Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
DEF Diccionario de Especialidades Farmacéuticas
19 enero 2022
NEXUS H Cápsulas
Marca

NEXUS H

Sustancias

AMLODIPINO, BESILATO DE, HIDROCLOROTIAZIDA

Forma Farmacéutica y Formulación

Cápsulas

Presentación

1 Caja, 10 Cápsulas, 10/25 mg/mg

1 Caja, 10 Cápsulas, 5/12.5 mg/mg

1 Caja, 20 Cápsulas, 5/12.5 mg/mg

1 Caja, 20 Cápsulas, 10/25 mg/mg

1 Caja, 30 Cápsulas, 10/25 mg/mg

1 Caja, 30 Cápsulas, 5/12.5 mg/mg

1 Caja, 60 Cápsulas, 5/12.5 mg/mg

1 Caja, 60 Cápsulas, 10/25 mg/mg

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada CÁPSULA contiene:
Besilato de Amlodipino equivalente a 10 mg, 5 mg de Amlodipino base
Hidroclorotiazida 25 mg, 12.5 mg
Excipiente cbp 1 cápsula

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: NEXUS H® es la combinación de Amlodipino, antihipertensivo bloqueador de los canales del calcio e hidroclorotiazida diurético tiazídico que aumenta el efecto antihipertensivo indicado para el tratamiento de la hipertensión en pacientes cuya presión arterial no se controle adecuadamente mediante monoterapia.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: Amlodipino es un bloqueador de los canales lentos del calcio que inhibe el paso transmembrana de este ion hacia la musculatura lisa vascular y cardiaca relajando directamente el músculo liso de los vasos. El mecanismo por el cual amlodipino alivia la angina no ha sido completamente establecido, pero Amlodipino reduce la carga isquémica total por medio de la dilatación de las arteriolas periféricas, reduciendo la resistencia periférica total, contra la cual trabaja el corazón. Dado que la frecuencia cardiaca no se modifica, esta reducción en la carga de trabajo cardiaco se acompaña de una disminución en el consumo de energía y en los requerimientos de oxígeno probablemente debido a la dilatación de las principales arterias y arteriolas coronarias, tanto en zonas de isquemia como normales. Lo que incrementa el aporte de oxígeno al miocardio en pacientes con espasmo arterial coronario (angina inestable de Prinzmetal) y en episodios agudos de vasoconstricción coronaria inducidos por fumar.

Después de la administración oral de dosis terapéuticas, Amlodipino se absorbe bien sin verse afectado por el consumo de alimentos, alcanzando niveles sanguíneos máximos entre 6 y 12 horas. Su biodisponibilidad absoluta es del 64 al 80 por ciento. El volumen de distribución aproximadamente de 21 L/Kg. La vida media de eliminación plasmática terminal es de cerca de 35-50 horas.

El estado de equilibrio plasmático se alcanza al final de 7-8 días de su administración consecutiva. Amlodipino se metaboliza ampliamente en el hígado a metabolitos inactivos, excretándose en la orina el 10% del compuesto original y 60% de los metabolitos, aproximadamente el 97.5% está unido a las proteínas plasmáticas; sin embargo, no se han documentado interacciones con otros fármacos como resultado del desplazamiento de los sitios de unión.

La hidroclorotiazida diurético derivado de la benzotiadiazina (tiazida), con efecto diurético, natriurético y antihipertensivo. El mecanismo antihipertensivo de la hidroclorotiazida no es totalmente conocido. Las tiazidas afectan el mecanismo tubular renal de reabsorción de electrólitos, incrementando la excreción de sodio y cloruro en cantidades aproximadamente iguales. La natriuresis causa una pérdida secundaria de potasio y bicarbonato. La hidroclorotiazida incrementa la actividad de la renina en plasma, incrementa la secreción de aldosterona y reduce el potasio sérico.

Farmacocinética: La hidroclorotiazida se administra por vía oral. El comienzo de la acción diurética se observa a las dos horas, siendo los efectos máximos a las 4 horas, manteniéndose después 6-8 horas más. La absorción intestinal de la hidroclorotiazida depende de la formulación y de la dosis, pero por regla general suele ser del 50-60%. El fármaco cruza la barrera placentaria, pero no la barrera hematoencefálica. La hidroclorotiazida no se metaboliza siendo eliminada como tal en la orina. La semi-vida de eliminación es de 2.5 horas en los pacientes con la función renal normal, pero puede aumentar hasta 12-20 horas en pacientes con insuficiencia renal grave (Aclaramiento de creatinina < 10 mol/min).

En el estudio para determinar la existencia o no de interacción farmacocinética, se realizó un análisis de bioequivalencia entre los productos individuales y la formulación combinada.

