Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
MELIDAM Cápsulas
Marca

MELIDAM

Sustancias

MINERALES, VITAMINA A (RETINOL), VITAMINA B1 (TIAMINA), VITAMINA B12 (COBALAMINA, CIANOCOBALAMINA, HIDROXOCOBALAMINA), VITAMINA B6 (PIRIDOXINA), VITAMINA C (ÁCIDO ASCÓRBICO), VITAMINA E (TOCOFEROL)

Forma Farmacéutica y Formulación

Cápsulas

Presentación

1 Caja, Envase(s) de burbuja, 30 Cápsulas,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada CÁPSULA contiene:
Mononitrato de Tiamina
(equivalente a 4.594 mg de Vitamina B1) 5.000 mg
Clorhidrato de Piridoxina (equivalente a 4.115 mg de Vitamina B6) 5.000 mg
Ácido Ascórbico (Vitamina C) 100.000 mg
Cianocobalamina, Mezcla 1:1000 (equivalente a 0.005 mg de Vitamina B12) 5.000 mg
Ácido Fólico 0.400 mg
Palmitato de Retinol (equivalente a 3300.000 UI de Vitamina A) 1.941 mg
Acetato de dl-alfa-tocoferol (equivalente a 100.000 UI de Vitamina E) 100.000 mg
Polinicotinato de Cromo (equivalente a 0.050 mg de Cromo) 0.500 mg
Óxido de Magnesio (equivalente a 87.500 mg de Magnesio) 145.113 mg
Sulfato de Zinc Anhidro (equivalente a 15.000 mg de Zinc) 37.043 mg
Levadura de Selenio (equivalente a 70 μg de Selenio) 35.000 mg

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Tratamiento de la insuficiencia de los componentes de la fórmula.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Tiamina (Vitamina B1): Actúa como coenzima en el metabolismo de los hidratos de carbono, actuando en la síntesis de acetilcolina y liberando energía. También participa en la síntesis de sustancias que regulan el sistema nervioso. Ejerce una acción fisiológica antineurítica y desintoxificante en el sistema nervioso e interviene en la síntesis del mediador neuronal acetilcolina.

La Tiamina es rápidamente absorbida en el intestino delgado difusión y transporte activo. Se distribuye en todos los tejidos. La concentración más alta se encuentra en hígado, cerebro, riñón y corazón. Se metaboliza en el hígado; la excreción sin cambios es mínima o nula, salvo en casos de sobredosificación que conduce a un incremento de dos a tres veces de los depósitos tisulares.

Piridoxina (Vitamina B6): Es requerida para la absorción y el metabolismo de proteínas, participando en la descarboxilación de los aminoácidos, conversión del triptófano a niacina o serotonina (5-hidroxitriptamina). En el metabolismo de hidratos de carbono, es responsable de la ruptura de glucógeno a glucosa-1-fosfato. Actúa también en la degradación del colesterol y en la formación de anticuerpos. Regulariza el metabolismo del ácido glutámico y ácido gamma-aminobutírico (GABA), importantes para el funcionamiento cerebral.

La vitamina B6 se absorbe bien en el tracto digestivo; las concentraciones séricas normales son de 30 a 80 ng/mL. Se almacena principalmente en hígado, músculo y cerebro. Atraviesa la barrera placentaria y normalmente, la concentración en el feto es 5 veces mayor que la concentración materna.

Las formas principales de la vitamina B6, en sangre, son piridoxal y fosfato de piridoxal. La piridoxina es convertida a fosfato de piridoxal en los eritrocitos; éste es degradado a ácido 4-piridóxico en el hígado y excretado en la orina.

Cianocobalamina: Resulta necesaria para la formación de nucleoproteínas y mielina. Esencial para el crecimiento, nutrición, reproducción y maduración celular, hematopoyesis y producción de células epiteliales. También previene el aumento de la concentración plasmática de homocisteína.

La absorción gastrointestinal de la Vitamina B12 depende de la presencia del factor intrínseco y calcio. Esta vitamina se une al factor intrínseco durante su tránsito por el estómago. La separación ocurre en el íleon terminal en presencia del calcio y la vitamina ingresa a las células mucosas para su absorción.

La ingesta de alcohol produce mala absorción de Vitamina B12. Se une a proteínas plasmáticas, principalmente a la beta globulina específica transportadora, transcobalamina II. Se distribuye principalmente a hígado, médula ósea y placenta. Se almacena en hígado, unida a las alfa glicoproteínas, transcobalamina I y III.

