Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
MOTRICORD Tabletas
Marca

MOTRICORD

Sustancias

LAMOTRIGINA

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Caja,10 Tabletas,100 mg

1 Caja,10 Tabletas,25 mg

1 Caja,10 Tabletas,50 mg

1 Caja,14 Tabletas,100 mg

1 Caja,20 Tabletas,100 mg

1 Caja,20 Tabletas,25 mg

1 Caja,20 Tabletas,50 mg

1 Caja,28 Tabletas,100 mg

1 Caja,28 Tabletas,25 mg

1 Caja,28 Tabletas,50 mg

1 Caja,40 Tabletas,100 mg

1 Caja,40 Tabletas,25 mg

1 Caja,40 Tabletas,50 mg

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Lamotrigina 25, 50 y 100 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Lamotrigina está indicado como antiepiléptico.

Adultos: Tratamiento de la epilepsia, como terapia de adición o monoterapia, en crisis parciales y/o generalizadas, incluyendo crisis tónico-clónicas, así como en crisis asociadas al síndrome de Lennox-Gastaut.

En niños se indica como tratamiento adyuvante de la epilepsia, en el tratamiento de las crisis convulsivas parciales o generalizadas, inclusive las relacionadas con el síndrome de Lennox-Gastaut.

Enfermedad bipolar (adultos mayores de 18 años): Está indicado en la prevención de los trastornos del humor en pacientes con enfermedad bipolar, principalmente previniendo los episodios depresivos.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS: El mecanismo exacto de acción no se tiene completamente identificado, sin embargo, el resultado de algunos estudios farmacológicos sugieren que lamotrigina es un bloqueador de los canales de sodio. Produce un bloqueo dependiente del uso y del voltaje de la descarga repetitiva sostenida en las neuronas e inhibe la liberación patológica del glutamato (aminoácido que desempeña un papel clave en la generación de crisis epilépticas), además de inhibir los potenciales de acción.

La lamotrigina es un compuesto químico perteneciente a la familia de las feniltriazinas, que no está relacionado con ningún otro antiepiléptico y no se conoce con precisión su mecanismo de acción.

Lamotrigina se absorbe en forma rápida y completa en el tracto gastrointestinal, con un efecto no significativo de metabolismo de primer paso. Las concentraciones plasmáticas máximas se presentan aproximadamente 2.5 horas después de la administración oral. El tiempo requerido para alcanzar la concentración máxima se retarda ligeramente por la presencia de alimentos pero el grado de absorción no se modifica.

Aproximadamente 55% del fármaco se une a proteínas plasmáticas. La lamotrigina es capaz de generar autometabolismo, según estudios con dos dosis al día de 150 mg, hecho que otros estudios sugieren, puede evitarse al administrarla en conjunto con anticonvulsivos inductores de enzimas.

El fármaco es conjugado con ácido glucurónico en el hígado. Se ha identificado un metabolito, el 2-N-metil lamotrigina, el cual se encuentra en cantidades traza y no se conoce su importancia clínica. El tiempo necesario para que el medicamento alcance su concentración pico es de 1.4 a 4.8 horas, aunque puede aparecer un segundo pico 4 a 6 horas después de administrado, debido quizá a la recirculación enterohepática.

La vida media de eliminación (VME) de amotrigina sola es de 25 ± 10 horas, cuando se combina con otros medicamentos como anticonvulsivos inductores de enzimas, la VME es de 14 ± 6 horas, combinada con ácido valproico, la VME es de 59 horas aproximadamente. Combinada con los dos anteriores, la VME es de 28 horas. La eliminación es principalmente vía renal (94%) y fecal (2%). La hemodiálisis es capaz de eliminar un promedio de 20% de lamotrigina en un periodo de 4 horas.

CONTRAINDICACIONES: No se debe administrar este medicamento en pacientes con hipersensibilidad conocida a lamotrigina o a cualquier otro ingrediente de la formulación.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Al igual que otros medicamentos, la lamotrigina sólo debe usarse durante el embarazo si los beneficios esperados superan a los riesgos potenciales.

