Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
LITHEUM 300 Tabletas
Marca

LITHEUM 300

Sustancias

LITIO

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Caja , 1 Frasco(s) , 50 Tabletas

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Carbonato de litio 300 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Trastorno bipolar (psicosis maniaco-depresiva). Es de primera elección en el tratamiento de los episodios de manía y en la profilaxis de la manía recurrente en adolescentes y adultos. También se recomienda en depresiones del mismo origen.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: Se absorbe rápida y completamente en trayecto gastrointestinal y alcanza su nivel máximo en suero en hora y media. No se biotransforma. El 95% se excreta por vía renal lo cual se favorece con la existencia de un equilibrio sódico normal, no se produce dependencia.

Su forma de acción no es perfectamente conocida, se piensa que tiene efectos sobre las membranas biológicas y sobre la neurotransmisión sináptica, actuando sobre el metabolismo de las monoaminas biogénicas.

Preparados de liberación lenta pueden producir una absorción variable y aumentar la incidencia de los síntomas del tracto intestinal inferior.

La farmacocinética del litio presenta variaciones individuales grandes, pero al mismo tiempo son relativamente estables para cada paciente.

El litio afecta los niveles químicos de la serotonina y de la norepinefrina.

La farmacodinamia está influenciada por la edad, la función renal, el embarazo y la lactancia así como por la medicación concomitante.

CONTRAINDICACIONES: Lactancia, enfermedad cardiaca y renal, epilepsia, antecedentes de leucemia, parkinsonismo, esquizofrenia, deshidratación e hiponatremia, en tratamiento simultáneo con diuréticos y butirofenonas, hipersensibilidad a los componentes de la fórmula, niños menores de 12 años y embarazo (a menos que se den condiciones especiales y bajo supervisión del médico psiquiatra).

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Preferentemente, en las pacientes que quieren tener hijos, se debe interrumpir el tratamiento con litio antes de abandonar las medidas contraceptivas (evitar el riesgo de anomalías cardiovasculares del primer trimestre). Se puede reanudar el tratamiento unos pocos días después del parto y en este caso no deben las madres dar pecho al hijo, debido a que éste pasa a la leche materna.

Las mujeres que deseen quedar embarazadas, deben recibir al menos un tratamiento de mantenimiento de dos años sin episodios, antes de interrumpir la administración del litio.

El uso durante el embarazo debe ser resultado de la evaluación riesgo-beneficio del médico especialista.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Sabor metálico, diarrea, náuseas, debilidad muscular, flatulencia, urticaria, taquicardia, disnea, vómito, hiperglucemia, somnolencia transitoria, temblor, fatiga, poliuria, polidipsia. Generalmente son transitorios y a menudo responden a una ligera reducción en la dosis.

Efectos tóxicos: Temblor grosero, aumento de los reflejos tendinosos profundos, cefalea persistente, confusión mental que puede progresar a estupor, convulsiones, hipotensión, coma y arritmias cardiacas.

Estos efectos se presentan por sobredosificación o bien cuando se presenta una disminución de la eliminación del litio: enfermedad renal, pérdida de sodio debida a fiebre, sudoración excesiva y diarrea. En estos casos se debe evaluar la función renal, administrar suplementos dietéticos de sodio (revisar litio sérico) y en caso necesario administrar hemodiálisis y alcalinización de la orina.

Efectos colaterales crónicos: Leucocitosis, exacerbación del acné y de la psoriasis, hipotiroidismo, diabetes insípida nefrógena, atrofia de nefronas y fibrosis glomerulo intersticial.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: El uso del litio durante el embarazo es asociado con el bocio neonatal, depresión del SNC, hipotenia y soplo cardiaco. Todos estos padecimientos se revierten con el tiempo. Algunos estudios hacen suponer que el empleo del litio al comienzo del embarazo puede estar asociado con anomalías cardiovasculares en el recién nacido.

No han sido reportados efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis ni sobre la fertilidad.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

• Aumentan los efectos del litio: carbamazepina, diclofenaco, diuréticos, dronabinol, indometacina, sales de yodo, ketoprofeno, metildopa, antiinflamatorios no esteroidales, oxifenbutazona, tetraciclinas, entre los principales.

• Disminuyen los efectos del litio: acetazolamida, nicardipina, fenotiazinas, bicarbonato sódico, teofilina y verapamilo.

• Los antihistamínicos aumentan la sedación.

• El diazepam puede producir hipotermia.

• El haloperidol aumenta la toxicidad del litio y de él mismo.

• Con el alcohol puede aumentar la toxicidad del litio.

• La cafeína disminuye el efecto del litio.

• El litio puede prolongar el efecto de los bloqueadores neuromusculares.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Un pequeño número de pacientes desarrolla un aumento benigno difuso e indoloro del tamaño de la tiroides. En pacientes tratados con Li+ la captación tiroidea del yodo está aumentada, el yodo ligado a las proteínas plasmáticas y la tiroxina libre tienden a ser ligeramente bajos y la secreción de la tirotrofina (TSH) puede estar ligeramente aumentada. Sin embargo los pacientes en general permanecen eutiroideos.

En los pacientes que desarrollan bocio, la interrupción del Li+ o el tratamiento con la hormona tiroidea, produce la disminución del tamaño de la glándula.

