Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
MIRCERA Solución inyectable
Marca

MIRCERA

Sustancias

ERITROPOYETINA BETA

Forma Farmacéutica y Formulación

Solución inyectable

Presentación

1 Caja, 1 Jeringa(s) prellenada(s), 100/0.3 µg/ml

1 Caja, 1 Jeringa(s) prellenada(s), 150/0.3 µg/ml

1 Caja, 1 Jeringa(s) prellenada(s), 200/0.3 µg/ml

1 Caja, 1 Jeringa(s) prellenada(s), 250/0.3 µg/ml

1 Caja, 1 Jeringa(s) prellenada(s), 50/0.3 µg/ml

1 Caja, 1 Jeringa(s) prellenada(s), 75/0.3 µg/ml

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada jeringa prellenada contiene:
Metoxi polietilenglicol eritropoyetina
beta 50, 75, 100, 150, 200, 250 mcg
Vehículo cbp 0.3 mL

Proteína de origen ADN recombinante expresado en células de ovario de hámster chino (CHO), conjugada covalentemente con un metoxi-polietilenglicol (PEG) lineal

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

Mircera está indicado para el tratamiento de la anemia asociada con enfermedad renal crónica incluyendo aquellos pacientes que se encuentran en diálisis.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Propiedades farmacodinámicas:

Código ATC – B03XA03:

Mircera es la primera molécula de una nueva clase de activadores continuos del receptor de la eritropoyetina llamado Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta.

Farmacodinamia:

Mecanismo de acción:

Mircera estimula la eritropoyesis mediante la interacción con el receptor de la eritropoyetina en las células progenitoras de la medula ósea. Mircera es un activador continuo del receptor de la eritropoyetina sintetizado de forma química. La Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta difiere de la eritropoyetina por la integración del enlace a una amida entre alguno de los N- del grupo amino terminal o del grupo ?-amino de la lisina, predominantemente Lys52 y Lys45 y el ácido butanóico metoxi polietilenglicol. Esto resulta en un peso molecular de aproximadamente 60,000 daltones para Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta con la fracción-PEG que tiene un peso molecular aproximado de 30,000 daltones.

En contraste con la eritropoyetina, Mircera muestra una actividad diferente a nivel del receptor, caracterizada por una asociación más lenta y una disociación más rápida del receptor, actividad específica reducida in vitro con actividad elevada in vivo, así como un aumento en la vida media. Estas propiedades farmacológicas diferentes son relevantes, y le permiten alcanzar un régimen de dosificación una vez al mes con Mircera en los pacientes.

Efectos Famacodinámicos:

Como factor de crecimiento primario para el desarrollo eritroide, la hormona natural de eritropoyetina se produce en el riñón, se libera en el torrente sanguíneo en respuesta a la hipoxia, e interacciona con las células progenitoras para aumentar la producción de células rojas (eritrocitos).

Propiedades Farmacocinéticas:

La farmacocinética de Mircera se estudió en voluntarios sanos y en pacientes con anemia con enfermedad renal crónica, incluyendo pacientes en diálisis y sin diálisis.

Absorción:

Absorción después de la administración subcutánea (SC):

Después de la administración SC a pacientes con enfermedad renal crónica, la concentración sérica máxima de Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta se observó a las 72 horas (valor de la mediana) en pacientes dializados y a las 95 horas en pacientes no dializados.

La biodisponibilidad absoluta de Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta después de la administración SC fue de 62% y 54%, en pacientes en diálisis y pacientes sin diálisis, respectivamente.

Distribución:

Un estudio en 400 pacientes con enfermedad renal crónica mostró que el volumen de distribución de Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta es aproximadamente de 5 L.

Metabolismo:

Sin información para notificar.

Eliminación:

Después de la administración IV en pacientes con enfermedad renal crónica, el tiempo de vida media (t1/2) para Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta fue de 134 horas (o 5.6 días), y la depuración sistémica total fue de 0.494 mL/h por kg. Después de la administración SC el tiempo de vida media de eliminación terminal (t1/2) observado en los pacientes dializados fue de 139 horas y 142 horas en los pacientes no dializados.

