Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
TYLEX FLU Tabletas
Marca

TYLEX FLU

Sustancias

CLORFENAMINA, DEXTROMETORFANO, FENILEFRINA, PARACETAMOL

Forma Farmacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Frasco(s), 10 Tabletas,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Paracetamol

500 mg

Maleato de Clorfenamina

2 mg

Bromhidrato de Dextrometorfano

10 mg

Clorhidrato de Fenilefrina

10 mg

Excipiente cbp 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: TYLEX® FLU está indicado en el tratamiento de la sintomatología que acompaña:

- Resfriado común.

- Rinitis aguda.

- Rinofaringitis.

En la congestión de las mucosas de las vías aéreas superiores, así como también cuando todos estos procesos se acompañan de tos.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: El paracetamol es un analgésico y antipirético de actividad central con propiedades antiinflamatorias mínimas, no opiáceo, metabolito de la fenatecina. Se desconoce el mecanismo por el cual produce analgesia; sin embargo, se ha postulado que puede ser mediado por la inhibición de la ciclooxigenasa 2. Otros mecanismos propuestos son: activación indirecta de los receptores de canabinoides, modulación de las vías serotoninérgica y opioide, inhibición de la producción de óxido nítrico e hiperalgesia inducida por la sustancia P. Su efecto antipirético se obtiene debido a su acción sobre la formación y liberación de prostaglandinas en el sistema nervioso central y por la inhibición de pirógenos endógenos en el centro termorregulador hipotalámico.

El paracetamol oral se absorbe rápidamente en el tracto gastrointestinal, principalmente en el intestino delgado y su biodisponibilidad es de 85% a 98%. Los alimentos no alteran su absorción.

El paracetamol parece ser ampliamente distribuido en la mayoría de los tejidos del cuerpo excepto en grasa. Cruza la barrera hematoencefálica, la difusión a cerebro y líquido cefalorraquídeo ocurre entre 15 y 45 minutos, la concentración máxima se alcanza entre 2 y 4 horas. Su volumen aparente de distribución es 0,95 L/kg. Una porción relativamente pequeña (10% al 25%) de paracetamol se une a proteínas plasmáticas.

El paracetamol es metabolizado principalmente en hígado por tres vías: Glucuronidación; sulfatación; y oxidación microsomal en el citocromo P450 (principalmente CYP2E1 y como vías adicionales CYP1A2, CYP3A4). El metabolito tóxico N-acetil-p-benzoquinona imina (NAPQI) es formado por la vía oxidativa y es conjugado con glutatión para formar metabolitos inactivos de ácido mercaptúrico y cisteína. En los adultos, la mayoría del paracetamol se metaboliza por glucuronidación y, en menor medida por sulfatación. Los metabolitos conjugados con glucuronido, sulfato y glutatión carecen de actividad biológica. En lactantes prematuros, recién nacidos y niños pequeños, predomina el metabolismo por sulfatación.

La vida media del paracetamol es de aproximadamente 2 a 3 horas en adultos. Es menor en niños, mayor en neonatos y en pacientes cirróticos. El paracetamol se elimina principalmente por vía renal mediante la formación de metabolitos. Menos de 6% del paracetamol se excreta sin cambios en la orina. Cerca de 90% de la dosis de paracetamol administrada se elimina en 24 horas. Cerca de 2.6% se excreta por vía biliar.

La fenilefrina es un agente simpaticomimético agonista de los receptores alfa adrenérgicos, presentes en el árbol respiratorio y responsables de la vasoconstricción, acción que da alivio transitorio a la congestión asociada con la inflamación de las mucosas que es la responsable de la obstrucción nasal (descongestiona).

La fenilefrina se absorbe a través del tracto gastrointestinal, su biodisponibilidad es de 38%.Es metabolizada extensamente en la pared intestinal por la monoaminooxidasa intestinal, el metabolismo hepático es moderado, la vía principal es desaminación. Los metabolitos son eliminandos por vía renal (80% a 86%). Su vida media es de 2 a 3 horas.

