Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
DEF Diccionario de Especialidades Farmacéuticas
19 enero 2022
MIZRABA Aerosol para inhalación
Marca

MIZRABA

Sustancias

BECLOMETASONA

Forma Farmacéutica y Formulación

Aerosol para inhalación

Presentación

1 Caja, 1 Frasco(s), 200 Dosis, 250 µg/dosis

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada 100 g contienen:
Dipropionato de beclometasona 0.4347 g
Vehículo cbp 100 g

Cada dosis contiene:
250 μg de beclometasona.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: MIZRABA® es un antiinflamatorio esteroideo indicado en la terapia de padecimientos inflamatorios crónicos de las vías aéreas clasificados como EPOC (bronquitis crónica).

También está indicado en el tratamiento de mantenimiento del asma bronquial en adulto. Estos pacientes incluyen aquellos cuya asma está empeorando y que presentan falta de control con el uso de broncodilatadores y aquellos con asma severa que son dependientes de corticosteroides sistémicos.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: El uso de la beclometasona inhalada está bien establecido en el tratamiento del asma. Es un glucocorticoicoide sintético que ejerce un efecto tópico sobre los pulmones con menos efectos sistémicos que los corticosteroides orales.

Por vía inhalada el dipropionato de beclometasona pasa directamente a su punto de acción que es el árbol respiratorio, teniendo una potente acción antiinflamatoria, antialérgica y antiproliferativa, con una absorción sistémica mínima de la dosis inhalada. Sólo el 2% de la dosis total entra a ser metabolizada por vía hepática y eliminada posteriormente por vía urinaria y por heces en forma de metabolitos inactivos.

Después de una administración de la beclometasona oral marcada con tritium, se absorbió lentamente con niveles de radiactividad equivalentes a 20 ng de droga por mililitro de plasma alcanzándose en 5 horas después de la dosis. El dipropionato de beclometasona administrado por inhalación, tiene una acción antiinflamatoria glucocorticoidea en la mucosa bronquial, pero en dosis terapéuticas no produce los efectos sistémicos adversos a los glucocorticoides.

Para medir la farmacodinamia y cinética de la beclometasona se administró por vía intravenosa, comportándose de la siguiente manera.

Se absorbe rápidamente teniendo una vida media de aproximadamente 30 minutos la beclometasona aparece rápidamente en el plasma después de su administración intravenosa, se une a proteínas en un 87%.

El 14% de la dosis total se elimina por vía urinaria en 96 horas, principalmente como metabolitos polares inactivos. Arriba del 65% del resto de la dosis se excreta por heces principalmente como metabolitos libres y conjugados.

CONTRAINDICACIONES: El dipropionato de beclometasona está contraindicado en pacientes con historia de hipersensibilidad a los componentes de la fórmula. Tuberculosis pulmonar activa o latente. Trastornos de la hemostasis (epistaxis).

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: No existen datos suficientes sobre la seguridad del dipropionato de beclometasona durante el embarazo humano.

La administración de corticosteroides en animales gestantes puede causar anormalidades en el desarrollo fetal incluyendo paladar hendido y retraso en el crecimiento intrauterino. Por lo que existe riesgo de aparición de estos efectos en el feto humano. Cabe señalar, sin embargo que los cambios fetales en animales se producen tras una exposición sistémica relativamente elevada. El dipropionato de beclometasona se libera directamente en los pulmones vía inhalatoria y así se evita la elevada exposición que se produce cuando se administran corticosteroides por vía sistémica.

El uso de dipropionato de beclometasona durante el embarazo sólo debe considerarse si el posible beneficio esperado para la madre es mayor que cualquier posible riesgo para el feto.

No se han realizado estudios específicos que midan la excreción del dipropionato de beclometasona en la leche de animales en periodo de lactancia. Es razonable asumir que el dipropionato de beclometasona se excreta por leche materna, pero a las dosis utilizadas para aplicación por inhalación directa, la probabilidad de que se eliminen niveles significativos por leche materna es baja. La utilización del dipropionato de beclometasona en madres en periodo de lactancia requiere los beneficios del fármaco sean sopesados frente a los posibles riesgos para la madre y el hijo.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Raramente se ha registrado una reacción de hipersensibilidad grave que incluye edema del ojo, cara, labios y garganta (angioedema).

Pueden aparecer efectos sistémicos tras la administración de corticosteroides inhalados, particularmente cuando se administran dosis elevadas durante períodos prolongados. Estos incluyen supresión adrenal, retraso en el crecimiento en niños, disminución de la densidad mineral ósea y aparición de cataratas y glaucoma.

Basándose en el sistema MedDRA de clasificación por frecuencias y órganos, a continuación se listan los posibles efectos adversos en la tabla de abajo.

Muy frecuentes (≥ 1/10); Frecuentes (≥ 1/100 a < 1/10); Poco frecuentes (≥ 1/1000 a < 1/100); Raras (≥ 1/10000 a 1/1000); Muy raras (< 1/10000); Frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles).

