Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
VARLEX Tabletas
Marca

VARLEX

Sustancias

PRAVASTATINA

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Caja , 100 Tabletas , 10 Miligramos

1 Caja , 15 Tabletas , 10 Miligramos

1 Caja , 30 Tabletas , 10 Miligramos

1 Caja , 50 Tabletas , 10 Miligramos

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Pravastatina sódica

10 mg

Excipiente, c.b.p.

1 tableta

Descripción: La pravastatina es uno de los compuestos de la clase de hipolipemiantes, inhibidores de la HMG-CoA reductasa, los cuales reducen la biosíntesis del colesterol. Estos compuestos son inhibidores competitivos de la 3-hidroxi-3-metilglutaril-coenzima A (HMG-CoA) reductasa, la enzima que cataliza la conversión de HMG-CoA a mevalonato, limitando en un paso inicial la biosíntesis de colesterol.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: La terapia con pravastatina debe ser considerada como parte de la intervención sobre múltiples factores de riesgo en aquellos individuos en riesgo elevado para desarrollar enfermedad vascular aterosclerótica debida a hipercolesterolemia. La pravastatina debe ser administrada junto con una dieta restringida en grasas saturadas y colesterol cuando la respuesta a la dieta sola y a otras medidas no farmacológicas ha sido inadecuada.

Prevención de enfermedad coronaria: En pacientes hipercolesterolémicos sin enfermedad coronaria clínicamente evidente, la pravastatina está indicada para reducir el riesgo de infarto del miocardio mortal y no mortal, reducir la necesidad de procedimientos de revascularización miocárdica y mejorar la sobrevivencia al reducir la mortalidad cardiovascular.

Enfermedad coronaria: En pacientes con historia de infarto del miocardio o angina inestable, la pravastatina está indicada para reducir el riesgo en mortalidad total, mortalidad por enfermedad coronaria, eventos coronarios recurrentes (incluyendo infarto del miocardio), necesidad de procedimientos de revascularización miocárdica y necesidad de hospitalización.

Enfermedad cerebrovascular: En pacientes con historia de enfermedad coronaria (v.g. infarto del miocardio o angina inestable), la pravastatina está indicada para reducir el riesgo de infarto cerebral o reducir los ataques de isquemia transitoria.

Progresión de enfermedad aterosclerosa y eventos cardiovasculares: En pacientes hipercolesterolémicos con enfermedad cardiovascular aterosclerosa, la pravastatina junto con la dieta está indicada para retrasar la progresión de la aterosclerosis y reducir la incidencia de eventos cardiovasculares.

Trasplante renal y cardiaco: En pacientes que reciben terapia inmunosupresora después de un trasplante, pravastatina está indicada para mejorar la supervivencia en pacientes con trasplante cardiaco y reducir el riesgo de rechazo agudo en pacientes con trasplante renal.

Hipercolesterolemia y dislipidemia: La pravastatina está indicada para reducir los niveles de colesterol total, el colesterol de las LDL, apolipoproteínas B y triglicéridos y para incrementar los niveles de colesterol de las HDL en pacientes con hipercolesterolemia primaria y dislipidemia mixta.

En niños y pacientes adolescentes (8-18 años): La pravastatina está indicada para el tratamiento de hipercolesterolemia heterocigótica familiar en conjunto con la dieta y modificación al estilo de vida.

Antes de iniciar el tratamiento con pravastatina, se deben excluir las causas secundarias de hipercolesterolemia (por ejemplo: obesidad, diabetes mellitus mal controlada, hipotiroidismo, síndrome nefrótico, disproteinemias, enfermedad hepática obstructiva, tratamiento con otros medicamentos, alcoholismo) y se debe efectuar un perfil de lípidos con mediciones de colesterol total (C), colesterol de las Iipoproteínas de alta densidad (C-HDL) y triglicéridos (TG). En pacientes con triglicéridos < 400 mg/dl (< 4.5 mmol/I), se puede calcular el colesterol de las lipoproteínas de baja densidad (C-LDL) con la siguiente ecuación:

C-HDL = C-total — C-HDL — 1/5 TG

Para niveles de TGM > 400 mg/dl esta fórmula no es segura, por lo que las concentraciones de C-LDL se deberán determinar por ultracentrifugación. Deben practicarse determinaciones de lípidos periódicamente y se debe ajustar la dosis de acuerdo con la respuesta del paciente al tratamiento. Al igual que con otros tratamientos hipolipemiantes, la pravastatina no está indicada cuando la hipercolesterolemia se debe a hiperalfalipoproteinemia (C-HDL elevado).

