Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
LIBERTRIM LP Comprimidos de liberación prolongada
Marca

LIBERTRIM LP

Sustancias

TRIMEBUTINA

Forma Famacéutica y Formulación

Comprimidos de liberación prolongada

Presentación

1 Caja , 20 Comprimidos de liberación programada , 300 Miligramos

1 Caja , 30 Comprimidos de liberación prolongada , 300 Miligramos

1 Caja , 60 Comprimidos de liberación prolongada , 300 Miligramos

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada COMPRIMIDO contiene:

Trimebutina maleato

300 mg

Excipiente, c.b.p. 1 comprimido.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Trimebutina maleato está indicada en el adulto, como regulador del tono y la motilidad gastroesofágica e intestinal. En el síndrome de intestino y colon irritable. Colitis agudas y crónicas. Colitis espástica. Colitis funcionales. Reflujo gastroesofágico. Esofagitis. Duodenitis. Dolor abdominal de tipo cólico. Distensión abdominal, meteorismo y flatulencia. Estados alternantes de diarrea y estreñimiento. Secuelas postgastrectomía, dispepsia y gastroparesia.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: Trimebutina maleato se absorbe rápidamente, alcanzando su concentración máxima de 1 a 2 horas después de su administración vía oral. Es metabolizada en el hígado para formar un metabolito activo, la mono-N-desmetiltrimebutina antes de alcanzar la circulación sistémica y se fija alrededor de 5% a las proteínas plasmáticas. La excreción se hace principalmente por vía renal en forma de metabolitos y se excreta alrededor de 70% dentro de las primeras 24 horas. En cuanto a la liberación prolongada, el principio activo tiene una vida media y una vida media de eliminación más larga y esto se debe al hecho de que la fase de absorción en la formulación de acción prolongada persiste después de que la fase de distribución ha terminado, lo que faculta su administración cada 12 horas.

Durante la prueba de disolución in vitro con la forma farmacéutica de liberación prolongada, se han demostrado características lineales de la disolución del fármaco. Durante las primeras 8 horas de la prueba, se obtiene un porcentaje disuelto del fármaco de alrededor de 80%, bajo condiciones estándares de disolución y estas características nos indican que la absorción de trimebutina maleato se realizará de manera constante con concentraciones plasmáticas que permitirán administrar dos dosis al día.

Durante muchos años se ha considerado a las alteraciones de la motilidad digestiva como el principal factor fisiopatológico del síndrome de intestino irritable (SII). Se ha observado que algunos pacientes con SII y con predominio de la diarrea tienen acelerado el tránsito intestinal y colónico, mientras que los pacientes con SII con predominio de estreñimiento tienen dicho tránsito enlentecido.

Posteriormente se ha comprobado que, si bien existen algunas alteraciones en sujetos con SII, éstas son menos importantes de lo que en un principio se pensaba y no se correlacionan bien con los síntomas percibidos.

Los pacientes con SII tienen patrones motores a nivel de intestino delgado y colon, similares cualitativamente a los observados en controles sanos, aunque su respuesta a distintos estímulos, como la ingesta, el estrés o la inyección de colecistoquinina es, en muchos casos, cuantitativamente diferente.

Los agonistas de los receptores opiáceos µ, k y d localizados en el SNC autonómico, nervios entéricos y en las células intestinales del músculo liso, modulan la motilidad intestinal y la función sensorial y se han usado como antiespasmódicos y como sustancias que modifican el dolor periférico.

Las encefalinas se unen a los receptores µ y d, inhibiendo las contracciones intestinales estimuladas farmacológicamente a través de una acción directa sobre los receptores opiáceos del músculo liso intestinal.

La trimebutina se une de manera no específica a los receptores µ, k y d in vitro, modulando tanto la actividad pre y postganglionar adrenérgica y colinérgica, así como actuando directamente sobre el músculo liso intestinal.

La trimebutina ha demostrado aumentar los niveles sanguíneos de motilina en condiciones de ayuno y alimentación, alterando el incremento posprandial de los niveles de gastrina, glucagón, polipéptido pancreático, insulina, VIP y péptido inhibitorio gástrico. Sus efectos gastrointestinales están mediados por dos mecanismos: 1) efecto agonista sobre los receptores opiáceos periféricos mu, lambda, kappa y delta, 2) por liberación de péptidos gastrointestinales como la motilina, el VIP, gastrina y glucagón. La trimebutina no se une con una afinidad mayor a ningún subtipo particular de receptor opioide.

La indicación de trimebutina maleato ha sido evaluada a través de varios estudios clínicos en sujetos con diagnóstico de síndrome de intestino irritable.

Tanto en los estudios clínicos de duración corta como media de administración de trimebutina, se ha demostrado una eficacia mayor que con placebo con valores estadísticos de p ≤ 0.05. En un metaanálisis realizado sobre la eficacia de medicamentos relajantes de la musculatura como tratamiento del síndrome de intestino irritable, en donde con trimebutina se analizaron 4 de los 23 estudios incluidos en este metaanálisis, se demostró que el efecto de la trimebutina es similar al de otros antiespasmódicos utilizados para este padecimiento y cuando en estos estudios la comparación fue con placebo, resultó muy superior.

Estudios clínicos han mostrado que la trimebutina es muy efectiva para el tratamiento de los síntomas del síndrome del intestino irritable, el cual puede manifestarse tanto por aumento en la motilidad intestinal como en la disminución de la misma.