La Vitamina B12 es excretada en bilis pero tiene un reciclamiento enterohepático. Se excreta por filtración glomerular.

Ácido ascórbico (Vitamina C): Es importante en la formación y conservación del colágeno, la proteína que sostiene muchas estructuras corporales y que representa un papel muy importante en la formación de huesos y dientes. Interviene en el metabolismo de las proteínas y actúa como antioxidante y cicatrizante. También favorece la absorción de hierro procedente de los alimentos de origen vegetal. Los requerimientos de vitamina C se encuentran incrementados durante el embarazo y la lactancia. Se requiere un aporte mayor en situaciones de estrés, fiebre, cirugía, quemaduras, traumatismos y en fumadores.

Se ha demostrado que el ácido ascórbico en humanos es absorbido a nivel intestinal por un mecanismo de transporte activo saturable, dependiente de energía, de sodio y de la dosis, así, la capacidad de absorción relativa se reduce cuando la ingesta del compuesto se incrementa. Se estima que cuando se consumen 180 mg/día de ácido ascórbico, se absorbe aproximadamente un 70% y por lo tanto durante la absorción puede haber una pérdida de un 20% a dosis fisiológicas. El ácido ascórbico se encuentra en el plasma y en las células del organismo. Se metaboliza a ácido dehidroascórbico, glucuronatos, sulfatos y oxalato. En humanos, la principal ruta de eliminación es la excreción urinaria mediante los productos metabólicos del ácido ascórbico y como tal, cuanto mayor sea la dosis, mayor será la fracción excretada.

Ácido fólico: Empleado en la síntesis de nucleótidos purínicos y pirimidínicos y en la metilación de la homocisteína. Previene alteraciones neurológicas del producto durante el embarazo.

El ácido tetrahidrofólico tiene una amplia distribución en los tejidos; el hígado contiene aproximadamente el 50% del total en el organismo y también se encuentra en líquido cefalorraquídeo y eritrocitos. Se metaboliza en el hígado por metilación, formando el ácido N5-metiltetrahidrofólico, forma principal de transporte y almacenamiento de folatos en el organismo. Normalmente se reabsorbe en los túbulos renales pero cuando existe un exceso, se elimina por orina.

Retinol (Vitamina A): En los alimentos, casi un 90% de la Vitamina A se encuentra en forma de éster de retinol, en el estómago, la Vitamina A asociada a los tejidos animales y los carotenoides de vegetales son liberados de las proteínas mediante la pepsina y las enzimas proteolíticas, que forman agregados junto con otros lípidos. En el intestino, la esterasa biliar y pancreática inducen la hidrolización de los ésteres de retinol y los carotenoides, los cuales son transportados en forma de micelas a través de las células epiteliales de las vellosidades intestinales. La eficiencia de absorción de la Vitamina A de la dieta en las personas sanas depende del consumo adecuado de grasa, siendo en este caso de más de un 80%, mientras que la de los carotenoides es aproximadamente la mitad de la Vitamina A, mientras que la absorción intestinal de éstos es más dependiente de la presencia de las sales biliares que la Vitamina A. Los beta carotenos y otros carotenoides provitamina A se convierten en Vitamina A por una oxidación del doble enlace central(24), en el epitelio intestinal, el retinal producido es esterificado y el éster resultante, con una pequeña fracción de retinol no esterificado y carotenoides hidrocarbonados se incorpora a los Qm, éstos se liberan hacia la linfa y son rápidamente hidrolizados por la lipoproteinlipasa del plasma y dejan remanente a los Qm asociados a carotenoides y vitamina A, los remanentes son captados y procesados fundamentalmente por las células parenquimatosas del hígado, donde se deposita en más de un 90% y a partir de donde se libera a los tejidos. El hígado libera el retinol en su forma trans asociado con una proteína específica, la proteína fijadora de retinol (RBP) mientras que el ácido retinoico se asocia a la albúmina. El complejo retinol-RBP (holo-RBP) se une a receptores específicos de membrana, una vez en la célula el complejo se disocia y el retinol es rápidamente fijado a otras proteínas celulares (CRBP) que lo protegen de la oxidación y lo transportan a sitios intracelulares. Entre el 30 a 60% de una dosis de Vitamina A se elimina en el transcurso de una semana y el resto se almacena en el organismo.

dl-alfa Tocoferol (Vitamina E): La absorción de los tocoferoles depende de los mismos factores de los cuales dependen la absorción de los lípidos a nivel intestinal, se asume que 50-70% de la Vitamina de la dieta se absorbe en el intestino delgado, requiriendo la presencia de las sales biliares y de las enzimas pancreáticas.