Durante el uso crónico del litio se produce un aumento benigno y sostenido de los leucocitos polimorfonucleares, que se revierte dentro de la semana de terminado el tratamiento.

Pueden aumentar los siguientes datos de laboratorio en sangre: Fosfatasa alcalina, colesterol, hormona paratiroidea, hormona estimulante tiroidea (TSH), hormona tiroidea (T3 y T4), puede estar disminuido el ácido úrico.

PRECAUCIONES GENERALES: El inicio de acción del litio tiene un periodo de latencia de entre 4 y 10 días por lo que puede ser necesario utilizar inicialmente un fármaco antipsicótico que se administre hasta que se controle el estado de manía como por ejemplo: risperidona, olanzapina, quetiapina principalmente.

Dado que el litio tiene un índice terapéutico relativamente estrecho, es importante mantener los niveles de litio dentro de un rango específico para cada paciente. Se sugiere que al iniciar la terapia se administre en pequeñas dosis divididas para minimizar los efectos secundarios y luego aumentarse para alcanzar los niveles plasmáticos adecuados. Al inicio, se debe determinar la concentración plasmática dos veces por semana para definir la dosis y posteriormente, de manera periódica, a juicio del médico tratante. Es importante evitar la brusca interrupción del tratamiento ya que puede precipitar una recaída de la enfermedad.

En los casos en los que el paciente tenga diabetes, alteración de la función tiroidea, si está sometido a dieta pobre en sal o si va a someterse a cirugía, debe tenerse especial vigilancia.

La tolerancia al litio es mayor cuando el paciente se encuentra en fase maniaca y disminuye cuando los síntomas maniacos van desapareciendo.

La pérdida de sodio puede disminuir la eliminación del litio.

En las personas de la tercera edad disminuye la eliminación del litio por vía renal.

Se debe recomendar al paciente la ingesta de 8 a 12 vasos de agua diariamente.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral. La dosis media es de 600 a 1,200 mg de carbonato de litio diarios. Posteriormente se ajusta la dosis a una concentración de litio en sangre de 0.75 a 1.25 meq/L. Determinar funcionamiento renal antes de iniciar el tratamiento.

En tratamientos prolongados para la prevención de recurrencias de enfermedades maniaco-depresivas, se consideran adecuados y seguros valores algo menores de 0.75 a 1 meq/L.

Estas concentraciones se refieren a muestras de suero o plasma obtenidas a las diez +/- dos horas después de la ultima dosis oral de litio.

Es fundamental en los primeros días del tratamiento hacer una litemia y posteriormente proseguir periódicamente analizando litio en sangre, cada 6 meses por ejemplo.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: No existe un antídoto específico para la intoxicación por Li+ y el tratamiento es de apoyo. Deben tomarse precauciones para asegurarse que el paciente no se encuentra en estado de agotamiento de Na+ y agua. Si la función renal es apropiada, puede acelerarse algo la excreción mediante diuresis osmótica y solución de bicarbonato de sodio intravenosa.

La diálisis es el medio más efectivo para lograr la eliminación del ion en el organismo y debe ser considerado en las intoxicaciones más graves. Cuando las concentraciones plasmáticas de Li+ se disminuyen mediante diálisis u otros medios, la recuperación continúa siendo lenta, lo cual sugiere que la concentración intracelular de Li+ puede ser determinante de la aparición de la toxicidad clínica.

PRESENTACIÓN:

Caja con frasco con 50 tabletas e instructivo.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese en lugar seco, el frasco bien tapado a una temperatura menor de 30ºC.

BIBLIOGRAFÍA:

1. El Manual de Merck, 11ª ed. 2007, págs. 1306, 1310-1311, 1885-1887, 1937, 2402-2459, 2764, 2778, 2801, 2973.

2. Las Bases Farmacológicas de la Terapéutica, Goodman & Gilman, 11ª ed. 2007, págs. 485-492.

3. Depresión y Enfermedad bipolar en Niños y Adolescentes, EUNSA 2005, págs. 118-121.

4. Las Fases Iniciales de las Enfermedades Mentales “Trastornos Bipolares”, Masson, 2005 págs. 123-127.

5. Uso de los Medicamentos en la Clínica, Mc Graw-Hill Interamericana- Consejo de Salubridad General, 1999, págs. 429, 437, 499.

6. Lange, Diagnóstico Clínico y Tratamiento, 50ª Ed. Págs. 196, 759, 1022, 1028-1031, 1067, 1096, 1502, 1505-1506, 1626.

7. Malhi, Gin S, Tanious, M., et al (2012) The Science and Practice of Lithium Therapy. Australian & New Zeland Journal of Psychiatry 46(3): 192-211.

8. Domínguez O., L, Medina O., O, Cabrera G-A, S. (2006) Intoxicación con Litio. An Med. Interna (Madrid) v. 23 n. 9 Madrid sep. 2006.

9. Bergink, V., Bouvy, P, et al (2012) Prevention of Postpartum Psychosis and Mania in Women at High Risk. Am. J Psychiatry AiA:1-7.

Hecho en México por:

LABORATORIOS VALDECASAS, S.A.

Reg. Núm. 75859, SSA III

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica, la cual podrá surtirse hasta por 3 ocasiones con una vigencia de 6 meses. No se deje al alcance de los niños. No se administre durante el embarazo y la lactancia. Literatura exclusiva para médicos.