Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
MIFELAR Tabletas
Marca

MIFELAR

Sustancias

METFORMINA

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Frasco(s), 100 Tabletas, 500 Miligramos

1 Frasco(s), 100 Tabletas, 850 Miligramos

1 Caja, 30 Tabletas, 850 Miligramos

1 Caja, 60 Tabletas, 500 Miligramos

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Clorhidrato de metformina 850 y 500 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Hipoglucemiante oral para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2.

Hipoglucemiante oral de la familia de las biguanidas, indicado en diabetes no insulinodependiente tipo II (diabetes del obeso, diabetes del adulto, diabetes refractaria a las sulfodrogas). Diabetes no insulinodependiente (tipo II) en especial en obesos y en casos de resistencia primaria o secundaria a las sulfonilureas o clorhidrato de metformina. Específicamente en los casos en que las medidas dietéticas y una monoterapia no alcancen para un control adecuado de la glucemia.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: El clorhidrato de metformina se absorbe de manera incompleta por el tubo digestivo, de manera que se recupera en las heces alrededor de 30% de una dosis oral. La metformina decrementa la producción de glucosa hepática, decrementa la absorción intestinal de glucosa y mejora la sensibilidad de la insulina.

Después de su administración oral se absorbe en forma parcial del tracto gastrointestinal en aproximadamente 6 horas. Tiene una vida media plasmática de 1.5 a 3 horas. Alcanza una concentración plasmática máxima de 2 a 4 mcg/ml entre 27 a 48 minutos después de su administración. Su unión a proteínas plasmáticas es virtualmente nula. Se metaboliza en forma limitada a nivel microsomal hepático, siendo su metabolito principal la hidroximetilbiguanida. A dosis terapéuticas alcanza una biodisponibilidad de 60%. Noventa por ciento de la dosis se elimina sin cambio por la orina. Una pequeña cantidad se elimina por la saliva.

El clorhidrato de metformina reduce la concentración de glucosa sanguínea sin incrementar la secreción de insulina, por lo que se considera como un agente antihiperglucemiante y no un fármaco hipoglucemiante. Algunos, pero no todos, los procesos que explican esta acción son el aumento en la captación de glucosa por el músculo, reducción de la gluconeogénesis e inhibición de la absorción intestinal de la glucosa.

El mecanismo de acción de la unión del medicamento a los fosfolípidos de la membrana ocasiona un cambio en el potencial electrostático de la superficie produciendo los efectos metabólicos y su regulación. En sujetos sanos los mecanismos contrarreguladores enmascaran los efectos de la droga sin cambio en la glucosa sanguínea; en pacientes diabéticos, por otro lado, hay reducción de la hiperglucemia. Puede haber pérdida de peso ya que disminuye la hiperglucemia posprandial por aumento de la utilización de glucosa por el músculo esquelético y por los adipocitos, esto posiblemente disminuye el apetito. Incrementa la captura de la glucosa en pacientes obesos y la disminuye levemente o no la modifica en pacientes delgados, por lo que la reducción de peso corporal se presenta en pacientes obesos, pero no en pacientes delgados.

La metformina puede inducir malabsorción de algunas sustancias como vitamina B12 y ácido fólico.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula, acidosis láctica, cetoacidosis, coma y precoma diabético, alteraciones severas del hígado y función renal, alteraciones cardiovasculares graves. Diabetes insulinodependiente, diabetes gestacional, estado prolongado de ayuno, hemorragia grave y embarazo.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: El clorhidrato de metformina no debe ser administrado durante el embarazo. Sin embargo, con base en la importancia de mantener el nivel normal de azúcar (glucosa) en la sangre durante el embarazo, su doctor puede prescribir las inyecciones de insulina.

No es conocido si la metformina aparece en la leche del pecho humano. Por consiguiente, las mujeres deben discutir con sus doctores si discontinuar la medicación o detener el amamantamiento. Si la medicación se discontinúa y si la dieta sola no controla los niveles, entonces su doctor puede considerar las inyecciones de insulina.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En general, el medicamento es bien tolerado y las dosis terapéuticas no presentan efectos colaterales ni secundarios. Al inicio del tratamiento pueden presentarse disturbios transitorios de la visión, debidos al cambio de los niveles de la glucemia.

Pueden presentarse disturbios gastrointestinales, como pirosis, náuseas, vómitos o diarrea, etcétera, que ceden espontáneamente en la mayoría de los casos. Puede ocasionalmente experimentarse sabor metálico. Algunos informes indican que el clorhidrato de metformina puede reducir la absorción de la vitamina B12, lo que en algún caso ha determinado la aparición de anemia megaloblástica. Ambos trastornos se revierten al abandonar la medicación. Aunque existe el riesgo de desarrollo de acidosis láctica, especialmente en sujetos predispuestos (hipoxia, etilismo, etcétera), ese riesgo es menor que la fenformina (el riesgo potencial es entre 15 y 40 veces menor).