La Vitamina E es absorbida por un mecanismo de difusión pasiva no saturable y luego es incorporada a los Quilomicrones (Qm). La Vitamina E en el plasma es transportada principalmente por las LDL y HDL. Un aumento en los ácidos grasos poliinsaturados y coadministración con sales de hierro pueden disminuir la absorción de Vitamina E. Por otra parte el aceite mineral y fármacos como Colestiramina y Colestipol disminuyen la absorción y efectos de la Vitamina E, mientras que la Vitamina C cuando se asocia con la E, potencia el efecto de ésta porque la primera restaura al radical tocoferol. Su principal órgano de depósito es el hígado, de donde se moviliza rápidamente, depositándose también en tejido adiposo y músculo con recambio lento. Se metaboliza a través de oxidación y formación de tocoferil-quinonas e hidroquinonas entre otros, se elimina por heces y orina, en mayor proporción por heces en forma de glucuronidos, sulfatos o como Vitamina E no absorbida.

Hasta ahora, no hay evidencias de toxicidad cuando se usa en el rango de 100-800 mg/día, debe tenerse presente que los niveles antioxidantes pueden lograrse con aproximadamente 40 a 60 mg diarios y que esto varía de persona a persona.

Cromo: Hay evidencia de que el cromo puede desempeñar un papel importante en el metabolismo de carbohidratos y en la tolerancia a la glucosa, posiblemente como resultado de trastornos del metabolismo y eliminación de este elemento.

El efecto potenciador del cromo ha sido demostrado claramente en modelos animales deficientes de éste. Aunque el mecanismo de acción es desconocido, se ha sugerido que facilita la activación de los receptores a la insulina por medio de la formación de un complejo ternario.

Magnesio: Componente esencial de varias enzimas, es importante en el mantenimiento del potencial de acción en las membranas nerviosas y musculares, además participa en la homeostasis de la glucosa ya que el magnesio modula el transporte de glucosa a través de las membranas celulares y es cofactor de diversas vías enzimáticas involucradas en la oxidación de la glucosa.

La hipomagnesemia parece ser una característica de la diabetes tipo 1 y tipo 2; aunque las razones para ello no se han comprendido totalmente, se ha propuesto como causa el aumento de las pérdidas de magnesio vía urinaria así como una baja ingesta del mineral. En algunos estudios se ha observado que la administración de magnesio mejora la respuesta a la insulina.

Zinc: Constituyente esencial de varias enzimas de diversas vías metabólicas y forma parte de los ácidos nucleicos y del hueso.

El zinc está involucrado en el metabolismo de los carbohidratos; cerca de 0.65% de la insulina cristalina corresponde al zinc.

Selenio: Nutriente antioxidante que puede actuar en forma paralela con la vitamina E. La deficiencia de selenio se asocia con la reducción de la capacidad secretora de insulina y con reducción de la actividad de la glutatión peroxidasa, catalasa, superóxido dismutasa y peroxidasa, enzimas que tienen un papel protector contra el daño tisular causado por los radicales libres.

El incremento de la peroxidación de lípidos y la reducción del estatus antioxidante pueden contribuir al desarrollo de las complicaciones de la diabetes. También se ha observado que el selenio induce una mejoría sostenida de la homeostasis de la glucosa en pacientes diabéticos.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula.

La administración de cualquier compuesto con actividad estimulante sobre la hematopoyesis, está contraindicado en la policitemia vera.

Debido al contenido de vitamina A, está contraindicado en pacientes con hipervitaminosis A.

Debido al contenido de zinc, está contraindicado en pacientes con glaucoma.

Este producto está contraindicado en pacientes con litiasis renal, deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, hemocromatosis, talasemia y anemia sideroblástica; antecedentes de convulsiones neonatales, enfermedad de Leber y anemia perniciosa.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Limitar la ingesta de Vitamina A durante el embarazo a 5,000 unidades diarias, tomando en cuenta la Vitamina A presente en la dieta.

No hay estudios clínicos en mujeres embarazadas que avalen efectos teratogénicos o embriocidas de alguno de los componentes de la fórmula.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: La mayoría de los efectos descritos a continuación se han presentado en pacientes que reciben dosis elevadas y por tiempo prolongado de vitaminas y minerales, lo cual no ocurre con la dosis indicada de Diabemin.

