Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
VALFOPROX Emulsión inyectable
Marca

VALFOPROX

Sustancias

PROPOFOL

Forma Famacéutica y Formulación

Emulsión inyectable

Presentación

1 Caja, 5 Ampolleta(s), 200/20 mg/ml

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

La ampolleta contiene:
Propofol 200 mg
Vehículo, cbp 20 ml.
Cada ml de emulsión contiene 10 mg de Propofol (1.0%).

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

Propofol es un agente anestésico intravenoso de acción corta, adecuado para:

• La inducción y el mantenimiento de la anestesia general.

• Se puede utilizar también para la sedación de pacientes adultos que requieren ventilación mecánica o asistida en terapia intensiva.

• Está indicado para la sedación consciente en procedimientos quirúrgicos y diagnósticos.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: Propofol (2,6 diisopropilfenol) es un agente anestésico general de acción corta, con inicio de su acción a los 30 segundos aproximadamente y una rápida recuperación de la anestesia. El mecanismo de acción, como ocurre con todos los agentes anestésicos en general, es poco conocido.

El descenso de las concentraciones de Propofol, después de la administración de una dosis en bolo o al terminar una infusión, se puede describir mediante un modelo abierto de tres compartimentos; la primera fase se caracteriza por una distribución muy rápida (vida media 2-4 minutos), seguida de una eliminación rápida (vida media 30-60 minutos) y una fase final más lenta, que representa la redistribución de Propofol en los tejidos pobremente perfundidos.

Propofol se distribuye ampliamente y se elimina del organismo rápidamente (eliminación total del organismo 1.5-2 L/min).

La eliminación se lleva a cabo mediante procesos metabólicos, principalmente en el hígado, para formar conjugados inactivos de Propofol y su correspondiente quinol, que se excretan en la orina.

Cuando se utiliza Propofol para el mantenimiento de la anestesia, las concentraciones en la sangre se aproximan asintomáticamente al estado estable para la velocidad de administración dada. La farmacocinética es lineal en el intervalo recomendado de las velocidades de infusión de Propofol.

Cuando es administrado Propofol para inducción o mantenimiento de anestesia, en general, se observa disminución de la presión arterial media y pequeños cambios en la frecuencia cardiaca; sin embargo, los parámetros hemodinámicos normalmente permanecen estables durante el mantenimiento, y la incidencia de cambios hemodinámicos desfavorables es baja.

Aunque puede ocurrir depresión ventilatoria seguida de la administración de Propofol, cualquiera de estos efectos es cualitativamente similar a aquéllos de otros agentes anestésicos intravenosos y son factibles de manejar en la práctica clínica.

Propofol reduce el flujo sanguíneo cerebral, la presión intracraneana y el metabolismo cerebral. La reducción en la presión intracraneana es todavía mayor en pacientes con esta presión basal elevada.

La recuperación de la anestesia es por lo común rápida y sin resaca con una incidencia baja de cefalea, náuseas y vómito posoperatorio.

En general, hay menos náuseas y vómito posoperatorio después de la anestesia con Propofol, comparado con aquellas reacciones que se presentan con agentes inhalados. Existe evidencia de que esto puede estar relacionado con el efecto antiemético del Propofol.

Propofol a las concentraciones usadas comúnmente en la clínica, no inhibe la síntesis de hormonas adrenocorticales.

CONTRAINDICACIONES: Propofol está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida a Propofol o cualquiera de sus excipientes; en la sedación de niños menores de 3 años con infecciones virales severas del tracto respiratorio que están recibiendo cuidados intensivos; en la sedación de niños de todas las edades con crup o epiglotitis que están en cuidados intensivos. Propofol no debe emplearse para anestesia obstétrica (véase Precauciones generales y/o Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia). Embarazo, lactancia y menores de 1 mes de edad.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Embarazo: Propofol no se debe utilizar en el embarazo. No obstante, Propofol se ha utilizado durante la terminación del embarazo en el primer trimestre.

Propofol cruza la placenta y puede estar asociado con depresión neonatal por lo que no deberá usarse en anestesia obstétrica.