En presencia de biguanidas se han informado casos de niveles elevados de ácido láctico con aumento de la relación lactato/piruvato, disminución del pH sanguíneo, hiperazoemia, excepcionalmente de curso desfavorable. La acidosis láctica puede agravarse con la ingesta conjunta de alcohol.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Estudios a largo plazo sobre carcinogénesis han sido realizados en ratas (duración de la dosis 104 semanas) y ratones (duración de la dosis 91 semanas) a dosis que fueron de 900 mg/kg/día a 1,500 mg/kg/día, respectivamente. Estas dosis son aproximadamente tres veces del máximo recomendado para la dosis diaria humana. Ninguna evidencia de carcinogénesis con metformina fue encontrada en ratones hembras y machos. Tampoco hubo evidencias de tumores potenciales en ratas hembras tratadas con clorhidrato de metformina.

Ninguna evidencia de mutagénesis potencial de clorhidrato de metformina fue encontrada con la prueba Ames (S. typhimurium), prueba sobre la mutación de genes (células del linfoma de ratones), prueba sobre aberraciones cromosómicas (linfocitos humanos) o in vivo prueba sobre la formación de micronúcleos.

La fertilidad en ratas hembras no fue afectada por la administración de clorhidrato de metformina a dosis de 600 mg/kg/día, aproximadamente 2 veces de lo recomendado a humanos.

Sin embargo, la seguridad en mujeres embarazas no ha sido establecida, porque información reciente indica que los niveles de glucosa en sangre anormal durante el embarazo están asociados con una alta incidencia de anormalidades congénitas; en la actualidad hay un consenso entre expertos para que la insulina pueda ser usada durante el embarazo para mantener los niveles de glucosa en sangre lo más normal posible.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Los tratamientos prolongados con clorhidrato de metformina pueden disminuir la concentración de vitamina B12 en el organismo. El alcoholismo crónico empeora el pronóstico de la diabetes.

Algunas drogas que pueden potenciar la acción hipoglucemiante del clorhidrato de metformina son las siguientes: esteroides anabólicos, betabloqueantes, bezafibrato, biguanidas, quinolonas, clofibrato, cloranfenicol, disopiramida, inhibidores de la MAO, miconazol, probenecid, sulfamidas, tetraciclinas.

La acción hipoglucemiante puede verse disminuida por la administración concomitante con las siguientes drogas: corticosteroides, estrógenos, fenitoína, glucagón, diuréticos, saluréticos, hormonas tiroideas y agentes simpaticomiméticos.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No se han reportado hasta la fecha.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral.

La dosis se adaptará al criterio médico y al cuadro clínico del paciente.

Como orientación se sugiere:

Diabetes no insulinodependiente, tipo II: La dosis media es de 3 comprimidos por día: 1 en la mañana, 1 en la tarde y 1 en la noche. Luego de 10 a 30 días de tratamiento, es conveniente ajustar la dosis de acuerdo con el nivel de glucemia. Esta dosis puede eventualmente aumentarse sin inconvenientes a 4 comprimidos por día. El clorhidrato de metformina puede sustituir otro tratamiento antidiabético oral. Sólo es necesario reemplazar la medicación anterior por clorhidrato de metformina en la dosis indicada por el médico.

Diabetes insulinodependiente tipo I: Clorhidrato de metformina no reemplaza jamás a la insulina, pero asociado a ella puede permitir la reducción de la dosis y lograr mejor estabilización de la glucemia.

Dosis máxima: 2.55 g/día.

Modo de empleo: Ingerir los comprimidos enteros durante o después de las comidas, sin masticar.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Hay reportes escasos de sobredosis con clorhidrato de metformina. La manifestación importante corresponde a la acidosis láctica. Otras manifestaciones que pueden presentarse son trastornos gastrointestinales, convulsiones, depresión respiratoria, oliguria. En casos de sobredosificación se recomienda lavado gástrico y medidas de apoyo de acuerdo con la sintomatología.

PRESENTACIONES:

Caja con 30 tabletas de 850 mg.

Caja con 60 tabletas de 500 mg.

Frasco con 100 tabletas de 850 y 500 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a la temperatura ambiente entre 15 y 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

No se deje al alcance de los niños. No se administre durante el embarazo y la lactancia. Este producto no es un sustituto de la insulina. Este medicamento no está indicado en el tratamiento del coma diabético, de la diabetes grave y de la diabetes juvenil. El uso de este producto no excluye que no se cumpla con el régimen dietético e higiénico de la diabetes. Si se observa que con la administración de este medicamento empiezan a surgir intolerancias y malestares como náuseas o vómitos, consulte a su médico.

BIBLIOGRAFÍA:

1. Goodman and Gilman 1996. Las Bases Farmacológicas de la Terapéutica. 9ª Ed. 1996 MacGraw Hill. pág. 1606.

2. Martindale 1989. The Extra Pharmacopoeia. 19ª Ed Pharmaceutical Press. págs. 397-398.

3. UK Prospective Diabetes Study (UKPDS) Group. Effect of intensive bloodglucose control with metformin on complications in overweight patients with tipe II diabetes. Lancet. 1998; 352: págs. 854-865.

ARLEX DE MÉXICO, S. A. de C. V.

Puerto Acapulco No. 35, Col. Piloto
C.P. 01290, Deleg. Álvaro Obregón México, D.F.

Reg. Núm. 432M2000, SSA

JEAR-307497/R2000