Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera Panamá
ALIN DEPOT Suspensión inyectable
Marca

ALIN DEPOT

Sustancias

DEXAMETASONA

Forma Farmacéutica y Formulación

Suspensión inyectable

Presentación

Frasco(s) ámpula, 2 ml,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN: Suspensión inyectable.

Cada frasco ámpula contiene:

21-isonicotinato de dexametasona equivalente a 8 mg

de dexametasona.

Vehículo, cbp. 2 mL

NO SE ADMINISTRE POR VÍA INTRAVENOSA.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Corticosteroide de acción prolongada.

En padecimientos que requieren corticoterapia sistémica prolongada, como: Artritis reumatoide, padecimientos de la colágena.

Enfermedades del aparato respiratorio, como: Asma bronquial, enfermedad fibrosante del intersticio pulmonar, bronquitis crónica, enfisema.

Enfermedades de la piel: Urticaria, eccema, psoriasis, rosácea.

En padecimientos sistémicos: Lupus eritematoso diseminado, dermatomiositis, esclerodermia (o esclerosis sistémica progresiva), colitis ulcerosa idiopática.

En el tratamiento de afecciones osteoarticulares que requieren administración local y prolongada de corticoides.

CONTRAINDICACIONES: Pacientes con hipersensibilidad a los componentes de la fórmula o con micosis sistémicas, tuberculosis activa, procesos virales sistémicos severos, otras infecciones bacterianas, virales o micóticas activas que empeoren con el uso de corticosteroides, así como en paciente que presenten alguna otra contraindicación conocida para el usos de los mismos.

PRECAUCIONES GENERALES: No se administre por vía endovenosa.

ALIN® DEPOT no debe emplearse como tratamiento inicial en padecimientos agudos que amenacen la vida del paciente y requieran efecto corticosteroide inmediato.

No se inyecte ALIN® DEPOT por vía subcutánea, ni en el músculo deltoides. También hay que evitar la inyección intramuscular repetida en el mismo sitio (debe administrarse, de preferencia, profundamente en músculos glúteos).

La inyección intraarticular e intralesional debe evitarse, si existen datos de proceso supurativo in situ.

ALIN® DEPOT debe usarse con mucha precaución en pacientes con hipertensión arterial severa, insuficiencia hepática o renal y diabetes mellitus.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Se debe administrar con cautela a embarazadas; su uso crónico puede causar hipoadrenalismo en el producto.

Se debe informar a las madres que no deben amamantar a sus hijos cuando se les esté administrando corticosteroides, debido a que se puede alterar el crecimiento o tener otros efectos indeseables (los corticosteroides aparecen en la leche materna).

REACCIONES SECUNDARIAS O ADVERSAS: Las reacciones adversas a ALIN® DEPOT suspensión inyectable generalmente pueden desaparecer o reducirse mediante la reducción de la dosis o del tiempo de administración; en general, es preferible la suspensión del tratamiento cuando aparece algún evento adverso serio o relevante clínicamente.

Aunque la incidencia a reacciones adversas a ALIN® DEPOT ha sido baja, se debe considerar la posibilidad de que ocurran efectos adversos característicos de los corticosteroides, tales como los siguientes:

Trastornos musculoesqueléticos: Debilidad muscular, miopatía, reducción de masa muscular, osteoporosis, fracturas vertebrales por compresión, necrosis aséptica de la cabezas femoral y humeral, fracturas patológicas de huesos largos, rupturas de tendones.

Trastornos gastrointestiales: Úlcera péptica con posible perforación o hemorragia, perforación del intestino delgado o colon, especialmente en pacientes con enteritis o colitis, pancreatitis, distensión abdominal, esofagitis ulcerosa.

Trastornos hidroelectrolíticos: Retención de sodio y líquidos, insuficiencia cardíaca congestiva en pacientes susceptibles, pérdida excesiva de potasio, alcalosis hipopotasémica, hipertensión arterial.

