del sistema nervioso central, no deberán conducir vehículos ni manejar maquinaria.

INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS Y OTRAS FORMAS DE INTERACCIÓN: Las siguientes interacciones se observaron tras la administración de las ampollas de BERIFÉN y/o otras formas farmacéuticas del diclofenaco.

Litio: Si se administra simultáneamente, el diclofenaco puede incrementar las concentraciones plasmáticas de litio. Se recomienda efectuar un control de los niveles séricos de litio.

Digoxina: Si se administra simultáneamente, el diclofenaco puede incrementar las concentraciones plasmáticas de digoxina.

Se recomienda efectuar un control de los niveles séricos de digoxina.

Diuréticos y antihipertensivos: Como con otros AINE, el uso simultáneo del diclofenaco con diuréticos o antihipertensivos (p. ej. betabloqueadores, inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina) puede provocar una disminución del efecto antihipertensivo.

Por ello debe administrarse toda politerapia con precaución y vigilarse regularmente la tensión arterial de los pacientes, sobre todo en ancianos. Los pacientes deben hidratarse de forma adecuada y debe vigilarse de forma regular la función renal después de instaurar la politerapia, sobre todo en caso de diuréticos e inhibidores de la ECA, ya que éstos aumentan el riesgo de nefrotoxicidad.

El tratamiento simultáneo con medicamentos ahorradores de potasio puede provocar niveles séricos elevados de potasio, por lo cual éstos deben controlarse frecuentemente (véase Advertencias y precauciones de empleo).

Otros AINE y corticosteroides: La administración simultánea de diclofenaco con diferentes AINE sistémicos o corticosteroides puede aumentar la aparición de efectos adversos gastrointestinales (véase Advertencias y precauciones de empleo).

Anticoagulantes y antitrombóticos: Debe actuarse con precaución ya que la administración simultánea podría aumentar el riesgo de hemorragias (véase Advertencias y precauciones de empleo).

Aunque los estudios clínicos no parecen indicar que el diclofenaco influya en el efecto de los anticoagulantes, existen informes aislados sobre un riesgo aumentado de hemorragias tras el uso simultáneo de diclofenaco y anticoagulantes. Por ello se recomienda en estos casos una vigilancia estrecha.

Inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS): La administración simultánea de AINE sistémicos e ISRS puede aumentar el riesgo de hemorragias gastrointestinales (véase Advertencias y precauciones de empleo).

Agentes antidiabéticos: Los estudios clínicos han demostrado que el diclofenaco puede ser administrado simultáneamente con antidiabéticos orales sin afectar a la acción clínica de aquéllos. No obstante, se ha informado de casos aislados de reacciones hipoglucémicas o hiperglucémicas después de la administración de diclofenaco, lo cual hizo necesario adaptar la dosificación de los agentes antidiabéticos.

Por ello se recomienda como media precautoria el control de los niveles séricos de glucosa durante la politerapia.

Metotrexato: Debe tenerse especial precaución al administrar AINE menos de 24 horas antes o después de un tratamiento con metotrexato, ya que pueden aumentar los niveles séricos y la toxicidad del metotrexato.

Ciclosporina: El efecto del diclofenaco, igual que el de los demás AINE sobre las prostaglandinas de los riñones puede aumentar la nefrotoxicidad de la ciclosporina. Por ello deben administrarse dosis más bajas que a pacientes que no reciben ciclosporina.

Antibióticos quinolonas: Se ha informado de casos aislados de convulsiones, que posiblemente se debieron a la administración simultánea de quinolonas con AINE.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES DE EMPLEO:

Advertencia general acerca del uso de antirreumáticos no esteroideos sistémicos: Durante el tratamiento con antirreumáticos no esteroideos (AINE) selectivos y no selectivos de la COX-2 pueden producirse úlceras, hemorragias o perforaciones gastrointestinales en cualquier momento y sin síntomas indicativos o antecedentes. Para reducir este riesgo debe administrarse la dosis mínima eficaz y reducirse la duración de la terapia a lo mínimo posible.