El dextrometrofano es el d-isómero del análogo codeínico del levorfanol, tiene efecto antitusivo marcado, actúa en el centro de la tos en el hipotálamo, elevando el umbral en dicho centro.

Se absorbe rápidamente y se distribuye en sistema nerviosos central y líquido cefalorraquídeo. Se metaboliza por O-desmetilación en hígado y la extensión depende de los polimorfismos genéticos del grupo étnico al que pertenece el individuo. Cuando se administra una dosis de 30 mg por vía oral el efecto antitusivo permanece durante 8 a 12 horas. El dextrometorfano se elimina por vía renal.

La clorfenamina es un bloqueador de los receptores H1, por consiguiente inhibe la respuesta a la histamina en diversos órganos y tejidos corporales.

La clorfenamina se absorbe bien en el tracto gastrointestinal. Después de la administración oral los efectos aparecen a los 30 minutos, se elevan durante 1 a 2 horas y permanecen de 3 a 6 horas. Se distribuye en todo el organismo incluyendo SNC. Se metaboliza por efecto de primer paso. Se excreta por vía renal, 50%, las primeras 12 horas como metabolitos polares y no polares. Entre 3% y 18% se excreta sin cambios por vía renal. Menos de 1% se excreta en heces.

CONTRAINDICACIONES: TYLEX® FLU está contraindicado en aquellas personas con antecedentes de hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de la fórmula, embarazo y lactancia.

Pacientes bajo tratamiento con inhibidores de la MAO ó fenilpropanolamina, hipotensión grave, glaucoma de ángulo estrecho, retención urinaria, enfermedad arterial coronaria grave, hipertiroidismo, hipertensión arterial severa, asma, diabetes, hipertrofia prostática, tos crónica, obstrucción intestinal, asma bronquial o enfermedad de las vías respiratorias bajas. En pacientes con enfermedad hepática con consumo de alcohol activo.

TYLEX® FLU Tabletas está contraindicado en niños menores de 12 años.

Instrucciones para el paciente:

Advertencias Especiales y Precauciones Especiales de Uso: No se debe administrar en pacientes con hipersensibilidad previamente demostrada a paracetamol o a cualquier componente de este producto.

Advertencias:

Advertencia sobre el alcohol: Si toma 3 o más bebidas alcohólicas todos los días, pregúntele a su médico si puede tomar paracetamol u otros agentes para aliviar el dolor o reducir la fiebre. Paracetamol puede causar daño hepático.

Advertencia sobre el dolor de garganta: Si el dolor de garganta es severo, persiste por más de 2 días, está acompañado por fiebre, dolor de cabeza, rash, náuseas o vómito, consulte con un médico de inmediato.

Advertencia de sobredosis: Tomar más de la dosis recomendada de paracetamol (sobredosis) puede causar daño hepático. En caso de sobredosis, obtenga ayuda médica o comuníquese con un Centro de Control Toxicológico inmediatamente. La atención médica rápida es crítica, aunque no observe ningún signo o síntoma.

No usar: Con ningún otro producto que contenga paracetamol.

Si ahora está tomando un inhibidor de la monoamino oxidasa (IMAO) prescrito (ciertos medicamentos para depresión, condiciones psiquiátricas o emocionales, o enfermedad de Parkinson), o durante 2 semanas después de discontinuar el medicamento IMAO. Si no sabe si el medicamento prescrito contiene un IMAO, pregúntele a su médico o farmacéutico antes de tomar este producto.

En bebes o niños menores de 4 años de edad.

Consulte con un médico antes de utilizarlo si tiene: • Enfermedad cardiaca • presión arterial alta • enfermedad de la tiroides • diabetes • problemas para orinar debido a la próstata agrandada • tos persistente o crónica tal como ocurre por fumar, asma, bronquitis crónica o enfisema • tos que ocurre con mucha flema (moco). Cuando utiliza este producto no exceda la dosis recomendada

Discontinuar el uso y consultar con un médico si:

– Ocurre nerviosismo, mareo o insomnio.

