Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
TABALON Tabletas
Marca

TABALON

Sustancias

IBUPROFENO

Forma Farmacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Caja, 10 Tabletas, 200 mg

1 Caja, 10 Tabletas, 400 mg

1 Caja, 20 Tabletas, 400 mg

1 Caja, 20 Tabletas, 200 mg

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:
Ibuprofeno 400 mg
Excipiente cbp 1 tableta

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

El ibuprofeno es un antiinflamatorio no esteroideo (AINE), con actividad analgésica, antipirética y antiinflamatoria, indicado:

• En el manejo de la fiebre, en los padecimientos que la presenten.

• En el tratamiento del dolor y la inflamación, en los padecimientos que los presenten.

• Coadyuvante en el tratamiento del dolor, inflamación y fiebre producidos por infecciones de las vías respiratorias superiores e inferiores.

• Cefalea, incluyendo migraña.

• Odontalgia.

• Dolor muscular.

• Trastornos ginecológicos que cursen con dolor, fiebre o inflamación, como, por ejemplo, dismenorrea primaria.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

TABALON® se absorbe rápidamente en el estómago y en el intestino delgado. La unión a proteínas plasmáticas es del 99%.

La concentración plasmática máxima se alcanza después de 1 a 2 horas. Los niveles tisulares son más bajos que los séricos, y no se produce acumulación en tejidos.

Después de su metabolismo hepático, sus metabolitos son completamente inactivos desde la perspectiva farmacológica, y se eliminan principalmente por vía renal, aunque una proporción lo hace también por vía biliar.

El tiempo promedio de eliminación en sujetos sanos y en pacientes con padecimientos hepáticos o renales es de 1.8 a 3.5 horas y se completa en 24 horas.

No se requiere ajustar la dosis de ibuprofeno en adultos mayores, ya que se ha demostrado que la edad no afecta los parámetros farmacocinéticos.

La eficacia antiinflamatoria y analgésica del ibuprofeno se atribuye básicamente a la inhibición de la síntesis de prostaglandinas.

El ibuprofeno pertenece al grupo de antiinflamatorios no esteroideos (AINE’s). Es un derivado del ácido propiónico. El ibuprofeno es un inhibidor reversible y competitivo de la ciclooxigenasa, a la que inhibe en forma dual (Cox-1 y Cox-2).

TABALON® inhibe en forma dosis-dependiente la conversión de ácido araquidónico en prostaglandinas, las cuales son precursores de los prostanoides E2, prostaglandina I2 y tromboxano A2, involucrados en la fisiopatología de la inflamación, el dolor y la inhibición de la agregación plaquetaria.

Otros efectos de TABALON® que pueden contribuir a sus propiedades antiinflamatorias, más allá de la inhibición de las prostaglandinas, incluyen la disminución en la producción de citocinas proinflamatorias como la interleucina 1b, factor de necrosis tumoral α, óxido nítrico, leucotrieno B4 y posiblemente un efecto inhibitorio de la producción de radicales de oxígeno en las señales de traducción nerviosa y conducción del dolor. Estos efectos son compartidos con los salicilatos, pero no con otros AINEs.

A nivel experimental, se ha descrito una interacción potencial entre ibuprofeno y ácido acetil salicílico (AAS), cuando se administran conjuntamente. El ibuprofeno puede inhibir el efecto del AAS sobre la agregación plaquetaria. En un ensayo, la aplicación de 81 mg de ácido AAS de liberación inmediata junto con una dosis única de 400 mg de ibuprofeno (durante las 8 horas anteriores o los 30 minutos posteriores a la toma del AAS) condujo a un efecto disminuido de este último en la formación de tromboxano o en la agregación plaquetaria. A pesar de estos hallazgos, existen limitaciones en estos datos experimentales, además de la incertidumbre relacionada con la extrapolación de datos ex vivo hacia el escenario clínico. Consecuentemente, no se pueden hacer consideraciones contundentes para el uso regular de ibuprofeno, y no existe la posibilidad de un efecto clínicamente significativo con el uso ocasional del mismo.

CONTRAINDICACIONES:

• Hipersensibilidad al ibuprofeno o a los componentes de la fórmula.