La trimebutina ha demostrado que induce complejos motores a nivel de los receptores opioideos, reproduciendo una acción de estimulación local.

La trimebutina es el mejor ejemplo, uniéndose de manera no específica a los receptores µ, k y d in vitro, modulando tanto la actividad pre y postganglionar adrenérgica y colinérgica, así como actuando directamente sobre el músculo liso intestinal.

Se han reconocido varios tipos de receptores de opiáceos (mu, lambda, kappa, delta) que se ubican en el sistema nervioso central, asta anterior de la médula espinal, nervio vago, sistema nervioso entérico, los ganglios simpáticos prevertebrales, músculo intestinal y se cree que también se hallarían en las células epiteliales intestinales.

La activación de estos receptores opioides reduce el dolor visceral a través de mecanismos centrales y periféricos e inhiben la motilidad gastrointestinal, disminuyendo la liberación de acetilcolina. Los agonistas de los receptores opioides (kappa) presentan un efecto farmacológico sobre la hipersensibilidad visceral, por lo cual se ha propuesto su uso en los trastornos funcionales gastrointestinales.

Los opioides endógenos se conocen con el nombre de encefalinas porque inicialmente se identificaron en los extractos de cerebros de varias especies y se clasificaron como met y leu encefalinas de acuerdo con sus residuos aminoacídicos amino y carboxi terminales específicos. Estas encefalinas se han encontrado en las terminales de los plexos nerviosos mientéricos, especialmente en estómago, duodeno, colon y páncreas. Esta familia de péptidos opioides comprende además la betaendorfina y dinorfina que presentan una afinidad más selectiva por los receptores mu y kappa.

La trimebutina actúa como agonista opioideo, de donde se deriva su eficacia observada en la terapia del síndrome de intestino irritable.

En pacientes con dispepsia no ulcerosa, trimebutina demostró una respuesta manométrica bifásica con un aumento coordinado de la actividad motora durante los primeros 10 minutos y una inhibición dramática durante los siguientes 30 minutos.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de la fórmula, embarazo y lactancia.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Se ha demostrado en animales que la administración de trimebutina no provoca efectos mutagénicos ni genotóxicos y se estima que sólo 0.3% de trimebutina maleato atraviesa la placenta. Sin embargo, no se recomienda su administración durante los tres primeros meses de embarazo. Se carece de estudios en humanos.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: La mayoría de los estudios clínicos reportan efectos adversos clasificados como moderados y en una ocurrencia de 7% de los pacientes tratados con maleato de trimebutina. Los efectos adversos comúnmente reportados son gastrointestinales en 3.1% (diarrea, dispepsia, dolor epigástrico, náuseas y constipación intestinal). Del sistema nervioso central fueron reportados en 3.4% (cefalea, fatiga y escalofríos) y los considerados como otros, en una proporción de 0.6% y reportados como infrecuentes (problemas menstruales). Otros efectos adversos reportados con trimebutina incluyen el rash cutáneo (2%), la somnolencia (0.08%), cefaleas (0.001%), sequedad bucal (0.001%), diarrea, vómitos, astenia y confusión (0.001%).


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Se ha demostrado en animales que la administración de trimebutina maleato no provoca efectos mutagénicos ni genotóxicos y se estima que sólo 0.3% de trimebutina maleato atraviesa la placenta. Sin embargo, no se recomienda su administración durante los tres primeros meses del embarazo. Se carece de estudios en humanos.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Los estudios realizados y la experiencia clínica adquirida con el uso de trimebutina muestran que es un fármaco provisto de amplia tolerancia y que es compatible con antibióticos, antimicrobianos, antiamebianos, antiparasitarios, AINEs, ataráxicos, tranquilizantes, hipnóticos, antagonistas de los receptores H2 de la histamina, hipoglucemiantes, antihipertensivos, antiarrítmicos, anticoagulantes, antiagregantes plaquetarios, vasodilatadores cerebrales y periféricos, complejo B, multivitamínicos con remineralizantes y complementos alimenticios.

No existen a la fecha reportes de incompatibilidad de la trimebutina administrada por vía oral con otros medicamentos o con alcohol, ni otro tipo de interacciones y tampoco ocasiona pérdida del apetito.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No se tienen reportes de alteraciones en los resultados de las pruebas de laboratorio.

PRECAUCIONES GENERALES: Se recomienda precaución en pacientes tratados con antihipertensivos, debido a que ocasionalmente la trimebutina puede producir ligera hipotensión.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: 1 comprimido de 300 mg por vía oral cada 12 horas.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Los casos de sobredosificación puede manifestarse con somnolencia, diarrea, náuseas y lipotimias, recomendándose realizar un lavado gástrico. El tratamiento debe ser sintomático y de soporte. No exceder la dosis máxima recomendada al día (600 mg de trimebutina maleato al día).

PRESENTACIONES: Caja con 20, 30 y 60 comprimidos de 300 mg de trimebutina maleato.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30ºC.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance ni a la vista de los niños.

Reporte las sospechas de eventos adversos al correo:

farmacovigilancia@cofepris.gob.mx y

farmacovigilancia@carnot.com

Teléfono: 01800 999 9898

Hecho en México por:

PRODUCTOS CIENTÍFICOS, S.A. de C.V.

Carnot Laboratorios®

Nicolás San Juan 1046, Col. Del Valle

C.P. 03100, Deleg. Benito Juárez

México, D.F.

Reg. Núm. 016M2013, SSA IV

®Marca registrada