Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
SALPIFAR Solución inyectable
Marca

SALPIFAR

Sustancias

PARACETAMOL

Forma Farmacéutica y Formulación

Solución inyectable

Presentación

1 Caja, 1 Frasco(s), 100 ml,

1 Caja, 4 Frasco(s), 100 ml,

1 Caja, 1 Frasco(s), 50 ml,

1 Caja, 4 Frasco(s), 50 ml,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

El frasco ámpula contiene:

Paracetamol

500 mg

1 g

Vehículo cbp

50 mL

100 mL

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

Paracetamol en solución inyectable está indicado en el manejo rápido y durante un corto plazo del dolor o la hipertermia cuando no es posible administrar este medicamento por las vías enterales. Se utiliza en las siguientes condiciones clínicas:

– Tratamiento a corto plazo del dolor moderado, especialmente después de cirugía en adultos y niños.

– Tratamiento a corto plazo de la fiebre en adultos y niños.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacocinética: En pacientes adultos la farmacocinética del paracetamol es lineal después de la administración única de 2 g y después de la administración repetida durante 24 horas. La concentración máxima en plasma (Cmáx.) de paracetamol observada al final de la infusión intravenosa durante 15 minutos es de aproximadamente 30 mcg/mL. El volumen de distribución del paracetamol es de 1 L/kg aproximadamente. El paracetamol no está unido extensamente a las proteínas del plasma. Después de la infusión de 1 g de paracetamol, se observaron concentraciones significativas de paracetamol (alrededor de 1.5 mcg/mL) en el líquido cefalorraquídeo desde el minuto 20 después de la infusión. El paracetamol es metabolizado principalmente en el hígado siguiendo dos vías importantes: mediante una conjugación con el ácido glucurónico y mediante una conjugación del ácido sulfúrico. Esta última vía se satura rápidamente con una dosis que exceda la dosis terapéutica. Menos de 4% del paracetamol administrado por vía intravenosa es metabolizado a través del citocromo P450 hasta un intermediario reactivo (imina de N-acetil benzoquinona), el cual bajo condiciones normales de uso es detoxificado rápidamente por el glutatión reducido y eliminado en la orina después de una reacción de conjugación con cisteína y ácido mercaptúrico. Los metabolitos del paracetamol son excretados principalmente en la orina. Aproximadamente un 90% de la dosis administrada de paracetamol por vía intravenosa se excreta en 24 horas, principalmente como conjugados de glucurónido (60 a 80%) y sulfato (20 a 30%). Menos de 5% del fármaco es eliminado sin sufrir modificaciones. El tiempo de vida media en plasma es de 2.7 horas y la depuración total del cuerpo es de 18 L/h.

Farmacodinamia: Paracetamol administrado por vía intravenosa comienza a aliviar el dolor entre 5 a 10 minutos después del inicio de su administración. El efecto analgésico máximo se obtiene en aproximadamente una hora y la duración de este efecto es de 4 a 6 horas aproximadamente. En cuanto a la disminución de la fiebre, el paracetamol administrado en forma intravenosa reduce la fiebre en aproximadamente 30 minutos después del inicio de la administración con una duración de este efecto durante al menos 6 horas.

Mecanismo de acción: El mecanismo preciso de las propiedades analgésicas y antipiréticas del paracetamol aún no ha sido establecido. El mecanismo de acción puede tener acciones centrales y periféricas.

En aquellos casos de insuficiencia renal severa (depuración de creatinina de 10 a 30 mL/min), la eliminación del paracetamol se retarda ligeramente, el tiempo de vida media de eliminación puede variar entre 2 a 5 horas. La velocidad de eliminación de los conjugados de glucurónido y sulfatos es tres veces más lenta en los sujetos con deterioro renal severo que en los sujetos sanos. Por consiguiente, cuando se da paracetamol a los pacientes con deterioro renal severo (depuración de creatinina ≤ 30 mL/min) se recomienda incrementar el intervalo mínimo entre cada administración a 6 horas.