Anemia macrocítica, normocrómica e hipoprotrombinemia. Se ha reportado la aparición de púrpura trombocitopénica, neuropatía y sedación después de la administración prolongada y a dosis altas de Piridoxina. También puede presentarse irritabilidad, insomnio, diplopía y visión borrosa, convulsiones, debilidad, cefalea, hepatotoxicidad, diarrea, náuseas, flatulencia, trastornos dérmicos.

Vitamina C: Dosis mayores de 4.5 g/día pueden causar hiperglucemia. Dosis mayores de 500 mg al día pueden causar gastritis y esofagitis. Megadosis (2.5 a 60 g) pueden causar cristaluria de oxalato de calcio.

Tiamina: Las reacciones anafilácticas por el uso de Tiamina, se presentan principalmente con la administración parenteral.

Vitamina E: Puede prolongar el tiempo de protrombina y paradójicamente puede incrementar el riesgo de tromboflebitis.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: La administración de Vitamina A en dosis mayores a la ingesta diaria recomendada se ha asociado con anormalidades fetales y con aumento del riesgo de aborto espontáneo.

No hay estudios controlados en humanos o animales que demuestren que los demás componentes presentan potencial teratógeno, embriocida o que cause alteraciones de la fertilidad.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: La administración concomitante de colestiramina con vitaminas liposolubles puede causar mala absorción de éstas.

Al administrar Vitamina A con minociclina puede aumentar el riesgo de desarrollar pseudotumor cerebral.

La administración concomitante de anticoagulantes con algunos componentes de la fórmula de Diabemin puede aumentar el riesgo de sangrado.

La administración crónica de ácido acetilsalicílico puede aumentar los requerimientos de vitamina C.

El orlistat puede inhibir hasta en 60% la absorción de algunas vitaminas.

Se ha reportado que la Tiamina puede aumentar el efecto de los agentes bloqueadores neuromusculares. El clorhidrato de Piridoxina invierte los efectos terapéuticos de la levodopa. Este efecto se puede anular con la administración concomitante de carbidopa con levodopa. El clorhidrato de Piridoxina no debe ser administrado a dosis mayores de 5 mg diarios a pacientes que reciben únicamente levodopa.

En un estudio en que se administraron 200 mg diarios de clorhidrato de Piridoxina, por un mes, se observó reducción de aproximadamente 50% en la concentración sérica de fenobarbital y fenitoína, además de interacciones con la hidralazina, cicloserina y penicilamina.

La administración simultánea de Piridoxina e isoniazida o contraceptivos orales puede incrementar los requerimientos de Piridoxina.

La administración concomitante de Piridoxina y amiodarona puede incrementar las reacciones de fotosensibilidad inducidas por esta última.

La absorción de vitamina B12 en el tracto gastrointestinal puede disminuir por los aminoglucósidos orales (como la neomicina), colchicina, preparaciones de potasio de liberación prolongada, ácido aminosalicílico y sus sales, anticonvulsivantes (fenitoína, fenobarbital, primidona), irradiación con cobalto en el intestino delgado, y por ingesta de alcohol durante más de dos semanas.

Se ha reportado que la prednisona incrementa la absorción de vitamina B12 y la secreción del factor intrínseco en algunos pacientes con anemia perniciosa pero no en pacientes con gastrectomía parcial o total. La importancia clínica de estos hallazgos se desconoce.

La administración concomitante del cloranfenicol y vitamina B12 puede antagonizar la respuesta hematopoyética de la Vitamina B12 en pacientes que reciben simultáneamente ambas drogas, por lo que debe considerarse alternar los antimicrobianos.

Algunos datos muestran que el colestipol puede unirse al complejo Cianocobalamina-factor intrínseco por lo que la administración concomitante de este compuesto puede reducir la biodisponibilidad de las preparaciones de vitaminas y minerales.

En un estudio se observó que la terapia con omeprazol durante dos semanas puede disminuir hasta un 90% la absorción de Cianocobalamina unida a proteínas. Por lo tanto, cuando se requiera la administración de suplementos con Cianocobalamina en un paciente con tratamiento que esté recibiendo omeprazol, se debe preferir la administración parenteral. Un efecto similar se ha observado con la ranitidina y la cimetidina, sin que estas alteraciones se deban aparentemente a una alteración del factor intrínseco.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: La vitamina C puede interferir con la determinación de paracetamol en orina, así como causar elevaciones falsas en las pruebas de TGP, bilirrubinas y creatinina. Asimismo puede alterar los resultados de la determinación de glucosa cuando se emplean los métodos de reducción de cobre y oxidasa. También puede interferir en la determinación de ácido úrico, a menos que se empleen métodos enzimáticos.