• Antecedentes de reacciones de hipersensibilidad (por ejemplo, broncoespasmo, asma, rinitis, pólipos nasales, angioedema o urticaria) asociada con la ingesta de ácido acetilsalicílico u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

• Trastornos de la formación sanguínea no especificados.

• Antecedentes o úlcera péptica activa/hemorragias recurrentes o existentes.

• Antecedentes de hemorragia o perforación gastrointestinal, relacionados con la terapia previa con AINEs.

• Hemorragia cerebrovascular u otra hemorragia activa.

• Insuficiencia cardiaca grave (NYHA Clase IV).

• Insuficiencia hepática grave o insuficiencia renal grave.

• Embarazo o lactancia.

• Pacientes con deshidratación severa (causada por vómito, diarrea o ingesta insuficiente de líquidos).

Trastornos hematopoyéticos como leucopenia o trombocitopenia. Anemia hemolítica. Diátesis hemorrágica. Úlceras gastrointestinales. Insuficiencia cardiaca severa.

Debido al contenido de alcohol bencílico, TABALON® no debe ser administrado en recién nacidos ni en neonatos prematuros.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

No se use durante el embarazo y lactancia

Embarazo: La inhibición de la síntesis de prostaglandinas puede afectar negativamente el embarazo y/o el desarrollo embrionario fetal. Los datos de estudios epidemiológicos sugieren un mayor riesgo de aborto espontáneo, de malformación cardiaca y gastrosquisis después del uso de un inhibidor de la síntesis de prostaglandinas al inicio del embarazo.

El riesgo absoluto de malformación cardiovascular aumentó al menos del 1%, hasta aproximadamente el 1.5%. Se cree que el riesgo aumenta con la dosis y la duración de la terapia.

En animales, se ha demostrado que la administración de un inhibidor de la síntesis de prostaglandinas produce un aumento de la pérdida pre y post implantación y de la letalidad embriofetal. Además, se ha informado un aumento en la incidencia de diversas malformaciones, incluidas las cardiovasculares, en animales que recibieron un inhibidor de la síntesis de prostaglandinas durante el periodo organogenético.

Durante el primer y segundo trimestre del embarazo, no se debe administrar ibuprofeno a menos que sea claramente necesario. Si el ibuprofeno es usado por una mujer que intenta concebir, o durante el primer y segundo trimestre del embarazo, la dosis debe mantenerse tan baja y la duración del tratamiento lo más corta posible. Considere la posibilidad de vigilar el líquido amniótico con ultrasonidos si el tratamiento con AINE se extiende por más de 48 horas.

A partir de las 20 semanas de gestación, todos los inhibidores de la síntesis de prostaglandinas pueden exponer:

• Al feto a:

- Toxicidad cardiopulmonar (con cierre prematuro del conducto arterioso e hipertensión pulmonar).

- Disfunción renal, que puede progresar a insuficiencia renal con oligohidroamniosis y, en algunos casos, deficiencias renales neonatales

• A la madre y el recién nacido, al final del embarazo a:

- Posible prolongación del tiempo de sangrado, un efecto antiagregante que puede ocurrir incluso a dosis muy bajas.

- Inhibición de las contracciones uterinas que resultan en parto retrasado o prolongado.

En consecuencia, el ibuprofeno está contraindicado durante el embarazo.

Lactancia: El ibuprofeno y sus metabolitos pueden pasar en bajas concentraciones a la leche materna. Hasta la fecha no se conocen efectos nocivos para los bebés. Sin embargo, debido a la naturaleza limitada de los estudios y de las posibles reacciones adversas de los fármacos inhibidores de las prostaglandinas en los neonatos no está recomendado el uso de ibuprofeno en madres que estén amamantando debido al riesgo potencial de inhibir la síntesis de prostaglandinas en el neonato.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Se utiliza la siguiente clasificación de frecuencia según el “Consejo para las Organizaciones Internacionales de Ciencias Médicas” (CIOMS, por sus siglas en inglés) cuando corresponda:

Muy común ≥ 10%; común ≥ 1 y < 10%; no común ≥ 0.1 y < 1%; raro ≥ 0.01 y < 0.1% y muy raro < 0.01%, Desconocido: No pueden ser estimadas basados en los datos disponibles.

