Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
METIXOR Tabletas orales
Marca

METIXOR

Sustancias

METFORMINA

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas orales

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Clorhidrato de metformina 500 y 850 mg

Vehículo, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Metformina está indicada en el tratamiento de pacientes obesos con diabetes tipo II, especialmente en quienes la restricción calórica y la actividad física no son suficientes para controlar los niveles de glucosa.

Está indicado en fallas primarias y/o secundarias a otros hipoglucemiantes orales.

En pacientes diabéticos bajo tratamiento con sulfonilureas y con tendencia al aumento de peso, puede adicionarse metformina al tratamiento de base o bien sustituir las sulfonilureas por metformina.

Debido a que el mecanismo de acción de metformina no involucra la secreción de insulina y mejora la insulino-resistencia, puede emplearse en combinación con la administración exógena de esta hormona en el tratamiento de pacientes con diabetes tipo II que no responden a la terapia con agentes orales y que, requieren la administración de insulina. Diversos estudios indican que con esta combinación se ha logrado un mejor control de la glucemia, así como, disminución de los requerimientos de la insulina. La metformina está indicada en pacientes con resistencia a la insulina (síndrome del ovario poliquístico, síndrome X).

En pacientes con diabetes tipo I, la metformina puede de-sempeñar el papel de coadyuvante, mejorando el control metabólico, principalmente en los casos que requieren dosis de insulina mayores de 1.5 U/kg/día.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS: La metformina se absorbe de manera incompleta por el tubo digestivo, de manera que se recupera en las heces alrededor de 30% de una dosis oral.

La absorción es más lenta que la eliminación, las concentraciones plasmáticas máximas son alrededor de 2 mg y se alcanzan después de 2 horas. La absorción se lleva a cabo durante las 6 horas que siguen a la ingestión en la porción proximal del intestino delgado.

La biodisponibilidad es de 50 a 60%. La ingesta concomitante de alimentos puede disminuir levemente la absorción de la metformina.

La distribución de la metformina es rápida, pero se torna lenta cuando se transfiere a los compartimientos profundos. Los valores promedio para el volumen aparente de distribución varían de 63 a 2,761. La metformina se acumula en las paredes del esófago, estómago, duodeno, glándulas salivales y riñones.

La metformina no se liga a proteínas plasmáticas. La vida media de eliminación plasmática varía de 1.5 a 4.5 horas y la excreción urinaria es de 8.9 a 19 horas.

La vida media se alarga en pacientes con insuficiencia renal en relación a la depuración de creatinina, por lo que puede existir prolongación de ésta en el anciano.

La eliminación se lleva a cabo en los riñones por secreción tubular activa. Después de la administración oral de 500 mg de metformina, 50% se recupera en la orina y 27% en las heces. No hay datos acerca de la excreción en la leche materna o de la transferencia placentaria. Aunque el hígado no parece ejercer acción sobre la cinética de la metformina, ésta se contraindica en la insuficiencia hepática por otras razones.

La metformina reduce la concentración de glucosa sanguínea sin incrementar la secreción de insulina, por lo que se considera como un agente antihiperglucemiante y no un fármaco hipoglucemiante. Algunos, pero no todos, los procesos que explican esta acción son, el aumento en la captación de glucosa por el músculo, reducción de la gluconeogénesis e inhibición de la absorción intestinal de glucosa.

El mecanismo de acción de la unión del medicamento a los fosfolípidos de la membrana ocasiona un cambio en el potencial electrostático de la superficie, produciendo los efectos metabólicos y su regulación. En sujetos sanos los mecanismos contrarreguladores enmascaran los efectos de la droga sin cambio en la glucosa sanguínea; en pacientes diabéticos, por otro lado, hay reducción de la hiperglucemia.

La metformina puede potenciar la acción de la insulina, ya sea incrementando la unión a los receptores y/o por actividad post-receptor. Además de disminuir la glucosa sanguínea, metformina mejora el perfil de lipoproteínas tanto en diabéticos como en no diabéticos, (efecto hipolipemiante) se ha demostrado reducción de lípidos incluyendo reducción de los triglicéridos plasmáticos, LDL y en menor grado del colesterol total, no afecta las HDL.

Inicialmente se han empleado dosis de 0.5 a 1.0 g y no se ha observado incremento de su efecto con dosis mayores de 3.0 g diarios. En pacientes diabéticos, metformina reduce la glucosa sanguínea en ayuno y mejora la toleran-cia a la glucosa.

Los pacientes con diabetes mellitus tipo II, presentan una fibrinólisis alterada, y niveles elevados de inhibidor-1 del activador del plasminógeno, (PI-1) esto se traduce en un estado de hipercoagulación y factor de riesgo cardiovascular, la metformina reduce las concentraciones de PAI-1 en 20%.