Lactancia: No existen pruebas de seguridad específicas para el recién nacido, cuando se administra Propofol en mujeres durante el periodo de lactancia.

Como con otros agentes sedantes, cuando se emplea Propofol para la sedación durante procedimientos quirúrgicos, el paciente puede presentar movimientos involuntarios. Durante procedimientos quirúrgicos que requieren inmovilidad, estos movimientos pueden ser peligrosos para el procedimiento y el paciente.

Es necesario un periodo adecuado, previo al alta del paciente, para asegurar la total recuperación de un paciente después de una anestesia general. El uso de Propofol muy rara vez se puede asociar con el desarrollo de un periodo de inconsciencia posoperatoria, el cual puede estar acompañado por un incremento en el tono muscular. Esto puede estar o no, precedido por un periodo de vigilia. Aunque la recuperación es espontánea, se debe proporcionar el cuidado apropiado a un paciente inconsciente.

Cuando Propofol es administrado a un paciente epiléptico puede existir riesgo de convulsión.

Como en el caso de otros agentes anestésicos intravenosos, se deben tomar precauciones en los pacientes con insuficiencia cardiaca, respiratoria, renal o hepática, y con pacientes debilitados o hipovolémicos.

Propofol carece de actividad vagolítica y se ha asociado con bradicardia (ocasionalmente profunda) y también asistolia.

Se debe considerar la administración intravenosa de un agente anticolinérgico antes de la inducción o durante el mantenimiento de la anestesia, especialmente en situaciones en las que el tono vagal predomina o cuando se usa Propofol junto con otros agentes que puedan causar bradicardia.

Se debe tener especial cuidado en los pacientes con problema de metabolismo de grasas y en otras condiciones en las que las emulsiones lípidas deben usarse con precaución.

Es recomendable que el nivel de lípidos sanguíneos sea monitoreado cuando Propofol vaya a ser administrado a pacientes que pudieran presentar riesgos particulares de sobrecarga de lípidos, en ese caso la administración de Propofol debe ser ajustada adecuadamente si el estudio del paciente indica que su proceso metabólico de las grasas es anormal. Si el paciente está recibiendo algún otro lípido intravenoso al mismo tiempo, se deberá reducir la cantidad teniendo en cuenta los lípidos contenidos en la emulsión: 1.0 ml de Propofol contiene aproximadamente 0.1 g de lípidos.

Propofol no se recomienda para uso en neonatos con el fin de inducir y mantener la anestesia. Los datos de uso especificados en el marbete indican que, si se aplica el régimen de dosificación pediátrica (edades de 1 mes a 16 años) a neonatos, podría ocurrir una sobredosis relativa y ocasionar depresión cardiorrespiratoria.

No hay datos que apoyen el uso de Propofol para la sedación en neonatos prematuros que están en cuidados intensivos.

No se cuenta con resultados de estudios clínicos que apoyen el uso de Propofol para la sedación de niños con crup o epiglotitis que están recibiendo cuidados intensivos.

Declaración consultiva en relación al manejo en cuidados intensivos: Se han recibido reportes muy poco frecuentes de acidosis metabólica, rabdomiólisis, hipercaliemia y/o insuficiencia cardiaca en algunos casos con resultados fatales, en pacientes gravemente enfermos tratados con Propofol para sedación en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Generales: La inducción de la anestesia es generalmente suave con evidencia mínima de excitación. Las reacciones adversas más comúnmente reportadas son efectos colaterales predecibles farmacológicamente, como hipotensión.

Dada la naturaleza de la anestesia y de aquellos pacientes que reciben cuidados intensivos, los eventos reportados asociados con la anestesia y con cuidados intensivos pueden también estar relacionados a los procedimientos utilizados así como a la condición del receptor.