Se calcularon los logaritmos de los cocientes de los calores Cmax y ABC obtenidos para cada sujeto. Los límites de bioequivalencia para los cocientes de Log (ABCB/ABCA) y Log (CmaxB/CmaxA) se fijaron en 80-125%. Para cada cociente, se realizaron dos pruebas de "t" de una cola con el fin de determinar la probabilidad de que los valores estén fuera de los límites de bioequivalencia. Tanto para los cocientes de Log ABC y Log Cmax, la probabilidad de que los valores estén por fuera de los límites permitidos fueron inferiores al 5% (p> 0.05). Por lo tanto, se concluyó que las formulaciones son bioequivalentes y por lo tanto, no existe interacción farmacocinética entre amlodipina e hidroclorotiazida.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad conocida a las dihidropiridinas, tiazidas, derivados de las sulfonamidas o a los componentes de la fórmula, embarazo, lactancia, obstrucción del tracto de salida del ventrículo izquierdo, insuficiencia cardiaca congestiva no tratada, angina de pecho inestable, insuficiencia renal o hepática severa o durante el primer mes tras un infarto de miocardio y pacientes con anuria.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: No se administre durante el embarazo ni en el periodo de lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: NEXUS H® es bien tolerado, sin embargo se ha reportado cefalea, edema, fatiga, somnolencia, náuseas; dolor abdominal, bochornos, palpitaciones y mareos.

Otros efectos adversos sequedad de boca, diaforesis, astenia, dolor de espalda, malestar general, dolor, aumento o disminución de peso, hipotensión, síncope, hipertonía, hipoestesia, paresia, neuropatía periférica, temblor, ginecomastia, dispepsia, gastritis, hiperplasia gingival, pancreatitis, hiperglucemia, artralgia, calambres, mialgias, púrpura, trombocitopenia, impotencia, insomnio, cambios en el estado de ánimo, tos, disnea, rinitis, alopecia, hipopigmentación, urticaria, alteración del gusto, tinnitus, polaquiuria, desórdenes de la micción, nicturia, vasculitis, alteraciones visuales leucopenia, hepatitis, ictericia y elevación de enzimas hepáticas. Al igual que con otros calcio antagonistas, se han comunicado efectos que no pueden distinguirse de la enfermedad principal como: infarto del miocardio, arritmias (taquicardia y fibrilación ventricular) y dolor torácico, hiperglucemia, glucosuria, hiperuricemia, espasmo muscular, debilidad, inquietud y visión borrosa transitoria.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Hasta el momento no se han encontrado datos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis ni sobre la fertilidad.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: NEXUS H® ha sido administrado con seguridad con otros medicamentos los datos obtenidos de estudios in vitro con plasma humano, indican que amlodipino no tiene efecto en la unión a proteínas de drogas como digoxina, fenitoína, warfarina indometacina, ciclosporina, antiácidos, cimetidina, diuréticos tiazídicos, betabloqueadores, inhibidores de la ECA, nitratos AINES e hipoglucemiantes ni jugo de toronja. Diuréticos tiazídicos alcohol, barbitúricos o narcóticos puede haber aumento de la presión ortostática, aminas presoras puede disminuir la respuesta a las aminas presoras, pero no lo suficiente como para no utilizarlas. Anfotericina B, corticosteroides o corticotropina pueden intensificar el desequilibrio hidroelectrolítico, hipocalemia especialmente.

Anticoagulantes orales: Puede disminuir los efectos anticoagulantes, agentes antiinflamatorios no esteroideos, éstos pueden disminuir el efecto diurético, colestiramina y colestipol retardan la absorción de las tiazidas glucósidos cardiacos, existe posibilidad de aumento de la toxicidad digital asociada a hipocalemia.

Hipoglucemiantes orales e insulina puede requerirse ajuste de la dosis de antidiabéticos. Los diuréticos disminuyen la depuración renal de litio y aumentan el riesgo de toxicidad.

Medicamentos para la gota: Puede aumentar el nivel de ácido úrico sérico.

Otros antihipertensivos: Efecto aditivo o potencializante de sus efectos.

Probenecid o sulfonilpirazona: Por el efecto hiperuricémico de las tiazidas puede usarse disminuida su eficacia. Relajantes de músculo esquelético no despolarizantes aumento probable de la respuesta al relajante muscular.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Aumento reversible en las concentraciones plasmáticas de transaminasas hepáticas, hipercalcemia, aumentos del ácido úrico y creatinina.

PRECAUCIONES GENERALES: La vida media de amlodipino en pacientes con insuficiencia hepática se prolonga por lo que se debe tener precaución sobre estos pacientes. NEXUS H® no es dializable. Pacientes con disfunción del ventrículo izquierdo, patología del seno cardiaco sin marcapaso y enfermedad isquémica coronaria. Es poco probable que disminuya la capacidad del paciente para conducir o utilizar maquinaria sin embargo, se recomienda precaución.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: La dosis recomendada es de 1 cápsula de 5 mg amlodipino/12.5 mg hidroclorotiazida ó 10 mg amlodipino/25 mg hidroclorotiazida cada 24 horas, la dosis dependerá de la respuesta individual. En ancianos no se requiere ajuste de la dosis. No hay experiencia en niños.

