Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
MIFELAR-C Tabletas
Marca

MIFELAR-C

Sustancias

GLIBENCLAMIDA, METFORMINA

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Frasco(s), 100 Tabletas, 500-5 Miligramos

1 Caja, 30 Tabletas, 500-5 Miligramos

1 Caja, 60 Tabletas, 500-5 Miligramos

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Clorhidrato de metformina 500 mg

Glibenclamida 5 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: En el paciente diabético obeso (no insulino dependiente).

Específicamente en los casos en que las medidas dietéticas y una monoterapia no alcancen para un control adecuado de la glucemia.

En el paciente diabético con fallas primarias o secundarias a otros hipoglucemiantes orales del grupo de las sulfonilureas.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: La glibenclamida se absorbe bien por el tracto gastrointestinal en un lapso de 2 a 4 horas; la metformina también se absorbe por esa vía en 3 horas, pero puede prolongarse hasta las 6 horas. Las concentraciones plasmáticas de la glibenclamida están en proporción directa a la dosis administrada, alcanzan su pico máximo a las 4 horas postadministración y las de metformina 2 a 2:30 horas postadministración. La glibenclamida se liga a las proteínas plasmáticas en 97-99%, la metformina lo hace en forma muy escasa. La vida media biológica promedio de la glibenclamida es de 10 horas y de la metformina de 3 a 5 horas. La combinación fija de estos dos medicamentos proporciona, por mecanismos de acción diferentes, los siguientes efectos favorables:

– Aumenta el número de receptores a la insulina, que propicia una recuperación en la capacidad de enlace "insulina-receptor", lo que conduce a una reducción de la hiperinsulinemia y de la resistencia a la insulina.

– Por acción de la glibenclamida se aumenta la sensibilidad de las células beta al estímulo de la glucosa, favoreciendo con ello la síntesis y secreción de insulina endógena. La metformina al no actuar a nivel pancreático no aumenta los niveles de insulina, disminuye la gluconeogénesis y la producción de glucosa hepática a la vez que propicia una mejor utilización de la glucosa a nivel periférico.

– La administración por periodos prolongados por efecto de la glibenclamida logra descensos sostenidos de la glucosa periférica, con una disminución en la secreción de la insulina de hasta 40%, lo que se traduce en una mejoría en la función de las células beta pancreáticas y de la utilización de la glucosa por el tejido adiposo hepático y muscular, que se ve reforzada por la acción de la metformina, especialmente a nivel del tejido muscular a través de la vía anaeróbica por inhibición de las enzimas oxidativas.

– Los niveles altos de colesterol, triglicéridos y lipoproteínas de baja densidad (LDL), secundarios al trastorno metabólico, son reducidos por acción de la metformina, la cual también aumenta la actividad fibrinolítica y disminuye la adhesividad plaquetaria; estos efectos coadyuvan a reducir los riesgos de complicaciones cardiovasculares tan frecuentes de observar en los pacientes diabéticos.

– La metformina disminuye la absorción de glucosa a nivel intestinal a la vez que estimula el centro de la saciedad, lo que conduce a la disminución del peso corporal del paciente diabético con sobrepeso y ayuda a mantener el peso del diabético normopeso.

La glibenclamida es metabolizada por el hígado y la metformina sólo en una muy pequeña cantidad también por dicho órgano.

En relación a la eliminación, la glibenclamida lo hace en forma metabolizada, 50% por vía renal y el restante 50% por la bilis; una dosis se elimina en 24 horas. La metformina se elimina en forma activa 70% por vía renal y 30% por heces, hay reportes de que una muy escasa cantidad también lo hace por la saliva.

CONTRAINDICACIONES: Diabetes mellitus insulinodependiente, coma, precoma, alteraciones metabólicas diabéticas (cetoacidosis), insuficiencia renal, insuficiencia hepática, infecciones severas, procesos febriles, intervenciones quirúrgicas mayores, edad avanzada, pancreatitis, desnutrición importante, trastornos pulmonares o cardiacos, patologías que predispongan o causen hipoxia tisular. Hipersensibilidad a la glibenclamida o metformina.

En pacientes mayores de 64 años.

Diabetes con antecedentes de acidosis láctica. Enfermedades histróficas graves. Hemorragias agudas. Embarazo. Lactancia. Hipersensibilidad reconocida a alguna de las drogas componentes.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Existen estudios de farmacología preclínica que demuestran que no existen efectos teratogénicos ni mutagénicos, pero no se recomienda que se administre este tipo de fármacos durante el embarazo, a menos que sea claramente necesario y en tal caso el médico tratante deberá valorar beneficios potenciales del medicamento contra posibles riesgos.

En caso de madres lactando, éstas deberán suspender el medicamento o dejar de amamantar.

Precauciones generales: La observación de las instrucciones dietéticas y la ingestión regular del medicamento es de gran importancia para que el tratamiento funcione.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Tracto gastrointestinal: Náusea, vómito, pesantez y sensación de plenitud epigástrica, diarrea.

Ocasionalmente en:

Dermatología: Hipersensibilidad a los componentes, fotosensibilidad y vasculitis.

Hemática: Trombocitopenia, leucopenia, agranulocitosis, pancitopenia, anemia hemolítica.

Hepática: Hepatitis o ictericia colúrica.

Puede existir alergia cruzada a las sulfonamidas y derivados.

Las reacciones de hipersensibilidad pueden desencadenarse por la glibenclamida o alternativamente por alguno de los excipientes. Estas reacciones suelen ser transitorias y en general puede continuarse con la terapia. Pueden ocurrir fenómenos de sensibilidad cruzada con las sulfamidas u otros derivados.