En pacientes con insuficiencia hepática, los estudios clínicos no mostraron una acumulación significativa de paracetamol y no hubo cambios en el estado clínico ni en las pruebas de laboratorio en este grupo de pacientes. La vida media de eliminación promedio fue de 3.4 horas, la cual no mostró diferencias con la reportada para sujetos sanos. Algunos estudios clínicos han mostrado un deterioro moderado del metabolismo del paracetamol en pacientes con insuficiencia hepática crónica, incluyendo cirrosis alcohólica, como lo muestran el aumento de las concentraciones plasmáticas del paracetamol y la vida media de eliminación más prolongada, lo cual se relaciona con una disminución de la capacidad de síntesis del hígado.

En el caso de pacientes recién nacidos, lactantes y niños, los parámetros farmacocinéticos son similares a los observados en adultos, con excepción de la vida media plasmática, que es ligeramente más corta (1.5 a 2 h) que en los adultos. En los recién nacidos, la vida media plasmática es mayor que en los niños mayores (aproximadamente 3.5 horas). Los recién nacidos, los lactantes y los niños hasta de 10 años de edad excretan significativamente menos conjugados de glucurónido y más conjugados de sulfato que los adultos. La excreción total de paracetamol y sus metabolitos es la misma en todos los grupos de edad.

CONTRAINDICACIONES: El paracetamol administrado por vía intravenosa está contraindicado en aquellos pacientes que han presentado hipersensibilidad previa al paracetamol o a cualquier otro componente de su formulación. Igualmente está contraindicado en casos de insuficiencia hepatocelular severa o en patologías hepáticas activas. El paracetamol también está contraindicado en aquellos pacientes con insuficiencia renal severa, que utilicen anticoagulantes orales, e igualmente está contraindicado su uso durante el embarazo y la lactancia (ver apartado Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia).

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: La experiencia clínica de la administración de paracetamol por vía intravenosa en mujeres embarazadas es limitada. Sin embargo, la información epidemiológica del uso de las dosis terapéuticas orales de paracetamol indica que no hay efectos indeseables sobre el embarazo o sobre la salud del feto/recién nacido. La información prospectiva sobre mujeres embarazadas expuestas a sobredosis de paracetamol, no reveló un incremento del riesgo de malformación en el feto. No se han efectuado estudios de la reproducción con la forma intravenosa de paracetamol en modelos animales. Sin embargo, los estudios efectuados con la administración oral no mostraron ninguna malformación ni efectos tóxicos en el feto. Se recomienda que este producto sea utilizado durante el embarazo después de hacer una cuidadosa evaluación riesgo-beneficio. En este caso se recomienda observar estrictamente la dosis recomendada y la duración de la administración.

Después de la administración oral, paracetamol se excreta en la leche materna en pequeñas cantidades. Sin embargo, no se han reportado efectos indeseables en los niños alimentados al seno materno. En consecuencia, el paracetamol administrado por vía intravenosa debe utilizarse cuidadosamente durante el periodo de lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Las reacciones adversas al uso del paracetamol administrado por vía intravenosa son raras, y pueden incluir las reacciones que se describen a continuación:

Raras: Malestar general, hipotensión y aumento transitorio de las transaminasas hepáticas

Muy raras: Reacciones de hipersensibilidad caracterizadas con manifestaciones de exantema cutáneo simple, urticaria y hasta shock anafiláctico.

Igualmente se han reportado casos aislados de: trombocitopenia, taquicardia, náuseas, eritema, enrojecimiento y dolor local en el sitio de administración, prurito, incremento en las enzimas hepáticas, hepatitis fulminante, choque anafiláctico o reacciones anafilácticas, reacción de hipersensibilidad.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: En diversos estudios clínicos con modelos animales, no se encontraron datos de carcinogenicidad en ratas macho o ratones machos y hembras. Existió una actividad carcinogénica en ratas hembras basadas en una incidencia aumentada de leucemia en las células mononucleares.