Muy comunes (> 1/10)

Trastornos generales y condiciones en el sitio de administración

Dolor local en el sitio de aplicación(1)

Comunes (> 1/100, < 1/10)

Trastornos vasculares

Hipotensión(2)

Trastornos cardiacos

Bradicardia(3)

Trastornos respiratorios, torácicos y del mediastino

Apnea transitoria durante la inducción

Trastornos gastrointestinales

Náuseas y vómito durante la fase de recuperación anestésica

Trastornos del sistema nervioso

Dolor de cabeza durante la fase de recuperación anestésica

Trastornos generales y condiciones en el sitio de administración

Síntomas de abstinencia en niños (4)

Trastornos vasculares

Rubor en niños(4)

Poco comunes (> 1/1,000, < 1/100)

Trastornos vasculares

Trombosis y flebitis

Rara (> 1/10,000, < 1/1,000)

Trastornos del sistema nervioso

Movimientos epileptiformes, incluidas convulsiones y opistótonos durante la inducción, mantenimiento y emersión anestesia

Muy rara (< 1/10,000)

Trastornos musculosqueléticos y del tejido conjuntivo

Rabdomiólisis(5)

Trastornos gastrointestinales

Pancreatitis

Lesión, envenenamiento y complicaciones del procedimiento

Fiebre posoperatoria

Trastornos renales y urinarios

Cambio de coloración urinaria posterior a una administración prolongada

Trastornos del sistema inmunológico

Anafilaxia-puede incluir angioedema, broncoespasmo, eritema e hipotensión

Trastornos del sistema reproductivo y trastornos mamarios

Desinhibición sexual

Trastornos cardiacos

Edema pulmonar

Trastornos del sistema nervioso

Desorientación posoperatoria

(1) Puede minimizarse empleando las venas grandes del antebrazo y fosa antecubital. El dolor local puede también ser minimizado con la administración conjunta de lidocaína (véase Dosis y vía de administración).

(2) Ocasionalmente, la hipotensión puede requerir el uso de fluidos intravenosos así como la reducción de la velocidad de administración.

(3) Las bradicardias severas son raras. Ha habido reportes aislados de avance hacia asístole.

(4) Después de la suspensión repentina de Propofol en cuidados intensivos.

(5) Se han recibido muy pocos reportes de rabdomiólisis cuando Propofol se ha administrado a dosis mayores de 4 mg/kg/h para sedación en UCI.

Reportes de uso de Propofol fuera de lo especificado en el marbete para inducción de anestesia en neonatos, indican que puede presentarse depresión cardiorrespiratoria si se aplica el régimen de dosis pediátrica (véase Dosis y vía de administración y Precauciones generales).


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Propofol cruza la placenta y puede estar asociado con depresión neonatal.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Propofol se usa en asociación con otras anestesias espinales y epidurales así como la premedicación usada comúnmente, bloqueadores neuromusculares, agentes inhalados y analgésicos, no habiéndose identificado incompatibilidad farmacológica. Dosis menores de Propofol pueden ser necesarias cuando la anestesia general se usa junto con técnicas de anestesia regional.

Propofol no debe ser mezclado antes de su administración con inyecciones o líquidos de infusión con excepción de dextrosa al 5% en bolsas de PVC o botellas de cristal para infusión, inyección de alfentanil en jeringas de plástico o inyecciones de lidocaína (véase Dosis y vía de administración). Los agentes bloqueadores neuromusculares atracurio y mivacurio no deben ser administrados por la misma línea endovenosa de Propofol sin enjuagarse previamente.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Propofol en concentraciones normales no inhibe la síntesis de las hormonas adrenocorticales.

Cuando se administra Propofol a pacientes con riesgo de sobrecarga de lípidos ya sea por un mal metabolismo de grasas o porque estén recibiendo infusiones de lípidos, se recomienda que tengan un monitoreo continuo de lípidos.

PRECAUCIONES GENERALES: Propofol debe ser administrado por personas capacitadas en anestesia o por médicos entrenados en el cuidado de pacientes en terapia intensiva. Los pacientes deben ser vigilados constantemente, se debe contar en todo momento con las facilidades y el equipo necesario para mantener las vías respiratorias libres, ventilación artificial, enriquecimiento de oxígeno y otras facilidades para la resucitación. Propofol no debe ser administrado por la persona que conduce el diagnóstico o el procedimiento quirúrgico.

Cuando se administra Propofol para la sedación consciente en procedimientos quirúrgicos y de diagnóstico, los pacientes deben ser vigilados continuamente para detectar los signos tempranos de hipotensión, obstrucción de las vías aéreas o desaturación de oxígeno.