Las reacciones adversas más comúnmente observadas son de naturaleza gastrointestinal. Pueden producirse úlceras pépticas, perforación o sangrado gastrointestinal, a veces fatales, particularmente en los adultos mayores. Se han informado náuseas, vómitos, diarrea, flatulencia, estreñimiento, dispepsia, dolor abdominal, melena, hematemesis, estomatitis ulcerosa, exacerbación de la colitis y enfermedad de Crohn después de la administración. Con menos frecuencia, se ha observado gastritis. En particular, el riesgo de hemorragia gastrointestinal depende del rango de dosis y la duración del uso.

Se ha informado de edema, hipertensión e insuficiencia cardiaca en asociación con el tratamiento con AINEs.

Los estudios clínicos sugieren que el uso de ibuprofeno, particularmente a una dosis alta (2400 mg/día) puede estar asociado con un pequeño aumento del riesgo de eventos trombóticos arteriales (por ejemplo, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular).

Se debe informar a los pacientes que deben dejar de tomar TABALON® de inmediato y consultar a un médico si experimentan una reacción adversa grave al medicamento.

Infecciones e infestaciones

Muy raro

TABALON® puede enmascarar los síntomas de infección, lo que puede provocar un retraso en el inicio del tratamiento adecuado y empeorando así el resultado de la infección (incluyendo neumonía bacteriana adquirida en la comunidad, infecciones cutáneas y de tejidos blandos graves y complicaciones bacterianas de la varicela) (Ver sección de Precauciones generales).

Se han observado síntomas de meningitis aséptica con rigidez en el cuello, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, fiebre u obnubilación con ibuprofeno. Los pacientes con trastornos autoinmunes (LES, enfermedad mixta del tejido conectivo) parecen estar predispuestos.

Trastornos de la sangre y del sistema linfático

Muy raro

En terapias prolongadas pueden presentarse trastornos hematopoyéticos (anemia, leucopenia, trombocitopenia, pancitopenia, agranulocitosis). Los primeros signos pueden ser fiebre, dolor de garganta, heridas superficiales en la boca, quejas similares a la gripe, lasitud severa, hemorragias nasales y sangrado de la piel. El recuento sanguíneo debe monitorearse regularmente en la terapia a largo plazo.

Trastornos del sistema inmunológico

No común

Reacciones de hipersensibilidad con erupciones cutáneas y urticaria, así como crisis asmáticas (posiblemente con caída de la presión arterial).

Muy raro

Reacciones de hipersensibilidad general severa. Pueden presentarse como edema facial, hinchazón en lengua, hinchazón en la laringe interna con constricción de las vías respiratorias, dificultad respiratoria, corazón acelerado, caída de la presión arterial hasta un shock potencialmente mortal. Si se produce uno de estos síntomas, que puede ocurrir incluso en el primer uso, se requiere la asistencia inmediata de un médico.

Reacciones de hipersensibilidad como exantema, prurito, eritema (exudativo) polimorfo.

Trastornos psiquiátricos

Muy raro

Reacciones psicóticas, depresión.

Trastornos del sistema nervioso

No común

Trastornos relacionados con el SNC, como cefalea, vértigo, cansancio, somnolencia, insomnio, irritabilidad, acúfenos, excitabilidad.

Trastornos oculares

No común

Trastornos visuales.

Trastornos del oído y laberinto

Raro

Tinnitus.

Trastornos cardiacos

Muy raro

Palpitaciones, insuficiencia cardiaca, infarto al miocardio.

Trastornos vasculares

Muy raro

Hipertensión arterial, vasculitis.

Trastornos gastrointestinales

Común

Dolor gastrointestinal como pirosis, dolor abdominal, náusea, dispepsia, vómito, flatulencias, diarrea, estreñimiento y trastornos gastrointestinales como hemorragias leves, que pueden producir anemia en casos excepcionales.

No común

Úlceras gastrointestinales con hemorragias y perforaciones. Estomatitis ulcerosa, exacerbación de colitis y enfermedad de Crohn, gastritis.

Muy raro

Esofagitis, pancreatitis, formación de estenosis intestinales tipo diafragma.

