Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
DEF Diccionario de Especialidades Farmacéuticas
19 enero 2022
PROFENID-RLF Tabletas
Marca

PROFENID-RLF

Sustancias

CIANOCOBALAMINA, KETOPROFENO, PIRIDOXINA, TIAMINA

Forma Farmacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Caja, 30 Tabletas,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:
Ketoprofeno 100 mg
Mononitrato de tiamina (Vitamina B1) 100 mg
Clorhidrato de piridoxina (Vitamina B6) 50 mg
Cianocobalamina (Vitamina B12) 5 mg
Excipiente cbp 1 tableta

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: PROFENID-RLF es un antiinflamatorio, analgésico en el dolor agudo y crónico de origen musculoesquelético y como antineurítico para el tratamiento de neuropatías periféricas (lumbalgias, ciática, cervicalgias, radiculitis, neuralgia postherpética, espondilitis, síndrome del túnel del carpo y fibromialgias) de origen nutricional, inflamatorio, diabético y alcohólico. Dismenorrea primaria.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacocinética y farmacodinamia: Las vitaminas del complejo B participan en el metabolismo celular para la producción de energía; sin embargo, su mayor actividad predomina en el mantenimiento y función del sistema nervioso central.

Tiamina (vitamina B1): Ejerce una acción fisiológica antineurítica y detoxificante en el sistema nervioso e interviene en la síntesis del neurotransmisor acetilcolina. Es necesaria para la formación del trifosfato de tiamina, coenzima que actúa en el sistema nervioso regulando la permeabilidad de los canales de cloro y la conducción eléctrica. Es esencial para el metabolismo de los carbohidratos en la producción de energía.

La tiamina se absorbe adecuadamente por vía oral, por medio de dos mecanismos dependientes de la concentración en la luz intestinal y ésta tiene lugar preferentemente en el yeyuno. Se distribuye en todos los tejidos, las concentraciones más altas se encuentran en el hígado, cerebro, riñón y corazón. Se metaboliza en el hígado y se excreta a través de la orina, en el hombre, la excreción sin cambios es mínima o nula, salvo en casos de sobredosis.

Piridoxina (vitamina B6): Interviene como coenzima en diversas reacciones del metabolismo de vitaminas y aminoácidos. En su forma de fosfato de piridoxal participa en diversas reacciones enzimáticas que dan lugar a la formación de neurotransmisores relacionados con la tolerancia al dolor como serotonina y ácido gamma-aminobutírico (GABA). Las formas fundamentales de vitamina B6 se absorben con facilidad por vía oral. Se almacena en hígado, músculo, cerebro y atraviesa la barrera placentaria.

Las formas principales en sangre son el piridoxal y el fosfato de piridoxal. En el hígado el piridoxal es degradado a ácido 4-piridóxico que es excretado por orina.

Cianocobalamina (vitamina B12): Es necesaria para el mantenimiento de las vainas de mielina en el sistema nervioso. Tiene acción anabólica, ya que es necesaria para la duplicación celular, más en tejidos de alto, recambio, como médula ósea, piel, mucosas e hígado, por tanto, es necesaria para el crecimiento y desarrollo de tejidos. Como componente de varias coenzimas, la vitamina B12 es importante en la síntesis de ácidos nucleicos, influencia la maduración celular y el mantenimiento de la integridad del sistema nervioso. Tiene propiedades antálgicas porque participa en la formación de las vainas de mielina, regulando el impulso eléctrico en los axones; asimismo, posee la propiedad de potenciar el efecto analgésico de los AINE’s. Se une a proteínas plasmáticas y se distribuye principalmente a hígado, médula ósea y placenta. Se almacena en hígado, unida a las proteínas transcobalamina I y III. En su mayoría es excretada en la bilis, pero tiene un reciclamiento enterohepático.

Ketoprofeno: Bloquea la síntesis de las prostaglandinas, por inhibición de la ciclooxigenasa. Este mecanismo explica su actividad analgésica, antiinflamatoria y antipirética. Otras acciones que contribuyen a reforzar estos efectos son antagonismo sobre la bradicinina y la estabilización de las membranas lisosomales. A nivel periférico, el ketoprofeno, actúa sobre el dolor mediante un potente efecto antiinflamatorio relacionado con la inhibición de la ciclooxigenasa y, por lo tanto, de la biosíntesis de las prostaglandinas, pues éstas, en particular las PgE2, no generan dolor por sí mismas, pero sensibilizan los nociceptores de las terminaciones nerviosas a la acción de las sustancias algógenas, como la bradicinina.

El ketoprofeno también inhibe a la enzima lipooxigenasa, disminuyendo la producción de leucotrienos y la sensibilidad de nociceptores.

El efecto analgésico del ketoprofeno también ocurre a nivel de sistema nervioso central, porque favorece la producción de ácido quinurénico que bloquea los receptores del ácido N-metil-D-aspartato, esto evita la despolarización de los canales iónicos y alivia el dolor.

Posterior a la administración de 100 mg por vía intramuscular, se alcanzan concentraciones máximas en sangre en 20 a 30 minutos. Asimismo, se detectan concentraciones articulares en 15 minutos aunque la concentración máxima en líquido sinovial se alcanza en 2 horas. Se une a proteínas plasmáticas en un 99%, principalmente con albúmina.