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Mecanismo de acción: Pravastatina ejerce su efecto hipolipemiante mediante dos mecanismos: primero, como consecuencia de la inhibición reversible de la actividad de la HMG-CoA reductasa, generando reducciones moderadas de los depósitos de colesterol intracelular. Esto da como resultado un aumento de los receptores de LDL en la superficie de las células e incremento en el catabolismo y depuración de LDL circulante medidos por receptores.

Segundo, la pravastatina inhibe la producción de LDL al inhibir la síntesis hepática de lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL), precursoras de las LDL. Estudios en animales e in vitro han demostrado que pravastatina, un inhibidor hidrofílico de la HMG-CoA reductasa, muestra selectividad tisular, ya que la actividad inhibitoria es más alta en aquellos tejidos con una síntesis de colesterol más elevada como el íleon y el hígado. A diferencia de otros inhibidores de la reductasa, pravastatina tiene menos efecto sobre la síntesis de colesterol en otros tejidos. En estudios llevados a cabo en animales, no se detectó pravastatina en el líquido cefalorraquídeo.

Estudios clínicos y patológicos han demostrado que los niveles elevados de colesterol total (C-total), colesterol de lipoproteínas de baja densidad (C-LDL) y apolipoproteína B (un complejo transportador de membrana para LDL) favorecen la aterosclerosis en humanos. De igual manera, los niveles reducidos de colesterol HDL (C-HDL) y su complejo transportador, la apolipoproteína A, se asocian con el desarrollo de aterosclerosis. En investigaciones epidemiológicas se ha establecido que la morbilidad y mortalidad cardiovascular varían directamente con los niveles de CT y C-LDL e inversamente con los niveles de C-HDL.

En estudios clínicos multicéntricos, con intervenciones farmacológicas y no farmacológicas, donde disminuyeron simultáneamente el colesterol total y el C-LDL al mismo tiempo que se aumentó el C-HDL, se redujo la tasa de eventos cardiovasculares (infartos del miocardio fatales y no fatales) y se mejoró la sobrevida. En estudios epidemiológicos se ha encontrado que niveles elevados de proteína C reactiva (PCR) se asocian con un riesgo aumentado de riesgo cardiovascular en pacientes con enfermedad coronaria y pacientes sanos. El tratamiento con pravastatina reduce los niveles de PCR en estudios a largo plazo. La monoterapia con pravastatina redujo la progresión de la aterosclerosis, los eventos cardiovasculares (v.g. infarto del miocardio fatal y no fatal) y la mortalidad en estudios clínicos controlados que incluyeron pacientes con hipercolesterolemia moderada con y sin enfermedad cardiovascular aterosclerótica.

Farmacocinética/metabolismo: La pravastatina se administra por vía oral en su forma activa. Se absorbe rápidamente, obteniéndose niveles plasmáticos pico de 1 a 1.5 horas después de su ingestión. Con base a la recuperación urinaria del fármaco marcado radiactivamente, la absorción oral promedio de pravastatina es de 34% y su biodisponibilidad absoluta de 17%. Aun cuando la presencia de alimentos en el tracto gastrointestinal reduce su biodisponibilidad, el efecto hipolipemiante del medicamento es similar cuando se toma con o sin alimentos.