Se debe indicar al paciente que retire el medicamento y que acuda a un médico de inmediato si se produce dolor intenso en la parte superior del abdomen, melena o hematemesis.

Trastornos hepatobiliares

Muy raro

Disfunción hepática, daño hepático, particularmente en terapia a largo plazo, insuficiencia hepática, hepatitis aguda.

En terapias prolongadas, trastornos hepáticos como aumento de enzimas hepáticas e ictericia por estasis biliar.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

No común

Erupciones cutáneas.

Muy raro

Reacciones ampollosas que incluyen síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica (síndrome de Lyell), alopecia. En casos excepcionales, pueden ocurrir infecciones graves de la piel y complicaciones de tejidos blandos durante una infección por varicela.

Desconocido

Reacciones de fotosensibilidad.

Trastornos renales y urinarios

Raro

El daño del tejido renal (necrosis papilar), las concentraciones elevadas de ácido úrico en la sangre también pueden ocurrir raramente.

Muy raro

Trastornos renales con aumento de los índices de potasio en el plasma y formación de edemas periféricos, particularmente en pacientes con hipertensión arterial o insuficiencia renal, síndrome nefrótico, nefritis intersticial que puede ir acompañada de insuficiencia renal aguda. En pacientes con hipofunción renal, puede presentarse insuficiencia renal aguda, por lo tanto, la función renal debe verificarse regularmente.

La administración de medicamentos que contienen alcohol bencílico en recién nacidos y en neonatos prematuros se ha relacionado con un síndrome respiratorio o Síndrome de “Gasping”, caracterizado por un inicio brusco de jadeo, hipotensión, bradicardia y colapso cardiovascular.

Como el alcohol bencílico puede atravesar la placenta, TABALON® no debe utilizarse en el embarazo.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Estudios a largo plazo mostraron que el ibuprofeno no presenta efectos cancerígenos. Estudios de reproducción en animales no mostraron efectos embriotóxicos, teratogénicos o mutagénicos.

Fertilidad: Existe evidencia de que los medicamentos que inhiben la síntesis de ciclooxigenasa y las prostaglandinas pueden causar un deterioro de la fertilidad femenina por un efecto sobre la ovulación. Esto es reversible al retirar el tratamiento.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Uso concomitante de ibuprofeno con:

Posibles efectos:

Otros AINEs, incluidos los salicilatos

La administración concomitante de varios AINEs puede aumentar el riesgo de úlceras gastrointestinales y hemorragias debido a un efecto sinérgico. Por lo tanto, se debe evitar el uso concomitante de ibuprofeno con otros AINEs.

Digoxina

El uso concomitante de TABALON® con preparaciones de digoxina puede aumentar el nivel sérico de digoxina. Por regla general, no se requiere un monitoreo de suero de digoxina con el uso correcto.

Glucocorticoides

Los glucocorticoides pueden aumentar el riesgo de reacciones adversas, especialmente del tracto gastrointestinal, úlceras o sangrado gastrointestinal.

Agentes antiplaquetarios

Mayor riesgo de hemorragia gastrointestinal.

Ácido acetilsalicílico

La administración concomitante de ibuprofeno y ácido acetilsalicílico generalmente no se recomienda debido a la posibilidad de un aumento de los efectos adversos.

Los datos experimentales sugieren que el ibuprofeno puede inhibir de manera competitiva el efecto del ácido acetilsalicílico en dosis bajas sobre la agregación plaquetaria cuando se administran de forma concomitante. Aunque existen incertidumbres con respecto a la extrapolación de estos datos ex vivo a la situación clínica, no se puede excluir la posibilidad de que el uso regular a largo plazo de ibuprofeno pueda reducir el efecto cardioprotector del ácido acetilsalicílico en dosis bajas. No se considera probable ningún efecto clínicamente relevante para el uso ocasional de ibuprofeno.

Los niveles sanguíneos del ibuprofeno pueden disminuir con la administración simultánea de ácido acetilsalicílico.

Anticoagulantes

Los AINEs pueden aumentar el efecto de los anticoagulantes, como la warfarina.

Fenitoína

El uso concomitante de TABALON® con preparaciones de fenitoína puede aumentar el nivel sérico de fenitoína. Por lo general, no se requiere un control de los niveles séricos de fenitoína en el uso correcto.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)

Mayor riesgo de hemorragia gastrointestinal.

