Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
MEDSARA Solución inyectable
Marca

MEDSARA

Sustancias

CITARABINA

Forma Famacéutica y Formulación

Solución inyectable

Presentación

1 Caja,1 Frasco(s) ámpula,500 mg

FORMA FARMACÉUTICA
Y FORMULACIÓN:

Cada frasco ámpula contiene:

Citarabina 500 mg

Excipiente, c.b.p. 1 frasco ámpula.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Antineoplásico, citostático del grupo de los antimetabolitos, indicado para inducción de la remisión de las leucemias agudas, tratamiento y profilaxis de la leucemia meníngea (administración intratecal), fase blástica de la leucemia mielocítica crónica, linfomas no Hodgkin.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: La citarabina, ARA-C o arabinósido de citocina es un antimetabolito específico de la fase S del ciclo celular; impide la síntesis de ADN.

La citotoxicidad de citarabina depende de su metabolito activo ARA-CTP, que inhibe la ADN polimerasa.

La citarabina es metabolizada por la desoxicitidina a trifosfato, un inhibidor efectivo de la ADN polimerasa; su metabolización es rápida.

Luego de una administración I.V. rápida de citarabina radiomarcada se observa una desaparición bifásica del plasma.

Muestra una fase de distribución inicial con una vida media de alrededor de 10 minutos, seguida de una segunda fase de eliminación con una vida media de entre 1 y 3 horas.

Después de la fase de distribución, más de 80% de la radiactividad del plasma puede ser determinada mediante la recuperación del metabolito inactivo Ara-U. Dentro de las 24 horas, 80% de la radiactividad administrada se recupera por la orina, de la cual 90% se excreta como Ara-U.

Niveles plasmáticos constantes se logran con la infusión I.V. continua.

La administración intramuscular y subcutánea de citarabina radiomarcada alcanza el pico plasmático a los 20-60 minutos de su inyección.

Los niveles de citarabina en el líquido cefalorraquídeo son bajos en comparación a los plasmáticos después de la administración I.V. de una dosis única, sin embargo, en pacientes que reciben infusión continua de citarabina se ha detectado a las 2 horas niveles cercanos a 40% del nivel plasmático.

Con la administración intratecal, los niveles de citarabina en líquido cefalorraquídeo declinan con una hemivida de 2 horas.

Al igual que con otros citostáticos, la citarabina puede inducir hiperuricemia secundaria a la rápida lisis de células neoplásicas.

El clínico debe vigilar los niveles sanguíneos de ácido úrico del paciente e instaurar terapia farmacológica de soporte en caso necesario.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad a la droga, embarazo y lactancia.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: La citarabina puede causar daño fetal si se administra a mujeres embarazadas. Si la utilidad de este producto rebasa el riesgo, la mujer embarazada debe ser informada y otorgar consentimiento para recibir tratamiento con esta droga.

Es indispensable mantener un método contraceptivo seguro en la pareja.

MEDSARA® no debe administrarse a mujeres durante el periodo de lactancia. Ante la necesidad de iniciar tratamiento con citarabina, se retirará el pecho materno sustituyendo con fórmula apropiada.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Muchas reacciones adversas de la terapia antineoplásica son inevitables, pero representan la acción farmacológica de la medicación.

Debido a su acción mielosupresora, la anemia, leucopenia, trombocitopenia, megaloblastosis y disminución de reticulocitos, son reacciones adversas esperadas y su severidad puede ser dosis-dependiente. Pueden esperarse cambios morfológicos en las células de la médula ósea y/o periféricas.

Complicaciones infecciosas son resultado de la mielosupresión tanto de la citarabina como de otros agentes antineoplásicos, y el grado de severidad puede ser desde leve hasta fatal; por esta razón es necesario el tratamiento etiológico oportuno, incluyendo el aislamiento si fuera necesario. Castelberry describió un síndrome que llamó "síndrome de la citarabina", que se caracteriza por fiebre, mialgia, dolor óseo, dolor en el tórax (ocasional), rash maculopapular, conjuntivitis y malestar general. Esto ocurre entre las 6-12 horas siguientes a la administración de citarabina; la terapia con corticoides resulta benéfica para prevenir o tratar este síndrome.

Reacciones adversas más frecuentes: Anorexia, náusea, vómito, diarrea, inflamación o ulceración oral y anal, disfunción hepática, fiebre, rash cutáneo, tromboflebitis, sangrado (cualquier sitio).