Sistema/órgano

Frecuencia y síntomas

Infecciones e infestaciones

Muy Frecuentes: candidiasis en boca y garganta.

Trastornos del sistema inmunológico

Raras: reacciones de hipersensibilidad, angioedema en ojos, garganta, labios y cara.

Trastornos endocrinos

Muy raros: supresión adrenal, retraso del crecimiento en niños, disminución densidad ósea.

Trastornos del sistema nervioso

Poco frecuente: dolor de cabeza, vértigo, temblor.

Trastornos oculares

Muy raros: cataratas, glaucoma.

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos

Frecuentes: ronquera, faringitis.

Poco frecuentes: tos, síntomas incrementados del asma.

Raros: broncoespasmo paradójico.

Trastornos gastrointestinales

Frecuentes: alteraciones del gusto.

Poco frecuentes: náuseas.

Trastornos de la piel y tejido subcutáneo

Poco frecuentes: urticaria, picor, prurito, eritema, púrpura.

Trastornos psiquiátricos

Frecuencia desconocida: hiperactividad psicomotora, trastornos del sueño, ansiedad, depresión, agresividad y cambios de humor.

En algunos pacientes se desarrolla candidiasis bucal y faríngea cuya incidencia es mayor con dosis superiores a 400 μg de dipropionato de beclometasona al día. Presentan un mayor riesgo aquellos pacientes con altos niveles sanguíneos de Candida precipitins. La candidiasis sintomática puede tratarse con un antifúngico tópico mientras se utiliza MIZRABA®. Puede ser útil enjuagarse la boca con agua inmediatamente después de la inhalación. También puede aparecer ronquera o irritación de garganta. Puede ser útil enjuagarse la boca con agua inmediatamente después de la inhalación.

Como con otras terapias por vía inhalatoria, debe tenerse en cuenta la posibilidad de broncoespasmo paradójico, caracterizado por un aumento de sibilancias y tos tras la administración. Esto ha de tratarse inmediatamente con un broncodilatador de acción rápida administrado por vía inhalatoria. Se debe suspender inmediatamente el tratamiento con MIZRABA®, evaluar al paciente e instituirse tratamiento alternativo.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Hasta el momento se desconocen efectos carcinogénicos, mutagénicos, teratogénicos, así como alguna alteración de la fertilidad en todos los estudios preclínicos y clínicos que se han realizado a la fecha.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: El dipropionato de beclometasona contiene etanol en cantidades muy pequeñas. Existe teóricamente, un potencial de interacción en pacientes particularmente sensibles tomando disulfiram o metronidazol.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No existen alteraciones de las mismas reflejadas en estudios clínicos relacionados con el fármaco a la fecha.

PRECAUCIONES GENERALES: El tratamiento del asma debe seguir un programa gradual, evaluando la respuesta del paciente mediante criterios clínicos y pruebas de la función pulmonar.

La utilización de dosis crecientes de agonistas β2 de corta duración por vía inhalatoria para el control de los síntomas indica un empeoramiento del asma. En estas situaciones, debe valorarse nuevamente la terapia del paciente.

MIZRABA® no está indicado para el tratamiento de los ataques agudos de asma, pero sí para el tratamiento a largo plazo.

Cuando los síntomas sean controlados, la terapia de mantenimiento debe reducirse de una manera gradual hasta la dosis mínima eficaz. El tratamiento con esteroides inhalados no debe interrumpirse bruscamente.

Debe revisarse el manejo del inhalador por el paciente, para asegurar que la aplicación del inhalador esté sincronizada con la inspiración. Los pacientes que presenten dificultad en el proceso de sincronización pueden utilizar un espaciador.

Los pacientes que han recibido esteroides sistémicos durante largos periodos de tiempo o a elevadas dosis, o ambas cosas, necesitan ser monitoreados regularmente y la dosis de esteroides sistémicos ser reducido paulatinamente debido a que la respuesta suprarrenal puede estar alterada.

De manera similar, la sustitución del tratamiento con esteroide sistémico por la terapia inhalada puede desenmascarar, a veces, alergias tales como rinitis alérgica o eccemas anteriormente controlados por el fármaco sistémico. Estas entidades deben ser tratadas de forma sintomática con antihistamínicos y/o preparaciones tópicas, incluyendo esteroides tópicos.

Se debe manejar con precaución en infecciones del tracto respiratorio alto, sobre todo de senos paranasales. Adicionalmente es necesario un cuidado especial en pacientes con infecciones víricas, bacterianas y fúngicas del ojo, de la boca o de las vías respiratorias.

Los corticosteroides inhalados pueden provocar efectos sistémicos, en especial a dosis altas prescritas durante períodos prolongados. No obstante, es mucho menos probable que se produzcan estos efectos que cuando se utilizan los corticosteroides orales y pueden variar dependiendo de cada paciente y entre diferentes preparaciones de corticosteroides. Los posibles efectos sistémicos pueden incluir síndrome de Cushing, aspecto Cushingoide, supresión suprarrenal, retraso del crecimiento en niños y adolescentes, disminución de la densidad mineral ósea, cataratas, glaucoma y más raramente, una variedad de efectos psicológicos o de comportamiento tales como hiperactividad psicomotora, trastornos del sueño, ansiedad, depresión o agresividad. Por tanto, es importante que la dosis del corticosteroide inhalado se ajuste a la dosis más baja capaz de mantener un control eficaz de la enfermedad.