Litio

El uso concomitante de TABALON® con preparaciones de litio puede aumentar el nivel sérico de litio. Por regla general, no se requiere un monitoreo en suero de litio con un uso correcto. En virtud de que los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno pueden inducir hipercalemia, es necesario monitorear la concentración de litio y de potasio en el plasma cuando se administra ibuprofeno junto con preparados de litio o diuréticos “ahorradores” de potasio

Probenecid y sulfinpirazona

Los medicamentos que contienen probenecid o sulfinpirazona pueden retrasar la excreción de ibuprofeno.

Diuréticos, inhibidores de la ECA, bloqueadores de los receptores beta y antagonistas de la angiotensina II

El ibuprofeno puede reducir el efecto de los diuréticos y otros medicamentos antihipertensivos.

En algunos pacientes con función renal comprometida (p. Ej., pacientes deshidratados o pacientes de edad avanzada con función renal comprometida), la administración conjunta de un inhibidor de la ECA, bloqueadores de los receptores beta o antagonistas de la angiotensina II y agentes que inhiben la ciclooxigenasa puede provocar un mayor deterioro de la función renal, incluida la posible insuficiencia renal aguda, que generalmente es reversible. Por lo tanto, la combinación debe administrarse con precaución, especialmente en los adultos mayores. Los pacientes deben estar adecuadamente hidratados y se debe considerar la monitorización de la función renal después del inicio de la terapia concomitante, y periódicamente a partir de entonces.

Diuréticos ahorradores de potasio

La administración concomitante de TABALON® y diuréticos ahorradores de potasio puede conducir a hipercalemia.

Metotrexato

La administración de TABALON® dentro de las 24 horas antes o después de la administración de metotrexato puede conducir a concentraciones elevadas de metotrexato y a un aumento de su efecto tóxico.

Ciclosporina

El riesgo de un efecto dañino en los riñones debido a la ciclosporina aumenta a través de la administración concomitante de ciertos medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Este efecto tampoco se puede descartar para una combinación de ciclosporina con ibuprofeno.

Tacrolimus

El riesgo de nefrotoxicidad aumenta si los dos medicamentos se administran concomitantemente.

Zidovudina

Hay evidencia de un mayor riesgo de hemartrosis y hematoma en hemofílicos con VIH (+) que reciben tratamiento concurrente con zidovudina e ibuprofeno.

Sulfonilureas

Las investigaciones clínicas han demostrado interacciones entre medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y antidiabéticos (sulfonilureas). Aunque las interacciones entre el ibuprofeno y las sulfonilureas no se han descrito hasta la fecha, se recomienda un control de los valores de glucosa en sangre como precaución en la ingesta concomitante.

Antibióticos de quinolona

Los datos en animales indican que los AINEs pueden aumentar el riesgo de convulsiones asociadas con los antibióticos de quinolona. Los pacientes que toman AINES y quinolonas pueden tener un mayor riesgo de desarrollar convulsiones.

Inhibidores de CYP2C9

La administración concomitante de ibuprofeno con inhibidores de CYP2C9 puede aumentar la exposición al ibuprofeno (sustrato de CYP2C9). En un estudio con voriconazol y fluconazol (inhibidores de CYP2C9), se demostró un aumento de la exposición a S(+)- ibuprofeno en aproximadamente 80 a 100%. Se debe considerar la reducción de la dosis de ibuprofeno cuando se administran inhibidores potentes de CYP2C9 concomitantemente, particularmente cuando se administra una dosis alta (2400 mg / día) de ibuprofeno con voriconazol o fluconazol.

Mifepristona

Los AINE no deben usarse durante 8-12 días después de la administración de mifepristona, ya que los AINEs pueden reducir el efecto de la mifepristona.

Es necesario vigilar la coagulación cuando se utiliza junto con anticoagulantes orales, y la glucemia si se utiliza con hipoglucemiantes orales.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:

Se pueden presentar cambios transitorios en el tiempo de sangrado, en el de protrombina y en el de coagulación. Ocasionalmente se observa elevación de la creatinina sérica.