Estos reportes demostraron la posibilidad de que hubiese ocurrido una deficiencia en el aporte de oxígeno a los tejidos.

No se ha establecido una relación causal entre los eventos reportados y Propofol, ya que todos los agentes sedantes y terapéuticos que se emplean en la UCI (incluyendo Propofol) deben ajustarse para mantener un aporte de oxígeno y parámetros hemodinámicos óptimos.

EDTA es un quelante de iones metálicos, incluido el zinc. La necesidad de zinc suplementario deberá ser considerada durante la administración prolongada de muy altas dosis de Propofol que por lo general nunca se indican particularmente en pacientes que están predispuestos a una deficiencia de zinc, como aquellos con quemaduras, diarrea y/o sepsis importantes.

Precauciones adicionales: Propofol no contiene preservadores antimicrobianos y el excipiente permite el desarrollo de microorganismos.

Cuando Propofol se extrae de la ampolleta, se debe vaciar asépticamente en una jeringa estéril o administrarlo inmediatamente después de abrir la ampolleta o quitar el sello del frasco ámpula. La administración se debe iniciar sin demora.

Propofol y el equipo de infusión deberán ser manejados asépticamente durante el periodo de infusión. Cualquier droga o líquido que se agregue a la línea de Propofol deberá ser administrado cerca del sitio de inserción de la venoclisis a la piel. Propofol no se debe administrar por medio de filtro microbiológico.

Propofol y cualquier jeringa conteniendo Propofol son para uso único y para un solo paciente. De acuerdo a las normas establecidas para otras emulsiones de lípidos una infusión individual de Propofol no debe exceder 12 horas.

Al final del procedimiento o a las 12 horas, lo que ocurra primero, se deben desechar la jeringa y/o equipos usados, el sobrante de Propofol, así como el recipiente que contenga la solución y reemplazarlos apropiadamente.

Efecto en la habilidad para conducir u operar maquinaria: Se debe advertir a los pacientes que desarrollan tareas de habilidad, como manejar y operar maquinaria, que su desempeño puede ser afectado durante algún tiempo después de haber sido sujetos a anestesia general.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Administración: Debido a que Propofol no tiene efectos analgésicos, será necesario complementar en algunos procedimientos anestésicos con analgesia y/o analgésicos suplementarios.

Propofol se ha utilizado en asociación con técnicas loco-regionales del tipo de la anestesia espinal y epidural, con los fármacos de premedicación más comunes, con agentes bloqueadores neuromusculares, con anestésicos inhalatorios y con medicamentos analgésicos, no habiéndose encontrado incompatibilidades farmacológicas. Se pueden requerir de dosis bajas de Propofol cuando se utiliza en forma conjunta con las técnicas anestésicas regionales.

Se puede utilizar Propofol sin diluir, usando jeringas de plástico o botellas de vidrio para infusión. Cuando se use Propofol sin diluir para el mantenimiento de la anestesia, se recomienda que siempre se utilicen equipos como jeringas para bombas o bombas de infusión volumétrica, para controlar el porcentaje de infusión.

Propofol al 1% se puede diluir con dextrosa a 5% para infusión intravenosa únicamente, en bolsas de infusión PVC o botellas de infusión de vidrio. La dilución no debe ser mayor de uno en cinco (Propofol 2 mg/ml) debiéndose preparar en forma aséptica inmediatamente antes de su administración. Esta dilución es estable hasta por seis horas.

Esta dilución puede utilizarse con diversas técnicas de control de infusión, pero la administración sola sin otro control no evitará el riesgo de infusión accidental no controlada de grandes volúmenes de Propofol diluido.

Siempre se deberá incluir una bureta, un contador de goteo, una bomba volumétrica o una bomba de infusión en la línea de infusión y deberá tenerse en mente el riesgo de infusión no controlada cuando se decida la cantidad máxima de dilución a utilizarse en la bureta. Propofol puede ser administrado por medio de una pieza conector en "Y" o llave de 3 vías cercana al sitio de inserción de la venoclisis, en infusiones intravenosas de dextrosa 5%, cloruro de sodio 0.9% o dextrosa 4% con cloruro de sodio 0.18%.