Para reducir el riesgo de infección por Cándida, debe recomendarse a los pacientes que se enjuaguen la boca adecuadamente después de cada administración de fármaco.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: La dosis diaria total recomendada de MIZRABA® debe ajustarse de acuerdo con la respuesta individual del paciente.

La dosis inicial debe ser adecuada a la gravedad de la enfermedad y la dosis de mantenimiento debe corresponder a la dosis más baja a la que se consigue un control eficaz de la enfermedad.

MIZRABA® 250 μg:

Adultos (> 18 años): La dosis recomendada es de una inhalación (250 μg) dos veces al día, pudiendo aumentarse en función de la respuesta clínica del paciente a dosis de dos inhalaciones (500 μg) dos veces al día.

Si fuera necesario, de acuerdo con la respuesta del paciente y siempre bajo indicación médica, se puede incrementar la dosis a 2 inhalaciones (500 μg), tres o cuatro veces al día.

Este medicamento no está indicado en niños.

Pacientes con insuficiencia renal: No es necesario ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia renal.

Pacientes con insuficiencia hepática: No es necesario ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia hepática.

Vía de administración: Bucal.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:

Aguda: La inhalación de una gran cantidad de dipropionato de beclometasona en un corto periodo puede conducir a una suspensión temporal de la función adrenal. No es preciso emprender ninguna acción específica de emergencia. El tratamiento con dipropionato de beclometasona por inhalación debe continuarse a una dosis suficiente para controlar el asma; la función adrenal se recupera en pocos días y puede comprobarse efectuando la determinación de cortisol en plasma.

Crónica: El uso de dosis excesivas de dipropionato de beclometasona inhalado durante un periodo prolongado puede causar supresión adrenal y un grado de atrofia de la corteza adrenal. Se puede requerir el cambio a dosis de mantenimiento de esteroides sistémicos hasta que las condiciones se estabilicen. Una vez la situación esté estabilizada, el paciente debe retomar el tratamiento con dipropionato de beclometasona.

Si se administran dosis más elevadas que las dosis aprobadas durante periodos prolongados, es posible que se produzca supresión adrenal e insuficiencia suprarrenal aguda. Inicialmente puede darse el caso de que los síntomas de insuficiencia suprarrenal aguda no sean específicos como por ejemplo anorexia, dolor abdominal, pérdida de peso, cansancio, dolor de cabeza, náuseas y vómito.

Un síntoma típico es la hipoglucemia acompañada de pérdidas de conciencia y/o convulsiones. Las situaciones que potencialmente pueden desencadenar la insuficiencia suprarrenal aguda son: exposición a un trauma, una operación quirúrgica, una infección o una reducción rápida de la dosis.

PRESENTACIÓN:

MIZRABA® 250: Caja con frasco conteniendo 200 dosis (250 μg/dosis) y dispositivo inhalador.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Conserve el frasco bien cerrado.

Consérvese a no más de 30ºC.

Igual que con todos los medicamentos inhalados en botes con aerosol, el efecto terapéutico de esta medicación, puede disminuir cuando el bote está frío. Proteger de la congelación y de la luz solar directa. El bote no debe ser perforado, roto ni quemado, aunque aparentemente esté vacío.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. Literatura exclusiva para médicos. Agítese antes de usarse. No se deje al alcance de los niños.

No se use en el embarazo y la lactancia

No administrar en menores de 18 años (o en niños). Evite el contacto con los ojos. PELIGRO, INFLAMABLE. No se use cerca del fuego o flama. No se exponga el envase a los rayos del sol o lugares excesivamente calientes, ni lo perfore o lo arroje al fuego. No fume o encienda alguna flama cuando se aplique.

Reporte las sospechas de reacción adversa a los correos:

farmacovigilancia@cofepris.gob.mx

Hecho en India por:

Glenmark Pharmaceuticals Limited

(Unit III) Village Kishanpura, Baddi - Nalagarh Road,

Tehsil Baddi, Distt. Solan

(H.P.) 173205, India.

Representante Legal e Importador:

Glenmark Pharmaceuticals México, S.A. de C.V.

Insurgentes Sur, No. 1685, Torre Diamante,

Piso 9, Despacho 903, Col. Guadalupe lnn,

Deleg. Álvaro Obregón, Ciudad de México, C.P. 01020, México.

Distribuido por:

GLENMARK PHARMACEUTICALS MÉXICO, S.A. de C.V.

Gustavo Baz No. 109 Puerta 54,

Col. San Pedro Barrientos,

C.P. 54010, Tlalnepantla, México.

Reg. Núm. 200M2012, SSA VI