Existe información limitada del uso de lamotrigina durante la lactancia.

Datos preliminares indican que lamotrigina pasa a la leche materna en concentraciones generalmente del orden de 40 a 60% de las concentraciones plasmáticas, por lo que se recomienda no administrar este medicamento durante el embarazo y la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: El uso de lamotrigina puede dar lugar a la aparición de reacciones cutáneas serias, incluido el síndrome de Stevens-Johnson, que puede requerir incluso tratamiento de por vida.

Dichas manifestaciones aparecen generalmente entre la segunda y octava semanas de tratamiento, aunque se han reportado en tratamientos a largo plazo (> 6 meses). En caso de aparición de manifestaciones cutáneas, descontinuar el tratamiento a menos que se esté completamente seguro de que no están relacionadas con el medicamento, sin embargo, aun descontinuado el tratamiento, puede ser inevitable que las manifestaciones cutáneas requieran tratamiento de por vida o sean desfigurantes o incapacitantes. La incidencia de estas reacciones es de 0.3% en adultos y 1.1% en niños de hasta 16 años de edad.

Otros efectos frecuentemente reportados tras el uso de lamotrigina incluyen: Ataxia, incoordinación, alteraciones visuales (visión borrosa, diplopía), los cuales se asocian con la dosis administrada.

Entre los efectos secundarios reportados con menor frecuencia se encuentran: Ansiedad, confusión, depresión, irritabilidad, nistagmo, dolor pectoral e infección.

Efectos secundarios de rara aparición incluyen: Amnesia, angioedema, discrasias sanguíneas (anemia, eosinofilia, leucopenia, trombocitopenia), eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson o necrólisis epidérmica tóxica, fiebre, petequias.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: En algunos estudios efectuados a largo plazo en ratas y ratones, no hubo evidencia de carcinogénesis. Resultados de evaluaciones de mutagenicidad indican que el uso de lamotrigina no representa un riesgo genético para el hombre.

Algunos estudios de toxicología en animales –en etapa reproductiva– con lamotrigina en dosis superiores a las terapéuticas en humanos, no se observaron efectos teratogénicos. Sin embargo, debido a que lamotrigina es un inhibidor débil de la dihidrofolato reductasa, existe el riesgo teórico de malformaciones fetales en el humano cuando la madre es tratada con inhibidores de ésta enzima durante el embarazo.

La administración de lamotrigina no deterioró la fertilidad en los estudios reproductivos en animales. Sin embargo, aún no hay estudios suficientes sobre el efecto de lamotrigina en la fertilidad humana.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: No hay evidencia de que la lamotrigina afecte las concentraciones clínicamente significativas de las enzimas oxidativas hepáticas. La lamotrigina puede inducir su propio metabolismo, pero el efecto es modesto e improbable que tenga consecuencias clínicas significativas. Estudios controlados no han mostrado evidencia de que este medicamento afecte las concentraciones plasmáticas de los fármacos antiepilépticos concomitantes. La evidencia obtenida de estudios in vitro indica que la lamotrigina no desplaza a otros medicamentos antiepilépticos de los sitios de fijación a las proteínas. En estudios efectuados en voluntarias, la lamotrigina no ha afectado las concentraciones plasmáticas de etinilestradiol y levonorgestrel después de la administración de la píldora anticonceptiva. Sin embargo, e igual que con la introducción de otro tratamiento crónico en pacientes que reciban anticonceptivos orales, cualquier cambio en el patrón de sangrado menstrual debe ser reportado. Los agentes antiepilépticos como fenitoína, carbamazepina, fenobarbital y primidona, que son inductores de enzimas hepáticas que metabolizan otros fármacos, incrementan el metabolismo de la lamotrigina. El valproato, reduce el metabolismo de la lamotrigina.