Propofol 1% puede ser premezclado con 500 μg/ml alfentanil en una proporción de 20:1 a 50:1 v/v. Las mezclas deben ser preparadas usando una técnica estéril, administrándose dentro de las primeras seis horas de su preparación.

Adultos:

Inducción de anestesia general: Propofol 1% puede ser utilizado para inducir la anestesia mediante la inyección lenta de un bolo o por infusión. Se recomienda efectuar una dosificación de Propofol en pacientes premedicados y no premedicados (aproximadamente 4 ml [40 mg] cada 10 segundos en un adulto promedio sano para inyección en bolo o infusión) de acuerdo con la respuesta del paciente, hasta que los signos clínicos indiquen el inicio de la anestesia. La mayoría de los pacientes adultos, menores de 55 años, requerirán de 1.5 a 2.5 mg/kg de Propofol. La dosis total requerida se puede reducir disminuyendo la tasa de administración (20-50 mg/min).

En pacientes de mayor edad el requerimiento generalmente será menor. En pacientes ASA 3 y 4, se deben utilizar velocidades menores de administración (aproximadamente 20 mg cada 10 segundos).

Mantenimiento de anestesia general: La anestesia se puede mantener administrando Propofol ya sea por medio de infusión continua o por inyecciones en bolo repetidas para mantener la profundidad requerida durante la anestesia.

Infusión continua: El esquema promedio de administración varía considerablemente entre pacientes, pero las velocidades en el rango de 4 a 12 mg/kg/h por lo general mantienen satisfactoriamente la anestesia.

Inyección en bolo repetida: Aplicar dosis de 25 a 50 mg de Propofol 1% según la necesidad clínica, usando la técnica de inyección en bolo repetida.

Sedación durante terapia intensiva: Cuando se usa Propofol para sedar pacientes adultos ventilados durante terapia intensiva, es recomendable que se administre por infusión continua. La velocidad de infusión de Propofol, se deberá ajustar de acuerdo con la profundidad de sedación requerida. La mayor parte de los pacientes requerirá un rango de 0.3 a 4.0 mg/kg/h que deberá proporcionar una sedación satisfactoria.

Sedación consciente en procedimientos quirúrgicos y de diagnóstico: Para proveer de sedación en procedimientos quirúrgicos y de diagnóstico la cantidad de medicamento administrada debe ser individualizada y ajustada a la respuesta clínica. La mayoría de los pacientes requerirá una dosis de 0.5 a 1 mg/kg durante uno a cinco minutos al inicio de la sedación.

El mantenimiento de la sedación puede ser alcanzado ajustando la infusión de Propofol al nivel de sedación deseado, la mayoría de los pacientes requerirán de 1.5 a 4.5 mg/kg/h. En caso necesario se pueden administrar bolos de 10 a 20 mg para lograr un incremento en la profundidad de la sedación. En pacientes ASA 3 y 4, la velocidad y dosis de administración necesitan ser reducidas.

Pacientes de edad avanzada: En pacientes de edad avanzada la dosis requerida para inducir la anestesia con Propofol se reduce. La reducción deberá tomar en cuenta además, el estado físico del paciente. La dosis reducida deberá administrarse lentamente y deberá ajustarse contra la respuesta. Cuando Propofol se utiliza para el mantenimiento de la anestesia o sedación, la velocidad de infusión o concentración objetivo deberá reducirse. Pacientes ASA 3 y 4 requerirán disminuciones posteriores en la dosis y velocidad de administración. La administración de bolo rápido (simple o repetida) no deberá ser usada en pacientes de edad avanzada ya que puede inducir la depresión cardiorrespiratoria.

Niños: No se recomienda usar Propofol en niños menores de un mes.

Inducción de anestesia general: Cuando se usa para inducir la anestesia a niños, es recomendable que Propofol se administre lentamente hasta que los signos clínicos indiquen el inicio de la anestesia. Se debe ajustar la dosis por edad y/o por peso. La mayoría de los pacientes mayores de ocho años requerirán aproximadamente 2.5 mg/kg de Propofol para la inducción de la anestesia. El requerimiento en niños entre un mes y ocho años puede ser mayor. Se recomienda administrar una dosis menor a niños ASA 3 y 4.