Los estudios farmacocinéticos en humanos han demostrado que el ketoprofeno se absorbe rápida y completamente por vía oral y la concentración plasmática máxima se alcanza dentro de las primeras dos horas de su administración (rango de 0.5 a 2 horas).

Presenta una biodisponibilidad por vía oral del 90%; la administración conjunta con alimentos retrasa la obtención de las concentraciones máximas en sangre. La respuesta inicial analgésica ocurre en 0.5 horas y tiene una duración de 6 horas aproximadamente. Se une a proteínas plasmáticas en 99%, principalmente con albúmina.

El ketoprofeno se metaboliza en hígado mediante glucoronidación, formando un metabolito inactivo que se elimina en orina y menos del 10% de la dosis se elimina como ketoprofeno sin cambios. La vida media de eliminación es de 2 a 4 horas; en individuos mayores de 65 años, la vida media de eliminación se retrasa un poco y es de 3 a 5 horas. Sin embargo, las mediciones de área bajo la curva tras la administración de múltiples dosis demuestran que esta vida media es lo suficientemente corta para evitar la acumulación y toxicidad en pacientes ancianos que padecen artritis reumatoide, por tanto, no es necesario un ajuste especial de dosis en estas personas. La excreción renal alcanza un 80% y un porcentaje menor se elimina con la bilis.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula, úlcera gástrica o duodenal activas, insuficiencia hepática o renal severas, policitemia vera, hipertensión arterial severa y último trimestre del embarazo.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: En el tercer trimestre del embarazo, todos los inhibidores de la síntesis de prostaglandinas, pueden exponer al feto al cierre prematuro del conducto arterioso y aumentan el tiempo de sangrado, por lo que su empleo durante este periodo, está contraindicado.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En personas susceptibles, puede provocar cefalea, confusión, rash cutáneo, náuseas, vómito e irritación gástrica. Ocasionalmente puede causar síndrome de Stevens-Johnson, reacciones de fotosensibilidad y choque anafiláctico.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: No hay datos que indiquen potencial carcinogénico, mutagénico, teratogénico o efectos sobre la fertilidad por el empleo de vitaminas B1, B6 o B12. Por otro lado, no existen estudios suficientes para descartar embriotoxicidad por el empleo de ketoprofeno.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: En pacientes que estén tomando isoniazida, penicilamina, cicloserina, hidralazina, aumentan el consumo de piridoxina, por lo que las dosis de esta vitamina pueden resultar insuficientes. La metformina disminuye la biodisponibilidad de B12, furosemida provoca perdida de complejo B (principalmente B1 y ácido fólico) por lo que es recomendable aumentar la dosis, el uso crónico de antiácidos provocan deficiencia de vitamina B12.

Por su contenido de ketoprofeno al coadministrarse con otros antiinflamatorios no esteroides, anticoagulantes orales y salicilatos, aumenta el tiempo de sangrado y el riesgo de provocar úlcera y hemorragia gástrica. De igual modo, si se administra junto con metotrexato, aumenta la toxicidad por metotrexato, ya que el ketoprofeno compite por sitios de unión en proteínas plasmáticas y disminuye la excreción renal de metotrexato, por lo tanto, debe suspenderse la administración de PROFENID-RLF 12 horas antes de la administración de metotrexato.

Existe riesgo de disminución del efecto antihipertensivo de betabloqueadores, inhibidores selectivos de la enzima convertidora de angiotensina, y diuréticos por inhibición de prostaglandinas vasodilatadoras por parte del ketoprofeno.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: La piridoxina puede dar resultados falsos positivos en la determinación de urobilinógeno. El ketoprofeno y sus metabolitos en orina interfieren con las pruebas para detectar albúmina, sales biliares, 17-cetosteroides y 17-hidroxi-corticosteroides.

PRECAUCIONES GENERALES: Debe administrarse con cuidado en pacientes con antecedentes de úlcera gastroduodenal y deshidratados. Se debe vigilar el funcionamiento renal de pacientes con insuficiencia cardiaca, cirróticos y nefróticos crónicos, pacientes que tomen diuréticos y con hipovolemia. Es recomendable ajustar la dosis en pacientes geriátricos con antecedentes de desequilibrio hidroelectrolítico.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Se administra por vía oral y se recomienda una tableta cada 12 horas.

En dismenorrea se recomienda una tableta cada 12 horas, iniciando desde 1 día antes de la menstruación y durante la misma.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Dadas las características hidrosolubles de las vitaminas del complejo B, éstas carecen de almacenamiento, por lo que las sobredosis son eliminadas por vía renal y secreciones corporales. En caso de presentar reacciones de hipersensibilidad, debe suspenderse su uso de inmediato.

Se ha reportado somnolencia, vómito y dolor abdominal con la sobredosificación de ketoprofeno por vía oral.

Las medidas generales incluyen el vaciamiento gástrico en emesis inducida o lavado gástrico, seguido de tratamiento sintomático.

PRESENTACIÓN: Caja con 30 tabletas en envase de burbuja.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a no más de 30°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use durante el embarazo o lactancia. Literatura exclusiva para médicos.

Reporte las sospechas de reacción adversa al correo:

farmacovigilancia@cofepris.gob.mx

SANOFI-AVENTIS DE MÉXICO, S.A. de C.V.

Acueducto del Alto Lerma No. 2,

Zona Industrial Ocoyoacac,

C.P. 52740, Ocoyoacac México, México.

Reg. Núm. 279M2019, SSA