Los ancianos suelen padecer secuelas más graves. En caso de que se produzcan hemorragias o úlceras gastrointestinales en los pacientes tratados con BERIFÉN debe suspenderse el medicamento.

Para determinados inhibidores selectivos de la COX-2 se demostró en estudios controlados con placebo un riesgo mayor de complicaciones cardiovasculares y cerebrovasculares trombóticas. Todavía se desconoce si este riesgo está relacionado directamente con la selectividad de COX-1 y COX-2 de cada AINE. Ya que en la actualidad no existen datos clínicos comparables para el diclofenaco en terapias a largo plazo con administración de la dosis máxima, no puede excluirse un riesgo aumentado comparable. Hasta la publicación de los datos relevantes debe administrarse diclofenaco solamente tras un minucioso análisis de riesgo y beneficio en caso de enfermedades coronarias clínicamente manifiestas, enfermedades cerebrovasculares, oclusión arterial periférica o en pacientes con factores de riesgo graves (p. ej. hipertensión, hiperlipidemia, diabetes sacarina, consumo de tabaco). También debido a este riesgo debe administrarse la dosis mínima eficaz y reducirse la duración de la terapia al mínimo posible.

Los efectos renales de los AINE incluyen la retención de líquidos, incluyendo edemas, y/o hipertensión arterial. El diclofenaco debe administrarse con precaución a pacientes con una función cardíaca reducida y con otros trastornos que predisponen a una retención de líquidos. También debe actuarse con precaución en caso de un tratamiento concomitante con diuréticos o inhibidores de la Enzima Convertidora de la Angiotensina (ECA) así como en caso de un riesgo elevado de hipovolemia.

En relación con el uso de los AINE, incluyendo el BERIFÉN (véase Efectos adversos), se notificaron muy raramente reacciones cutáneas graves o letales como dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens-Johnson o necrólisis epidérmica tóxica. El riesgo para los pacientes parece ser mayor al comienzo del tratamiento ya que la reacción suele producirse en el primer mes del tratamiento. El tratamiento con BERIFÉN debe suspenderse inmediatamente si aparecen los primeros signos de una erupción cutánea, lesiones mucosas u otros signos de hipersensibilidad.

Como con otros AINE, pueden producirse en casos raros reacciones alérgicas, incluyendo reacciones anafilácticas y/o anafilactoides, incluso si se toma diclofenaco por primera vez.

Debido a sus propiedades farmacodinámicas, BERIFÉN, al igual que otros AINE, puede enmascarar signos y síntomas de una infección.

Medidas precautorias:

Generalidades: Debe evitarse el uso simultáneo de BERIFÉN y AINE sistémicos, como los inhibidores selectivos de la ciclooxigenasa-2, ya que no existen pruebas de utilidad sinérgica, pero sin embargo se conoce el potencial de efectos adversos aditivos.

Teniendo en cuenta los principios médicos fundamentales es imperativo actuar con cautela en caso de pacientes ancianos. Para el tratamiento de ancianos frágiles o con un peso corporal bajo se recomienda administrar la dosis mínima eficaz.

El metabisulfito de sodio contenido en las ampollas también puede causar en casos aislados reacciones de hipersensibilidad.

Antecedentes de asma: En pacientes con asma, rinitis alérgica estacional, enfermedades pulmonares obstructivas crónicas o infecciones crónicas de las vías respiratorias (sobre todo si están asociadas con síntomas parecidos a los de la rinitis alérgica) se producen con mayor frecuencia que en otros pacientes reacciones a los AINE como exacerbación del asma (la llamada intolerancia a los analgésicos o asma por analgésicos), edema de Quincke o urticaria. Por ello debe actuarse con mayor cautela (disposición para un posible caso de emergencia) al tratar estos pacientes igual que al tratar pacientes que padecen p. ej. erupción cutánea, prurito o urticaria como reacción alérgica a otras sustancias. Es imperativa una mayor cautela al administrar BERIFÉN por vía parenteral a pacientes que padecen asma bronquial ya que así pueden agravarse los síntomas.