Pravastatina sufre una importante extracción de primer paso en el hígado (tasa de extracción 0.66), que es su principal sitio de acción, sitio primario de la síntesis de colesterol y de la depuración de C-LDL. Estudios in vitro han demostrado que la pravastatina es transportada hacia el interior de los hepatocitos con mucho menor captura por otras células. En vista del extenso metabolismo hepático de primer paso, los niveles plasmáticos no tienen que correlacionarse necesariamente de manera exacta con la eficacia hipolipemiante. Las concentraciones plasmáticas de pravastatina incluyendo el área bajo la curva concentración-tiempo (ABC), concentración pico (Cmáx) y concentración mínima en estado estable (Cmín), son directamente proporcionales a la dosis administrada. La eficacia de pravastatina cuando se administró una vez al día por la noche, fue más eficaz que cuando se administró por la mañana, a pesar de una biodisponibilidad sistémica menor. Las concentraciones en estado estable del ABC, Cmáx y Cmín no mostraron evidencia de acumulación de pravastatina después de la administración de pravastatina tabletas una o dos veces al día. Aproximadamente 50% del fármaco circulante está unido a proteínas plasmáticas.

La vida media de eliminación del plasma de pravastatina (t½) está entre 1.5 y 2 horas. Aproximadamente 20% de una dosis oral marcada radiactivamente se excreta en orina y 70% en heces. Después de una dosis intravenosa de pravastatina radiomarcada administrada a voluntarios sanos, aproximadamente 47% de la depuración total del organismo de excreción vía renal y 53% por vías no renales (por ejemplo, excreción biliar y biotrasformación). Ya que tiene una vía de eliminación doble, existe el potencial para una excreción compensadora por la vía alterna, así como una acumulación del fármaco y/o sus metabolitos en pacientes con insuficiencia renal o hepática. El principal producto de degradación de pravastatina es el isómero 3-hidroxi de pravastatina, el cual tiene de una décima a una cuadragésima parte de actividad inhibitoria de la HMG-CoA reductasa del compuesto principal.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de la fórmula. Enfermedad activa del hígado o elevación inexplicable y persistente de las pruebas de función hepática. Durante el embarazo y la lactancia.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Embarazo y lactancia: La aterosclerosis es un proceso crónico, por lo que el suspender los fármacos hipolipemiantes durante el embarazo debe tener poco impacto en el resultado del tratamiento a largo plazo de la hipercolesterolemia primaria. El colesterol y otros productos de la biosíntesis del colesterol, son componentes esenciales para el desarrollo fetal (incluyendo la síntesis de esteroides y membranas celulares). Ya que los inhibidores de la HMG-CoA reductasa disminuyen la síntesis de colesterol y posiblemente la síntesis de otras sustancias biológicamente activas derivadas del colesterol, pueden causar daño fetal cuando se administran a la mujer embarazada. Por tanto, los inhibidores de la HMG-CoA reductasa están contraindicados durante el embarazo y la lactancia.

Mujeres en edad fértil: La pravastatina debe administrarse a mujeres con potencial para embarazarse sólo si estas pacientes tuvieran pocas probabilidades de embarazarse e informándoles los peligros potenciales. Si la paciente se embaraza mientras está tomando esta clase de medicamentos, el tratamiento debe suspenderse y se le debe informar nuevamente los peligros potenciales para el feto.

Embarazo (véase Contraindicaciones): No se ha establecido la seguridad en la mujer embarazada. Aunque la pravastatina no fue teratogénica en ratas a dosis tan altas como 1,000 mg/kg al día, ni en conejos con dosis arriba de 50 mg/kg al día. La pravastatina podría administrarse a mujeres con potencial para concebir sólo cuando sea muy poco probable que se embaracen y después de que hayan sido informadas de los peligros potenciales. Si la mujer se embaraza durante el tratamiento con pravastatina, éste deberá suspenderse y se deberá avisar a la paciente nuevamente de los peligros potenciales para el feto.

Madres en periodo de lactancia: La pravastatina se excreta en cantidades muy pequeñas en la leche humana. Si la madre está en tratamiento con pravastatina, la lactancia deberá suspenderse por el riesgo potencial de reacciones adversas para el lactante.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En general, la pravastatina es bien tolerada. Los eventos adversos, tanto clínicos como de laboratorio, habitualmente son leves y transitorios. En todos los estudios clínicos (controlados y no controlados), aproximadamente 2% de los pacientes suspendieron el tratamiento por experiencias adversas atribuibles a pravastatina.