En pacientes, la farmacocinética y las propiedades farmacológicas permiten la administración mensual de Mircera debido a su prolongada vida media de eliminación. El tiempo de vida media de eliminación después de la administración IV de Mircera es 15 a 20 veces más largo en comparación con la eritropoyetina humana recombinante.

En pacientes con enfermedad renal crónica, la depuración y volumen de distribución de Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta no fueron dependientes de la dosis.

En los pacientes con enfermedad renal crónica, la farmacocinética de Mircera se estudió después de la primera dosis y después de las administraciones en la semana 9 y en la semana 19 ó 21. La dosificación múltiple no tiene efecto en la depuración, en el volumen de distribución ni en la biodisponibilidad de Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta. Después de la administración cada 4 semanas en pacientes con enfermedad renal crónica, no hubo acumulación significativa de Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta, lo que se demuestra por una proporción de acumulación de 1.03. Después de la administración cada 2 semanas, la proporción de acumulación fue de 1.12.

Una comparación de las concentraciones en suero de Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta determinada antes y después de la hemodiálisis en 41 pacientes con enfermedad renal crónica mostró que la hemodiálisis no tiene efecto en la farmacocinética de Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta.

Un análisis en 126 pacientes con enfermedad renal crónica no mostró diferencia farmacocinética entre los pacientes en diálisis y pacientes sin diálisis.

Los resultados de un estudio en 42 voluntarios sanos indicaron que el sitio de inyección subcutánea (SC) (abdomen, brazo o muslo) no tiene efecto clínicamente relevante en la farmacocinética, farmacodinamia ni en la tolerabilidad local de Mircera. Con base en estos resultados, los tres sitios se consideran convenientes para la inyección subcutánea con Mircera.

Farmacocinética en poblaciones especiales:

Deterioro hepático:


La farmacocinética de Mircera es similar en pacientes con deterioro hepático grave en comparación con pacientes sanos (ver la sección Dosis y vía de administración- Instrucciones especiales de dosificación).

Otras poblaciones especiales:

Los análisis por poblaciones evaluaron los efectos potenciales de las características demográficas en la farmacocinética de Mircera. Los resultados de estos análisis mostraron que no son necesarios ajustes de la dosis de inicio por edad (>18 años), género o raza. Un análisis de la farmacocinética por poblaciones tampoco mostró diferencias entre los pacientes en diálisis y los pacientes sin diálisis.

Eficacia y Seguridad clínica:

Pacientes adultos:


En dos estudios aleatorios, controlados, en pacientes con enfermedad renal crónica, sin diálisis BA16738 y NH20052, Mircera logró la corrección de anemia en el 97.5% y 94.1% de los pacientes, respectivamente. Durante las primeras 8 semanas de tratamiento, la proporción de pacientes con una concentración de hemoglobina (Hb) superior a 13 g/dL fue de 11.4% en el grupo Mircera y de 34% en el grupo Darbepoetina alfa en el estudio BA16738, mientras que las proporciones correspondientes de pacientes que presentan niveles de hemoglobina por encima de 12 g/dL fueron 25.8% en el grupo Mircera y 47.7% en el grupo Darbepoetina alfa en NH20052. En un estudio aleatorizado controlado en pacientes con enfermedad renal crónica con diálisis, Mircera logró una corrección de la anemia en 93.3% de los pacientes.

Se realizaron cuatro estudios aleatorios, controlados, en pacientes en diálisis, tratados con darbepoetina alfa o eritropoyetina. Los pacientes fueron asignados en forma aleatoria para continuar con su tratamiento actual o para cambiar a Mircera a fin de alcanzar niveles estables de hemoglobina. En el periodo de evaluación (semana 29 a 36), la media y mediana del nivel de hemoglobina en los pacientes tratados con Mircera fue virtualmente idéntica al nivel de la hemoglobina basal.

En un estudio controlado, abierto, multicéntrico se asignaron aleatoriamente 490 pacientes (245 por grupo de tratamiento) para comparar la eficacia y seguridad de Mircera con la de darbepoetina alfa para el tratamiento de mantenimiento para anemia en pacientes con enfermedad renal crónica sometidos a hemodiálisis.