– Dolor, congestión nasal o tos que empeora o dura más de 7 días.

– Fiebre que empeora o dura más de 3 días.

– Hay enrojecimiento o hinchazón.

– Ocurren nuevos síntomas.

– Regresa la tos u ocurre con rash o dolor de cabeza persistente.

Mantener alejado del alcance de los niños.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: No se use durante el embarazo y la lactancia.

Aunque se desconoce la interacción de los componentes de TYLEX® FLU durante el embarazo y la lactancia, a la fecha no se ha demostrado que existan efectos obvios sobre el producto o sobre el recién nacido; se deberá proceder con precaución valorando el beneficio potencial del tratamiento para la madre contra los posibles riesgos para el producto.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Los eventos adversos reportados con los componentes de TYLEX® FLU, tanto en estudios clínicos, como en la experiencia postmarketing, se resumen en la siguiente tabla:

Eventos adversos asociados a los componentes de TYLEX® FLU

Clorfenamina

Efectos cardiovasculares

Arritmia

Hipotensión

Efectos gastrointestinales

Anorexia

Vómito

Náusea

Diarrea

Dolor epigástrico

Constipación

Efectos hematológicos

Agranulocitosis

Trombocitopenia

Anemia aplásica

Efectos neurológicos

Disquinesia

Sedación

Alteraciones en el EEG

Somnolencia

Efectos psiquiátricos

Alucinaciones

Ataxia

Agitación

Dextrometorfan

Efectos dermatológicos

Reacción fija a medicamentos

Efectos endócrinos/metabólicos

Diabetes mellitus I reversible

Hipertermia

Efectos inmunológicos

Reacción anafiláctica

Efectos neurológicos

Nistagmus

Distonía

Fatiga

Vértigo

Síndrome serotoninérgico

Efectos psiquiátricos

Psicosis

Dependencia psicológica

Fenilefrina

Efectos cardiovasculares

Hipertensión

Infarto al miocardio

Alteraciones en la perfusión miocárdica

Efectos hematológicos

Leucocitosis

Efectos neurológicos

Psicosis

Nerviosismo

Alucinaciones

Insomnio

Efectos respiratorios

Edema pulmonar

Tromboembolia pulmonar

Alteraciones del olfato

Paracetamol

Efectos cardiovasculares

Hipertensión

Hipotensión

Taquicardia

Edema periférico

Efectos dermatológicos

Prurito

Urticaria

Rash

Reacción fija a medicamentos

Pustulosis exantemática aguda generalizada

Síndrome de Stevens-Johnson

Necrolisis tóxica epidérmica

Efectos endócrinos/metabólicos

Hipervolemia

Hipocalemia

Hipotermia

Hipofosfatemia

Hipoalbuminemia

Hipomagnesemia

Efectos gastrointestinales

Dolor abdominal

Diarrea

Constipación

Náusea

Vómito

Efectos hematológicos

Anemia

Anemia hemolítica

Metahemoglobinemia

Efectos hepáticos

Cirrosis hepática

Fibrosis hepática

Hepatotoxicidad

Elevación de enzimas hepáticas

Efectos inmunológicos

Anafilaxia

Efectos musculoesqueléticos

Rabdomiolisis

Espasmos musculares

Efectos neurológicos

Cefalea

Insomnio

Efectos oftálmicos

Edema periorbitario

Efectos psiquiátricos

Agitación

Efectos renales

Insuficiencia renal

Oliguria

Necrosis papilar

Efectos respiratorios

Asma

Disnea

Hipoxia

Derrame pleural

Neumonitis

Edema pulmonar

Sibilancias


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: A la fecha no se han reportado efectos con el uso de los componentes de TYLEX® FLU, tabletas a las dosis recomendadas.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: El paracetamol puede potencializar el efecto de los anticoagulantes orales, la propantelina disminuye la velocidad de absorción de paracetamol y metoclopramida la acelara.

