Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
TUBERSOL Solución inyectable
Marca

TUBERSOL

Sustancias

DERIVADO PROTEÍNICO PURIFICADO DE TUBERCULINA (MANTOUX)

Forma Farmacéutica y Formulación

Solución inyectable

Presentación

1 Frasco(s) ámpula, 1 mL, 5 UT

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

El Derivado proteínico Purificado de Tuberculina (Mantoux) para la prueba intradérmica de tuberculina es elaborado por Sanofi Pasteur Limited a partir de un lote primario de Tuberculina Connaught (CT68), el cual ha sido obtenido de una cepa humana de Mycobacterium tuberculosis cultivada en un medio sintético libre de proteínas. Se ha recomendado el uso de una preparación estándar derivada de un solo lote (CT68) para evitar cualquier variación de lotes procedentes del mismo fabricante.

Se estima que este lote es lo suficientemente grande como para abastecer soluciones por muchos años. El PPD de tuberculina se obtiene de este lote.

Cada dosis de 0.1 mL contiene:
Proteína purificada derivada de Mycobacterium tuberculosis 5 UT
Tween 80 0.0005%
Fenol 0.28%
Solución salina isotónica tamponada con fosfatos cbp 0.1 ml.

Estudios independientes conducidos por el Servicio de Salud Pública de los EE.UU. en pacientes determinaron la cantidad del lote CT68 en solución estabilizada necesaria para producir una bioequivalencia con el PPD-S de Tuberculina (en solución tamponada con fosfato sin Tween 80) usando 5 UT (EE.UU.) del PPD-S de Tuberculina como estándar.

Antes de su liberación, se analiza la potencia de cada uno de los lotes consecutivos y se les compara con el estándar.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: TUBERSOL®, el Derivado Proteínico Purificado de Tuberculina (Mantoux), está indicado como un agente auxiliar para detectar infecciones causadas por el Mycobactetium tuberculosis.

La potencia estándar de la prueba de diagnóstico intradérmica de tuberculina (Mantoux) es cinco unidades de tuberculina (UT) por cada dosis de 0.1 ml.

La vacunación previa de BCG no es una contraindicación para la prueba de tuberculina.

La aplicación repetida de esta prueba a personas sin infección no los sensibiliza a la tuberculina.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: La prueba intradérmica de tuberculina es indicada como una prueba auxiliar en el diagnóstico de infecciones con Mycobacterium tuberculosis.

La reacción a una inyección intradérmica de tuberculina es una reacción de hipersensibilidad celular retardada. La reacción, que característicamente exhibe un curso tardío y alcanza un pico máximo después de las 24 horas subsiguientes a la administración, consiste en una induración que se debe principalmente a un infiltrado celular y ocasionalmente en una vesiculación y necrosis. Clínicamente, una reacción de hipersensibilidad retardada a la tuberculina es una manifestación de infección previa con M. tuberculosis o con una variedad bacteriana no tuberculosa. En la mayoría de los casos, la sensibilización es inducida por infección natural micobacteriana o por inmunización con el BCG.

La sensibilización que se presenta después de una infección micobacteriana ocurre primariamente en los nódulos linfáticos regionales. Los linfocitos pequeños (linfocitos T) proliferan en respuesta a los estímulos antigénicos dando aumento a los linfocitos específicos sensibilizados. Después de varias semanas, estos linfocitos entran en el torrente circulatorio permaneciendo allí por largo tiempo. Un estímulo posterior de estos linfocitos sensibilizados con el mismo antígeno o uno similar, tal como una inyección intradérmica de tuberculina, evoca una reacción local mediada por estas células.

La reacción a la tuberculina se caracteriza por el predominio temprano de células mononucleares (linfocitos y monocitos de tamaño pequeño y medio). Al parecer, una porción pequeña de estas células son linfocitos sensibilizados a la tuberculina. La mayoría de las células participan en la reacción a través de sustancias biológicamente activas liberadas por los linfocitos sensibilizados. También ocurre un aumento de la permeabilidad vascular que conduce a un eritema y edema.