PRECAUCIONES GENERALES:

Los efectos indeseables pueden minimizarse usando la dosis efectiva más baja durante el menor tiempo necesario para controlar los síntomas.

Se requiere precaución en pacientes con ciertas afecciones que pueden empeorar:

• Lupus eritematoso sistémico y enfermedad mixta del tejido conectivo–mayor riesgo de meningitis aséptica o hepatitis (ver sección de Reacciones secundarias y adversas).

• Trastorno congénito del metabolismo de la porfirina (por ejemplo, porfiria aguda intermitente).

• Trastornos gastrointestinales (como úlcera péptica, hernia hiatal o sangrado gastrointestinal) y enfermedad intestinal inflamatoria crónica (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn) (ver sección de Reacciones secundarias y adversas).

• Hipertensión y/o insuficiencia cardiaca, ya que la función renal puede deteriorarse (ver sección de Reacciones secundarias y adversas).

• Insuficiencia renal (ver sección de Reacciones secundarias y adversas).

• Disfunción hepática.

• Directamente después de una cirugía mayor.

• En pacientes que reaccionan alérgicamente a otras sustancias, ya que existe un mayor riesgo de reacciones de hipersensibilidad con el uso de TABALON®.

• En pacientes que padecen fiebre del heno, pólipos nasales, trastornos respiratorios obstructivos crónicos, ya que existe un mayor riesgo de que se produzcan reacciones alérgicas. Estos pueden presentarse como ataques de asma (llamada asma analgésica), edema o urticaria de Quincke.

Efectos gastrointestinales:

El uso de TABALON® con AINES concomitantes, incluidos los inhibidores selectivos de la ciclooxigenasa-2, aumenta el riesgo de reacciones adversas (ver sección Interacciones medicamentosas y de otro género) y debe evitarse.

Ancianos: Los ancianos tienen una mayor frecuencia de reacciones adversas a los AINEs, especialmente hemorragias y perforaciones gastrointestinales, que pueden ser fatales.

Sangrado gastrointestinal, ulceración o perforación:

Se ha informado sangrado gastrointestinal, ulceración o perforación, que puede ser fatal con todos los AINEs en cualquier momento durante el tratamiento, con o sin síntomas de advertencia o antecedentes de eventos gastrointestinales.

Cuando se produce sangrado o ulceración gastrointestinal en pacientes que reciben ibuprofeno, se recomienda suspender el tratamiento.

El riesgo de hemorragia gastrointestinal, ulceración o perforación es mayor con el aumento de las dosis de AINEs y los pacientes con antecedentes de úlcera, particularmente si se complica con hemorragia o perforación, y en los ancianos. Estos pacientes deben comenzar el tratamiento con la dosis más baja disponible. Se debe considerar la terapia de combinación con agentes protectores (p. Ej., Misoprostol o inhibidores de la bomba de protones) para estos pacientes, y también para pacientes que requieren dosis bajas concomitantes de ácido acetilsalicílico u otros medicamentos que puedan aumentar el riesgo gastrointestinal.

Se recomienda a los pacientes con antecedentes de toxicidad gastrointestinal, en particular los ancianos, que informen cualquier síntoma abdominal inusual (especialmente hemorragia gastrointestinal), particularmente en las etapas iniciales del tratamiento.

Se debe tener precaución en pacientes que reciben medicamentos concomitantes que podrían aumentar el riesgo de ulceración o sangrado, como corticosteroides orales, anticoagulantes como warfarina, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o agentes antiplaquetarios como el ácido acetilsalicílico.

Los AINEs deben administrarse con cuidado a pacientes con antecedentes de enfermedad gastrointestinal (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn), ya que su condición puede agravarse.

Reacciones cutáneas:

Raramente se han notificado reacciones cutáneas graves, algunas de ellas mortales, que incluyen dermatitis ampollosa y exfoliativa, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica en asociación con el uso de AINEs. Los pacientes parecen tener mayor riesgo de estas reacciones al inicio de la terapia, el inicio de la reacción ocurre en la mayoría de los casos dentro del primer mes de tratamiento. Se recomienda al paciente que interrumpa la ingesta de TABALON® cuando aparezca por primera vez una erupción cutánea, lesiones de la mucosa o cualquier otro signo de hipersensibilidad.