La fenilefrina administrada simultáneamente con fenilpropanolamina puede ocasionar accidente vascular cerebral.

Uso con anticoagulantes: Existe controversia con respecto a la posibilidad de paracetamol en la potenciación de los efectos anticoagulantes de warfarina. Algunos informes sugieren que paracetamol puede producir hipoprotrombinemia (relación normalizada internacional [INR] o tiempo de protrombina elevados) cuando se administra con warfarina y otros derivados de cumarina. En otros estudios, el INR o el tiempo de protrombina no se modifica. Por lo general, los cambios informados en el INR o en el tiempo de protrombina han sido de significancia clínica limitada. Los informes conflictivos relacionados con tal interacción mayormente se basan en las discrepancias entre los estudios de observación y los ensayos clínicos que involucran a voluntarios sanos. Los datos prospectivos y aleatorizados; sin embargo, mostraron que paracetamol no provoca cambios clínicamente relevantes en el INR.

Uso con anticonvulsivos: Los estudios clínicos indican que la administración concomitante de paracetamol, a dosis terapéuticas recomendadas, y anticonvulsivos (fenobarbital, fenitoína o carbamazepina) no aumentan el riesgo de hepatotoxicidad. Algunos datos retrospectivos sugirieron que los pacientes que toman anticonvulsivos a largo plazo, más sobredosis de paracetamol, pueden tener aumento en el riesgo de lesiones hepáticas. Sin embargo, un estudio retrospectivo de 7 años de las admisiones de sobredosis de paracetamol indican que los porcentajes generales de mortalidad no fueron significativamente diferentes entre los pacientes que tomaban anticonvulsivos y aquellos que no.

Uso con zidovudina: Se ha propuesto que la inhibición competitiva mutua de la glucuronidación tanto por paracetamol como por zidovudina. Diversos estudios clínicos demuestran que paracetamol puede administrarse de manera segura con zidovudina.

Uso con isoniazida: Algunos informes sugieren que los pacientes tratados crónicamente con isoniazida pueden estar en riego de desarrollar hepatotoxicidad con dosis que podrían no ser las esperadas para producir toxicidad. Debido a que los pacientes tratados con isoniazida pueden desarrollar efectos hepáticos relacionados solo a isoniazida, los datos de los informes de casos individuales son poco claros acerca de si la administración crónica de isoniazida puede aumentar el riesgo de toxicidad de paracetamol. Estudios realizados en voluntarios también demuestran que isoniazida inhibe la formación del metabolito tóxico del paracetamol cuando se administra en forma concurrente, indicando que la isoniazida puede en realidad proteger contra la hepatotoxicidad de una sobredosis de paracetamol. Lo que sucede después de una sobredosis aguda no es claro. Parece ser que el genotipo de acetilación de isoniazida cumple una función en la actividad de CYP2E1 y en base al genotipo de acetilación puede estar presente la inhibición o la inducción luego de la discontinuación de la terapia con isoniazida. En dos estudios de inducción, cualquier evidencia que sugiera aumento de actividad sólo se observó durante un breve periodo de tiempo de 12 a 48 horas después de la discontinuación de isoniazida.

En la siguiente tabla se resumen las interacciones reportadas con los componentes de TYLEX® FLU.