Las reacciones de hipersensibilidad celular retardada a la tuberculina comienzan después de 5 a 6 horas alcanzando un máximo entre las 48 y 72 horas y resolviéndose en los días subsecuentes. En los ancianos y en los pacientes que reciben tuberculina por primera vez, las reacciones pueden desarrollarse más lentamente y no alcanzarán su máximo hasta después de las 72 horas. También pueden ocurrir reacciones de hipersensibilidad celular inmediata a la tuberculina.

CONTRAINDICACIONES: Las reacciones alérgicas a cualquiera de los componentes de TUBERSOL® (véase la lista de los ingredientes en la DESCRIPCIÓN), o la reacción alérgica o anafiláctica a una prueba de diagnóstico previa de TUBERSOL® son contraindicaciones para su uso.

NO se debe administrar TUBERSOL® en los siguientes casos:

• Personas con antecedentes de reacciones positivas a la tuberculina debido a la severidad de las reacciones (por ej.: vesiculación, ulceración o necrosis) que pudieran ocurrir en el sitio de la inyección en personas muy sensibles.

• Pacientes con antecedentes de ampollas como reacción a la tuberculina.

• Pacientes con quemaduras extensas o eczema.

• Personas con una TB activa confirmada o con antecedentes confirmados de tratamiento antituberculoso (activo o pasivo).

ADVERTENCIAS: Evite las inyecciones subcutáneas del PPD de tuberculina. Si esto sucede, no se desarrollará una reacción local, pero en los individuos muy sensibles podría presentarse una reacción febril generalizada y/o una inflamación aguda alrededor de las lesiones tuberculosas anteriores.

NO INYECTAR POR VÍA ENDOVENOSA.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: No existen restricciones para su uso durante el embarazo y la lactancia y tampoco se han documentado efectos teratogénicos por su aplicación.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En las personas demasiado sensibles podrían aparecer lesiones vesiculosas, ulcerativas o necróticas en el sitio de la prueba. En el mismo sitio también pueden presentarse dolor, prurito y malestar.

Las reacciones fuertemente positivas pueden producir una cicatriz en el lugar de la inyección.

Se pueden presentar reacciones inmediatas eritematosas o de otro tipo en el lugar de la inyección. Actualmente se desconocen las razones por las cuales éstas se presentan.

Raramente se han reportado reacciones alérgicas generalizadas que se hayan manifestado a través de erupciones cutáneas inmediatas o erupciones generalizadas dentro de las 24 horas. Dos de los casos registrados presentaron síntomas concurrentes con un estridor del tracto respiratorio superior.

Estas reacciones fueron tratadas y resueltas con epinefrina y corticosteroides. No se pudo establecer una relación de causa y efecto con un componente específico de la prueba intradérmica.

Los médicos, enfermeras y farmacéuticos deberán reportar cualquier evento relacionado de manera temporal con la administración del producto de acuerdo con los requisitos locales y también a la dirección médica de Sanofi Pasteur, S.A. de C.V. Av. Universidad No. 1738, Colonia Coyoacán, México, D.F.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: No se han descrito.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Enfermedades anergizantes como desnutrición, sarampión, varicela, tosferina, sida, cáncer y tuberculosis miliar, pueden presentar falsos negativos, al igual que con la aplicación de vacunaciones recientes.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No se han reportado.

PRECAUCIONES GENERALES: El uso efectivo de la prueba de tuberculina requiere del conocimiento de las características inherentes de esta prueba de diagnóstico y los factores extrínsecos relacionados que influyen en la interpretación de los resultados. La utilidad de la prueba de tuberculina depende de la prevalencia de las infecciones por M. tuberculosis y de la prevalencia relativa de las reacciones cruzadas con microbacterias no tuberculosas.

Se debe evaluar la posibilidad de reacciones alérgicas en Individuos sensibles a los componentes del TUBERSOL®. Se debe tener a la mano una solución de clorhidrato de epinefrina (1:1000) u otros agentes apropiados para uso inmediato en caso de anafilaxis o de una reacción aguda de hipersensibilidad.