Mantenimiento de anestesia general: Se puede mantener la anestesia administrando Propofol por infusión o inyección en bolo repetida para mantener la profundidad de la anestesia requerida. Se recomienda que sólo se use Propofol 1% para la inyección repetida en bolo. La velocidad promedio de administración varía considerablemente entre pacientes, no obstante, las velocidades en el rango de 9-15 mg/kg/h logran por lo general una anestesia satisfactoria.

Sedación consciente para procedimientos quirúrgicos y de diagnóstico: Propofol no está recomendado para sedación consciente en niños, ya que su seguridad y eficacia no han sido demostradas.

Sedación durante terapia intensiva: Cuando se utiliza Propofol en terapia intensiva para proporcionar sedación en pacientes pediátricos ventilados, se recomienda que se administre por infusión continua. La profundidad de la sedación deberá ser monitoreada regularmente y la velocidad de infusión ajustada al mínimo requerido para lograr una sedación satisfactoria en la mayoría de los pacientes. La velocidad de administración requerida varía considerablemente entre los pacientes y de acuerdo a su edad, siendo que las velocidades de infusión para obtener una sedación satisfactoria varían de 0.6 a 0.8 mg/kg/h en la mayoría de los pacientes. Neonatos (de 0 a 1 mes) y adolescentes (de 12 años y más) generalmente requieren velocidades de infusión inferiores a este rango. Los niños están en particular riesgo de una sobrecarga de lípidos. Por tanto, se deberá monitorear el perfil sérico de lípidos en los niños que están recibiendo Propofol (véase Precauciones generales). Se requieren agentes analgésicos adicionales a Propofol para mantener un nivel analgésico adecuado. Cuando se desee terminar la sedación y cuando se decida terminar la infusión de Propofol la suspensión deberá hacerse de forma gradual para minimizar el riesgo de síntomas de abstinencia.

A continuación se presenta una guía de concentraciones de Propofol. En vista de la variabilidad entre pacientes en la farmacocinética y farmacodinamia de Propofol tanto en aquellos que recibieron premedicación como en los que no la recibieron, la concentración deseada de Propofol deberá ajustarse en función de la respuesta a fin de alcanzar la profundidad de la anestesia o sedación consciente requerida.

Inducción y mantenimiento de la anestesia general: En pacientes adultos menores de 55 años la anestesia puede inducirse generalmente con concentraciones de Propofol entre 4 y 8 μg/ml. En los pacientes que recibieron premedicación se recomienda una concentración inicial de 4 μg/ml, mientras que en los pacientes sin premedicación se aconseja una concentración inicial de 6 μg/ml. Con estas concentraciones, el tiempo de inducción es generalmente de 60 a 120 seg. Concentraciones mayores permiten una inducción más rápida de la anestesia, pero también pueden acompañarse de una depresión hemodinámica y respiratoria más pronunciada.

Debe utilizarse una concentración inicial más baja en pacientes mayores de 55 años y en pacientes ASA 3 y 4. Las concentraciones pueden aumentarse cada minuto con incrementos de 0.5 a 1.0 μg/ml a fin de inducir gradualmente la anestesia.

Generalmente se requerirá una analgesia complementaria, por lo que el grado de reducción posible de las concentraciones para el mantenimiento de la anestesia dependerá de la cantidad de analgesia administrada concomitantemente. Concentraciones de Propofol entre 3 y 6 μg/ml normalmente permiten mantener una anestesia satisfactoria. La concentración prevista de Propofol al despertar, generalmente se sitúa entre 1.0 y 2.0 μg/ml, pero el despertar cuando se utilice analgesia dependerá de la cantidad y tipo de analgésico recibido durante el mantenimiento.