La seguridad y tolerabilidad de pravastatina en dosis de 80 mg en dos estudios controlados en un tiempo promedio de exposición de 8.6 meses, fue similar a lo reportado con pravastatina a menores dosis.

Sistema nervioso: Parestesia (0.9 vs 0.9), vértigo (0.4 vs 0.4), insomnio (0.3 vs 0.2), alteración de la memoria (0.3 vs 0.3), temblor (0.1 vs 0.1), neuropatía periférica (0.1 vs 0.1).

Sentidos especiales: Opacidad del cristalino (0.5 vs 0.4), cambios en el gusto (0.1 vs 0.1). Estos eventos también se han reportado en el uso clínico abierto.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: En un estudio de 22 meses en ratones que recibieron dosis orales de pravastatina de 10-100 mg/kg al día, no demostró ningún potencial carcinogénico. En un estudio de 2 años realizado en ratas, no se observó un incremento estadísticamente significativo en la incidencia de carcinoma hepatocelular en machos o hembras con la dosis de 250 y 500 mg/kg al día (aproximadamente 155 veces la dosis mg/kg máxima en humanos).

En seis estudios genético-toxicológicos llevados a cabo con pravastatina no hubo evidencia de potencial mutagénico a nivel microsomal o genético.

En un estudio en ratas con dosis tan elevadas como 500 mg/kg (aproximadamente 310 veces la dosis máxima mg/kg en humanos), pravastatina no produjo ningún efecto adverso sobre la fertilidad o actividad reproductiva.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Tratamiento concomitante: Pravastatina se ha administrado concomitantemente con colestiramina, colestipol, ácido nicotínico, probucol y gemfibrozil. No se han reportado reacciones adversas propias de la combinación de las previamente reportadas para cada fármaco solo. Se ha reportado miositis con la combinación de gemfibrozil (LOPID) y lovastatina (véase Precauciones).

Antipirina: La depuración de antipirina por el citocromo P-450 no fue alterada por la administración concomitante de pravastatina. Debido a que pravastatina no parece inducir a las enzimas hepáticas metabolizadoras de fármacos, no se espera que ocurran interacciones significativas de pravastatina con otros fármacos (v.g. fenitoína, quinidina) que son metabolizados por el citocromo P-450.

Colestiramina/colestipol: Cuando la pravastatina se administró una hora antes o cuatro horas después de la colestiramina o una hora antes de colestipol y una comida estándar, no se observó una disminución significativa en la biodisponibilidad o el efecto terapéutico de pravastatina. La administración concomitante dio como resultado una disminución de aproximadamente 40 a 50% en la media del ABC de pravastatina (véase Dosis y vía de administración y tratamiento concomitante).

Ciclosporina: Algunos investigadores han medido los niveles de ciclosporina en pacientes bajo régimen con pravastatina (hasta de 20 mg) y hasta la fecha, estos resultados indican que no existen elevaciones clínicamente significativas en los niveles de ciclosporina. En un estudio de dosis única realizado en pacientes trasplantados de corazón que recibían ciclosporina se encontró un incremento en los niveles de pravastatina.

Warfarina: Los parámetros de biodisponibilidad de pravastatina en estado estable no se alteraron con la administración concomitante de warfarina. La pravastatina no alteró la unión de warfarina a proteínas plasmáticas. La dosificación crónica de los dos medicamentos no produce cambios en la acción anticoagulante de la warfarina (no se observó un incremento en el tiempo de protrombina después de seis días de terapia concomitante) con 40 mg de pravastatina al día.

Otros fármacos: A diferencia de otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa, la pravastatina no es metabolizada significativamente por el citocromo P-450 3A4, que es inhibido por agentes como el itraconazol, ketoconazol, ciclosporina, verapamil o diltiazem.

En estudios de interacción con ácido acetilsalicílico, antiácidos (1 hora antes de pravastatina), cimetidina, gemfibrozil, ácido nicotínico o probucol no se observaron diferencias estadísticamente significativas en la biodisponibilidad de pravastatina.