Metformina incrementa la unión de la insulina a sus receptores, disminuye la gluconeogénesis. Normalmente las concentraciones séricas de lactato no se elevan durante la terapia con metformina, disminuye la eliminación de lactato en menor grado que la fenformina.

La metformina puede inducir malabsorción de algunas sustancias como vitamina B12.

CONTRAINDICACIONES:

Pacientes con hipersensibilidad a la metformina.

Diabetes gestacional.

Diabetes mellitus tipo I o insulinodependiente (en los niños la diabetes mellitus es prácticamente insulinodependiente en todos los casos).

Complicaciones agudas de la diabetes, como cetoacidosis o estado hiperosmolar.

Edad avanzada con deterioro de la función renal.

Desnutrición importante con compromiso del estado general.

Insuficiencia renal, hepática, respiratoria o cardiaca severas.

Ingesta concomitante de alcohol.

Complicaciones agudas como infecciones severas, cirugía mayor y trauma severo.

Diabetes mellitus con complicaciones tardías severas (neuropatía, retinopatía).

Periodos previos a urografías o arteriografías.

Deficiencia de vitamina B12, hierro y ácido fólico.

Embarazo y lactancia.

Insuficiencia adrenal.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: El empleo del medicamento está contraindicado en el embarazo y la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Los efectos colaterales más comunes son trastornos gastrointestinales como náuseas, vómito, diarrea, hiporexia, dolor abdominal, mal sabor de boca, en forma más remota puede ocasionar reacciones de hipersensibilidad. La metformina a diferencia de las sulfonilureas no provoca hipoglucemia. La metformina puede causar acidosis láctica, especialmente en pacientes con insuficiencia renal o en pacientes que hayan ingerido sobredosis y en menor grado en pacientes con insuficiencia hepática, cardiaca y abuso de alcohol. Los efectos del tratamiento a largo plazo son absorción deficiente de vitamina B12 y ácido fólico. En raros casos se ha presentado ictericia.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Los estudios preclínicos llevados a cabo con este fin no mostraron evidencia de este tipo.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: La metformina potencializa el efecto de los anticoagulantes orales y de los fibrinolíticos e inhibe la absorción de la vitamina B12. El alcohol potencia los efectos antihipoglucemiantes e hiperlactagémicos de metformina.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No se han reportado hasta la fecha.

PRECAUCIONES GENERALES: Se recomienda monitorear la función renal al inicio del tratamiento y al menos una vez al año.

Monitorear periódicamente la función hepática. Evitar el uso de metformina en pacientes con evidencia de laboratorio o clínica de enfermedad hepática.

Evitar el uso excesivo de alcohol.

Descontinuar la metformina durante cualquier procedimiento quirúrgico, evaluar la función renal.

Monitorear la vitamina B12 en pacientes predispuestos a consumo y absorción inadecuados.

No suele ocurrir hipoglucemia asociada a la terapia con metformina, excepto en los casos de consumo calórico inadecuado, ejercicio extenuante y terapia simultánea con otros fármacos hipoglucemiantes.

La metformina debe administrarse con precaución en estados hipermetabólicos como infección, fiebre y trauma.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: La dosis diaria y la forma de administración se recomendará por el médico tratante, dependiendo del estado metabólico del paciente. Los esquemas de dosificación usuales consideran como dosis inicial 500 mg dos veces al día u 850 mg/día, administrados con los alimentos. Cuando se utiliza la tableta de 500 mg, la dosis puede ajustarse con intervalos de una semana, de acuerdo al efecto sobre la glucemia. En los casos en los que se inicia con 850 mg/día la dosis puede ajustarse cada dos semanas.

Las dosis superiores a 2,000 mg/día pueden ser divididos en dos dosis iguales, pero dosis mayores son mejor toleradas si se dividen en tres dosis.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Hay reportes escasos de sobredosis con metformina. La manifestación importante corresponde a la acidosis láctica. Otras manifestaciones que pueden presentarse son trastornos gastrointestinales, convulsiones, depresión respiratoria y oliguria.

En casos de sobredosificación se recomienda lavado gástrico y medidas de apoyo de acuerdo con la sintomatología

PRESENTACIONES:

Caja con frasco de 30 tabletas de 500 mg.

Caja con frasco de 30 tabletas de 850 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a no más de 30°C y en lugar seco y fresco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. No se administre durante el embarazo y la lactancia.

Hecho en México por:

LANDSTEINER SCIENTIFIC, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 157M2005, SSA IV

DEAR-04330050030045/R2005