La náusea y el vómito aumentan cuando la citarabina se administra en forma rápida por vía I.V.

Reacciones adversas menos frecuentes: Sepsis, neumonía, celulitis en el sitio de la inyección, ulceración de la piel, retención urinaria, disfunción renal, neuritis, ardor de garganta, ulceración del esófago, esofagitis, dolor torácico, pericarditis, necrosis intestinal, dolor abdominal, ictericia, conjuntivitis, mareo, alopecia, anafilaxis, edema alérgico, prurito, urticaria, cefalea, respiración disminuida.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Citarabina puede producir anormalidades cromosómicas en humanos. Está documentada la transformación maligna de células de roedores en cultivo.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Debido a que es común la combinación de fármacos en la quimioterapia antineoplásica, resulta difícil precisar si existe interacción medicamentosa por una droga en particular o por la combinación.

Se ha observado disminución reversible de digoxina de las concentraciones en estado estable del plasma y en la excreción de glucósido renal en pacientes bajo tratamiento con beta-acetildigoxina; se recomienda el uso de digitoxina para estos pacientes.

Un estudio in vitro entre gentamicina y citarabina mostró un
antagonismo de la citarabina por la susceptibilidad de K. pneumoniae; la pronta pérdida de respuesta antibiótica sugiere cambiar de antimicrobiano.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Puede producir un aumento en las determinaciones de transaminasas, bilirrubina y ácido úrico.

PRECAUCIONES GENERALES: MEDSARA® debe ser administrado bajo la supervisión de médicos especialistas en hemato-oncología con experiencia en quimioterapia antineoplásica.

La citarabina (MEDSARA®) es un potente supresor de la médula ósea. El tratamiento debe iniciarse con cautela en pacientes con mielosupresión previa inducida por otras drogas. Los pacientes que reciben tratamiento con citarabina deberán ser vigilados estrechamente durante el periodo de inducción; es conveniente el diario recuento de leucocitos y plaquetas. Se realizarán exámenes frecuentes de la médula ósea luego de la desaparición de blastos en sangre periférica. El manejo de posibles complicaciones severas requiere tener disponibles instalaciones hospitalarias apropiadas.

Se han observado casos de cardiomiopatía fatal con el uso de dosis muy altas de citarabina en combinación con ciclofosfamida para la preparación al trasplante de médula ósea.

Las funciones renal y hepática requieren evaluación periódica durante el tratamiento con MEDSARA®.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Vía de administración: Intravenosa, intratecal, subcutánea. La dosis varía en relación a factores como: neoplasias a tratar, selección del esquema de quimioterapia válido internacionalmente, vía de administración, fase del tratamiento (inducción-mantenimiento).

Preparación de la solución de MEDSARA®: Se reconstituye agregando 10 ml de agua estéril para inyección o de solución de cloruro de sodio a 0.9% al frasco ámpula con 500 mg de citarabina; una vez hecha la mezcla, la solución contiene 50 mg/ml de citarabina.

No se recomienda usar un frasco de 500 mg para fraccionarlo en multidosis, ya que el producto no contiene preservativos ni conservadores, por lo que existe el riesgo de contaminación de la solución con la repetida introducción de agujas.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: No existe antídoto específico para sobredosis de citarabina.

Dosis de 4.5 g/m2 en infusión I.V. de 1 hora, cada 12 horas por 12 dosis provoca incremento inaceptable en la toxicidad irreversible y letal del SNC.

PRESENTACIÓN: Caja con un frasco ámpula con 500 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Hecha la mezcla el producto se conserva durante 48 horas a 25°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Vía de administración: Intravenosa.
Este medicamento deberá ser administrado
únicamente por médicos especialistas en oncología
con experiencia en quimioterapia antineoplásica.
Dosis: La que el médico señale.
Su venta requiere receta médica.
Este medicamento es de alto riesgo.
No se deje al alcance de los niños.
No se use en el embarazo y la lactancia.
Léase instructivo anexo.

Hecho en Paraguay por:

Farmacéutica Paraguaya, S. A.

Dr. Waldino Ramón Lovera entre Del Carmen y Don Bosco, Fernando de la Mora, Paraguay

Acondicionado y distribuido en México por:

ASOFARMA DE MÉXICO, S. A. de C. V.

Calz. México-Xochimilco Núm. 43
Col. San Lorenzo Huipulco, Deleg. Tlalpan
14370, México, D. F.

Reg. Núm. 298M95, SSA IV

HEAR-03390701116/RM2003