Durante los estudios clínicos no se informaron interacciones cuando se agregó pravastatina a diuréticos, antihipertensivos, digitálicos, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, antagonistas de canales del calcio, betabloqueadores o nitroglicerina.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Se han observado elevaciones de los valores de las transaminasas séricas (ALAT, ASAT), CK y CPK en pacientes tratados con pravastatina (véase Precauciones).

Los inhibidores de la HMG-CoA reductasa se han asociado con anormalidades bioquímicas de la función hepática. Como con otros agentes hipolipemiantes, incluyendo a las resinas secuestradoras de ácidos biliares que no se absorben, se han presentado incrementos en las enzimas hepáticas de menos de tres veces del límite superior normal durante la terapia con pravastatina. El significado de estos cambios, los cuales generalmente se presentan durante los primeros meses de tratamiento, es desconocido. En la mayoría de los pacientes tratados con pravastatina en los estudios clínicos, las cifras disminuyeron a los niveles pretratamiento aún cuando se continuó la terapia a la misma dosis.

Incrementos persistentes significativos (más de tres veces del límite superior normal) en las transaminasas se observaron en 6 de 1,139 (0.5%) pacientes tratados con pravastatina en estudios clínicos. Estas elevaciones no estuvieron asociadas con síntomas o signos clínicos de enfermedad hepática y generalmente disminuyeron a los niveles pretratamiento al interrumpir la terapia. Solamente dos pacientes tuvieron anormalidades persistentes posiblemente atribuibles a la terapia.

Como con otros agentes hipolipemiantes, deben efectuarse pruebas de función hepática periódicamente. Se debe dar atención especial a aquellos pacientes que desarrollan niveles de transaminasas elevados. Las pruebas de función hepática deben repetirse para confirmar una elevación y posteriormente monitorearlas a intervalos más frecuentes. Ante un incremento persistente igual o superior a tres veces el límite superior normal de ALAT y ASAT, la terapia debe ser suspendida. Se debe tener un cuidado especial cuando se administre pravastatina a pacientes con historia de enfermedad hepática o ingesta de alcohol importante.

PRECAUCIONES GENERALES: La terapia con pravastatina debe ser considerada como parte de la intervención sobre múltiples factores de riesgo en aquellos individuos en riesgo elevado para desarrollar enfermedad vascular aterosclerótica debido a hipercolesterolemia. La pravastatina debe ser administrada junto con una dieta restringida en grasas saturadas y colesterol cuando la respuesta a la dieta sola y a otras medidas no farmacológicas ha sido inadecuada.

Musculoesquelético: Mialgia, miopatía y rabdomiólisis han sido reportados con el uso de inhibidores de la reductasa de HMG-CoA. También se ha reportado mialgia no complicada en pacientes tratados con pravastatina con una incidencia similar al placebo. La miopatía, definida como dolor o debilidad muscular junto con aumento de los valores de creatinfosfocinasa (CPK) en más de 10 veces el límite superior normal, fue reportada como posiblemente debida a la pravastatina en < 0.1% de los pacientes en los estudios clínicos. Rabdomiólisis con disfunción renal secundaria a mioglobinuria ha sido reportada muy raramente con pravastatina. Sin embargo, la miopatía debe considerarse en cualquier paciente con mialgias difusas, sensibilidad o debilidad muscular y/o una elevación marcada de CPK. Se debe instruir a los pacientes para que reporten de inmediato la presencia de dolor muscular inexplicable, sensibilidad o debilidad muscular, particularmente si se acompaña de malestar o fiebre. El tratamiento con pravastatina debe suspenderse si se presentan niveles muy elevados de CPK o se diagnostica o se sospecha miopatía.

El riesgo de miopatía durante el tratamiento con otro inhibidor de la HMG-CoA reductasa aumenta con el uso concomitante de eritromicina, ciclosporina, niacina o fibratos. En un estudio clínico de dimensión limitada de terapia combinada con pravastatina (40 mg/día) y gemfibrozil (1,200 mg/día) no se reportaron casos de miopatía, aunque se observó una tendencia en elevaciones en CPK y síntomas musculoesqueléticos. El uso combinado de pravastatina y fibratos en general debe evitarse.