Enmascaramiento de síntomas de infecciones subyacentes:

TABALON® puede enmascarar los síntomas de la infección, lo que puede llevar a un retraso del inicio del tratamiento adecuado y empeorar el resultado de la infección. Esto se ha observado en la neumonía bacteriana adquirida en la comunidad, infecciones cutáneas y de tejidos blandos graves y complicaciones bacterianas de la varicela. Se debe evitar el uso de TABALON® en caso de varicela.

Cuando se administra TABALON® para aliviar la fiebre o el dolor relacionado con una infección, se recomienda vigilar la infección. En entornos no hospitalarios, el paciente debe consultar a un médico si los síntomas persisten o empeoran (Ver sección de Reacciones secundarias y adversas).

Efectos cardiovasculares y cerebrovasculares:

Se requiere precaución (discusión con el médico) antes de comenzar el tratamiento en pacientes con antecedentes de hipertensión y/o insuficiencia cardiaca, ya que se ha informado de retención de líquidos, hipertensión y edema en asociación con la terapia con AINEs.

Los estudios clínicos sugieren que el uso de ibuprofeno, particularmente a una dosis alta (2400 mg/día), puede estar asociado con un pequeño aumento del riesgo de eventos trombóticos arteriales (por ejemplo, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular). En general, los estudios epidemiológicos no sugieren que dosis bajas de ibuprofeno (p. Ej., ≤ 1200 mg/día) se asocie con un mayor riesgo de eventos trombóticos arteriales.

Los pacientes con hipertensión no controlada, insuficiencia cardiaca congestiva (NYHA II-III), cardiopatía isquémica establecida, enfermedad arterial periférica y/o enfermedad cerebrovascular sólo deben tratarse con ibuprofeno después de una cuidadosa consideración y deben evitarse las dosis altas (2400 mg/día).

También se debe considerar cuidadosamente antes de iniciar el tratamiento a largo plazo en pacientes con factores de riesgo de eventos cardiovasculares (por ejemplo, hipertensión, hiperlipidemia, diabetes mellitus, tabaquismo), particularmente si se requieren altas dosis de ibuprofeno (2400 mg/día).

Otras notas:

Raramente se observan reacciones de hipersensibilidad aguda severa (por ejemplo, shock anafiláctico). Ante los primeros signos de reacción de hipersensibilidad después de tomar/administrar la terapia con TABALON®, debe suspenderse. Las medidas médicamente requeridas, en línea con los síntomas, deben ser iniciadas por personal especializado.

El ibuprofeno, principio activo de TABALON®, puede inhibir temporalmente la función plaquetaria de la sangre (agregación de trombocitos). Por lo tanto, los pacientes con trastornos plaquetarios deben ser monitoreados cuidadosamente.

En caso de un tratamiento prolongado con ibuprofeno, los parámetros hepáticos y renales, así como un frotis sanguíneo, deben revisarse regularmente.

El uso prolongado de cualquier tipo de analgésicos para los dolores de cabeza puede empeorarlos. Si se experimenta o sospecha esta situación, se debe obtener asesoramiento médico y se debe suspender el tratamiento. El diagnóstico de dolor de cabeza por uso excesivo de medicamentos (MOH) debe sospecharse en pacientes que tienen dolores de cabeza frecuentes o diarios a pesar (o por) el uso regular de medicamentos para el dolor de cabeza.

En términos generales, la ingesta habitual de analgésicos, particularmente en combinación con varios principios activos analgésicos, puede conducir a daño renal permanente con riesgo de insuficiencia renal (nefropatía analgésica). Este riesgo puede aumentar bajo tensión física asociada con la pérdida de sal y deshidratación. Por lo tanto, debe evitarse.

Mediante el consumo concomitante de alcohol, las reacciones adversas relacionadas con el principio activo, en particular las que afectan el tracto gastrointestinal o el sistema nervioso central, pueden aumentar con el uso de AINEs.

Existe un riesgo de insuficiencia renal en adolescentes deshidratados.