Interacciones medicamentosas asociadas

a los componentes de TYLEX® FLU

Aumento de la actividad anticolinérgica

Belladona

Aumento de la toxicidad del tratamiento adjunto

Fenitoína

Fosfenitoína

Cloranfenicol

Lamotrigina

Aumento del riesgo de síndrome serotoninérgico

Hidroxitriptofano

Lorcaserina

Trazodona

Amitriptilina

Amoxapina

Citalopram

Clomipramina

Clorgilina

Desimipramina

Doxepina

Duloxetina

Desvelanfaxina

Escitalopram

Fluoxetina

Fluvoxamina

Imipramina

Iproniazida

Linezolid

Paroxetina

Selegilina

Sertralina

Sibutramina

Depresión del SNC

Procarbazina

Aumento de las concentraciones plasmáticas de dextrometorfan

Abiraterona

Clobazam

Haloperidol

Quinidina

Quinina

Hipertensión, arritmias y taquicardia

Amitriptilina

Amoxapina

Clomipramina

Desimipramina

Imipramina

Lofepramina

Aumento de la tensión arterial

Propranolol

Seleglina

Rasaglina

Aumento de la hepatotoxicidad de paracetamol

Carbamacepina

Diflunisal

Fosfenitoína

Isoniazida

Fenitoína

Zidovudina

Potenciación del efecto anticoagulante

Acenocumarol

Warfarina

Disminución de la biodisponibilidad de paracetamol

Excenatide

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: El dextrometorfano puede producir aumento de transaminasas y amilasas séricas. Paracetamol está asociado con aumento falso en los niveles de ácido úrico.

PRECAUCIONES GENERALES: TYLEX® FLU deberá emplearse con precaución en pacientes hipertensos y en pacientes que estén bajo tratamiento con anorexígenos y psicoestimulantes, así como en pacientes con: diabetes, granulomatosis, hipertiroidismo, hipertrofia prostática, insuficiencia renal y/o hepática.

Hipersensibilidad y Alergia: Las reacciones alérgicas (principalmente rash dérmico) o informes de hipersensibilidad relacionados con paracetamol son poco frecuentes y por lo general se controlan mediante la discontinuación del medicamento y con tratamiento sintomático.

Uso en Enfermedad Renal: En base a los datos clínicos disponibles, paracetamol puede usarse en pacientes con enfermedad renal crónica sin ajuste de la dosis.

Los datos prospectivos, bien controlados, indican que paracetamol se puede usar en pacientes con insuficiencia renal moderada a severa, sin ajuste de la dosis.

No existe evidencia de que los pacientes con enfermedad renal tengan alteración en el metabolismo de paracetamol.

Uso en Enfermedad Hepática: El paracetamol puede usarse en pacientes con enfermedad hepática y ha sido estudiado tanto a dosis únicas como múltiples una vez al día en pacientes adultos con enfermedad hepática crónica estable.

Se ha estudiado el paracetamol en adultos con una amplia variedad de enfermedades hepáticas incluyendo cirrosis y hepatitis. Los estudios clínicos prospectivos demuestran que las dosis terapéuticas de paracetamol, hasta una dosis máxima diaria recomendada de 4000 mg/día, son bien toleradas.

Luego de una dosis única (10 mg/kg) de paracetamol, el perfil farmacocinético en pacientes pediátricos con enfermedad hepática leve, moderada o severa no fue significativamente diferente.

Uso con Alcohol: Los pacientes alcohólicos pueden tener mayor riesgo de toxicidad hepática por el uso de paracetamol, aunque los informes de este evento son poco frecuentes. Por lo general involucran casos de alcohólicos crónicos, las dosis de paracetamol mayormente exceden las dosis recomendadas y a menudo involucran sobredosis importante. Se debe informar a todos los pacientes, incluyendo aquellos que regularmente consumen grandes cantidades de alcohol, para que no excedan las dosis recomendadas de paracetamol.

La evidencia de ensayos aleatorizados, doble ciego, controlados con placebo en los cuales los alcohólicos que beben activamente que discontinuaron el alcohol al inicio del estudio y fueron tratados con la dosis diaria máxima recomendada de paracetamol (4.000 mg/día) por 2-5 días no han demostrado efectos adversos hepáticos.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

La dosis recomendada es:

Adultos: 2 tabletas cada 6 horas, sin exceder de 8 tabletas en 24 horas.

Niños mayores de 12 años: 1 tableta cada 6 horas, sin exceder de 4 tabletas en 24 horas.

La dosis total diaria de paracetamol de TYLEX® FLU y otros productos que contengan paracetamol no debe exceder 75 mg/kg ó 4000 mg en cualquier periodo de 24 horas.

No tomar más de lo indicado (ver Advertencia de sobredosis en Contraindicaciones).