La proporción de pacientes que respondieron fue significativamente mayor en pacientes tratados con Mircera una vez al mes que en los pacientes tratados con darbepoetina alfa una vez al mes (p<0.0001). De los 245 pacientes en cada grupo, 157 (64.1%) de los pacientes respondieron en el grupo tratado con Mircera comparado con los 99 (40.4%) pacientes que respondieron en el grupo tratado con darbepoetina alfa. La respuesta fue definida como pacientes con un promedio de Hb>10.5 g/dL y una disminución promedio de la línea basal individual no excedente de 1.0 g/dL durante el periodo de evaluación.

CONTRAINDICACIONES: Mircera está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida a la sustancia activa o a cualquiera de los excipientes, hipertensión arterial no controlada, embarazo, lactancia y menores de 18 años.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Embarazo:

No hay datos adecuados sobre el uso de Mircera en mujeres embarazadas.

Los estudios en animales no indican efectos dañinos directos o indirectos con respecto al embarazo, desarrollo embrionario/fetal, parto o desarrollo post-natal. Sin embargo, se debe tener precaución cuando se prescriba Mircera a mujeres embarazadas.

Labor de parto:

Sin información para notificar.

Lactancia:

Se desconoce si Metoxi polietilenglicol-eritropoyetina beta se excreta en la leche materna humana. Sin embargo, un estudio en animales mostró excreción de Metoxi polietilenglicol eritropoyetina beta en la leche materna. La decisión de continuar o suspender la lactancia, o de continuar o suspender la terapia con Mircera se debe hacer tomando en cuenta el beneficio de amamantar al niño y el beneficio de la terapia con Mircera para la mujer.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: La base de datos de seguridad de Mircera de los ensayos clínicos controlados está compuesta de 3042 pacientes con enfermedad renal crónica, de los cuales 1939 fueron tratados con Mircera y 1103 con un agente estimulador de la eritropoyesis.

Con base en los resultados de 1939 pacientes, se espera que aproximadamente 6% de los pacientes tratados con Mircera experimenten reacciones adversas al medicamento. La frecuencia de los eventos adversos atribuidos al tratamiento con Mircera en los ensayos clínicos controlados se clasificó de la siguiente manera: Común (≥ 1/100 y < 1/10), No común (≥ 1/1000 y < 1/100), y raro (≥ 1/10,000 y < 1/1000).

Como se muestra en la tabla 1 el evento adverso que se reportó con mayor frecuencia fue la hipertensión (común).

Tabla 1. Eventos adversos atribuidos al tratamiento con Mircera en ensayos clínicos controlados en pacientes con enfermedad renal crónica

Clasificación por órganos y sistemas

Frecuencia

Evento adverso

Trastornos de la sangre y del sistema linfático

No común

Trombocitopenia*

No común

Aplasia eritrocitaria pura*

Trastornos vasculares

Común

Hipertensión

Raro

Sofocos

No común

Trombosis*, Embolia Pulmonar*

Lesión, intoxicaciones y complicaciones del procedimiento

No común

Trombosis de la vía vascular

Trastornos del sistema nervioso

No común

Cefalea

Raro

Encefalopatía hipertensiva

Trastornos del sistema inmunológico

Raro

Hipersensibilidad

No común

Reacción anafiláctica

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Raro

Erupción (maculo-papular seria)

No común

Sídrome de Stevens-Johnson /necrólisis epidérmica tóxica *

Las reacciones adversas observadas únicamente postcomercialización están marcadas (*).

Todos los otros eventos atribuidos a Mircera se reportaron con muy baja frecuencia y en la mayoría fueron de gravedad leve a moderada. Estos eventos fueron consistentes con las comorbilidades conocidas en la población.

Postcomercialización: Se ha reportado aplasia eritrocitaria pura (PRCA) mediada por anticuerpos anti-eritropoyetina asociada con la terapia de Mircera en la experiencia postcomercialización (Ver la sección Precauciones generales). Se ha reportado el síndrome Stevens-Johnson/necrólisis epidérmica tóxica.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Carcinogenicidad: El potencial de carcinogenicidad de Mircera no ha sido evaluado en estudios a largo plazo en animales. Mircera no indujo una respuesta proliferativa en las líneas celulares no hematológicas del tumor in vitro. En un estudio de toxicidad de seis meses en ratas, no se observaron respuestas tumorogénicas o mitogénicas inesperadas en los tejidos no hematológicos. Además, al usar un panel de tejidos humanos, la unión in vitro de Mircera sólo se observó en las células blanco (células progenitoras de la médula ósea).

