Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
JUVENUM E Suspensión inyectable de liberación prolongada
Marca

JUVENUM E

Sustancias

ESTRADIOL

Forma Famacéutica y Formulación

Suspensión inyectable de liberación prolongada

Presentación

1 Caja, 1 Jeringa(s) prellenada(s), 0.5 ml,

1 Caja, 1 Jeringa(s) prellenada(s), 1 ml,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada jeringa prellenada contiene:

Estradiol (microesferas)

1.00 mg

0.5 mg

Vehículo

1 ml

0.5 ml

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: El estradiol está indicado como terapia hormonal (TH) sustitutiva para el tratamiento de los signos y síntomas ocasionados por la deficiencia estrogénica asociada a la menopausia: síntomas vasomotores moderados a severos, disrupción del sueño asociado a éstos, para el tratamiento de la atrofia vaginal y sus manifestaciones, y para la prevención de la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas sin útero.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: El estradiol posee afinidad por los receptores estrogénicos, mismos que están presentes en diversos órganos, incluyendo el útero, vagina, uretra, hipotálamo, pituitaria, hígado, corazón y arterias coronarias y, la reacción específica de los tejidos al estímulo de las hormonas sexuales esteroideas se le atribuye a la presencia de receptores intracelulares.

JUVENUM E® es una suspensión inyectable elaborada con tecnología de liberación modificada de estradiol (17- ß estradiol) basada en la formación de microesferas, sin el uso de polímeros como modificadores de la liberación.

Estas microesferas son partículas esféricas menores de 100 micras que, al ser administradas intramuscularmente en forma de suspensión, permiten tener una liberación prolongada de estradiol durante cuatro semanas, teniendo la misma forma molecular que la hormona endógena.

Después de la administración intramuscular de JUVENUM E® de 1 mg de estradiol, la concentración plasmática máxima osciló entre 162.72 pg/ml y 219.22 pg/ml, observándose entre las primeras 3 y 12 horas después de la administración.

En lo que se refiere a su distribución, alcanzada la concentración plasmática máxima los niveles de estradiol decrecen durante los primeros cuatro días, a niveles plasmáticos entre 42.44 y 65.67 pg/ml y, a partir de los ocho días se mantiene en concentraciones entre 20 y 35 pg/ml a lo largo de 30 días. Estas concentraciones plasmáticas de estradiol son semejantes a las observadas durante el intervalo normal en la fase folicular temprana (24 a 75 pg/ml) de mujeres premenopáusicas.

En relación con el metabolismo, la vía parenteral disminuye los efectos hepáticos secundarios de la vía oral y aunado a las bajas dosis de estradiol, JUVENUM E® presenta un mejor perfil de seguridad que la vía oral.

El estradiol es metabolizado principalmente en el hígado para formar los metabolitos estrona y estradiol en menor proporción, los cuales se conjugan para ser eliminados por la orina, secretado por la bilis y excretado por las heces, ingresando una porción al ciclo enterohepático.

Estudios in vitro e in vivo han mostrado que los estrógenos son metabolizados parcialmente por el citocromo P450 3A4 (CYP3A4), de ahí que los inductores e inhibidores del CYP3A4 pueden afectar el metabolismo de los mismos.

En la farmacocinética de la vía intramuscular se observan tres fases de eliminación: una rápida en los primeros dos días, una segunda (2 a 12 días) que presenta una vida media entre 7.24 ± 0.62 a 9.90 ± 3.64 días, para posteriormente presentar una fase larga con características cinéticas de pseudo-orden 0 con un mantenimiento de niveles superiores a los basales hasta 30 días.

El síndrome climatérico es el resultado de la disminución de la función ovárica en la que se encuentra presente una depleción en la producción de estrógenos y progesterona.

En otras palabras, el ovario en fase de regresión muestra alteraciones cuantitativas y cualitativas en su unidad primaria: el folículo. Parece ser que el aparato folicular experimenta un deterioro funcional progresivo con la edad, lo que conlleva cambios en los tejidos sensibles a los estrógenos, mucho antes de la menopausia. Muchas de estas modificaciones pueden iniciarse cuando la mujer todavía no ha cumplido los 40 años y anuncian, probablemente, las transformaciones endocrinas más evidentes caracterizadas por bochornos, cambios en la reactividad vascular e inicio de la osteoporosis.