La etiqueta del envase para los productos Tylex para adultos instruye a los adultos a no tomar Tylex para el dolor por más de 10 días o para la fiebre por más de 3 días salvo que esté indicado por un médico. Al igual que con todos los analgésicos de venta libre, esta advertencia es necesaria para que los pacientes y los cuidadores busquen una evaluación médica apropiada de su condición si persiste más allá de estos periodos de tiempo.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Las manifestaciones de una ingestión masiva durante las primeras 24 horas son palidez, náuseas, vómito, anorexia, dolor epigástrico. La sobredosificación de paracetamol puede inducir hepatotoxicidad. La evidencia clínica y por laboratorio de la sobredosis por paracetamol, puede no ser evidente hasta 47-72 horas posteriores. El envenenamiento grave puede encontrarse insuficiencia hepática y necrosis tubular.

En cualquier caso de sobredosificación de paracetamol deberá administrarse de inmediato acetilcisteína (a dosis de 140 mg/kg como dosis de carga y 70 mg/kg como dosis sostén).

La sintomatología de la sobredosificación por fenilefrina puede consistir en: irritabilidad, nerviosismo, palpitaciones, retención urinaria e hipertensión.

La sobredosificación de antihistamínicos puede provocar depresión del SNC, mareos, Tinnitus, ataxia, visión borrosa e hipotensión.

Pocos pacientes desarrollarán necrosis hepática seria. Los signos y síntomas de esta tercera fase del curso clínico dependen de la severidad del daño hepático y por lo general ocurre de 3 a 5 días luego de la ingestión. Los síntomas pueden estar limitados a anorexia, náuseas, malestar general y dolor abdominal en los casos menos severos o puede progresar a confusión, estupor y secuelas de necrosis hepática que incluyendo ictericia, defectos de la coagulación, hipoglucemia y encefalopatía (asterixis, temblor, alteración del estado mental, somnolencia, coma) como también insuficiencia renal aguda y cardiomiopatía. La muerte, si ocurre, por lo general es un resultado de complicaciones asociadas con el deterioro hepático fulminante y el deterioro de múltiples órganos [DIC, sepsis, infección bacteriana, infección fúngica, trombocitopenia, aumento del gasto cardiaco, disminución de la resistencia vascular sistémica, hipoxemia arterial, hipoxia tisular, hipotensión, edema cerebral (convulsiones)]. Los porcentajes de mortalidad en pacientes con niveles séricos tóxicos que no reciben terapia de antídoto se encuentran en el rango del 3% al 4%. En casos no fatales, las biopsias seriadas hepáticas y los análisis de la función hepática mostraron una rápida resolución sin alteraciones funcionales o arquitectónicas residuales significativas del hígado.

Tratamiento: A cualquier individuo que presenta una cantidad desconocida de paracetamol ingerido o con una historia cuestionable o no confiable acerca del tiempo de ingestión del paracetamol se le debe extraer un nivel de paracetamol sérico y debe ser tratado con acetilcisteína.

Se debe llevar a cabo la descontaminación gástrica de acuerdo con los lineamientos de tratamiento estándar. El carbón activado reduce la concentración sérica máxima de paracetamol y puede ser administrado durante el periodo inmediato posterior a la ingestión. La administración de carbón activado no requiere cambios en la administración de terapia oral con acetilcisteína.

El nivel de paracetamol proporciona la base para determinar la necesidad de iniciar o continuar la terapia con acetilcisteína. Se debe extraer sangre de inmediato para el análisis de paracetamol sérico si han pasado 4 o más horas desde la ingestión. Si han pasado menos de 4 horas luego de la ingestión, es importante esperar hasta el intervalo de 4 horas para extraer sangre, ya que los niveles obtenidos antes de las 4 horas no se pueden graficar en el nomograma. También puede ser prudente obtener un segundo nivel de paracetamol a las 4-6 horas después del nivel inicial de paracetamol. Si el nivel de paracetamol se encuentra claramente en el rango tóxico (es decir, por encima de la línea de tratamiento), se debe iniciar de inmediato la dosificación con acetilcisteína y continuar por el transcurso completo de la terapia.