Antes de la inyección de este producto,se deben tomar todas las precauciones conocidas para prevenir reacciones adversas. Éstas incluyen una revisión de la historia clínica del paciente con respecto a la posibilidad de hipersensibilidad a este producto o productos similares, determinación de los antecedentes con TUBERSOL® y la presencia de cualquier contraindicación para el uso de TUBERSOL®. Antes de la administración de TUBERSOL® se recomienda que uno se familiarice con las recomendaciones del manejo inicial de las reacciones anafilácticas, cuando éstas ocurren fuera del alcance de las infraestructuras hospitalarias.

La reactividad a esta prueba puede estar disminuida o suprimida por un lapso de 4 a 6 semanas en individuos que han padecido de infecciones virales (rubéola, influenza, parotiditis,y probablemente otras infecciones virales) o en quienes estén recibiendo corticosteroides o agentes inmunosupresores.

Algunas vacunas de virus vivos (sarampión, parotiditis, rubéola, polio oral) podrían temporalmente deprimir la reactividad al PPD. Por lo tanto, si se va a realizar la prueba de la tuberculina se debe administrar antes o simultáneamente con las vacunas de virus vivos (MMR), o esperar por lo menos 30 días para administrar la prueba.

Cualquier factor que altere o atenué la inmunidad mediada por células (CMI) podría potencialmente causar una reacción negativa a la tuberculina (las infecciones virales,en particular el VIH,las vacunas de virus vivos, desnutrición proteica severa, linfoma, leucemia, sarcoidosis; el uso de glucocorticosteroides y otros agentes inmunosupresores).

En los individuos infectados con el VIH, los resultados de la prueba intradérmica de tuberculina son menos confiables a medida que la cuenta de los CD4 disminuye. Las reacciones negativas a la tuberculina podrían ocurrir en más del 40% de las personas VIH positivas que tienen una tuberculosis activa. A los individuos infectados con el VIH se les debe aplicar la prueba intradérmica de tuberculina tal como se recomienda.

Deberá tenerse especial cuidado para asegurarse que el producto no se inyecte en un vaso sanguíneo.

Deberá usarse jeringas y agujas estériles o unidades desechables para cada paciente, para prevenir la transmisión de hepatitis y otros agentes infecciosos de una persona a otra. Se han registrado casos de transmisión del VIH y hepatitis cuando las técnicas de asepsia no se usaron apropiadamente. De manera particular, la misma aguja y/o jeringa nunca debe volverse a usar para extraer una dosis del frasco ámpula de dosis múltiple aunque se vaya a aplicar al mismo paciente. Esto podría ocasionar la contaminación del contenido del frasco ámpula y la infección subsecuente de los pacientes que recibirán el producto de este frasco ámpula.

Las agujas y jeringas deben ser desechadas apropiadamente.

En aquellos individuos ancianos, o sometidos a esta prueba por primera vez puede que la reacción se desarrolle más lentamente y no alcance el máximo pico hasta después de 72 horas.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Los productos biológicos de uso parenteral deben ser inspeccionados visualmente en busca de partículas de materiales extraños y/o decoloración, antes de la administración. El producto no debe usarse si se presentan estas condiciones.

Prueba: Para la prueba intradérmica inicial de tuberculina (Mantoux) se acostumbra usar un bioequivalente a 5 UT por dosis 0.1 (mL).

La potencia estándar de la prueba de diagnóstico intradérmica de tuberculina es cinco unidades de tuberculina (UT) por cada dosis de 0.1 mL.

Métodos de administración:

1. El sitio preferido para esta prueba es la superficie anterior al antebrazo.

2. Primero se debe limpiar la superficie cutánea con un germicida adecuado y dejarla secar antes de inyectar el antígeno.

3. Se debe limpiar el sello de caucho con un germicida adecuado y debe dejarse secar antes de introducir la aguja. Suavemente se penetra la aguja en la tapa y se aspira 0.1 ml de PPD de tuberculina dentro de una jeringa.