Una revisión comparativa de la literatura sobre la genotoxicidad y carcinogenicidad del paracetamol mostró que sus efectos genotóxicos aparecen solamente cuando se administran dosis por arriba de los rangos recomendados resultando en severos efectos tóxicos incluyendo toxicidad en el hígado y en médula ósea. El umbral para la genotoxicidad no es alcanzado cuando este producto se utiliza en dosis terapéuticas.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: La administración concomitante de paracetamol con fenitoína puede causar una disminución en la eficacia de paracetamol e incrementar el riesgo de hepatotoxicidad. Los pacientes que reciben terapia con fenitoína deberán evitar el uso prolongado de paracetamol. Se deberá evaluar estrechamente a los pacientes en caso de evidencia de hepatotoxicidad.

El probenecid causa una reducción de casi 2 veces la depuración del paracetamol al inhibir su conjugación con el ácido glucurónico. Debe considerarse una reducción en la dosis de paracetamol administrado por vía intravenosa cuando se administre en forma conjugada con probenecid.

La salicilamida puede prolongar el tiempo de vida media de eliminación del paracetamol.

Debe tenerse precaución cuando se ingieran concomitantemente substancias inductoras de enzimas, entre las que se encuentran: barbitúricos, isoniazida, anticoagulantes, zidovudina, amoxicilina con ácido clavulánico y etanol.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: La administración concomitante de paracetamol inyectable (4 g por día durante al menos 4 días) con anticoagulantes orales puede dar lugar a pequeñas variaciones de los valores de INR. Una sobredosis de paracetamol administrado por vía intravenosa puede incrementar las transaminasas hepáticas, deshidrogenasa láctica y bilirrubinas así como disminución del tiempo de protrombina.

Ocasionalmente se presenta trombocitopenia.

PRECAUCIONES GENERALES: Con el fin de evitar el riesgo de una sobredosis, antes de utilizar este producto debe asegurarse que otros medicamentos administrados al mismo paciente no contengan paracetamol en su formulación.

Administrar una dosis mayor a las recomendadas tiene el riesgo de causar daño hepático grave.

Los síntomas y signos clínicos del daño hepático se observan usualmente luego de 2 días o como máximo después de 4 a 6 días.

El paracetamol debe usarse con precaución en aquellos pacientes que presenten:

– Insuficiencia hepatocelular severa.

– Insuficiencia renal severa (depuración de creatinina igual o menor a 30 mL/min).

– Alcoholismo crónico.

– Desnutrición crónica asociada a bajas reservas de glutatión hepático.

– Deshidratación.

– Hipovolemia.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Este medicamento está diseñado para administrarse por vía intravenosa. Tan pronto como el paciente pueda tolerar la vía oral, se recomienda sustituir la administración de este producto a la vía oral. Este producto podrá diluirse en una solución de cloruro de sodio al 0.9% o glucosa al 5%. Esta solución diluida debe usarse dentro de la siguiente hora posterior de su preparación, incluyendo el tiempo de infusión. Este producto no debe mezclarse con otros medicamentos y debe utilizarse en forma inmediata una vez abierto. Los frascos ámpula de paracetamol en solución inyectable son para uso único. Este producto no debe refrigerarse o congelarse. El tiempo recomendado para administrar este medicamento es de 15 minutos.

La dosis recomendada para pacientes adultos, adolescentes y niños que pesen más de 50 kg, es de 1 gramo (1000 mg) de paracetamol administrado por vía intravenosa cada 4 horas o más, durante un tiempo de administración de 15 minutos. La dosis máxima en 24 horas no deberá exceder de 4 gramos.

La dosis recomendada para pacientes adultos, adolescentes, niños y lactantes con un peso entre 33 y 50 kg es de 15 mg/kg de paracetamol por administración (1.5 mL de solución por kg hasta 4 veces al día). La dosis máxima diaria no deberá exceder de 60 mg/kg o de 3 gramos en 24 horas. El intervalo mínimo entre cada administración debe ser de 4 horas.