Dado que pueden producirse efectos indeseables en el sistema nervioso central, como cansancio y mareos, con el uso de TABALON® en dosis más altas, el ibuprofeno puede reducir la capacidad de reacción hasta el extremo de imposibilitar la participación activa en el tráfico o manejo de maquinaria, especialmente si se consume alcohol durante la terapia.

Es importante valorar el riesgo beneficio en pacientes con hipersensibilidad a los AINEs o intolerancia a los analgésicos.

Se recomienda precaución en el caso de porfiria inducible, así como la vigilancia de posibles efectos de insuficiencia renal o hepática, insuficiencia cardiaca e hipertensión arterial severa. Los pacientes que padecen asma, fiebre del heno, rinitis alérgica o infecciones crónicas de las vías respiratorias pueden presentar reacciones de hipersensibilidad, incluyendo urticaria y angioedema.

Ver también la sección de Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

La frecuencia e intensidad de las reacciones adversas pueden disminuirse usando la dosis mínima efectiva, durante el menor tiempo posible para conseguir el control adecuado de los síntomas.

TABALON® se administra por vía oral con abundante líquido y, de preferencia, durante las comidas principales. Si TABALON® se ingiere poco después de los alimentos se puede retardar su efecto. Si esto sucede, no tome más TABALON® de lo recomendado hasta que haya pasado el intervalo correcto de la siguiente administración.

Poblaciones especiales:

Pacientes de edad avanzada:

No se requieren ajustes de dosis especiales. Debido a los posibles eventos adversos, se recomienda vigilar a los adultos mayores con especial cuidado.

Daño hepático:

Debe reducirse la dosis inicial y ser cuidadosamente vigilada en pacientes con insuficiencia hepática leve a moderada. No se debe utilizar ibuprofeno en pacientes con insuficiencia hepática grave.

Insuficiencia renal:

Debe reducir la dosis inicial en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada. No se debe utilizar ibuprofeno en pacientes con insuficiencia renal grave.

Adultos y niños mayores de 12 años:

Fiebre:

TABALON® 400 mg: Tomar 1 tableta de TABALON® 400 mg cada 8 horas, sin sobrepasar las 3 tabletas por día. La dosis máxima por toma es de 1 tableta. Si las molestias persisten por más de 3 días, consulte a su médico.

Dolor en inflamación:

TABALON® 400 mg: Tomar 1 tableta de TABALON® 400 mg cada 8 horas, sin sobrepasar las 3 tabletas por día. La dosis máxima por toma es de 1 tableta. Si las molestias persisten por más de 5 días, consulte a su médico.

En niños menores de 12 años, se recomienda el empleo de Tabalon® suspensión.

Bajo supervisión y evaluación médica, la dosis máxima de TABALON® es de 2400 mg/día y la duración del tratamiento se determinará de acuerdo a las condiciones clínicas de cada caso.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:

En caso de sobredosis, no existe un tratamiento específico y deberán tomarse medidas sintomáticas y de rutina para los casos de sobredosificación de medicamentos, incluyendo medidas de soporte vital.

La ingestión de 8 a 12 g de ibuprofeno en adultos produjo mareo, ataxia, lipotimia e hipertensión.

PRESENTACIONES:

Caja con 10 o 20 tabletas de 400 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

Consérvese a no más de 30°C.

Protéjase de la luz.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. No se administre a menores de 12 años. No se administre durante el tercer trimestre del embarazo. Consulte a su médico inmediatamente si usted desarrolla: sensibilidad al sol o a los rayos UV o lesiones inespecíficas en la piel durante el tratamiento. Este medicamento puede producir somnolencia y afectar el estado de alerta, por lo que no deberá conducir vehículos automotores ni maquinaria pesada durante su uso.

Reporte las sospechas de reacción adversa a los correos: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx y

ucfarmacovigilancia@sanfer.com.mx

Hecho en México por:

SANOFI-AVENTIS DE MÉXICO, S.A. de C.V.

Acueducto del Alto Lerma No. 2,

Zona Industrial Ocoyoacac, C.P. 52740,

Ocoyoacac, México, México.

Para:

Grimann, S.A. de C.V.

Circuito Nemesio Diez Riega No. 11,

Parque Industrial El Cerrillo II, C.P. 52000,

Lerma, México, México.

Reg. Núm. 025M90 SSA VI

®Marca registrada