Mutagenicidad: Sin información para notificar.

Disminución de la fertilidad: Cuando se administró Mircera por vía subcutánea a ratas machos y hembras, antes y durante el apareamiento, los parámetros de evaluación del rendimiento reproductivo, de la fertilidad y del esperma no se afectaron.

Teratogenicidad: Los estudios en animales no han mostrado ningún efecto dañino de Mircera en el embarazo, desarrollo embrional/fetal, parto o desarrollo post-natal.

Otros: Sin información para notificar.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: No se han realizado estudios de interacción. Los resultados clínicos no indican ninguna interacción de Mircera con otros productos medicinales. El efecto de los otros fármacos en la farmacocinética y farmacodinamia de Mircera se exploró mediante un análisis de población tratada. No se encontró evidencia de algún efecto entre Mircera y los medicamentos concomitantes.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: En los estudios clínicos, durante el tratamiento con Mircera, se observó una ligera disminución en la cuenta de plaquetas, no obstante ésta permaneció dentro del intervalo de normalidad.

Se observó un conteo plaquetario por debajo de 100 x 109/L en el 7.5% de los pacientes tratados con Mircera y en el 4% de los pacientes tratados con agentes estimuladores de la eritropoyesis.

PRECAUCIONES GENERALES:

Generalidades:

Se debe tener precaución al aumentar de forma escalonada las dosis de MIRCERA en pacientes con insuficiencia renal crónica, ya que las dosis acumuladas altas de epoetina pueden asociarse a un mayor riesgo de mortalidad, y de acontecimientos cardiovasculares y cerebrovasculares graves. En pacientes con una respuesta deficiente de la hemoglobina a epoetinas, se deben considerar explicaciones alternativas para la respuesta deficiente.

Terapia suplementaria de hierro:

Con la finalidad de asegurar la eritropoyesis efectiva, el estado de hierro se debe evaluar para todos los pacientes antes y durante el tratamiento y puede ser necesaria la terapia suplementaria de hierro, aplicada de acuerdo con las directrices de tratamiento.

Falta de eficacia: Las causas más comunes de la respuesta incompleta de los agentes estimuladores de la eritropoyesis son la deficiencia de hierro y los trastornos inflamatorios. Las siguientes condiciones también pueden comprometer la eficacia de la terapia con agentes estimuladores de la eritropoyesis: pérdida crónica de sangre, fibrosis en medula ósea, acumulación grave de aluminio debido al tratamiento de insuficiencia renal, deficiencia de ácido fólico o vitamina B12, y hemólisis. Si todas las condiciones mencionadas se excluyen y el paciente tiene un descenso repentino de hemoglobina asociada con reticulocitopenia y anticuerpos anti-eritropoyetina, se debe considerar la biopsia de la médula ósea para el diagnóstico de aplasia eritrocitaria pura (PRCA, por sus siglas en inglés). Si se diagnostica aplasia eritrocitaria pura, se debe suspender la terapia con Mircera y los pacientes no se deben cambiar a otro agente estimulador de la eritropoyesis.

Aplasia eritrocitaria pura (PRCA, por sus siglas en inglés): La PRCA es causada por anticuerpos anti-eritropoyetina y se ha reportado en asociación con agentes estimuladores de la eritropoyesis, incluyendo Mircera. Se ha demostrado que estos anticuerpos reaccionan de forma cruzada con todos los agentes estimuladores de la eritropoyesis por lo que los pacientes en quienes se sospeche o se confirme que tienen anticuerpos contra eritropoyetina no se deben cambiar a Mircera.