En los pacientes sintomáticos o en los pacientes con un aumento del nivel de paracetamol, se debe obtener de inmediato un nivel de ALT (alanina aminotransferasa) y de AST (aspartato aminotrasferasa). La ALT y la AST deben ser repetidas diariamente hasta que el paciente se recupere. En pacientes con enfermedad hepática, pueden ser útiles los análisis de bilirrubina, tiempo de protrombina, creatinina, nitrógeno de urea en sangre, glucosa en sangre, electrólitos, lactatos, fosfatos y pH. Estos análisis deben repetirse según esté clínicamente indicado.

Para lograr un resultado óptimo después de una sobredosis de paracetamol, se necesita un enfoque sistemático de tratamiento. Esta sección detalla los pasos básicos en el tratamiento de una sobredosis aguda de paracetamol, consistente con la indicación de acetilcisteína aprobado por la FDA.

Advertencias de sobredosis: Tomar más de la dosis recomendada (sobredosis) puede causar daño hepático. En caso de sobredosis, buscar ayuda médica o contactar a un Centro de Control Toxicológico de inmediato. La atención médica rápida es crítica aún si no observa ningún signo o síntoma.

Los síntomas iniciales observados dentro de las primeras 24 horas posteriores a una sobredosis de paracetamol pueden incluir: irritabilidad gastrointestinal, anorexia, náuseas, vómitos, malestar, palidez y diaforesis. Se debe buscar asistencia de emergencias de inmediato si se sospecha de una sobredosis, aún si los síntomas no son aparentes. La evidencia clínica y de laboratorio de toxicidad hepática puede no ser aparente hasta las 48 a 72 horas posteriores a la ingestión.

Tomar más de la dosis recomendada de paracetamol puede causar daño hepático. En adultos, puede ocurrir hepatotoxicidad posterior a la ingestión de más de 7,5 a 10 gramos durante un periodo de 8 horas o menos. Las fatalidades no son frecuentes (menos del 3-4% de los casos no tratados) con sobredosis de menos de 15 gramos. En el caso de una sobredosis, es crítica una rápida atención médica aún si los signos o síntomas manifiestos no son evidentes.

Información de Sobredosis para todos los productos Tylex®: Paracetamol en una sobredosis masiva puede causar toxicidad hepática en algunos pacientes. En adultos y adolescentes (≥ 12 años de edad), puede ocurrir toxicidad hepática posterior a la ingestión de más de 7,5 a 10 gramos durante un período de 8 horas o menos. Las fatalidades no son frecuentes (menos del 3-4% de los casos no tratados) y rara vez han sido informadas con sobredosis de menos de 15 gramos. En niños (< 12 años de edad), una sobredosis aguda de menos de 150 mg/kg no ha sido asociada con toxicidad hepática. Los síntomas tempranos posteriores a una sobredosis potencialmente hepatotóxica incluyen: náuseas, vómito, diaforesis y malestar general. La evidencia clínica y de laboratorio de toxicidad hepática puede no ser aparente hasta las 48 a 72 horas posteriores a la ingestión. En adultos y adolescentes, a cualquier individuo que presente una cantidad desconocida de paracetamol ingerido o con una historia cuestionable o no confiable acerca del tiempo de ingestión se le debe extraer niveles plasmáticos de paracetamol y debe ser tratado con N-acetilcisteína. Para una información completa de prescripción, refiérase al prospecto del envase de N-acetilcisteína. No espere los resultados del análisis de los niveles plasmáticos de paracetamol antes de iniciar el tratamiento con N-acetilcisteína. Se recomiendan los siguientes procedimientos adicionales. Iniciar rápidamente una descontaminación gástrica del estómago. Se debe obtener lo antes posible un análisis de paracetamol plasmático, pero no antes de las cuatro horas posteriores a la ingestión. Si está involucrado un producto de paracetamol de liberación prolongada, podría ser adecuado obtener un nivel de paracetamol plasmático 4-6 horas después del nivel inicial del paracetamol. Si cualquier nivel de paracetamol se grafica por encima de la línea de tratamiento en el nomograma de sobredosis de paracetamol, se debe continuar el tratamiento con N-acetilcisteína por un curso completo de terapia. Se deben obtener inicialmente estudios de la función hepática y repetirse en intervalos de 24 horas. La toxicidad seria o las fatalidades han sido extremadamente infrecuentes después de una sobredosis aguda de paracetamol en niños pequeños, posiblemente debido a las diferencias en la forma en que metabolizan el paracetamol. En niños, la cantidad potencial máxima ingerida puede calcularse más fácilmente. Si se ha ingerido más de 150 mg/kg o una cantidad desconocida, obtener un nivel de paracetamol plasmático lo antes posible, pero no antes de las 4 horas posteriores a la ingesta. Si está involucrado un producto de paracetamol de liberación prolongada, podría ser adecuado obtener un nivel de paracetamol plasmático 4-6 horas después del nivel inicial de paracetamol. Si cualquier nivel de paracetamol se grafica por encima de la línea de tratamiento en el nomograma de sobredosis de paracetamol, se debe continuar con el tratamiento con N-acetilcisteína por un curso completo de terapia. Si no se puede obtener un análisis y la ingestión estimada de paracetamol excede los 150 mg/kg, se debe iniciar la dosificación con N-acetilcisteína y se debe continuar por un curso completo de terapia.