Se ha reportado que la Piridoxina puede producir una reacción falsa positiva al urobilinógeno cuando se emplea el reactivo de Ehrlich.

PRECAUCIONES GENERALES: El tratamiento con vitamina B12 puede enmascarar la deficiencia de ácido fólico y enmascarar y retrasar el diagnóstico de amnesia perniciosa.

Dosis de ácido fólico mayores a 0.1 mg pueden ocultar la deficiencia de Vitamina B12 y causar remisión de los trastornos hematológicos, mientras que existe progresión de los síntomas neurológicos.

Debido a las dosis bajas empleadas en la formulación no hay reportes de problemas secundarios a la administración de los minerales contenidos en la fórmula, excepto en casos de insuficiencia renal severa.

No exceder la dosis recomendada.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Tomar una cápsula al día. Vía Oral.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Las sobredosis de vitamina A, son raras en la clínica debido a que se requieren dosis mayores de 300,000 U.I. en niños y de un millón de U.I. en adultos.

Las manifestaciones clínicas son pseudotumor cerebral, cefalea, visión borrosa, diplopía, dolor óseo, rash, hepatitis, aumento de las transaminasas, hipercalcemia y más raramente insuficiencia renal y convulsiones.

En caso de que esto ocurra en niños se recomienda la descontaminación con carbón activado, mientras que en adultos no.

Se deben llevar a cabo medidas de sostén, monitoreo de la presión intracraneal, del equilibrio hidroelectrolítico y signos vitales.

En casos de sobredosis crónicas vigilar los niveles de transaminasas, bilirrubinas y calcio.

Con respecto a la vitamina C, vitamina E, tiamina, cianocobalamina, selenio, no hay peligro de sobredosificación.

Sobre la piridoxina, aunque se ha considerado relativamente como no tóxica, a largo plazo (por ejemplo, 2 meses o más) la administración de megadosis de piridoxina (ejemplo, 2 g o más diarios) pueden causar neuropatía sensorial o síndromes neuropáticos.

La patogénesis y bases bioquímicas de la neurotoxicidad inducida por piridoxina no han sido determinadas. Esto ha sugerido que el síndrome sensorial producido por megadosis de piridoxina puede resultar de alguna vulnerabilidad de las neuronas del ganglio de la raíz dorsal.

Se han observado, raramente, algunos efectos adversos a nivel neurológico debido a la administración crónica de dosis aproximadas a 500 mg de piridoxina, aunque la relación causal con la piridoxina no ha sido establecida.

Se ha informado del deterioro del sentido de posición y vibración de los miembros distales y ataxia progresiva en varios pacientes.

El sentido del tacto, temperatura y dolor fueron menos afectados y no hubo debilidad generalizada así como tampoco afección de los reflejos profundos.

Estudios sobre la conducción nerviosa y somato-sensorial captaron respuestas indicativas de disfunción de partes distales de nervios sensitivos periféricos. Las biopsias de tejido nervioso no mostraron daño axonal.

Al discontinuar la piridoxina, la disfunción neurológica mejoró gradualmente y después de un periodo de seguimiento, los pacientes se recuperan satisfactoriamente.

La sobredosis de magnesio puede resultar en cambios electrocardiográficos como prolongación de los intervalos PR, QRS y QT, hipotensión, bradicardia, depresión respiratoria y del SNC o trastornos hidroelectrolíticos.

El manejo incluye la descontaminación con lavado gástrico, ya que el carbón activado no adsorbe eficazmente las sales de magnesio.

En caso de depresión respiratoria está indicada la administración de gluconato de calcio o epinefrina en caso de hipotensión. El manejo más efectivo es la hemodiálisis.

PRESENTACIÓN: Caja con 30 cápsulas en envase de burbuja.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30ºC y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

No se deje al alcance de los niños. Contiene colorantes Azul No. 1 y Rojo No. 6 que pueden producir reacciones alérgicas. Si persisten las molestias consulte a su médico.

Reporte las sospechas de reacción adversa al correo: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx

Hecho, acondicionado y distribuido en México por:

PROGELA, S.A. de C.V.

Escocia No. 44, Col. Parque San Andrés

C.P. 04040, Deleg. Coyoacán, Ciudad de México, México

Reg. Núm. 002V2017, SSA VI