PRCA en pacientes con Hepatitis C:

Se debe suspender el tratamiento con epoetina y realizar estudios de anticuerpos anti-eriytopoyetina si se produce una disminución repentina de la hemoglobina y se desarrolla anemia severa asociada a bajos recuentos de reticulocitos. En pacientes con Hepatitis C tratados con interferón y ribavirina se han notificado casos cuando las epoetinas se han utlizado concomitantemente. Las epoetinas no están aprobadas en el tratamiento de la anemia asociada a la Hepatitis C.

Monitoreo de la presión sanguínea: Como con otros agentes estimuladores de la eritropoyesis, la presión sanguínea puede aumentar durante el tratamiento de la anemia con Mircera. La presión sanguínea se debe controlar de forma adecuada antes, al inicio y durante el tratamiento con Mircera. Si se dificulta controlar la hipertensión mediante el tratamiento con el fármaco o medidas alimentarias, la dosis de Mircera se debe reducir o interrumpir. (ver la sección Dosis y Vía de administración).

Se han observado reacciones adversas cutáneas graves (RACG), como síndrome de Stevens-Johnson (SSJ) y necrólisis epidérmica tóxica (NET), que pueden ser potencialmente mortales o mortales, con la administración de epoetinas. Se han observado casos más graves con la administración de epoetinas de acción prolongada. En el momento de la prescripción, se debe informar a los pacientes de los signos y síntomas y vigilarles estrechamente por si aparecen reacciones cutáneas. Si aparecen signos y síntomas que sugieran estas reacciones, se debe retirar inmediatamente Mircera y considerar un tratamiento alternativo. Si el paciente ha presentado una reacción cutánea grave como SSJ o NET debido al uso de Mircera, el tratamiento con AEE no debe reanudarse nunca más en ese paciente.

Concentración de hemoglobina: En pacientes con enfermedad renal crónica, la concentración de hemoglobina en la fase de mantenimiento no debe exceder el límite superior de la concentración de hemoglobina, se observó un aumento del riesgo de fallecimiento, de acontecimientos cardiovasculares graves incluyendo trombosis o acontecimientos cerebrovasculares incluido el infarto, cuando se administraron AEEs con el fin de alcanzar un nivel de hemoglobina superior a 12 g/dl (7,5 mmol/l).

En ensayos clínicos controlados no se han observado beneficios significativos atribuibles a la administración de epoetinas cuando se aumentaba la concentración de hemoglobina por encima del nivel necesario para controlar los síntomas de anemia y evitar las transfusiones sanguíneas.

La seguridad y eficacia de la terapia con Mircera no se ha establecido en pacientes con hemoglobinopatías, convulsiones o con un nivel de plaquetas mayor a 500 x 109/L. Por tanto, se debe tener precaución con estos pacientes.

Efecto sobre el crecimiento tumoral: Mircera, como otros agentes estimuladores de la eritropoyesis, es un factor de crecimiento que estimula principalmente la producción de células rojas. Los receptores de eritropoyetina se pueden expresar en la superficie de una variedad de células tumorales. Como con todos los factores de crecimiento, existe una preocupación de que los agentes estimuladores de la eritropoyesis pueden estimular el crecimiento de cualquier tipo de neoplasia. Estudios clínicos controlados en los que se administraron eritropoyetinas a pacientes con varios tipos de cáncer, incluyendo cáncer de cabeza y cuello, han mostrado un exceso de mortalidad inexplicable.

No se ha establecido la seguridad y eficacia del tratamiento con Mircera en otras indicaciones, incluida la anemia en pacientes con cáncer, por tanto, recomendamos utilizar la terapia con gran precaución, si es que lo hacen, en pacientes con ERC con neoplasia maligna activa.

Abuso y dependencia del fármaco:

El uso indebido por personas no anémicas puede resultar en un aumento excesivo de la Hb. Esto puede estar asociado con complicaciones del sistema cardiovascular que amenazan la vida.

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas: No se han realizado estudios sobre los efectos en la habilidad para manejar o usar maquinaria. Sin embargo, con base en el mecanismo de acción y en el perfil de seguridad de Mircera, no se esperan efectos.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Vía de administración: Subcutánea e Intravenosa.

Dosis estándar: Mircera se administra de forma menos frecuente que otros agentes estimuladores de la eritropoyesis debido al mayor tiempo de vida media de eliminación.