Ha habido reportes de eventos adversos en el sistema nervioso central como mareo, ataxia, diplopía, visión borrosa y náusea en pacientes que estaban recibiendo carbamazepina después de la introducción de la lamotrigina. Estos eventos generalmente remiten cuando se reduce la dosis de carbamazepina.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Lamotrigina es un inhibidor débil de la dihidrofolato reductasa y por lo tanto existe la posibilidad de interferencia con el metabolismo del folato en la terapia a largo plazo. Sin embargo, en estudios con terapia prolongada, lamotrigina no indujo cambios significativos en la concentración de hemoglobina, volumen corpuscular medio, concentraciones de folato en suero o glóbulos rojos hasta por un año de tratamiento, o en las concentraciones eritrocíticas de folato hasta por cinco años de tratamiento.

PRECAUCIONES GENERALES: No se recomienda su uso como monoterapia en pacientes pediátricos de reciente diagnóstico. Es recomendable el control de las crisis con terapia combinada, y una vez logrado, continuar con lamotrigina como monoterapia. Se debe emplear con precaución este medicamento en pacientes con defectos de la conducción cardiaca, alteraciones de la función hepática o renal y talasemia.

En poblaciones pediátricas se han reportado reacciones cutáneas que incluyen el síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica (1.1% de los casos vs. 0.3% en adultos), por lo que se recomienda valorar los riesgos/beneficios del uso de lamotrigina en esta población. En pacientes geriátricos se recomienda usar los límites bajos de los regímenes terapéuticos en ellos.

Se debe tomar en cuenta que la discontinuación brusca de lamotrigina puede provocar crisis de rebote. A menos que por cuestiones de seguridad (por ejemplo, erupción cutánea) se requiera una discontinuación brusca, la dosis de lamotrigina debe ser reducida gradualmente durante un periodo de dos semanas.

Existen reportes en la literatura en relación con las crisis convulsivas severas, incluyendo el status epiléptico que pueden dar lugar a rabdomiólisis, falla orgánica múltiple y coagulación intravascular diseminada, en algunas ocasiones, con resultados fatales. Se han presentado casos semejantes en asociación con el uso de lamotrigina.

La posibilidad de un intento de suicidio está inherente en una enfermedad bipolar, y es necesario una supervisión estrecha de los pacientes bajo tratamiento.

Evitar el manejo de vehículos y maquinaria peligrosa durante el tratamiento. Evitar la ingesta de alcohol u otros depresores del sistema nervioso central.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral.

Tratamiento de la epilepsia: La dosis inicial para adultos en monoterapia es de 25 mg una vez al día durante dos semanas, continuando con 50 mg una vez al día en las siguientes dos semanas; después se incrementa hasta un máximo de 50 a 100 mg cada 12 ó 24 horas durante una semana hasta alcanzar una dosis usual de mantenimiento de 100 a 200 mg al día cada 12 ó 24 horas.

Ajuste de la dosis recomendada para niños de 2 a 12 años de edad, para el tratamiento de la epilepsia: En pacientes que estén bajo tratamiento de valproato con/sin otro fármaco antiepiléptico la primera y la segunda semana se recomienda una dosis diaria total de 0.15 mg/kg de peso una vez al día, en la tercera y cuarta semana se recomienda una dosis diaria de 0.3 mg/kg de peso, con incrementos de 0.3 mg/kg de peso de 1 a 2 semanas hasta llegar a dosis de mantenimiento de 1 a 5 mg/kg de peso al día, ya sea cada 12 horas o una cada 24 horas hasta un máximo de 200 mg/día.

En pacientes que estén recibiendo antiepilépticos que son inductores de enzimas, por ejemplo fenitoína, carbamazepina, fenobarbital y primidona, la primera y segunda semana debe considerarse una dosis diaria de 0.6 mg/kg de peso cada 12 horas en la tercera y cuarta semana la dosis recomendada es de 1.2 mg/kg de peso cada 12 horas. La dosis de mantenimiento se debe administrar en incrementos de 1.2 mg/kg de peso de una a dos semanas para llegar a la dosis final de 5 mg/kg de peso, dividido en 2 dosis hasta un máximo de 400 mg/día.