4. La dosis de prueba de PPD de tuberculina (0.1 ml) se administra con una jeringa de 1 ml calibrada en decimales y conectada a una aguja de 0.65 a 1.25 cm de longitud y de un calibre 26 ó 27.

5. La punta de la aguja se introduce en la capa más superficial de la piel con el lado biselado hacia arriba. Si la inyección intradérmica se aplica apropiadamente se formará una ampollita clara de aproximadamente 10 mm de diámetro en la punta de la aguja. Esta ampollita desaparece en unos minutos y no se necesita recubrirla con una gasa.

En caso de que la inyección se aplique inadecuadamente y no se forme la ampollita, se debe repetir la prueba inmediatamente en otro sitio.

Si las condiciones de almacenamiento y manejo recomendadas para el PPD de tuberculina no se observaron, se podría ocasionar la pérdida de la potencia o resultados incorrectos de esta prueba.

Interpretación de la prueba: La prueba intradérmica de tuberculina es aceptada como una prueba útil en el diagnóstico de la tuberculosis.

La sensibilidad a la tuberculina podría ser el resultado de una infección previa con microbacteria. Esta infección es muy probablemente debida a Mycobacterium tuberculosis podría haber ocurrido muchos años atrás o ser de origen reciente.

La lectura de esta prueba se debe realizar de 48 a 72 horas después de la administración de la tuberculina. Una induración usualmente acompañada de eritema indica sensibilidad. Se debe medir y anotar en milímetros el diámetro mayor de una induración palpable. Si se ejerce una presión hacia el sitio de la inyección con la punta de un bolígrafo en el ángulo de 45°, éste se detendrá al borde de la induración.

También se debe registrar la presencia y el tamaño de una lesión necrótica o edema, si es que los hubiera.

Interpretación de la prueba de la Tuberculina

Tamaño de la reacción de tuberculina, induración en mm

Parámetros para considerar una reacción significativa

0-4

La infección con el VIH y el riesgo de una infección tuberculosa es alto (por ej.: pacientes inmigrantes de países donde la tuberculosis es endémica, si es que han tenido contacto familiar, o radiografías anormales). Si se efectúa la prueba de anergia, ésta debe mostrar ausencia de una reacción de sensibilidad. El tamaño de esta reacción normalmente no se considera significativo; sin embargo, puede ser importante en presencia de una supresión inmunológica.

5-9

Infección con el VIH.

Contactos de casos contagiosos activos.

Radiografía anormal de tórax con una enfermedad fibronodular.

Mayor o igual a 10

Todos los demás.

La vacunación BCG podría hacer que la reacción al PPD no se pueda distinguir con seguridad de una infección con M. tuberculosis. Para una persona vacunada con BCG,la probabilidad de que la reacción al PPD se deba a una infección con M. tuberculosis aumenta en las siguientes condiciones: a) de acuerdo al aumento de tamaño de la reacción, b) cuando la persona tiene un contacto personal con un paciente con TB, c) cuando la persona procede de un país con alta prevalencia de TB, y d) de acuerdo al aumento del intervalo de tiempo entre la vacunación y la prueba con PPD. Por ejemplo: si la reacción a la prueba de tuberculina es mayor o igual a 10 mm probablemente se puede atribuir a una infección de M. tuberculosis en un adulto que fue vacunado con BCG durante su niñez y que proviene de un país con prevalencia alta de tuberculosis.

Efecto de refuerzo: La infección de un individuo con el bacilo tuberculoso o con otras microbacterias produce una reacción de hipersensibilidad retardada a la tuberculina, la cual se demuestra con una prueba intradérmica. La respuesta de hipersensibilidad retardada podría disminuir gradualmente con los años. Si a una persona se le hace la prueba de la tuberculina (después de muchos años) la reacción puede no ser significativa. El estímulo producido por esta prueba podría aumentar el tamaño de la reacción a una segunda prueba, causando a veces una conversión obvia o un desarrollo de sensibilidad.