Efectos grastrointestinales: Como con todos los AINE está indicada una vigilancia médica y mayor cautela al prescribir BERIFÉN a pacientes con síntomas que indican trastornos gastrointestinales o a pacientes con señales de antecedentes de úlceras, hemorragias o perforaciones gástricas o intestinales (véase Efectos adversos). El riesgo de hemorragias gastrointestinales es mayor si se administran dosis más altas de los AINE, esto también es válido para pacientes con antecedentes de úlceras, sobre todo en caso de complicaciones adicionales como hemorragias y perforaciones pero también en pacientes ancianos.

Para disminuir el riesgo de toxicidad gastrointestinal en pacientes con antecedentes de úlceras, sobre todo en caso de complicaciones adicionales como hemorragias y perforaciones pero también en pacientes ancianos, debe instaurarse y mantenerse un tratamiento con la dosis mínima eficaz.

Para estos pacientes debe considerarse una politerapia con sustancias protectivas (p. ej. inhibidores de la bomba de protones o misoprostol), esto debe considerarse igualmente para pacientes que necesitan de forma concomitante medicamentos con bajos contenidos de ácido acetilsalicílico (ASS)/Aspirina u otros medicamentos que pueden aumentar el riesgo de enfermedades gastrointestinales.

Los pacientes con antecedentes de toxicidad gastrointestinal, sobre todo los ancianos, deben notificar cualquier síntoma abdominal extraño (sobre todo hemorragias gastrointestinales). Debe actuarse con cautela en el tratamiento de pacientes que toman simultáneamente medicamentos que pueden aumentar el riesgo de úlceras o de hemorragias, como p. ej. corticosteroides sistémicos, anticoagulantes, antitrombóticos o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (véase Interacciones).

Efectos hepáticos: Para el tratamiento con BERIFÉN de pacientes con una función hepática deteriorada es imprescindible una estrecha vigilancia médica ya que se podría agravar la enfermedad (véase Efectos adversos).

Como con otros AINE, pueden aumentar los niveles de una o varias enzimas hepáticas durante el tratamiento con BERIFÉN. Esto se observó muy frecuentemente en estudios clínicos con diclofenaco (en un 15% de los pacientes), pero solamente en raros casos el aumento se ve acompañado por síntomas clínicos. En la mayoría de los casos se trata de aumentos en torno al límite superior. Aumentos moderados (≥ 3 veces - < 8 veces el límite superior) se observaron frecuentemente (en un 2,5%), mientras que la incidencia de aumentos importantes (≥ 8 veces el límite superior) se observó en aproximadamente un 1% de los casos. En los estudios clínicos antedichos se produjeron en un 0,5% de los casos no solamente aumentos de los niveles de las enzimas hepáticas sino también lesiones hepáticas clínicamente manifiestas.

En general, los aumentos de los niveles enzimáticos revirtieron después de la suspensión del preparado.

Efectos renales: Debido a la importante función de las prostaglandinas para el mantenimiento del riego sanguíneo renal se producen frecuentemente (1-10%) edemas e hipertensión durante el tratamiento a largo plazo con AINE en altas dosis.

Debe actuarse con mayor cautela en el tratamiento de pacientes con función hepática o renal deteriorada, antecedentes de hipertensión, de pacientes ancianos, de pacientes que reciben simultáneamente diuréticos o medicamentos que pueden influir de forma importante la función renal así como en el tratamiento de pacientes con carencia grave de líquido en el espacio extracelular, debida a cualquier causa, p. ej. antes o después de una intervención quirúrgica importante (véase Contraindicaciones).

En caso de que se use BERIFÉN en uno de esos casos se recomienda como medida precautoria vigilar la función renal (véase Contraindicaciones). Después de suspender la terapia, el paciente suele recuperar el estado que tuvo antes del tratamiento.

Efectos hematológicos: Como con otros AINE, se recomienda efectuar hematogramas durante tratamientos a largo plazo con BERIFÉN.

Como otros AINE, BERIFÉN puede inhibir de forma transitoria la agregación de trombocitos. Deben vigilarse estrechamente los pacientes con trastornos de coagulación.

POSOLOGÍA/FORMA DE ADMINISTRACIÓN: En general se recomienda adaptar la dosis a las condiciones individuales de cada paciente y administrar la dosis eficaz más baja durante el tiempo más corto posible.