De acuerdo a la Guía clínica el tratamiento farmacológico para la hipertensión arterial sistémica reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte. La terapia con diuréticos tiazidas reduce la incidencia de enfermedad vascular cerebral, enfermedad cardiovascular y mortalidad general, en particular en pacientes mayores. Debe iniciarse tratamiento farmacológico inmediato en pacientes con presión arterial persistente con cifras ≥ 160/100 mm Hg, así como en pacientes con presión arterial ≥ 140/90 con elevado riesgo cardiovascular (riesgo > 20% a 10 años) o con daño a órgano blanco. En pacientes hipertensos ≥ 55 años debe iniciarse el tratamiento farmacológico con un diurético tiazida o un calcioantagonista. En pacientes menores de 55 años de edad el tratamiento de elección debe ser un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina. Si la terapia inicial fue con bloqueadores de los canales del calcio o diuréticos tiazidas y se requiere de agregar un segundo fármaco se recomienda en uso de inhibidores de la ECA. Si la terapia inicial fue con inhibidores de la ECA y se requiere de adicionar un segundo fármaco se recomienda un diurético tiazida o un calcioantagonista. Si se requiere de tratamiento farmacológico con 3 drogas se debe utilizar la combinación de inhibidores de ECA, calcioantagonista y diuréticos tiazidas. Los pacientes mayores de 80 años deben recibir el mismo tratamiento farmacológico que los pacientes mayores de 55 años considerando siempre la presencia de comorbilidad y polifarmacia.

Si el tratamiento inicial fue con beta-bloqueadores y se requiere de agregar un calcioantagonista sobre las tiazidas para reducir el riesgo de desarrollar diabetes mellitus. Cuando sea posible se recomienda el tratamiento con fármacos que puedan ser administrados en una sola dosis diaria.

En pacientes con hipertensión arterial y diabetes mellitus, se obtiene una mayor reducción en el riesgo de eventos cardiovasculares con cifras tensionales < 130/80 mm Hg. Se recomienda como orden de preferencia en la selección de antihipertensivos, el siguiente: inhibidores de la ECA, dosis bajas de tiazidas, beta bloqueadores y calcio antagonistas. En pacientes hipertensos con cardiopatía isquémica se recomienda mantener cifras de presión arterial < 130/80 mm Hg. En pacientes portadores de angina o infarto al miocardio e hipertensión arterial se recomienda tratamiento con beta bloqueadores y calcio antagonistas. En pacientes con hipertensión arterial e insuficiencia renal, en ausencia de estenosis de la arteria renal, el tratamiento de elección es con inhibidores de la ECA. En pacientes que presentan un adecuado control de la presión arterial (< 140/90 mm Hg) con un régimen que incluya un beta bloqueador utilizado por largo tiempo, no hay una necesidad absoluta de reemplazar el beta bloqueador. Cuando se retira un beta bloqueador del esquema terapéutico, debe realizarse de manera progresiva. Los beta bloqueadores no deben ser retirados en aquellos pacientes que tienen indicación absoluta (v.g. angina de pecho o infarto miocárdico). El tratamiento farmacológico en pacientes con hipertensión arterial sistólica (TA sistólica ≥ 160 mm Hg TA diastólica < 90 mm Hg) debe ser igual que en pacientes con hipertensión arterial sistólica y diastólica. En pacientes con tratamiento con 3 fármacos o con bloqueadores de los receptores de angiotensina, deben ser vigilados mensualmente para asegurar un adecuado control de la presión arterial y definir oportunamente su preferencia a 2° nivel para reevaluación del caso. En pacientes hipertensos con otras condiciones de alto riesgo (uso de anticoagulantes orales, enfermedad vascular cerebral hemorrágica reciente, riñón único, alteraciones de la coagulación, aneurismas, etc.) el control de la presión arterial debe ser estricto ≤ 130/80.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Hasta el momento no se ha presentado; sin embargo, se recomienda apoyo cardiovascular mediante la administración de atropina IV para la bradicardia y vigilancia de 24 horas.

Además de la diuresis esperada, la sobredosis de hidroclorotiazida puede producir grados variables de letargia, la cual puede progresar al coma en pocas horas con mínima depresión de la respiración y de la función cardiovascular y sin evidencia de cambios en los electrólitos séricos o deshidratación.

PRESENTACIONES: Caja con 10, 20, 30 y 60 cápsulas de 10 mg/25 mg y 5 mg/12.5 mg cada una.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a no más de 30°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se administre durante el embarazo ni en el periodo de lactancia.

Reporte las sospechas de reacción adversa al correo:

farmacovigilancia@cofepris.gob.mx

Hecho en México por:

LABORATORIOS SENOSIAIN, S.A. de C.V.

Camino a San Luis Rey No. 221,

Col. Ex-Hacienda Santa Rita,

C.P. 38137, Celaya, Guanajuato, México.

Reg. Núm. 049M2018, SSA IV