El estradiol es el estrógeno fisiológico más potente, además de conservar la mayor afinidad por los receptores estrogénicos especialmente en el hipotálamo, hipófisis, vagina, mamas y huesos. Dentro de los efectos importantes están: la reducción del colesterol LDL y el aumento del colesterol HDL, así como la disminución de la resistencia vascular periférica.

El estradiol, administrado por una vía no oral, elude el efecto de primer paso en el hígado y el rápido metabolismo vinculado con este efecto. La administración parenteral de este fármaco tiene un menor efecto sobre el hígado, cuando la dosis es equivalente a la que se toma por vía oral, lo que tiene ventajas y desventajas. Por ejemplo, los estrógenos parenterales tienen poco efecto sobre los triglicéridos (siendo ésta una ventaja en algunas mujeres con hipertrigliceridemia) y menos efecto sobre los factores de coagulación y el sustrato de renina. Sin embargo, esta vía de administración tiene efecto sobre los cambios favorables del colesterol relacionados con la administración oral.

La terapia estrogénica sola produce un efecto estimulante en la proliferación endometrial con incremento en la frecuencia de hiperplasia endometrial y consecuentemente el riesgo de carcinoma de endometrio. Para eliminar este riesgo de hiperplasia endometrial, se requiere adicionar un progestágeno a la TH, indicada para mujeres con útero.

Con el uso de estrógenos solos, existe una incidencia de 18 a 32% de hiperplasia endometrial, a menudo con atipias citológicas, que indican una lesión premaligna. Agregando 7 días de tratamiento con gestágenos cada mes, la tasa de hiperplasia disminuye a 3%. Aumentando el tiempo de administración con gestágenos de 12 a 13 días, la incidencia de hiperplasia disminuye a menos 1%.

CONTRAINDICACIONES: Mujeres con antecedentes personales o familiares de hipersensibilidad al estradiol, sospecha de cáncer de mama, embarazo presuntivo o confirmado, lactancia, neoplasia dependiente de estrógenos, disfunción o enfermedad hepática, enfermedades renales severas, trastornos metabólicos de los lípidos, tromboflebitis activa o trastornos tromboembólicos, tumores hipofisarios, lupus, porfiria, insuficiencia renal, galactorrea o amenorrea con elevación de los niveles de prolactina y sangrado vaginal de causa desconocida.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: JUVENUM E® no debe administrarse si se sospecha embarazo o la paciente está embarazada. Tampoco debe ser empleado durante la lactancia, ya que pequeñas dosis de hormona pueden excretarse por la leche humana.

Si se presenta un embarazo durante el tratamiento JUVENUM E® deberá suspenderse inmediatamente.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Náuseas, vómitos, calambres abdominales, meteorismo e ictericia colestásica, cefalea migrañosa y corea. Hipersensibilidad, agrandamiento y secreción de las mamas. Erupción cutánea, melasma y alopecia. Intensificación de la curvatura corneal e intolerancia a los lentes de contacto. En ocasiones, alteraciones del peso corporal, edema y trastornos de la libido.

Cuando se administra JUVENUM E® en mujeres con útero, pueden presentarse goteo o sangrado transvaginal.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: En general, la terapia con hormonas sexuales sólo debe iniciarse después de efectuar los adecuados exámenes generales y ginecológicos que excluyan la presencia de anomalías endometriales y cáncer de mama.

La estimación del riesgo en humanos se basa en la información toxicológica disponible para el estradiol durante los estudios de tolerancia sistémica, después de administraciones múltiples para evaluar una posible actividad carcinogénica. Sin embargo, se debe considerar que el estradiol puede promover el crecimiento de ciertos tejidos y tumores hormonodependientes.

Estudios epidemiológicos en gran escala con el uso de estrógenos con fines anticonceptivos y como terapia hormonal de reemplazo no han revelado un riesgo elevado de defectos congénitos en hijos de mujeres que emplearon estradiol antes del embarazo.

Es recomendable realizar exámenes ginecológicos y de mama a intervalos regulares.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Los estrógenos, en general, pueden aumentar los efectos de los glucocorticoides. El uso de algunos antibióticos, como las tetraciclinas, ha provocado en casos aislados una reducción de los niveles séricos de estradiol.