Adultos: El tratamiento con las ampollas de BERIFÉN no debe durar más de 2 días y puede continuarse, en caso de que sea necesario, con comprimidos de diclofenaco o cápsulas rectales de diclofenaco.

Inyección intramuscular: Para evitar lesiones en los nervios o en otros tejidos en el lugar de inyección deben seguirse las siguientes instrucciones para la administración intramuscular.

En general, la dosis es de 1 ampolla de 75 mg/d que se inyecta profundamente en el cuadrante superior externo del glúteo.

En casos graves (p. ej. cólicos) pueden administrarse de forma excepcional 2 ampollas de 75 mg/d: una en el glúteo derecho y la otra en el izquierdo dejando transcurrir varias horas entre cada inyección. Una ampolla de 75 mg también puede combinarse con otras formas farmacológicas (p. ej. comprimidos, cápsulas, cápsulas rectales) no excediendo una dosis máxima diaria total de 150 mg.

Las experiencias clínicas sobre el uso en caso de jaquecas se limitan a los procedimientos siguientes: El tratamiento debe iniciarse lo antes posible administrando una ampolla de 75 mg y, en caso de que sea necesario, puede continuarse el tratamiento en el mismo día con cápsulas rectales hasta alcanzar una dosis de 100 mg. Se recomienda que la dosis total no supere el primer día los 175 mg.

No existen datos sobre el uso de BERIFÉN durante más de un día para el tratamiento de jaquecas. En caso de que el tratamiento sea necesario en los días siguientes debe limitarse la dosis diaria máxima a 150 mg (en forma de cápsulas rectales y en dosis únicas).

Infusión intravenosa: BERIFÉN no debe administrarse como inyección intravenosa en bolo.

Niños y adolescentes: La potencia de las ampollas de BERIFÉN no está indicada en niños y adolescentes.

Modo de empleo: Las ampollas de BERIFÉN deben inyectarse profundamente en el cuadrante superior externo del glúteo. Las ampollas son de uso único y la disolución debe usarse directamente después de abrir. En caso de que sobre disolución debe desecharse el resto.

SOBREDOSIS:

Síntomas: No existe ningún cuadro clínico típico tras una sobredosis de diclofenaco. Una sobredosis puede provocar síntomas como vómitos, hemorragia gastrointestinal, diarrea, aturdimiento, acúfenos o convulsiones. En caso de una intoxicación grave puede producirse una insuficiencia renal aguda o insuficiencia hepática aguda.

Medidas terapéuticas: El tratamiento de una intoxicación aguda con AINE suele consistir en tratamientos sintomáticos y de apoyo, los cuales deben iniciarse en caso de complicaciones como hipotensión, insuficiencia renal, convulsiones, trastornos gastrointestinales y depresión respiratoria. Es improbable que medidas específicas como la diuresis forzada, diálisis o hemoperfusión sean útiles para la eliminación de los AINE ya que estos presentan una alta ligadura a proteínas y una metabolización sustancial.

DATOS PRECLÍNICOS: Los datos preclínicos de estudios de la toxicidad aguda y de la toxicidad de dosis repetidas, de la genotoxicidad, de la mutagénesis y de la cancerogenenicidad del diclofenaco demuestran que en las dosis terapéuticas previstas no existen indicios para peligros especiales que afecten a los humanos. No existen indicios para un potencial teratógeno del diclofenaco en ratones, ratas o conejos. En las ratas, el diclofenaco no tuvo ninguna influencia en la fertilidad de los animales de la generación parental. No se vio alterado el desarrollo prenatal, perinatal y postnatal de los animales de la generación descendiente.

PRESENTACIÓN: La solución se envasa en ampollas de vidrio pardo de primera clase hidrolítica colocadas en bandejas de plástico.

Envases con 5 ampollas de 2 ml; envases hospitalarios.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Fecha de la presente información: Octubre de 2009.

Fabricado por: Merckle GmbH, Blaubeuren- Weiler, Alemania

Para:

ACINO PHARMA AG, Basilea

Provincia, Suiza