Sedación consciente para procedimientos quirúrgicos y de diagnóstico: Generalmente se requiere que la concentración de Propofol en sangre esté en el rango de 0.5 a 2.5 μg/ml. Esto deberá ajustarse conforme a la respuesta del paciente para lograr la profundidad de la sedación requerida. Una concentración inicial hacia el límite superior de este rango, permitirá una más rápida inducción de la sedación consciente. Una concentración inicial hacia el límite inferior de este rango deberá ser utilizada en pacientes de edad avanzada ASA 3 y 4.

Sedación durante terapia intensiva: Generalmente se requerirá ajustar la concentración objetivo de Propofol en sangre en un rango de 0.2 a 2.0 μg/ml. La administración deberá iniciar con una concentración objetivo inicial baja, la cual se titulará de acuerdo con la respuesta del paciente hasta lograr la profundidad de la sedación deseada.

Dilución y coadministración de Propofol con otras drogas o líquidos de infusión:

Técnica de coadministración

Aditivo o diluyente

Preparación

Precauciones

Premezclado

Dextrosa 5% en infusión intravenosa

Mezcle una parte de Propofol 1% con hasta cuatro partes de dextrosa 5% para infusión intravenosa para bolsas de infusión PVC o botellas para infusión de vidrio.

Cuando se diluya en bolsas de PVC se recomienda que esté llena y la dilución sea preparada retirando un volumen de líquido de infusión, reemplazándolo con igual volumen de Propofol 1%.

Prepare asépticamente, inmediatamente antes de su administración.

La mezcla es estable máximo por seis horas.

Clorhidrato de lidocaína (0.5% o 1% sin conservadores)

Mezcle 20 partes de Propofol 1% con una parte de clorhidrato de lidocaína a una concentración máxima de 0.5% o 1%.

Prepare asépticamente, inmediatamente antes de su administración. Úselo sólo para inducción.

Alfentanil (500 μg/ml) inyectable

Mezcle Propofol 1% con alfentanil inyectable en una proporción de 20:1 a 50:1 v/v.

Prepare asépticamente, úselo dentro de las primeras seis horas.

Coadministración mediante un conector en "Y" o llave de 3 vías

Infusión intravenosa de dextrosa 5%

Coadministrar mediante un conector en "Y" o llave de 3 vías

Coloque el conector en "Y" o la llave cercana al sitio de la inyección.

Infusión intravenosa de cloruro de sodio 0.9%

Coadministrar mediante un conector en "Y" o llave de 3 vías

Coloque el conector en "Y" o la llave cercana al sitio de la inyección

Infusión intravenosa de dextrosa 4% con cloruro de sodio 0.18%

Coadministrar mediante un conector en "Y" o llave de 3 vías.

Coloque el conector en "Y" o la llave cercana al sitio de la inyección.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Es probable que la sobredosis accidental provoque depresión cardiorrespiratoria. La depresión respiratoria debe ser tratada con respiración artificial con oxígeno. En caso de depresión cardiovascular es necesario bajar la cabeza del paciente y si es muy severa, usar expansores del plasma y agentes presores.

PRESENTACIÓN: Caja de cartón con 5 ampolletas con 200 mg/20 ml e instructivo anexo.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a no más de 30°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. Léase instructivo anexo. Cada ampolleta es exclusiva para uso individual. No contiene conservadores, se deberán mantener estrictas condiciones de asepsia para su manejo. Si no se administra todo el producto deséchese el sobrante. Agítese antes de usarse. No se deje al alcance de los niños. No se administre en pacientes hipersensibles. Con este producto se han observado episodios de apnea por lo que se deberá vigilar esta posibilidad, especialmente en pacientes con insuficiencia respiratoria. No deberá usar Propofol en menores de 1 mes. Este medicamento puede producir somnolencia y afectar el estado de alerta, por lo que no deberá conducir vehículos automotores ni maquinaria pesada durante su uso. No se use durante el embarazo y lactancia. Literatura exclusiva para médicos.

Reporte las sospechas de reacciones adversas al correo: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx

Fabricado en México por:

ALVARTIS PHARMA, S.A. de C.V.

Carretera Jaltepec-Cd. Sahagún No. 1

Col. San Miguel Jaltepec

C.P. 55965, Axapusco México, México.

Reg. Núm. 298M2017, SSA IV