Cutáneos: Alteraciones de la cicatrización de heridas, piel delgada y frágil, petequias y equimosis, eritema, aumento de la sudoración, ardor o parestesia y otras reacciones cutáneas como dermatitis alérgica y edema angioeurótico.

Neurológicas: Convulsiones, aumento de la presión intracraneal con edema de la papila (pseudotumor cerebral) incluso después del tratamiento, vértigo, cefalea, trastornos psíquicos.

Endocrinológicos: Irregularidades menstruales, síndrome de Cushing, supresión de crecimiento en pacientes pediátricos; falta secundaria de respuesta adrenocortical y pituitaria, particularmente en situaciones de estrés, como en traumatismos, intervenciones quirúrgicas o enfermedades, disminución de la tolerancia a los carbohidratos, manifestaciones de diabetes mellitus latente, aumento de las necesidades de insulina o de hipoglucemiantes orales en diabéticos, hirsutismo.

Oftálmico: Cataratas subcapsulares posteriores, aumento de la presión intraocular, glaucoma, exoftalmos.

Metabólicos: Balance negativo del nitrógeno por catabolismo proteico.

Cardiovascular: Ruptura del miocardio después de un infarto del miocardio reciente.

Otros: Reacciones anafilactoides o de hipersensibilidad, tromboembolia, aumento de pso, aumento de apetito náuseas, malestar general, hipo.

Otras: Reacciones adversas relacionadas a la corticoterapia parenteral son: hiperpigmentación o hipopigmentación, atrofia cutánea o subcutánea, abscesos “estériles”, artropatía de tipo Charcot.

Las reacciones adversas están relacionadas a la dosis y duración de uso de los corticosteroides.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: El uso concomitante de fenobarbital, fenitoína y efedrina puede aumentar el metabolismo de los corticosteroides y reducir sus efectos terapéuticos. El uso concurrente de corticosteroides con diuréticos que eliminan el potasio puede acentuar la hipocaliemia. Si se administran junto con glucósidos cardíacos puede aumentar la posibilidad de arritmias y toxicidad por digital asociada con hipocaliemia.

Los corticosteroides también pueden acentuar la hipocaliemia producida por la anfotericina b. En todos los pacientes en que se administren estas combinaciones terapéuticas, se deben efectuar determinaciones de electrolitos séricos, especialmente de las concentraciones de potasio y deben vigilarse cuidadosamente. El uso concurrente de corticosteroides con anticoagulantes cumarínicos puede aumentar o reducir los efectos de estos últimos, con la posibilidad de que tengan que realizarse un ajuste de la dosis.

Los efectos combinados de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos o de la ingesta de alcohol con corticosteroides pueden aumentar la ocurrencia gravedad de las úlceras gastrointestinales.

Los corticosteroides pueden reducir las concentraciones sanguíneas de salicilato. El ácido acetilsalicílico debe utilizarse con precaución cuando se utiliza junto con corticosteroides en casos de hipoprotombinemia.

Cuando se administran corticosteroides a pacientes diabéticos puede ser necesario ajustar la dosis del hipoglucemiante. El tratamiento concomitante con corticosteroides puede inhibir la respuesta a la somatotropina.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: ALIN® DEPOT, debe ser administrado por inyección intramuscular profunda (en los músculos de los glúteos), cuando se requiera un efecto sistémico. Para efecto local, puede administrarse por vía intraarticular, intrabursal y, en algunos padecimientos dermatológicos, puede inyectarse intradérmicamente.

Dosis de inicio: Habitualmente es de 2 mL por vía intramuscular.

Dosis de sostén: Si es necesario, repetir la administración de 1 a 2 mL cada 14-21 días. La suspensión brusca del tratamiento con corticosteroides puede causar una insuficiencia adrenocortical secundaria.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Las relacionadas con el uso de cualquier corticosteroide, en este caso, de depósito, por lo que hay que ejercer los cuidados usuales en su administración.

PRESENTACIÓN: Frasco ámpula con 2 mL.

CHINOIN,

Productos Farmacéuticos, S.A. de C.V.