El tratamiento con Mircera se tiene que iniciar bajo la supervisión de un profesional de la salud.

Antes de administrar permita que el producto alcance la temperatura ambiente.

Tratamiento de pacientes anémicos con insuficiencia renal crónica: La solución se puede administrar por vía subcutánea (SC) o intravenosa (IV), de acuerdo a la preferencia clínica.

Mircera se puede inyectar de forma subcutánea en el abdomen, el brazo o el muslo. Los tres sitios de inyección son igualmente convenientes para la inyección subcutánea con Mircera.

Se recomienda que la hemoglobina se monitoree cada dos semanas hasta que se estabilice, y después periódicamente.

Los síntomas de la anemia y sus secuelas pueden variar en función de la edad, el sexo, y el grado de anemia. Por ello es necesario que el médico realice un seguimiento de la evolución clínica y el estado de cada paciente. MIRCERA se puede administrar tanto por vía subcutánea como intravenosa con el fin de aumentar la concentración de hemoglobina hasta un máximo de 12 g/dl (7,45 mmol/l). En pacientes que no están sometidos a hemodiálisis es preferible utilizar la vía subcutánea para evitar la punción de venas periféricas.

Debido a la variabilidad intraindividual de los pacientes, en ciertas ocasiones se pueden observar valores individuales de hemoglobina superiores o inferiores a los niveles deseados. La variabilidad en los niveles de hemoglobina se debe controlar mediante ajuste de la dosis con el objeto de mantener los valores de hemoglobina dentro del intervalo entre 10 g/dl (6,21 mmol/l) y 12 g/dl (7,45 mmol/l). El nivel de hemoglobina no debe mantenerse de forma continuada por encima de 12 g/dl (7,45 mmol/l); más adelante se proporcionan instrucciones para ajustar adecuadamente las dosis cuando los valores de hemoglobina sean superiores a 12 g/dl (7,45 mmol/l).

Debe evitarse un aumento de hemoglobina superior a 2 g/dl (1,24 mmol/l) durante un periodo de cuatro semanas. Si esto ocurre, se debe hacer un ajuste adecuado de la dosis según las instrucciones incluidas en esta misma sección.

Se debe monitorizar adecuadamente a los pacientes para garantizar que se utiliza la dosis eficaz más baja autorizada de MIRCERA que permita un control adecuado de los síntomas de la anemia al tiempo que se mantiene una concentración de hemoglobina inferior o igual a 12 g/dl (7,45 mmol/l).

Se debe tener precaución al aumentar de forma escalonada las dosis de MIRCERA en pacientes con insuficiencia renal crónica. En los pacientes con una respuesta deficiente de la hemoglobina a MIRCERA, se deben considerar explicaciones alternativas para la respuesta deficiente.

Se recomienda vigilar la hemoglobina cada dos semanas hasta que se estabilice y luego, de manera periódica.

Pacientes no tratados en la actualidad con un agente estimulador de la eritropoyesis:

Pacientes no sometidos a diálisis: La dosis inicial recomendada de Mircera es de 1.2 microgramos/kg de peso corporal, administrado una vez al mes en forma de una sola inyección SC. Puede administrarse alternativamente una dosis inicial de 0.6 microgramos/kg de peso corporal, administrado una vez cada dos semanas en forma de una sola inyección IV o SC.

Pacientes en diálisis: La dosis inicial recomendada de Mircera es de 0.6 microgramos/kg de peso corporal, puede ser administrado una vez cada dos semanas en forma de una sola inyección IV o SC.

La dosis de Mircera se puede aumentar aproximadamente en un 25 a 50% de la dosis anterior si el índice de aumento en la hemoglobina es menor a 1.0 g/dL (0.621 mmol/L) durante un mes. Se pueden hacer incrementos adicionales de aproximadamente 25 a 50% en intervalos mensuales hasta que se alcance el nivel objetivo de hemoglobina individual.

Si el índice de aumento en la hemoglobina es mayor a 2 g/dL (1.24 mmol/L) en un mes o los niveles de hemoglobina exceden de 12 g/dL, la dosis debe reducirse aproximadamente un 25 a 50%.