No se ha observado miopatía en estudios clínicos que incluyeron un total de 100 pacientes postrasplante (76 de corazón y 24 renales) quienes recibieron tratamiento concomitante con pravastatina (10-40 mg) y ciclosporina hasta por dos años, algunos también recibieron otros inmunosupresores. Adicionalmente, en estudios clínicos con un pequeño número de pacientes tratados con pravastatina y con niacina, no se presentaron reportes de miopatía.

Hipercolesterolemia homocigota familiar: La pravastatina no se ha evaluado en pacientes con hipercolesterolemia homocigota familiar, la cual es rara. En este grupo de pacientes, se ha reportado que los inhibidores de la HMG-CoA reductasa son menos eficaces ya que los pacientes carecen de receptores funcionales de LDL.

Uso pediátrico: La seguridad y eficacia en niños y adolescentes de 8-18 años han sido establecidas en un estudio adecuado y bien controlado. No hay suficientes datos clínicos para recomendar el uso de pravastatina en niños menores de 8 años.

Uso geriátrico: En cuanto a seguridad y eficacia no se reportan diferencias entre los pacientes ≥ 65 años y los menores de 65 años tratados con pravastatina (CARE y LIPID).

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Antes de iniciar con la pravastatina se deberá dar al paciente una dieta baja en colesterol, la cual deberá continuar durante el tratamiento.

Para adultos y adolescentes (14 años o más) la dosis inicial recomendada es 40 mg una vez al día. Para adultos, si la dosis diaria de 40 mg no logra los niveles de colesterol deseados, es recomendable administrar 80 mg diarios. La pravastatina puede ser administrada a cualquier hora del día con o sin alimentos. La dosis recomendada en niños (8-13 años) es de 20 mg al día.

Para pacientes con daño renal o hepático, una dosis menor debe ser considerada. En pacientes con una historia de disfunción renal o hepática significativa, una dosis inicial de 10 mg diarios es recomendable. Puesto que el efecto máximo de una dosis administrada se obtiene en las primeras 4 semanas, se deben efectuar determinaciones periódicas de lípidos en este tiempo y ajustar la dosis de acuerdo con la respuesta del paciente y las normas de tratamiento establecidas. El rango de dosis recomendado es de 10 a 80 mg administrados una vez al día. Pravastatina puede ser administrada en dosis divididas.

En pacientes que toman ciclosporina, con o sin otro medicamento inmunosupresor, concomitantemente con pravastatina, la terapia se deberá iniciar con 10 mg al día y el incremento de dosis se deberá realizar cuidadosamente. Muchos pacientes tratados con esta combinación recibieron dosis máximas de pravastatina de 20 mg/día.

Tratamiento concomitante: Algunos pacientes pueden requerir terapia combinada con uno o más hipolipemiantes. Los estudios de interacción farmacocinética con pravastatina administrada concomitantemente con ácido nicotínico, probucol y gemfibrozil no mostraron ninguna alteración estadísticamente significativa en la biodisponibilidad de pravastatina.

Los efectos hipolipemiantes de pravastatina en el colesterol total y C-LDL se incrementan cuando se combina con una resina que se une al ácido biliar. Cuando se administra una de estas resinas (por ejemplo: colestiramina o colestipol) y pravastatina, debe darse con una hora o más de anterioridad, o por lo menos cuatro horas después de la resina.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: La experiencia con sobredosis de pravastatina es limitada. Si ocurre una sobredosificación deberá tratarse sintomáticamente, establecer monitoreo de laboratorio e instituirse medidas de apoyo según sea necesario.

PRESENTACIONES: Caja con 15, 30, 50 y 100 tabletas de 10 mg.

RECOMENDACIONES DE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30ºC y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. Léase instructivo anexo. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30ºC y en lugar seco. No se use durante el embarazo
y la lactancia. Tómese de preferencia
por la noche. Protéjase de la luz.
Prohibida la venta fraccionada del producto (Sólo para presentación de 50 y 100 tabletas).

Reporte las sospechas de reacción adversa al correo: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx

ARLEX DE MÉXICO, S. A. de C. V.

Puerto Acapulco No. 35, Col. Piloto

C.P. 01290 México, D.F.

Reg. Núm. 178M2000, SSA IV