Algunos de los inductores del CYP3A4, como son las preparaciones de la hierba de San Juan (Hypericum perforatum), fenobarbital, carbamazepina y rifampicina, podrían reducir las concentraciones plasmáticas de los estrógenos, posiblemente resultando en una disminución en el efecto terapéutico y/o cambios en el perfil de sangrado uterino.

lnhibidores del CYP3A4, como son eritromicina, claritromicina, ketoconazol, itraconazol, ritonavir y jugo natural de toronja, podrían incrementar las concentraciones plasmáticas de estrógenos y resultar en efectos adversos.

En relación con las interacciones con el alcohol, se ha observado que la ingestión aguda o de grandes cantidades de alcohol puede incrementar las concentraciones séricas de estradiol.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: El uso de hormonas esteroideas puede afectar ciertos valores de laboratorio como son los de función hepática, tiroidea, suprarrenal y renal, así como los de la globulina transportadora de corticosteroides y la relación lípido/lipoproteínas, los valores de los indicadores del metabolismo de los carbohidratos y los parámetros de coagulación y la fibrinólisis.

PRECAUCIONES GENERALES: Antes de iniciar la terapia hormonal con JUVENUM E®, se requiere efectuar una historia clínica y un examen físico completo para determinar todos los factores de riesgo para su uso, así como aquellas situaciones señaladas como contraindicaciones.

La terapia hormonal se indicará considerando el riesgo/beneficio individual de la misma. Una vez iniciada la terapia hormonal, las evaluaciones subsecuentes se deben ajustar a las condiciones individuales de cada mujer, basándose también en la normatividad establecida para ello. Sin embargo, independientemente de ello y de manera invariable, en cada revisión clínica debe ponerse especial cuidado en: la revisión de la presión arterial, la exploración mamaria y de órganos pélvicos, así como la toma de citología cervicovaginal, esta última con la frecuencia adecuada.

En caso de cirugía efectiva u hospitalización programada, deberá suspenderse preferentemente el tratamiento, mínimo desde 4 semanas antes del evento quirúrgico.

El tratamiento con JUVENUM E® deberá suspenderse inmediatamente, en caso de detectar alguna contraindicación o en situaciones tales como: presencia de cefalea migrañosa frecuente o síntomas o signos de alarma para eventos vasculares cerebrales, ictericia colestásica y síntomas o sospecha de eventos trombóticos o tromboembólicos.

La monoterapia prolongada con estrógenos aumenta el riesgo de hiperplasia y carcinoma de endometrio en mujeres posmenopáusicas, si no es complementada con la administración secuencial de un progestágeno para proteger al endometrio.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Administrar el contenido de una jeringa prellenada por vía intramuscular profunda cada 30 ± 3 días.

En caso de utilizarse la dosis de 1.0 o de 0.5 mg, en mujeres con útero, se recomienda el tratamiento complementario con un progestágeno durante los 10 o 14 días últimos del calendario mensual.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: No existen reportes de eventos adversos por sobredosis. Se desconoce la existencia de antídotos y es posible que llegue a presentarse hemorragia uterina por deprivación hormonal.

PRESENTACIONES:

Caja de cartón con una jeringa prellenada con 1 mg de polvo para reconstituir en envase de burbuja, una ampolleta con 1 ml de diluyente y aguja estéril desechable.

Caja de cartón con una jeringa prellenada con 0.5 mg de polvo para reconstituir en envase de burbuja, una ampolleta con 0.5 ml de diluyente y aguja estéril desechable.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance ni a la vista de los niños. Una vez abierto el estuche, utilícese de inmediato el producto.

Reporte las sospechas de eventos adversos al correo:

farmacovigilancia@cofepris.gob.mx y

farmacovigilancia@carnot.com

Teléfono: 01800 999 9898

Hecho en México por:

PRODUCTOS CIENTÍFICOS, S.A. de C.V.

Carnot Laboratorios®

Nicolás San Juan 1046, Col. Del Valle

C.P. 03100, Deleg. Benito Juárez

México, D.F.

Reg. Núm. 019M2013, SSA IV

133300415C0152

®Marca registrada