Escalamiento de las dosis recomendada para mayores de 12 años de edad: La dosis de mantenimiento recomendada es de 100 a 400 mg cada 12 ó 24 horas. En pacientes que se encuentren tomando antiepilépticos en donde la interacción farmacocinética con lamotrigina se desconozca, la dosis de escalamiento recomendada para lamotrigina con valproato es la siguiente: la primera y segunda semana 25 mg cada tercer día, la tercera y cuarta semana 25 mg una vez al día, la quinta semana 50 mg una cada 12 ó 24 horas.

La dosis de mantenimiento se recomienda 100 mg cada 24 horas o en dos dosis (cada 12 horas).

Tratamiento recomendado para adultos mayores de 18 años en tratamiento de enfermedad bipolar: Si el paciente se encuentra en un régimen de tratamiento previo a base de valproato, la primera y segunda semana debe iniciar con un tratamiento de 10 mg y continuar con 25 mg cada tercer día. La tercera y cuarta semana se debe continuar con 25 mg una vez al día.

En la quinta semana se debe continuar con 50 mg con lamotrigina de 50 mg cada 24 horas o con lamotrigina de 25 mg cada 12 horas. La dosis final de mantenimiento será con lamotrigina 100 mg cada 24 horas.

Si existe un régimen de tratamiento con medicamentos inductores de enzimas, por ejemplo: carbamazepina y fenobarbital, la primera y segunda semana puede iniciarse con dosis de 50 mg una vez al día; semana tres y cuatro con 100 mg dividido en dos dosis y semana cinco 200 mg dividido en dos dosis.

En la dosis de mantenimiento se recomienda administrar 300 mg cada 24 horas y una semana después, si fuera necesario aumentar la dosis a 400 mg/día.

Si el paciente se encuentra con tratamiento con medicamentos con interacción clínica conocida con lamotrigina, por ejemplo: fluoxetina, venlafaxina, bupropión, o litio, o si se elige la monoterapia con lamotrigina, la primera y segunda semana se recomienda la presentación de 25 mg cada 24 horas, en la semana tercera y cuarta semana se recomienda lamotrigina de 50 mg cada 24 horas y en la quinta semana se recomienda el medicamento de 100 mg una vez al día o dividido en dos dosis.

La dosis de mantenimiento de la sexta a la séptima semana se recomienda la dosis de 100 a 400 mg en dosis única o dividida en dos dosis.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Se han reportado en pocos casos, pacientes que recibieron entre 10 y 20 veces la dosis máxima terapéutica de lamotrigina. Las consecuencias clínicas no fueron severas; los signos y los síntomas consistieron en nistagmo, ataxia, mareo, somnolencia, cefalea y vómito.

En caso de sobredosificación, el paciente debe ser hospitalizado y administrarse tratamiento de apoyo apropiado. Si está indicado, debe realizarse lavado gástrico lo más rápido posible, para evitar al máximo la absorción de lamotrigina. También puede ser útil administrar carbón activado. La hemodiálisis no es de gran utilidad. Posteriormente, aplicar medidas de soporte general y monitorear cuidadosamente el estado del paciente.

PRESENTACIONES:

Cajas con 10, 20, 28 y 40 tabletas con 25 mg.

Cajas con 10, 14, 20 y 40 tabletas con 50 mg.

Cajas con 10, 14, 20, 28 y 40 tabletas con 100 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese la caja bien cerrada a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Protéjase de la luz.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se use en el embarazo ni en la lactancia. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos.

Hecho en la India por:

Intas Pharmaceuticals Limited

Para:

Innovare R & D, S. A. de C. V.

Distribuido por:

ACCORD FARMA, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 215M2007, SSA