Los eventos de hipersensibilidad deben ser reportados inmediatamente al médico tratante. Puede presentarse hipoglucemia, acompañada o no con disturbios neurológicos (trastornos del lenguaje, de la visión, parestesias, parálisis) debido a una disminución marcada de los niveles sanguíneos de glucosa sin una adecuada contrarregulación.

La acidosis láctica puede agravarse con la ingesta conjunta de alcohol. Se pueden manifestar, raramente, sobre todo en individuos debilitados de edad avanzada, en caso de esfuerzos físicos no habituales y malnutrición e ingesta de alcohol, trastornos de la función renal y/o hepática. La frecuencia de aparición de acidosis láctica con metformina se ha calculado menor (15 a 40 veces) que la descrita para fenformina.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Dosis equivalentes a las empleadas en el ser humano administradas a ratones y conejos no mostraron evidencias negativas en el curso del embarazo, número y peso corporal de los fetos, ni sobre la vitalidad. A pesar de los resultados, no se recomienda administrarlo en el embarazo y lactancia.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Se potencializa el efecto hipoglucemiante si se administra conjuntamente con alguno de los siguientes medicamentos.

Hipoglucemiantes orales sulfonilureicos y biguanídicos, así como insulina, beta bloqueadores, bezafibrato, clofibrato, cloranfenicol, derivados de la cumarina, esteroides anabolizantes, fenfluramina, feniramidol, inhibidores de la MAO, miconazol, pentoxifilina, fenilbutazona, salicilatos, sulfinpirazona, sulfamidas y tetraciclinas.

El efecto hipoglucemiante disminuye cuando se administra en forma conjunta con:

Ácido nicotínico (dosis altas), corticosteroides, estrógenos, fenotiazina y derivados, gestágenos, hormonas tiroideas, laxantes, progestágenos, saluréticos y simpaticomiméticos.

Los tratamientos prolongados con metformina pueden disminuir la concentración de vitamina B12 en el organismo. El alcoholismo crónico empeora el pronóstico de la diabetes.

La ingestión concomitante de glibenclamida y alcohol puede producir tanto una potenciación como una disminución de la acción hipoglucemiante.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Las sulfonilureas como la glibenclamida al inicio de la terapia pueden elevar en forma transitoria la fosfatasa alcalina, la SGOT y la SGPT. La metformina eleva el tiempo de coagulación y disminuye la agregación plaquetaria.

PRECAUCIONES GENERALES: En el tratamiento con preparados biguanídicos, se puede presentar una acidosis láctica, en especial al existir enfermedades relacionadas con la función renal o hepática, así como en el infarto al miocardio, choque, estado asmático grave y crónico, anemias graves. El abuso de alcohol puede favorecer la formación de acidosis láctica. Los primeros síntomas pueden ser falta de apetito, náuseas, vómito, gastralgias, diarrea, debilidad muscular, respiración penosa y rápida. En caso de ingesta simultánea con alcohol puede incrementarse la acción del medicamento o puede verse atenuado.

Una sobredosis del medicamento puede conducir a una hipoglucemia, con la siguiente sintomatología: dolor de cabeza, irritabilidad, nerviosismo, sudoración excesiva, trastornos del sueño, falta de atención. Estos síntomas pueden tener solución administrando un poco de azúcar. La aparición de hipoglucemias tiene que ser comunicada inmediatamente al médico tratante. El tratamiento de la diabetes exige un control regular hasta que se haya alcanzado una adaptación óptima, o en el cambio de un preparado a otro o cuando no se toman las tabletas regularmente, se puede reducir la atención y la capacidad de reacción del paciente; esto puede limitar su capacidad de reacción, limitando su capacidad para conducir u operar maquinaria.

En caso de estrés puede ser necesario el cambio temporal a insulina.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral.

La adaptación del tratamiento del diabético con este medicamento debe ser bajo estricta vigilancia médica.

lniciar con ½ tableta antes del desayuno o la comida principal, si después de 8 días los resultados de la glucemia son convenientes, mantener esta dosificación; de no ser así se incrementará la dosis a razón de ½ tableta en ½ tableta cada 8 días, hasta un máximo de 2 tabletas en una sola toma o en 2 tomas.

Dosificación de cambio de otro hipoglucemiante oral: Iniciar el tratamiento con 2 tabletas 24 horas después de la última toma del hipoglucemiante a sustituir; sólo en el caso de que el paciente esté tomando cloropropamida el tiempo de interrupción del tratamiento deberá prolongarse por 48 horas, salvo que exista otra experiencia plenamente documentada.

Dosis máxima al día: 6 tabletas.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Por ser un medicamento hipoglucemiante, puede causar hipoglucemias por sobredosificación, por incumplimiento en la dieta o por interacción con fármacos que potencializan su efecto. Si la ingesta de una sobredosis tiene 1 hora o menos, se recomienda lavado gástrico, determinación de la glucemia y dependiendo de ella y el cuadro clínico, aplicar las medidas para contrarrestar la hipoglucemia.

PRESENTACIONES:

Caja con 30 ó 60 tabletas de 500-5 mg/tableta.

Frasco con 100 tabletas de 500-5 mg/tableta.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30ºC y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

No deberá administrarse durante el embarazo, ya que el uso de metformina conlleva riesgo de acidosis láctica. Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. El uso de este producto no excluye que se cumpla con el régimen dietético e higiénico de la diabetes. Si se observa que con la administración de este medicamento empiezan a surgir intolerancias y malestares tales como náuseas o vómito, consulte a su médico. No está indicado en el tratamiento del coma diabético, diabetes grave, diabetes insulinodependiente.

ARLEX DE MÉXICO, S. A. de C. V.

Puerto Acapulco No. 35, Col. Piloto
C.P. 01290, Deleg. Álvaro Obregón México, D.F.

Reg. Núm. 377M2003, SSA

HEAR-03390700915/R2003