En el caso de pacientes neonatos menores de 10 días de nacidos, lactantes y niños de hasta 10 Kg de peso corporal la dosis recomendada es de 7.5 mg/kg de paracetamol, administrados hasta 4 veces al día. El intervalo de tiempo mínimo entre una administración y la siguiente debe ser de al menos 4 horas, y la dosis máxima administrada para este grupo de edad no deberá sobrepasar los 30 mg/kg.

En aquellos pacientes con insuficiencia renal crónica, con una depuración de creatinina ≤ 30 mL/min, se recomienda incrementar el intervalo a 6 horas entre cada dosis administrada de este producto.

No se requiere ajustar la dosis de este medicamento en pacientes de edad avanzada.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Existe un riesgo de envenenamiento, particularmente en ancianos, niños pequeños, en pacientes con enfermedad hepática, en casos de alcoholismo crónico, en pacientes con desnutrición crónica y en pacientes que están recibiendo inductores de enzimas. Una sobredosificación de paracetamol administrado por vía intravenosa puede ser fatal en estos casos. Generalmente los síntomas aparecen en las primeras 24 horas y pueden manifestarse con náusea, vómito, anorexia, palidez y dolor abdominal.

Una sobredosis de 7.5 gramos o más de paracetamol administrado por vía intravenosa en adultos o una dosis mayor a 140 mg/kg de peso en niños pueden generar una citólisis hepática que probablemente induce necrosis completa e irreversible, que resulta en insuficiencia hepatocelular, acidosis metabólica y encefalopatía, que puede progresar a un estado de coma y hasta la muerte. Simultáneamente, se puede observar un incremento de los niveles de transaminasas hepáticas (AST, ALT), deshidrogenasa láctica y bilirrubinas junto con disminución de los niveles de protrombina, que pueden aparecer 12 a 48 horas después de la sobredosificación. Los síntomas clínicos del daño hepático usualmente se hacen evidentes dos días después de la sobredosificación y alcanzan un máximo después de 4 a 6 días. En los casos de sobredosificación por paracetamol administrado por vía intravenosa, deberán seguirse las siguientes medidas de emergencia:

– Hospitalización inmediata con tratamiento sintomático.

– Antes de iniciar el tratamiento, obtener una muestra de sangre para determinar el nivel sérico de paracetamol en plasma tan pronto como sea posible, después de la sobredosificación.

– Debe iniciarse un tratamiento con N-acetilcisteína por vía intravenosa o por vía oral, si es posible antes de la décima hora de haberse presentado la sobredosificación con este producto, puesto que posterior a la décima hora de la sobredosificación con paracetamol, la N-acetilcisteína no proporciona el mismo efecto protector, y en estos casos se requerirá de un tratamiento prolongado.

– Deben efectuarse pruebas hepáticas al inicio del tratamiento y repetirse cada 24 horas.

– En muchos casos las transaminasas hepáticas regresan a los rangos considerados como normales en una o dos semanas, junto con una restitución completa de la función hepática. Sin embargo, en los casos muy graves puede ser necesario realizar un trasplante de hígado.

PRESENTACIONES: Caja con 1 o 4 frascos con 50 mL o 100 mL.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a no más de 30°C. Protéjase de la luz.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Adminístrese mediante infusión intravenosa lenta. Puede diluirse sólo con solución de cloruro de sodio 0.9% ó de glucosa 5% en dilución de 1 a 10. No se administre si la solución no es transparente o presenta coloración amarilla, si contiene partículas en suspensión, sedimentos, o si el cierre ha sido violado. Una vez abierto el frasco debe utilizarse inmediatamente, la solución concentrada o diluida debe usarse dentro de la siguiente hora posterior de su preparación, incluyendo el tiempo de infusión. Si no se administra todo el producto, deséchese el sobrante. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. El empleo de este medicamento durante el embarazo y la lactancia queda bajo la responsabilidad del médico.

Reporte las sospechas de reacción adversa al correo:

farmacovigilancia@cofepris.gob.mx

Hecho en México por:

LABORATORIOS PISA, S.A. de C.V.

Calle 7 No. 1308, Zona Industrial

C.P. 44940, Guadalajara, Jalisco, México

Reg. Núm. 390M2016, SSA

®Marca Registrada