Si el nivel de hemoglobina excede 13 g/dL, debe interrumpirse la terapia hasta que el nivel de hemoglobina descienda por debajo de 13 g/dL y después se reinicia aproximadamente con el 50% de la dosis administrada previamente. Es posible no observar una disminución clínicamente significativa en la hemoglobina durante varias semanas después de la reducción o interrupción de la dosis. Después de interrumpir la administración de una dosis se espera una disminución de hemoglobina de aproximadamente 0.35 g/dL por semana.

Los pacientes tratados una vez cada dos semanas cuya concentración de hemoglobina está en el nivel del rango objetivo pueden recibir Mircera administrado una vez al mes usando una dosis igual al doble de la concentración previa de una vez cada dos semanas. No se deben hacer ajustes de dosis más de una vez al mes.

Pacientes actualmente tratados con algún agente estimulador de la eritropoyetina: Los pacientes actualmente tratados con algún agente estimulador de la eritropoyetina se pueden trasladar a Mircera administrado una vez al mes o, si se desea, una vez cada dos semanas con una sola inyección IV o SC. La dosis inicial de Mircera se basa en la dosis semanal calculada previamente administrada de darbepoetina alfa o eritropoyetina al momento de la sustitución como se describe a continuación en la tabla 2. La primera inyección de Mircera se debe administrar en la próxima dosis programada de la darbepoetina alfa o eritropoyetina previamente administrada.

Tabla 2. Conversión de eritropoyetina o darbepoetina

Dosis previa semanal de eritropoyetina (unidades/semana)

Dosis previa semanal de darbepoetina alfa

(mcg/semana)

Dosis de Mircera

Una vez al mes

(mcg/mes)

Una vez cada dos semanas

(mcg c/2 sem)

< 8000

< 40

120

60

8000-16000

40-80

200

100

> 16000

> 80

360

180

Si se requiere el ajuste de dosis para mantener la concentración objetivo de hemoglobina por arriba de 10 g/dL, la dosis mensual se puede ajustar aproximadamente en un 25%.

Si el índice de aumento en la hemoglobina es mayor a 2 g/dL (1.24 mmol/L) durante un mes, o si los niveles de hemoglobina exceden de 12 g/dL, la dosis debe ser reducida aproximadamente en un 25 a 50%.

Si el nivel de hemoglobina excede 13 g/dL (8.69 mmol/L), la terapia debe ser interrumpida hasta que el nivel de hemoglobina descienda por debajo de 13 g/dL y después reiniciar aproximadamente con el 50% de la dosis administrada previamente. Después de interrumpir la administración de una dosis se espera una disminución de hemoglobina de aproximadamente 0.35 g/dL por semana.

No se deben hacer ajustes de dosis con mayor frecuencia que una vez al mes.

Interrupción del tratamiento: El tratamiento con Mircera normalmente es a largo plazo. Sin embargo, éste se puede interrumpir en cualquier momento, si es necesario.

Dosis olvidada: Si se olvida una dosis de Mircera, la dosis faltante se debe administrar tan pronto como sea posible y la administración de Mircera se va a reiniciar a la frecuencia de dosificación prescrita.

Instrucciones Especiales de Dosificación:

Uso Pediátrico:
No se puede hacer ninguna recomendación de dosis para el uso en pacientes menores de 18 años debido a la información limitada sobre seguridad y eficacia (Ver la sección Farmacocinética y farmacodinamia-Eficacia).

Uso geriátrico: De los 1789 pacientes con insuficiencia renal crónica tratados con Mircera en los estudios clínicos fase II y fase III, el 24% tuvieron entre 65 a 74 años de edad, mientras que el 20% tenía 75 años o más. El análisis de estas poblaciones, sugiere que no se requieren ajustes de la dosis inicial en pacientes de 65 años de edad o mayores.

Insuficiencia hepática: No se requieren ajustes en la dosis de inicio o modificaciones a las reglas de dosificación en pacientes con algún grado de insuficiencia hepática.