Los siguientes son eventos clínicos asociados con la sobredosis de paracetamol que si se observan con una sobredosis se consideran esperados:

Cuerpo como unidad general: Malestar general, Insuficiencia orgánica múltiple.

Cardiovasculares: Aumento del gasto cardiaco, Disminución de la resistencia vascular sistémica, Hipoxemia arterial e Hipoxia tisular, Hipotensión.

Sistema Nervioso Central y Periférico: Confusión, Estupor, Encefalopatía (asterixis, temblor, alteración de la actividad mental, somnolencia, coma), Edema cerebral (convulsiones).

Trastornos Gastrointestinales: Irritabilidad GI, Náuseas, Vómito, Dolor abdominal.

Hematológicos: CID (Coagulación intravascular diseminada), Trombocitopenia.

Hepáticos: Aumento de las enzimas hepáticas, aumento de la bilirrubina, aumento de PT/INR (tiempo de protrombina/ Razón normalizada internacional), Dolor en CSI (Cuadrante Superior Derecho), Hepatomegalia, Sensibilidad hepática, Necrosis hepática, Insuficiencia hepática fulminante, Ictericia, Defectos de la coagulación.

Infecciones: Infección bacteriana, Infección fúngica, Sepsis.

Trastornos Metabólicos y Nutricionales: Hipoglucemia, Hipofosfatemia, Acidosis metabólica (acidosis láctica), Anorexia.

Trastornos Renales y Urinarios: Insuficiencia renal aguda.

Trastornos de la Piel y del Tejido Subcutáneo: Diaforesis Palidez.

PRESENTACIONES:

Caja con 10 ó 20 tabletas en envase de burbuja ó frasco con 10 ó 20 tabletas.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

No se deje al alcance de los niños. No se administre con otros medicamentos que contengan paracetamol. Se debe tener cautela en individuos que manejen vehículos y/o aparatos de precisión, ya que en algunas personas sensibles pueden ocasionar somnolencia. No ingerir bebidas alcohólicas ni tranquilizantes durante el tratamiento. Literatura exclusiva para el médico. No se use en el embarazo y la lactancia. No se administre a niños menores de 12 años.

JANSSEN-CILAG, S.A. de C.V.

Carret. Federal México-Puebla Km. 81.5

San Mateo Capultitlán, C.P. 74160

Huejotzingo, Puebla, México

Reg. Núm. 329M93, SSA VI

®Marca Registrada