Aunque el fenómeno de refuerzo se puede documentar a cualquier edad, su frecuencia aumenta con la edad alcanzando un máximo en personas mayores de 55 años de edad. Cuando la prueba de tuberculina en adultos se tiene que repetir periódicamente como en los empleados de salud o de programas institucionales de rastreo, esta situación debe ser manejada en dos etapas, para así poder reducir la posibilidad de que una reacción aumentada se interprete incorrectamente como una infección reciente. Si el resultado de la primera prueba de tuberculina es negativa se debe administrar una segunda prueba de 5 UT,1 a 3 semanas después. Si la segunda prueba es positiva, esto indica el estímulo de una infección remota. Las personas que presentan una reacción aumentada se deben clasificar como reactivas, sin conversión. Si los resultados de la segunda prueba son negativos, la persona debe considerarse no infectada y cualquier reacción positiva posterior a la prueba intradérmica, debe considerarse como una conversión verdadera a la prueba intradérmica de tuberculina.

Ya que la reactividad a la tuberculina no indica necesariamente la presencia de una enfermedad tuberculosa activa, se debe evaluar con otros métodos de diagnóstico a los individuos que muestran una reacción positiva a la tuberculina.

Aquellos individuos con reacción positiva a la tuberculina puede que muestren o no evidencias de una enfermedad tuberculosa. Como medios para determinar la presencia o ausencia de una tuberculosis pulmonar en estos casos, se recomienda un examen radiológico de tórax y un examen microbiológico de esputo.

No se debe excluir la posibilidad de que la sensibilidad cutánea pueda deberse a un contacto previo con microbacterias atípicas o a la vacunación de BCG. En ausencia de signos de una enfermedad tuberculosa se podría indicar el diagnóstico diferencial usando pruebas intradérmicas de PPD derivado de microbacterias atípicas.

A las personas que se les aplica la prueba de TUBERSOL® se les debe dar un registro personal permanente. Además, es esencial que el médico o la enfermera anoten esta prueba en la historia clínica permanente de cada paciente.

El registro permanente del consultorio deberá contener el nombre del producto, la fecha de administración, dosis, fabricante y número de lote.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: No se han reportado.

PRESENTACIONES:

TUBERSOL®, el Derivado Proteínico Purificado de Tuberculina (Mantoux) con una equivalencia biológica de 5 UT (EE.UU.) unidades de PPD-S por dosis de prueba (0.1 mL), viene en las siguientes presentaciones:

Frasco ámpula de 1 mL con 5 UT por dosis (0.1 mL).

Frasco ámpula de 5 mL con 5 UT por dosis (0.1 mL).

La solución PPD de tuberculina no requiere diluciones adicionales.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: TUBERSOL®, el Derivado Proteínico Purificado de Tuberculina (Mantoux), debe mantenerse en refrigeración entre +2ºC y +8ºC. NO SE CONGELE. Si el producto está congelado no debe utilizarse. Las soluciones de PPD de tuberculina pueden dañarse si se exponen a la luz. El producto debe mantenerse en la oscuridad excepto cuando se está extrayendo la dosis del frasco ámpula.

SI SE HAN EXTRAÍDO DOSIS DE UN FRASCO ÁMPULA DE PPD DE TUBERCULINA POR UN MES, ÉSTE DEBE SER DESECHADO YA QUE LOS PROCESOS DE OXIDACIÓN Y DEGRADACIÓN PUEDEN HABER REDUCIDO SU POTENCIA.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Consérvese en refrigeración. Protéjase de la luz. No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o sedimentos. No debe ser utilizada después de su fecha de caducidad. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. Literatura exclusiva para médicos.

Hecho en Canadá por:

Sanofi Pasteur Limited

1755 Steeles Avenue West

Toronto, Ontario, Canadá

M2R 3T4

Para:

Sanofi-Aventis de México, S.A. de C.V.

Acueducto del Alto Lerma No. 2

52740 Zona Industrial Ocoyoacac

Estado de México

Distribuido en México por:

SANOFI PASTEUR, S.A. de C.V.

Av. Universidad No. 1738

Colonia Coyoacán, México, D.F.

Reg. Núm. 1661R98, SSA