INMUNOGENICIDAD:

Como con todas las proteínas terapéuticas, existe la posibilidad de inmunogenicidad. La detección de la formación de anticuerpos depende en gran medida de la sensibilidad y especificidad del ensayo. Además, la incidencia observada de positividad de anticuerpos (incluido el anticuerpo neutralizante) en un ensayo puede estar influenciada por varios factores, incluida la metodología del ensayo, el manejo de la muestra, el momento de la recolección de la muestra, los medicamentos concomitantes y la enfermedad subyacente. Por estos motivos, la comparación de la incidencia de anticuerpos contra Mircera en los estudios que se describen a continuación con la incidencia de anticuerpos en otros estudios u otros productos puede ser engañosa.

Los anticuerpos neutralizantes contra Mircera que reaccionan de forma cruzada con eritropoyetina endógena y otros AEE pueden provocar PRCA o anemia grave (con o sin otras citopenias). En comparación con la administración subcutánea, la vía de administración intravenosa puede disminuir el riesgo de desarrollar anticuerpos contra Mircera.

En 1789 pacientes tratados con Mircera en estudios clínicos, se realizaron pruebas de anticuerpos utilizando un ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (ELISA) al inicio del estudio y durante el tratamiento. En ninguno de los pacientes se detectó desarrollo de anticuerpos.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: El intervalo terapéutico de Mircera es amplio y la respuesta individual a la terapia se debe considerar cuando se inicia el tratamiento con Mircera. La sobredosis puede resultar en manifestaciones de un efecto farmacodinámico exagerado, por ejemplo, eritropoyesis excesiva. En caso de niveles excesivos de hemoglobina, Mircera se debe interrumpir de forma temporal (Ver la sección Dosis y vía de administración). Si está clínicamente indicada, se puede realizar una flebotomía.

PRESENTACIONES:

Caja con 1 jeringa prellenada con 50 mcg/0.3 mL.

Caja con 1 jeringa prellenada con 75 mcg/0.3 mL.

Caja con 1 jeringa prellenada con 100 mcg/0.3 mL.

Caja con 1 jeringa prellenada con 150 mcg/0.3 mL.

Caja con 1 jeringa prellenada con 200 mcg/0.3 mL.

Caja con 1 jeringa prellenada con 250 mcg/0.3 mL.

Todas las presentaciones con instructivo anexo.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

• Consérvese en refrigeración, de 2 a 8°C dentro de su empaque original.

• Consérvese la caja bien cerrada.

• No se congele. No se agite.

• Protéjase de la luz.

• La jeringa prellenada es estable fuera del refrigerador, a temperatura ambiente a no más de 30°C durante un mes. Una vez retirado del refrigerador el producto debe usarse dentro de este periodo.

• Este medicamento no debe ser usado después de la fecha de caducidad mostrada en el empaque.

• Es un producto estéril pero sin conservador. No se administre más de una sola dosis de jeringa prellenada.

• No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o sedimentos.

Eliminación de producto no usado/caduco: La diseminación de productos farmacéuticos en el medio ambiente debe ser minimizada. Los medicamentos no deben ser desechados en aguas residuales o a través de la basura. Se deberá utilizar "sistemas de recolección" específicos, si están disponibles en su localidad.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se administre simultáneamente con otros productos por la misma vía. No se use en el embarazo y la lactancia. Léase instructivo anexo. Deseche la jeringa después de su uso. Si no se administra todo el producto deséchese el sobrante. No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o sedimentos. Literatura exclusiva para médicos.

Reporte las sospechas de reacción adversa al correo:

farmacovigilancia@cofepris.gob.mx

También reporte las sospechas de reacciones adversas a través del centro de información médica y la unidad de farmacovigilancia de Roche.

Tels.: [55] 52585225, 52585099, 01 800 821 8887

Correo: mexico.info@roche.com

Titular de registro:

F. Hoffmann-La Roche, Ltd.

Grenzacherstrasse 124

4070 Basel, Suiza

Representante legal en México:

PRODUCTOS ROCHE, S.A. de C.V.

Cerrada de Bezares No. 9

Col. Lomas de Bezares, C.P. 11910

Miguel Hidalgo, Ciudad de México, México

Reg. Núm. 284M2008, SSA

®Marca Registrada